Monthly Archives: octubre 2019

Anuncian mesa de trabajo para conocer las demandas de educación superior

El rector de la UCM, Dr. Diego Durán, indicó que el plantel definirá su aporte al actual contexto nacional, fruto de la reflexión interna entre los estamentos que la componen, como son estudiantes, académicos y administrativos.

Hasta el quinto piso de la intendencia regional maulina en Talca, llegaron los rectores de las instituciones de educación superior locales, respondiendo a la invitación que extendió el intendente Pablo Milad, con objeto de escuchar y ver cuáles son las propuestas en el actual contexto, las medidas a seguir en cada casa de estudios, anunciando además la conformación de una mesa de trabajo del sector, a la que serán convocados los estudiantes de educación superior para conocer sus demandas.

Tras la cita vivida a tarde del jueves 24 de octubre, el Intendente Pablo Milad, agradeció la presencia de todos los rectores y representantes de instituciones de educación superior de la Región del Maule, para conocer la realidad de cada una de las universidades y saber la comunicación que han tenido con sus estudiantes. “Estas marchas pacíficas han estado principalmente protagonizadas por estudiantes que son el futuro de Chile. Ellos tienen inquietudes, frustraciones transmitidas a través de sus familias, a través de un sistema político que no les ha acomodado, por un sistema de Estado que no les ha acomodado en el tiempo, ellos tienen la capacidad de poder decir lo que quieren para el futuro de Chile también, por eso son tan importantes las universidades por el sentido universal que tienen de la relación con la sociedad, con las comunidades, donde ellos serán partícipes de este gobierno regional, partícipes de los municipios y de todo lo que es nuestros diario vivir”, declaró el Intendente. “Es importante saber lo que quieren los estudiantes, y que mejor que a través de sus rectores, de quienes los que representan y de la comunicación que ellos tienen y van a establecer más profundamente en estos momentos tan difíciles de nuestro país”, agregó la autoridad del gobierno regional.

Posteriormente, el Intendente anunció la creación de una mesa de trabajo, “Donde vamos a incorporar a estudiantes de cada una de las universidades para que podamos reflexionar sobre el futuro de Chile que es tan importante”, sostuvo.

Junto con agradecer la invitación del Intendente maulino, el rector de la UCM, Dr. Diego Durán Jara, destacó la instancia como un espacio que permitió conocer la realidad que están viviendo las casas de estudios superiores en el actual contexto. “Nosotros como institución estamos en una situación de evaluación permanente (…) es importante este tipo de diálogos, la comunidad universitaria está muy preocupada y trabajando de manera conjunta una discusión y reflexión para tratar de determinar cómo desde la universidad podemos colaborar en la resolución de este tipo de dificultades que vive el país. Desde el lunes estamos convocados todos, estudiantes, académicos y administrativos para no solo levantar un diagnóstico, sino que ver cómo podemos contribuir a una solución de esta situación. Nos ponemos también en manos del Intendente para poder colaborar para el desarrollo de la región”, expresó.

Al ser consultado por la permanencia o no del toque de queda, el Intendente comentó que la medida está sujeta a la conducta que tenga la gente. “Ayer (miércoles 23 de octubre) fue muy buena, no hubo casi disparos de bomba lacrimógena, la gente escuchó y comprendió que debe respetar el toque de queda (…) La seguridad de la propiedad privada y pública es nuestra responsabilidad y tenemos que someternos a eso porque los vandalismos que hubo, saqueos e incendios exigieron poner este toque de queda.

Generalmente ha habido una fiesta pacífica, me alegré mucho de esa forma de manifestar, es lo que queremos para Chile”, dijo.

Pontificia Universidad Católica de Chile innova y lanza nueva carrera «Pedagogía en Educación Física y Salud»

Orientado a la educación escolar, la nueva carrera se centra en la prevención y la promoción de estilos de vida saludable y contará con 55 vacantes a partir del 2020. Es un proyecto bajo el modelo InterFacultad, que incorpora la formación con docentes de las Facultades de Educación, Medicina – y sus Carreras de Kinesiología y Nutrición y Dietética- , la Dirección de Deportes UC y el Club Deportivo UC.

