Tag Archives: Agricultura

Promueven nueva poda sustentable para lograr parras de 80 años produciendo bien

Claudio Fredes, de la Escuela de Agronomía de la Universidad Católica del Maule, advierte sobre malas prácticas que aumentan las enfermedades en vides.

El frío de mayo para los agricultores, sin lugar a dudas, es un aviso que está llegando la época de podas, en especial para los viñadores del país.

Es en este contexto que el académico Claudio Fredes, de la Escuela de Agronomía, de la Universidad Católica del Mauleexplica que en general en Chile no están familiarizados con los principios de una poda sustentable, que está empezando a ser adoptada en viñedos de alto valor en Europa, que les interesa que las parras sean más longevas.

“La gente está acostumbrada a cortar en forma ‘mecánica’ sin razonar lo que pasa adentro de la planta. Lo bueno es que para aplicar la poda sustentable sólo se necesitan los ojos para ver y la mente para razonar. Al final, las personas se dan cuenta que este método es menos traumático para la planta”, analizó.

Y agregó que son cuatro los principios de la poda sustentable. “El primero es el control de la ramificación: hay que conducir la vid en el espacio disponible, olvidando los grandes cortes en la corona que la desordenan. El segundo es asegurar la continuidad –sin interrupciones- flujo de savia. El tercero es podar respetando las yemas de la corona. El cuarto es dejar un leño de respeto o sea un espacio para que la zona de desecación de la madera esté al exterior y no llegue a la savia”, indicó.

Según el académico, al realizar una poda con cortes drásticos –como se hace actualmente- se tendrá como resultado que “Al centro de las vides haya mucha madera muerta seca y al final las plantas a los 25 años ya no son productivas y se arrancan, siendo que una planta debería, por lo menos, vivir más que una persona, es decir 80 años y produciendo bien. El secreto de la longevidad está en la poda, los fitopatólogos lo han dicho, pero no han especificado bien cómo podar”, expuso.

Pero para tener buenos resultados, explicó Fredes, hay que ser pacientes: “Los resultados no se dan de un año para otro y las plantas son muy caprichosas y todas diferentes. El trabajo de poda es parra por parra, no se puede pretender tener todas las ramas bien posicionadas, pero al respetar las cuatro reglas básicas de la poda sustentable el viñedo se irá mejorando año tras año”.

Experiencia europea

El académico Claudio Fredes ha viajado a conocer la experiencia en viñedos de Francia, Italia y Cataluña. En este último lugar, ha estado en permanente contacto y en terreno, gracias a un convenio para el desarrollo de prácticas profesionales para estudiantes de la UCM.

He estado podando vides en terreno en Europa este invierno pasado y me he dado cuenta de dos cosas: más de la mitad de las viñas del mundo (casi todas las de Chile) no respetan la poda sustentable, pero al mismo tiempo hay un movimiento mundial por cuidar más las plantas. En Europa se preguntan ¿cómo hacer que las plantas vivan 100 años? Hay bastantes respuestas a esa pregunta, pero la poda es una sólida respuesta”, explicó el docente.

En ese sentido agregó que “En Francia un viticultor olvidado de principios de siglo (M. Poussard) se percató de un alta “apoplexia” (término médico para indicar que el flujo de sangre o savia en este caso está taponado) en los viñedos de Charentes, Burdeos y él propuso una modificación al método de poda Guyot (llamado Guyot-Poussard) para contrarrestar este problema. No lo pescaron mucho sino hasta ahora, un siglo después, y actualmente ellos están preocupados de re-capacitar a los vignerons en este tipo de poda, alarmados por la alta prevalencia y costo por las enfermedades de la madera”, advirtió.

Mientras que, en Italia, aseguró Fredes, “Hay un equipo de agrónomos guiados por Marco Simonit que han diseminado los principios de la poda respetuosa del flujo de savia por todo el mundo. También en Chile, la consultora “The Vine Nurse” y en la Escuela de Agronomía de la Universidad Católica del Maule estamos estudiando la poda sustentable con alumnos de pre y postgrado, y preparando vías de transferencia tecnológica”, puntualizó.

 

 

U. de La Serena se adjudica 9 proyectos del Fondo de Innovación para la Competitividad

  • El plantel estatal busca aportar al desarrollo regional a través de la ejecución de iniciativas de investigación de alto impacto en sectores productivos prioritarios como Recursos Hídricos, Energía, Minería, Agricultura, Pesca y Acuicultura, y Turismo y Astronomía.

Nueve son los proyectos pertenecientes a la Universidad de La Serena que resultaron aprobados por el Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC-R 2016) del Gobierno Regional de Coquimbo, la cifra más alta de iniciativas adjudicadas en este concurso por la casa de estudios estatal y que la trasforma además en la institución con el mayor número de proyectos beneficiados a nivel regional en esta versión.

