Tag Archives: crítica

El Acuerdo de París: La Estabilidad Climática entre Paréntesis post COP21

Una mirada crítica respecto de los compromisos que dejó el acuerdo de París en la COP21 nos compartió el académico y director de la Escuela de Sociología de la U. Católica del Maule, Dr. Julien Vanhulst, esto porque a su juicio todo descansa en compromisos voluntarios sin obligaciones precisas.

“Buena parte del acuerdo proviene de cumbres y conferencias previas de las partes y, finalmente, todo descansa en compromisos voluntarios sin obligaciones precisas y vinculantes para los países. Puede ser también esta poca claridad que explica este clima de esperanza que generó el acuerdo”, comenzó diciendo el sociólogo.

Esta situación, explica el Dr. Vanhulst, se puede leer desde dos aristas: la primera como lectura del acuerdo como un resultado en el contexto de la situación de las negociaciones políticas internacionales sobre el clima; y la segunda como evaluación del contenido del acuerdo a partir de la necesaria estabilidad climática.

Acuerdo Político

Bajo la primera perspectiva, expresó el académico, el texto de París es “El mejor resultado posible” (según lo expresó el presidente de la COP21, Laurent Fabius). Es el resultado de la negociación entre 196 países cuyas trayectorias de desarrollo buscan el crecimiento económico, el incremento de la producción mundial de bienes y del consumo de los mismos. Por consiguiente, el texto es poco preciso en cuanto a las acciones concretas para alcanzar reducir las emisiones de gases a efecto invernadero, sin metas claras y, si se acordó revisar las situaciones y metas a 5 años, se posterga el balance neutral durante la segunda mitad del siglo XXI.

“Así, no se rompe la senda trazada desde más de veinte años, desde que se firmó la Convención Marco sobre Cambio Climático en la Cumbre de Rio en 1992, y que no ha permitido resultados concretos, al contrario, las emisiones de gases a efecto invernadero crecieron de un 50 por ciento en el mismo tiempo”, postuló el sociólogo.

Uno de los principales logros, comentó, es simplemente haber firmado un documento para no repetir fracasos anteriores.

Acuerdo Climático

Bajo la segunda perspectiva que señala Vanhulst, primero debemos recordar que según los expertos científicos para evitar impactos catastróficos no se puede superar un aumento de 1,5º.

“Para alcanzar este objetivo, bajo el Acuerdo de París, la responsabilidad recae en cada país (a través de las llamadas contribuciones nacionales); y aunque deben ser informadas periódicamente, no son obligatorias. Así que el texto, lejos de ser vinculante, descansa en medidas voluntarias; y si consideramos las contribuciones nacionales actuales, el escenario es de un aumento de la temperatura global superior a 3º”, manifestó el experto.

Contribución de Chile

A pesar de contribuir poco a las emisiones globales (con alrededor de un 0,3 por ciento), comentó el Dr. Vanhulst, desde los años 1980, Chile aumenta sostenidamente sus emisiones de gases a efecto invernadero, las que tienen como principales fuentes la producción de electricidad, las industrias y el transporte.

El 29 de septiembre 2015, indicó el sociólogo, el gobierno presentó su Contribución Nacional para la COP21, la cual incluye dos objetivos de mitigación de emisiones para 2030: un objetivo incondicional de reducción para 2030 del 30 por ciento en la intensidad de las emisiones por unidad del PIB con respecto a 2007, lo cual es equivalente a un incremento de 222 por ciento respecto de 1990, un objetivo condicionado al apoyo financiero internacional como lo es la reducción para 2030 de 35-45 por ciento en la intensidad de las emisiones por unidad del PIB con respecto a 2007, lo cual es equivalente a un incremento de 154-198 por ciento respecto de 1990.

“Se incluye también como parte del compromiso, la recuperación y manejo sustentable de 100 mil hectáreas de bosques degradados y la forestación de otras 100 mil hectáreas. Estos compromisos quedan condicionados a la aprobación de modificaciones de la Ley sobre Recuperación de Bosque Nativo y Fomento Forestal y a la prórroga del Decreto Ley 701 y la aprobación de una nueva Ley de Fomento Forestal”, sentenció el investigador.

Bajo el marco del reciente Acuerdo de París, puntualizó el docente universitario, Chile puede perfectamente seguir esta senda insostenible y además experimentar importantes impactos que implican una necesaria política de adaptación. Así, si miramos esto desde la sociedad civil, no hay nada que celebrar, y menos pensado a los que serán más afectados por estos impactos.

