Tag Archives: Cáncer

Nutricionista desmenuza las dietas “de moda” y sus efectos en pacientes con cáncer

La académica de la U. Mayor, Paula Von Geldern participó en el 2° Simposio de Nutrición que organizó nuestra institución.

 

Elegir los alimentos que comemos puede no ser una tarea fácil, y si a eso sumamos alguna enfermedad que nos afecte, la decisión se hace aún más compleja.

Por eso, y dada toda la información (a veces contradictoria) que se puede encontrar en Internet, la nutricionista y académica de la Universidad Mayor Paula Von Geldern aprovechó el 2° Simposio Internacional de Nutrición -que llevó a cabo esta casa de estudios- para ofrecer una charla en la que desmenuzó cuatro dietas “de moda” y sus eventuales efectos en pacientes con cáncer.

“Hoy existe una tendencia en redes sociales, donde cualquier persona entrega consejos de alimentación, no siempre con los conocimientos científicos necesarios”, advierte la profesora Von Geldern, quien agrega que “en oncología existen ciertas dietas de moda, que sin tener ningún grado de evidencia científica se promocionan como dietas que ‘curan la enfermedad’, siendo este mensaje muy peligroso, por el riesgo de que el paciente decida optar por alguna ‘dieta’ en vez del tratamiento convencional”.

Dieta alcalina

La primera dieta que la docente analizó fue la dieta alcalina, un régimen que excluye los alimentos ácidos, entre ellos lácteos, arroz, pastas blancas, harinas refinadas y sus derivados, bebidas gaseosas, azúcar en todas sus variedades y carnes rojas.

La nutricionista dijo que esta dieta se basa en la hipótesis de que “los alimentos modifican el pH del organismo y esto sería beneficioso, en el caso de los alimentos que alcalinizan el medio, ya que así se podría provocar la destrucción de las células tumorales”.

Sin embargo, Von Geldern indicó que una revisión sistémica realizada en 2016 llegó a la conclusión de que el organismo regula fuertemente el pH sistémico y que la elección de los alimentos solo afectará el pH de la orina y no la acidez del organismo.

No obstante, afirmó que “es posible que algunos de los alimentos que fomenta esta dieta tengan efectos protectores contra el cáncer, no a través de sus cualidades de acidez/alcalino, sino más bien debido a los compuestos de los nutrientes”.

Vegetarianismo y veganismo

Por otro lado, la especialista recordó que la FAO y la OMS recomiendan a los hogares seleccionar principalmente dietas basadas en una variedad de vegetales, frutas, legumbres y alimentos con almidón mínimamente procesados. Esto, porque hay evidencia consistente de que tales dietas evitarán o retrasarán una proporción significativa de las enfermedades crónicas no transmisibles.

Pese a ello, dichas organizaciones remarcan que “no se deben excluir pequeñas cantidades de alimentos de origen animal, que hacen una importante contribución nutricional a la alimentación basada en plantas”.

Al respecto, la experta de la U. Mayor sostuvo que “existe evidencia científica que asocia estos patrones de alimentación con un menor riesgo de padecer algunas enfermedades como enfermedad isquémica, enfermedad diverticular, catarata, hipertensión, litiasis renal y algunos tipos de cáncer, posiblemente porque estos patrones alimentarios incluyen mayor ingesta de fibra y ácidos grasos poliinsaturados”.

Dieta cetogénica

Finalmente, la académica hizo una revisión de la dieta cetogénica, un método alto en grasas y bajo en hidratos de carbono. “Su concepto es lograr disminuir el aporte de hidratos de carbono para así favorecer la formación de cuerpos cetónicos”, explicó.

Además, Von Geldern comentó que “esta dieta se propone como una terapia más contra el cáncer, ya que la evidencia científica señala que se reducen los niveles circulantes de glucosa y se induce cetosis, de manera que las células cancerosas no obtengan energía, mientras que las células normales adaptan su metabolismo para usar cuerpos cetónicos y sobrevivir”.

Sin embargo, enfatizó que la aplicación clínica de la dieta cetógenica como una terapia adyuvante para pacientes con cáncer “requiere que sea evaluadapor su efecto antitumoral para cada tipo o subtipo genético de cáncer en un entorno preclínico, ya que la seguridad y eficacia de esta depende del tumor y su genotipo”.

Es más, la profesional subrayó que “no existe una dieta particular que el paciente oncológico deba seguir. Es importante no demonizar los alimentos, ya que consumidos en las cantidades recomendadas, y como parte de una alimentación saludable, estos no empeorarán la enfermedad”.

