Daily Archives: 9 enero, 2020

Tristeza y esperanza son las emociones más intensas de la ciudadanía con el estallido social

Encuesta nacional realizada por la Universidad de Santiago concluyó que la esperanza se concentra en personas entre los 18 a 29 años, preferentemente hombres y del segmento socioeconómico C2. Mientras, la tristeza es más intensa en el segmento ABC1 y en quienes tienen más de 50 años.

La Universidad de Santiago de Chile, en conjunto con la Asociación Chilena de Municipalidades (AChM) y la empresa de investigación de mercados Sargon dieron a conocer los resultados de la Encuesta Nacional 2019 “Legitimidad, Miedo y Esperanza en el Chile post estallido”.

El sondeo consultó a 3.198 casos desde el 18 noviembre hasta el 5 de diciembre, respecto a hechos surgidos desde el inicio del estallido social. El objetivo fue profundizar en el conocimiento y comprensión de este acontecimiento.

Emociones del estallido

De acuerdo a la encuesta, las emociones más intensas que ha experimentado la ciudadanía ante los hechos registrados desde el 18 de octubre en adelante son tristeza (54%) y esperanza (48%).

Mientras la esperanza se concentra entre los 18 a 29 años (56%), en hombres (51%) y en el segmento C2 (50%), la tristeza es más intensa en el segmento ABC1 (63%) y en quienes tienen más de 50 años (61%).

Por otra parte, la indiferencia respecto al estallido es más intensa en los segmentos D (34%) y E (41%). “Que los sectores de menores ingresos sientan mayor indiferencia ante los hechos acontecidos (…) puede estar refiriendo a una desesperanza aprendida”, señala el estudio.

El segmento E, junto al ABC1, es el que más expresa miedo, lo que el estudio considera “sociológicamente normal” en este último grupo, “por tener más que perder en un proceso de cambio social. Pero es interesante que sus datos sean tan parecidos al segmento E, que no tendría ‘nada que perder’”.

“Esto implica que el segmento E sencillamente considera que nada de lo que pueda pasar, ni el statu quo ni el cambio, le conviene”, enfatiza.

Por último, la encuesta señala que la sorpresa es más intensa en los santiaguinos (48%), en el segmento ABC1 (49%) y en el segmento C3 (48%).

Posturas constituyentes

De acuerdo al estudio, un 46% de los consultados considera que el proceso que comenzó el 18 de octubre se verá en el futuro como un cambio muy positivo y un 37%, como relativamente positivo. Solo un 17% considera que será percibido como relativamente negativo o muy negativo.

Por otra parte, la consulta arroja que un 67% de la población está totalmente de acuerdo o muy de acuerdo con que “Chile despertó”, uno de los principales lemas de la movilización.

Respecto al cambio constitucional, un 83% aprueba una nueva Constitución Política; un 60% desea una Convención Constituyente; y un 67% considera que el cambio constitucional es lo más importante que ha pasado desde el año 1990.

Finalmente, consultados sobre su intención de votar en el plebiscito de abril de este año, un 79% de las personas asegura que votará, un 11% señala que es probable que vote, un 5% aún no lo ha decidido, un 4% sostiene que no votará y un 12% indica que es improbable que sufrague. 

Universidad de Santiago será sede del II Encuentro Plurinacional de Las que Luchan 2020

La Directora de Género, Diversidad y Equidad de la Usach, Andrea Hurtado, valoró que la Casa de Estudios aloje esta relevante iniciativa. Mientras que Javiera Manzi, vocera de la Coordinadora Feminista 8M, uno de los colectivos que organiza el evento, sostuvo que, “para nosotras, es muy significativo volver a contar con este espacio”. Inscripciones en: https://welcu.com/ii-encuentro-de-las-que-luchan-2020

Feria de productoras y creadoras, música y performances en vivo, talleres y discusiones políticas. Todas estas actividades incluye el nutrido programa del Segundo Encuentro Plurinacional de Las que Luchan, que se realizará el 10, 11 y 12 de enero en la Universidad de Santiago de Chile (Av. Ecuador 3659, Estación Central, metro Estación Central o Universidad de Santiago).

“El encuentro surge de la necesidad de encontrarnos, poder generar un balance y proyectar las orientaciones con las que vamos a enfrentar este año que vuelve a profundizar este momento de lucha”, explicó Javiera Manzi, vocera de la Coordinadora Feminista 8M, uno de los diversos colectivos que organizan el evento que, según indican, tendrá un carácter antirracista, anticolonial, anti carcelario, libre de alcohol, drogas y tabaco, y será apto para menores y adolescentes.

Junto con invitar a participar masivamente en este encuentro, la vocera valoró el apoyo de la Universidad de Santiago.

«Para nosotras es muy significativo volver a contar con este espacio porque sabemos que marcó un hito el año pasado. También hemos ido construyendo una articulación con funcionarias y las encargadas de la Dirección de Género de la Universidad, a quienes agradecemos la confianza y la posibilidad de seguir organizándonos”, señaló Javiera Manzi.

En la misma línea, la Directora de Género, Diversidad y Equidad de la Usach, Andrea Hurtado, destacó el rol del Plantel.

“El que la Universidad pueda alojar un evento de esta magnitud habla de la relación que tiene la universidad con las organizaciones, la conexión y la sensibilidad que tiene respecto a la coyuntura social y política en torno a los temas de género, y nos posiciona como una institución que ha mantenido, de forma sistemática, un proceso de transversalidad institucional pero también que aporta incidiendo en los discursos y reflexiones que surgen de la sociedad civil”, expresó Andrea Hurtado.