A partir de 2020, la Pontificia Universidad Católica incorporará a su parrilla académica la Carrera de “Pedagogía en Educación Física y Salud para Educación Básica y Media”, un innovador proyecto InterFacultades, que participa a las Facultades de Educación, Medicina –a través de sus Carreras de Kinesiología y Nutrición y Dietética-, la Dirección de Deporte UC y el Club Deportivo UC.

Enrique Cerda, director de la nueva Carrera, fue formado como Profesor de Educación Física y Kinesiólogo, y además cuenta con un magister en Medicina y Ciencias del Deporte y un doctorado en Biomedicina, vinculado por más de 20 años al área de educación física y la salud. Bajo su nuevo rol y responsable de esta iniciativa, destaca: “Al crear esta Carrera esperamos responder a un requerimiento de las nuevas generaciones chilenas en un escenario de marcada tendencia a la obesidad, sedentarismo, enfermedades crónicas no transmisibles, una mayor expectativa de vida y el aporte del ejercicio y la vida sana contribuye al manejo de estas condiciones. La formación de nuevos profesionales con conocimientos y habilidades en la línea de la prevención y la promoción de estilos de vida saludable, contribuirán a la formación integral no solo de niños y jóvenes, sino también como motor de cambio en comunidades escolares, laborales y familias”.

La posibilidad de interactuar durante su formación profesional con diversas disciplinas de la educación, la salud y el deporte, constituye una oportunidad de formar educadores más integrales. La Carrera se extiende por 5 años y en el quinto año se incluyen cursos de profundización para desarrollar materias disciplinares de algunos deportes, así como juegos y naturaleza.

Educación Física y Salud cuenta con 55 vacantes vía admisión ordinaria PSU y 8 vacantes para deportistas destacados. Por ser una carrera nueva, no permitirá la modalidad de cambio de carrera ni de universidad, aunque dispone de vacantes especiales para migrantes, pueblos originarios, excelencia académica, talento e inclusión y Programa de Acompañamiento y Acceso Efectivo a la Educación Superior (PACE).

 

La Carrera se impartirá principalmente en el Campus San Joaquín de la Pontificia Universidad Católica, en Santiago.

¿Por qué disminuir la jornada laboral a 40 horas?

Andrés Madrid, director de la Escuela Administración Pública de la Universidad Católica del Maule.

Han pasado más de seis meses desde el ultimo primero de mayo, ocasión en la que el Presidente Sebastián Piñera anunciaba la Reforma Laboral, la que proponía una disminución de los días trabajados (cuatro días por semana), gran flexibilidad, no participación de los sindicatos, propiciando más bien, una relación individual entre el trabajador frente al empleador. A esta propuesta se sumó la realizada por el PartidoComunista en la comisión de trabajo de la Cámara de Diputados, donde se impulsaba disminuir la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales.

En estos momentos, cuando nuestro país atraviesa una situación de gran malestar social con múltiples protestas en todas las ciudades, el descontento no se focaliza solo en una temática como ocurrió en otras ocasiones con movimientos como NO+AFP o fin al CAE, sino más bien, se solicitan una serie de medidas sociales. Y como consecuencia de un sinfín de debates, la Cámara de Diputados aprueba el proyecto de ley propuesto por la bancada comunista, donde se busca que trabajadores/as trabajen 40 horas semanales.

Por lo anterior, cabe cuestionarnos por qué es más importante esta iniciativa que la realizada por el gobierno, cuáles son las externalidades de este cambio en la jornada laboral. Recordemos que para el gobierno desde un principio esta iniciativa era imposible, aseguraban que generaría gran desempleo, así como también mayores costos para los empresarios y una disminución en la productividad. Pero la oposición indicaba completamente lo contrario, incluso, durante ese periodo de discusión el Presidente Piñera anunció de recurrir al Tribunal Constitucional si era necesario, indicando que el proyecto era inconstitucional. No obstante, y contemporáneamente desde la misma vereda, los empresarios y probablemente aquellos emprendedores (en la concepción Schumpeteriana), dijeron que era necesario revisar este nuevo proyecto de ley, sin cerrarse a un posible diálogo a diferencia de la postura del gobierno y el bloque oficialista en el Congreso.

