Tag Archives: experta

Experta refuta versiones de que medicamentos no tendrían fecha de vencimiento

“Y suministrar fármacos caducados a personas con problemas de salud pude ser aun más riesgoso”, afirma directora de la Escuela de Química y Farmacia de la Universidad de Valparaíso. 

Frente a las declaraciones emitidas en distintos medios de comunicación por el presidente de la Asociación de Farmacias Independientes, Héctor Rojas, referidas a que los fármacos no tendrían fecha de caducidad,  la directora de la Escuela de Química y Farmacia de la Universidad de Valparaíso, Yanneth Moya,  aclara que el vencimiento de los medicamentos se determina de acuerdo a estudios que señalan en qué momento existe un 10% del fármaco degradado.

“Esto significa no sólo que la eficacia del fármaco ha disminuido, sino que también se ha generado un 10% de una estructura que potencialmente podría ser dañina. Es cierto que sólo es un 10%, pero la toxicidad puede ser muy alta y no hay forma de determinarla a menos que se conozcan las estructuras de estos compuestos”, advierte.

La académica añade que otro aspecto a evaluar es quién le van  a administrar el medicamento, “ya que si el paciente es niño o adulto mayor, está embarazada o presenta daño renal o hepático, anemia u otro problema de salud, el daño puede ser aún mayor que en otros pacientes, por lo que debería respetarse el vencimiento tal como se señala en las cajas”.

Finalmente,  la farmacéutica  sostiene que “por otra parte, el almacenamiento y cuidado de los fármacos también puede afectar la estabilidad de los medicamentos. El hecho de guardarlos en el baño o la cocina les afecta debido a la humedad y temperatura a la cual son expuestos”.

Experta sostiene que políticas de acogida para inmigrantes en Chile son insuficientes

Para la especialista en inmigración y académica de la Universidad de Santiago, Dra. Daisy Margarit, el estudio de la OCDE que señala que el aporte de extranjeros es mayor al gasto que generan, es un reflejo de lo que ocurre en Chile y del aporte que significan para la economía nacional. Sin embargo, estima que existen deficiencias en la regulación para que la población foránea permanezca en el país. Principalmente, en vivienda y trabajo. “Es necesaria una legislación migratoria que permita tener lineamientos con un enfoque de derecho, que garantice la acogida e ingreso de todos los ciudadanos a este país”, sentencia.

Un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico y la OIT analizó una decena de países y en ocho, constató que la recaudación pública obtenida por el aporte de personas nacidas en el extranjero es superior al gasto que generan. Es decir, los inmigrantes no cuestan más de lo que aportan. Por otra parte, los autores del informe enfatizan que no hay datos para concluir que los inmigrantes bajen la renta per cápita de los países receptores.

La experta en migración y académica del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA) de la Universidad de Santiago, Dra. Daisy Margarit, concuerda con el resultado de este estudio e indica que es un reflejo de lo que ocurre en Chile. Sin embargo, señala que las políticas de acogida para favorecer la integración de los extranjeros, para reforzar su contribución al país, son “insuficientes, al no existir una legislación migratoria y que el proyecto en la materia no fue aprobado”.

De acuerdo a la académica, dos son las áreas en las que se debiera avanzar con mayor urgencia: vivienda y trabajo. “Los inmigrantes pueden acceder al subsidio de arriendo y de vivienda, pero tienen que tener residencia, por lo que todos los que están en proceso de regularización e indocumentados quedan al arbitrio de este mercado informal de vivienda, con condiciones de habitabilidad mínimas, peligrosas para su vida”, sostiene.

En materia laboral, en tanto, señala que buena parte de los puestos de trabajo para inmigrantes son precarios –malas remuneraciones y condiciones-. “Lo que se ha regulado es la VISA de residencia y  temporal, con que la persona no queda al arbitrio del empleador, pero lo que falta es una regulación global que iguale los derechos de los ciudadanos chilenos con los de los extranjeros”.

“La población inmigrante no solo debe ser vista como demanda de trabajo”, continúa la Dra. Margarit, “sino también como oferta laboral. Ellos, a través del autoempleo y negocios que generan, además de sus propios emprendimientos, también generan oportunidades de trabajo, no solo para sus connacionales, sino también para los chilenos, porque desde el punto de vista de la opinión pública, esto ha sido poco visibilizado”.

