Tag Archives: historia

Relaciones con Bolivia y 150 años de historia antofagastina analizaron en la UCN

Expertos de distintas áreas indagaron sobre los vínculos con el país vecino y el desarrollo que ha marcado el poblamiento del norte de Chile.

Desde las siempre complejas relaciones con Bolivia, hasta detalles poco conocidos de Antofagasta y sus alrededores, compartieron expertos nacionales en un encuentro y diálogo abierto con ciudadanos de la capital regional.

Relaciones internacionales, aspectos económicos, industriales y de desarrollo urbano, entre otros, incluyó el seminario “A 150 años del poblamiento de Antofagasta y el tratado de límites entre Chile y Bolivia 1866-2016”, organizado por el Centro de Estudios Histórico-Jurídicos de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Católica del Norte (UCN), evento que abordó desde el primer poblamiento de lo que hoy es la ciudad más grande del norte.

“Hace 150 años cambió la historia de este territorio”, destacó el académico de la UCN e historiador, Dr. José Antonio González, quien resaltó la importancia de abrir esta instancia de diálogo que contó con el apoyo de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo Tecnológico de esa casa de estudios superiores.

Estudiantes, representantes de organizaciones sociales y público en general, hicieron preguntas y conocieron más sobre la tierra en que viven, en una jornada que acercó el conocimiento académico a la comunidad.

CHILE-BOLIVIA

“Nadie está dispuesto a ceder territorio”, señaló el historiador de la Pontifica U. Católica de Chile, Dr. Joaquín Fernandois, quien como expositor hizo un análisis de la relación entre Chile y Bolivia. El tema fue tratado en una de las cuatro mesas redondas que marcaron la jornada.

El académico y coordinador  de la Comisión de Historiadores y Asesor del Ministerio de Relaciones Exteriores en defensa de Chile ante el Tribunal de La Haya, se refirió a las dificultades de una relación marcada por la demanda de la nación altiplánica por una salida soberana al Océano Pacífico.

Mencionó un canje territorial como el ofrecido por Chile en Charaña en 1978, como una de las posibilidades en la que se estuvo más cerca de llegar a una solución a un problema histórico. No obstante, esta alternativa fue posteriormente rechazada por los distintos gobernantes bolivianos.

“Efectuar un canje es una medida muy extrema, en el sentido que es escasa. Yo siempre saco como ejemplo que las dos únicas veces en que ha existido alguna posibilidad de paz entre Israel y Palestina, es mediante el canje, kilómetro por kilómetro”, indicó Fernandois.

El experto añadió que está como un principio que un país no puede ceder parte de su territorio. Si entrega, es porque recibe lo mismo y queda con la misma superficie, como un principio de igualdad que no se puede violar.

“Charaña fue una respuesta en base al canje. Bolivia no gustó de la idea, pero muchos lo han pensado y hoy día creen que fue la gran oportunidad. Hay voces bolivianas ilustradas que creen que por ahí viene la solución”, acotó.

El catedrático estimó que la solución se debe hacer con consulta a las comunidades y la población local de los territorios afectados, y que cualquier tipo de tentativa debe ser abordada después del fallo del Tribunal de La Haya.

La relación entre ambos países también fue abordada desde la visión que se tiene en Chile, Perú y Bolivia respecto a la Guerra del Pacífico, que enfrentó a las tres naciones y que marcó a sus respectivos pueblos en áreas diversas y formadoras de identidad.

“Cuando se discute la relación entre Chile y Bolivia, Antofagasta viene a ser la piedra de tope”, indica el historiador de la UCN, Dr. José Antonio González, quien enfatiza la importancia de tomar en cuenta a los habitantes de la zona y del norte del país para la toma de cualquier decisión.

“Nosotros tenemos que hacer valer cuál es nuestra visión, desde la región, respecto de la política exterior de Chile”, indicó, junto con agregar que lo mismo debe pasar con respecto a Tarapacá y la Región de Arica y Parinacota. “Cualquier situación de cesión de territorio habrá que consultarla con la gente que vive ahí, desde el hito tripartito hasta la costa”.

 

POBLAMIENTO

La jornada consideró además temas relevantes en los 150 años de historia del poblamiento de estos territorios, como la actividad minera a fines del Siglo XIX, el patrimonio arquitectónico industrial en el desierto de Atacama, así como la formación de Antofagasta como una ciudad minera.

