Tag Archives: especialista

Especialista en didáctica y literatura infantil realiza taller para estudiantes de la UCM Curicó

El Dr. Felipe Munita, quien es investigador en Lingüística y Literatura dictó charla a las carreras de Pedagogía General Básica con Mención y Educación Parvularia.

Con el objetivo de hacer una charla-taller sobre la formación escolar de lectores literarios, el Dr. Felipe Munita, de la U. Austral, visitó este viernes la Sede Curicó de la U. Católica del Maule y se reunió con estudiantes y docentes de las carreras de Pedagogía General Básica con Mención y Educación Parvularia.

“Se abordó la especificidad no sólo de formar lectores, que es lo siempre se habla en general, sino que cómo en la escuela podemos formar al lector más específico, que es el lector de literatura, mostrarles qué se necesita para que los chicos se motiven por leer literatura”, explicó Dr. Munita.

Fomentar la lectura

Al consultarle por los bajos índices de comprensión lectora que tienen los estudiantes y que se ve reflejado en los resultados del Simce, el académico aseguró que la clave es un equilibro entre dos aspectos:

“Primero, hay que avanzar en mejores selecciones de textos. Estoy generalizando, pero hasta no hace muchos años, había muy pocos textos en las escuelas y la mayoría de ellos eran de escasa o mala calidad, en términos de edición y de imagen. De unos años a esta parte, ha habido un boom de literatura infantil de producción de editoriales nuevas, con libros mucho más atractivos. La idea es que ahora esos libros lleguen a la escuela y que evidentemente ayudan a que los chicos se motiven a leer”, planteó.

Y el segundo aspecto tiene relación con las estrategias didácticas que practica el docente: “No basta sólo con que le pasemos materia sobre la literatura, sino que hay que poner en juego expectativas didácticas que permitan que el niño realmente sienta una experiencia personal, relevante para él, que permitan construir una relación placentera del niño con el libro”.

Finalmente, Munita destacó que la literatura juega un enorme aporte en el desarrollo emocional de los niños: “Investigaciones que hemos hecho en Temuco y Valdivia, han demostrado que los niños que están leyendo sistemáticamente cuentos, tienen mucha más facilidad para desarrollar, por ejemplo, la empatía. La literatura no cumple sólo un rol importante en la formación académica, sino en la formación personal”.

Felipe Munita es doctor en Didáctica de la Lengua y la Literatura por la Universidad Autónoma de Barcelona. Sus líneas de investigación y especialización son la literatura infantil y juvenil, la didáctica de la literatura y la mediación lectora. Ha trabajado como académico, promotor de lectura y docente de aula. Actualmente, se desempeña como investigador en el Instituto de Lingüística y Literatura de la Universidad Austral de Chile. Es también miembro colaborador del grupo GRETEL de la Universidad Autónoma de Barcelona, y profesor del Máster online en Libros y Literatura Infantil y Juvenil de la misma institución.

Fuente: UCM

Especialista en tecnologías y su impacto social se reunió con docentes y estudiantes de la UCM Curicó

El Dr. Helder Binimelis fue invitado por el director de la Escuela de Trabajo Social de la UCM para comparar investigaciones sobre el impacto de la tecnología en la .

Sobre la investigación relacionada al uso de las tecnologías y el impacto que tienen en la vida de las personas, el Dr. Helder Binimelis, el académico de la Facultad de Ciencias Sociales de la U. Católica de Temuco, se reunió con estudiantes, tesistas y docentes de la Escuela de Trabajo Social de la UCM, Sede Curicó.

“La preocupación que nosotros tenemos es la de generar un vínculo entre el Trabajo Social y la tecnología. Tanto en la U. Católica de Temuco como en la U. Católica del Maule estamos trabajando en investigaciones ligadas a cómo la tecnología genera nuevas tensiones, donde el Trabajo Social interviene desde la vida familiar y comunitaria”, explicó Binimelis.

El trabajo que desarrollan en Temuco se relaciona con los conflictos del uso de la tecnología al interior de la familia: “Especialmente con los niños, que les compren celulares, acceso a páginas web, controles parentales, problemas de género, quién controla la tecnología al interior del hogar. Además de una línea orientada al ciberbullying y la convivencia escolar”, detalló el académico.

Mientras que en el Maule las investigaciones están orientadas al trabajo comunitario, a la alfabetización digital y en el cómo las personas al aprender a usar las tecnologías se les generan más oportunidades sociales y de participación.

“Ese es el interés de mi visita, de ir a clases, talleres, con el fin de diseñar unas capacitaciones que se van a hacer en los centros de Fondo Esperanza y escuchar a las estudiantes que están haciendo sus trabajos de titulación y cómo ayudarlos a orientarse”, aseguró.