Finalmente, valora que el informe de la OCDE y la OIT desmitifique el supuesto de que los inmigrantes, al recibir menos remuneraciones, quiten puestos de trabajo al resto o terminen reduciendo el salario que se ofrece por un mismo puesto.

“Este estudio es un reflejo de lo que pasa en nuestro país, en cuanto a la cifra de extranjeros en Chile, por cuanto la fuerza laboral inmigrante viene a contribuir en el PIB”, afirma. “Es necesaria una legislación migratoria que permita tener lineamientos con un enfoque de derecho, que garantice la acogida e ingreso de todos los ciudadanos a este país”, concluye.

Experta sostiene que Ley de Etiquetado no provocará cambios en los hábitos alimenticios en el corto plazo

  • La académica del Departamento de Ciencia y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Santiago, Marcela Zamorano, concuerda en la necesidad de que los productos reduzcan aún más sus nutrientes críticos (sodio, azúcar y grasas saturadas), como contempla la segunda etapa de la norma. Sin embargo, indica que la población tardará más de cinco años, al menos, en cambiar su estilo de vida. “Hay una intervención importante que debe hacer el Ministerio de Educación para que los niños elijan comer mejor en su adolescencia y posterior adultez”, afirma. 

En junio del próximo año comenzará a regir la segunda etapa de la Ley de Etiquetado de Alimentos que obligará, a empresas de productos procesados y envasados, a disminuir aún más los niveles de nutrientes críticos en alimentos sólidos y líquidos. Ello, para no tener que colocarles el sello “alto en” en sus envases.

Para la experta en análisis de los alimentos y académica del Departamento de Ciencia y Tecnología de los Alimentos, Marcela Zamorano, esta nueva disminución de nutrientes como sodio, azúcar y grasas saturadas es absolutamente necesaria para que “la industria reformule sus productos, incluyendo materias primas que permitan estar aún más bajo de esos límites que, se ha estudiado y demostrado, influyen en que la población presente obesidad”.

Sin embargo, descarta que la normativa provoque modificaciones inmediatas en los hábitos alimenticios de la población. “No tendremos resultados en cinco años”, asegura la especialista. “A más largo plazo”, continúa, “hay que ir cambiando los hábitos alimentarios, y para eso hay una intervención importante que tiene que hacer el Ministerio de Educación para que los niños elijan comer mejor en su adolescencia y adultez”.

La académica estima que, en un periodo de tiempo mayor, la norma sí repercutirá en cambios en la intención de compra de las personas, pero insiste que esto también va acompañado de los grados de información que manejen respecto de lo que se ingiere y cómo repercute en la salud.  No obstante, valora que el reglamento limite aún más que las empresas produzcan estos alimentos, obligándolos a reformular aún más su oferta para evitar impactos en la salud.

“Cada uno de estos nutrientes está relacionado con enfermedades no transmisibles que en los últimos 50 años ha ido aumentando en nuestra población, y que son causa de muerte temprana y grandes costos para la salud pública”, explica. Entre estas, menciona la hipertensión, los infartos, la resistencia a la insulina, la diabetes y los accidentes vasculares.

Por eso, llama a la industria a reemplazar estos ingredientes usando otras materias primas que, aunque pueden ser más costosas, resultan más beneficiosas que los aditivos, considera. 

En síntesis, “la obesidad, en las últimas encuestas de salud, demuestran que no ha disminuido. Por lo tanto, son políticas que van más allá, más a largo plazo. Con todo, sí es importante ir limitando y que la población se acostumbre”, concluye.

Dra. Emilce Nieves Sosa: “La globalización y el acceso casi instantáneo a la información han generado un shock cultural en la sociedad”

La prestigiosa Doctora en Historia y Postdoctorada en Ciencias Sociales, Humanidades y Arte estuvo en Chile presidiendo el Congreso Internacional de Historia del Arte, Cultura y Sociedad, organizado por la Universidad Autónoma de Chile y la Universidad Nacional de Cuyo, Argentina (UnCuyo).

Al revisar el curriculum de la argentina Emilce Nieves Sosa es imposible desconocer su excelencia y experticia en materias ligadas al arte y la sociedad. Docente de la cátedra Historia del Arte Argentino en la Facultad de Filosofía y Letras de la UnCuyo, directora del Instituto de Historia del Arte, en la misma casa de estudios, y jefa de Apoyo Docente en la Facultad de Artes y Diseño, tiene una mirada y un pensamiento crítico de la sociedad latinoamericana.