Sin duda es posible que la discusión tenga múltiples dimensiones, desde aquella que está fuertemente preocupada e influenciada por el nivel de ganancias de las empresas, comotambién por quienes se preocupan por la productividad. Sin embargo, existe un elemento que tiene que ver con una dimensión que está por sobre las anteriores y que la afecta de manera directa, como son la preocupación por la vida de las personas en su esfera de paz interior. Esto último ha comenzado a afectar la paz social y la posibilidad que todas/os las/os ciudadanos, participen de manera activa en la vida cívica de nuestro país, generando un diálogo iterativo entre los distintos actores, lo que nos permitiría no llegar a situaciones como las que hoy vivimos, donde el malestar social explota, generando una falta de sintonía entre los distintos actores y donde cada uno de ellos, presenta una realidad subjetiva, alejada del otro.

En síntesis, que nosotros y nuestros compatriotas tengamos la posibilidad de destinar tiempo de nuestra vida no solo al trabajo, sino que también podamos participar en agrupaciones de la sociedad civil, más tiempo con nuestras familias, tiempo libre en deporte (recordar los niveles de sedentarismo en Chile) y actividad cultural, puede transformarse no solo en una mejor calidad de vida de todos nosotros, sino que también generar un efecto multiplicador de la economía donde el optimismo por el futuro propio y de nuestras/os hijas/os influya en la actividad económica de manera positiva y corrija los distintos fallos de mercado que el mismo modelo ha sido incapaz de resolver.

Es importante entender este cambio en la jornada laboral no como una causa a futuros estadios en el mundo del trabajo, sino más bien como un elemento mediador en la construcción de nuestro futuro tejido social.

“Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de la Universidad Católica del Maule”.

“Estallido social en Chile: las causas de un problema sistémico”

Enrique Muñoz Reyes, Dr. en Didáctica de Historia, Geog. y Cs. Sociales y académico Facultad de Ciencias de la Educación UCM.

El sábado 19 de octubre, se desencadenó un estallido social en todo Chile. Las causas van mucho más allá del alza del precio del pasaje en metro y del aumento de la tarifa del servicio de luz eléctrica. Existe una crisis estructural de larga duración. Los gobiernos que han dirigido el Estado en Chile en las últimas décadas, no han resuelto problemas que afectan a la mayoría de la población, los que tienen su génesis desde antes del retorno a la democracia. ¿Cuáles son los problemas de larga duración que afectan a la población y que no han sido resueltos?

En Chile existe una desigual distribución del ingreso entre los chilenos y las chilenas, y entre los diversos sectores sociales. El sistema de A.F.P. no entrega una pensión que permita vivir con dignidad a los jubilados. El dinero no les alcanza para satisfacer adecuadamente sus necesidades básicas.

Sumado a esto, el sistema público de salud no logra cubrir la cada vez más alta demanda de atención médica.

Por otro lado, los chilenos y chilenas han sufrido con impotencia la colusión en los precios de los medicamentos por parte de las grandes cadenas de farmacias. Además, las empresas productoras y vendedoras de papel higiénico se coludieron en el precio de este producto de uso básico. Instituciones del Estado como Carabineros de Chile y el Ejército, se han visto envueltas en actos de corrupción por parte del alto mando, lo que está siendo juzgado por los tribunales.

Los ciudadanos perciben que gran parte de la clase política está desvinculada de sus problemas y necesidades cotidianas. Junto a esto, existe una crisis de participación electoral, por tanto, una falta de representatividad de las autoridades electas.

Existen problemas medio-ambientales tan relevantes como, por ejemplo, la sequía y el calentamiento global, en conjunto con la privatización de recursos naturales, como es el caso del litio.

¿Cómo resolvemos los problemas que nos afectan como sociedad?