“Cada paciente es único, se deben respetar sus creencias, pero también informar sobre los riesgos y beneficios que conlleva el seguir una determinada dieta”, añadió.

En ese sentido, consideró que la mejor dieta para el paciente con cáncer es una que cumpla con ser segura, suficiente, equilibrada, sostenible, agradable y práctica.

 

[Opinión] Ejercicio físico en el tratamiento y prevención del cáncer

Karol Ramírez, presidenta de la Sociedad Chilena de Kinesiología Oncológica (SOCHKO) y docente de Kinesiología UC

El próximo 4 de febrero se conmemora el Día Mundial contra el Cáncer y quizás pocos saben el enorme beneficio del ejercicio físicoen la terapia recuperativa del cáncer y en su prevención.

Chile ha avanzado en oncología en la última década. Los pacientes diagnosticados se enfermaban y fallecían en el corto plazo. Hoy sobreviven por largo tiempo con una patología oncológica y muchos efectos secundarios, que al incorporar mejores hábitos de vida y actividad física, consiguen superiores resultados.

El alto sedentarismo y obesidad en nuestra población explican parte de los factores de riesgo del aumento de enfermedades crónicas no transmisibles, y dentro de éstas, el cáncer. Así surge una teoría que indica que el ejercicio físico y la insistencia en el normo peso, ayuda a prevenir o a evitar la recidiva del cáncer.De hecho, hay varios tipos de cáncer que se asocian a la obesidad, como es el cáncer de mama;

Un estudio chileno en pacientes con cáncer de mama recibiendo quimioterapia, realizado por Kinesiología UC en el Hospital Sótero del Río, concluyó que solo un 20% es activo físicamente,; es decir, cumplen semanalmente con las recomendaciones de realizar al menos 150 minutos de ejercicio físico de moderada intensidad o 75 minutos de ejercicio vigoroso.

La kinesiología oncológica hoy se ha posicionado con solidez en Chile. En junio 2018 se llevará a cabo en Holanda la  primera Conferencia Internacional de Kinesiología y Cáncer, donde Chile presentará sus progresos en esta área, destacando los resultados del trabajo de kinesiología UC en la Unidad de Oncología del Hospital Sótero del Río.

Lo ideal es que el ejercicio físico sea recomendado como terapia complementaria desde el momento del diagnóstico y sobre todo durante el tratamiento. Hay evidencia sólida en algunos tipos de tumores como los digestivos, cáncer de mama, cáncer de próstata, y tumores hematológicos, en que los sujetos que se entrenan durante los tratamientos de cáncer tienen menores efectos secundarios, mejor calidad de vida  y sobreviven más en el tiempo.

Es fundamental comenzar a considerar el ejercicio como parte del tratamiento estándar contra el cáncer. La actual canasta GES para cáncer incluye el tratamiento kinesiológico en caso de tumores como mama o digestivos, pero solo en la fase postoperatoria y no en la fase de seguimiento del paciente; lo que sin duda ayudaría a mejorar la calidad de vida y los niveles de respuesta a un tratamiento integral.

Como desafío, las nuevas generaciones de estudiantes de carreras de la salud deberán ser formados en rehabilitación oncológica, dado que las estadísticas del cáncer aumentarán en las próximas décadas. Tenemos que estar preparados para enfrentarnos a este tipo de pacientes que va a estar no solamente en los hospitales, sino también en la atención primaria y en los gimnasios, y a la par educar a aquellos sobrevivientes al cáncer, demostrando que el ejercicio físico debiera estar encapsulado e indicado a todos los chilenos, sanos y enfermos.

Científicos se reunirán en jornada de investigación biomédica organizada por la UCM

El miércoles 08 de noviembre, la Universidad Católica del Maule llevará a cabo la I Jornada de Fisiología Celular y Cáncer, en la que participarán importantes investigadores del país.

Estudiantes de pre y postgrado de Medicina, Ciencias de la Salud, Pedagogía en Ciencias e Ingeniería en Biotecnología, además de científicos y académicos, están invitados de forma gratuita a la I Jornada de Fisiología Celular y Cáncer, una actividad organizada por la Universidad Católica del Maule (UCM), que se realizará en el Aula Magna de la sede Central San Miguel este miércoles 08 de noviembre.