De paso por nuestro país en su condición de presidenta del II Congreso Internacional de Historia del Arte, Cultura y Sociedad, organizado por la U. Autónoma de Chile y la U. Nacional de Cuyo, Argentina, la catedrática analizó el devenir político-social de la región desde una mirada cultural y antropológica.

Los comportamientos sociales disconformes, las protestas, los grafitis, los rayados muestran a una sociedad que le está pasando algo. Todas estas representaciones sociales deben ser analizadas en su mérito, estamos en presencia de un cambio cultural, un shock que es alimentado por la globalización de la información y las nuevas plataformas online para informarse casi al instante. El bombardeo de información se mete en nuestras casas en los celulares, en los notebooks. La consecuencia inmediata de aquello es que los movimientos sociales son mucho más rápidos que antes.

El mejor ejemplo de estos movimientos son las crecientes corrientes migratorias. Hace sólo algunos años los grupos humanos no migraban de manera natural, sólo lo hacían por una política de Estado planificada; hoy la migración obedece a razones de estudio, trabajo, búsqueda de oportunidades o simplemente por crecimiento personal. Este fenómeno migratorio obliga a modificar las pautas culturales en los países y sociedades.

El fenómeno de los indignados también llama su atención. Dice que de pronto la ciudadanía, las organizaciones sociales sacaron la voz, se cansaron de ser sumisos y comenzaron a rebelarse contra sus gobiernos, la corrupción, la concentración del poder y el dinero, los políticos, la iglesia, el abuso policial. Las voces dejaron de estar acalladas y comenzaron a manifestarse. Sí es inquietante la pérdida del respeto por “el otro”, ya que cada ciudadano tiene derechos pero también responsabilidades cívicas, debemos exigir pero también asumir deberes. Sólo en esa concepción seremos más felices, hay que poner atención a los “los disparadores sociales”, aquellos que actúan motivados por propias dificultades, por intolerancia, o por vivir marginados.

Como presidenta del II Congreso Internacional de Historia del Arte, Cultura y Sociedad, organizado por la U. Autónoma y la UnCuyo le correspondió participar en rigurosas discusiones de proyectos de investigación próximos a materializarse, de iniciativa gubernamental (FONDECYT en Chile y CONICET en Argentina). En la actividad se realizaron diversas presentaciones en 18 mesas temáticas, en las cuales participaron 200 intelectuales latinoamericanos de primer nivel y de todas las áreas socioculturales y de la historia.

El Congreso fue abierto a la ciudadanía y también asistieron alumnos de Publicidad y Comunicación Integral de la U. Autónoma y de las carreras de Letra y Filosofía, Dibujo y Cerámica de la U. Nacional de Cuyo.

50% bajó la cantidad de muertes por accidentes de tránsito en diez años

En un Chile donde el parque vehicular se ha más que duplicado en la última década, los accidentes han disminuido significativamente. “Los chilenos estamos acostumbrados a adoptar conductas preventivas bajo presiones”, comenta la académica USS, Fabiola Olivares.

Los números están en rojo, pero esta vez por una buena razón: las cifras de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (Conaset) demuestran que las distintas leyes y medidas instauradas en la última década para disminuir la tasa de accidentes y de fallecidos en accidentes viales, han logrado su objetivo.

15% ha disminuido la tasa de siniestros viales totales en la última década.

20% han caído los accidentes durante los fines de semana en igual período.

50% bajó la cantidad de fallecidos en accidentes de tránsito entre 2005 y 2015.

58% se contrajo la tasa de fallecimientos para los días sábados y domingos en los mismos años.

12% cayeron los siniestros de tránsito que involucran alcohol en diez años.

64% se redujo la tasa de fallecidos en accidentes viales por alcohol en el mismo lapso.

Y todas estas cifras, aun considerando que el parque vehicular en Chile se ha más que duplicado en la misma cantidad de años, pasando de poco más de 2,3 millones de vehículos a más de 4,7 millones en el país.

“Los chilenos estamos acostumbrados a adoptar conductas preventivas bajo presiones, más aún si son legalmente impuestas. Claramente las nuevas regulaciones que hoy existen y los compromisos que Chile como país asume, son intervenciones que mejoran la seguridad vial y que son efectivas para reducir el número de víctimas mortales en nuestras calles y carreteras”, comenta la académica de Ingeniería en Prevención de Riesgos y Medioambiente USS, Fabiola Olivares.

