Tag Archives: ecología

Estudio estableció que más de 40 especies de abejas nativas viven en Reserva Nacional Rio Cipreses

Primer estudio en el Alto Cachapoal realizado por el equipo de investigadores del Laboratorio de Ecología de Abejas de la Facultad de Ciencias Básicas de la Universidad Católica del Maule (UCM).

Más de 40 especies de abejas nativas son las que viven en la zona de Alto Cachapoal, Región del Libertador Bernardo O’Higgins, dato de alto valor para la conservación de estas especies que tienen un rol muy importante en los ecosistemas como agentes polinizadores, tanto de la flora nativa como de cultivos agrícolas.

Hasta ahora no se contaba con información de base suficiente sobre abejas polinizadoras y su relación con la flora nativa de dicho lugar, ni tampoco sobre el estado de conservación de ellas, tarea que fue desarrollada por un equipo de investigadores del Laboratorio de Ecología de Abejas de la Universidad Católica del Maule.

“A través del estudio, se determinó taxonómicamente más de 40 especies de abejas nativas presentes en la reserva, las cuales pertenecen a las 5 familias presentes en Chile: Megachilidae, Halictidae, Andrenidae, Apidae y Colletidae. Encontrándose que especies vegetales como el molle (Schinus latifolius), romerillo (Baccharis sp.) y chagualillo (Puya coerulea) son las que mayoritariamente prefieren las abejas nativas”, señaló el Dr. Víctor Hugo Monzón, agregando que “Del mismo modo, especies de abejas del genero Lassioglossum son generalistas, recolectando polen y néctar de muchas especies vegetales presentes en la reserva”.

El estudio científico financiado por el Fondo Científico de investigación de Alto Cachapoal de Pacific Hydro, fue desarrollado entre marzo del 2017 y marzo del 2018, y buscó establecer la diversidad de abejas nativas presentes en la Reserva Nacional Río Los Cipreses.

Abejas nativas en Chile

En Chile, comentó el investigador de la Facultad de Ciencias Básicas de la UCM, a la fecha se ha determinado la existencia de aproximadamente 450 especies de abejas entre nativas y endémicas. Sin embargo, “Se ha observado que algunas poblaciones de estas especies han disminuido, debido principalmente a la perturbación de sus hábitats o bien debido a la introducción de especies invasoras que han desplazado a las especies nativas y que les han transmitido patógenos, como ha sido el caso de Bombus dalhbomii por la introducción de B. terrestres”.

Manuelia gayi, explicó el experto en abejas nativas, es “Una abeja pequeña de aproximadamente 6 milímetros de color azul metálico, tiene predilección por especies vegetales con flores tubulares como, chagualillo (Puya coerulea) y chupa-chupa (Eccremocarpus scaber)”, puntualizó.

Llamó la atención del equipo corroborar en terreno que existen abejas muy especialistas que visitan una sola especie vegetal, lo cual “Demuestra el impacto que podría tener sobre su supervivencia, si estas plantas desaparecieran”, advirtió el Dr. Monzón.

 

 

 

En San Pedro de Atacama se llevó a cabo Congreso Internacional de Ecología Política

Evento contó con la participación de expertos chilenos y extranjeros en el tema.

Consolidar una red de investigación en el continente para la disciplina, fue el objetivo del II Congreso Latinoamericano de Ecología Política que se desarrolló en la localidad de San Pedro de Atacama. El evento fue organizado por el Instituto de Investigaciones Arqueológicas y Museo (IIAM) de la Universidad Católica del Norte (UCN) junto con el Departamento de Geografía de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la U. de Chile, y el Centro de Estudios Interculturales e Indígenas (CIRR).

“América Latina ante el extravismo y la urbanización extendida: resistencias, indigeneidad y ecologismo popular”, fue el tema principal del congreso que reunió a investigadores provenientes de distintos países, quienes discutieron y debatieron sobre la ecología de los modelos económicos y políticos en Latinoamérica, además de sus impactos y re-configuraciones sociales y territoriales asociadas.

Manuel Prieto, presidente del comité organizador y director de Postgrado del IIAM, enfatizó en la necesidad de los académicos de debatir sobre la situación en América Latina. “La idea es entender que la naturaleza está atada con los procesos de economía política, por lo que es importante estudiar la injustia y el conflicto ambiental”, expresó.