Esta actividad, que se efectuará de 9:00 a 18:00 horas, tratará importantes tópicos referentes a inmunología del cáncer, fisiología celular renal, neurobiología celular y fisiología de la reproducción, y en ella expondrán ocho investigadores de distintas universidades nacionales, destacando el Dr. Sergio Mezzano, director del programa de Subespecialización en Nefrología de la Universidad Austral; la Dra. Maite Castro, directora del Centro Interdisciplinario del Sistema Nervioso (CISNe) de la misma universidad; la Dra. Mónica Carrasco, de la U. de Talca; la Dra. Dolores Busso, académica de la Pontificia Universidad Católica; además de los investigadores UCM, Dra. Ingrid Carvacho, investigadora de la Facultad de Ciencias Básicas; Dr. Armando Rojas, director del Laboratorio de Investigaciones Biomédicas; Dr. Matthias Piesche, investigador del mismo laboratorio; y la Dra. Carolina Añazco, académica de la Facultad de Medicina.

Esta jornada que nace desde la Facultad de Medicina de la UCM, -carrera acreditada por 6 años, máxima regional-, cuenta con el apoyo del Programa Oncológico que tiene la Universidad, la Dirección General de Vinculación y la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado.

Según indicó la organizadora principal de la iniciativa, la Dra. Añazco, “nuestra institución está trabajando en potenciar la investigación, por lo que esta jornada puede facilitar la colaboración en estudios en ciencias biomédicas entre investigadores de distintas áreas y pertenecientes a diferentes universidades del país”, dijo.

Luego la académica UCM destacó lo relevante de I Jornada de Fisiología Celular y Cáncer, expresando que “como actividad será importante, porque dará cuenta del compromiso que tiene la Universidad Católica del Maule con la ciencia en Chile”, continuó la doctora.

 

Potencia en Biomedicina

Con un Laboratorio de Investigaciones Biomédicas, que tiene como director al Dr. Armando Rojas y donde se están estudiando tópicos relacionados a inmunología del cáncer, más la experticia de la Dra. Carolina Añazco, quien indaga la matriz extracelular en cáncer gástrico y enfermedades renales crónicas, y con un Programa Oncológico que investiga los cáncer gástricos y de mamas, la UCM tiene una sólida trayectoria en la exploración de estas enfermedades, realizando diferentes estudios, los que se quieren dar a conocer en esta actividad a la que están invitados investigadores y estudiantes del todo el país.

Los interesados en participar de esta instancia gratuita, pueden hacerlo a través de correo electrónico de Leonor Muñoz (lmunoz@ucm.cl), hasta el 31 de octubre.

Adultos mayores USS participaron de charla para luchar contra el cáncer

En marco del Programa del Adulto Mayor de la U. San Sebastián y en el mes de las personas de la tercera edad, se realizó la charla “Región de Los Ríos en lucha contra el cáncer”; con el apoyo del departamento de Salud Pública de la Seremi de Salud de Los Ríos.

Adultos mayores se interiorizaron sobre la importancia de la prevención y de conocer los factores de riesgo asociados al cáncer, a través de una charla realizada por Mariela Silva, Oncóloga del Hospital Base de Valdivia.

La especialista explicó los distintos tipos, síntomas, etapas del cáncer y exámenes preventivos, señalando que “probablemente todo lo que hacemos en la juventud es lo que afecta para aumentar el riesgo a tener cáncer cuando somos mayores”.

“El cáncer es un enfermedad crónica no transmisible al igual que muchas otras que hoy nos atacan como la hipertensión, la diabetes, los accidentes vasculares. En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que el 80% de esas en enfermedades se pueden prevenir y en el caso del cáncer un 40%, sólo con estilos de vida más saludables”, precisó.

Subrayó que: “Los factores para disminuir el riesgo a los que uno puede optar son el ejercicio, la dieta saludable, evitar el consumo de alcohol y el de cigarrillos”.

De esta forma, la Oncóloga dijo que el cáncer es un problema de salud mayor, relacionado a factores de riesgo y al cambio epidemiológico, ya que las personas están viviendo más, lo que aumenta la posibilidad de tener cáncer.

“Existen cánceres que se pueden diagnosticar de forma precoz, pero también se necesita cumplir con ciertos requisitos en cuanto a la edad y la historia familiar, y de acuerdo a aquello uno elige el tipo de examen y al paciente”, precisó la doctora Mariela Silva, remarcando que “las mujeres mayores de 25 años se pueden hacer de forma gratuita el Papanicolaou y después de los 50 años la mamografía, y lo pueden exigir en todos los establecimientos de salud”, apuntó.

Para Olga Martínez, participante del Programa del Adulto Mayor USS, “la charla fue de mucha utilidad. Uno tiene una noción general, pero el detalle es lo que falta. En ese sentido, la presentación fue muy interesante, aprendimos muchísimo y nos sirve, por ejemplo, ahora me quedó claro cómo hacerse el examen de mamas, que era mi inquietud”.