El primer paso es el diálogo social y político. La clase política debe escuchar, acoger y resolver en forma responsable, sistemática, oportuna y efectiva las necesidades de los chilenos y chilenas. En primer lugar, se deben mejorar las pensiones. En esto el Estado debe asumir un rol reparador. En segundo lugar, mejorar las condiciones laborales y salariales de los trabajadores. Los legisladores, los empresarios, las organizaciones gremiales y la CUT deben acordar un nuevo trato laboral. Al mismo tiempo se debe acordar y legislar una agenda medio-ambiental efectiva.

La clase política debe trabajar al servicio de la población en la búsqueda del bien común. Debe rebajarse la dieta de los parlamentarios y limitarse a un máximo de dos periodos la elección de las autoridades comunales, regionales, parlamentarias y presidencial. Es necesario separar la política de los negocios.

En síntesis, se requiere establecer un nuevo pacto social entre gobernantes y gobernados, una nueva constitución que responda a los cambios y desafíos sociales, culturales, económicos y tecnológicos que existen en el siglo XXI, con la finalidad de mejorar la calidad de vida de todos los chilenos. Chile con su maravillosa riqueza humana, cultural y natural, merece un futuro mejor.

“Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de la Universidad Católica del Maule”.

Proyecto busca potenciar uso de pellets ecológicos para calefacción domiciliaria.

La idea es obtener una nueva fuente de bioenergía, investigando tecnologías de conversión termoquímicas para tratar biomasas de especies invasoras leñosas abundantes en la Región del Biobío, comúnmente relacionadas con daños ambientales y propagación de incendios forestales.

El uso generalizado de leña en Chile como fuente de calefacción, contribuye a incrementar los niveles estacionales de material particulado atmosférico. A raíz de ello es que se ha desarrollado un Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica, que contempla la puesta en marcha de una investigación aplicada cuyo objetivo principal sea identificar alternativas de biocombustibles sólidos para estufas a pellets. Bajo este contexto, el estudiante del Doctorado en Ciencias Mención Biodiversidad y Biorecursos de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (UCSC), Flavio Espinoza se encuentra trabajando en una investigación, que actualmente lo llevó a viajar a Cataluña, España, para continuar con el estudio en el Centro de Ciencia y Tecnología Forestal (CTFC).

Por medio de estos nuevos pellets, se podría conseguir que emitan una menor cantidad de contaminantes a la atmósfera junto a un mayor poder calorífico, y así, convertirse en una alternativa sustentable para la población. Una problemática contingente, de acuerdo al actual escenario nacional y global. “El déficit y la pobreza energética, se traduce principalmente en una calefacción ineficiente en los hogares y mayores índices de contaminación atmosférica. Confío que en la ciencia está el progreso que necesitamos como humanidad, progreso que para ser catalogado como tal debe ser sustentable y sostenible con el medio ambiente, es en este ámbito, que la búsqueda de fuentes de bioenergía son un paso importante en el camino hacia la independencia que como especie necesitamos respecto al uso de combustibles de origen fósil”, señala Flavio Espinoza, de acuerdo a la principal motivación para realizar este proyecto.

De acuerdo al Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica (PPDA), la Región del Biobío, especialmente Los Ángeles y la zona metropolitana de Concepción (Lota, Coronel, San Pedro de la Paz, Chiguayante, Hualqui, Concepción, Talcahuano, Hualpén, Penco y Tomé) han sido recientemente declarados como zonas saturadas de contaminación atmosférica y estos planes ya han comenzado a ser implementados. Sus altos índices de contaminación atmosférica son preocupantes, por lo que se debe trabajar al respecto. “Estos altos índices de contaminación atmosférica se deben a la marcada pobreza energética que tenemos principalmente al sur de nuestro país, esta pobreza se traduce tanto en el mal estado de las viviendas lo que conlleva a una calefacción ineficiente, como a las limitadas alternativas de fuentes combustibles para una mejor calefacción”, enfatiza Flavio Espinoza.

El proyecto considera la obtención de estos pellets ecológicos a partir de especies invasoras leñosas de naturaleza pirófita; es decir, especies arbóreas que se propaga fácilmente con el fuego.