Otra de las mesas redondas estuvo orientada a indagar en el sentimiento de patria y el ideario regionalista; en el centenario del poblamiento de la ciudad en 1966 y en una mirada a la sociabilidad popular en la Antofagasta salitrera.

También destacó la mesa orientada a tratar la evolución urbana de la ciudad. Su evolución entre 1866 y 1966, el desarrollo de su arquitectura y forma urbanística y proyectos emblemáticos, entre otras.

Entre los panelistas y expositores que participaron en el seminario, resaltó el aporte del historiador y exalcalde de Antofagasta, Floreal Recabarren; de los doctores Joaquín Fernandois y Rafael Sagredo de la Pontificia U. Católica de Chile; José Antonio González, Claudio Ostria, Miguel Atienza, Javier Mercado y Claudio Galeno, de la UCN; y el arquitecto Roberto Rivera y el profesor de Historia del Museo Regional de Antofagasta-CIIAR, Héctor Ardiles.

Universidad San Sebastián inicia su serie de Breviarios de Historia

“Centrales sindicales chilenas. Siglo XX” e “Iglesia y Estado en Chile. Siglo XIX” son las primeras publicaciones de una serie que busca poner al día el conocimiento de determinados aspectos o investigaciones monográficas con aportes novedosos.

La prisa y complejidades de la vida moderna, dejan poco lugar para la lectura. Por esta razón, la Universidad San Sebastián ha creado una colección de breviarios para todo público, textos de alrededor de 100 páginas en formato mediano, que sin complejidades teóricas ni tecnicismos innecesarios, exponen temas de interés fundamental.

Los dos breviarios ya publicados, marcan la pauta: los temas serán referentes a cualquier época y lugar y podrán ser síntesis que pongan al día el conocimiento de determinados aspectos o investigaciones monográficas con aportes novedosos. En ambos casos, el simple relato será superado por la interpretación general dentro de la mayor objetividad posible.

Su propósito es, además, brindar una lectura fácil mediante el respeto al lenguaje y un estilo amable. Al final de cada breviario se incluyen una bibliografía fundamental y las fuentes históricas que han servido de base. El editor y corrector de textos, es el destacado historiador Sergio Villalobos, académico de la Facultad de Ciencias de la Educación de la USS. 

Los textos

El primer breviario publicado es el de Andrés Medina, denominado “Centrales sindicales chilenas. Siglo XX”, que comienza con la crisis económica y social de los inicios de aquel siglo y el surgimiento de la Gran Federación Obrera de Chile (FOCH), para seguir luego la Confederación de Trabajadores de Chile (CTCH) y la Central Única de Trabajadores (CUT). Cada uno de esos organismos es estudiado dentro del momento en que iniciaron su vida, el aporte de los dirigentes y el compromiso con los partidos populares, que en medio del juego político determinaron frustraciones y crisis. Dentro de esa línea, las grandes confederaciones significarán un avance en la causa de los obreros y los empleados, hasta disminuir su unidad y su peso en tiempos recientes.

El segundo breviario es el de Zvonimir Martinic, que lleva por título “Iglesia y Estado en Chile. Siglo XIX”, que considera un tema de mucha gravitación en aquella centuria. La unión entre la Iglesia y el Estado durante la época colonial, tiende a disolverse después de la Independencia. En el comienzo no hubo disputas graves, pero a medida que los gobiernos tomaron un carácter liberal surgieron diferencias profundas.

La Iglesia procuró mantener su fuerte influencia en la sociedad y el Estado, mientras la tendencia liberal, marcadamente después de 1871, buscó libertad de conciencia para todos los ciudadanos. Diversos incidentes aparecieron en ese antagonismo y fue la designación de un nuevo arzobispo para Santiago, por fallecimiento de don Rafael Valentín Valdivieso, lo que desató el choque más grave. El candidato propuesto por el gobierno a Roma, Francisco de Paula Taforó, provocó la oposición del clero más conservador y de la aristocracia de igual tendencia, liberándose en Santiago y en la sede papal una lucha de influencias, acusaciones e intrigas que no se solucionó hasta la designación de don Mariano Casanova en 1886.

Las proposiciones ideológicas y los antagonismos son descritos de manera minuciosa por el profesor Martinic con documentación chilena y romana, debida a altos dignatarios y personajes. Como interpretación general puede deducirse que los roces eran la consecuencia de la tendencia conservadora de la Iglesia, de la aristocracia y de la actuación transformadora de la elite liberal a través del Estado.