A través de la ejecución de estos nuevos proyectos de investigación de alto impacto en sectores productivos prioritarios como Recursos Hídricos, Energía, Minería, Agricultura, Pesca y Acuicultura, y Turismo y Astronomía, la U. de La Serena busca aportar al desarrollo regional y al mejoramiento en la calidad de vida de las personas.

Los nueve proyectos adjudicados, cuyo financiamiento aprobado asciende a un monto cercano a los M$1.543, son los siguientes: “Prospección funcional del aceite de oliva regional”, del Departamento de Agronomía y el Departamento de Química, cuya directora responsable es la académica Fabiola Jamett; “Soluciones TEC para distribución de agua potable rural”, del Depto. de Ingeniería Industrial y que tiene como director responsable al académico Oscar Contreras; “Refrigeración solar para la agricultura y acuicultura”, de Ineergias y cuyo director es el académico Danilo Carvajal; “Buenas prácticas para la gestión hídrica organizacional”, del Depto. de Agronomía, bajo la dirección del académico Héctor Reyes; “Planificación de la inversión en revestimientos hídricos”, del Depto. de Agronomía y que estará dirigido por el académico Pablo Álvarez; “Desarrollo de bioproductos de calamar gigante en la IV región”, del Depto. de Ing. en Alimentos y cuyo director responsable es el académico Mario Pérez; “Mejoramiento de la gestión en la pequeña minería”, del Depto. de Ing. en Minas y que estará bajo la dirección del académico Edison Ramírez; “Realidad Virtual para reinventar el Astroturismo”, de Campus Digital y a cargo del ingeniero en computación Humberto Farías; y “Mapeo genético del hongo fitopatógeno Botrytis Cinerea”, del Depto. de Biología y que será dirigido por el académico Luis Castillo.

Al respecto, el Vicerrector de Investigación y Postgrado (VIP) de la ULS, Dr. Eduardo Notte, señaló que para el fortalecimiento de la investigación aplicada “ha sido fundamental aplicar una clara política de desarrollo de la investigación, disponer de financiamientos de contraparte y de recursos materiales y humanos para su desarrollo, y apoyar sistemáticamente la participación de los investigadores en fondos abiertos y competitivos en materia de investigación aplicada. Para ello la VIP, por intermedio de la Oficina de Proyectos y Emprendimientos, realizaron un significativo esfuerzo dando los soportes administrativos para todas las propuestas que concursaron al fondo FIC, que en su totalidad fueron 18 los proyectos presentados con una tasa de adjudicación del 50%, lo cual es muy significativo para una institución que ha considerado en su Plan Estratégico Institucional, fortalecer la Investigación Aplicada y Vinculación con el Medio”.

De igual forma, el Dr. Notte felicitó a nombre de la Universidad “a todos los investigadores y  colaboradores que adjudicaron con sus propuestas y también reiterar el apoyo a aquellos académicos cuyas propuestas no adjudicaron para que corrijan y complementen sus proyectos para un próximo concurso”.

FIC-R 2016

El Fondo de Innovación para la Competitividad es una asignación anual de recursos que recibe el Gobierno Regional para potenciar el desarrollo económico de la región, mediante la ejecución de proyectos de investigación que generan conocimiento aplicable a los sectores productivos, aumentando así las oportunidades de desarrollo.

El FIC Regional (FIC-R) es ejecutado por el Gobierno Regional, mediante dos vías, la primera a través de agencias públicas especializadas (CORFO, Innova Chile, FIA, Conicyt, entre otras) que reciben recursos para desarrollar sus líneas de trabajo que se ajustan a requerimientos regionales; y la segunda, a través de un concurso público dirigido a Universidades y Centros de I+D.

Los recursos del FIC-R de la Región de Coquimbo están alineados con la Estrategia Regional de Innovación, instrumento de planificación que fue elaborado en base a un diagnóstico de la oferta y la demanda de innovación regional.

Aceleradora de Negocios Internacionales busca potenciar a Casablanca y Valparaíso como destino turístico de nivel internacional

Convertir al valle de Casablanca como el cuarto destino turístico más importante del país a nivel internacional, es uno de los objetivos del «Nodo vinculación Casablanca-Valparaíso como destino internacional» que lanzó ayer la Aceleradora de la Escuela de Negocios Internacionales de la U. de Valparaíso. El proyecto consiste en fortalecer el trabajo conjunto de los actores relevantes del turismo rural de Casablanca, sobre todo aquel vinculado al valle vitivinícola, con Valparaíso como polo de atracción turística conjunta para los mercados internacionales.