El Dr. Binimelis hizo una valoración positiva del trabajo que se realiza en la UCM, pero también planteó que se deben establecer mejoras: “Muchos de los procesos de capacitación están orientados a las instituciones y, por tanto, se dejan de lado las necesidades reales que tienen las personas de aprender, por ejemplo, las instituciones necesitan que se oriente una capacitación al emprendedor, pero las necesidades de esa persona son mucho más amplias, como comunicarse con otros, recuperar interacciones y eso no tiene que ver necesariamente con lo económico”.

El Dr. Helder Binimelis es periodista y  trabaja en la Facultad de Ciencias Sociales en el Departamento de Trabajo Social. Además, es magíster en Estudios Sociales y Políticos y doctor en Ciencias Sociales con Mención en Sociología en FLACSO, México.

Fuente: UCM

Los niños también deben leer cuentos tristes

Desde mañana se desarrollará la Feria Internacional del Libro de Santiago, una buena oportunidad para escoger los mejores cuentos para niños. En este contexto, una especialista de la Universidad del Pacífico comenta la importancia que tienen estos relatos en el desarrollo de los niños y llama a los padres a leerles no solo historias agradables, sino también con contenidos tristes.

“Hoy en día los niños y niñas se pueden distraer a través de la televisión, los iPad y otros medios tecnológicos, sin embargo, nada reemplaza realmente la lectura de un cuento en el mundo de la entretención de los pequeños. Esto, porque además de ser una forma de entretención, los cuentos son un medio de aprendizaje, en el cual a través del lenguaje simbólico, el niño o niña es capaz de procesar las ansiedades y deseos más profundos”, señala la psicóloga Guila Sosman, docente de la Escuela de Psicología de la U. del Pacífico.

Y es que en el desarrollo de la mente de los niños, los cuentos poseen un valor muy preciado, ya que contribuyen a su desarrollo social, cognitivo y moral. “De acuerdo a Bruno Bettelheim, autor de ‘Psicoanálisis de los cuentos de Hadas’, los cuentos de hadas poseen una función fundamentalmente formadora, dado que invitan a que el niño abra su imaginación a nuevas dimensiones y temas, a los que le sería muy difícil llegar por sí solo”, indica la psicóloga.

Además, cumplen una función muy importante. “La forma y la estructura de los cuentos de hadas sugieren al niño imágenes que le servirán para estructurar sus propios ensueños y canalizar mejor su vida. También, a través de los cuentos de hadas, los niños y niñas se pueden identificar con el héroe o heroína, para así hacer suyas características positivas como la bondad, la generosidad y la honestidad, entre otras”, asegura Sosman.

Sin embargo, contrario a lo que los padres suelen pensar, es necesario presentarles a los niños desde pequeños, no solo historias alegres y agradables, sino también con contenidos tristes y angustiantes. “Estos últimos en general son comunes a todos los niños y niñas, dado que se relacionan con temáticas universales como puede ser la vejez, la rivalidad fraterna, la muerte o enfermedad de un familiar, el abandono del padre o la madre, etc. Así vemos como, por ejemplo, en La Cenicienta existía una gran rivalidad y envidia entre las hermanastras de Cenicienta y ella, y aunque en un momento del cuento triunfen la madrastra y hermanastras, finalmente quien tiene un final feliz es Cenicienta. Esto le transmite al niño la idea de que las personas malvadas no son las que triunfan, sino que el ‘bien’ es el que gana al final”, sostiene.

Por otra parte, a partir de la escucha de los cuentos, los niños van aprendiendo el valor de la lectura. “Ello estimula al mismo tiempo su desarrollo intelectual mediante el desarrollo de la comprensión de lo que se les relata, beneficiando su memoria, capacidad imaginativa y su vocabulario. Esto además facilita que alcancen algunas habilidades indispensables para su desempeño escolar, como es la atención y comprensión del lenguaje verbal”, acota.

Asimismo, si se les lee cuentos acerca de la historia y folklore de su país, esto les permite a los niños ir desarrollando su identidad cultural, de manera amigable y entretenida junto a sus padres.

El gusto por la lectura

“Si los padres les leen en forma periódica a los niños, se les transmite que la lectura no sólo es una tarea u obligación, sino que es un momento grato de compartir, que puede facilitar la comunicación con su madre y padre”, indica la docente de la Escuela de Psicología de la Universidad del Pacífico.

Guila Sosman aconseja a los padres leerles a sus hijos en un lugar tranquilo, donde el que el niño se pueda concentrar. “Un momento propicio para leerles cuentos a nuestros hijos puede ser en la noche antes de acostarse, y lo ideal es que durante la lectura se vayan haciendo preguntas respecto de los personajes o de la historia del cuento, para cerciorarse de la comprensión de nuestro hijo o hija”, añade.

