Tag Archives: cambio climático

La gestión del recurso hídrico y su importancia para el cambio climático

Futuros ingenieros y estudiantes del Magíster en Construcción Sustentable de la Universidad Católica del Maule (UCM), pudieron profundizar sus conocimientos en un ámbito trascendental en la actualidad, como lo es la gestión y optimización del recurso hídrico, teniendo en cuenta el cambio climático.

Lo anterior, sin duda incide en la oferta de agua, afectando a los ecosistemas y la agricultura, pudiendo observar a futuro cambios en la calidad del agua de los ríos, lagos, humedales, entre otros.

“Tarapacá:  Caracterización, Gestión y Tecnologías en Recursos Hídricos”, fue el nombre de la ponencia que dictó el Dr. Jorge Olave en la UCM, quien actualmente es director del Centro de Investigación y Desarrollo en Recursos Hídricos (CIDERH) de la Universidad Arturo Prat en Iquique.

Con respecto a la temática de aguas residuales, el Dr. Olave señaló que “es un tema común a todo el país y así está definido en la agenda nacional de recursos hídricos, lo que se refiere a diversificación, uso eficiente de aguas, en las diferentes actividades económicas, la incorporación de tecnología de la información, aspectos de desarrollo territorial, entre otros”, dijo.

El CIDERH nace el 2010 impulsado por la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt) que, a través de la creación de centros de investigación regionales, busca promover e instalar capacidades de investigación y formación de masa crítica a nivel regional en disciplinas o materias específicas, para que se conviertan en referentes nacionales en el área temática de su competencia.

“Vengo de una zona donde ya el paisaje es diferente y la escasez del recurso hídrico es el factor dominante. Entonces, hay temas que son de carácter general y otros más específicos. Por ejemplo, nosotros estamos desarrollando la idea de poder diversificar la matriz hídrica, de tal manera que se haga un uso más intensivo de las aguas residuales y de mar desalinizada para diferentes usos, ya sea incluso como agua potable para la población, como está ocurriendo en Antofagasta”, explicó.

Alianza estratégica

Cabe señalar que el Dr. Olave confirmó que “estamos generando un convenio entre la Facultad de Ciencias de la Ingeniería de la Universidad Católica del Maule y el Centro de Recursos Hídricos de la U. Arturo Prat”.

“Tecnologías sustentables no convencionales de tratamiento de aguas para su utilización en la descontaminación de sistemas acuáticos”, es el nombre del proyecto que se adjudicó la Universidad Católica del Maule, parte del Programa de Cooperación Internacional (PCI), Modalidad Estadía Corta (MEC) de Conicyt, que es liderado por el académico del Departamento de Obras Civiles, Dr. Ismael Vera.

“Su importancia radica en dar a conocer el desarrollo de este tipo de tecnologías a partir de la experiencia del investigador invitado y de las contrapartes en Chile, puesto que se trata de temáticas recientes, que aún se encuentra en desarrollo, y de las que en general, se conoce poco en el país”, recalcó Vera.

El experto UCM detalló que se llevará a cabo la visita del científico de excelencia en el área, Dr. Carlos Arias, proveniente de la Universidad de Aarhus en Dinamarca. La UCM será la institución albergante, junto a tres universidades asociadas, la Universidad Arturo Prat, la Universidad de Concepción y la Universidad de Playa Ancha.

Investigador UCM expone resultados intermedios de estudio que combatiría Cambio Climático

Con el objetivo de promover entre sus estudiantes el trabajo investigativo que se realiza en la Facultad de Ciencias de la Ingeniería de la U. Católica del Maule (UCM), se desarrolló la presentación del estudio fluodinámico de contactores de membrana para la absorción de CO2 este lunes 27 de marzo en el Aula Magna Monseñor Carlos González del Campus San Miguel de Talca.

El proyecto interno, cuyo cierre está fijado para agosto del presente año con compromiso de publicación en revista científica, lleva por nombre “Modelación Fenomenológica de la Remoción de CO2 con Solución Carbonatada Mediante un Contactor de Membrana”, y es liderado por el académico UCM Dr. Hugo Valdés y el experto e ingeniero Aeroespacial, Kevin Unda, quienes en la ocasión expusieron los resultados intermedios.

