Tag Archives: acuerdo

Autónoma y Servicio de Salud del Maule acuerdan impulsar observatorio de salud para la región

La Instancia permitirá trabajar información sobre patologías para mejorar programas de salud y aportan en las políticas públicas del sector

La Universidad Autónoma de Chile y el Servicio de Salud del Maule (SSM) acordaron, a través de un convenio de colaboración, impulsar el funcionamiento del Observatorio de Salud para la región (OBSAM), instancia que tendrá como objetivo analizar la situación del sector y realizar investigación clínica y epidemiológica utilizando como fuente de datos el sistema de información que posee la entidad pública.

La firma del acuerdo la materializaron el Vicerrector de la Universidad Autónoma de Chile, Dr. Juan Tosso, y el Director del SSM, Sr. Rodrigo Alarcón, en una ceremonia en que se desatacó la relevancia de este proyecto para la salud de la región, especialmente por lo que significa trabajar con los datos que tiene la entidad pública, de los cuales es posible obtener importante información que permita realizar investigación científica, mejorar los programas de salud y aportar en las políticas públicas del sector.

Al respecto, el Director del SSM, Rodrigo Alarcón, complementó que esta es una iniciativa que beneficia la comunidad, destacando el trabajo que realizará la universidad, que tendrá a disposición la información de la atención primaria y hospitalaria e instalará los medios tecnológicos para generar conocimiento científico y permitir el fortalecimiento del trabajo que realiza el sector. “Esto cobra especial relevancia en un país como el nuestro donde el aumento de la expectativa de vida ha traído aparejado una demanda tremendamente importante de atención, de fármacos, de control, de uso de toda la ciencia médica y todas las profesiones afines. Entonces hoy tenemos la posibilidad de preguntar y tenemos la posibilidad de que se nos responda cuáles son las acciones costo-efectivas, cuáles son las acciones que tienen sentido y cuáles son las acciones que no mejoran mayormente la salud de la población, y poder focalizar mejor, llegar antes y a tiempo y garantizar así que los ciudadanos de la Región del Maule, con la ayuda de la Universidad Autónoma, tengan una mejor calidad de vida y una vida más larga”, precisó la autoridad.

Este Observatorio de Salud de la Región del Maule tendrá un soporte tecnológico y un comité que irá evaluando y proponiendo las áreas que interesa enfatizar. Alarcón adelantó que interesa, en primer término, el curso y la evolución de las enfermedades crónicas no transmisibles, como, por ejemplo, la hipertensión o la diabetes y el daño que producen en la salud.

En este sentido, el Vicedecano Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Autónoma de Chile, Dr. Rafael Silva, explicó que esta instancia permitirá a investigadores de la universidad y profesionales del SSM determinar las líneas de investigación con los datos que tiene el organismo público. “Se definirán las líneas, analizarán los datos y se sacará información que, por supuesto, va a servir para tener más claridad respecto de los impactos de las distintas enfermedades en la región. Es muy posible que salgan políticas públicas e investigaciones, nuevo conocimiento, publicaciones en revistas científicas de alto impacto, entre otras cosas. Y eso es lo interesante, que es una alianza estratégica que solo da beneficios a la región y al SSM para que pueda focalizar mejor sus políticas públicas”, concluyó Silva.

Facultad de Medicina Ufro y Senadis sellan acuerdo de colaboración

El convenio tiene como objetivo principal generar espacios en el Servicio Nacional de la Discapacidad de la región de La Araucanía para la docencia de pregrado de la Facultad de Medicina. Este trabajo comenzó el año 2017 con las prácticas de estudiantes de la carrera de Terapia Ocupacional.

Consolidando un trabajo que se inició en 2017, recientemente se selló el acuerdo de colaboración entre la Facultad de Medicina de la Universidad de La Frontera y el Servicio Nacional de la Discapacidad, Senadis, región de La Araucanía.

El acuerdo fue firmado por la Directora Regional de Senadis, Daniela Guerrero, y el Decano de la Facultad de Medicina, Dr. Patricio Valdés y establece como punto principal los espacios para la docencia de pregrado, lo que ha sido liderado por el trabajo de los estudiantes de la carrera de Terapia Ocupacional.