Los breviarios se publicarán cada año, no sujetos a una periodicidad y sus autores serán tanto profesores de la Universidad San Sebastián como externos.

Libro de la UTALCA ilumina zonas aun polémicas de la Independencia de Chile

¿Proclamación o firma de la Independencia? Cinco especialistas aportan su interpretación sobre un hecho aún poco conocido y relevante ocurrido entre Talca y Concepción.

“La Independencia de Chile y su celebración: una polémica ¿aún abierta?” es el título del libro que presentará este miércoles el Centro de Documentación Patrimonial y la Editorial de la Universidad de Talca como consecuencia del simposio de historiadores organizado por el Instituto de Estudios Humanísticos Abate Molina a fines de marzo de 2016.

El texto forma parte de la colección académica de la Editorial de esta casa de estudios y fue auspiciado por Inmobiliaria Independencia. Recoge la interpretación de cinco expertos que abordan la trascendencia de los actos de firma y proclamación de la Independencia en respuesta al debate ampliamente difundido por los medios de comunicación sobre los roles que jugaron Talca y Concepción en el magno proceso.

Se trata de un abanico de fundamentos que llevan luz, cada uno a su manera, sobre un tema aún poco conocido y que confirma que la Independencia nacional sigue siendo una cuestión abierta y contingente a pesar de los años.

El libro aporta valiosos datos y fue pensando especialmente para ser usado en el aula. Participan los destacados especialistas Armando Cartes Montory, Christian Guerrero Lira, Paulina Peralta y Jaime González Colville. Fue editado por el académico Christian Hausser y por el director ejecutivo del Centro de Documentación UTALCA, Eduardo Bravo.

Tema de actualidad

El redescubrimiento de la independencia muestra que la historia no trata de temas muertos, sino tema vivos. El libro que será presentado el miércoles a las 11:30 horas en la sala Ema Jauch del Centro de Extensión, tiene como motivo la idea de valorizar el 12 de febrero como fecha importante en el proceso de la independencia.

Con ese afán la Municipalidad de Talca promovió la idea de establecer un feriado local, respectivamente regional, para celebrar el acto independista dado en la ciudad de Talca hace dos siglos atrás. Apoyado por un informe histórico, el proyecto ha avanzado bastante, siendo aprobado en 2015 por la ‘Comisión de Gobierno Interior, Nacionalidad, Ciudadanía y Regionalización’ de la Cámara de Diputados del Congreso Nacional.

En la obra el doctor Armando Cartes Montory, director del Archivo Histórico de Concepción, nos recuerda que el primer paso de la declaración de independencia fue dado en Concepción. El trabajo del historiador Jaime González Colville echa una mirada crítica a los mitos talquinos para preguntar en qué medida las tentativas recientes de celebrar la independencia se encaja en ellos. El doctor Cristián Guerrero Lira presenta una visión global de la(s) declaración(es) de independencia y la historiadora Paulina Peralta muestra que al igual que la independencia, las celebraciones de la emancipación tienen su propia historia.

“La falta de conciencia histórica tiene como correlato la imposibilidad de acumular experiencia”

Señala doctor Esteban Mizrahi, de la Universidad Nacional de La Matanza, Argentina, refiriéndose a la imposibilidad de la conciencia histórica en el mundo contemporáneo.

Un presente fragmentado, dividido en áreas de especialización con reglas particulares, y una tendencia masiva a las adicciones, a fin de vivir en una especie de presente constante, marcan a juicio de muchos los tiempos actuales de la sociedad. La causa radicaría en la falta de conciencia histórica, en opinión del doctor Esteban Mizrahi, de la Universidad Nacional de La Matanza, Argentina, quien en visita académica a la UV desarrolla una serie de actividades centradas en la problemática de la conciencia histórica asociada a la experiencia del presente.

El académico argentino fue invitado por el profesor Pablo Aravena, del Instituto de Historia de la Facultad de Humanidades, por medio del Convenio de Desempeño para las Humanidades, Artes y Ciencias Sociales (UVA0901). Entre el 3 y el 7 de octubre, ha dictado la conferencia “Conciencia histórica, lenguaje y acontecimiento”; participado en la mesa de trabajo “La (im)posibilidad de la conciencia histórica en el mundo contemporáneo”, junto a Aravena, y dictado el Seminario Cine e Historia “Filmar lo acontecido. Trauma y memoria del pasado reciente”, en el cual se revisan las producciones “M”, de Nicolás Prividera; “Los rubios”, de Albertina Carri, y “La mujer sin cabeza”, de Lucrecia Martel.