El proyecto financiado por CORFO, operado con Asoex y ejecutado por la Aceleradora de la Escuela de Negocios Internacionales pretende mejorar el nivel de competitividad, relevar la oferte existente y construir una gobernanza que facilite el trabajo conjunto de los actores del enoturimso regional y que transforme el destino, después de la Patagonia, San Pedro Atacama e Isla de Pascua en el cuarto destino turístico del país.

En sus palabras de bienvenida, el gerente del proyecto, Jorge Pereda, señaló que junto con promover y consolidar el trabajo conjunto de este nuevo destino turístico “Hay que buscar la sustentabilidad en el tiempo donde los distintos actores, tanto público como privado, puedan posicionar estratégicamente al valle de Casablanca junto a Valparaíso como un circuito que complemente su riquísima oferta turística”, para ello, agregó el ejecutivo, “debemos buscar un potencionamiento común que nos permita buscar alianzas e integración vertical, mejorar la competitividad y posicionar al destino en forma inteligente tanto por la calidad de su vino como producto como por la calidad del servicio

Una de las tareas consistirá en levantar un diagnóstico que identifique las brechas de mejoramiento, la generación de competencia entre los actores, integrar a los actores tanto a nivel horizontal como vertical y construir redes de trabajo internacional. Deberán participar en esta iniciativa los representantes de las viñas, de los operadores turísticos, del sector hotelero y gastronómico y de gobierno en el ámbito del fomento productivo, y poder tomar decisiones en conjunto en la identificación de las tendencias y preferencias de los visitantes y dónde y cómo enfocar el producto y servicio de la oferta turística.

Una de las tareas inmediatas del trabajo del Nodo será preparar su participación el Encuentro Mundial del Vino  que se realizará en Valparaíso y Casablanca en noviembre próximo, instancia que servirá para promover el proyecto y posicionar los atributos del programa en los mercados internacionales.

El subdirector regional de CORFO, Héctor Leiva, aseguró que en esta iniciativa hay una gran oportunidad para fortalecer la identidad del Centro de Chile, una oferta relacionada con la cultura huasa propia de los valles centrales, asociada a la belleza de nuestro litoral y al paisaje campesino donde las viñas han marcado la historia y desarrollo del campo chileno. Según la autoridad, se  trata de una oferta distinta a la de la Patagonia,  desierto de Atacama o Isla de Pascua, por lo que constituye una verdadera oportunidad para la realización de este nodo.
​Los empresarios de las viñas presentes como Matetic, Veramonte y Casas del Bosque manifestaron su interés en ser parte de este proyecto, traspasar su experiencia y apoyar las iniciativas de este proceso de trabajo conjunto. Aseguraron que efectivamente se puede crear un producto de calidad dadas las características y diversidad de la oferta turística donde Valparaíso y Casablanca son dos destinos complementarios de inmejorable conectividad y variedad de servicios.

Para Julián Arellano, director de la Escuela de Administración Hotelera y Gastronómica, el proyecto es concordante con los cuatro ejes del turismo donde se destacan los atractivos naturales, la oferta cultural, una amplia gama de actividades de entretención y características especiales distintivas a otros destinos nacionales, por lo que no será difícil transformar a Casablanca y Valparaíso en uno de los circuitos turísticos más atractivos para el visitante extranjero.

Al finalizar, los profesores Fernando Valdés y Daniella de Luca de la Escuela de Negocios Internacionales, hicieron una presentación acerca de los objetivos y metodologías del trabajo del «Nodo vinculación Casablanca Valparaíso como destino internacional» mostrando los alcances e importancia del mismo para la Región y el país.

 

Fuente: UV

Economista UCN analiza efectos del cambio climático en la agricultura

Investigación enfocada en la Región del Maule será replicada en la Región de Antofagasta.

El cambio climático es una problemática que se ha tomado la agenda en todo el mundo, escenario en que Chile, si bien no tiene tanta participación en las emisiones globales de gases de efecto invernadero, sí puede sufrir sus efectos en distintas dimensiones, especialmente en la agricultura.

Para el economista en recursos naturales de la Universidad Católica del Norte (UCN), Dr. Lisandro Rocco, la variabilidad climática va siendo cada vez peor, mientras que la capacidad de proyección que se tiene del efecto de las variables atmosféricas sobre las meteorológicas, es cada vez menor y más compleja.

“Eso implica que nuestro sistema se estrese y se deba realizar cierto ajuste”, indicó el docente de la Facultad de Economía y Administración de la UCN, quien está realizando un estudio para establecer cuál es el efecto que en la producción agrícola tiene la adaptación al cambio climático.

El estudio tiene como objetivo responder al clima de incertidumbre que se genera, entregando datos para combatir esta situación y ser capaces de adaptarnos a este nuevo escenario. “Como sociedad tenemos que organizarnos para responder a esto, a través de políticas y declaraciones de intenciones que sean más sistémicas”, expresó Rocco. A ello agregó que existe mucha incertidumbre sobre cuáles serán los efectos, cómo van a ser y su magnitud. “Si le hacemos frente, tenemos que saber cuál es la mejor forma de hacerlo y la economía puede ayudarnos en eso, ya que se preocupa de estudiar cómo la sociedad va asignando recursos y, por lo tanto, la economía en este tipo de problemáticas puede darnos alguna respuesta”, comentó.