Cabe señalar que, durante dos semanas cada curso del Programa del Adulto Mayor del área de Vinculación con el Medio de la USS realizará distintas actividades, dentro de las que destacan una muestra denominada “Cultivando el Bienestar” e intervenciones de canto, poesía y yoga.

 

 

Fuente: USS

Evaluarán impacto del AUGE en la mortalidad y sobrevida de cinco tipos de cáncer

Investigadores de la Facultad de Medicina de la U. San Sebastián, liderados por María José Monsalves y profesionales de otras casas de estudio, se adjudicaron un proyecto financiado por el Fondo Nacional de Investigación y Desarrollo en Salud (Fonis), que será la primera aproximación a la medición del impacto del Régimen de Garantías Explícitas en Salud (GES) en la mortalidad y sobrevida por cáncer en Chile.

Más de una década llevan implementándose en el país las Garantías Explicitas en Salud (GES) o también conocidas como Plan AUGE, una de las políticas de protección social en salud de más impacto en la población, y que es valorada a nivel internacional por hacer más accesible y equitativo ciertos tratamientos a la población.

Sin embargo, a la fecha no se cuenta con una evaluación de impacto que permita medir el efecto de las GES en la mortalidad y en la sobrevida de la población chilena.

A partir de esta falta de información, un grupo de profesionales de distintas casas de estudios superiores liderado por la investigadora de la Facultad de Medicina de la Universidad San Sebastián (USS), María José Monsalves, presentó un proyecto al Fondo Nacional de Investigación y Desarrollo en Salud (Fonis), denominado “Evaluación del impacto de las Garantías Explícitas en Salud (GES) en la mortalidad y sobrevida por cáncer en Chile”.

La investigación, que en palabras simples busca evaluar el impacto del AUGE cinco tipos de cánceres (cervicouterino, vesícula, mamas, estómago y colorrectal) que están cubiertos como garantía, fue uno de los diez proyectos seleccionado dentro de los 232 presentados este año. Además, sólo dos iniciativas fueron adjudicadas a universidades privadas y es la primera vez que la USS se adjudica un Fonis.

Según plantea la investigadora principal del proyecto, María José Monsalves, el optar por este tipo de patologías responde al impacto de este grupo de enfermedades en la población y a la posibilidad de contar con registros de mortalidad, incidencia y seguimiento que permiten un análisis que forme parte de decisiones en políticas públicas a nivel gubernamental.

“Lo que vamos a estudiar son los cánceres que producen mayor mortalidad en Chile y ver cómo ha sido el impacto desde tres áreas distintas: Una, evaluar a través de métodos de análisis de impacto de una política pública y que nos digan cual es diferencia entre un antes y un después de la mortalidad por cáncer; dos, un análisis para ver si se ha aumentado la sobrevida de las personas; y tres, ver si la distribución ha variado entre grupos sociales. Para saber si el GES ha impactado en las desigualdades en salud. Esas son las tres formas de análisis que vamos a integrar para poder evaluar de forma más completa el impacto de las garantías explicitas en salud en este grupo de patologías.”, explica.

Asimismo, la profesional añade que buscan ver si el GES ha reducido mortalidad, ha aumentado sobrevida y permitido reducir desigualdades, “que son, creemos, uno de los resultados más potentes de la garantías explícitas debido a su enfoque universal, a toda la población, y que permite que personas de niveles socioeconómicos más bajos accedan a tratamiento, creemos que se ha reducido la brecha de desigualdades en salud”.

Forma de trabajo

Según comenta María José Monsalves, el proyecto bordea los $50 millones para 30 meses de estudio y se trabajará con una forma de análisis de política pública que integrará el mundo académico con el de los tomadores de decisión, “es decir, a medida que vayamos avanzando en el análisis vamos a crear mesas de discusión donde invitaremos a algunos líderes en salud y referentes nacionales e internacionales a discutir estos resultados. Esto,  para que los resultados no sean sólo al final de los 30 meses que dura el proyecto, sino que a medida que vamos trabajando convocar a estas mesas y seminarios para discutir los resultados que vamos viendo. Porque la política pública no tiene una sola mirada, sino que buscamos hacerla integrada con todos los sectores”.

En lo personal, la docente USS dice que “es un gran desafío dirigir este proyecto, porque las Garantías Explicitas en Salud es una política que se creó en Chile que ha sido referente a nivel mundial. Es una política que tiene un enfoque en equidad y justicia social, que se creó para reducir las inequidades en salud. Para mí poder evaluar esta política y convocar a diferentes sectores a discutir sobre estos resultados, es un tremendo logro. Y hacerlo desde la USS también lo es. Hoy en la Facultad de Medicina contamos con un equipo de salubristas que hemos estado trabajando, en conjunto con investigadores de otras universidades nacionales e internacionales, en diferentes análisis de políticas públicas lo que nos permitió armar esta propuesta. Es una ganancia para todos contar con políticas públicas basadas en evidencia, más si estas investigaciones permiten integrar el mundo académico a la toma de decisiones en salud”.