“Consiste en hacer una emulación teórica y el objetivo es captar el CO2 del aire y transformarlo a un carbonato, que permita demostrar o determinar la cantidad de CO2 que se podría absorber”, aseguró Valdés, quien además agregó que “la idea es captar el CO2 que está en el aire, ya que aquello que sobra, es lo que está produciendo el cambio climático, por lo que la idea es tratar de llegar a niveles que no permitan eso”.

El académico e investigador de la U. Católica del Maule, también relevó la importancia que tiene el tema en el contexto nacional y mundial, ya que “está inserto en lo comprometido por el Gobierno en materia de Cambio Climático”.

Cabe recordar que a fines de 2016, la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, participó en la sesión de Declaraciones Nacionales de los Jefes de Estado y de Gobierno, de la Cumbre sobre Cambio Climático, -COP 22-, en Marruecos, instancia en la que como país trazó la meta de que antes del 2050, al menos el 70% de la energía de Chile provenga de fuentes renovables.

“Quisimos invitar a nuestros estudiantes de ingeniería para que pudiesen presenciar el nivel de investigación que tiene la Facultad, y así motivarlos a conocer sobre el cómo hacer una investigación y descubrir temáticas de interés que se están abordando”, cerró el Dr. Valdés.

Los países reunidos en la Convención realizaron una declaración de compromiso con la acción ante el cambio climático

En esta versión de la COP, el Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2 de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, fue organizador de dos eventos paralelos, además de integrar la recién formada red internacional de centros de cambio climático.

Tras dos semanas de negociaciones en Marrakech, Marruecos, este viernes 18 de noviembre se dio término a la vigésimo segunda Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático COP22, instancia donde los países reafirmaron su compromiso con el Acuerdo de París que busca limitar en 2 ºC el aumento de temperatura promedio del planeta.

En la «Proclamación de acción de Marrakech para nuestro clima y el desarrollo sostenible» los líderes mundiales se comprometieron a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y a apoyar la agenda de los objetivos de desarrollo sustentable 2030. Además, las naciones desarrolladas insistieron en que concretarán el aporte de 100 mil millones de dólares anuales para los programas de adaptación y mitigación al cambio climático de los países en desarrollo

El foco en la acción también se reflejó en los eventos paralelos de las organizaciones internacionales, sociedad civil, gobierno y otros, cuya mayor parte fue dedicada a la implementación de los compromisos nacionales (NDC), en cuanto a financiamiento, creación de capacidades, transferencia tecnológica, información científica y legislación.

«Existen más dudas que certezas, pero lo destacable es el interés de los diversos actores por intercambiar experiencias en miras a la definición de caminos que permitan una rápida y eficaz implementación del Acuerdo de París», comentó Pilar Moraga, investigadora del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2 presente en la COP22.

Laura Gallardo, directora del (CR)2 y académica del Depto. de Geofísica FCFM U. de Chile, recalcó la urgencia de la acción en la denominada «era del antropoceno». «La ciencia ha puesto la evidencia del cambio climático en la mesa, y es un actor clave en un momento donde los países están siendo llamados a actuar», expresó en Marrakech.

Un inesperado impulso vino de la mano de preocupación por el triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, ocurrido en pleno desarrollo de la COP22. El empresario es un declarado escéptico del cambio climático, tanto así que una de sus promesas de campaña es retirar a su país del Acuerdo de París y terminar con el apoyo económico a los países en desarrollo.

El presidente de Francia, François Hollande, llamo a Washington a «respetar lo compromisos realizados» en el marco del acuerdo, destacando que «no trata solo de su deber, si no el interés de la población norteamericana».

Por otra parte, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon se mostró optimista después de conversar con Trump y dijo que hablará nuevamente con él para hacerle entender la urgencia de abordar el cambio climático y las consecuencias negativas de la salida de EEUU del acuerdo. «Como un hombre de negocios exitoso, entenderá la fuerza del mercado en la que ya nos encontramos trabajando», expresó.

Compromisos de Chile

La agenda de Chile en la COP22 estuvo marcada por la presencia de laPresidenta Michelle Bachelet, quien destacó el envío del Acuerdo de París al Congreso para su ratificación. También se hizo entrega oficial de la Tercera Comunicación Nacional de Chile ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), que detalla los avances del país en la materia durante el período 2011-2016. En la entrega participaron representantes de la CMNUCC, el Ministerio del Medio Ambiente, y el (CR)2, institución cuyos investigadores son parte de los autores del capítulo«Vulnerabilidad del país y su adaptación al cambio climático».