A través de la implementación de modelos, análisis de datos y simulaciones, el experto dijo que se puede llegar a resultados que le permitan reducir esa brecha de incertidumbre existente.

 

INVESTIGACIÓN

Rocco se adjudicó una beca de investigación del Programa de Economía Ambiental para Latinoamérica y el Caribe (LACEEP), con la que busca establecer cuál es el efecto que tiene la adaptación al cambio climático en la producción agrícola.

“Usando modelos ergonométricos, simulaciones y estimaciones, buscamos determinar qué prácticas son más ‘costo efectivas’, son más eficientes”, indicó, para que las autoridades a cargo del Plan Nacional de la Adaptación de la Agricultura al Cambio Climático puedan mirar estas prácticas en detalle y tener una radiografía de lo que está pasando y en base de esto apoyar y promover programas.

Esto también sirve para analizar lo que pasa en el resto del país en esta materia. Si bien el docente está realizando el estudio en la Región del Maule, por ser el principal centro de agricultura del país, esto también se puede ejecutar en la Segunda Región.

“Me estoy contactando con distintas entidades para tener un acercamiento a la realidad local y hacer este estudio en la región con el apoyo y respaldo del Instituto de Economía Aplicada Regional (IDEAR) de la Facultad de Economía y Administración de la UCN”, expresó.

El estudio en Maule está en proceso y se espera tener resultados concretos a fin de año.

Pero el investigador hace énfasis en que el agua es un tema crítico en esta materia. En estudios de postgrado, Rocco observó que las políticas públicas deberían enfocarse en mejorar la gestión del agua, en implementar mayor tecnología, por ejemplo en aprovechamiento del campo del agua y potenciar la educación para el mejor uso de este elemento, ya que las prácticas inciden en la productividad.

 

 

Fuente: UCN

Con uso de drones complementan estudio de uso de suelos agrícolas de la Región de Coquimbo

El proceso forma parte de las técnicas para la validación de la información obtenida mediante el uso de imágenes satelitales a través de la teledetección.

Sensores, drones, satélites e imágenes hiperespectrales, son algunas de las herramientas tecnológicas que día a día aumentan su uso como apoyo para conocer con mayor precisión los efectos del cambio climático en las actividades productivas, como por ejemplo la escasez hídrica en el sector agrícola.

A nivel mundial el uso de este tipo de tecnologías se ha hecho indispensable y la Región de Coquimbo no ha quedado ajena a iniciativas innovadoras que pretenden ayudar a las productores y empresas agrícolas, organizaciones de usuarios de aguas y organismos estatales, para conocer las consecuencias producidas por la extensa sequía que afecta a la zona.

Bajo este contexto, el Laboratorio de Prospección, Monitoreo y Modelación de Recursos Agrícolas y Ambientales (PROMMRA), de la Universidad de La Serena, está llevando a cabo el proyecto “Generación e implementación de un programa de monitoreo de suelo agrícola para el ordenamiento del territorio” (PROMUS), que busca conocer la evolución del uso de los suelos agrícolas de la Región de Coquimbo. La ejecución de este estudio se basa en la utilización de técnicas de teledetección, y trabaja con imágenes satelitales captadas por el satélite de la NASA llamado Landsat 8 OLI, pero también se apoya fuertemente en un trabajo de terreno, que es apoyado mediante el uso de dron.

“Estamos utilizando equipos que nos permiten acceder a zonas en donde a simple vista no es posible identificar los cultivos o en aquellas zonas en donde el acceso para la validación es más difícil. Las imágenes que son capturadas con este tipo de equipo son las que requiere el grupo de teledetección del Laboratorio para ajustar las técnicas de análisis de las imágenes satelitales, por ello, son más específicas”, explicó el ingeniero agrónomo y parte del equipo de PROMMRA, José Luis Ortiz.

Cabe destacar que, a nivel nacional e internacional, la Región de Coquimbo, especialmente la Provincia del Limarí, por su localización geográfica, su situación hídrica y su vocación productiva, es un territorio que ha sido intensamente estudiado, ya que pese a todas las contriciones hídricas, el sector agroalimentario sigue siendo el mayor sustentador de su economía y un importante productor de alimentos para el mercado interno y externo. Es por esto que “como Laboratorio hemos realizado diversos estudios, todos apuntando a ayudar a enfrentar la incertidumbre hídrica, especialmente la que cada año se produce en la Región de Coquimbo. La idea es ayudar a gestionar y administrar de la mejor manera los recursos hídricos”, comentó el Director del Proyecto PROMUS, el Dr. Héctor Reyes.