La conciencia histórica

Explica Mizrahi que “en toda la tradición, sobre todo moderna, conciencia histórica significa la acción de un sujeto que se proyecta en el futuro básicamente centrado en un pasado en el cual él se siente protagonista y que influye en el presente. Etonces, esa proyección hacia el futuro y ese obrar al presente orientado hacia el futuro está muy direccionado por el legado recibido. Es la memoria que no es estrictamente individual, sino la memoria recibida a través de una discursividad, de un discurso que orienta las prácticas del presente basado en las experiencias del pasado”.

Es así como determinados referentes históricos “hablan de una tradición, de un determinado linaje intelectual, si se quiere, pero también orientan una lectura en el presente. Y las prácticas del presente abren perspectivas del futuro en función de ese pasado y de la conciencia que se tiene de ser un sujeto que tiene esa carga”.

Sobre la discusión en torno a si hay posibilidad o no de la conciencia histórica en el presente, Esteban Mizrahi indica que a su parecer “está muy vinculada a la fragmentación de las esferas de vida y de los sistemas de saber y de acción, que comienzan la modernidad justamente con discursos de historia, pero que terminan a través de la especialización, fragmentándose de modo tal que se constituyen en sistemas de reglas de saber y de acción parciales pero atemporales”.

Por decirlo de algún modo, añade, “la figura del sujeto histórico es reemplazada en la actualidad por la de un operador. Un operador no necesita saber de historia: necesita conocer cuáles son las reglas de un determinado campo y jugar el juego que se juega con esas reglas, y hacerlo en lo posible de manera óptima. Para hacerlo, y para proyectarse en el futuro como jugador de esas reglas, lo único que necesita es que esas reglas se mantengan medianamente estables”.

Imposibilidad de acumular experiencia

Según explica Mizrahi, esa estabilidad de las reglas puede sufrir cambios moderados sin que haya efectos, “pero en cualquier caso, tampoco el saber del pasado sirve para enfrentar los nuevos cambios, sin entender cómo influyen los cambios en el sistema de reglas. Vivimos en una sociedad cuyo presente está totalmente fragmentado, fragmentado en esferas autónomas de saber y de acción —por decirlo: el sistema económico y las reglas del sistema económico son una cosa, el sistema político y las reglas del sistema político es otra cosa, el sistema familiar y las reglas del sistema familiar es otra cosa, el sistema universitario…—. Todos estos sistemas tienen dinámicas y lógicas propias; para poder tener éxito dentro de estos sistemas, no es necesario conocer la historia de la universidad, la historia de la economía, la historia de la política, sino aprehender el sistema de reglas que gobiernan cada uno de estos sistemas descentrados, y jugar el juego de esas reglas de manera óptima”.

Ahora, “si esto lleva aparejado la falta de conciencia histórica, tiene como correlato la imposibilidad de acumular experiencia. La experiencia tiene que ver con haber hecho un recorrido con algún sistema de reglas en el pasado, de modo tal de poder legar esa experiencia a la generación siguiente, y por eso alguien que es experimentado deja de tener todo valor, porque ese saber es un saber arqueológico, no es un saber que sirva para una praxis vital”.

Sociedades adictivas

Las reglas del juego se vinculan a rendimientos, lo que en la sociedad actual está ligado al ingreso, al dinero, el que a su vez va asociado al consumo. Al respecto, señala el académico argentino: “Por eso vivimos en sociedades adictivas, donde hay tantas adicciones. La adicción al consumo es la principal adicción; puede ser consumo de drogas, consumo de sexo, consumo de deporte, consumo de videojuegos, consumo de lo que fuera. Y qué encarna el consumo: en realidad se trata de producir subjetividades adictivas que intenten reproducir el vivir en una especie de presente constante consumiendo el mismo estímulo”.

—Al no conocer el pasado estamos condenados a repetirlo.

“Esa es la idea. Y la consecuencia es la repetición. La repetición del acto del consumo básicamente”.