A juicio de la experta, para que estos números se mantengan a la baja se deben utilizar nuevos sistemas de fiscalización, aplicando herramientas tecnológicas. “La efectividad radica en el cumplimiento de estas regulaciones mediante fiscalizaciones, que deben ser modificadas a través de sistemas tecnológicos que permitan el control más objetivo y menos permisivo frente a situaciones excepcionales», dice.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en el Informe Sobre la Situación Mundial de la Seguridad Vial 2015, realizó un análisis respecto de la accidentabilidad, revelando que las tasas de mortalidad por accidentes de tránsito de los países de ingresos bajos y medios ascienden a más del doble de las registradas en los países de ingresos altos. “La relación no está exclusivamente en manos del número de regulaciones existentes, sino en la forma de aplicarlas. Es recomendable sensibilizar permanentemente a la población con intensas campañas que impacten de manera positiva en cambios conductuales, así como también en el modo de fiscalizarlas”, afirma Olivares.

“Hoy si bien hemos avanzado como país, las regulaciones son aún escasas y débiles en ciertos sectores como para los motociclistas, ciclistas y peatones, elementos notables al momento de evidenciar causas de accidentabilidad vial”, sentencia.

 

 

Fuente: USS

Experta en diabetes tipo 1 atiende a niños en UCM

Tras un largo periodo golpeando puertas, la Agrupación de Padres de Niños con Diabetes Tipo 1 de Curicó, logró contactar a la médico francesa Julie Pelicand, quien en coordinación con la Escuela de Enfermería de la Universidad Católica del Maule (UCM), ofreció durante dos días una atención completa -entre 45 minutos y 1 hora- a pacientes en dependencias de la Sede Nuestra Señora del Carmen de la ciudad.

Esta consulta incluyó la revisión física de los pacientes, consideraciones para lograr mayor efectividad en la inyección de insulina, estrategias para llevar un mejor control de los datos, recomendaciones de alimentación, ejercicios y otros tips de apoyo para la familia que acompaña y ayuda a controlar este tipo de diabetes en el niño.

De acuerdo a la académica de la carrera de Enfermería UCM, Loreto Díaz, quien tiene 10 años de experiencia en pediatría, hasta ahora “todos los diabéticos tipo 1 se atienden en el Hospital de Curicó, sin embargo no existe un diabetólogo infantil que apoye a los padres de hijos que debutan con esta enfermedad”. Ahí radica la importancia de contar con esta visita en la zona y de generar que se repita cada tres meses para dar seguimiento al tratamiento de los pacientes.

La doctora Pelicand, quien está radicada en Chile hace 6 años, atiende pacientes en diversos lugares de América Latina, además de otros como Francia y Canadá a través de internet. Su especialidad es la educación terapéutica del paciente, un concepto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que surgió en los años 80 y que está muy desarrollado en Europa. “Yo realicé un doctorado en ese tema para poder acompañar a los pacientes que tienen enfermedades crónicas. Es un manejo totalmente integral en equipo, donde podemos mostrar que nosotros, como médicos, estamos a su servicio”, explicó la experta.

Aporte familiar del paciente

La diabetes tipo 1 en niños, al requerir un tratamiento exigente como la inyección de insulina en cada comida además de múltiples cuidados, involucra a la familia del paciente, especialmente a los padres.

Es el caso de Pilar Rodríguez, la mamá de Camilo (8), quien ha vivido de cerca el proceso de su hijo desde que debutó con la enfermedad hace dos años y medio. “Con mi esposo y mi otro hijo damos todo para mantener controlados los niveles glicémicos del niño. Es complejo, porque hay varios factores externos que inciden como la alimentación, el ejercicio, el estrés y otros”, comentó.

En ese sentido, la orientación y completa atención entregada por la especialista Pelicand constituye una herramienta potente para apoyar a la familia y lograr que los niños estén mejor controlados. “El futuro se ve provisorio porque vamos a estar mejor preparados para una eventualidad”, finalizó Rodríguez.

Fuente: UCM

“La minería para Chile es un imaginario que muchas veces no va a la par de los resultados económicos”

Señala Paola Bolados, investigadora de conflictos medioambientales, a propósito del abuso del modelo extractivista.