Producto a que son abundantes, se produce un daño tanto a los ecosistemas y al mismo tiempo, sirven como combustibles para la propagación de incendios forestales. “Lo que esperamos diferencie a estos pellets de los que podemos encontrar actualmente en el mercado es que estos serán obtenidos tratando estas biomasas bajo una tecnología de conversión termoquímica conocida como Carbonización Hidrotermal, la cual nos permitirá mejorar diversos parámetros fisicoquímicos en esas biomasas, tales como: densidad energética, relación molar O/C y H/C, contenido de cenizas, entre otros. No es un estudio fácil, se debe trabajar con diversos parámetros térmicos y químicos que según el tipo de biomasa a tratar condicionan los resultados finales del proceso, pero el objetivo final lo vale y vale cualquier esfuerzo investigativo en su desarrollo”, finaliza Flavio Espinoza.

Una investigación que busca ser una solución alternativa, frente al déficit energético y al escenario de incendios forestales que año a año consumen considerables hectáreas en la Región del Biobío.

Experto entrega recomendaciones para abordar la crisis social con niños y adolescentes

Transmitir tranquilidad, no exponerlos a imágenes gráficas y ser figuras de contención para los menores es fundamental, así lo indicó Boris Lucero, director del Magister en Salud Mental Infanto Juvenil de la Universidad Católica del Maule.

Nadie ha quedado indiferente ante la crisis social y los hechos de violencia que se han vivid en la Región del Maule y en el país. Estas situaciones también son percibidas por los niños y, según los expertos es necesario abordarlas correctamente junto a ellos.

¿Cuál es la manera adecuada de hacerlo? El Dr. Boris Lucero, director del Magíster en Salud Mental Infanto Juvenil de la Universidad Católica del Maule (UCM), explicó que lo importante es que, ante los menores, los adultos deben ser “Figuras de contención para sus sentimientos y preocupaciones, hablar abiertamente acerca de estos, con el fin de ayudarlos a dar sentido a estas experiencias y cómo están afectando a todos”, indicó.

El académico advirtió a los padres que “No existe una cosa perfecta que uno deba decir frente a este tipo de eventos, sino que lo fundamental es tener una actitud de disposición para escuchar las preocupaciones de los niños y responder sus preguntas de forma directa y honesta, entregándoles al mismo tiempo apoyo, seguridad y tranquilidad”, sostuvo. 

No forzar el tema

Puede ser normal que los pequeños, en una primera instancia, prefieran no hablar del tema y no es conveniente forzarlos a ello. “Se debe tener presente que a los niños les puede resultar más fácil
hablar respecto a lo que sus pares dicen o hacen, en vez de lo que les pasa a ellos mismos. Esta, entonces, puede ser para los padres una buena forma de acercarse”, indicó Lucero.

¿Cuántos detalles entregar respecto a la situación del país? Según recomienda el director del Magíster en Salud Mental Infanto Juvenil UCM, “Para entregar la información básica a los niños más pequeños hay que tratar de utilizar términos simples y generales. Con niños mayores es esperable que sea necesario incluir mayor cantidad de detalles para abordar sus inquietudes o preocupaciones y, probablemente necesiten discutir las implicancias que tienen los eventos que se están viviendo”, expuso.

Transmitir tranquilidad en estas conversaciones, dice el experto, es fundamental. “Si bien es aconsejable ayudarlos a dar sentido a lo que se está viviendo, esto no incluye de ninguna forma el exponerlos a imágenes muy gráficas o a la cobertura permanente y constante que están haciendo de los hechos de violencia los medios de comunicación o las redes sociales en internet. Es recomendable, por tanto, limitar la cantidad de exposición que tienen los niños a la cobertura cruda e intensa de los hechos de los medios de comunicación y las redes sociales”, afirmó.

Boris Lucero añadió que “Es importante que las familias en algún punto sean capaces de desconectarse de la transmisión de los medios e internet y puedan reunirse para conversar y compartir en conjunto sus sentimientos frente a lo que se está viviendo para poder contenerse como grupo, dando seguridad y apoyo”, puntualizó.

Congreso convoca educadores para abordar la formación ciudadana en las salas de clases

Destacados expositores del área de la educación, interculturalidad y el desarrollo social se reunirán el próximo sábado 26 de octubre en la Universidad Autónoma, para participar del Congreso de Ciudadanía Global AFS: Estrategias educativas y su impacto en el aula, organizado por la ONG AFS Chile. 