Asimismo, destaca que lo interesante del proyecto es que incluye universidades nacionales e internacionales, además de contar con un mandante -que es quien le da la pertenencia al proyecto- que es el Instituto Nacional del Cáncer (INCANCER); “así este proyecto nos consolidará como equipo, para análisis en temas de epidemiología y salud poblacional”, sentencia Monsalves.

El equipo de investigación está conformado por ocho profesionales, siendo cuatro los investigadores que aportarán la mayor cantidad de horas de dedicación al proyecto. Como directora, María José Monsalves, Epidemiología Clínica de la U. de La Frontera y candidata a Doctora en Salud Pública U. de Chile; el director alterno, Victor Zárate, médico cirujano U. de Chile, especialista en salud pública y magister en epidemiología de la Universidad Católica; investigadora a cargo de la ejecución del proyecto, Doris Durán, cirujano dentista U. Finis Terrae, candidata a magíster en salud pública de la Universidad de Chile; investigador garante de análisis finales, Shrikant Bangdiwala, doctor en bioestadística, profesor de la Universidad McMaster (Canadá), quien cuenta con amplia experiencia en investigación en salud a nivel internacional. Además de la colaboración de los doctores Carmen Antini de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, y Sergio Muñoz de la Facultad de Medicina de la Universidad de la Frontera.

 

Fuente: USS

Habitantes de Molina son estudiados por investigadores de todo el mundo en relación al cáncer y otras enfermedades crónicas

  • Desde el año 2014 se está llevando a cabo el Proyecto MAUCO, en el que investigadores y profesionales de todo el mundo analizan las causas de la alta prevalencia de enfermos de cáncer y padecimientos cardiovasculares.

Molina tiene un peack de enfermedades cardiovasculares, específicamente en cáncer esofágico y gástrico, padecimientos crónicos, que son estudiados por el Centro de Estudios de Enfermedades Crónicas (ACCDIS), que vincula la investigación de universidades tanto nacionales como extranjeras.

El proyecto MAUCO es un núcleo central de la ACCDIS en el que se está siguiendo a la población de Molina por al menos 10 años, transformándose en el primer estudio de cohorte poblacional que se realiza en Chile.

En él participa la Pontificia Universidad Católica, la Universidad de Chile y la Universidad Católica del Maule (UCM) en nuestro país y es apoyado por científicos de Alemania y otras partes del mundo.

En concreto el Proyecto MAUCO, tal como lo comentó la epidemióloga y académica de la Facultad de Medicina de la UCM, Dra. Laura Huidobro, tiene por objetivo “detectar factores de riesgo de estas enfermedades cardiovasculares y de cáncer y estudiar los factores que explican el deterioro y envejecimiento”, agregando luego que la idea es “ver quiénes son los que se están enfermando y quiénes son los que permanecen sanos, para estudiar los factores que determinaron que fueran por uno u otro camino”, añadió.

Además de ello, la epidemióloga, la única que hay en la Región del Maule, explicó que el Proyecto MAUCO, les permitirá medir los índices de factores de riesgo para Chile, ejemplificándolo así. “Decimos que nuestro colesterol es malo a partir de 130 o 160 según los factores de riesgo de Framingham, que están realizados en Estados Unidos, entonces con este estudio queremos determinar que índices son los adecuados para nuestro país, considerando que a lo mejor nos conviene otro corte de colesterol. Tener nuestros propios factores de riesgo sería espectacular porque permite utilizar los recursos donde realmente se necesitan”, apuntó.

La investigación comenzó el 2014 y pretende seguir durante 10 años, a 10 mil participantes -cerca del 100% de la población total entre 38 a 74 años-.  Actualmente van más de 7.200 personas que están siendo monitoreadas, los que en su mayoría están teniendo su primer seguimiento, para ver si han cambiado los factores de riesgo o si han aparecido eventos.

“Estamos en los seguimientos, analizando los resultados para saber cómo se ha ido evolucionando, porque los primeros participantes, ya cumplieron los dos años. Al quinto año hay otra evaluación, al séptimo un nuevamente se toma contacto, para finalizar al décimo con la evaluación final”, señaló la Dra. Huidobro.

¿Por qué Molina?

