Tag Archives: aire

Especialista entrega consejos para evitar alergias en el marco de la «peor primavera de la última década»

La alta presencia de partículas en el aire, debido a los elevados niveles de  contaminación ambiental,  polen y fenómeno climatológico de El Niño, hace que esta sea la peor primavera de la última década, haciendo que muchas más personas desarrollen cuadros alérgicos. Así lo plantea el académico de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Santiago, Dr. Héctor Fuenzalida, quien propone mantener cerradas las ventanas de hogares y lugares de trabajo, evitar la automedicación y consultar con especialistas para evaluar el tipo de alergia y cómo enfrentarla.

 Hace menos de una semana que comenzó la primavera, y ya han surgido voces de alerta que llaman a la población a enfrentar de forma oportuna las alergias tan típicas de la estación.

La alarma es generada por una serie de factores que hacen presagiar, que la presente será la peor primavera de la década en lo que se refiere a alergias.

Las causas son múltiples. Los numerosos episodios críticos de contaminación atmosférica en Santiago durante el año, han vuelto vulnerable el sistema inmunológico de los capitalinos. Además, el fenómeno climático de El Niño Godzilla, incidirá en un aumento inusual de precipitaciones para los meses de octubre, noviembre y diciembre, lo cual repercutirá en un crecimiento exponencial de la vegetación, y con ello de maleza. A eso se suma, la alta cantidad de polen en el ambiente, proveniente del árbol representativo del período: el plátano oriental.

Para el jefe del Programa de Dermatología de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Santiago, Dr. Héctor Fuenzalida Cruz, las alergias son reacciones exageradas del cuerpo, frente a  elementos del medio ambiente.

En ese sentido, “las personas tienen diferencias estructurales inmunológicas, que llevan a que algunas vayan a expresar algún grado de respuesta exagerada frente a estos estimulantes ambientales”, explica el facultativo.

Expresa el Dr. Fuenzalida, que cada individuo reacciona diferente a los estímulos del entorno. Hay quienes tras un mínimo contacto, presentan complicaciones; y otros, requieren un impulso mayor.

“Eso depende de la sensibilidad e inmunidad que tenga cada persona, la que es estructural; es decir, que cada persona tiene cierta capacidad de reaccionar a elementos ambientales, y cuando en la infancia se produce el primer contacto con estos, ahí se determina que agentes son alérgicos”, expone el académico.

Por eso, dado que para los próximos meses se espera “una cantidad mayor de contaminante, polen, y otros, lo que va a suceder es que se va a  elevar el número de personas que manifiesten alergias”, subraya el facultativo.

Efectos

Luego de la sensibilización, donde el cuerpo humano reacciona a las sustancias con que ha entrado en contacto, los efectos en la salud se reflejan “en cuestión de minutos”, afirma el Dr. Fuenzalida.

Agrega el especialista, que después de este proceso, pueden surgir diversas complicaciones para la salud. Conjuntivitis (ojos); rinitis (nasal) y picazón en sectores del cuerpo, son algunas de las más típicas.

“Pueden haber diversos efectos, particularmente reacciones tanto a nivel de mucosas, en la conjuntiva que puede derivar en una conjuntivitis; en la parte respiratoria, particularmente en la parte nasal, como una rinitis y también en algún grado de picazón  con manifestaciones como enrojecimiento del cuerpo y algún tipo de granitos”, explica el facultativo.

Consejos

Para sortear los efectos nocivos que tiene para la salud el contacto con algunas partículas que están en el ambiente, el Dr. Fuenzalida estima que hay que partir por lo básico, por ejemplo evitar “paseos en zonas de la ciudad donde hay alta concentración de plátanos orientales”.

Además, añade que “es importante, en las casas, mantener las ventanas en lo posible cerradas porque mientras menos cantidad de micro polvo entre, mejor”.

Asimismo, “si las personas cree que padecen algún tipo de alergia, que consulten a un médico para, bajo  su prescripción, tomen antihistamínicos en los periodos donde justamente se activan”.

Finalmente, el académico de la Facultad de Ciencias Médicas de nuestro Plantel, piensa que  lo ideal es no caer en  automedicaciones, ya que muchos cuadros alérgicos pueden originarse a causa de bacterias o virus, por lo que una acción oportuna puede ser efectiva con miras a encontrar una solución.

“Idealmente hay que ir al médico, porque no siempre manifestaciones como conjuntivitis o asma bronquial, corresponden a elementos alérgicos. A veces hay elementos infecciosos asociados, entonces es importante, en una primera consulta, poder descartar estas otras enfermedades y recibir de un profesional la indicación del mejor medicamento para prevenir o tratar cada caso”, concluye el Dr. Fuenzalida.

