Tag Archives: conservación

Investigadores realizan conservación preventiva de gorros atacameños prehispánicos

  • Más de 200 gorros provenientes de ajuares funerarios datados entre el 500 d.C. y el 1.500 d.C. se resguardan en los depósitos arqueológicos del Instituto de Investigaciones Arqueológicas y Museo R.P. Gustavo Le Paige S.J. de la UCN, en San Pedro de Atacama.

Un grupo de expertos se encuentra realizando un minucioso trabajo de conservación de la colección de antiguos gorros de Atacama resguardados por el Museo R.P. Gustavo Le Paige S. J. de la Universidad Católica del Norte (UCN) en San Pedro de Atacama, en el marco de una investigación encabezada por la arqueóloga, Dra. Helena Horta, académica de dicha casa de estudios superiores.

Se trata del proyecto “Estudio multidisciplinario del sistema religioso atacameño: parafernalia alucinógena, cronología y diferenciación social (500-1500 d.C.)”, financiado a través del Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondecyt) de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt).

El gorro fue parte esencial de la vestimenta de los antiguos habitantes del  área atacameña, entre el 500 d.C. y el 1.500 d.C., y son investigados dentro del análisis contextual de los objetos que acompañan a los individuos en los ajuares funerarios. “Estos gorros eran usados por hombres -adultos y niños- y son parte de la vestimenta con la que eran enterrados los atacameños varones”, señala Helena Horta, quien agrega que “estamos hablando de que el gorro atacameño tuvo vigencia por los menos durante mil años; es un indicador de identidad, de la calidad de varón y de alguna diferenciación social en estudio”.

CONSERVACIÓN

Las conservadoras Francisca Gili y Macarena Bugueño, encargadas de llevar a cabo las campañas de conservación preventiva en este proyecto, explican que en su trabajo no se intervienen directamente los gorros, sino que se realizan acciones indirectas sobre ellos. Esto, implica mejorar los embalajes para que las piezas descansen en cajas especialmente preparadas para mantener su estructura.

De forma paralela, también se está avanzando en la documentación asociada a cada pieza recuperada por el Padre Gustavo Le Paige en las excavaciones que realizó aproximadamente entre 1955 y 1975. La información contextual es revisada y se sistematiza en fichas de documentación creadas para este propósito.

Tanto el trabajo de conservación preventiva como el de documentación de los gorros, complementan las labores realizadas durante el traslado de la colección a la Zona de Recintos Transitorios del Museo, en donde se encuentran actualmente las colecciones.

“Al conservar la colección de gorros, esta queda disponible para futuras investigaciones y no solo eso, sino que también a disposición de los artesanos locales que quieran conocerla. Con esto, le estamos dando 50 o 100 años más de estabilidad a las piezas y su información asociada”, explicó Francisca Gili.

FORMA CARACTERÍSTICA

Si bien existen en la colección gorros de diferentes formas, el tocado mayoritario es el gorro atacameño. Tiene una forma muy característica y se compone de dos partes realizadas con técnicas diferentes: el casquete superior tejido en técnica de anillado por medio de agujas de cactus y fibra de camélido y, por otra parte, una estructura interior de fibra vegetal trenzada, cubierta por cintas de cuero de camélido.

“Son gorros complejos, porque tienen más de una técnica en sí mismos, e incluyen diseños y colores teñidos en los casquetes. Muchos de estos tienen un gran penacho de plumas de parina de color naranja, que los hace especialmente llamativos”, explicó Helena Horta.

Esta investigación concluirá en 2019, cuando se obtengan los resultados finales que, sin duda, contribuirán a un mayor conocimiento de la práctica alucinógena atacameña y el contexto social que la rodeaba.

Académico UCN recibe premio por conservación de los geoglifos de Chug Chug

El arqueólogo Gonzalo Pimentel recibió el galardón de manos de la Presidenta Michelle Bachelet.

El arqueólogo Gonzalo Pimentel, académico de la Universidad Católica del Norte (UCN) y presidente de la Fundación Desierto de Atacama, recibió en representación de esta última entidad el Premio Conservación de Monumentos Nacionales 2017, por el resguardo y conservación de los geoglifos de Chug Chug, en la Región de Antofagasta.

El galardón corresponde a la categoría “Proyecto”, otorgado por el Consejo de Monumentos Nacionales por la protección y puesta en valor del patrimonio cultural, y fue entregado al Dr. Pimentel por la Presidenta Michelle Bachelet en el marco de la ceremonia del Día del Patrimonio Cultural 2017, realizada en el salón Montt Varas del palacio de La Moneda.

En conjunto con comunidades indígenas aymaras y atacameñas, la Fundación Desierto de Atacama está trabajando desde hace más de dos años en la protección y valorización patrimonial del área de los geoglifos de Chug Chug, ubicados en la comuna de María Elena y que en 2016 fueran incluidos por la prestigiosa World Monuments Watch en la lista internacional de los 50 sitios en peligro mundial. Ello, a la par de sitios de envergadura mundial, como Petra, en Jordania; o la Isla de Pascua, en nuestro país.

Desde enero de 2015 el área está siendo resguardada por esas organizaciones locales, siendo atendida por jóvenes que han sido capacitados sobre su importancia arqueológica y los cuidados que se deben tener para protegerlos.