 

SAN PEDRO

San Pedro de Atacama fue elegida como sede del evento porque en su territorio se manifiestan distintos fenómenos sobre los que se articulan los principales problemas de investigación de la ecología política.

Ejemplos de esto son el crecimiento del turismo, que ha transformado las dinámicas espaciales del pueblo; la existencia de comunidades indígenas con reivindicaciones de diversos tipos; la presión ambiental y cambios sociales producidos por el clúster cuprífero en la zona y la escasez de agua, temas que hacen de San Pedro un espacio de reflexión crítica en esta materia.

Ante esto, Prieto destacó la necesidad de sacar de las grandes urbes este tipo de eventos para descentralizar el conocimiento. “En San Pedro de Atacama ocurren estos fenómenos, por lo que es interesante discutir estas temáticas en un lugar donde están pasando los cambios”.

Cómo cuidar el medioambiente: 7 pequeñas medidas que pueden cambiar al mundo

Chile tiene un largo camino por recorrer, exigiendo y aplicando estándares de sustentabilidad. Mientras esto avanza, se puede partir por casa, educando e inculcando hábitos en los más pequeños para que promuevan una cultura sustentable.

Cuidar nuestro ecosistema y ser amigable con el medioambiente es más fácil de lo que parece. Así lo aseguran los expertos, destacando que para generar un menor impacto al medioambiente es necesario integrar dos conceptos en la vida cotidiana: el uso eficiente de los recursos y el consumo responsable.

“No se trata de limitarse y dejar de aprovechar los avances propios de nuestra sociedad, más bien de tomar consciencia sobre nuestras decisiones y elecciones a la hora de consumir”, afirma Pamela Kunz,directora de Ingeniería en Energía y Sustentabilidad Ambiental de la Universidad San Sebastián.

“Nuestro país tiene un largo camino por recorrer, exigiendo y aplicando estándares de sustentabilidad. Sin embargo, mientras esto avanza,podemos partir por casa, educando e inculcando hábitos en los más pequeños para que promuevan una cultura sustentable”, asegura la experta, quien entrega siete fáciles recomendaciones cuidar el medioambiente desde lo sencillo y cotidiano.

1.      Juntar la ropa para lavar: Así de sencillo como suena. Al utilizar electrodomésticos que consumen elevados volúmenes de agua como la lavadora o el lavavajillas, lo mejor es juntar una carga completa antes de lavar, para que se aproveche al máximo la energía y agua utilizada.

2.      Etiqueta eficiente: Siempre seleccionar y comprar nuevos electrodomésticos que declaren, certificadamente, ser más eficiente con el uso de la energía. Para esto, el etiquetado en Chile es bastante claro. Además, al privilegiar calidad y orígenes de fabricación que aseguren una prolongada vida útil, no habrá que sustituir el equipo en el corto plazo y, por ende, habrá menos contaminación (y menos gastos para el bolsillo).

3.      Usar lo justo y necesario: Es importante saber dosificar y utilizar la cantidad justa de detergentes, desinfectantes, limpiadores de piso y mobiliario de uso frecuente; de esta manera evitaremos sobrecargar innecesariamente las aguas residuales generadas en nuestro hogar y quizás disminuir la cantidad de agua requerida en los procesos de enjuague. ¡Es un cambio que de verdad hace la diferencia!

4.      Que no se vaya el calor: Invertir en mejorar la aislación de nuestro hogar siempre será la mejor manera de evitar el ingreso de flujos de aire de baja temperatura durante los meses de invierno y reducir las pérdidas de calor de nuestro sistema de calefacción. Esto tendrá un efecto positivo en el gasto por concepto de energía o combustible utilizado.

5.      La basura orgánica no siempre es basura: La separación de los residuos orgánicos vegetales generados durante la preparación de alimentos, permite disminuir el volumen total de residuos que requerirán ser trasladados a un vertedero o relleno sanitario. Si se cuenta con un jardín al cual se le dedica tiempo y recursos, pueden aprovecharse estos residuos para generar compost que sirva para nutrir las plantas. ¡Hoy es posible encontrar en el mercado diversos contenedores que facilitan esta tarea!

6.      Separar la basura en el origen: Esta es la mejor manera de disminuir el volumen de residuos que enviamos a un vertedero o relleno sanitario. Se pueden adquirir contenedores de diferente tamaño y color para separar papeles, cartones Tetra Pak, pilas, vidrios, artefactos electrónicos, entre otros, y planificar su disposición en un Punto Limpio cercano para cuando alcancen un volumen de llenado considerable.