En 2016 se promulgó la Ley 20.911 que crea el “Plan de formación ciudadana” para los establecimientos educacionales reconocidos por el estado. Entre sus objetivos se encuentran fomentar en los estudiantes la valoración de la diversidad social y cultural del país, incentivar su participación en temas de interés público y promover la comprensión y análisis del concepto de ciudadanía, así como los derechos y deberes asociados a ella.

En este contexto, el Congreso de Ciudadanía Global AFS contará con un ciclo de charlas y paneles de conversación dirigidos a educadores que entregarán herramientas útiles para abordar la educación en ciudadanía global. Ésta busca formar personas aptas para interactuar exitosamente en contextos culturalmente diferentes, y capaces de enfrentar los desafíos mundiales prioritarios planteados por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, como lo son la crisis climática, la desigualdad social, la discriminación, entre otros.

Entre los panelistas destacan Humberto Maturana y Ximena Dávila, reconocidos biólogos e investigadores nacionales, y fundadores de Matríztica; Francisco Gallegos, Director de la carrera de Pedagogía en Historia, Geografía y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma; Teresita Janssens, Coordinadora Nacional de Formación Integral y Convivencia del Ministerio de Educación; Alessia Injoque, presidenta ejecutiva de la Fundación Iguales y Óscar Málaga, Asesor de ONU Voluntarios para el Programa de Voluntariado COP25; entre otros.

El evento finalizará con una Feria de la Ciudadanía Global donde organizaciones de la sociedad civil presentarán proyectos y causas que promueven un mundo más equitativo a través de la participación ciudadana.

¿Cuándo y dónde?

Sábado 26 de octubre de 09:00 a 14:00 horas.

Auditorio Universidad Autónoma, Av. Pedro de Valdivia 425, Providencia, Santiago.

Este evento es gratuito y cuenta con cupos limitados. Inscripciones en: www.afs.cl/congresoafs

El oasis en llamas

Javier Agüero Águila, académico del Departamento de Filosofía de la Universidad Católica del Maule y director del Centro de Investigación en Religión y Sociedad.

Hace más de una década escuché decir a Gabriel Salazar la siguiente frase: “Las instituciones no saben morir”. La frase me interpeló intelectual y políticamente, y todavía hoy me sirvo de ella para explicar de qué se trataría la transformación social, dónde podría encontrar un ecosistema favorable y quién sería el sujeto histórico destinado a llevarla adelante. La frase de Gabriel nos explica que al statu quo, a la institucionalidad imperante, a la cultura política, económica y social de un país, a fin de cuentas, no le va naturalmente su propia decadencia. Las instituciones se pueden perpetuar y auotopoyéticamente reproducir si es que no son presionadas por agentes que le son externos, exógenos, ex- céntricos. La pregunta que surge entonces es: ¿qué es lo que puede cambiar la institucionalidad y cultura de un país que no soporta un gramo más de abuso? Trataremos de responder esto un poco más adelante.

Hemos sido testigos, sobre todo a partir de un descarado, arbitrario y planificado trabajo de los medios de comunicación masivos, de los llamados actos de vandalismo que se cuelan en la protesta social, señalando que lo que ocurre en Chile responde al ejercicio planificado de un movimiento anarquista extendido y con células múltiples que ha coordinado acciones de desestabilización. La derecha piensa que se trata de un “brote” de violencia, de una suerte de coyuntura específica que no encuentra razones estructurales para explicarse y que, al fin, es un asunto de jóvenes radicalizados, surgidos de la zona más oscura de una marginalidad “panketa” que no han sabido –generación perdida– del respeto a la autoridad. ¿Ha respetado el Estado la vida de millones de chilenos que se sienten postergados y habitantes de un margen del que no podrán salir jamás? El modelo neoliberal, nuestro verdadero dogma y religión ¿ha invitado a todos y todas a la fiesta del chorreo, de la riqueza, de la buena educación, de los viajes, de la cultura y del mundo globalizado? ¿tiene derecho una persona que ha sido condenada desde que nació a la peor salud, a la peor educación (si es que la tuvo), al peor barrio, a la aventura macabra del Sename, etc., a despreciar aquello que en su vida no ha significado más que exclusión y desintegración?