—Pero más hacia atrás. Por ejemplo, volver a llegar a una dictadura.

“Creo que hay algo todavía peor: no va a ser necesaria una dictadura porque los objetivos de la dictadura ya están consumados. En última instancia, sería deseable que en el futuro volviera a existir una necesidad de una dictadura, en el sentido de que se hizo una reversión. Porque justamente la dictadura con qué vino a romper: con esos linajes, con las tradiciones libertarias, con las tradiciones emancipadoras, con discursos. Y esos discursos están rotos y esos puentes y esos vasos comunicantes con el pasado están dañados, y están dañados no de manera superficial, sino profunda, porque están dañadas las posibilidades de circulación de experiencia”.

Destacado historiador francés Roger Chartier visitará UACh en Valdivia

Es uno de los investigadores franceses más reconocidos en el ámbito de la historia de la cultura. Su trabajo se ha centrado en la historia cultural y, en particular, en el estudio de la articulación de lo escrito, el libro como objeto impreso y las prácticas de lectura.

El Dr. Roger Chartier (Lyon, 1945), historiador francés de vasta trayectoria, será el invitado de honor a las celebraciones del sexagésimo aniversario de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Austral de Chile.

El Dr. Chartier, quien estará en Valdivia entre los días 17 y 21 de octubre y ofrecerá tres grandes actividades, es profesor del Collège de France y director de estudios en la École des Hautes Études en Sciences Sociales (EHESS) de París. Es uno de los investigadores franceses más reconocidos en el ámbito de la historia de la cultura. Considerado como uno de los principales representantes de la última generación de la escuela de los Annales, su trabajo se ha centrado en la historia cultural y, en particular, en el estudio de la articulación de lo escrito, el libro como objeto impreso y las prácticas de lectura.

Ofrecerá en la UACh las siguientes actividades:
Lunes 17/10 > Conferencia Magistral 60 Aniversario Facultad de Filosofía y Humanidades: “El presente del pasado. Historia, memoria, literatura».

Miércoles 19/10 > Conversatorio con la comunidad valdiviana “Mutaciones del presente permitidas por el mundo digital”.

Jueves 20/10> Clase/Seminario: “Historia de la cultura escrita” para estudiantes de postgrado y académicos de la UACh.

Estas actividades también forman parte del programa de celebración del 62° Aniversario de la Universidad Austral de Chile.

Roger Chartier

En 2006, Roger Chartier fue nombrado profesor del Collège de France, en la cátedra “Écrit et cultures dans l’Europe moderne”, donde, de acuerdo con la lección inaugural, estudia las relaciones entre escritura y cultura en la Historia Moderna.

Ha sido distinguido con la Annual Award de la American Printing History Association, 1990; el gran premio de historia (prix Gobert) de la Académie française en 1992; es Doctor honoris causa de la Universidad Carlos III (Madrid) y de la Universidad de Chile; y Fellow de la British Academy. Además, es miembro honorario del Observatorio del Libro y la Lectura, en Chile.

Roger Chartier ha sido el responsable de la obra Histoire de l’édition française (1990-1991), así como del tercer volumen de la Historia de la vida privada (1989), dirigida por Georges Duby y Philippe Ariès. Su producción como autor es abundante, centrándose en temas relativos tanto a la reflexión historiográfica como a la historia de la cultura escrita, a partir de la relación entre los textos y los lectores, indagando en los aportes de autores clave en este diálogo, como Michel Foucault y Michel de Certeau. Se trata de un investigador de gran relevancia en el debate humanista actual.

Entre sus numerosas obras traducidas al castellano destacan El mundo como representación (1992), Libros, lecturas y lectores en la Edad Moderna (1993), El orden de los libros: lectores, autores, bibliotecas en Europa entre los siglos XV y XVIII (1994), Espacio público, crítica y desacralización: los orígenes culturales de la Revolución Francesa (1995), Escribir las prácticas. Fopucault, de Certeau, Marin (1996), Historia de la lectura en el mundo occidental (junto a G. Cavallo, 1997), Cultura escrita, literatura e historia (1999), Las revoluciones de la cultura escrita (2000), El presente del pasado. Escritura de la historia, historia de lo escrito (2005), Inscribir y borrar: cultura escrita y literatura [siglos XI-XVIII] (2006), La historia o la lectura del tiempo (2007), Escuchar a los muertos con los ojos (2008), entre otros.