“¿Cómo en un país minero como el nuestro, no hay investigación sobre minería desde las aristas de sus afectaciones sociales y ambientales. Eso es lo que estoy hoy día investigando, porque la minería para Chile ha sido, es y será un imaginario, y un propulsor de imaginarios, que muchas veces no van a la par de los resultados económicos. Porque los resultados económicos son para ciertos sectores y grupos que se benefician de estos extractivismos, y no para todos”.

Así se expresa la profesora Paola Bolados, doctora en Antropología, académica de la Universidad de Valparaíso. Su área de investigación son los conflictos medioambientales, y desde allí aborda el tema de si la voz de la academia llega a ser escuchada por los gobiernos y por quienes toman las decisiones.

“Es muy difícil —afirma—. De hecho, esto a mí como investigadora me pone en una situación muy complicada, pero también muy interesante, en términos de sacar a la luz un hecho, que es la falta de investigación sobre los efectos de la minería no desde lo económico. Ahí me encuentro con una dificultad para estudiar estos temas, con una constante presión, porque está todo triangulado. Por ejemplo, en el caso que investigo en la Quinta Región, que es Puchuncaví, el principal afectador es el Estado, no la minería transnacional; es el caso también de Los Andes con Codelco Andina. Estamos hablando del propio Estado, de modo que hay más resistencias aún”.

Esto se debe, según explica la académica, a antiguos discursos, muy internalizados: “La minería estatal funciona diciéndonos que es el sueldo de todos los chilenos, que a través de ella nos beneficiamos todos, lo que es una falacia de la cual tampoco tenemos todos los datos necesarios, porque no se puede investigar. Como no se puede investigar desde la minera, uno lo hace desde las organizaciones afectadas, que es otra cara, pero que a la vez está bastante criminalizada, en términos de que el mismo Estado los pone como opositores al desarrollo, como que están tomando el camino hacia la pobreza y la exclusión porque no quieren la termoeléctrica o la minera en su zona”.

Esto, explica, tiene que ver con que “los que saben de minería son expertos en economía, son ingenieros… Los investigadores de otras áreas no tenemos posibilidad. Hay otros sistemas de producción, que lo que pasa es que ponen en cuestión el tema del crecimiento económico. Y la pregunta es a qué modelo obedece el crecimiento económico actual, crecimiento para quién y bajo qué riesgos”.

Enfermedad por enfermedad

Y si el modelo no cambia por otro más sostenible, no parece haber muchas opciones, porque el abuso del medio ambiente terminaría destruyéndolo todo. Señala la investigadora: “De hecho, en Chile lo estamos viviendo. No podemos seguir viviendo del imaginario minero, pero ahora el problema que tenemos es que cambiamos enfermedad por enfermedad. En el año ’90 se decidió diversificar con otro extractivismo, que fue el agroexportador, que involucra agroquímicos y que significa el deterioro de los territorios; por ejemplo, el monocultivo de la palta, que en Petorca significó que se quedaron sin agua. Entonces un drama trae otro. La pesca es otro ejemplo, en que hoy día tenemos una situación de deterioro”.

Es decir, ¿se van a acabar los recursos naturales?: “No solamente se van a acabar, sino que no vamos a tener dónde vivir en condiciones aceptables. De hecho, ya no las tenemos, y existe un gran desconocimiento sobre eso. Por ejemplo, las condiciones de suelo que tienen las costas, que tanto a la gente le gusta venir; potenciamos nuestros mariscos y resulta que gran parte de ellos están muy contaminados. Y la gente lo sabe pero no puede publicarlo, porque muchas de estas investigaciones las financia la empresa a la universidad. Y al financiar, controla los resultados”.

Deuda profunda

Por esto, añade la investigadora, “la plata que hay no va para la ciencia social: va para el ingeniero medioambiental, para el control de las externalidades, pero no para investigar qué está pasando, qué hay detrás. ¿Se conocen, por ejemplo, las transformaciones territoriales, lo que ha significado que gente campesina ya no pueda ser campesina, que se conviertan en pescadores, mariscadores, que después les contaminan el mar y ya tampoco pueden dedicarse a eso, permanentemente reconvirtiéndose?, ¿lo que es la consecuencia cultural, social, patrimonial?”.

A consecuencia de lo anterior, el problema va expandiéndose, “y la desigualdad nace dentro de lo que es la desigualdad socioambiental distributiva; es decir, no todos accedemos a los recursos naturales de la misma manera, y ahí hay una gran desigualdad básica. Hemos vivido como en un gran paraíso eterno de recursos, particularmente explotando los recursos mineros. No es que uno esté en contra de esos desarrollos: el tema es cómo eso es compatible con desarrollos sociales, culturales, comunitarios, colectivos”.