Fuente: USACH

Primavera: Sepa cómo prevenir las alergias

En los días de calor y viento los síntomas son mayores porque aumenta el polen en el aire, los que disminuyen durante los días más fríos y con las lluvias, ya que el polen cae al suelo.

La Dra. Pilar Zamora, académica de la Facultad de Ciencias Básicas de la U. Católica del Maule, explica por qué sufrimos de la alergias en esta época del año, qué peligros traen y cómo podemos prevenirlas.

Llega la primavera y junto con las fiestas patrias, los chilenos debemos resignarnos a sufrir por las molestias alergias estacionales, esas que nos provocan estornudos, picazón de nariz y garganta, congestión nasal y estornudos.

Esas que se producen porque «a pesar de que los pólenes están presentes durante todo el año, entre septiembre y noviembre se incrementan sus niveles en el aire”, comenta la académica Pilar Zamora, quien agregó que gracias al cambio climático que sufrimos, se han producido alteraciones en la floración y polinización, extendiendo el periodo de este tipo de alergias.

Las cifras en nuestro país no son muy alentadoras, ya que según estudios epidemiológicos, aproximadamente el 25% de la población en Chile sufre de alergias, porcentaje que ha ido en aumento, y hay que agregar que dentro de este porcentaje que padece de ellas, cerca del 15 % sufre de rinitis y, entre el 5 % al 7 %, son asmáticos.

Y la duración de estos malestares dependerá de la alergia que sufra cada uno, ya que tal como lo explicó la Dra. Zamora existen individuos que únicamente tienen alergias al polen de los árboles y presentan la sintomatología de septiembre a noviembre; los que son alérgicos a los árboles y al pasto, que corresponden al 50 % a 60 % de los alérgicos estacionales, presentan síntomas hasta mediados de diciembre; y los que además son alérgicos a la maleza -cerca del 20 % a 30 % de la población alérgica-, pueden presentar síntomas hasta marzo”.

Además, la académica llama a prevenir estas alergias, ya que padecer de ellas puede traer consigo nuevas enfermedades mucho más graves: “Los alérgenos ambientales, tales como los pólenes de árboles, pastos, malezas, ácaros, hongos o caspa de mascotas, son los responsables del 65 % de las rinitis y asmas”.

Así, por ejemplo en Santiago, aproximadamente el 40 % de la población sufre de rinitis alérgica, de los cuales alrededor del 80 % es provocado por el polen. Adicionalmente, cerca del 40 % de los adolescentes presentan síntomas de rinitis alérgica y alrededor de un 23 % exhiben síntomas de rinitis y conjuntivitis alérgica.

Debido a la importancia de estos trastornos alérgicos, a partir de 1996 se han estado realizando monitoreos del polen y polvo en Santiago, Valparaíso, Talca y Temuco, ciudades que se caracterizan por presentar elevados niveles de estos alérgenos. Ello permite entregar información a la población, de tal modo que puedan tomar medidas profilácticas.

¿Por qué se producen?

La Dra. Zamora relata que en el caso de las alergias estacionales, los pólenes alergénicos juegan un rol muy importante y varían según la vegetación y el clima. Estos, al penetrar en el organismo a través de los ojos, nariz, y boca, producen trastornos respiratorios como la rinitis y obstrucción bronquial”.

También la profesora de la U. Católica del Maule, recalca que en los días de calor y viento los síntomas son mayores porque aumenta el polen en el aire, los que disminuyen durante los días más fríos y con las lluvias, ya que el polen cae al suelo.

Dentro de los más predominantes están los pólenes del plátano oriental, aromo, olmo y álamo, entre otros, y también los ácaros del polvo.

¿Cómo se pueden prevenir?

Las recomendaciones de los especialistas para prevenir las alergias es primero, conocer a qué se es alérgico, para así definir la mejor forma de enfrentarla; esto se puede determinar mediante exámenes de sangre y/o test cutáneo

Para el tratamiento existen una serie de medicamentos, entre los que se encuentran los antihistamínicos, descongestionantes, aerosoles nasales, colirios para los ojos, broncodilatadores y corticoesteroides. Adicionalmente, la inmunoterapia o vacunación antialérgica, es un tratamiento que dura varios años” explicó Zamora.

Pero además de los medicamentos -agregó la académica- es importante tomar algunas medidas preventivas para evitar los agentes desencadenantes, tales como reducir las actividades al aire libre cuando el recuento de pólenes sea alto, evitar el contacto con plantas alergénicas, no cortar el césped, mantener las ventanas de la casa cerradas durante el mayor tiempo posible, contar con purificadores de aire, utilizar gafas para proteger los ojos del contacto directo con el aire, al viajar en auto, mantener las ventanas cerradas e idealmente utilizar aire acondicionado para filtrar el aire”, recomendó.

Fuente: UCM