7.      Reducir, Reutilizar, Reciclar: En la medida de lo posible, antes de eliminar un envase, es buena idea aplicar las 3R (Reducir, Reutilizar, Reciclar) y evaluar la posibilidad de extender su vida útil. Así, un frasco de vidrio podría utilizarse para almacenar frutos secos, semillas, y otros alimentos; o envases plásticos de buena calidad, ser maceteros para iniciar una huerta u organizar la caja de herramientas.

OCDE resalta urgencia de que Chile cuente con un Servicio para la gestión eficaz de sus áreas protegidas

En su informe sobre el desempeño ambiental del país, el organismo plantea la necesidad de subsanar la fragmentación institucional, mejorar la coherencia de las políticas y aumentar el financiamiento para la protección de la biodiversidad.

La «Segunda Evaluación del Desempeño Ambiental» para Chile, presentada esta semana por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) hace hincapié en la necesidad de avanzar en la gestión eficaz de las áreas protegidas. Esto, considerando la intensificación de las presiones sobre los recursos naturales y la biodiversidad del país, derivada del crecimiento económico.

“El informe de la OCDE refuerza la idea de que es clave y urgente contar con un Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas que revierta la actual fragmentación institucional y de políticas en torno a la conservación de nuestra diversidad biológica y que también garantice la eficacia de los recursos invertidos en ella y la participación de comunidades locales e indígenas”, señala Rodrigo Catalán, director de Conservación de WWF Chile.

Si bien el documento reconoce un aumento del financiamiento en esta materia a partir del 2000, muestra que aún no es suficiente para alcanzar el nivel de otros países sudamericanos. Asimismo, se evidencia un incremento en la superficie protegida, que en lo terrestre llega al 19% y al 24% en lo marino –con la creación del Parque Marino Nazca-Desventuradas- con lo cual se superan los objetivos de protección establecidos en las Metas de Aichi para la Diversidad Biológica, en el marco del Convenio de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica (CDB).

“Sin embargo, la OCDE es clara al subrayar que muchas áreas protegidas carecen de recursos, tanto financieros como humanos, y que sus planes de gestión solo se ejecutan en forma parcial, o están incompletos o desactualizados. Por lo mismo, estima que Chile no contará con planes de administración y gestión operacionales en todas las áreas protegidas hasta el año 2050. Específicamente en lo marino, además, el informe llama a aumentar el número de áreas protegidas a lo largo del margen continental”, puntualiza el representante de WWF Chile.

Fuente: WWF

Iniciativa de estudiante UPLA quiere terminar con el uso de bolsas plásticas en San Antonio

La joven atleta desarrolló proyecto estudiantil con el que atrajo el interés de comerciantes y vecinos de la provincia.

Gracias a un ramo de la carrera de pedagogía en Educación Física de la Universidad de Playa Ancha, la provincia de San Antonio empieza a tomar consciencia del cuidado del medio ambiente, a través de la utilización de bolsas de género.

Lily Plaza, estudiante de Educación la UPLA y destacada deportista de esta casa de estduios, cursó el ramo “Compromiso Social e Ignorancia Activa”, impartido por el académico Miguel Reyes Torres de la Facultad de Ciencias de la Educación.

“Siempre me interesó el tema de reciclaje y cómo lograr que algo que yo hacía, es decir, utilizar bolsas de género, otras personas también lo hicieran”, afirmó Lily.

Interesada en el tema del reciclaje por tradición familiar, la estudiante se contactó con un comercio en Llolleo, San Antonio, que abastece de frutas y verduras a la ciudad, cuyos dueños se interesaron por el proyecto de la joven y compraron, en un principio, 100 bolsas para repartirlas entre sus clientes. Además, permitieron realizar una campaña educativa con la entrega de trípticos e información a los consumidores.

Posteriormente, otra empresa donó mil 600 seiscientas bolsas, llevando esta iniciativa a toda la provincia de San Antonio el pasado 3 de julio, día elegido para concientizar a nivel nacional sobre el uso de la bolsa ecológica.

Proteger el medio ambiente es un modo de vida que la deportista aprendió desde pequeña en su hogar.  “Siempre separamos la basura, reutilizábamos las bolsas plásticas y en un momento decidimos cambiar el plástico por género. Contaminamos demasiado y hay que tomar consciencia del daño que hacemos al medio ambiente, por nosotros y por  nuestro futuro”, sostuvo.