El desafío es pensar a largo plazo: “Es el concepto tan debatido de sustentabilidad; o sea, que las otras generaciones tengan algo desde donde desarrollarse ellas, y no estamos para nada asegurando eso”.

Fuente: UV

Experta UCM plantea un enfoque para enfrentar el problema de los incendios forestales en Chile

Nos encontramos en plena primavera y prontamente se avecina el verano, épocas del año que son sinónimo inequívoco de altas temperaturas, sobre todo en la zona centro de nuestro país, -desde Valparaíso hasta la región del Bío Bío-, donde una gran extensión de dicha superficie está acompañada de bosques y zonas rurales.

Bajo ese contexto, los incendios forestales resultan un hostil enemigo, los que durante los últimos años han incrementado su presencia, fundamentalmente en incidentes de mayor magnitud, en superficie.

La directora del Departamento de Ciencias Forestales de la U. Católica del Maule (UCM), Carmen Bravo, señala que este fuego que se desarrolla de forma descontrolada se genera a partir de una fuente inicial de calor, considerando que para que se produzca fuego deben estar presentes  tres elementos relevantes: temperatura, combustible y oxígeno.

“Una vez iniciado el fuego, hay factores meteorológicos que intervienen directamente en su propagación, la temperatura del ambiente, la humedad relativa y flujo del viento, creándose condiciones sumamente positivas para la propagación de  los incendios, y esto se ha venido acentuando por el cambio climático”, sostuvo.

Por ello la especialista UCM comentó que resulta trascendental prepararse para enfrentar el problema, tanto institucionalmente como a nivel privado y de la población, ya que tal como lo  aclaró “está comprobado en Chile que el 99% de los incendios forestales son de origen humano, un porcentaje muy pequeño se debe a efectos naturales, que son situaciones muy excepcionales”, aseveró Bravo.

 Qué hacer y cómo avanzar

La experta UCM explica que para enfrentar estos incendios se debe ir por tres frentes: la prevención, el ataque propiamente tal y el control. En la primera es donde a su juicio debiese estar la solución, ya que en el proceso siguiente, si bien podemos generar los esfuerzos y tener las unidades para combatir, se debe considerar la dinámica sumamente incierta del fuego, que depende de las condiciones meteorológicas y topográficas, lo que hace difícil ejecutar un plan de combate y control.

“La población debe tener conciencia de los problemas ambientales; existe cierto conocimiento, pero realmente se debe trasladar a las acciones, allí está el problema”, explicó Bravo, quien además agregó que “es muy positivo que la gente se contacte con la naturaleza, porque así la empieza a valorar, pero si debe estar claro que cada acción que haga va a impactar a su medio, por ejemplo extraer una rama, no extinguir una fogata o botar la basura en el bosque”.

“Los incendios forestales desde los últimos 3 años han sido un desafío mayor, ya que no estamos preparados para emergencias de gran envergadura. Actualmente, la tasa de incendios por periodo, es de 5.000 a 7.000 ocurrencias al año con una superficie quemada promedio de  52.000 ha. Se está dando la asociación entre incendio forestal e incendio urbano, un tema que es relativamente nuevo, el aumento de la presencia de microbasurales, que son localizaciones de inicio de fuego y en la región del Maule tenemos en gran cantidad de ellos”.

Un punto a considerar para la directora es que “aparte de la combustión de la vegetación en un incendio, hay muchos otros daños ambientales, como los que afectan a la fauna, al suelo en sí, además de la  contaminación, y el aporte efecto invernadero, entre otros”, por lo que “si las personas supieran todo el daño que ocasionan con un incendio, evitarían ocasionarlo accidental o intencionalmente”.

Prevención

La especialista UCM señala que la tesis de grado de las estudiantes de la casa de estudios, Alejandra Zurita y Haydeé Aravena en el año 2015, entregó como resultado que en la Región del Maule el 95,6 % de los incendios forestales se debían a causa directa de la actividad humana, destacando el tránsito de las personas como  la causa con mayor frecuencia en el periodo 2009-2014.