“Este trabajo comenzó a materializarse en mayo de 2017 con los estudiantes que han transitado en el Servicio y que han sido un gran aporte para nosotros ya que no contamos con profesionales en esta área en nuestro servicio. Esto es parte del desafío país que es lograr un desarrollo más inclusivo, pero debemos ampliar la mirada y allí la academia juega un rol clave”, explicó Daniela Guerrero, Directora Regional de Senadis.

Por su parte, el Decano de la Facultad de Medicina, Dr. Patricio Valdés comentó que “esta sociedad entre dos entidades públicas es fructífera porque estamos al servicio de las personas”. Valdés además destacó el resultado de Terapia Ocupacional en el proceso de admisión 2018 donde la carrera subió sus puntajes y llenó sus vacantes rápidamente.

La Directora de Terapia Ocupacional, Tamara Espinoza, agregó que “estamos muy contentos por esta relación colaborativa donde tres internos estuvieron durante el 2017 y han tenido muchos aprendizajes en Senadis. Nosotros formamos a nuestros estudiantes desde una perspectiva de derecho e inclusión y en Senadis pueden materializar todos esos aprendizajes”.

Los estudiantes realizan una labor que apunta al apoyo de la gestión del Servicio en inserción e inclusión laboral donde detectan las necesidades de empresas y colegios para ser asesorados en la materia de inclusión y derecho, además apoyan los proyectos Everis, entre otras materias.

Se espera que durante el año 2018 sean cuatro estudiantes (cada uno debe completar una rotativa de nueve semanas) de la carrera de Terapia Ocupacional que desarrollen prácticas en Senadis y a futuro que estudiantes de otras carreras se sumen a este trabajo.

China firma acuerdo clave para desarrollar su astronomía desde el norte de Chile

Gigante asiático firmó convenio con la Universidad Católica del Norte para implementar proyectos como la instalación de telescopios de alta tecnología en Cerro Ventarrones -Región de Antofagasta- ubicado dentro del circuito de los principales observatorios astronómicos del mundo.

La República Popular China ha dado un importante paso con miras a posicionarse como potencia mundial en exploración astronómica, con la firma de un convenio con la Universidad Católica del Norte (UCN), el cual tiene como propósito desarrollar proyectos conjuntos, incluida la creación de un observatorio de investigación científica en Cerro Ventarrones, ubicado en la Región de Antofagasta, dentro del circuito donde se emplazan los principales centros de observación estelar del mundo.

La ratificación de este acuerdo se enmarca en la visita a Chile del presidente de la nación asiática, Xi Jinping, quien junto a su comitiva sostendrá diversas actividades en nuestro país, encabezadas por la Presidenta Michelle Bachelet.

El documento de trabajo conjunto fue firmado por el Doctor Jun Yan, director general del Observatorio Astronómico Nacional, Academia China de Ciencias; mientras que por la contraparte chilena lo hizo el rector de la UCN, Jorge Tabilo Álvarez.

Ambas partes destinarán recursos financieros, materiales y humanos para el éxito de la iniciativa, y colaboración que busca consolidar una base de investigación de primer orden que consolida al norte de Chile como el principal referente mundial en materia de exploración del universo.

OBSERVATORIO

El trabajo conjunto considera avanzar hacia la implementación de un observatorio de clase mundial que estará ubicado en Cerro Ventarrones, a 90 kilómetros al sur de Antofagasta. Para este fin, China consideró a la UCN como socio estratégico, ya que esa casa de estudios superiores chilena cuenta con la concesión del sitio por 20 años.

El rector de la Universidad Católica del Norte, Jorge Tabilo, destacó que “este acuerdo permitirá a toda la comunidad nacional de astrónomos poder disponer de tiempo de observación en este complejo que se va a instalar en Cerro Ventarrones; además, será una ventana de Chile para el mundo”.

El investigador del Instituto de Astronomía (IA) de la UCN y director del proyecto, Dr. Maximiliano Moyano, explicó que Cerro Ventarrones está en un área privilegiada para la observación del cosmos. “Está situado a aproximadamente unos 20 kilómetros de Cerro Paranal y Cerro Armazones, donde en la actualidad se ubican o se construyen megaproyectos astronómicos de nivel mundial”, enfatizó.