Productores de ají del Maule contarán con módulo demostrativo para obtener resolución sanitaria

La iniciativa será concretada durante 2017 y permitirá procesar y comercializar los productos que hasta ahora no pueden ingresar a los mercados formales.

Con un riquísimo asado de cordero al palo, bien condimentado y con pebre, se realizó en Villa Prat, Curicó, una jornada para discutir los avances del proyecto Ají Maule, financiado por el Fondo para la Innovación y la Competitividad del Gobierno Regional del Maule. La iniciativa, liderada por la Escuela de Agronomía de la Universidad Católica del Maule (UCM), busca apoyar a los productores de ají de la agricultura familiar campesina a través del diseño y construcción de un módulo demostrativo móvil, que les permita cumplir con las regulaciones exigidas para tener resolución sanitaria.

“Este módulo demostrativo que se va a construir con el proyecto, permitirá a los productores de ají del Maule obtener la resolución sanitaria para que puedan procesar y vender sus productos, ya que en estos momentos no pueden ingresar a los mercados formales”, explicó Diego Muñoz, ingeniero agrónomo y académico de la UCM, respecto de la importancia de este proyecto.

En esa línea, cabe destacar que la región del Maule es la principal zona productora de ají del país, fruto que se utiliza para elaborar una amplia diversidad de productos, tales como  merquén, pastas, salsas y ají deshidratado. Los agricultores de esta zona, sin embargo, venden la mayor proporción de su producción como ají seco, pero no procesan ni venden productos terminados en mayor escala por falta de la resolución sanitaria.

“A veces no hay posibilidades de abrirse mercado como pequeños agricultores, pero esto nos va a beneficiar no sólo para sacar productos buenos, sino también para darle trabajo a familias y a terceros”, comentó José Vásquez, productor artesanal de pasta de ají de Villa Prat.

En este encuentro también se analizaron los aspectos abordados por el proyecto hasta la fecha, como visitas técnicas nacional e internacional, diseño arquitectónico del módulo, la construcción de equipos para procesar ají, y resultados preliminares de la técnica de injertación aplicada al ají. Entre los asistentes se contó con la delegada de la Municipalidad de Sagrada Familia, Sofía Fuenzalida, representantes de Prodesal-Indap de Linares y Sagrada Familia, profesionales y académicos de la Escuela de Agronomía UCM, y los protagonistas: agricultores ajiceros de Palmilla de Linares y de Villa Prat.

Fuente: UCM

Buscan implementar la producción de forraje verde hidropónico para pequeños productores agropecuarios

El proyecto de la ULS pretende dar una solución sustentable y constante en el largo plazo a los temas de alimentación del ganado de la Región de Coquimbo y sobre todo a los crianceros y pequeños productores agrícolas.

Generar una alternativa de alimentación animal sustentable en el largo plazo, para pequeños productores agropecuarios en la Región de Coquimbo. Ese es el principal objetivo del proyecto de implementación de un sistema de producción de forraje verde hidropónico y trasferencia tecnológica hacia la comunidad de la zona de la Hacienda el Tangue (Tongoy), desarrollado por la Universidad de La Serena, a través de su Departamento de Ingeniería Industrial, con el financiamiento del Fondo de Innovación para la Competitividad del Gobierno Regional FI-R.

La iniciativa considera la evaluación del proceso de producción del forraje verde hidropónico, bajo la utilización de diferentes semillas (cebada, trigo y avena), tipo de agua para el riego y efectos de la alimentación en el peso de caprinos. A su vez, busca generar un empaquetamiento tecnológico para su réplica en la región.

Este forraje se está produciendo en un invernadero ubicado en la Hacienda el Tangue, el cual genera su energía gracias a paneles fotovoltaicos. También posee un sistema de recirculación del agua, de manera de aprovechar eficientemente el recurso hídrico.

El coordinador del proyecto, David Gómez, explicó que “si pensáramos en optimizar el proceso y llevarlo a un potencial del invernadero, podríamos llegar a producir alrededor de 5 mil kilos de forraje verde cada 12 días. Esto obviamente es un sistema escalonado”.

En el campo experimental se realiza además la alimentación de caprinos, con el fin de conocer el efecto de las distintas semillas en producción. “La idea es poder analizar los resultados y el impacto en el peso de los animales al terminar la investigación”, sostuvo el profesional, quien añadió que la comunidad se ha organizado y ya está alimentando a los caprinos.

En este sentido, el coordinador de la iniciativa mencionó que “la comunidad ha participado en todo el proceso, ha visto el proceso desde el inicio, desde la construcción del invernadero hasta ver el forraje verde producido. Eso es importante para nosotros porque significa que la transferencia tecnológica se está haciendo de manera adecuada, y que en algún momento, terminado el proyecto, cuando el equipo técnico abandone la zona donde se está desarrollando, ellos van a poder continuar con su producción y no van a tener ninguna duda del proceso como tal”.