No se trata aquí de hacer una apología de la violencia, a nadie le gusta ver estaciones de metro (que le sirven –justamente– a los más pobres) quemadas, o un país paranoide donde en los supermercados se ve a gente comprando harina por quintales y azúcar por sacos, tal como se generó con el triunfo de la Unidad Popular que llegaría “para extender su manto de caos y falta de aprovisionamiento”. Se trata de decir que la violencia no la inventó el/la que protesta. No es posible entender lo que ocurre si nos atrincheramos en la pirotecnia mediática de la evasión del metro. En Chile la violencia viene desde todos lados menos de la protesta social. Hablamos de la violencia real, traumática y definitiva en la vida de un ser humano, de aquella que permite que un empresario en orgía con su propiedad privada sea capaz de echarnos de una costa que nos pertenece a todos; de las isapres y sus ganancias del 100%; de las pensiones de hambre; de la muerte en los consultorios; del famoso CAE y el endeudamiento al que sometió a miles de chilenas y chilenos que, hasta el día de hoy, están pagando su educación. Insisto, no se trata de defender actos de violencia, sino de saber cuál es la violencia real y que explica por qué hoy, el “oasis” de Piñera (así llamó a Chile en relación a todos los demás países del continente), arde como los bosques chilenos en los veranos infernales.

Si alguien cree que esta cultura del abuso que nos es tan propia y que quizás encuentre su antecedente más añejo en la hacienda decimonónica chilena (podríamos ir más atrás y remontarnos a la tragedia del pueblo mapuche) la van a superar los mismos que abusan, es que no entendemos nada; si alguien piensa que la institucionalidad diseñada racional y estratégicamente según las necesidades de un modelo neoliberal y que hace de los pobres más podres (pero aspiracionales) y de los ricos más ricos la va a transformar, precisamente, los más ricos, es que estamos narcotizados con el discurso de la meritocracia. Solo puede arrinconar a una institucionalidad abusiva aquellos que son sujeto del abuso, los que saborean migajas y quienes no han sido parte del “bacilón” mercantil del Chile post-Pinochet, los mismos que frente a la ausencia radical de un discurso político que los aglutine echan mano a sus pasiones y reaccionan con la cólera del justo, puesto que de otra manera no serían visibilizados. Cuánto resuena, a esta altura, el eco de Gabriel Salazar.

El reciente fin de semana el Presidente de la República sacó a los militares a las calles decretando estado de emergencia y después toque de queda. Con esto, no solamente se pasó por el aro al enorme trauma que se activa en una sociedad como la chilena cuando los tanques, las botas, las metralletas y los cascos deambulan entre civiles, sino que también evidenció su enorme incapacidad política para resolver conflictos sociales severos como éste y que apuntan, si es que no se toman medidas políticas de calibre grueso, a una fractura mayor en la sociología de un país como Chile. Después, nos enfrentó y radicalizó hablando de una “guerra” interna que es tan artificial como mentirosa. Más militares en las calles igual más caos y menos legitimidad. La ecuación es fácil y no hay que saber sumar.

Si esto no se enfrenta con política, en el sentido amplio y con todos los actores sociales, y transformaciones estructurales que cambien objetiva y concretamente las reglas del juego, el famoso oasis de Piñera seguirá en llamas. Mientras la racionalidad económica siga gobernando a la política el fuego no se extinguirá y seremos un incendio más en la nutrida vitrina de autoritarismos de América Latina.

“Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de la Universidad Católica del Maule”.

Usach presenta especializaciones en medioambiente para mitigar el cambio climático

A solo meses de la COP25, la Universidad presentará doctorados, magísteres, diplomados y cursos que apuntan a la sustentabilidad, para que los profesionales del país tengan una formación de primer nivel en esta línea y aporten a enfrentar una problemática cada vez más urgente.

