Tag Archives: fuego

Opinión: Lecciones tras la tormenta de fuego

  • Carmen Bravo
  • Académica de la Universidad Católica del Maule

Transcurrido un año del evento llamado Tormenta de fuego y el Incendio forestal de sexta generación acontecido en la zona centro sur de Chile, surgen las preguntas: ¿Se aprendieron las lecciones luego del desastre? ¿quedan acciones por realizar de manera de evitar situaciones extremas?

En octubre de 2017 la Presidenta Michelle Bachelet anunció la estrategia para combatir incendios forestales en la temporada 2017-2018, la que se compone de tres ejes: 1) Fortalecimiento de la estrategia de combate al fuego, que involucra la prevención y mitigación de incendios forestales y preparación para la respuesta. 2) Cooperación público-privada para enfrentar la emergencia; a través de canales de comunicación efectivos entre ambos sectores; la prevención de infraestructura y  la gestión de la emergencia desde lo local y la sociedad civil, y 3) La persecución penal a través de la coordinación interinstitucional, altas penas y de inteligencia forestal.

La evidencia muestra que se han realizado acciones de protección contra incendios forestales, tanto públicas como privadas y también en conjunto, desde el mismo año 2017. Tanto CONAF como las empresas forestales, han estado realizando acciones de prevención trabajando con comunidades y han informado a la ciudadanía de estas acciones a través de los medios masivos sus páginas web y redes sociales.  Fundación Crate, Caritas Chile y otras ONG’s ya habían realizado esfuerzos para prevenir incendios forestales y preparar a los municipios para el combate de incendios, logrando el año 2017 enfrentar la emergencia con resultados positivos.

En cuanto a la protección contra incendios forestales, destacan los programas de educación ambiental y las campañas masivas de CONAF junto con las Comunidades Preparadas, en las que participan Arauco, Mininco, ONEMI, USAID/OFDA, CRC, Caritas y el Gobierno Regional a través de los recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR).

El 12 de enero, ONEMI y CONAF de la Región del Maule entregaron el nuevo  Plan Accefor 2017-2020 a los encargados comunales de emergencia de la región, a los representantes  públicos y privados del sistema de protección civil y al Comité regional de emergencia COE. Se trata de un plan de coordinación operativa para situaciones de emergencia forestal cuando un siniestro no puede ser controlado con los medios previstos en el plan básico.

En materia de combate de incendios forestales, tanto el sector público como privado han realizado inversiones en equipos de combate y también han aumentado las brigadas de combate.

No obstante, las acciones realizadas y la sensibilización de la comunidad frente a este problema, al 29 de enero de 2018, según la información vertida por CONAF, que se actualiza cada 15 minutos, el número de incendios forestales en la región del Maule, asciende a 342, solo un 22% menos que el periodo anterior y un 3% menos que el promedio del quinquenio, aún cuando no se ha completado la temporada.  En la Mesa Forestal de la Región del Maule, sesión de enero del 2018, se ha puesto en alerta este resultado y se ha informado, que los esfuerzos de combate han prevenido la propagación extensiva de estos incendios.

De acuerdo a los investigadores, existe evidencia científica documentada que el actual escenario de cambio climático y las frecuentes fases positivas de oscilación antártica, han alargado la temporada de incendios forestales en el planeta, el tamaño de la superficie quemada y el número de incendios forestales, generando también una vegetación estresada y un suelo seco.

Las condiciones de sequía y altas temperaturas aumentarán la probabilidad de ocurrencia de incendios forestales, la duración y la severidad en el Centro Sur de Chile y Argentina; según ha informado Andrés Holz del Departamento de Geografía de Portland State University en E.E.U.U, en agosto del año 2017.

Si bien en esta temporada no se ha vivido una emergencia similar al año 2017, es preocupante el alto número de incendios forestales en la Región del Maule, a la fecha.  Por lo tanto, el desafío de disminuir el número de incendios forestales surge como una oportunidad de acción humana directa y para enfrentarlo es necesario que cada ciudadano revise su relación con el medio ambiente, reconozca las acciones que pueden ocasionar un evento de ignición y un potencial incendio forestal.