El científico resaltó que Ventarrones, al igual que los cerros vecinos, cuenta con condiciones de cielo privilegiadas para impulsar proyectos en torno a esta disciplina. “Existe baja humedad, clima favorable, cielos de gran nitidez con más de un 80% de noches despejadas, y está alejado de las fuentes de contaminación lumínica”, enfatizó.

El astrónomo chileno puso de relieve que el trabajo con sus pares chinos también involucrará fases sucesivas en el desarrollo del proyecto. La idea es instalar una base de operaciones y telescopios de alta tecnología en el cerro, pero también avanzar en áreas complementarias que involucran la sustentabilidad hídrica y energética en el lugar, así como materializar iniciativas educativas y de astroturismo, entre otras.

“Este acuerdo beneficiará a la astronomía chilena en su conjunto, ya que cada proyecto desarrollado en Ventarrones destinará el 10% del tiempo de observación a instituciones chilenas. Esto favorecerá a los investigadores nacionales, quienes podrán disfrutar de los beneficios de este nuevo centro astronómico para realizar su trabajo”, sostuvo el Dr. Moyano.

OFICINA PERMANENTE

La relación entre la UCN y China se extiende desde hace dos años, cuando una comitiva científica de la nación asiática visitó la casa de estudios nortina para establecer contactos y analizar líneas de cooperación.

Desde esa época, en variadas oportunidades delegaciones de expertos chinos han participado en reuniones en la Casa Central de la UCN para establecer las bases de un trabajo conjunto en el ámbito científico. A lo anterior se agregaron dos visitas de expertos chinos a Cerro Ventarrones. La última tuvo lugar en mayo de este año, donde inspeccionaron en terreno la calidad de los cielos del lugar.

“Este sitio ya cuenta con una caracterización de sus cielos a través de mediciones realizadas por la ESO (European Southern Observatory), pero se planea retomar este monitoreo en el área, con el objetivo de evaluar los futuros proyectos que se espera desarrollar en el sitio”, indicó Moyano.

El astrónomo agregó que el acuerdo incluye avanzar en colaboración científica interdisciplinaria. Además, está considerada la instalación de una oficina permanente de China en la Casa Central de la UCN, ubicada en Antofagasta, lugar que será un punto de encuentro para el desarrollo e intercambio de ideas sobre distintos proyectos astronómicos y científicos en el norte de Chile.

Investigación UA define como “razonables” compromisos chilenos del Acuerdo Climático de París

Para el año 2030, Chile debiera reducir sus emisiones de dióxido de carbono por unidad de PIB en 30% respecto de las mediciones de 2007, considerando su crecimiento económico. Ese es parte del Acuerdo de París, que busca bajar la emisión de gases de efecto invernadero a nivel global.

El documento fue suscrito en abril pasado por 180 países, de los cuales cerca de 30 ya lo han ratificado.

En un contexto de cierta incertidumbre acerca de las reales posibilidades de no aumentar en más de 2 grados la temperatura del planeta, la Universidad Autónoma de Chile presentó los resultados preliminares del estudio FONDECYT que encabeza el Dr. José Manuel Cansino, experto en economía de la energía y del medio ambiente.

La investigación, “Hacia una economía competitiva baja en carbono: análisis sectorial para la economía chilena”, analiza cuáles son las áreas sobre las que se deben hacer mayores esfuerzos para crecer económicamente, sin aumentar la emisión de CO2.

“A la luz del comportamiento de las emisiones en el país hasta el 2010 y las medidas en curso después del Acuerdo de París, llegamos a la conclusión de que el objetivo marcado por Chile es razonable y que se está trabajando en los sectores económicos en que efectivamente debe poner sus esfuerzos”.

Para el Dr. Cansino, ello “no obliga a hacer una redefinición de las políticas ambientales o energéticas, sino perseverar en las que en este momento están en vigor”, explica.

A su juicio, el compromiso de reducir al año 2030 las emisiones de dióxido de carbono por valor del PIB hasta situarlas en 30% de lo que eran el 2007, es “razonable”.

El objetivo implica un proceso de desacoplamiento. Es decir, “transitar desde una economía fuertemente contaminante, hacia una que sea capaz de no generar esa contaminación ambiental, sin dejar de crecer y ser competitiva”.

Eso se logra con una batería de medidas que –añade- involucran desde el sistema productivo hasta los hábitos de consumo.