Y ¿desde cuándo leerles? “A los niños y niñas se les pueden leer cuentos desde los primeros meses de vida y hasta la etapa escolar, dependiendo de sus gustos y necesidades. Por eso es necesario diferenciar los tipos de lectura por edades, ya que dependiendo de la etapa de desarrollo en que estén, existen algunos libros que serán más útiles y más de su gusto que otros”, comenta Sosman. Por lo mismo, señala que es indispensable que ante todo conozcamos bien a nuestros hijos al momento de escoger un cuento para que éste sea de su interés.

Fuente: UPACÍFICO

¿Es conveniente tomarse un año sabático después de terminar el colegio?

Especialista de la U. del Pacífico recomienda a los jóvenes informarse adecuadamente sobre las alternativas de estudio y evaluar la posibilidad de trabajar, pero descarta de plano que lo mejor sea tomarse un año sabático.

El término año sabático alude al periodo que toman algunos profesionales, normalmente académicos, para tomar distancia de sus trabajos regulares y dedicarse a la investigación y/o publicación.  Sin embargo, también se ha adoptado este modismo para referirse a un periodo que va después de la enseñanza media y antes del ingreso a la educación superior o terciaria.

 Hoy, más de 272 mil inscritos están a la espera de rendir la Prueba de Selección Universitaria (PSU), de los cuales probablemente un grupo no menor sueña con tomarse un año sabático, sobre todos entre aquellos que no saben qué quieren estudiar, los que temen obtener un mal resultado y no poder entrar a la carrera que esperan, o los que ansían poder viajar por el mundo.

Sin embargo, en ese escenario, la directora de la Escuela de Psicología de la Universidad del Pacífico, Carmen Gutiérrez, plantea que la opción de un año sabático en esta etapa de la vida no es lo más recomendable. “Si pensamos en un joven que ha egresado recientemente del colegio, que está en proceso de construir su proyecto de vida, un año sabático sin orientación, metas o propósitos, no es conveniente. Menos si la razón de ello es porque no pudo concretar sus planes. Los jóvenes necesitan estructura y un propósito. Si no pudo concretar su sueño, prepárese y haga lo que tenga que hacer para poder concretarlo”, señala la psicóloga clínica.

En ese sentido, si el resultado no es el que se espera, la especialista sugiere, en primer lugar, evaluar las razones de ese resultado y diferenciar aquellas cosas que se pueden modificar y aquellas que no. “Ese análisis va a definir los escenarios posibles y, con ello, los cursos de acción. Es importante que el proceso de toma de decisión se haga de la manera más informada posible y confirmar que se tienen todos los antecedentes a la mano. En otras palabras, es importante considerar que los resultados de la PSU no son los únicos elementos para decidir una ruta de acción”, plantea.

Al respecto, Carmen Gutiérrez recuerda que “hoy en día las instituciones de educación superior son muchas y muy variadas, pasando por universidades, institutos profesionales y centros de formación técnica, donde incluso algunos no piden PSU, por lo que es fundamental informarse”.

También está el caso de quiénes no tienen claro qué quieren estudiar. Allí un psicólogo o un orientador vocacional pueden ser un muy buen apoyo para tomar la decisión. “Muchos jóvenes a los 18 o 20 años todavía no tienen la madurez suficiente y se muestran inseguros. Si no logran aclarar su vocación o definir en qué les gustaría desempeñarse a futuro, lo aconsejable es que entren a algún programa de formación general como el bachillerato o planes comunes de estudio que sean de alguna de las áreas de su interés, lo que puede empujarlos a aclarar el panorama”, indica la docente de Piscología de la Universidad del Pacífico.

Sin embargo, también hay que tener claro que estudiar no es la única alternativa. “Hay casos en los cuales la opción es trabajar o emprender, ya sea de manera definitiva o hasta que se reúnan fondos para hacer otras cosas o resolver una situación personal o familiar coyuntural”, dice categórica.

Pero, ¿en qué casos sí puede ser recomendable que un adolescente se tome un periodo “sabático”? “Solo cuando este descanso tiene una finalidad de recuperarse, restituir fuerzas o energías; cuando responde a una necesidad, o bien, cuando persiga un bien superior. Si bien es cada vez más frecuente que algunas familias premien a sus hijos por haber finalizado la enseñanza media con un viaje que, dada su fecha y/o extensión, implica una postergación en el inicio de una nueva etapa, estos casos obedecen a decisiones familiares o a estilos de vida”, concluye la directora de la Escuela de Psicología de la Universidad del Pacífico, Carmen Guitiérrez.

Fuente: UPACÍFICO

Dr. Rafael Bisquerra: “La educación puede transformar emociones negativas en positivas”

Autor del libro “El universo de las emociones”, especialista de la Universidad de Barcelona, cautivó a masiva audiencia en la UPLA.