Orgullosa de los resultados de su campaña, espera que otros comercios se sumen a esta iniciativa.

También, desde su futura profesión, quiere crear conciencia con sus alumnos. “La educación física tiene actividades en la naturaleza, entonces, obviamente, hay que educar a los niños desde muy pequeños y, para mí, todo lo que implique protección al medio ambiente tiene que ver con mi carrera y mi vocación”, finalizó.

Fuente: UPLA

Reforestarán cerro Renca para fortalecer cohesión en la comuna

Iniciativa de la carrera de Trabajo Social de la Universidad San Sebastián, contempla una campaña de plantado de especies y acciones de concientización acerca de la prevención de incendios y la construcción de un entorno amigable.

Una veintena de estudiantes de primer y segundo año de la carrera de Trabajo Social de la Universidad San Sebastiánsede Santiago, está iniciando un arduo trabajo junto a vecinos del cerro Renca y la Corporación Cultiva, a través del proyecto “Fortaleciendo la cohesión social y el sentido comunitario en barrios vulnerables de Santiago”, liderado por el académico Guillermo Sanhueza.

Para nosotros, lo interesante es el proceso comunitario que se va a ir gestando. Haremos diagnósticos con los vecinos, puerta a puerta y capacitación a monitores; concientizando a la comunidad sobre los incendios y cómo prevenirlos y la importancia de la reforestación, entre otras acciones”, detalla Sanhueza.

En este sentido, la Universidad San Sebastián está entregando un servicio adicional al trabajo que realiza con gran éxito la Corporación Cultiva en diversas comunidades, desde hace años. “Nos están ayudando a hacer un diagnóstico de la percepción que tiene la población que vive en las cercanías del cerro sobre la reforestación que se está desarrollando, y sobre el conocimiento que tienen (o no) de las causas de incendios forestales que se producen allí, así como de la valoración que le otorgan a las áreas verdes”, explica Alejandra Millán, coordinadora de Cultiva.

Este aporte significa una campaña de concientización en la población sobre acciones para prevenir los incendios, como relevar la importancia de no botar o quemar basura y advertir del peligro que representan las fogatas en el lugar. Además, se está realizando un proyecto de la reforestación en conjunto con estudiantes de los colegios de Renca, comuna donde ya cuentan con 30 hectáreas replantadas.

Con esto se espera que la comunidad fortalezca su tejido y cohesión social para que existan menos probabilidades de delincuencia y tráfico de drogas; que haya más control social informal y se genere un ambiente de mayor desarrollo humano, entre otros beneficios.

Plantar vida, comunidad y conocimiento

En las actividades diarias, esta intervención “tiene componentes académicos, de acción social, de convocatoria y relación con la comunidad, aplicando herramientas de investigación social para resolver o diseñar estrategias de intervención. Y esto, como insumo, influye en la toma de decisiones del día a día de trabajador social”, describe el académico. Así, los estudiantes aplican en terreno lo que no se aprende en los libros y que ejercerán durante su vida profesional.

Las actividades se extenderán durante todo el primer semestre, unas cuatro horas semanales, con proyecciones de que se replique a través de las distintas generaciones de la carrera.

Marcela Díaz, vecina de Renca y miembro del consejo de medioambiente APU Renca –que buscan constituir como asociación cultural–, agradece el apoyo de la Universidad San Sebastián, tanto como de la Corporación Cultiva. “Siempre se necesita de profesionales que nos ayuden a la construcción de programas que nos permitan empoderarnos de nuestro espacio. Por eso, como comunidad, estamos agradecidos por el apoyo”, dice.

Uno vive en la comuna y hay un vínculo de apego ancestral con el cerro, existe la necesidad de protegerlo, de que constantemente esté siendo reforestado. Para muchos de nosotros, el cerro es como el patio de la casa”, agrega la renquina.

Al respecto, la estudiante Juanita Vásquez, asegura que su motivación está en “participar con la comunidad, ya que hoy no en todos los sectores se cuenta con áreas verdes. Creo que es muy importante para el desarrollo de los niños, por ejemplo. Lo que nos motiva es ir a ayudar y cambiar un poquito la realidad de las personas”.

Por su parte, Paloma Méndez, de segundo año de la carrera, tiene como parte de sus expectativas el “obtener la experiencia del trabajo en terreno, ya que es súper positivo que la Universidad y la Escuela nos apoyen desde los primeros años a realizar este tipo de actividades, entregándonos una educación teórica y práctica, haciendo más dinámico el aprendizaje y formándonos mejor como profesionales”.