“Necesitamos técnicas energéticamente eficientes, para producir lo mismo generando menos combustión fósil. Además, ampliar la matriz energética introduciendo energías renovables no contaminantes y generalizar el etiquetado ecológico de los productos que consumimos”.

Descomposición LMDI

La investigación se basó en la descomposición de las emisiones de CO2 equivalente de la economía chilena para el periodo 1991-2010, a partir del método LMDI, sin residuos.

Se utilizaron seis factores: efecto carbonización, efecto penetración de energías renovables, efecto intensidad energética, efecto estructura económica, efecto renta y efecto población.

La verificación de la robustez de los resultados utilizó un innovador método de contabilización que incluye la descomposición del error de la varianza y las funciones de impulso respuesta.

Los resultados muestran que el efecto intensidad energética es el principal compensador de las emisiones de CO2 y el único con una clara contribución al desacoplamiento entre esas y el crecimiento de la economía chilena.

Los resultados anteriores se han analizado a la luz de las políticas chilenas orientadas a la gestión energética y a la lucha contra el cambio climático.

El profesor José Manuel Cansino es investigador asociado de la Universidad Autónoma de Chile, profesor de la cátedra de Economía de la Energía y del Medio Ambiente de la Universidad de Sevilla e investigador de esa casa de estudios española.

Universidad San Sebastián y municipios se unen por la educación

Plantel de Educación Superior y Asociación de Municipalidades de Chile firmaron un acuerdo de colaboración que se enfocará en el fortalecimiento de la educación pública local.

La educación es uno de los pilares fundamentales para el desarrollo del país. Por lo mismo, la Universidad San Sebastián y la Asociación de Municipalidades de Chile (AMUCH) decidieron comenzar un trabajo colaborativo para enfocarse en esta área a través de una firma de convenio.

Este acuerdo tiene la misión de conformar una unidad de fortalecimiento de la educación pública local, impulsando el desarrollo de programas y planes que promuevan la calidad de la educación pública a través de mejores prácticas en el ámbito local y la experiencia municipal. Para ello, se realizará una producción, sistematización y transferencia de conocimiento y experiencias educativas que apoyen el proceso formativo de los estudiantes de Pedagogía de la USS y que también permita un enriquecimiento a quienes se desempeñan en establecimientos municipales.

Asimismo, se espera realizar estudios e iniciativas de reflexión en conjunto que aporten a la discusión en torno a la educación nacional. Por otra parte, esta nueva alianza también permitirá a los futuros profesores USS acceder a una red de centro de prácticas de excelencia. 

El rector de la USS, Hugo Lavados, señaló que “este tipo de actividades es muy importante para nuestros profesores y nuestros alumnos. Ellos son grandes actores en este tipo de proyectos, y la formación de nuestros educadores contempla bastante práctica desde temprano. Por tanto, esto producirá un círculo virtuoso”. 

Por su parte, el presidente de la AMUCH y alcalde deColina, Mario Olavarría, mencionó que “este convenio es muy relevante para nosotros, pues permitirá que los futuros profesores de la USS y los profesores que conforman la AMUCH recíprocamente reciban mucho conocimiento para los desafíos de la educación chilena”. 

LECTURA: El presidente de la AMUCH y alcalde de Colina, Mario Olavarría, junto al rector de la USS, Hugo Lavados, formalizaron el acuerdo.

UDLA y Municipalidad de Viña del Mar renuevan acuerdo para realizar operativos sociales en sectores vulnerables

UDLA-Universidad de Las Américas y la Municipalidad de Viña del Mar firmaron, por tercer año consecutivo, un acuerdo para implementar durante 2016 un trabajo conjunto, cuyo objetivo es mejorar las condiciones de vida de quienes habitan en los sectores más vulnerables de la comuna.

Al evento asistieron la alcaldesa de la Municipalidad de Viña del Mar, Virginia Reginato, el vicerrector de Sede Viña del Mar de UDLA, Gonzalo Vallejo,  la concejal Mafalda Reginato, dirigentes y vecinos de los comités de vivienda Villa El Dorado, Monte Sinaí y Nueva Sinaí.