 

Con este antecedente, recomienda que antes de realizar un paseo o acampar en familia o con amigos, un participante del grupo se instruya en la prevención de incendios en la página web de Conaf, donde están todas las instrucciones que indican como relacionarse de forma adecuada con el  medio.Si bien desde el año pasado comenzó a regir una nueva Política Forestal en nuestro país que potencia la prevención y el cómo enfrentar los incendios, para Bravo es vital “modernizar Conaf, que pase a ser un Servicio Forestal y con eso se puede hacer un mejor trabajo en prevención, ataque y control”.

“En Chile la temática ambiental está presente en la educación, pero no se ha aplicado completamente. Actualmente trabajo en una propuesta de alfabetización ambiental, en la cual he recabado información sobre lo que se ha hecho en la materia. La dificultad ha estado en la implementación, no en el diseño a nivel país”, cerró.

Para Bravo los niños son nuestros mayores sensores de lo que estamos haciendo mal, ellos aprenden rápidamente la relación sana o no, con el medio ambiente, por lo que se debe abordar la educación ambiental desde pre básica. En la educación ambiental no hay que dejar fuera a los adultos, ya que ellos tienen la capacidad de generar cambios en su comportamiento, en la medida que comprendan que “hay una fortaleza y oportunidad en la toma de conciencia”.

Experta UCM advierte sobre los riesgos de auto medicarse

La doctora y académica de la Escuela de Medicina de la U. Católica del Maule (UCM), Carolina Chacón, explica las razones de por qué es fundamental que las personas asistan a un médico cuando experimenten síntomas crónicos frecuentes, comentando que es común que los chilenos se auto mediquen e indicando que la normativa vigente permite que se tenga fácil acceso a fármacos de alto riesgo como es el Omeprazol o Ibuprofeno.

El primer consejo entregado por la especialista es dejar de consumir en forma desmedida medicamentos que están a libre disposición, sin receta y que se utilizan de forma cotidiana, ya que nos exponemos a hacer úlcera gástrica o duodenal, lo que posteriormente pueden generar complicaciones aun mayores, como hemorragias digestivas o secundarias.

“También hay pacientes que son hipertensos crónicos, estos remedios producen aumento de la presión arterial y también falla renal” relató la académica UCM, quien trabaja también en el Hospital Regional de Talca (HRT).

“Hay que tener cuidado sobre todo con estos fármacos que son de libre uso y venta como los antiinflamatorios  de tipo Ibuprofeno, Ketoprofeno , etc., la idea es que la gente los ocupe por un tiempo acotado, o sea, cinco o máximo siete días  y posteriormente los suspendan”, fue el consejo de la doctora Chacón, quien agregó que es necesario acudir al médico cuando los dolores se mantienen o eventualmente las personas puedan tener algunos signos, ya que según ella “finalmente lo único que hace es enmascarar los síntomas”.

Ojo con los remedios para jaquecas

Pese a que en la publicidad nos recomienda el uso diario de fármacos para dolores comunes como el dolor de cabeza –Acido Acetilsalicílico-, la facultativa admite que si bien tiene beneficios, estos no son para todas las personas.Tiene su gran indicación y está absolutamente demostrado que es efectivo para prevención secundaria, o sea, después de haber tenido un infarto cardíaco o cerebral. Estamos hablando de dosis de cien milígramos”, señaló, advirtiendo que nunca se puede utilizar como antiinflamatorio, porque puede producir gastritis erosiva o úlcera.

Por las jaquecas, la Dra. Chacón reconoce que es frecuente que las personas compren medicamentos en las ferias y que se receten entre ellos mismos estos remedios, indicando que aquella conducta es altamente peligrosa porque “se abusa mucho de estos fármacos comunes u otros, los que también son tremendamente dañinos porque tienen Ergotamina y eso puede producir hasta necrosis, además de puede provocar crisis hipertensiva o contracturar los vasos del cerebro”.

“Obviamente que uno debe ir al médico cuando mi complicación se sale de lo habitual y evitar los cambios de fármacos por recomendaciones de terceras personas, ya sea de vecinos, familiares, amigos, porque eso también es bastante frecuente, sobre todo en los tratamientos crónicos, específicamente hipertensión, diabetes”, agregó la especialista.

Jaqueca vs resaca

Así como es frecuente que las personas que sufren de jaquecas se auto mediquen, también es usual que las personas consuman estos fármacos para disminuir los dolores de cabeza que produce la ingesta excesiva de alcohol, lo que si bien para la doctora no es tan dañino por que el alcohol es un vasodilatador que podría contrarrestar el efecto, igual hace un llamado a seguir una serie de recomendaciones al momento de consumirlos.