“El necesario Acuerdo de París es totalmente insuficiente para responder a la crisis ambiental actual y a su manifestación bajo los cambios climáticos. Y si los gobiernos no toman las responsabilidades adecuadas, la sociedad civil tiene un importante papel para ir más allá de este tipo de espectáculo político y construir alternativas efectivas frente al cambio climático”, recalcó el académico.

Fuente: UCM

“Damnificados con el subsidio debieron mudarse a la periferia al no poder acceder a ofertas donde estuvieron sus viviendas”

Jorge Insunza del proyecto Fondecyt realizó una dura crítica al proceso de recuperación regional tras el 27F junto a otros académicos de la Escuela de Arquitectura de la UTALCA

Reflexiones críticas en torno a la reconstrucción entregaron investigadores de universidades chilenas y extranjeras, que participan en un congreso internacional y en un taller en el que se analizó el caso de Talca, a  la luz de un proceso que privatizó el Estado, sin considerar la calidad de vida futura de los afectados. La urgencia de retomar la agenda del patrimonio, es una de las ideas expuestas.

“Gentrificación en Reconstrucción de ciudades intermedias globales” es el nombre de las actividades, que se realizan en la Universidad de Talca, como parte de un proyecto Fondecyt, liderado por el académico de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de Universidad de Chile, Jorge Inzulza, y en el que participan profesores de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Talca.

El profesor de esta unidad académica, Germán Valenzuela —co investigador del proyecto y co organizador de los encuentros, destacó el alto interés de universidades y organismos del Estado como el Ministerio de Vivienda y Urbanismo por tomar parte en la conferencia y el taller. A su juicio “la reconstrucción fue de alguna forma privatizada por el estado y por la forma en que se realizó” y ha sido materia de estudio en muchos lugares del planeta, sobre todo los que están vinculados a áreas de terremotos y a otros fenómenos de la naturaleza que afectan al ser humano.  “Este evento lo que hace es reposicionar a las universidades chilenas y a este grupo de investigadores para ser parte importante de esta discusión internacional respecto de cómo reaccionan las autoridades y el poder civil a las catástrofes de magnitud”, dijo.

Germán Valenzuela explicó que la gentrificación (palabra que no existe pero se refiere a situaciones reales) es un fenómeno independiente del problema de la reconstrucción y muy profundo en las ciudades intermedias, en toda Latinoamérica, que crecen en forma rápida y significativa y asociado a ello hay desplazamiento de la población. “Cuando esto se hace con reconstrucción, es decir, después de una catástrofe natural, es aún más violento, más agresivo, más rápido, y eso lo hace interesante para los ámbitos académicos y de investigación”, señaló.  A mayor abundamiento, sostuvo que es materia de estudio revisar los efectos de la naturaleza cuando golpe zonas pobladas, “muchas veces producto de la mala forma como se planifican las ciudades”.

Conflictos

Sobre la forma de compatibilizar la reconstrucción en estos casos con la calidad de vida y felicidad de las personas, el académico admitió que éste es uno de los conflictos graves de la sociedad contemporánea, debido a que se construye principalmente sobre los valores del suelo y un producto de esto es la gentrificación.

“La gente se desplaza a lugares donde el suelo es más barato cuando no hay capacidad de pago y eso genera que en el territorio surjan áreas que se van especializando según segmentos socioeconómicos. Por lo tanto se genera mucha segregación y todo eso va obviamente contra la felicidad, contra el confort urbano ambiental y contra una cultura que históricamente había sido mixta. Los lazos sociales se van rompiendo y es lo que vemos en Talca como resultado no solo del terremoto sino también del fuerte desplazamiento desde zonas campesinas”, manifestó, junto con afirmar que la misma situación se repite en ciudades intermedias de América Latina.

Para Germán Valenzuela la reconstrucción no debe implicar solo la destinación de recursos desde el gobierno, sino restituir la pluralidad sobre el territorio y en ese sentido aseveró que la gobernanza está en déficit, un tema que consideró complejo “en una sociedad de libre mercado que rige la forma en que ocupamos el espacio”.

Patrimonio

En relación a los edificios patrimoniales de Talca que aún no se reconstruyen, recalcó que es urgente retomar el tema. “Es fundamental retomar la agenda del patrimonio porque los edificios que nos quedan y que trataran la historia son parte de la identidad. También es fundamental que no sean privatizados”, dijo, desechando de plano la idea de construir un supermercado en reemplazo del mercado central, lo que a su juicio sería la privatización de la identidad. Más que la fachada, observó que interesa el edificio como conjunto, es decir, quienes lo habitan, cómo se ocupa y “cómo transmitir los valores históricos identitarios a una ciudadanía que es futura. No se trata de convertir en museo el patrimonio, que se quede congelado”, recalcó.