Molina para la Dra. Laura Huidobro tiene varias ventajas en comparación a otras localidades que presentan similares problemáticas. “Mucha de su gente nace y vive toda su vida en esa ciudad. Además, ya se habían realizado estudios gástricos en esa zona, por lo que había conocimiento de que la gente es muy colaboradora con este tipo de iniciativas, saben que tienen problemas y quieren buscar soluciones”, señaló la especialista.

Sobre la participación de la Universidad Católica del Maule en el proyecto, la académica destacó que “ha sido importante porque tiene el módulo docente allá, el que lo ha facilitado para desarrollar esta investigación y que se ha transformado en el centro logístico del personal que está trabajando, que es un equipo compuesto por 12 personas, una coordinadora, dos tecnólogos médicos, técnicos en enfermería, quienes son los encargados de monitorear los pacientes y tomar las muestras”, puntualizó.

Además de las dependencias físicas que aporta la Universidad Católica del Maule, la Dra. Huidobro, expresó que académicos de la UCM, pueden participar presentando y desarrollando investigaciones propias y colaborativas con otras universidades, promoviendo la vinculación y la investigación de primer nivel en la UCM”, indicó.

Finalmente, la epidemióloga valoró el que el próximo año en Quinamávida, Chile, se realizará un Seminario que reunirá a los otros estudios de cohorte que se desarrollan en Latinoamérica (hay en Argentina, Brasil, Perú y México), donde además de trabajar en conjunto y compartir experiencias, llegarán científicos e investigadores de todo el mundo.

 

Presentan logros de investigación sobre cáncer de Proyecto Mauco

  • Desde el año 2014 se está llevando a cabo el Proyecto Mauco, en el que médicos y profesionales de todo el mundo analizan las causas de la alta cantidad de enfermos de cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Un positivo encuentro entre autoridades de la Universidad Católica del Maule (UCM) y directivos del Centro Avanzado de Enfermedades Crónicas (ACCDiS) se realizó en el Módulo Docente de la Universidad Católica del Maule ubicado en el Hospital de Molina, oportunidad en la que se repasaron los principales logros en torno al proyecto Mauco.

Cabe mencionar que la iniciativa que desarrollan investigadores de la Universidad de Chile y Pontifica Universidad Católica de Chile y la colaboración de la UCM, se enfoca en estudiar qué factores influyen o previenen el desarrollo de las enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad, enfermedades respiratorias, demencia y cáncer en nuestra población, concentrándose en los habitantes de la comuna de Molina, investigando junto a un grupo de 10.000 personas por un periodo de 10 años.

En la oportunidad, dio inicio a la actividad el Dr. Sergio Lavandero, director de ACCDiS, quien presentó de manera general el Centro y los logros obtenidos por éste en los primeros tres años de existencia. A continuación, la Dra. Ferreccio, directora MAUCO, realizó una presentación de la Cohorte, dando a conocer sus objetivos y avances.

La visita finalizó con un recorrido a las instalaciones de MAUCO, dirigidos por la Dra. Andrea Huidobro, académica UCM y Epidemióloga MAUCO, donde mostró la infraestructura que cuenta con un moderno sistema de almacenamiento de datos, un banco de muestras biológicas, y un recinto médico para la toma de exámenes.

La epidemióloga, única de la Región del Maule, explicó que el Proyecto Mauco, les permitirá medir los índices de factores de riesgo para Chile, “Decimos que nuestro colesterol es malo a partir de 130 o 160 según los factores de riesgo de Framingham, que están realizados en Estados Unidos, entonces con este estudio queremos determinar que índices son los adecuados para nuestro país, considerando que a lo mejor conviene otro corte de colesterol. Tener nuestros propios factores de riesgo sería espectacular porque permite utilizar los recursos donde realmente se necesitan”, apuntó.

La actividad sirvió para que las autoridades de la UCM conocieran los avances del Proyecto MAUCO y sus instalaciones. Además de establecer nuevas instancias de colaboración científica entre las dos instituciones.

Doctores UCM motivan a no fumar en el Día Mundial Sin Tabaco

En esta nueva conmemoración del día sin fumar, es preciso hacer una enfática mención a la magnitud del problema, hacer un análisis crítico-constructivo a las políticas públicas y, entregar un mensaje alentador a quienes fuman y desean dejar de hacerlo.

 

En datos duros, convengamos que el tabaquismo es un problema tanto desde el punto de vista conductual como del biomédico puro. Constituye la principal causa de enfermedad y muerte evitable en el mundo y de acuerdo a nuestra última Encuesta Nacional de Salud (ENS), del periodo 2009-2010, 4 de cada 10 chilenos fuma, siendo los hombres quienes más adhieren a este tan poco saludable hábito. Al mismo tiempo, 1 de cada 11 muertes que ocurrieron en Chile en el periodo medido por el Estudio de Carga y Carga Atribuible 2007, fueron directamente atribuibles al consumo de tabaco.  En el grupo de personas con mayor escolaridad se encuentra la mayor prevalencia de consumo, pero lamentablemente, el nivel educacional bajo tiene el mayor consumo en número absoluto de cigarrillos.