Destacado historiador francés Roger Chartier visitará UACh en Valdivia

Es uno de los investigadores franceses más reconocidos en el ámbito de la historia de la cultura. Su trabajo se ha centrado en la historia cultural y, en particular, en el estudio de la articulación de lo escrito, el libro como objeto impreso y las prácticas de lectura.
El Dr. Roger Chartier (Lyon, 1945), historiador francés de vasta trayectoria, será el invitado de honor a las celebraciones del sexagésimo aniversario de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Austral de Chile.
El Dr. Chartier, quien estará en Valdivia entre los días 17 y 21 de octubre y ofrecerá tres grandes actividades, es profesor del Collège de France y director de estudios en la École des Hautes Études en Sciences Sociales (EHESS) de París. Es uno de los investigadores franceses más reconocidos en el ámbito de la historia de la cultura. Considerado como uno de los principales representantes de la última generación de la escuela de los Annales, su trabajo se ha centrado en la historia cultural y, en particular, en el estudio de la articulación de lo escrito, el libro como objeto impreso y las prácticas de lectura.
Ofrecerá en la UACh las siguientes actividades:
Lunes 17/10 > Conferencia Magistral 60 Aniversario Facultad de Filosofía y Humanidades: “El presente del pasado. Historia, memoria, literatura».
Miércoles 19/10 > Conversatorio con la comunidad valdiviana “Mutaciones del presente permitidas por el mundo digital”.
Jueves 20/10> Clase/Seminario: “Historia de la cultura escrita” para estudiantes de postgrado y académicos de la UACh.
Estas actividades también forman parte del programa de celebración del 62° Aniversario de la Universidad Austral de Chile.

Roger Chartier
En 2006, Roger Chartier fue nombrado profesor del Collège de France, en la cátedra “Écrit et cultures dans l’Europe moderne”, donde, de acuerdo con la lección inaugural, estudia las relaciones entre escritura y cultura en la Historia Moderna.
Ha sido distinguido con la Annual Award de la American Printing History Association, 1990; el gran premio de historia (prix Gobert) de la Académie française en 1992; es Doctor honoris causa de la Universidad Carlos III (Madrid) y de la Universidad de Chile; y Fellow de la British Academy. Además, es miembro honorario del Observatorio del Libro y la Lectura, en Chile.
Roger Chartier ha sido el responsable de la obra Histoire de l’édition française (1990-1991), así como del tercer volumen de la Historia de la vida privada (1989), dirigida por Georges Duby y Philippe Ariès. Su producción como autor es abundante, centrándose en temas relativos tanto a la reflexión historiográfica como a la historia de la cultura escrita, a partir de la relación entre los textos y los lectores, indagando en los aportes de autores clave en este diálogo, como Michel Foucault y Michel de Certeau. Se trata de un investigador de gran relevancia en el debate humanista actual.
Entre sus numerosas obras traducidas al castellano destacan El mundo como representación (1992), Libros, lecturas y lectores en la Edad Moderna (1993), El orden de los libros: lectores, autores, bibliotecas en Europa entre los siglos XV y  XVIII (1994), Espacio público, crítica y desacralización: los orígenes culturales de la Revolución Francesa (1995), Escribir las prácticas. Fopucault, de Certeau, Marin (1996), Historia de la lectura en el mundo occidental (junto a G. Cavallo, 1997), Cultura escrita, literatura e historia (1999), Las revoluciones de la cultura escrita (2000), El presente del pasado. Escritura de la historia, historia de lo escrito (2005), Inscribir y borrar: cultura escrita y literatura [siglos XI-XVIII] (2006), La historia o la lectura del tiempo (2007), Escuchar a los muertos con los ojos (2008), entre otros.

“Una Idea Para Cambiar la Historia” del canal HISTORY

Continuando con su iniciativa de apoyo a la innovación, por tercer año consecutivo, y con una inversión de 140 mil dólares en premios, HISTORY cierra este sábado 10 de septiembre la convocatoria para que miles de emprendedores latinoamericanos presenten sus ideas que buscan alcanzar una transformación en la sociedad.

Esta iniciativa que tiene como objetivo apoyar el emprendimiento, creatividad, responsabilidad social en América Latina invita  a los emprendedores e innovadores por el tercer año consecutivo a cambiar la historia e inscribir sus ideas enwww.tuhistory.com/1idea.