Fuente: USS

“Capitán Moore” y una feria en Día Internacional del Reciclaje de la UCN

El próximo 20 de mayo el Programa Recicla UCN realizará una jornada que incluirá una charla del conocido ambientalista, así como una exposición del trabajo que se efectúa en la Casa Central.

Una feria y una exposición de Charles Moore, el investigador oceánico conocido como “Capitán Moore” -descubridor del “Parche de Basura del Este” en el Océano Pacífico, una interminable porción de basura plástica flotante-; forman parte de las actividades programadas por el Programa Recicla UCN para celebrar el próximo 20 de mayo el “Día Internacional del Reciclaje” en la Universidad Católica del Norte (UCN). Ese día también se llevará a cabo la premiación del 1º Concurso de Sustentabilidad Recicla UCN: “Presenta tu idea innovadora”, en el cual los estudiantes de esa universidad pueden participar, presentando propuestas en torno a los temas de la sustentabilidad y el reciclaje.

Hace tres años que el Programa se desarrolla en la Casa Central y en la Sede Coquimbo del plantel, con el objetivo crear conciencia en la comunidad universitaria sobre el cuidado del medio ambiente. Se han efectuado actividades como la reutilización de desechos, beneficiando a diversas instituciones como María Ayuda, Green Loa y las Damas de Café.

Cristian Bello, director de Servicios de la UCN y Encargado de Recicla UCN, señaló que “hemos logrado enseñar sobre reciclaje y sustentabilidad y, en el marco de la celebración de los 60 años de nuestra casa de estudios, realizaremos el 20 de mayo una jornada en alusión al Día Internacional del Reciclaje que contará con diversas actividades, como la exposición de Charles Moore, conocido como el ‘Capitán Moore’, quien dirigió la primera expedición al Giro del Pacífico Norte para medir la abundancia de plástico en ese sector del océano”. La charla se denominará “Un Océano de Plástico: ¿Qué significa?” y se efectuará a las 10:00 horas en el Salón Andrés Sabella Gálvez.

Agregó que ese día también tendrá lugar la Primera Feria Recicla UCN, donde los asistentes podrán conocer sobre técnicas como el termolaminado, reciclaje de ropa e hidroponía, así como el trabajo que en este ámbito realiza el Centro de Investigación Tecnológica del Agua en el Desierto (Ceitsaza) de la UCN, entre otras novedades.

El evento se desarrollará a las 11:00 horas en la Explanada del Pabellón “R” de la Casa Central.

CONCURSO

Otra de las actividades que tendrán lugar en la jornada será la premiación del Primer Concurso de Sustentabilidad de Recicla UCN: “Presenta tu idea innovadora”. La iniciativa está orientada a estudiantes de la Casa Central de la Universidad Católica del Norte, quienes deben presentar una propuesta innovadora y sustentable en el tiempo, en un máximo de una carilla.

La idea seleccionada recibirá como premio una bicicleta Oxford durante la Feria Recicla UCN.

Fuente: UCN

Universidad de Concepción y Equipo Bolivia se llevan la cuarta edición de Carrera Solar Atacama

El rally ecológico de Latinoamérica premió a los ganadores de esta competencia en Mall Plaza Iquique, en una ceremonia donde todos los participantes recibieron el aplauso de los asistentes por haber concluido este desafío solar reconocido mundialmente por su alta complejidad.

La Ruta Solar, con la presencia del director de Corfo Tarapacá, sr. Raúl Fernández y la gerente de asuntos corporativos de Collahuasi, Bernardita Fernández premiaron al Equipo Bolivia, ganador de la categoría Híbrida y a Solar Ka Antu Newen de la Universidad de Concepción, vencedor en Evolución de Carrera Solar Atacama 2016.

En la jornada se reconoció también al mejor diseño que quedó en manos del equipo Solar UDP de la Universidad Diego Portales y al Espíritu del Evento que se lo llevó el equipo ESUS de la Universidad de Santiago de Chile. Este último premio es entregado por la Internacional SolarCar Federation, institución que respalda a este rally ecológico de Latinoamérica.