Mientras que el Director del Depto. de Ing. Industrial y responsable del proyecto, M.Sc. Oscar Contreras, afirmó que “la gente está involucrada, toda esta infraestructura va a ser de propiedad de ellos, donde van a poder producir el forraje verde para sus animales, lo que obviamente permite mitigar desde el punto de vista económico los costos de su alimento, con lo cual ellos van a poder competir de mejor forma en el mercado, aumentando su capacidad de captación de mercado”.

Durante la presentación del proyecto “Investigación, implementación y evaluación de la producción de forraje hidropónico en la Región de Coquimbo”, el Vicerrector de Investigación y Postgrado de la ULS, Dr. Eduardo Notte, destacó que este tipo de iniciativas se enmarcan en uno de los propósitos de la Universidad, que es fortalecer la conexión con las prioridades regionales. “Sabemos que el recurso hídrico es una de las prioridades de la región y, dada su escasez, producir forraje obviamente es muy bienvenido, especialmente para los pequeños productores”, resaltó la autoridad universitaria, quien valoró la labor del equipo técnico que ejecuta el proyecto y el apoyo que brinda el Gobierno Regional a esta investigación, a través del Fondo de Innovación para la Competitividad.

A la actividad de lanzamiento, efectuada en el Centro Tecnológico de la Facultad de Ingeniería (CETECF), asistieron integrantes del equipo técnico, directivos y académicos de la casa de estudios, representantes del Fondo de Innovación para la Competitividad e invitados especiales.

Fuente: ULS

Científicos UTALCA crean biofertilizante para producir alimentos saludables

Los residuos van a compostaje, lo que implica fijar el carbono y reducir, por lo tanto, las emisiones de contaminantes a la atmósfera. Se aplica en forma líquida, a través del riego, a las plantas alimentando a la flora bacteriana presente en los suelos alimentando a las hortalizas.

Con residuos de la agricultura, agroindustria y estiércol de ganado, el Centro Tecnológico de Suelos y Cultivos (CTSyC) de la Universidad de Talca proyecta elaborar un biofertilizante líquido que asegura la sustentabilidad y el cuidado del suelo.
El director de ese centro, Hernán Paillán, explicó que la idea nació justamente con el fin de contribuir a proteger el suelo “para evitar que pierda sus características naturales y se empobrezca. En la medida de que el suelo está sano va a producir alimentos saludables, por lo que este biofertilizante ayuda a una buena nutrición y, además, colabora con el cuidado del medio ambiente”.

En su producción se contempla aprovechar desechos como los generados en los packings y estiércol de la ganadería mayor. Esto último representa otra de las características fundamentales del  biofertilizante, puesto que tales residuos van a compostaje —se convierten en compost—, lo que implica fijar el carbono y reducir, por lo tanto, las emisiones de contaminantes a la atmósfera.
“Este biofertilizante lo que hace es complementar los manejos normales de fertilización orgánica y normal de un cultivo. Se aplica en forma líquida, a través del riego, a las plantas alimentando a la flora bacteriana presente en los suelos y aportando compuestos a estos para generar nutrientes”, agregó Paillán.

La idea propuesta cuenta con un nivel de investigación y desarrollo para lograr un primer prototipo, además de una evaluación en cultivos orgánicos y transferencia de estos conocimientos en talleres para agricultores y estamentos públicos.

Uno de los aspectos que ha tenido en cuenta el CTSyC para postular el mencionado proyecto es el aumento de la agricultura orgánica a nivel mundial y también en Chile, en respuesta a la necesidad de disminuir los niveles de contaminantes del suelo y de la atmósfera, con el propósito de evitar el daño que finalmente provocan en los seres humanos.
El director del CTSyC precisó que el biofertilizante podrá certificarse como orgánico porque los componentes a partir de los cuales se elabora, se producen naturalmente como el humus de lombriz y el estiércol.

En paralelo, con esta iniciativa se busca aportar a la revalorización económica y sustentable de los residuos orgánicos, los que en lugar de terminar en un vertedero o relleno sanitario, tienen un fin productivo al convertirse en compost que alimentan a las lombrices generadoras de humus.

AGRICULTURA ORGÁNICA

De acuerdo a las proyecciones de organismos internacionales, hay un aumento de la Agricultura Orgánica a nivel mundial, la que ha sido incentivada por la necesidad de disminuir los niveles de contaminantes del suelo y de la atmósfera, que finalmente dañan la vida de los seres humanos. Chile no se ha quedado atrás, ya que existe un crecimiento de la superficie dedicada a la Agricultura Orgánica principalmente para alimentos de exportación, la cual ha experimentado un crecimiento sostenido, y se estima siga creciendo.