 

También es conocido que aproximadamente 2 de cada 3 fumadores quiere dejar de hacerlo y de quienes han logrado suspender el hábito, casi el 80% lo hicieron solamente porque se lo propusieron. Un porcentaje no despreciable, cerca del 10%, lo hicieron con ayuda o por consejo médico. Tan sólo 1 de cada 100 lo hizo porque el lugar donde trabajaban o estudiaban no lo permitía. En términos prácticos, el quehacer de los equipos de salud tiene un no menor impacto en el cese del consumo de tabaco.

 

No existe duda del daño asociado al consumo de tabaco, la evidencia es contundente al respecto. Fumar aumenta significativamente la presión arterial, aumenta la probabilidad de tener eventos cardiovasculares (infarto al corazón, infarto cerebral, entre otros),  aumenta el riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer y de daño pulmonar irreversible . De igual modo, los efectos de su uso durante el embarazo y lactancia han sido demostrado por numerosos estudios, con nefastas consecuencias para el feto y recién nacido. Capítulo a parte, es hablar del impacto que tiene en niños y adolescentes.

 

Dejar de fumar no es fácil, requiere de mucha fortaleza interior y experiencia de su tratante. El arsenal con que disponemos los médicos para ayudar a nuestros usuarios es amplio y va desde intervenciones tan sencillas -pero efectivas- como una conversación estructurada de algunos minutos y en la misma consulta, hasta programas con uso de terapias de remplazo o medicamentos que podrían más que doblar la probabilidad de dejar de fumar. El uso de otras medidas menos tradicionales tiene evidencia, al menos cuestionable. En ese sentido, debiesen ser utilizadas de manera complementaria y no como la solución única al problema. Y si queremos, podemos mencionar que las políticas públicas han tenido un rol muy importante, la evidencia internacional es contundente al demostrar que las medidas aversivas o restrictivas sólo son efectivas cuando se implementan, ejecutan, miden y ajustan sistemáticamente en el tiempo.

 

Bajo esta lógica opera la necesidad de diseñar e implementar estrategias desde la salud pública que requieran la medición periódica y ajustada a los constantes cambios de las comunidades. Por otra parte, intervenciones sistematizas en un programa focalizado en el problema y dirigido a las necesidades individuales de cada fumador. Los equipos con una mirada integral del problema son quienes mejor conocen esta realidad y pueden ofrecer apoyo a sus usuarios. Los invitamos a acercase a su médico para recibir ayuda.

 

“Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de la Universidad Católica del Maule”.

Fuente: UCM

Especialistas en “canales de iones” se reunieron en el Valle del Elqui

La actividad, co-organizada por académicos de la UTALCA, analizó los avances en esta temática que incluye la creación de fármacos para enfermedades como el cáncer.

Cerca de cincuenta científicos nacionales e internacionales se reunieron en la localidad de Montegrande en el Valle de Elqui para compartir sus trabajos en el área de canales de iones, un ámbito científico donde se desempeñan especialistas de áreas como la biológica y la química quienes estudian las características de estas estructuras moleculares que permiten el paso de determinadas proteínas a la célula.

Entre otros temas, los expertos expusieron sobre las enfermedades que involucran a estos elementos, su análisis estructural y fisiología, hasta el desarrollo de fármacos vinculados a estas estructuras, trabajos científicos de gran importancia en el desarrollo de la ciencia a nivel mundial.

“Estos canales están presentes en todas las células de nuestro cuerpo, por ejemplo en el sistema nervioso central juegan un rol muy importante porque son los que transmiten el impulso nervioso, por lo que sin ellos no tendríamos percepción de ningún estímulo”, explicó la profesora de la Facultad de Ingeniería de la UTALCA, Wendy González, quien asistió al encuentro junto con el académico Leandro Zúñiga de la Escuela de Medicina, además de postdoctorandos y alumnos del Doctorado en Ciencias Aplicadas de la Casa de Estudios.

En total la delegación de la UTALCA efectuó cinco presentaciones sobre los trabajos de investigación que desarrollan en la institución y que entre otros temas considera el desarrollo de fármacos aplicados a canales iónicos involucrados con el cáncer. Junto con esto el grupo de científicos estuvo asociado a otras ponencias efectuadas durante el encuentro como co-investigadores.