La invitación al II Encuentro Plurinacional de Las que Luchan se extiende a mujeres, trans, cisgénero, intersex, lesbianas, bisexuales, pansexuales, heterosexuales, travestis, no binaries y queer, de todos los pueblos y naciones. La inscripción es gratuita y se debe realizar en el siguiente enlace: https://welcu.com/ii-encuentro-de-las-que-luchan-2020/2epl

Los cuatro objetivos

Javiera Manzi explicó que el encuentro estará enfocado en cuatro objetivos centrales. El primero es la construcción de un balance del momento actual, “que nos permita leer el lugar del feminismo a lo largo de todo el 2019 y, por supuesto, también en la clave de lo que han sido los últimos meses en el contexto del estallido”.

“Un segundo objetivo –agregó la vocera– es la profundización de lo que fue el programa del 8 de marzo del año pasado para construir juntas un programa para este año, que contemple nuevos ejes que no habían sido abordados, tales como niñez, vejez, migración y refugio, y una serie de temas más”.

El tercer objetivo, “es la organización y construcción conjunta de un plan de lucha para este año, que considere lo que será el carácter y el despliegue de la huelga general del 8 de marzo y junto con eso el despliegue que estamos teniendo en las distintas asambleas territoriales que se han levantado en estos meses y también a lo largo de lo que será el desafío del proceso constituyente”.

Por último, el cuarto objetivo del encuentro “es evaluar cómo proyectar, orientar rutas para el despliegue en el proceso constituyente”, señaló Javiera Manzi, a días del II Encuentro Plurinacional de Las que Luchan.


¿Cómo abordar el conflicto en torno a la PSU?

  • Variadas críticas han hecho colapsar el sistema único de selección del Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (CRUCH). En medio de la crisis, surgen posibles soluciones para corregir las deficiencias y mejorar el sistema.

Como un hecho inédito, y a consecuencia del estallido social, la PSU fue pospuesta en dos oportunidades, siendo este lunes 6 de enero la fecha en que finalmente los más de 290 mil inscritos darían la Prueba de Selección Universitaria. Sin embargo, el descontento de los estudiantes hacia este sistema hizo que múltiples protestas y luego la filtración de uno de los exámenes dieran como resultado que finalmente se suspendiera. Si bien se trata de un conflicto que afecta al método de selección hace años, es ahora cuando deben surgir las soluciones que permitan avanzar en esta materia.

La principal crítica a la PSU, operativa desde 2004 por el CRUCH, es que se trata de un sistema único que ha logrado instituir la desigualdad, “entendiendo que filtra por elementos que se asocian a condicionantes sociales imposibles de aislar en esta medición y que fomenta las brechas sociales dejando en clara desventaja a aquellos estudiantes que acceden a rendir la prueba con falta de insumos de base”, explica Marcelo Arriagada, jefe de la Consultora Ziemax.

En la misma línea, el profesional indica que ya en 2005 un informe internacional (Informe ETS, en manos de la Universidad de Chile) indicaba los sesgos curriculares que existían en la prueba. “La PSU como método único de selección es esencialmente segregador, ya que asegura que las personas que ingresan a las universidades a través de este medio sean quienes han tenido condiciones socio económicas favorables, lo que fue señalado en el informe Pearson del año 2013, y además reafirma la brecha social desfavorable hacia liceos que no imparten enseñanza científico-humanista, sectores rurales y más vulnerables”, puntualiza.

Frente a esta realidad, tanto la opinión pública como los expertos en Educación han insistido en la necesidad de un cambio de paradigma que asegure un proceso de ingreso a las universidades más eficiente. “El foco implica incorporar otros procesos distintos como la medición de interés y expectativas, en miras del futuro de cada postulante, y de medición del proceso escolar, que marca la pauta acerca de logros y orientaciones. Lo que ha quedado claro es que un test único como el actual, con el peso ponderado que tiene para filtrar el acceso, sólo cumple con filtrar, pero no con promover el acceso, ni menos con proyectar permanencia”, señala Arriagada.

De acuerdo a lo expresado por el jefe de la Consultora Ziemax, la selección universitaria, mirando experiencias ya implementadas en países que son parte de la OECD, debe configurarse como un sistema multidimensional, que se engrane con la educación secundaria. “Los sistemas exitosos internacionales demuestran que el acompañamiento previo al estudiante disminuye los niveles de incerteza en decisiones y perfilan un estándar de acceso y permanencia asociado en específico a las distintas carreras. Se valora más y de modos diversos los intereses, motivaciones e historial académico del postulante”, enfatiza.

Asimismo, comenta que existe un fenómeno interesante de observar, que es la posición de aquellas instituciones de educación superior que buscan a sus futuros estudiantes y en esa labor configuran un perfil asociado a distintas carreras, ofreciendo por ejemplo, un plan de desarrollo integral que incluye becas deportivas o artísticas.

Sobre el proceso actual, que debido a la contingencia debió ser suspendido, Marcelo Arriagada indica que el futuro inmediato es incierto, “dependerá mucho de la voluntad del CRUCH de flexibilizar soluciones alternativas para el proceso del año 2019, que debería ir de la mano de ponderar distinto la trayectoria académica, más que la PSU”.