Jorge Inzulza, por su parte, destacó algunos hallazgos iniciales del proyecto Fondecyt que a su juicio son preocupantes, como lo sucedido en barrios como Las Heras. Muchos de sus antiguos habitantes, con el subsidio estatal de reconstrucción obtenido debieron mudarse a la periferia porque, debido a su baja capacidad de endeudamiento, no pudieron acceder a las ofertas del desarrollo inmobiliario que se generó donde estuvieron sus viviendas. “Estos hallazgos me parecen extremadamente preocupantes y también lo confirmó el seremi”, dijo Insulza, refiriéndose a la intervención del secretario ministerial de Vivienda, Rodrigo Sepúlveda, quien declaró que tras el terremoto “no se generó nada distinto que no fuera entregar casas rápidamente”.

Sepúlveda expresó que es un desafío pasar de la teoría a la política pública e incorporar en ésta el concepto de felicidad.

La clase magistral de la inauguración estuvo a cargo de Camillo Boano, de la University College de Londres, en cuya exposición abordó distintos ejemplos de gentrificación e indicó, a modo de recomendación, que hay que ser resistentes, no resilientes. “La vida cultural de Talca es una vida resistente”, enfatizó.

Fuente: UTALCA

Ciclo de cine UFRO retorna en octubre con imperdible cartelera

Una selección de películas elogiadas por la crítica se exhibirán gratuitamente todos los martes en el Auditorium de la Facultad de Medicina a las 19:00 hrs.

 Los meses de octubre y noviembre serán de Cine en la Facultad de Medicina de la UFRO, con el retorno del ciclo de películas que será ofrecido cada martes y que trae una atractiva programación que incluye lo mejor de la pantalla grande estrenado en el último tiempo.

Luego de una involuntaria interrupción de este aplaudido ciclo iniciado en junio, la Dirección de Extensión y Formación Continua y la Facultad de Medicina se coordinan para reactivar este espacio de exhibición gratuita de cine desde el martes 6 de octubre – y todos los martes siguientes –  a las 19:00 hrs. en el Auditorium  Jaime Serra Canales, ubicado en calle Claro Solar 115.

CARTELERA

El Ciclo se iniciará con la película británica “La Teoría del Todo” del director James Marsh, estrenada el 2014 en el Festival de Cine de Toronto y nominada a cinco premios de la Academia, quedándose con este el actor Eddie Redmayne por su rol protagónico en el papel de Stephen Hawking.

Se trata de una película biográfica inspirada en las memorias “Travelling to Infinity: My life with Stephen” de Jan Hawking, ex esposa de este brillante teórico físico donde se expresa su experiencia frente a su diagnóstico y proceso de enfermedad.

Le continúan para el mes de octubre las películas “El Código Enigma” (Morten Tyldum – 2014) , filme biográfico bélico brito-estadounidense sobre el matemático, criptoanalista y pionero científico de la computación Alan Turing; “Whiplash”(Damien Chazelle – 2014), película dramática estadounidense sobre un jóven baterista de jazz que asiste a una de la mejores escuelas de música del país  bajo la tutela de un temido maestro; y “El Francotirador” (Clean Eastwood – 2014), producción cinematográfica nominada a seis Oscar en el 2015, está basada en la vida de Chris Kyle, un tejano que batió el récord de muertes como francotirador del ejército norteamericano.

 En noviembre se ofrecerán las películas “Birdman” y  “Relatos Salvajes”, además de incorporar en la programación producciones adscritas al FIC Wallmapu.

INVITACIONES

Los tickets de entrada pueden ser retirados desde este jueves 1 de octubre en la Dirección de Extensión y Formación Continua, Av. Prat 321 y Extensión de la Facultad de Medicina en Claro Solar 115.

Fuente: UFRO

Experto en contaminación critica restricción a vehículos catalíticos

Frente a la iniciativa del gobierno para aplicar restricción vehicular a los automóviles con convertidor catalítico, el académico del Departamento de Física de la Universidad de Santiago, Dr. Ernesto Gramsch Labra, cree que es necesario, antes de cualquier otra medida, mejorar el sistema de transporte público, con el fin de absorber a las personas que dejan de usar medios propios cada vez que se aplica la medida.