“Hay que tener cuidado porque muchas veces el alcohol se mezcla con las bebidas energéticas con café y éstas son vaso conductoras, lo que podría hacer subir la presión, y si a eso uno le agrega una droga también puede ser perjudicial generando crisis hipertensiva o un caso de constricción a nivel cardíaco”, indicó, comentando que se ven muchos casos de infarto al corazón en pacientes jóvenes.

Como solución para evitar los dolores de cabeza por este motivo, la especialista propone tomar antiinflamatorios, los que para ella, serán más saludables que cualquier fármaco que tenga derivado de la Ergotamina.

Para finalizar la Dra. Carolina Chacón, hizo un llamado a la educación de la población en los medicamentos a consumir, sobre todo porque la legislación se encamina a la venta libre de algunos medicamentos en farmacias y supermercados, indicando que “debería haber una venta con receta de todos los fármacos que son antihipertensivos y antibióticos”.

Experta entrega consejos para evitar episodios de insolación durante las vacaciones

La jefa de carrera de Enfermería de la UST Temuco, Trinidad Gutiérrez, dio a conocer una serie de recomendaciones para proteger la piel en esta época.

No cabe duda que, para muchos, el verano es la época que más se disfruta. Al ser sinónimo de vacaciones, permite visitar diferentes balnearios y desarrollar una serie de actividades al aire libre, durante un mayor período de tiempo.

Pero  exponerse permanentemente a los rayos del sol también puede ser peligroso. Por eso, la jefa de carrera de Enfermería de la Universidad Santo Tomás Temuco, Trinidad Gutiérrez, entregó una serie de recomendaciones para proteger la piel y evitar las insolaciones.

“La insolación es el daño por quemadura por sobreexposición de la piel a la radiación ultravioleta en épocas de calor”, explica la profesional y agrega: “Se produce cuando la piel recibe altas dosis de emisiones solares en un corto tiempo, y se da principalmente en las primeras exposiciones al sol en el verano, siendo los niños y las personas de piel muy blanca los más afectados”. A continuación la entrevista a la experta y sus principales consejos.

En los días de sol extremo, las quemaduras pueden transformarse en una urgencia. ¿Cómo detectar qué se trata de una situación grave?

Hay que considerar que el horario de mayor riesgo de exposición al sol es entre las 10 y las 16 horas. En este sentido, las manifestaciones de una insolación van de leves a muy graves. Estas son: dolor de cabeza, sensación de mareos, náuseas, confusión, alucinaciones o comportamiento irracional, fatiga, fiebre alta (sobre 40° C), piel muy roja y caliente de aspecto seco, respiración rápida y superficial, pulso rápido y débil y pérdida de conocimiento. En casos extremos, puede llegar hasta la muerte si no se trata.

¿Qué hacer ante un caso de insolación?

Lo más importante es retirar a la persona del sol y llevarla a un sitio fresco, desvestir dejando el mínimo de ropa, poner compresas frías o bolsas de hielo en el cuello, axilas e ingle, incluso bañarla en una tina con agua fría con el objeto de bajar la temperatura.

Si está consciente, hay que administrar líquidos fríos abundantes. Si aparecen signos de gravedad (fiebre, confusión, pulso y/o respiración rápida y débil) se debe trasladar a un servicio de urgencia para hidratar por vía endovenosa y tratar las complicaciones.

Según su experiencia, ¿cuál es efectivamente el protector solar que previene las quemaduras?

El protector solar recomendado es el de factor 30 o más, siendo importante aplicarlo sobre toda la piel expuesta y re aplicarlo en forma repetida sobre todo después de cada baño y después de actividad física importante.

Además del protector, ¿qué otras acciones se deben adoptar en piscinas y playas, además de quienes trabajan al sol?

Las medidas recomendadas a adoptar para prevenir una insolación son: Evitar la exposición al sol en horarios de mayor calor, proteger la cabeza, ojos y piel con sombrero, lentes de sol y ropas livianas, ojalá de algodón. Además, ingerir abundantes líquidos y no hacer excesiva actividad física en los horarios de mayor calor.

También, hay que proteger a los menores de 2 años, ya que son especialmente vulnerables a la sobreexposición al sol, y a los menores de 6 meses evitar llevarlos a la playa, debido a que no se recomienda aplicarles bloqueadores a tan corta edad.

Fuente: IMAGINACCION