La invitación es entonces, a ser parte activa de la solución y para esto es necesario estar informado de las causas de los incendios forestales en Chile y las medidas para evitarlos, información que se puede encontrar en el sitio web de CONAF. Una vez informados, es importante conversar sobre el problema en el núcleo familiar y en el lugar de trabajo, intercambiar ideas y también proponer medidas y acciones para evitar los incendios forestales y compartirlos con la comunidad, ya sea en las juntas de vecinos de sus comunas, las municipalidades y en las actividades de prevención que organiza CONAF.

Ojo con la parrilla este 18: Cocinar directo al fuego genera químicos tóxicos con efectos nocivos para la salud

Disminuir  el consumo de alimentos cocinados directamente al fuego es una de las recomendaciones que entrega el Dr. Armando Rojas, director del Centro de Investigaciones Biomédicas, de la Facultad de Medicina de la U. Católica del Maule. Esto, por estar científicamente comprobado que las glicotoxinas son moléculas que aunque se generan de forma espontánea en el organismo, su formación es notablemente acelerada por la cocción de los alimentos con exposición directa al fuego, como lo es cocinar sobre una parrilla.

Si bien esto podría parecer una verdadera herejía en un país parrillero como Chile, el Dr. Rojas explica que “estamos en el país de los asados, pero realmente el método de cocción donde se generan más glicotoxinas es el método de cocción directa al fuego, o sea la parrilla”. Por ende, es un llamado al consumo prudente e informado.

Las glicotoxinas también conocidas como AGEs (Advanced Glycation End products, o Productos Finales de Glicación Avanzada) son un conjunto de sustancias químicas, inicialmente descritas por el químico francés Louis-Camille Maillard a principio del siglo XX, estudiando el proceso de caramelización de los alimentos y que es actualmente conocida como Reacción de Maillard. Con el paso  de los años se ha demostrado, particularmente en las dos últimas décadas, que estos compuestos poseen efectos muy nocivos sobre la salud asociados a diversos procesos y patologías tales como el envejecimiento, la inflamación, la diabetes, enfermedades cardiovasculares e incluso el cáncer.

Recomendaciones

Desde Estados Unidos, un grupo de investigadores, liderados por el Dr. Jaime Uribarri, de la Escuela de Medicina de Mount Sinai en Nueva York, ha estado recabando apoyo desde la industria alimentaria y algunos chefs destacados para promover una cultura alimenticia alrededor del tema de las glicotoxinas, como lo comenta el investigador UCM.

“El preferir cerámicas para ollas y sartenes, no es una moda, es algo que responde precisamente a que este recubrimiento cerámico garantiza que la cocción de los alimentos ocurra a menor temperatura que la que ocurre sobre otros recubrimientos como son teflón o cacerolas de hierro. Por lo tanto, ese es un paso importante”, indicó Rojas, sobre las medidas para abordar este serio problema a nivel mundial.

“La formación de glicotoxinas durante la cocción se hace más lenta por la disminución en el pH de los alimentos. Por ejemplo, el uso de limón en el aliño de las comidas impacta disminuyendo el pH y por consiguiente retrasa o disminuye  la formación de glicotoxinas”

En Estados Unidos se han realizado importantes avances, pioneros en esta sensible área, comentó el Dr. Rojas, donde y bajo la dirección del Dr. Uribarri, se ha logrado una extensa caracterización tanto en los contenidos de glicotoxinas como en alimentos procesados y en los niveles formados en los alimentos de más amplio consumo dependiendo del método de cocción.

Durante la celebración del primer Simposio Iberaomericano sobre AGEs y sus efectos en Salud, celebrado en México el año pasado, y donde el Dr. Rojas fue invitado a presentar una conferencia, se tomó el acuerdo de abordar esta temática de forma más coordinada en nuestra región.

“En Chile, en estos momentos y con la colaboración del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos -INTA- y otras instituciones, incluyendo la Escuela de Medicina de la Mount Sinai, Tourus University, ambas en EE.UU., y la participación de Laboratorios de Investigación de 8 países de Iberoamérica, incluyendo el Laboratorio de Investigaciones Biomédicas de la U. Católica del Maule, hemos lanzado como proyecto a la convocatoria CYTED 2015, la creación de la Red Iberaomericana para el Estudio de los AGES y su Impacto en Salud, y donde entre las principales tareas, estará la de caracterizar los contenidos de glicotoxinas en alimentos de consumo en el país”, indicó el investigador, quien fue premiado por la UCM por el Trayectoria en Investigación 2014.

Fuente: UCM