Este año el programa comprenderá un total de 24 operativos, ejecutados por la Dirección de Desarrollo Comunitario (Dideco) y sus departamentos de Desarrollo Territorial y Desarrollo Vecinal, en conjunto con el programa Municipio en Tu Barrio (MEB) y el apoyo de Universidad de Las Américas,  plantel que apoyará 10 operativos sociales que comprende, entre otras acciones, la intervención directa de estudiantes, académicos y profesionales en terreno, para prestar una atención integral a los vecinos y también a sus mascotas.

Entre los servicios profesionales que se prestarán a los beneficiados se tienen: consultas a asistentes sociales, médicos, fonoaudiólogos, enfermeros, nutricionistas, kinesiólogos, psicólogos, veterinarios, además de peluquería y un rincón infantil a cargo de educadoras de párvulos.

Al respecto, la jefa comunal indicó que “agradecemos a la Universidad de Las Américas su aporte al bienestar de la comunidad a través del apoyo que nos brindará en esta importante iniciativa social”.

“Nos llena de satisfacción lanzar este programa que forma parte de nuestro permanente esfuerzo por apoyar a la comunidad, especialmente, la más vulnerable. De este modo, estaremos entregando servicios médicos y sociales gratuitos a vecinos que muchas veces no cuentan con recursos para costear viajes al centro de la comuna y, menos, para cancelar atenciones profesionales”, añadió.

La Rectora de Universidad de Las Américas, Pilar Armanet,  señaló que “el sello de nuestra universidad se basa en la ética profesional, la responsabilidad ciudadana y el compromiso con la comunidad, por eso es tan importante para nosotros renovar los lazos con la Municipalidad de Viña del Mar, ya que este tipo de alianzas permiten que nuestros estudiantes vivan la experiencia de aportar al bienestar y mejoramiento de las condiciones de vida de las familias que viven en los barrios que serán beneficiados con los operativos sociales que desarrollaremos en conjunto”.

El vicerrector de la sede viñamarina del plantel, Gonzalo Vallejo, indicó que este convenio consiste en que “nuestros estudiantes participan en una cantidad de operativos para colaborar directamente con los vecinos. Para nuestros alumnos, es muy importante, pues como universidad nos interesa que dentro de su formación valórica, el contacto directo con la comunidad se materialice”.

Vallejo, agregó que “estamos muy contentos por la renovación de este convenio con la Municipalidad de Viña del Mar, ya que hemos podido desarrollar un gran trabajo en conjunto, y la evidencia son las cifras alcanzadas en 2015, en el que realizamos un total de 4.721 atenciones médicas y de asistencia en barrios de la comuna, y entregamos 849 unidades de alimentos y pañales. Estas son muestras concretas que afianzan nuestro modelo educativo a través del compromiso comunitario en esta comuna”.

El acuerdo incluye, además, la realización de prácticas profesionales de los estudiantes de la UDLA en la Municipalidad de Viña del Mar.

Fuente: UDLA

U. San Sebastián y Cámara de la Producción y del Comercio materializaron acuerdo que busca potenciar la PYME regional

El convenio, firmado por Hernán Celis, presidente de la CPCC, y Sergio Castro, vicerrector de la USS Concepción, involucra fundamentalmente a la Facultad de Ingeniería y Tecnología.

 Sergio Castro, vicerrector de la Universidad San Sebastián Concepción, y Hernán Celis Calonge, presidente de la Cámara de la Producción y del Comercio de Concepción, materializaron un acuerdo tendiente a aunar a ambas instituciones en actividades conjuntas, con foco en fortalecer y apoyar a la Pequeña y Mediana Empresa regional.

El encuentro tuvo lugar en la Sala de Consejo Javier Vera del Campus Las Tres Pascualas, en presencia de otras autoridades de ambas instituciones:Pedro Ramírez Glade, decano de la Facultad de Ingeniería y Tecnología de la USS; Ronald Ruf Wilkomirsky, gerente General de la CPCC, además de directivos de la casa de estudios.

Dentro de los objetivos del acuerdo se cuenta en llevar adelante, con protagonismo relevante de la Facultad de Ingeniería y Tecnología, actos colaborativos; realización de iniciativas o acciones que permitan el desarrollo de estudiantes, egresados y funcionarios de la institución académica, y socios de CPCC; talleres vinculantes, con énfasis en factores productivos, de innovación, energéticos y sociales, y estudios pertinentes relacionados con la evolución, aportes e impactos de sus actores en el entorno económico, social y productivo de nuestra región.