El director general de La Ruta Solar, Leandro Valencia Vio, se mostró muy satisfecho por como resultó la competencia tras haber agrandado el desafío desde los 1.400 a los 2.300 kilómetros: “este salto competitivo que quisimos hacer, ha funcionado de la mejor manera. La carrera se definió por el vehículo que presentó una mayor eficiencia energética durante el reto. Así nos diferenciamos de una carrera de velocidad y nos potenciamos como un desafío tecnológico sustentable en base al sol. No fue fácil ni para los equipos, ni para nosotros. Esto solo fue posible gracias al Gobierno Regional y el CORE de Tarapacá, Collahuasi y Minera Escondida”.

Bernardita Fernández, gerente de asuntos corporativos de Collahuasi destacó el aporte para la región de esta competencia: “nosotros apoyamos a Carrera Solar Atacama porque el desarrollo que se hace en esta actividad es sustentable y consciente con la realidad de nuestra región de Tarapacá ya que nos muestra una forma de aprovechar y ser más eficientes con nuestros recursos”.

La estrategia y la constancia fueron la clave de los campeones

Carrera Solar Atacama es una competencia que se define por la cantidad de distancia recorrida por los participantes. En la categoría Evolución, ESUS obtuvo el tercer lugar con 808 kilómetros en total. La segunda posición quedó en manos del equipo italiano Onda Solare quienes completaron 1.674 kilómetros. El flamante campeón Solar Ka Antü Newen (KAN) de la Universidad de Concepción ganó Carrera Solar Atacama gracias a que realizaron 1.736 kilómetros de los 2.300 que propuso esta cuarta edición.

Solar KAN se quedó con la competencia gracias a su plan estratégico desplegado en la última etapa entre Antofagasta y Pozo Almonte. Este trayecto incluye dos puntos de control previos a la meta, los cuales tienen una hora de cierre determinada. Si algún competidor llega después de eso, debe remolcar obligatoriamente hasta el siguiente punto sin que se cuenten sus kilómetros en la tabla general.

Esto fue justamente lo que se sucedió a su más cercano perseguidor, Onda Solare de la Universidad de Bologna, Italia, quienes llegaron 22 minutos después del cierre del punto de control. Mientras que los campeones de Solar KAN lograron llegar un minuto antes de la hora de límite del primer check point. Lo que les permitió seguir realizando el siguiente tramo y sumar 62 kilómetros más que su rival en la general. Situación que permitió dar vuelta la tabla por primera vez en toda la carrera y arrebatarle un casi seguro triunfo a los italianos de Onda Solare.

Más allá de lo competitivo, esta versión de Carrera Solar Atacama nuevamente tuvo a grandes participantes. Una muestra de esto es que a pesar que Onda Solare debía remolcar, decidió continuar el tramo recorriéndolo gracias al poder del sol.

Esto nació espontáneamente del equipo dada su convicción por seguir el espíritu de Carrera Solar Atacama que es realizar la mayor cantidad de kilómetros posibles. Esta loable intención resultó en que Onda Solare marcó un record no competitivo de 1.856,8 kilómetros avanzados, la mayor marca en la historia de esta competencia internacional.

Mientras que en la categoría Híbrida, el equipo Bolivia compuesto por un grupo de jóvenes independientes lograron el triunfo gracias a que ganaron las primeras dos etapas. Desde la tercera, hasta la quinta etapa comenzó un gran repunte de Solar UDP que ganó esas tres jornadas.

A pesar del gran rendimiento del equipo de la Universidad Diego Portales, los bolivianos completaron la misma cantidad que kilómetros que los chilenos en las etapas tres y cinco, pero en mayor tiempo. Solo en la cuarta jornada Solar UDP logró hacer más kilómetros que Bolivia, pero no fue suficiente para remontar la distancia sacada en la primera y segunda jornada por los nuevos campeones de la categoría Híbrida de la Carrera Solar Atacama 2016.

El podio de ambas categorías quedó conformado de la siguiente manera en Evolución:

–          Primer lugar: Solar Ka Anü Newen (CHI) con 1.736 kilómetros recorridos.

–          Segundo lugar: Onda Solare (ITA) con 1.674 kilómetros recorridos.

–          Tercer lugar: ESUS (CHI) con 808 kilómetros recorridos.

Mientras que en la categoría Híbrida las posiciones son:

–          Primer lugar: Equipo Bolivia (BOL) con 711 kilómetros recorridos.

–          Segundo lugar: Equipo Sena (COL) con 698 kilómetros recorridos.

–          Tercer lugar: Equipo Surya (CHI) con 679 kilómetros recorridos.