Además, Chile hizo la presentación de Juan Ladrón de Guevara como jefe de la nueva Agencia de Cambio Climático, instancia que la presidenta anunció el 21 de mayo pasado. «Esta agencia funcionará como un Comité CORFO y surge en respuesta a la recomendación de la OCDE, en el sentido de fortalecer el marco institucional del cambio climático en el país, la que estaría encargada del fomento, captación de fondos internacionales e implementación de las estrategias y políticas de cambio climático», dijo Pilar Moraga, también investigadora del Centro de Derecho ambiental de la Facultad de Derecho de la U. de Chile.

En cuanto al compromiso con la protección a los océanos, el canciller Heraldo Muñoz firmó la segunda declaración «Because the ocean» que incluye a 22 países y que continúa el trabajo comenzado en la COP21 para reconocer e incluir al océano en el debate sobre cambio climático.

«Los problemas de Chile en este ámbito también tienen relación con adaptación y mitigación, los cuales deberíamos abordar junto a la comunidad de países del Pacífico», opinó Laura Farías, investigadora del (CR)2 y oceanógrafa de la Universidad de Concepción, quien es parte de la comisión de marea roja que estudia el fenómeno en la región de Los Lagos.

(CR)2 en la COP22

En la denominada «COP de la acción», el (CR)2 fue parte del grupo organizador de dos eventos paralelos. Las investigadoras Pilar Moraga, Sol Meckievi, Laura Farías y la directora Laura Gallardo participaron en dichos eventos y de otras instancias oficiales.

Tal fue el caso del «Día de la Gobernanza y la Legislación Climática», organizado por el Centro de derecho internacional para el desarrollo sostenible (CISDL, por sus siglas en inglés). Junto con organizar el panel «Límites de las políticas de adaptación a nivel regional y local», el (CR)2, a través de Sol Meckievi, presentó los resultados preliminares del estudio sobre “Marco legal e institucional de la adaptación a nivel regional y local en Chile” realizado en conjunto con Adapt-Chile.

El evento «NDCs: desde París a la implementación» estuvo organizado por el Banco Interamericano del Desarrollo (BID), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile y el (CR)2. En la ocasión, el BID hizo la presentación de «NDC Invest», plataforma para apoyar a los países para acceder a recursos necesarios para traducir las contribuciones nacionalmente determinadas (NDC) en planes de inversión y proyectos financiables.

Entre los momentos más destacados estuvo el lanzamiento de la Red Internacional de Centros de Excelencia en Cambio Climático y Think Tanks para el Desarrollo de Capacidades (INCCCETT, por sus siglas en inglés) que cuenta con el respaldo de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático.

El Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2 es la única institución chilena que integra esta red global de 12 centros de investigación en cambio climático, que tiene por objetivo impulsar el diseño e implementación de las NDC fomentando una mayor colaboración internacional.

Laura Gallardo, directora del (CR)2, dijo durante el lanzamiento que «los desafíos en materia de gobernanza, información climática y otros temas científicos en la época del antropoceno requieren de investigación interdisciplinaria y transdisciplinaria como la impulsada por el (CR)2. Creemos que de esa manera es posible dar respuestas a un mundo cada vez más complejo en el contexto del cambio climático».

La próxima COP será organizada por las islas Fiji, pero tendrá lugar en Bonn, Alemania. En ella se espera continua la dinámica orientada a la acción para así concretar del acuerdo de París. La gran interrogante es el Estados Unidos de Donald Trump seguirá siendo parte de esta Conferencia y de los compromisos climáticos.

Investigación UA define como “razonables” compromisos chilenos del Acuerdo Climático de París

Para el año 2030, Chile debiera reducir sus emisiones de dióxido de carbono por unidad de PIB en 30% respecto de las mediciones de 2007, considerando su crecimiento económico. Ese es parte del Acuerdo de París, que busca bajar la emisión de gases de efecto invernadero a nivel global.

El documento fue suscrito en abril pasado por 180 países, de los cuales cerca de 30 ya lo han ratificado.

En un contexto de cierta incertidumbre acerca de las reales posibilidades de no aumentar en más de 2 grados la temperatura del planeta, la Universidad Autónoma de Chile presentó los resultados preliminares del estudio FONDECYT que encabeza el Dr. José Manuel Cansino, experto en economía de la energía y del medio ambiente.

La investigación, “Hacia una economía competitiva baja en carbono: análisis sectorial para la economía chilena”, analiza cuáles son las áreas sobre las que se deben hacer mayores esfuerzos para crecer económicamente, sin aumentar la emisión de CO2.