En el mercado de insumos orgánicos los productos actuales carecen de valores definidos respecto de lo que aportan, así como tampoco una metodología de extracción que pueda ser utilizada de manera sistemática en el tiempo y que asegure un mínimo de componentes dentro de la solución.

Fuente: UTALCA

Universidad de Talca prepara nueva variedad de manzana resistente al daño por sol

La zona central de Chile convive con la constante quema de la fruta a causa de la radiación y temperaturas propias de las regiones productoras.

Con influyentes exponentes de la fruticultura local y nacional, el Centro de Pomáceas de la Universidad de Talca celebró su vigésimo primer aniversario con una mirada a los nuevos desafíos que exige la industria. El evento “Pomaexpo” incluyó una muestra de manzanas provenientes de las principales zonas productoras del país y una jornada de reflexión en torno a las nuevas necesidades del sector.

La cita tuvo por objetivo orientar al productor acerca del acontecer respecto de la evolución y tendencia en variedades de Manzanos y Perales. Además en la jornada se realizó un panel de discusión sobre modelos de desarrollo de variedades desde la mirada de la industria frutícola.

En la oportunidad el director del centro, José Antonio Yuri, hizo el resumen de actividades del último periodo. El académico destacó que el trabajo en estas más de dos décadas ha tenido como eje “captar la esencia de los problemas de la industria, hacerlos parte del centro y darle soluciones. Esto ha redundado en que las empresas tengan confianza en nosotros y nos acrediten. La consecuencia paralela a esto ha sido la contratación de nuestros profesionales que en su mayoría se encuentra desempeñándose en esta industria”, aseguró.

En cuanto a los desafíos del Centro de Pomáceas (CP) a futuro, José Antonio Yuri explicó que “se dan todos los meses en que debemos hacer un cambio de foco. Por ejemplo nosotros tenemos un programa genético a nivel mundial que dirigimos por diez años como Centro de Pomáceas, en que la meta es obtener una variedad de manzana, roja, dulce, y resistente al daño por sol para las zonas centrales de Chile donde la fruta se está quemando por la cantidad de radiación y temperatura”, aseguró el académico.

Desde sus inicios en 1995, el CP se ha interesado y ha hecho propio los problemas que afectan a la industria frutícola, intentando dar soluciones prácticas a ellos. Bajo el lema “no inventar problemas, sino soluciones”, cuenta con un completo equipamiento, de alto nivel y complejidad, tanto de laboratorio como de terreno para el estudio de los principales problemas que afectan a las pomáceas.

La iniciativa del centro de pomáceas fue valorada por productores exportadores para asegurar la competitividad del sector a nivel internacional. Al respecto Francisco Prat, empresario de Chilean South Apple S.A destacó la trayectoria que el CP ha consolidado en el tiempo “La universidad y el centro han tenido una cercanía a los problemas reales de la industria, pues los problemas agronómicos que existen día a día requieren una solución técnica y un testeo de ensayos correctivos, labor en que pomáceas juega un rol fundamental”.

Sin embargo Prat agregó la importancia de reposicionar a nuestro país en los rankings mundiales de la competitividad. “Chile ha sido el primero, ahora está segundo tras Nueva Zelandia pero debería retomar la posición de liderazgo y eso se logra vía innovación como lo que se está proponiendo en citas como ésta” destacó el empresario.

Otra de las problemáticas que salieron a colación durante la cita fueron las variedades antiguas en los huertos. Gabriel Aylwin productor frutícola de Frusan S.A se refirió a ese punto. “Hay muchos sembradíos obsoletos que dan como resultados rendimientos económicos complicados para los productores y la alternativa para tratar el tema es reconvertirse” sostuvo.

El productor John Skinner, de la Exportadora San Clemente S.A explicó que la labor del Centro de Pomáceas es “la evaluación científica rigurosa de problemas prácticos que tiene la industria, sumado a la tecnología en pos de la resolución de estos problemas ha sido clave en el desarrollo de la industria”. 

Características del Centro

En 600 m2 de edificación, el Centro de Pomáceas alberga las unidades de Postcosecha, Precosecha, Fisiología Frutal y Ecofisiología. Un equipo de 15 personas calificadas lleva adelante diversas líneas de trabajo. Además se ha adjudicado cerca de un centenar de proyectos, tanto del sector público como privado, por un monto estimado que supera los US$ 8 millones.

En la formación de profesionales, este centro ha dirigido 151 Tesis de Grado y 21 Postgrado. Ha realizado en forma ininterrumpida, 111 Reuniones Técnicas bimestrales, con más de 5 mil asistentes y ha recibido más 2 mil visitas de 40 países. Todo ello ha sido reconocido por la industria frutícola, otorgándoles dos premios de carácter regional y nacional.