La organización invita a revisar el video de la última Etapa de Carrera Solar Atacama 2016 en el siguiente link: https://youtu.be/ByDvpbraqW4

Con respecto al apoyo y categoría internacional de la competencia, Carrera Solar Atacama 2016 es miembro de la International Solarcar Federation (ISF) y organizada por La Ruta Solar. Invitan: Gobierno Regional de Tarapacá, Collahuasi y Minera Escondida. Auspicia: Rockwood Lithium y Transportes Bello. Colaboran: Aeroscan – Fábrica de Medios, Disal, EDF EN junto a la I. Municipalidad de Sierra Gorda, Europcar, Isotron, Mall Plaza Iquique, Power Train Technologies y Sandvik.

Apoyan: Acciona, El Abra, Heavenward, Mainstream y Transelec. Proveedores Oficiales: Globalsat Chile, Late!, MCI, Multimetall, Richter Iluminación, TNT y Wisetrack GPS. Patrocinan: I. Municipalidad de Pozo Almonte, Cormudespa, Acera, Acesol, Anesco Chile, CORE Tarapacá, Corporación de Cultura y Turismo de Calama, Empresas Eléctricas A.G., Generadora de Chile A.G., Ministerio del Medio Ambiente, y Sernatur. Es posible gracias al apoyo de Corfo. Más detalles en www.carrerasolar.com

Fuente: Carrera Solar

WWF: ‘Es el momento de hacer realidad el Acuerdo de París sobre clima’

El Acuerdo de París, aprobado en diciembre de 2015 en la capital francesa, se firma este viernes, Día Mundial de la Tierra, en la sede de Naciones Unidas en Nueva York. Como parte de este Acuerdo sobre clima, los líderes mundiales acordaron tomar medidas para mantener el calentamiento global por debajo de los 1,5ºC con el fin de evitar los peores impactos del cambio climático. WWF subraya la importancia de esta cita mundial porque ahora es el momento de hacer realidad el Acuerdo de Paris.

Samantha Smith, líder de la iniciativa global de clima y energía de WWF, dijo: “Aunque es bueno tener un acuerdo climático mundial, no hay tiempo que perder. Se necesita más, y con urgencia. El planeta acaba de sufrir los once meses más cálidos de la historia. Es necesario actuar de forma muy rápida si queremos tener alguna posibilidad de permanecer por debajo de los 1,5ºC, el límite peligroso para la naturaleza y para las personas más vulnerables de todo el mundo”.

La firma del Acuerdo de esta semana es sólo el primer paso. Al menos 55 países, que cubren el 55 por ciento de las emisiones globales, necesitan ratificarlo a nivel nacional, para que pueda entrar en vigor. En Nueva York, algunos países anunciarán un proceso rápido para ello. WWF espera que otros países se unan a ellos, para que el Acuerdo de París puede llegar a ser una realidad lo antes posible.

En París, los países acordaron tratar de mantener el calentamiento global por debajo de los 1,5ºC. Si queremos que este objetivo vaya  más allá del papel, los líderes tendrán que acudir a Nueva York con nuevos compromisos de acción sobre energías renovables, abandono de los combustibles fósiles, conservación de los bosques y financiación antes de 2020. “Esperamos compromisos firmes  en Nueva York”, concluye Smith.

WWF pide que los líderes mundiales establezcan en Nueva York el tono de lo que sucederá en Bonn cuando las delegaciones se reúnan el próximo mes para continuar donde se quedó la COP21 de París. La organización espera que los líderes no sólo envíen señales claras a sus negociadores, sino que incluso los instruyan sobre los elementos clave necesarios para dar vida al Acuerdo de París.

Un elemento importante del Acuerdo de París se refiere a los bosques y al uso del suelo. Los bosques y la tierra representan alrededor de una cuarta parte de las emisiones globales de carbono, la fuente más grande después de que el sector de la energía.

Josefina Braña Varela, Directora del Programa de Bosques y Clima en WWF, dijo: «Es alentador ver el papel fundamental que juegan los bosques y la tierra en la lucha contra el cambio climático, reconocido a través de su inclusión en el Acuerdo de París. Los bosques y la tierra harán contribuciones clave para cerrar la brecha de gigatoneladas de emisiones, y para garantizar la estabilidad del régimen climático en el largo plazo».

