Daily Archives: 3 enero, 2020

Conozca las técnicas más efectivas para manejar la ansiedad ante la PSU

Mariela Valdebenito, directora de la Escuela de Psicología de la Universidad Católica del Maule enseñó cómo disminuir los niveles de ansiedad a través de la respiración y la visualización. Además, entregó recomendaciones a los jóvenes que darán la prueba este 6 y 7 de enero.

Será la primera vez que se rinda en enero y se realizará en el marco de un estallido social que, para la fecha de la rendición cumplirá 80 días. Es un hecho que esta Prueba de Selección Universitaria (PSU), no será como en años anteriores.

Al nerviosismo que genera poner a prueba los conocimientos, se suman otros aspectos relacionados como son las protestas que se han mantenido en diversas ciudades. Por ello, Mariela Valdebenito, directora de la Escuela de Psicología de la Universidad Católica del Maule (UCM), advirtió que “Todo lo que implique un ambiente convulsionado, obviamente, podría aumentar los niveles de ansiedad en esta situación que, de por sí, ya es estresante”, afirmó la experta de la Facultad de Ciencias de la Salud del plantel.

Lo anterior puede generar varios síntomas en los jóvenes, “El peor de todos es bloquearse en la prueba o tener bajo rendimiento por la desconcentración. Todo eso deriva de sentir ansiedad”, dijo Valdebenito.
¿Qué pueden hacer los estudiantes? A nivel físico, las horas de sueño y la alimentación son fundamentales. “Es importante que, a partir de ahora, duerman una gran cantidad de horas. Que se alimenten muy bien y eliminen la comida chatarra, por lo menos, desde el día anterior a la prueba y los propios días de la PSU”, recomendó la experta.

“Desde el punto de vista social, es imprescindible que se desconecten de las redes sociales, sobre todo en lo que tiene que ver con la contingencia nacional y la PSU. Lo que suele pasar es que se da una especie de contagio, es lo mismo que cuando se rinde un examen y el estudiante se encuentra con un compañero afuera de la sala y se empiezan a meter miedo uno al otro”, sostuvo.

Técnicas al momento de rendir

¿Pero qué hacer en el local de rendición para mantener la ansiedad al margen? En este punto, se debe apelar a la respiración. “Verifique cuántas respiraciones realiza, lo ideal en una situación de relajo es que sean seis o siete por minuto”, advirtió Mariela Valdebenito.

“Una de las técnicas más usadas es que, cuando se sienten en la sala, vean primero las instrucciones y antes de comenzar a contestar, se fijen en la respiración y comiencen a bajar los niveles para no generar una hiperventilación”, añadió.

Valdebenito también explicó que “Pueden también realizar una técnica de visualización de una zona de confort. Recordar un lugar en el cual sientan agrado, cerrar los ojos e imaginarse que están allá: la brisa, el sol, la temperatura y los olores de ese sitio. La idea es posicionarse allí e imaginar que desde ese lugar se está contestando la prueba”, recomendó.

Para la directora de la Escuela de Psicología UCM, es necesario que, quienes se medirán este 6 y 7 de enero, no hagan anticipaciones catastróficas con frases como “esto va a ser terrible”, “me va a ir mal” o “me estoy jugando mi futuro”.

La académica indicó que “La gran mayoría son estudiantes y, por tanto, han dado múltiples pruebas, pueden verlo como una más. Si bien esta es más importante, no hay que exagerar en ello para evitar la ansiedad”. Adicional a ello, recomendó dejar de estudiar o repasar 48 horas antes de la PSU.

PSU: la presión bajo la crisis social

Rendir la PSU, para muchos, representa un hito importante que orientará las acciones para el cumplimiento de una ruta diseñada y cuyo horizonte es una meta profesional o de vida.

Para muchos es parte del diseño de la vida, para otros es un trámite más o un absurdo y para otro grupo, una posibilidad dentro de otras; todo depende de cómo se signifique este evento. Es por ello que, para muchos la PSU al ser un hito evaluativo en sí misma, genera ansiedad y nerviosismo, síntomas que son esperables para la situación y esperable también  porque vivimos momentos de incertidumbre como país. 

En mayor o menor medida la inseguridad, las expectativas personales y sociales que nos rodean, transforman este hito en uno que provoca ansiedad. En estos tiempos, la experiencia de incertidumbre ha aumentado, la situación social ha traído consigo un escenario donde la forma en que planificábamos la vida se desarma o se debilita, es decir, a la ansiedad esperable a un hito considerado normativo en la vida de un adolescente, se le suma la ansiedad -muchas veces angustia- de un hito no normativo, dado por el contexto y el estallido social, el que ha hecho tambalear a las instituciones y agravar el declive de las mismas.

Es una crisis sobre la que las personas posiblemente no perciben control alguno o aquello que los estructuraba internamente, se desarma.

La suma de una crisis normativa y una no normativa, le demanda a la experiencia de rendir la PSU una nueva forma de enfrentar este hito de la vida.

En este escenario, podría resultar beneficioso para los jóvenes que rendirán la PSU, contar con el diseño de diferentes rutas o trayectorias que los lleven a la misma meta, tener alternativas de acción que se focalicen en su proyecto profesional o de vida.

La o las trayectorias que se diseñen deben pensarse a corto, mediano y largo plazo, es decir, tener una visión en perspectiva que permita mantener el foco y favorecer la experiencia de que los pasos que demos no son vacíos, incorporando en esta experiencia la posibilidad de la incertidumbre. De esta forma los jóvenes deben pensar que las acciones que realizarán, son todas útiles para llegar a la meta autoimpuesta; tal vez tendremos que dar un paso, cinco o diez, lo importante es tener algo pensado, flexibilizar el pensamiento, aprender a tolerar la incertidumbre, abrirnos a las posibilidades de, por ejemplo, demorarnos más de lo pensado para llegar a la meta.

En este proceso puede pasar que a veces sientan espacios en blanco, desorientados o con sensación de vacío, lo importante acá es que bajo esas experiencias, hay que buscar ayuda antes que lleguen a un nivel que no permita tomar decisiones.

Es importante que los padres, madres y/o apoderados, consideren que este hito está enmarcado en una situación social distinta a la de otros años, por lo que la flexibilidad, la tolerancia a la incertidumbre también es un mensaje para ellos; deben contener a sus hijos e hijas, otorgarles en las expectativas que les imponen y el vínculo que establecen con ellos (as), un espacio de seguridad y no de presión o más estrés del que ya tienen.

Ximena Rojas, doctora en Ciencias de la Educación, Psicóloga, U. San Sebastián