Con respecto de este punto, Hernán Celis hizo hincapié en la relevancia que este tipo de uniones conlleva para los alumnos universitarios, mejorando su currículum y ampliando horizontes, pero “más que nada se genera un aporte a la comunidad, nuestro caso, favoreciendo a la Pequeña y Mediana Empresa. La PYME está en constante proceso de superación, y en las universidades hay espacio para lo que es más propio, que es crear desarrollo, apoyar el emprendimiento y la innovación. En el fondo, buscamos que la academia colabore con la visión empresarial”, manifestó.

Asimismo, el vicerrector Sergio Castro expresó satisfacción ante el convenio firmado. “La USS se ha complejizado mucho en los últimos años: contamos con una gran área de investigación, con aumento en el desarrollo de los proyectos Conicyt, 145 publicaciones ISI, quince doctores e incursiones en investigación aplicada y biociencia, entre muchos otros. Es por ello que nos interesa la vinculación de nuestro alumnado con el mundo real, y este convenio es un primer paso para desarrollar un sinfín de grandes propuestas”, dijo.

“Estamos trabajando en propiciar una articulación entre el sector productivo y la academia, que es muy beneficiosa para ambas partes. Además este convenio marco de cooperación permitirá a la universidad hacer un aporte a las empresas, en la solución de sus problemáticas y en el despliegue de nuevos procesos que optimicen su funcionamiento y le permitan mayor sustentabilidad”, puntualizó Hernán Celis.

Fuente: USS

Experto de la U. Autónoma valora acuerdo climático alcanzado en cumbre de París

Por primera vez en la historia, Estados soberanos de todo el mundo se comprometieron a enfrentar el cambio climático con la adopción de un acuerdo global sobre el clima, en el marco de la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 21).

Después de dos semanas de intensas conferencias en París, el ministro de Asuntos Exteriores francés preguntó a la sesión plenaria si deseaba adoptar el acuerdo, y transcurridos unos breves momentos -sin que hubiera voz de disenso- el Presidente declaró la validez del texto.

Su valor se sustenta en que a medida que la temperatura global del planeta aumenta, mayores son las probabilidades de que se produzcan fenómenos meteorológicos que causan daños económicos y ponen en riesgo la vida animal.

Según el Dr. Antonio Muñoz, docente e investigador de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Chile en Santiago, “este instrumento permite una aproximación de abajo hacia arriba, con compromisos individuales de los Estados para reducir las emisiones de gases con efecto invernadero, así como un mecanismo de revisión para aumentar los umbrales de compromiso cada cinco años”.

Doctor en Derecho Internacional Público y Europeo, y Master en Derecho de la Unión Europea –ambos por la Universidad Carlos III de Madrid, España- el experto del Instituto de Investigación en Derecho recuerda que “las partes firmantes se comprometen “lograr que el aumento de las temperaturas se mantenga bastante por debajo de los 2°C y a limitar el aumento de las temperaturas a 1,5° en comparación con la era pre-industrial”.

Con este, son dos los instrumentos de medio ambiente obligatorios desde la firma del Protocolo de Kioto (Japón) en 1997. “La diferencia es que este último sólo exigía la acción de unas pocas docenas de países desarrollados, que paradójicamente hasta la fecha habrían sido los emisores más persistentes de contaminantes”.

A su juicio, en esta ocasión se espera que todos los países sean responsables. “Si bien fijando diversas responsabilidades, las economías nacionales más desarrolladas seguirán teniendo un rol protagonista para adaptar sus procesos económicos globales a umbrales reducidos de emisiones, mientras que las naciones en desarrollo continuarán aumentando sus esfuerzos de minimización parciales”.

La ONG Greenpeace ha bautizado este acuerdo como el inicio de la desaparición de la era de los combustibles fósiles.

Para el profesor Muñoz, otro apartado relevante del documento es el dedicado a “’financiación del clima’, es decir, subsidios entregados a los países en desarrollo para ayudarles a reducir las emisiones y remediar efectos adversos del cambio climático”.

En un protocolo anexo, los países más desarrollados se comprometieron a entregar US$100.000 millones a partir desde el año 2020 e incrementar esa cifra a partir del 2025. “Al situar el capítulo financiero en un texto anexo, como ha ocurrido en anteriores ocasiones, se relativizan los beneficios del Acuerdo marco y sin duda aquí se encuentran los mayores argumentos para la crítica por ejemplo de grupos medioambientalistas”, precisa.

