8 octubre, 2019

Con subsidio de CORFO se podrá cofinanciar actividades para validar técnica y comercialmente emprendimiento innovador abierto a distintas disciplinas deportivas.

En el fútbol, quien ejecuta un penal debe tomar con rapidez la decisión de cómo y hacia qué lado patear el balón, en tanto el receptor de esta acción también debe pensar en pocos segundos cuál será la mejor opción para responder con eficacia a dicho estímulo.

En el ámbito deportivo, la velocidad de tomar decisiones es posible medirla y entrenarla para un óptimo desempeño en el campo de juego. En el desarrollo de una herramienta tecnológica que permita lo anterior se encuentra el Laboratorio de Investigación en Actividad Física y Deporte de la Universidad de Playa Ancha, cuyo director Dr. Enrique Arriaza Ardiles, junto al profesor Mg. Fabián Moya Vergara, se adjudicaron un proyecto Semilla Inicia de CORFO.

El subsidio ascendente a 15 millones de pesos permitirá cofinanciar actividades para validar técnica y comercialmente un emprendimiento innovador de dicha unidad, además de contratar servicios de mentoría para la investigación científica e implementación de nuevas tecnologías y su desarrollo.

Rendimiento Cognitivo-Motriz, RCM, es el emprendimiento de base tecnológica desarrollado por dicho laboratorio, que se encuentra en proceso de patentamiento de alguno de sus diseños, y está orientado a optimizar el rendimiento deportivo a través de la mejora de las habilidades perceptivo-cognitivas. Se trata de un sistema que mide y entrena la velocidad cognitiva-motriz.

“Nosotros llevamos un par de años trabajando lo que es el entrenamiento perceptivo-cognitivo y, bajo esa perspectiva, hemos desarrollado varios productos, algunos de los cuales están en proceso de patentamiento. Sin embargo, sentimos que queda mucho por desarrollar. El primer paso es mejorar y evolucionar lo que tenemos y el segundo es desarrollar otras ideas. El prototipo original está pensado para fútbol, sin embargo, la idea es ampliarlo a otros tipos de actividad física, lo que generaría gran cantidad de proyectos e investigaciones que podrían ligarse a tesis de pre y postgrado”, explicó el director del Laboratorio de Investigación en Actividad Física y Deporte de la UPLA, Dr. Enrique Arriaza Ardiles.

La propuesta del laboratorio UPLA es proporcionar al usuario estímulos visuales equivalente a los realizados en situaciones de juego, de modo de obligarlo a percibir y pensar a la mayor velocidad posible, en la mejor opción disponible (tal como en el juego real) para responder con eficacia a la tarea.

Se ha trabajado con algunos jugadores de fútbol de primera división, quienes se han sometido a algunas pruebas para evaluar la agilidad reactiva y la toma de decisiones, como por ejemplo, utilizando lentes estroboscópicos, que generan oclusión, es decir, pestañeos de diferente longitud de tiempo, los que obligan a anticipar la acción y mejorar la velocidad de respuesta.De acuerdo al académico, el mercado global de la evaluación y entrenamiento cognitivo ha aumentado considerablemente durante los últimos años. Sin embargo, los productos y servicios aplicados al deporte utilizan modelos que aíslan las habilidades de los usuarios y las descontextualizan, apartándolas de la realidad práctica, lo que se traduce en que sus resultados pierdan el valor de la aplicabilidad que se requiere, fundamentalmente, en el caso de los deportes colectivos complejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *