Tag Archives: experto

Experto asegura que aumento del ancho de banda beneficia directamente a los usuarios

El especialista en telecomunicaciones y académico de la Universidad de Santiago, Dr. Claudio Valencia, sostiene que el eventual aumento del límite de 60 Mhz por compañía que evaluaría proponer la Subtel al Tribunal de la Libre Competencia, permitiría a los clientes de telefonía móvil obtener “mayores velocidades de transmisión y más volumen de datos para descargar”.

Continue reading

Experto afirma que el Papa no aceptará la renuncia de todos los obispos de Chile

El especialista en sociología de la religión y académico de la Universidad de Santiago, Dr. Cristián Parker, reconoce que el hecho de que los 34 religiosos pusieran su cargo a disposición, tras reuniones con Francisco por abusos sexuales, generará una transformación significativa en la Iglesia nacional. Sin embargo, estima que el Sumo Pontífice no renovará todos los puestos porque “es imposible dejar descabezada a la iglesia de un país como Chile”.

Todos los obispos del país presentaron su renuncia ante el Papa tras ser convocados para aclarar ante el Sumo Pontífice errores y omisiones al momento de enfrentar situaciones de abuso sexual. Sobre todo, para analizar el caso de Juan Barros, acusado de encubrir al sacerdote Fernando Karadima. Sin embargo, el obispo de San Bernardo, Juan González, señaló que la máxima autoridad de la Iglesia Católica aún no ha aceptado renuncias.

Entrevistado en el programa Sin Pretexto de Radio Universidad de Santiago, el experto en sociología de la religión y académico del plantel estatal, Dr. Cristián Parker, señaló que es muy difícil que el Papa Francisco haga efectiva todas las renuncias, “porque es imposible dejar descabezada a la iglesia de un país como Chile”.

No obstante, considera que “las renuncias que el Papa acepte van a generar una transformación de la jerarquía eclesiástica, porque se van a tener que nombrar un conjunto de nuevas autoridades. Eso provocará un cambio muy importante en cada diócesis”.

Según el académico, estos cambios debieran ir en dos direcciones: primero, evitar nuevas tergiversaciones en la información que se le remite al Papa; y segundo, un cambio de actitud respecto al trato de la jerarquía de la iglesia chilena hacia la comunidad, dando crédito a todas las situaciones donde el clero pudiera estar involucrado en abusos.

“Durante mucho tiempo, los obispos tuvieron los antecedentes y no les dieron crédito, porque consideraban que las víctimas estaban haciendo declaraciones falsas. Esto es un vuelco en 360 grados, en el sentido de que los obispos no solo reconocen que es verdad lo que reclaman las víctimas, sino que ellos se equivocaron gravemente respecto a estas declaraciones”, afirma.

Finalmente, considera que la presentación masiva de renuncias contribuirá a la reconciliación con quienes fueron afectados por estos hechos, luego que el Papa cambiara diametralmente su postura desde su visita a Chile, donde calificó como “calumnias” las acusaciones contra el obispo Barros. “Esto es inédito. No había ocurrido en ningún país la renuncia simultánea de todos los obispos de una conferencia episcopal. Esto marca un punto de inflexión muy importante”, concluye.

Experto sostiene que Estado debe tener participación en la gestión del proyectado tren rápido Santiago-Valparaíso

El especialista en transporte urbano y académico de la Universidad de Santiago de Chile, Rodrigo Martin, considera que la iniciativa que impulsan grupos privados y extranjeros debe considerar un rol relevante por parte del Estado, al menos una administración mixta. “El peligro de entregarle toda la responsabilidad a un privado es que se concesione por periodos muy largos, lo que termina amarrando al Estado a un contrato que puede impedir, por ejemplo, que los precios del servicio de transporte sean razonables para el usuario”, sostiene. 

La ministra de Transportes, Gloria Hutt, reconoció que es “de gran interés” el proyecto de tren rápido Santiago-Valparaíso y ofició a los responsables de la iniciativa privada, que impulsan conjuntamente el conglomerado China Railway Group Limited, el grupo chileno Sigdo Koppers y la consultora Latinoamericana Infraestructura, para que aporte más antecedentes a fin de concesionar sin subsidio, a través de la Ley General de Ferrocarriles.

Para el experto en transporte urbano y académico de la Universidad de Santiago de Chile, Rodrigo Martin, el servicio es estratégico, ya que acortaría a la mitad el tiempo que demora viajar desde Valparaíso o Viña del Mar hasta Santiago, o viceversa. Por lo mismo, considera que el proyecto no solo debiera quedar en manos de privados, sino que también debiese considerar la gestión del Estado.

“El peligro de entregarle toda la responsabilidad a un privado es que se concesione por periodos muy largos, producto del alto costo de la infraestructura, lo que termina amarrando al Estado a un cierto contrato que puede impedir, por ejemplo, que los precios por el servicio de transporte sean razonables para el usuario”, sostiene.

Por otra parte, Martin señala que si el proyecto es rentable para la empresa privada, también debiera serlo para el Estado, por lo que insiste que debiera asumir un rol más activo, a fin de que dicha rentabilidad también se reinvierta en mejorar la calidad del servicio.

“El proyecto va a generar cambios en el valor de uso de suelo y ese tipo de externalidades el Estado podría utilizarlas para financiar proyectos”, señala. Esto, a través de un mecanismo de captura de plusvalía, donde el aparato público perciba un porcentaje de la inversión inmobiliaria que se genere en dichos espacios, señala.

Finalmente, considera que es imposible que el proyecto se construya en el corto plazo, por la magnitud de la infraestructura que debe construirse para que el servicio opere, como túneles o pasos bajo nivel, entre otros.

“El Estado debiera desarrollar ciertas áreas de visión más integral de estos proyectos, no solo desde la evaluación del Ministerio de Transportes, sino también del análisis que puedan hacer las carteras de Vivienda, del Trabajo. Asimismo, es importante evaluar mecanismos de gestión para que el Estado tenga un rol más activo y menos observador, participando a través de una concesión mixta”, concluye.

Experto descarta que bajo nivel de lluvia en otoño se reitere en invierno

El Encargado del Laboratorio de Meteorología de la Universidad de Santiago de Chile, Álvaro Mauro, sostiene que a pesar de que la capital vive el otoño más seco desde 2014, la estación es altamente variable en términos de precipitaciones, por lo que considera que la situación es “normal”. En ese sentido, considera que no hay factores que hagan prever que los niveles de agua caída entre los meses de junio a agosto se vean perjudicados.

 

Solo 1,7 mm ha llovido en Santiago, la cifra más baja desde 2014, en que a la primera semana de mayo había precipitado 1,1 mm. Con estas cifras, la capital enfrentaría el otoño más seco de los últimos cuatro años.

Pese a que la situación genera preocupación, el Encargado del Laboratorio de Meteorología de la Universidad de Santiago, Álvaro Mauro, considera que la situación es “normal” para una estación altamente variable en términos de precipitaciones. En ese sentido, considera que esto se normalizará a principios de junio.

“No es para alarmarse ni decir que estamos en un periodo de sequía. Hay una estacionalidad seca, pero, en términos generales, se prevé que esto se regularice al término del otoño y la entrada del invierno”, sostiene.

A su juicio, esto se debe a que este año no se verá afectado por la magnitud del fenómeno de La Niña que afectó a los últimos cuatro años anteriores. De hecho, enfatiza que según el Boletín de Pronóstico Estacional, lo más probable es que este invierno sea neutro, lo que implicaría “que estamos entrando en una situación normal para la zona central”, explica.

El académico especifica que si en Santiago debiese llover en el orden de los 320 milímetros en el año, el invierno debiera aportar con el 60% de esa cantidad. Por lo tanto, asegura que solo en junio debiera precipitar entre 50 a 60 milímetros en Santiago.

“En la zona central debiésemos esperar una normalización de las precipitaciones hacia el invierno”, concluye.

Los riesgos de consumir productos y alimentos con la bacteria Cereus

Recientemente, el Ministerio de Salud decretó una alerta alimentaria e hizo un llamado a no consumir una partida de un preparado o fórmula en polvo destinada a lactantes debido a la presencia del Bacilo Cereus.

Independiente de la activación de los protocolos de seguridad que contemplan el retiro de las partidas contaminadas y los sumarios respectivos, lo relevante es la información que se le entrega a las personas para prevenir el consumo de esta toxina y particularmente en el caso de grupos de mayor riesgo como lactantes y adultos mayores.

El Dr. Álvaro Álvarez, bioquímico y académico de Bioquímica de la U. San Sebastián explica que esta bacteria “constituye una de las infecciones más típicas en los alimentos. Tiene la capacidad de formar esporas que andan por el aire y pueden caer en un alimento. La comida expuesta al aire recibe esta bacteria, la cual encuentra un medio ideal para crecer. De hecho, puede hacerlo sobre los 5 grados Celsius, teniendo un crecimiento óptimo entre 30 y 37 grados”.

Asimismo el especialista explica que “a las dos horas que un alimento se expone al aire, es muy probable que ya tenga esporas con esta bacteria, por eso es que cuando uno cocina y deja un alimento enfriando tiene que preocuparse después de guardarlo rápidamente en el refrigerador. Si la comida queda destapada toda una tarde a temperatura del ambiente, es probable que en la noche ya esté contaminada”.

El docente USS señala que normalmente esta bacteria podría estar presenten en distintos alimentos y su ambiente preferido son las carnes, pollo, embutidos y productos con azúcar y dentro de ellos está la leche, algunas harinas o arroz.

Riesgos: ¿Para quién?

El bioquímico de la USS indica que la contaminación con el Bacillo Cereus es riesgosa, aunque la gravedad depende de las personas que consuman un alimento infectado y de las condiciones ambientales.

Particularmente en el caso de los preparados o mezclas para recién nacidos, el docente indica que “las consecuencias dependen del tipo de producto y del tiempo que lleva el producto contaminado. En general, lo que ocurre primero son náuseas y vómitos y luego diarrea. Por eso cuando la bacteria tiene poco desarrollo se da lo primero y si el período de incubación es superior a las ocho horas se genera un cuadro diarreico”.

Agrega que “para los grupos de riesgo como adultos mayores y lactantes, la contaminación con esta bacteria es muy grave e incluso puede causar la muerte”.

“Una persona normal presenta problemas agudos, pudiendo eliminar la bacteria a través de la respuesta de su sistema inmunológico. En general todo esto ocurre entre uno y dos días y después se normaliza el estado de salud del afectado”, indica Álvarez.

Sin embargo, cuando se trata de ancianos o bebés, el riesgo es mucho mayor. Esto, porque en los primeros seis meses de vida, esa inmunidad proviene fundamentalmente de la madre a través de su leche, pero estos niños lo que están tomando es un preparado o fórmula alternativa a la lactancia materna”.

Señala que “esta bacteria libera toxinas que son las que ocasionan las náuseas y vómitos, además del cuadro de diarrea porque afecta el equilibrio electrolítico del intestino. El riesgo de la infección esta también relacionado a que habitualmente el Bacilo Cereus es resistente a los antibióticos más comúnmente usados como la penicilina y sus derivados, lo que obliga a usar otros de uso exclusivo intrahospitalario”.

Su eliminación

Por eso cuando se detecta su presencia, se debe eliminar o retirar toda la partida de un producto o preparado como en el caso de esta fórmula láctea y es recomendable revisar los protocolos de seguridad para su elaboración.

Esto, porque hay que determinar de qué manera se produjo la contaminación y Álvarez indica que podría haber un error de manipulación o de procedimiento, donde la fórmula se expuso al aire por mucho tiempo en forma accidental.

El académico recalca que “independiente de cómo se realiza el proceso de elaboración es lógico pensar que las condiciones ambientales para hacer estos preparados no sean menores a 5 grados o mayores a la temperatura ambiente, lo que implica el rango de temperaturas para que la bacteria prolifere, por lo que el protocolo de bioseguridad para impedir la contaminación de los preparados debe seguirse con rigurosidad absoluta”.

Experto advierte que estadísticas de delitos deben ser administradas por entidades externas a Carabineros

El especialista en seguridad pública y académico de la Universidad de Santiago de Chile, Jorge Araya, señala que el nuevo Sistema Táctico de Operación Policial (STOP), que transparentará las cifras delictuales y permitirá evaluar a la institución, no debe ser gestionado solo por uniformados, porque las cifras podrían ser manipuladas fácilmente. “Podría haber un incentivo perverso para que Carabineros desestime denuncias o no las impulse para no aparecer con aumentos delictuales”, explica.

El Gobierno lanzó la semana pasada el Sistema Táctico de Operación Policial (STOP), una plataforma que permitirá transparentar las cifras delictuales de cada comuna a través de la página web de Carabineros. Esto posibilitará que se realicen reuniones cada 30 días, donde el comisario de cada unidad policial y representantes del municipio, la gobernación y la intendencia puedan evaluar el trabajo de la institución.

El especialista en seguridad pública y académico de la Universidad de Santiago de Chile, Jorge Araya, reconoce que la iniciativa impulsada por el Gobierno va en la línea correcta, ya que considera que una de las debilidades del trabajo policial se encuentra en su poca efectividad para hacer seguimiento de los delitos. Sin embargo, estima que esta plataforma no puede ser administrada solo por Carabineros.

“Podría haber un incentivo perverso para que Carabineros desestime denuncias o no las impulse para no aparecer con aumentos delictuales”, explica. “Más que el diseño, lo importante es ver cómo va a operar esto y qué control civil tendrá el sistema, si esto está solo en manos de Carabineros no dará los resultados esperados”, insiste.

El especialista señala que, aun cuando se establezcan sanciones para quienes adulteren datos, se deben reducir los márgenes de discrecionalidad en la administración de estas cifras, ya que puede terminar generándose una política organizacional al interior de la institución policial que termine complicando el trámite de realizar denuncias a las víctimas, con el único objetivo de que el trabajo de la unidad sea mejor evaluado.

“En todas partes del mundo, la denuncia es un tema controvertido, porque sabemos que esta se ocupa como indicador del delito, pero solo reporta una parte menor de la cantidad de crímenes que efectivamente ocurren, porque la denuncia es un acto voluntario de la víctima. Si la víctima no tiene confianza en el sistema o tiene miedo, no hace la denuncia”, afirma.

Finalmente, Araya estima que el control civil debiera efectuarse a través de un chequeo de la victimización y contrastarla con las cifras de denuncia. “Si no hay coherencia entre estos números, es porque el sistema no está funcionando bien”, concluye.

Científicos comprueban que la nieve de la Cordillera de Los Andes es tan limpia como la del Ártico canadiense

-El equipo liderado por el académico de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Raúl Cordero, midió la presencia de contaminantes en el lugar para cuantificar la influencia del carbono negro u hollín en el derretimiento de glaciares y sus posibles consecuencias en la disponibilidad futura del recurso hídrico. Esto, en el marco del Proyecto Anillo “Carbono Negro en la Criósfera Andina”, financiado por la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt).

 

-El diagnóstico, que se realiza por primera vez a gran escala en el Hemisferio Sur, consideró el análisis de cientos de muestras de nieve por investigadores de seis universidades nacionales. Para ello, recogieron muestras a lo largo de un trazado lineal de casi 7 mil kilómetros, desde el Desierto de Atacama hasta la Antártica, determinando que la Cordillera no está ampliamente afectada por la contaminación.

 

-Entre las excepciones, el informe reveló importantes niveles de contaminantes en el Cerro Toco en la Región de Antofagasta, y en el sector Valle Nevado-La Parva. En cuanto a la nieve Antártica, el informe confirmó que se trata del continente más limpio del mundo. Al respecto, el científico explica que «las concentraciones de carbono negro detectadas fueron en general bajas, y ubican a las nieves andinas al nivel de las de Alaska o el Ártico canadiense».

El pasado 12 de abril, en la Asamblea General de la Unión Europea de Geofísica (EGU, por sus siglas en Ingles) en Viena, el Dr. Raúl Cordero, académico del Departamento de Física de la Universidad de Santiago, presentó los resultados del Proyecto Anillo que dirige “Carbono Negro en la Criosfera Andina”, financiado por CONICYT.

El proyecto implicó analizar cientos de muestras de nieve recogidas por investigadores de seis universidades nacionales a lo largo de un trazado lineal de casi 7 mil kilómetros, abarcando desde Putre en el Desierto de Atacama hasta el campamento Glaciar Unión en Antártica (a 800 millas del Polo Sur).

En palabras del científico, el estudio se trató “del mayor esfuerzo realizado en el Hemisferio Sur para cuantificar la influencia y el transporte del carbono negro (u hollín) y otras impurezas en la Cordillera de Los Andes y en la Antártica”.

Causas del estudio

Dada la importancia hidrológica de la nieve a nivel mundial, ya que a pesar de que el 70% de la Tierra está cubierta por agua, sólo una mínima parte es dulce y la mayoría se encuentra congelada en los polos o forma parte de aguas subterráneas, aguas alimentadas, en última instancia, por el deshielo de las zonas más altas, su preservación es de vital importancia.

En ese sentido, la zona central del país es considerada un área de estrés hídrico relativo, por lo que para el equipo científico era de gran urgencia determinar si la cantidad de carbono negro u otras impurezas en la cordillera podrían afectar significativamente las reservas de nieve.

Según explica el Dr. Gino Casassa de la Universidad de Magallanes, la principal característica de la nieve radica en su gran reflectividad de la radiación solar, que en presencia de impurezas o material particulado disminuyen su reflectividad causando un incremento de la radiación solar absorbida, siendo esperable un aumento en el derretimiento de la nieve, y su consecuente afectación a la disponibilidad del recurso hídrico.

En esa línea, según afirma el Dr. Nicolás Hunneus de la Universidad de Chile, el carbono negro se origina en general en la combustión especialmente de motores a diesel, pero la nieve también puede ser afectada por el carbono orgánico, que se origina por ejemplo de estufas a leña o incendios forestales, así como por polvo natural.

Pese a que la Cordillera posee zonas puntuales fuertemente impactadas, como las que se encuentra cerca de campamentos mineros, el Dr. Cordero explica que decidieron enfocarse en puntos que podrían considerarse representativos del estado general de Los Andes, trabajando a seis mil metros de altura en el norte, y a 20 grados bajo cero en la Antártica.

Las muestras de nieve fueron derretidas, y el agua resultante filtrada. Las impurezas, capturadas en los filtros, fueron analizas en el Laboratorio de Radiometría y Fotometría de la Universidad de Santiago, siguiendo una técnica desarrollada originalmente por el Dr. Stephen Warren, asesor del proyecto e investigador de la Universidad de Washington (Seattle).

Principales resultados

En su presentación en Viena, el Dr. Cordero informó que los muestreos realizados demuestran que “afortunadamente la cordillera no está ampliamente afectada por la contaminación”.

En esa línea el científico destaca que las concentraciones de carbono negro detectadas fueron en general menores a las 14 nanogramos de hollín por gramo de nieve, lo que puede considerarse bajo y ubica a las nieves andinas al nivel de las de Alaska o el Ártico canadiense.

El científico explica que “las concentraciones de carbono negro encontradas en la nieve andina implican reducciones en la reflectividad o albedo de la nieve menores al 2%, y que es por lo tanto poco probable que actualmente estén provocando una señal climática relevante”.

Pese a que se esperaba que las concentraciones de carbono negro fuesen bajas en la cordillera norte, los bajos valores de impurezas en la zona sur fueron sorpresivos para los investigadores debido a su cercanía con los centros urbanos que utilizan leña como fuente de calefacción.

El informe del Dr. Cordero sí reveló notables excepciones, es decir, puntos en los que se detectaron concentraciones mayores a 40 nanogramos de hollín por gramo de nieve: Cerro Toco en la Región de Antofagasta (muy cerca de generadores a diesel de grandes proyectos astronómicos), y Valle Nevado/LaParva (muy afectada por la contaminación de Santiago).

Respecto a la nieve Antártica, el informe confirmó que se trata del continente más limpio del mundo. Las concentraciones de hollín en Glaciar Unión (a 800 millas del Polo Sur) resultaron menores a 1 nanogramo por gramo de nieve mientras que en los lugares cercanos a las bases nacionales, en el extremo norte de la Península Antártica, la concentración resultó similar a la medida en algunos puntos del Ártico (entre 3 y 6 nanogramos por gramo de nieve).

En tanto, el Dr. Cordero enfatiza en que continuarán trabajando en la misma línea, debido a que, “el principal resultado de nuestro proyecto hasta ahora es que la contaminación no puede explicar por si sola el retroceso observado en las últimas décadas en la cobertura de nieve o de los glaciares andinos, pero eso no disminuye los devastadores efectos del Calentamiento Global y sus efectos secundarios”, puntualiza.

A su vez, el equipo espera continuar trabajando en determinar la altitud en la cordillera que el carbono negro generado en Santiago puede alcanzar, “para analizar si la contaminación urbana tiene un papel significativo en la tasa de derretimiento de los glaciares”, según explica el Dr. Fabrice Lambert de la U. Católica.

Además, evaluarán si la gran presencia de carbono orgánico detectado es presumiblemente generada en incendios forestales.

Experto sostiene que deben duplicarse los recursos en salud mental para enfrentar incremento de depresión en Chile

El psiquiatra y académico de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Juan Maass, califica el presupuesto en la materia como insuficiente, lo que provoca que, según la OMS, nuestro país sea líder mundial en la enfermedad.  Por eso, considera que deben incrementarse los dineros, estableciendo dicho aumento en una Ley de Salud Mental. “Actualmente, se destina alrededor del 2,8% del presupuesto asignado a salud en general para salud mental, y lo ideal sería entre un 5 o 6%”, asegura.

La primera estimación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre las ventajas económicas de los países que combaten desórdenes mentales reveló que el trastorno más común en Chile es la depresión, que padece el 17,5% de la población y que es responsable del 26% de las licencias médicas que se emiten anualmente. Nuestro país lidera el ranking mundial en esta enfermedad.

Frente a este panorama, el Jefe del Programa de Psiquiatría Adulta de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Juan Maass, sostiene que las cifras dan cuenta de una situación grave que amerita un aumento significativo de los recursos para tratar esta y otras enfermedades de salud mental.

“Actualmente, se destina alrededor del 2,8% del presupuesto asignado a salud en general para salud mental, y lo ideal sería entre un 5 o 6%”, sostiene. De acuerdo al especialista, la falta de recursos para tratar el tema es uno de los principales factores que repercuten en que nuestro país se encuentre entre los principales afectados por la depresión.

Por otra parte, el académico señala que estos recursos debieran estar asegurados en una Ley de Salud Mental, norma que actualmente no existe y que, para el Dr. Maass, debiera comenzar a discutirse a nivel ministerial, con el objetivo de presentar lo más pronto posible un proyecto de ley en la materia.

“Por la depresión y otras enfermedades, siempre es mejor contar con una Ley de Salud Mental, pero es un proceso que debe partir con financiamiento porque no es fácil obtener estos recursos. Además, tiene que haber madurez legislativa para que el tema se aborde no solo como una enfermedad, sino como un determinante que puede afectar la formación o, incluso, el orden económico y social”, afirma.

A su juicio, los índices de depresión en Chile deben ser vistos como alarmantes, ya que implican que muchas personas, por ejemplo, no se desempeñan de manera óptima en sus lugares de trabajo, lo que repercute en la producción.

Finalmente, señala que contar con una política pública definida en torno a este tema previene otras enfermedades y, por lo tanto, termina implicando un ahorro o un mejor rendimiento de los recursos en el área. “Las leyes serias siempre tienen financiamiento y organizan lo que está disperso, y aquí se trata de que la dispersión se organice en un cuerpo común para que los pacientes se vean beneficiados con esta reorganización”, concluye.

¿Qué debe tener en cuenta al hacerse un examen radiológico?

Existen distintas medidas de protección para realizar los exámenes radiológicos de modo que sea un procedimiento seguro, pero como pacientes muchas veces no estamos informados sobre los protocolos que debemos seguir en este tipo de intervenciones.

Diariamente estamos expuestos a distintas fuentes de radiación ionizante, algunas provienen de fuentes naturales (suelo, agua, vegetales, etc) y otras son productos de los exámenes radiológicos que utilizan rayos X.

Sin embargo, en todos estos casos hay que tener presente que “la radiación no es inocua y produce un efecto físico y químico en las personas”. Así lo afirma Magdalena Suárez, académica de la carrera de Tecnología Médica de la U. San Sebastián (USS) y secretaria de la Sociedad Chilena de Protección Radiológica.

Por eso es importante que la realización de estos exámenes sea la adecuada, es decir, que estén prescritos por un médico, que la persona que lo realice sea un profesional de la salud certificado y que los centros donde se realizan este tipo de procedimientos cumplan con protocolos de seguridad radiológica.

Desde 1928 existe la Comisión Internacional de Protección Radiológica (CIPR), organismo que se ocupa de promover y recomendar acciones que ayuden a proteger a las personas de las radiaciones ionizantes, no sólo para los pacientes, sino también para quienes trabajan con ellas. En Chile contamos con entes reguladores como son la Comisión Chilena de Energía Nuclear, los Seremis de salud respectivos y el Instituto de Salud Pública los que velan por que se cumplan las medidas de seguridad y certificación de los lugares donde se realizan estos exámenes para seguridad de los usuarios y trabajadores.

La especialista en radiología y física médica dice que “cómo usuarios o pacientes no tenemos mucha noción de esto y el tema de fondo es de qué nos tenemos que informar”.

La profesora Suárez plantea que las tres reglas más importantes en la Protección Radiológica son: la justificación médica para que las personas se expongan a un determinado examen radiológico, es decir que el paciente reciba un beneficio al someterse al examen ya que se obtendrá información diagnóstica para su tratamiento. A esto se agrega la importancia de que sea realizado por un profesional que utilice la tecnología y cuidados propios, para que la persona reciba la menor dosis de radiación posible en la toma de exámenes logrando un óptimo resultado. Esto es lo que se conoce como ALARA, que en términos de seguridad radiológica significa un nivel de radiación “tan bajo como sea razonablemente alcanzable”

La tecnóloga médica indica que en nuestro país se cumplen con estas dos recomendaciones en la mayoría de los casos, pero aún falta la tercera que corresponde a establecer los valores de dosis para los exámenes, tarea que se encuentra pendiente en los países de la región.

En otros países como Estados Unidos, “a uno le dicen que se tomó por ejemplo una radiografía de columna lumbar y la dosis estimada de radiación en este examen es de un número X”, acota Suárez, dato que es importante conocer a lo largo de la vida sobretodo en pacientes que se someten a estudios regulares.

Con respecto a exámenes de chequeo o pesquisa, la académica sostiene que es posible seleccionar a las personas que deban someterse a estos procedimientos agrupándolas según factores de riesgo, antecedentes familiares, morbilidad de base, entre otros aspectos. Pone como ejemplo el caso de la mamografía donde “Se recomienda en general que todas las mujeres de 40 años y más se sometan a una mamografía una vez al año para detectar si existe o no cáncer de mama. Lo ideal sería poder seleccionar a aquellas mujeres que deben hacerse el examen este año y quienes el año subsiguiente”, explica.

Economista sostiene que alto endeudamiento de los hogares no detendrá el consumo

El académico de la Universidad de Santiago, Víctor Salas, afirma que aunque la deuda haya subido casi 10% en 2017, llegando al mayor nivel desde que hay registro, las personas continuarán demandando bienes. Según el experto, con tal de mantener un alto estándar de vida los chilenos “no tienen miedo” a comprometerse a pagar créditos. “En 1990, teníamos un ingreso per cápita de US$4.500, pero en 2015 subió a US$24.500. Obviamente, estamos en otro nivel de consumo”, explica.

El último informe de Cuentas Nacionales por Sector Institucional realizado por el Banco Central reveló que la deuda de los hogares alcanzó el 71,1% de su ingreso disponible en 2017, llegando a su mayor nivel desde que se tiene registro. Los pasivos del año pasado fueron de $83.374 miles de millones (US$135.700 millones), un 9,7% más que en 2016.

El economista y académico de la Universidad de Santiago de Chile, Víctor Salas, reconoce que el nivel de deuda es “altísimo”, pero descarta que esto provoque mayores resguardos para que las familias dejen de consumir bienes. Desde su perspectiva, lo que revelan estas cifras es que “las personas no tienen miedo a endeudarse y el sistema financiero tampoco tiene miedo a facilitarle créditos”.

Para el especialista, esto se debe a que los chilenos han aumentado significativamente su estándar de vida. “En 1990, teníamos un ingreso per cápita de US$4.500, pero en 2015 subió a US$24.500. Obviamente, estamos en otro nivel de consumo”, explica.

El especialista indica que el alto nivel de deuda se debe a que en los últimos años la actividad económica se ha expandido a tasas decrecientes. “Crece el ingreso, pero menos de lo que crecía en años anteriores, entonces, los ingresos que la población recibe han seguido ese mismo derrotero”, señala.

Sin embargo, prevé que la banca no será más restrictiva para el otorgamiento de bienes, aun con tales niveles de endeudamiento. Esto, producto de que las perspectivas económicas para este año son positivas. De acuerdo a la Encuesta de Expectativas Económicas (EEE) del 10 de abril del Banco Central, la economía nacional crecerá entre un 3,6% este año.

“La banca va a seguir prestando, porque estamos en un ambiente optimista hoy, de que crecerá el producto y la inversión, y los créditos estarán en un nivel aceptable que quizá haga que el endeudamiento se mantenga en alrededor de 70% para la medición de este año”, afirma.

El economista indica que esta situación tampoco desestabilizará el sistema financiero, considerando que en los países de la OCDE, la relación deuda versus ingreso de los hogares era de 117% en 2014-2015, países como Noruega o Suecia presentan cifras aún mayores (213% y 172%, respectivamente) y no han presentado problemas.

Sin embargo, reconoce que esta situación hace urgente que la educación financiera se imparta en los niveles más tempranos de la educación. “Falta enseñar economía a nivel de la educación básica, para que cuando los jóvenes salgan del colegio, no sean capturados inmediatamente por los sistemas bancarios y se endeuden. Debieran saber hacer sus cálculos”, concluye.