Sin embargo, asegura que la adopción de este documento pone fin a un largo proceso y a la traumática experiencia de la Conferencia del Clima de Copenhague de 2009, donde se llegó a negociar un acuerdo similar pero que nunca alcanzó el consenso necesario.

Fuente: UAUTÓNOMA

El Acuerdo de París: La Estabilidad Climática entre Paréntesis post COP21

Una mirada crítica respecto de los compromisos que dejó el acuerdo de París en la COP21 nos compartió el académico y director de la Escuela de Sociología de la U. Católica del Maule, Dr. Julien Vanhulst, esto porque a su juicio todo descansa en compromisos voluntarios sin obligaciones precisas.

“Buena parte del acuerdo proviene de cumbres y conferencias previas de las partes y, finalmente, todo descansa en compromisos voluntarios sin obligaciones precisas y vinculantes para los países. Puede ser también esta poca claridad que explica este clima de esperanza que generó el acuerdo”, comenzó diciendo el sociólogo.

Esta situación, explica el Dr. Vanhulst, se puede leer desde dos aristas: la primera como lectura del acuerdo como un resultado en el contexto de la situación de las negociaciones políticas internacionales sobre el clima; y la segunda como evaluación del contenido del acuerdo a partir de la necesaria estabilidad climática.

Acuerdo Político

Bajo la primera perspectiva, expresó el académico, el texto de París es “El mejor resultado posible” (según lo expresó el presidente de la COP21, Laurent Fabius). Es el resultado de la negociación entre 196 países cuyas trayectorias de desarrollo buscan el crecimiento económico, el incremento de la producción mundial de bienes y del consumo de los mismos. Por consiguiente, el texto es poco preciso en cuanto a las acciones concretas para alcanzar reducir las emisiones de gases a efecto invernadero, sin metas claras y, si se acordó revisar las situaciones y metas a 5 años, se posterga el balance neutral durante la segunda mitad del siglo XXI.

“Así, no se rompe la senda trazada desde más de veinte años, desde que se firmó la Convención Marco sobre Cambio Climático en la Cumbre de Rio en 1992, y que no ha permitido resultados concretos, al contrario, las emisiones de gases a efecto invernadero crecieron de un 50 por ciento en el mismo tiempo”, postuló el sociólogo.

Uno de los principales logros, comentó, es simplemente haber firmado un documento para no repetir fracasos anteriores.

Acuerdo Climático

Bajo la segunda perspectiva que señala Vanhulst, primero debemos recordar que según los expertos científicos para evitar impactos catastróficos no se puede superar un aumento de 1,5º.

“Para alcanzar este objetivo, bajo el Acuerdo de París, la responsabilidad recae en cada país (a través de las llamadas contribuciones nacionales); y aunque deben ser informadas periódicamente, no son obligatorias. Así que el texto, lejos de ser vinculante, descansa en medidas voluntarias; y si consideramos las contribuciones nacionales actuales, el escenario es de un aumento de la temperatura global superior a 3º”, manifestó el experto.

Contribución de Chile

A pesar de contribuir poco a las emisiones globales (con alrededor de un 0,3 por ciento), comentó el Dr. Vanhulst, desde los años 1980, Chile aumenta sostenidamente sus emisiones de gases a efecto invernadero, las que tienen como principales fuentes la producción de electricidad, las industrias y el transporte.

El 29 de septiembre 2015, indicó el sociólogo, el gobierno presentó su Contribución Nacional para la COP21, la cual incluye dos objetivos de mitigación de emisiones para 2030: un objetivo incondicional de reducción para 2030 del 30 por ciento en la intensidad de las emisiones por unidad del PIB con respecto a 2007, lo cual es equivalente a un incremento de 222 por ciento respecto de 1990, un objetivo condicionado al apoyo financiero internacional como lo es la reducción para 2030 de 35-45 por ciento en la intensidad de las emisiones por unidad del PIB con respecto a 2007, lo cual es equivalente a un incremento de 154-198 por ciento respecto de 1990.