“A la luz del comportamiento de las emisiones en el país hasta el 2010 y las medidas en curso después del Acuerdo de París, llegamos a la conclusión de que el objetivo marcado por Chile es razonable y que se está trabajando en los sectores económicos en que efectivamente debe poner sus esfuerzos”.

Para el Dr. Cansino, ello “no obliga a hacer una redefinición de las políticas ambientales o energéticas, sino perseverar en las que en este momento están en vigor”, explica.

A su juicio, el compromiso de reducir al año 2030 las emisiones de dióxido de carbono por valor del PIB hasta situarlas en 30% de lo que eran el 2007, es “razonable”.

El objetivo implica un proceso de desacoplamiento. Es decir, “transitar desde una economía fuertemente contaminante, hacia una que sea capaz de no generar esa contaminación ambiental, sin dejar de crecer y ser competitiva”.

Eso se logra con una batería de medidas que –añade- involucran desde el sistema productivo hasta los hábitos de consumo.

“Necesitamos técnicas energéticamente eficientes, para producir lo mismo generando menos combustión fósil. Además, ampliar la matriz energética introduciendo energías renovables no contaminantes y generalizar el etiquetado ecológico de los productos que consumimos”.

Descomposición LMDI

La investigación se basó en la descomposición de las emisiones de CO2 equivalente de la economía chilena para el periodo 1991-2010, a partir del método LMDI, sin residuos.

Se utilizaron seis factores: efecto carbonización, efecto penetración de energías renovables, efecto intensidad energética, efecto estructura económica, efecto renta y efecto población.

La verificación de la robustez de los resultados utilizó un innovador método de contabilización que incluye la descomposición del error de la varianza y las funciones de impulso respuesta.

Los resultados muestran que el efecto intensidad energética es el principal compensador de las emisiones de CO2 y el único con una clara contribución al desacoplamiento entre esas y el crecimiento de la economía chilena.

Los resultados anteriores se han analizado a la luz de las políticas chilenas orientadas a la gestión energética y a la lucha contra el cambio climático.

El profesor José Manuel Cansino es investigador asociado de la Universidad Autónoma de Chile, profesor de la cátedra de Economía de la Energía y del Medio Ambiente de la Universidad de Sevilla e investigador de esa casa de estudios española.

A 25 años del gran aluvión de Antofagasta expertos llaman a no bajar la guardia y a estar preparados

Cambio climático global aparece como una de las principales amenazas en encuentro sobre el tema realizado en la Universidad Católica del Norte.

El cambio climático global, con un aumento de las precipitaciones, surge como una de las principales amenazas que pone en riesgo a la población antofagastina. Así lo señalaron los expertos que participaron en un seminario para analizar las lecciones aprendidas del gran aluvión que afectó a la ciudad en 1991.

A 25 años de la tragedia, expertos de distintos ámbitos, como ingenieros, geólogos y arquitectos, entre otros, analizaron en la Universidad Católica del Norte (UCN) las enseñanzas obtenidas de este fenómeno natural que enlutó a los habitantes de la capital regional hace un cuarto de siglo, dejando casi un centenar de muertos y millonarios daños materiales.

“Hoy ya no hay lloviznas, sino lluvias”, explica el decano de la Facultad de Ciencias de la Ingeniería y Construcción de la UCN, Álex Covarrubias, quien planteó que el cambio climático mundial ha traído un aumento de las precipitaciones en la región.

El ingeniero indicó que es necesario seguir con la construcción de piletas decantadoras y de muros disipadores, ya que estas estructuras han respondido en forma adecuada en situaciones de emergencia en el último tiempo.

Agregó que el agua caída en episodios de lluvia no es uniforme en toda la ciudad y que una vez instalado este tema se debe buscar la mejor forma de cómo enfrentarlo. “En el campo de las obras civiles las piletas decantadoras han dado buenos resultados”, sostuvo el especialista, junto con señalar que este tipo de infraestructura debe ser incrementadas tomando en consideración las características propias de las quebradas donde son instaladas y el crecimiento permanente de la urbe.

También puso énfasis en preparar profesionales que se hagan cargo de estos temas. “Tenemos 10 memorias y otras dos en desarrollo sobre el tema, lo que muestra que hay motivación”, indicó.

PREVENCIÓN Y NUEVAS OBRAS

Otra de las lecciones que dejó el aluvión de 1991 es la necesidad de contar con protocolos para enfrentar este tipo de emergencias. Sobre el particular el director regional de la Onemi, Ricardo Munizaga, señaló que en la actualidad existe un plan de emergencia multiamenaza del gobierno regional para hacer frente a este tipo de situaciones.

Este tipo de herramientas permite tomar decisiones a través de distintos umbrales y niveles de alerta, para de esta manera aplicar medidas preventivas y evitar daños en las personas e infraestructura.

En cuanto a las obras proyectadas, el director regional de Obras Hidráulicas, Manuel Gutiérrez, indicó que en Antofagasta, a partir del presente mes, comenzarán los trabajos en las quebradas Uribe y Farellones, las que en conjunto significan una inversión  de 11 mil millones de pesos. Asimismo, dentro de este año, dijo que está previsto licitar tres obras aluviales en las quebradas Riquelme, Jardines del Sur y El Toro, por un monto de 18 mil millones; mientras que para 2017 está planificado incorporar la quebrada La Chimba, lo que significará recursos cercanos a los 12 mil millones de pesos. “Es una inversión realmente alta para salvar vidas”, indicó.

Cada una de estas obras tendrá distintas características dependiendo de la morfología de la cuenca. En líneas generales incluirán muros para disminuir la energía, contención de taludes y pozos decantadores, entre otras cualidades orientadas a disminuir la energía de los caudales que desciendan por las quebradas. “Toda esta mega inversión es a partir de las lecciones del aluvión del 91. No queremos que en Antofagasta muera una sola persona más a causa de este tipo de fenómenos hidroclimáticos”, argumentó Gutiérrez, quien destacó que en la actualidad existe un 32% de cobertura de la ciudad y que con estas nuevas obras se avanzará a un 85%.

BASURA Y URBANISMO

El ingeniero Walter Roldán, secretario de Extensión de la Facultad de Ciencias de la Ingeniería y Construcción de la UCN, unidad que organizó el seminario, resaltó que el fenómeno aluvial no es solo un problema de lluvia, infiltración y escurrimiento, sino que también considera un flujo que desciende con una enorme energía que es lo que produce problemas.

Ante este escenario explicó que las piscinas aluviales cumplen su objetivo, pero que el mantenimiento de estas estructuras presenta dificultades, ya que la comunidad no tiene conciencia sobre su importancia. “Las quebradas son utilizadas en forma permanente como botaderos de escombros y de basura”.

Añadió que esta situación es un permanente factor de riesgo que es necesario enfrentar. “Es un problema netamente cultural y de alguna manera tenemos que aprender que nos estamos insertando en un mundo en que lo que hacemos también afecta a los demás”, puntualizó.

Desde el punto de vista del desarrollo urbanístico, el académico de la Escuela de Arquitectura de la UCN, José Luis Santelices, resaltó que el plano regulador de la ciudad debe considerar el riesgo de aluviones, sismos y tsunamis. Consideró que en su diseño debe incluir zonas de no ocupación, pero que muchas veces los diseños urbanísticos entran en conflicto con los intereses inmobiliarios.

ENCUENTRO

En el encuentro también aportó su visión el académico del Departamento de Ciencias Geológicas de la UCN, Gabriel González, quien destacó su experiencia como investigador del Centro Nacional de Investigación para la Gestión Integrada de Desastres Naturales (Cigiden).

El investigador mostró los resultados obtenidos en relación al aluvión de Tocopilla de 2015, analizando las lecciones obtenidas de ese fenómeno que afectó al puerto salitrero de la Región de Antofagasta.

También destacó el aporte de Catalina Robledo, estudiante memorista del Departamento de Ingeniería Civil, quien presentó los avances de su investigación “Análisis de los factores desencadenantes de la génesis de aluviones con énfasis en el frente de saturación de suelos y quebradas aluviales de la ciudad de Antofagasta bajo condiciones de apozamiento”.

Asimismo, Diego Aguilar, perteneciente a esa misma unidad académica, presentó un trabajo sobre la modelación de un flujo de detritos en las quebradas El Toro y Jardines del Sur de Antofagasta.

Fuente: UCN

Reconocidos científicos de la Academia para la Ciencia Futura dictarán conferencia sobre cambio climático

En esta importante actividad, cuya entrada es liberada, el Dr. James Hurtak, autor del “Libro del Conocimiento”, y la Dra. Desiree Hurtak, examinarán algunos de los problemas que tanto la naturaleza como los seres humanos pueden estar causando para crear inestabilidad ambiental, centrándose en las nuevas tecnologías que pueden ayudar a mitigar estos cambios.