Según WWF, con el fin de proporcionar el impulso necesario para realizar el Acuerdo de París, las naciones deben comprometerse ahora a lo siguiente:

  • Poner en marcha más acciones de reducción de emisiones en el futuro inmediato (antes de 2020);

  • Demostrar que los ciclos de revisión de cinco años pueden contribuir a incrementar la ambición en el diálogo previsto para 2018;

  • Abordar la incertidumbre que surgió del Acuerdo de París sobre cómo se llevará a cabo la acción climática de manera justa y equitativa;

  • Ofrecer mucha más certeza sobre la financiación del clima, por lo que habrá suficientes recursos para la transición a una economía de cero emisiones de carbono, así como a reducir/compensar los impactos ya inevitables del cambio climático.

Fuente: IMS Chile

Cómo ayuda al ambiente el disminuir el uso de bolsas plásticas

Directora de la carrera de Ingeniería en Energía y Sustentabilidad Ambiental de la Universidad San Sebastián (sede Santiago), Carolina Pizarro, explica el importante aporte que representa el uso discriminado de este material.

Muchas ciudades en Chile han suprimido el uso de bolsas plásticas en supermercados y tiendas, preocupadas por el cuidado del medio ambiente, buscando soluciones más sustentables que permitan contribuir a disminuir la contaminación y sus efectos colaterales, como son el calentamiento global y el cambio climático. Iniciativas que han tenido gran acogida en la comunidad.

Al respecto, la directora de la carrera de Ingeniería en Energía y Sustentabilidad Ambiental de la Universidad San Sebastián (sede Santiago), Carolina Pizarro, explica que “las bolsas son hechas en base a polietileno y luego se les añaden otro tipo de polímeros y/o moléculas como propileno o estireno para otorgarles algunas propiedades, como mayor dureza, resistencia, o impermeabilidad. Entonces, mientras más “sofisticadas” sean estas composiciones, las bolsas se tornan más difíciles de biodegradar, porque el polímero se hace muy resistente a la degradación natural”.

En ese marco, agrega que “los desafíos siempre están en la ciencia y en el conocimiento. Los desafíos en cuanto a lo biotecnológico y ambiental son muchos, y este es uno de ellos: la generación de biopolímeros o biomateriales. Ese es un campo muy bonito, donde por ejemplo, hay bacterias que sintetizan polímeros, o “bioplásticos” que son biodegradables y que tienen características deseables para este tipo de aplicaciones, no obstante, hay que ir mejorando las productividades de su obtención y sus cualidades según lo que requiera el mercado como durabilidad, impermeabilidad, etc”.

Uso racional

La académica sostiene que “si bien la bolsa se reutiliza para botar basura, ésta termina de igual manera en un vertedero. En el caso de una combustión, genera gases tóxicos que producen un gran impacto ambiental. Si esas bolsas están con los íconos de los supermercados o las tiendas, esa tintura genera además, material más tóxico volátil en el ambiente, por lo tanto, minimizar el que existan estas bolsas dando vueltas, es una muy buena medida”.

“Otro impacto muy importante se origina cuando estas bolsas llegan al mar. Esos dos puntos son críticos y por eso es un tremendo desafío el procurar herramientas para regular el uso indiscriminado de las bolsas. No se trata de que no existan, pero hay alternativas. Sin ir más lejos, se debe considerar que hay informes que señalan que un chileno utiliza más o menos 1,5 bolsas diarias y las usa por 15 minutos solamente”, añade.

Como alternativa, Carolina Pizarro plantea que “generalmente las bolsas de papel son de material reciclado y por ende, también estamos usando el concepto de reciclaje y reutilización. Hay que llegar a equilibrios en todo, por lo tanto no hay que negarse al uso de papeles o plásticos, sino lograr un equilibrio, con bolsas que sean biodegradables, de papel reciclado o de género”.

Sobre este último aspecto, apunta que “también se pueden usar bolsas hechas con género reciclado, como poleras viejas u otros materiales que están en casa. Así impulsamos el concepto de las “Tres R”: Reducir, Reciclar y Reutilizar. La idea es ir generando una cultura, que se trata de un proceso, no es algo inmediato”.

Recientemente, se aprobó la Ley de Reciclaje, “un hito a nivel nacional y latinoamericano. Tenemos ahí un importante punto de partida y un apoyo desde las políticas públicas bastante relevante para todos. Estas leyes ayudan, apoyan, incentivan la difusión y la educación ambiental, lo que en definitiva va en beneficio de todos”, finaliza la académica de la USS.

Fuente: USS