“Se incluye también como parte del compromiso, la recuperación y manejo sustentable de 100 mil hectáreas de bosques degradados y la forestación de otras 100 mil hectáreas. Estos compromisos quedan condicionados a la aprobación de modificaciones de la Ley sobre Recuperación de Bosque Nativo y Fomento Forestal y a la prórroga del Decreto Ley 701 y la aprobación de una nueva Ley de Fomento Forestal”, sentenció el investigador.

Bajo el marco del reciente Acuerdo de París, puntualizó el docente universitario, Chile puede perfectamente seguir esta senda insostenible y además experimentar importantes impactos que implican una necesaria política de adaptación. Así, si miramos esto desde la sociedad civil, no hay nada que celebrar, y menos pensado a los que serán más afectados por estos impactos.

“El necesario Acuerdo de París es totalmente insuficiente para responder a la crisis ambiental actual y a su manifestación bajo los cambios climáticos. Y si los gobiernos no toman las responsabilidades adecuadas, la sociedad civil tiene un importante papel para ir más allá de este tipo de espectáculo político y construir alternativas efectivas frente al cambio climático”, recalcó el académico.

Fuente: UCM

Ingeniería Civil Industrial UV firma inédito convenio con ESVAL

Acuerdo permitirá prácticas profesionales y desarrollo de tesis

Un inédito convenio por dos años firmó la Escuela de Ingeniería Civil Industrial de la Universidad de Valparaíso con ESVAL, que permitirá a los futuros ingenieros la realización de prácticas profesionales, el desarrollo de tesis y la elaboración de investigación aplicada en el área. El acuerdo fue firmado por Samuel Varela, director de la Escuela de Ingeniería Civil Industrial UV y Jaime Henríquez, Gerente de Personas y Asuntos Corporativos de Esval, en la propia Facultad de Ingeniería

El acuerdo busca implementar proyectos de carácter académico, científico y cultural de mutuo beneficio, así como también la elaboración de iniciativas educacionales relacionadas con capacitación, tesis, prácticas profesionales, desarrollo de proyectos de investigación, innovación y transferencia tecnológica, junto con propuestas de desarrollo estratégico para ambas instituciones.

Al respecto, el director de la Escuela de Ingeniería Civil Industrial, Samuel Varela, señaló que “el objetivo de esta alianza tiene dos aspectos. El primero es que como la mayoría de nuestros alumnos provienen de estratos medios y sus redes de contacto no son amplias, se debe prodigar de alguna manera la forma en que ellos interactúen con el medio y puedan solucionar problemas reales de las empresas. En segundo término hemos definido que la Ingeniería Aplicada como concepto dentro de la Escuela es que los alumnos puedan desarrollar iniciativas para las empresas”.

“La Ingeniería Aplicada permite trabajar en base a propuestas de solución para casos reales, acercar el concepto de universidad a la empresa, al medio. Nosotros tomamos a los hijos de los habitantes y los transformamos en profesionales, pero ellos deben devolver lo que se le ha entregado y la mejor manera es solucionar los problemas reales de las empresas de la región. Todos los convenios que hemos firmado este año están relacionados con empresas tradicionales de la región, donde nuestros alumnos están insertos de alguna manera, incluso algunos laborando ya. Ha sido una retroalimentación poderosa para que los alumnos sientan se respaldados”, explica.

En tanto, el Gerente de Personas y Asuntos Corporativos de Esval, Jaime Henríquez, Ingeniero Comercial de la UV, señaló que “este es un acuerdo inédito porque por primera vez ESVAL suscribe un convenio que nos vincula con la educación superior, estamos muy contentos, lo importante que dos instituciones tan tradicionales de la región den este paso, somos vecinos, es tremendamente importante trabajar en conjunto.

Henríquez agregó que “poder contar con una institución de calidad y con alumnos de un alto nivel nos permitirá acceder al talento que existe en la Universidad y esperamos que así sea en adelante. Esperamos que sus alumnos puedan desarrollar tesis o prácticas profesionales en nuestra organización, pero que también nos puedan colaborar en las investigaciones donde nos puedan dar una mano también desde la academia, el desarrollo de propuestas y la innovación. Nos tiene con bastantes expectativas”.

El gerente agregó que “soy exalumno de la Escuela de Ingeniería Comercial de la UV y me deja muy contento este acuerdo, con mucho gusto suscribimos este acuerdo”.

Fuente: UV