Ese mismo año también la fundación presentó ante el ministerio de Bienes Nacionales un completo expediente para que la zona de geoglifos de Chug Chug sea declarada Bien Nacional Protegido (BNP), una figura de protección legal en la que el Estado se auto destina áreas de alto interés de conservación.

El Dr. Gonzalo Pimentel es además editor general de la revista científica “Estudios Atacameños. Arqueología y Antropología surandinas”, editada por el Instituto de Investigaciones Arqueológicas y Museo (IIAM) de la Universidad Católica del Norte.

Las investigaciones arqueológicas del galardonado se han centrado en el estudio de las redes viales prehispánicas, la movilidad, el intercambio y el arte rupestre del desierto de Atacama.

 

 

Fuente: UCN

Investigadores ULS documentan diversidad taxonómica de artrópodos de áreas de conservación de la Región de Antofagasta

Un grupo de especialistas, entre los que se encuentran Jaime Pizarro-Araya y Fermín M. Alfaro, de la U. de La Serena, realizó recientemente una expedición artropodológica al Parque Nacional Morro Moreno, Monumento Natural Paposo Norte y Sitio Prioritario Paposo, considerado un verdadero “hotspot de biodiversidad de Chile”.

El Parque Nacional Morro Moreno (área SNASPE), Monumento Natural Paposo Norte (área SNASPE) y el Sitio Prioritario Paposo (área no-SNASPE), localizados en el Desierto Costero Transicional de Chile (25-32º), en la Región de Antofagasta, fueron escogidos por un grupo de científicos de diversas instituciones, entre estos, los investigadores de la Universidad de La Serena y del proyecto PIA-DIULS, Jaime Pizarro-Araya y Fermín Alfaro M., del Laboratorio de Entomología Ecológica, para realizar una expedición artropodológica -cofinanciada por la Dirección de Investigación ULS- que permitió recabar antecedentes para la evaluación de un área a conservar.

A través de este trabajo en terreno, que se suma a otras expediciones efectuadas en la zona en años anteriores, los investigadores buscan documentar la diversidad taxonómica de artrópodos epígeos del Monumento Natural Paposo Norte y Sitio Prioritario Paposo, con énfasis en las especies en categoría en conservación, así como también identificar amenazas actuales y potenciales para el ensamble de artrópodos epígeos de ambos sectores, catalogados por los expertos de la ULS como “un hotspot de biodiversidad de Chile”

Gracias al trabajo realizado en expediciones anteriores, se ha logrado la clasificación de especies como Insecta sp. n. y Arachnida sp. n. (MN Paposo Norte) y 17 especies endémicas (Sitio Prioritario Paposo), a lo que se suman 3 especies en categoría de conservación: 2 En peligro como Gyriosomus angustus (Coleoptera: Tenebrionidae) y Scotobius planicosta (Coleoptera: Tenebrionidae), y 1 extinta como lo es Conometopus penai (Orthoptera: Ommexechidae). Además, existen 4 especies candidatas para el 13° proceso de clasificación del Ministerio de Medio Ambiente (MMA), entre éstas,Chileuma paposo (Araneae: Prodidomidae), Aysenia paposo (Araneae: Anyphaenidae),Brachistosternus paposo (Scorpiones: Bothriuridae) y Brachistosternus barrigai (Scorpiones: Bothriuridae).

De acuerdo a lo indicado por Jaime Pizarro-Araya, algunas de las principales amenazas actuales y potenciales en estos sitios son el pastoreo indiscriminado, los microbasurales no autorizados, la recolección no autorizada de semillas, la extracción de vegetación nativa, las tomas ilegales, los perros asilvestrados y el posible efecto de central termoeléctrica Taltal, CDEC-SIC (Paposo).

Por otra parte, el investigador de la ULS precisa que no se observa una continuidad de investigaciones de unidades del Sistema de Áreas Protegidas Silvestres del Estado, considerando que son sitios de la alta diversidad y prioritarios en la conservación de la biota. “De ahí la relevancia que toma el trabajo conjunto entre instituciones, como el que ya se está realizando entre la U. de La Serena, la U. de Antofagasta y el Ministerio de Medio Ambiente”, detalló el profesional.

Como proyecciones, sostiene que la idea es analizar la dinámica y el “estado” de la población deGyriosomus angustus (Coleoptera: Tenebrionidae), siguiendo el ejemplo de G. granulipennis(especie endémica de Isla CHoros); identificar especies o hábitats de interés presentes en áreas no-SNASPE y también taxones para ser incorporados en los próximos Procesos de Clasificación de Especies según RCE; e incorporar información en el macro-análisis de la diversidad y distribución espacial de la biota de las áreas del SNASPE presentes en el Desierto Costero Transicional de Chile (25-32º).

Fuente: ULS

Investigadores buscan evaluar el estado de conservación de insectos y arácnidos del desierto costero chileno

Untitled-1 copyUn grupo de especialista, entre los que se encuentra el académico e investigador de la ULS, Jaime Pizarro-Araya, realizó recientemente una expedición artropodológica a cuatro áreas SNASPE del norte del país. Como parte de los resultados preliminares, se logró ampliar los rangos distribucionales de diferentes especies y colectar varias especies nuevas para la ciencia.  Continue reading