 

Los destacados científicos, Doctores James Hurtak y Desiree Hurtak, fundadores de la Academia para la Ciencia Futura (organización no gubernamental reconocida por Naciones Unidas), quienes trabajan a nivel internacional para promover el uso de tecnologías nuevas y emergentes, visitarán la ciudad de La Serena para dictar la conferencia «Cambio Ambiental: ¡hay que estar preparado!», actividad organizada por la Dirección de Extensión de la Universidad de La Serena y que se realizará el día miércoles 26 de agosto, a las 15:00 hrs., en el Salón Gabriel González Videla de la Intendencia Regional (calle Prat #350, primer piso, La Serena).

En esta importante actividad, cuya entrada es liberada, los Dres. Hurtak examinarán algunos de los problemas que tanto la naturaleza como los seres humanos pueden estar causando para crear inestabilidad ambiental, centrándose en las nuevas tecnologías que pueden ayudar a mitigar estos cambios.

“Vamos a hablar de lo que se está haciendo con las nuevas tecnologías, incluidas las nuevas técnicas agrícolas, automóviles nuevos, energía y tecnologías para la limpieza del agua, que pueden ayudar a adaptarnos. Áreas como Chile pueden aplicar la energía eólica y las tecnologías geotérmicas, por solo nombrar algunas, que pueden proporcionar recursos de energía limpia a más personas, incluso en áreas remotas. Hoy en día, contamos con la tecnología y los conocimientos para movernos hacia la energía renovable limpia, segura y asequible, y de utilizar los recursos de agua potable. Al aprovechar las fuentes de energía renovables como el viento, podemos transformar nuestro planeta y a nosotros mismos”, adelantaron los Dres. Hurtak sobre la presentación, agregando que también hará énfasis no sólo en el cambio del entorno ecológico, sino en la forma en que colectivamente podemos cambiar nuestra perspectiva para alcanzar los «mejores resultados» para el planeta Tierra.

El Dr. James J. Hurtak, es un científico social y especialista en medio ambiente y en la tecnología de Percepción Remota que utiliza radar y otros colectores de datos para examinar los problemas ambientales. El presidente de la Academia para la Ciencia Futura, inició su trabajo con el desarrollo sostenible en 1976 trabajando para TMAC (Technology Marketing Analysis Corporation) en San Francisco, que fue sede de la Conferencia RETSIE durante 5 años consecutivos en el Centro de Convenciones de Anaheim que reúne a las empresas con el gobierno en simposios y exposiciones de investigación avanzada.

Durante los últimos catorce años, el Dr. Hurtak, autor del reconocido “Libro del Conocimiento”, ha estado trabajando con varias organizaciones no gubernamentales de las Naciones Unidas (Academia para la Ciencia Futura, Sudáfrica, DPI y el ECOSOC, Global Futures, DPI). Presentó trabajos en la ONU CMDS (Johannesburgo 2002), Energía Renovable de la ONU (Nueva York 2007), y creó un panel oficial de especialistas en la reciente Cumbre de las Naciones Unidas, Río + 20 (Río 2012) para explorar cómo la juventud puede colaborar efectivamente con el medio ambiente. Su trabajo en las nuevas aplicaciones de la tecnología médica contra la malaria y otras enfermedades, le ha permitido hablar en muchos programas de radio y medios de comunicación, por ejemplo, en la televisión de las Naciones Unidas (agosto de 2000).

Por su parte, la Dra. Desiree E. Hurtak, científica social y especialista en política pública ambiental, es la fundadora de la Academia para la Ciencia Futura. Ha sido profesora de política pública ambiental en la Universidad Estatal de Nueva York (Purchase, NY). Recientemente participó como ponente en la Conferencia de Río + 20 de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (2012), así como presentadora en la Cumbre Mundial de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible (Johannesburgo, 2002). También fue oradora en la 60ª Conferencia DIP/ONG de las Naciones Unidas Anual sobre el Cambio Climático, Nueva York (2007), donde junto con su organización introdujo nuevos métodos de purificación de agua para los países en desarrollo. Ha participado en la Conferencia Verde Phoenix (2010-2014, Suiza) sobre los principales ciclos del cambio ecológico.

Fuente: ULS