Un viaje por el universo de las emociones fue la invitación hecha por el Dr. de la Universidad de Barcelona, Rafael Bisquerra, en la charla «Educación emocional en la formación de los estudiantes”, realizada en la Universidad de Playa Ancha ante un centenar de docentes y universitarios.

El catedrático español, especialista en Orientación Psicopedagógica, desde mediados de los noventa ha centrado su investigación en la educación emocional. Convocado por Convenio de Desempeño en Formación de Profesores y la Unidad de Mejoramiento Docente, trabajó durante cuatro días con profesores de la UPLA en la integración del componente emocional en los programas formativos.

En su participativa exposición hizo un paralelo metafórico entre el universo cósmico y el mundo de las emociones del ser humano. Graficó mediante galaxias y constelaciones las relaciones emocionales positivas y negativas presentes en el interior de cada persona.

Las emociones, dijo, son una respuesta compleja del organismo que se activan a partir  de la valoración que hacemos de lo que llega a nuestros sentidos  o a nuestros pensamientos. “Las experimentamos  con una triple componente neurofisiológica, es decir respondemos con todo el cuerpo. Y cuando tomamos consciencia de nuestras emociones, las podemos etiquetar, asignándoles un nombre en función del vocabulario emocional, lo que ayuda a conocer qué nos pasa por dentro”, precisó.

Las emociones son funcionales y fundamentales en la adaptación del individuo con su entorno. Salvo el amor y la felicidad que se aprenden, las emociones se transmiten genéticamente e inducen a comportarnos de una determinada forma, nos predisponen a la acción.

Galaxias positivas y negativas

Aclaró que no existen emociones buenas ni malas, sino positivas y negativas en las que hay presencia de bienestar y malestar, respectivamente. Agrupó las emociones básicas, aquellas que están presentes en todas las culturas, en familias a las que llamó galaxias. Navegó así entre el miedo -la más fuerte-, la ira, la tristeza, la alegría, el amor, la felicidad, la sorpresa y el asco. Viajó por cada una de ellas y la riqueza de sus matices.

“Estas galaxias de emociones están unidas por fuerzas gravitacionales tan potentes, que hay personas que quedan atrapadas en medio del triángulo de las emociones negativas, sin poder superarlas”, precisó Bisquerra.

La energía oscura que se desprende entre el miedo, la ira y la tristeza, atrae todo lo que está a su alrededor. “Ansiedad, estrés y depresión, matices de las emociones negativas, llegan a afectar al 45% de la población en algún momento de su vida”, sostuvo el especialista.

Universo en expansión

Respecto del amor, que requiere aprendizaje, Bisquerra señaló que es una de las emociones del universo en expansión, porque o bien se educa en él o el individuo puede quedar sin experiencia. Y es la galaxia que está más cerca de la felicidad.

No hace más de 200 años que se habla de las emociones así como las entendemos hoy. Antes se utilizó el término pasiones, que era un paso a las emociones,  con una connotación negativa. “Solo en los últimos 15 años se han puesto en circulación una serie de palabras como fluir, florecer o saborear incorporadas en la investigación científica en el marco de la psicología positiva, que son manifestaciones de este universo emocional en expansión”.

El español sentenció: “Estamos ante el reto de quedar atrapados en las emociones negativas o bien hacer el esfuerzo de configurar constelaciones positivas, de las cuales la alegría es emoción básica, pero el amor y sus matices como el respeto, la confianza, el afecto, la gratitud, entre otros, tienen que ver con la educación. Incluso el hecho de ser feliz, el fluir, el bienestar, son consecuencia del aprendizaje”.

Superar las constelaciones oscuras, convirtiéndolas en emociones positivas se logra con el desarrollo de competencias emocionales a través de la educación. Y habrá que plantearse cómo estamos educando emocionalmente, puesto que hay ciertas emociones que han ido cambiando en el tiempo, moldeadas por el contexto social, y no nos hemos dado cuenta de qué manera las estamos educando. Según como la sociedad educa se van configurando las emociones, ayudando a aproximarnos a las emociones en expansión.

La tarea no es menor, pues en el universo de Bisquerra hay más de 300 emociones y un estudio realizado sobre el vocabulario emocional identificó más de 500. “En el mejor de los casos ocupamos un 10% de este vocabulario, con lo cual tenemos una gran riqueza emocional por descubrir”, concluyó.

Fuente: UPLA

Especialista mapuche en Jornadas históricas y culturales: “Para nosotros el amor se expresa con alegría”

El Doctor (c) por la Universidad Estadual de Campinas, Brasil,  y longko mapuche, José Quidel, dictó la conferencia inaugural de las Jornadas sobre Amores Indígenas, organizadas por la Facultad de Humanidades, explicando la visión amorosa de su pueblo y su interrelación con las personas y su entorno. Continue reading