En esta cuarta versión de Pomaexpo que albergó a más de 150 asistentes, expuso el destacado Ingeniero Agrónomo, Dr. Ignasi Iglesias del IRTA, Estación experimental de Lleida, Fruitcentre. El experto  destacó que “la línea de trabajo que realizamos en Cataluña es similar a lo que hace el Centro de Pomáceas. El sector necesita de este centro, ya que la competitividad del mundo global exige afinar la cadena de valor, desde la cosecha, la variedades, el transporte marítimo, los residuos y las utilidades, por lo que el respaldo de del Centro de Pomáceas es más importante que nunca ya que hay una parte de la tecnología que debe ser entregado por la universidad.

 Fuente: UTALCA

Campus Colchagua UTALCA realizó tercera Fiesta de la Vendimia presentando sus propios vinos

La comunidad de Santa Cruz tuvo la posibilidad de degustar los diversos mostos que realizaron los estudiantes del campus, en un proceso que dura desde el control de madurez de la fruta hasta el embotellado.

Sauvignon blanc, merlot, carmenere y cabernet sauvignon  fueron algunas de las cepas de los vinos de elaboración propia que mostró el campus Colchagua de la Universidad de Talca en su tercera Fiesta de la Vendimia.

Los vinos producidos con uvas del viñedo experimental con el que cuenta este espacio universitario en la comuna de Santa Cruz, fueron presentados en stands por sus propios creadores, estudiantes de las carreras de Técnico Superior enViticultura, en Vinificación y Enología y de Turismo Enológico de la casa de estudios.

La actividad se realiza desde el 2014 en el campus, logrando cada vez más interés de la comunidad que visita el espacio y degusta los vinos.

“Cada año nos visitan más personas de la comunidad, autoridades y colegios que pueden ver lo que desarrollan nuestros alumnos, cada vino para su elaboración tiene mucha dedicación, no sólo de lo que tiene que ver con el proceso propio de la vinificación, sino también tiene mucho trabajo en equipo e innovación”, señaló el director del campus Colchagua, Patricio Gómez.

Los estudiantes realizan el proceso de vinificación completo, desde el inicio del monitoreo y el control de la madurez de la fruta, la cosecha de los racimos y el control de la fermentación alcohólica diaria, lo que finaliza con el embotellado del producto.

Mónica Vergara, directora de las carreras de Vinificación y Enología y Turismo Enológico destacó la calidad de los vinos logrados por sus estudiantes. “Este año fue un año complejo para todos los productores de la zona ya que fue muy húmedo y a pesar de esta situación los estudiantes lograron sacar productos de buena calidad, donde muestran los conocimientos que están aprendiendo”, sostuvo.

Karen Torres alumna de la carrera de técnico superior en vinificación y enología se mostró muy motivada con lo que han logrado durante esta temporada. “Esto fue un gran desafío, que logramos sacar adelante y que nos da una importante experiencia para cuando salgamos a trabajar, hay que ser muy perseverante”, dijo.

En total este año fueron cerca de 500 litros de vino los que se obtuvieron de este viñedo, que sirve para degustación en la Fiesta. Una importante cantidad es utilizada por los propios alumnos para realizar estudios y monitoreos posteriores, que forman parte de su formación técnica.

Junto con la exposición de vinos, se presentaron otros stands con una muestra multicultural que incluyó espacios para artesanía, comida mapuche, mexicana, además de la presentación de productos de una viña y una cervecería artesanal que son emprendimientos de ex alumnos de la institución.

El Director Regional de Indap O’Higgins, Felipe Vergara, quien asistió a la fiesta, destacó las actividades que está desarrollando el campus Colchagua y explicó que en los próximos meses se trabajará en la elaboración de un acuerdo en su institución y la UTalca.

“Aquí se demuestran las competencias que obtienen los estudiantes de las carreras de la Universidad de Talca, que son muy altas. Por esta misma razón queremos realizar un convenio para que nuestros usuarios del área del vino tengan la posibilidad de trabajar con estos estudiantes”, precisó.

Viñedo experimental

Los alumnos del campus cuentan en este espacio con más de 0,6 hectáreas de viñas donde se producen cerca de 20 variedades de uva, que son cultivadas de diversas maneras, para poner en práctica los conocimientos que adquieren en la sala de clases.

“Hemos tenido un manejo diferenciado en el viñedo para que nuestros estudiantes se enfrenten a la mayor cantidad de situaciones posibles que eventualmente podrían darse en su trabajo en una empresa”, explicó el director de campus.

En las últimas temporadas el viñedo ha minimizado el uso de agroquímicos para ir acorde la tendencia mundial que busca generar productos más orgánicos, que sean amigables con el medioambiente

Fuente: UTALCA