Los asistentes a esta actividad organizada por Universia y Trabajando.com, este 18 y 19 de octubre, podrán conocer todos los más de 200 postítulos de esta Casa de Estudios. Destaca el magíster en medio ambiente con mención en tratamiento de residuos y el diplomado en energías renovables no convencionales con mención en energía solar fotovoltaica, entre otros.

Queda un mes y medio para que Chile reciba a Jefes de Estado y representantes de todo el mundo en la COP25, encuentro de la ONU para que los países adopten compromisos concretos para enfrentar el calentamiento global.

En ese contexto, la Universidad de Santiago estará presentando más de doscientos postítulos durante la XI versión de la Expo Postgrados y Formación Continua organizada por Universia y Trabajando.com. El Vicerrector de Posgrado de la Usach, Dr. Cristián Parker, destaca que una de las líneas de investigación de los postítulos de la Universidad busca mejorar políticas públicas para apuntar a un verdadero desarrollo sustentable que mitigue el cambio climático.

“Hay varios postgrados que trabajan directa o indirectamente con el medio ambiente y la sustentabilidad”, indica. La autoridad alude al magíster en medio ambiente, mención ingeniería en tratamiento de residuos; el curso de desarrollo sustentable y economía circular en América Latina; y los diplomados en construcción sustentable y eficiencia energética, gestión ambiental y en energías renovables no convencionales mención energía solar fotovoltaica.

Otros diplomados que destacan dentro de la lista son los de adicciones, prevención y rehabilitación; el de peritaje informático; y el de migraciones, desafíos actuales para la integración sociocultural.

La actividad se realizará este 18 y 19 de octubre al Hotel W ubicado en Isidora Goyenechea 300, en la comuna de Las Condes.  “Todos los postgrados que ofrece la universidad a 2020 son de calidad asegurada. Es decir, no solo tendrán un sello de acreditación, sino que la universidad puede asegurar la calidad de la formación que está entregando”, sostiene el Vicerrector de Postgrado, Dr. Cristián Parker.

Salud, Ingeniería y Tecnología, Ciencias Sociales, Humanidades, Educación, Ciencias Exactas y Naturales, Administración y Negocios y Arte y Arquitectura son las áreas donde la Usach imparte carreras de postgrado y formación continua.

“Estamos en un proceso en marcha, donde el postgrado comienza a tomarse más en serio, pero aún estamos en una etapa inicial y tenemos que avanzar mucho en este país para que tengamos mejores postgrados y que sean competitivos a nivel internacional”, afirma el Dr. Parker.

La IX versión de la Expo Postgrados y Formación Continua cuenta con la participación de 20 universidades.

Para participar, los asistentes deben inscribirse previamente en el sitio https://www.expopostgrados.cl/

Virus Papiloma Humano y el PAP masculino

El Virus del Papiloma Humano (VPH), es un virus de transmisión sexual que afecta principalmente a mucosas. Se han identificado más de 80 cepas, pero sólo algunas se clasifican como de “alto grado”, es decir, que pueden causar cáncer cervicouterino de pene, ano, boca y cuello.

Por muchos años, la infección por VPH en el hombre fue poco conocida y mayormente asociado a la mujer, ya que es el principal causante del cáncer cervicouterino. A ello se suma que la población masculina puede ser portadora silenciosa y muchas veces no presenta síntomas.

Según la Organización Mundial de la Salud, para el año 2020 los hombres infectados podrían superar al número de mujeres con el virus. Ante esta realidad y tomando en cuenta que así como existe el Papanicolau (PAP) para las mujeres, también es necesario saber que se dispone una prueba similar para varones, conocido como PAP masculino.

Se trata de una citología o una toma de muestras celulares para detección preventiva de cáncer de pene, ya que analiza cambios celulares causados por VPH. Además, con esa muestra se puede realizar una tipificación, que es otra prueba que detecta específicamente si existen cepas de alto grado del virus.

La técnica para tomar la muestra es sencilla y no demora más de 10 minutos. En Chile existen laboratorios y otras organizaciones de salud que tienen disponible este examen para los hombres.

Junto a ello, desde el 2018 ya se está vacunando a adolescentes varones contra el VPH, según el Calendario Nacional de Vacunas del Ministerio de Salud, política pública que busca la prevención en ambos grupos de la población.