“Todo fue muy positivo, ya que generamos nuevas redes de contacto con científicos de gran renombre y además nos dimos cuenta que muchos de los asistentes estaban al tanto de lo que estamos realizando en la Universidad y que es muy bien valorado”, comentó González, quien formó parte de la organización del evento.

Además de las presentaciones, los asistentes realizaron varias actividades adicionales, entre ellas la entrega de cuatro microscopios a la Escuela del sector para que los niños de la comunidad puedan acercarse a la ciencia, a lo que se sumó una conferencia dictada especialmente para ellos. El encuentro finalizó con una reunión donde los investigadores conversaron sobre las problemáticas que tienen los científicos en el mundo, plegándose de esta forma a la marcha que realizó ese gremio en Estados Unidos.

El seminario se organiza cada dos años de manera conjunta entre el Centro de Estudios Científicos (CECs), la Universidad de Talca, GenExpress y la Municipalidad de Paihuano, utilizando siempre el mismo espacio en dicha comuna nortina.

Como parte del apoyo brindado por la Dirección de Investigación de la Universidad de Talca, el investigador del Instituto Max Planck de Alemania, Rodolfo Briones, quien asistió al encuentro en el Valle del Elqui, realizó una pasantía en la UTALCA la semana previa, donde impartió dos seminarios y colaboró en la implementación de una técnica llamada Electrofisiología Computacional, creada por el Instituto Max Planck. Dicha tecnología permite ver cómo pasan cargas (iones) a través de poros o canales y calcular el flujo de corriente.

Fuente: UTALCA

Seminario organizado por Escuela de Medicina UTALCA: Actualizan conocimientos acerca del cáncer de próstata

Médicos, profesionales de la salud y alumnos, participaron de jornada que expuso la realidad de esta enfermedad, primera causa de muerte por cáncer masculino.

 

Con el propósito de conocer e intercambiar antecedentes relacionados con los últimos adelantos en la prevención y tratamiento del cáncer de próstata se realizaron las  “Jornadas de Actualización, Nuevos Desafíos”, organizadas por la Escuela de Medicina de la Universidad de Talca.

 

Ante una audiencia integrada por alumnos, académicos, médicos generales y urólogos, se presentaron las exposiciones que estuvieron a cargo de especialistas de distintas universidades y centros clínicos nacionales.

 

El director de la Escuela de Medicina, Claudio Cruzat, dijo que fue una instancia muy significativa de difusión científica y discusión académica de temas prevalentes en salud como, en este caso, es el cáncer de próstata.

 

“Esto es parte de las actividades de extensión que realiza la carrera con los equipos docentes y, en particular, especialistas en ciertas áreas que desean poner en relieve ciertos temas y comunicarlos a la comunidad universitaria, pero también al público en general o de otras universidades, de campus clínicos en convenios”, agregó.

 

Cabe mencionar que pese a tener una baja presencia de la enfermedad, en la región del Maule por cada 100 mil hombres anualmente se registran cerca de 55 nuevos casos, la tasa de mortalidad es la más alta del país.

 

El coordinador de la actividad, el académico Nelson Muñoz, destacó que “siempre es bueno conocer y estar al día de los aspectos más propios de esta enfermedad y, obviamente, lo que se está haciendo a nivel mundial en estos momentos. Lo que hacemos con estas jornadas es traer a la región la vanguardia y ofrecerla a todo el público y la comunidad urológica que son los médicos especialistas, enfermeras, cuidadores e incluso familia de los pacientes”.

 

EXPOSICIONES

 

Entre los expositores que dieron vida a las Jornadas se encontró la investigadora CONYCET-Universidad Nacional de Cuyo (UNCUYO), Constanza López, con las ponencias “Biología Molecular del Cáncer de Próstata” y “Quimioprevención en cáncer de Próstata”; y el Jefe de Robótica de la Fundación Arturo López Pérez (FALP), Jorge Díaz, con la presentación “Novedades en el diagnóstico y etapificiación del cáncer de próstata (RNM-PET/CT)”.

 

También estuvo presente el doctor Iván Pinto, del departamento de Cirugía Robótica de la Clínica Santa María, quien habló sobre “Nuevos tratamientos en Cáncer de próstata (Cirugía robótica y mínimamente invasiva)”; Jaime Altamirano (FALP), que disertó sobre “Cáncer de próstata avanzado (rol de la quimioterapia y nuevas drogas)”, e Ignacio San Francisco, de la Pontificia Universidad Católica de Chile, quien expuso sobre “Novedades en screening y vigilancia activa”.

 

 

Fuente: UTALCA