Más de 40 episodios críticos de la calidad del aire en Santiago, en lo que va el año, han hecho reflotar la idea de aplicar restricción vehicular a automóviles  con sello verde.

 “Esperamos dentro del próximo mes presentar un proyecto, que se enmarca dentro de las ideas debatidas en la comisión de Pro Movilidad, para establecer una restricción permanente de catalíticos”, anunció el ministro de Transporte y Telecomunicaciones, Andrés Gómez-Lobo.

 La comisión que hace mención la autoridad, fue creada en junio del año pasado, con el fin de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos a través de medidas que modernicen  el transporte público y contribuyan a descongestionar los grados que existen en diversas ciudades del país.

 El organismo que está encabezado por la Presidenta Michelle Bachelet y el ministro de Transporte y Telecomunicaciones, está integrado por una larga lista de expertos pertenecientes a diversos ámbitos, como el servicio público, la arquitectura, la ingeniería y las ciencias sociales.

 Su propósito es instaurar mecanismos que permitan establecer  “procesos ampliamente participativos de la ciudadanía y de los diferentes actores involucrados, las propuestas y consensos que permitan arribar a un conjunto de medidas de corto, mediano y largo plazo, ordenadas en torno a un plan, orientadas a mitigar la congestión en las ciudades de nuestro país”, como consigna su sitio en internet.

 

La situación actual

 Para el académico del Departamento de Física de la U. de Santiago, Dr. Ernesto Gramsch Labra, la medida que vislumbra el gobierno, en su génesis es buena, pero no tendrá éxito si no se mejora el transporte público, en especial el Transantiago.

 “En principio la idea es buena, pero tiene un problema grave: están prohibiendo una cierta actividad sin ninguna alternativa”, explica el Dr. Gramsch, mientras clarifica que “si no mejoran el transporte público, esta medida no va a servir” pues el sistema no está preparado para absorber el porcentaje extra de pasajeros que vendrán.

 

Los antecedentes positivos

 En los días que se establece preemergencia, no pueden circulan autos con sello verde terminados en dos dígitos diferentes. En emergencia, en cambio, la prohibición aumenta al doble. Concretamente aquello significa, en el primer caso, que un 6 por ciento menos de autos particulares transitan por las calles y, en el segundo, un 15. 

 Si bien las cifras son indudablemente positivas, para el Dr. Ernesto Gramsch es necesario adoptar medidas profundas, que ataquen el problema de fondo: el transporte público, en especial el Transantiago.

 “Cuando se implementó el Transantiago, hubo mucha gente que dejó de utilizar el transporte público y, desde ese día, el número de vehículos ha aumentado más de lo que lo hacía antes del cambio”, explica el especialista. Enfatiza que, desde esa perspectiva, “el sistema de buses no cumple el objetivo para el cual fue diseñado”.

 “Los mismos encargados de trasporte saben que, cuando se hizo el cambio del sistema de micros amarillas al Transantiago, bajó la cantidad de personas que utilizaban los autobuses. Por lo tanto el plan falló en lo más importante, es decir en transportar pasajeros”, expone el Dr. Gramsch.

 Si bien lo ideal sería reducir a la mitad la cantidad de vehículos circulantes, se necesitan decisiones de largo plazo, enfatiza. Por ejemplo “aumentar las líneas de Metro, a muchas más o  mejorar el sistema de buses cuya frecuencia actual es muy mala” propone el académico.

Aparentes soluciones que no funcionan

 Cree el Dr. Gramsch, que de prosperar la restricción a vehículos catalíticos, se producirá un efecto totalmente diferente al esperado.

 “Lo que ha ocurrido en muchos países, donde se ha implementado este tipo de medida, es que simplemente la gente empieza a comprar más autos, creando una alternativa para cuando corresponde restricción”, explica el investigador. Esto, incrementa el universo vehicular y contribuye a congestionar las ciudades. “Cuando le toca a uno, usan el otro. Por lo tanto aumenta el parque vehicular y la medida no sirve”, reflexiona.

 Respuestas como ‘usar el auto del vecino’ en días de restricción no funcionan, estima el académico. Según éste, son adecuadas para lugares, donde los viajes son largos y aglutinan muchas personas.

 “Si hay mucha gente que tiene que venir desde Buin a Santiago a trabajar, ellos podrían compartir auto”,  sin embargo en la capital es difícil que pase eso, opina el Dr. Gramsch. “Alguien que vive en Ñuñoa puede trabajar en Santiago, pero no necesariamente su vecino. Por lo tanto, no creo que sirva esa medida”, concluye.

Fuente: USACH