Este año el jurado de UNA IDEA PARA CAMBIAR LA HISTORIA estará compuesto por  la periodista científica Nora Bär, editora de Ciencia y Salud del diario La Nación de Argentina; Emilia Díaz, joven chilena Fundadora y CEO de Kaitek Labs; el colombiano Alejandro Franco Restrepo, Director Ejecutivo Ruta N; el Dr. Emilio Sacristán Rock de México, actual Director Del Centro Nacional de Investigación en Imagenología e Instrumentación Médica,  UAM-Iztapalapa, y el Dr. Bernardo González-Aréchiga, Rector de la Universidad del Valle de México (UVM). Estos profesionales serán los encargados de elegir los 10 mejores proyectos.

UNA IDEA PARA CAMBIAR LA HISTORIA se ha consolidado como una iniciativa exclusiva de HISTORY que busca hacer visibles a los ojos del público, aquellas personas y proyectos de pensamiento innovador y significativo que construirán un legado para beneficio de las generaciones venideras. Este año la iniciativa de HISTORY, ha incorporado algunas novedades, entre las que se encuentra una suma mayor en premios que asciende a $140.000 dólares totales donde se incorporan dos premios de $10.000 dólares para el cuarto y quinto lugar respectivamente.

DESARROLLO DE UNA IDEA PARA CAMBIAR LA HISTORIA

 Este año la etapa de inscripciones se abrirá a partir del 20 de junio hasta el 10 de septiembre. Los participantes deberán registrar sus iniciativas en www.tuhistory.com/1Idea.

La votación de los jueces se realizará entre el 19 y el 26 de septiembre. A partir del 1° de noviembre se presentarán las 10 ideas semifinalistas enwww.tuhistory.com/1Idea a través de unas cápsulas de video que el canal producirá para cada una de ellas.  Desde ese momento y hasta el 27 de noviembre, la votación estará abierta para que el público pueda elegir su idea favorita.  Las 5 más votadas serán consideradas finalistas y la semana del 5 de diciembre en México, HISTORY dará a conocer los ganadores quienes recibirán $140 mil dólares en efectivo, dinero que tendrá que ser destinado en su totalidad al desarrollo y mejoramiento del proyecto.  Este es un premio donde participan todos los involucrados – desde el emprendedor social, el jurado elegido, hasta la gente con su voto. El público integrado y participante es quien decide cual es la idea que hará cambiar la historia.

El premio será distribuido de la siguiente manera: 60 mil dólares para el primer lugar, 40 mil dólares para el segundo, 20 mil dólares para el tercero y 10 mil dólares para el cuarto y quinto lugar respectivamente. 

En la primera versión de UNA IDEA PARA CAMBIAR LA HISTORIA el colombiano Wiesner Alfonso Osorio se llevó el primer puesto con su generador de energía eléctrica a partir de combustión de HHO obtenido por electrólisis solar, mientras que en la segunda versión el argentino Gino Tubaro obtuvo el primer lugar con sus prótesis impresas en 3D de dedos, manos, antebrazos y brazos.

Por tercer año consecutivo UNA IDEA PARA CAMBIAR LA HISTORIA cuenta con el apoyo y la confianza de la Universidad de Valle de México (UVM), quien comparte los ideales del este gran proyecto, además de creer que la educación y las ideas innovadoras cambiarán y mejorarán el mundo. “Para UVM, participar enUNA IDEA PARA CAMBIAR LA HISTORIA es un orgullo, pues nuestros objetivos son los mismos: preparar profesionales apasionados por lo que hacen, capaces de competir en cualquier ámbito para lograr una diferencia en el ámbito social.” destaca el Dr. Bernardo Gonzalez Aréchiga.

UNA IDEA PARA CAMBIAR LA HISTORIA también tiene el soporte de ASHOKA Latinoamérica, la organización global que promueve la cultura emprendedora y la innovación social. Daniela Kreimer, Directora Interina y Coordinadora Economías Integradas de Ashoka Argentina sostiene «La innovación aplicada al impacto social puede solucionar problemas en cualquier ámbito y con un impacto global. Para que surjan y se implementen nuevas ideas, es clave la colaboración entre personas, organizaciones, gobiernos, academia y la comunidad».

Destacado historiador Sergio Villalobos presentó su nueva obra

Académico de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad San Sebastián, lanzó “Las guerras de Chile y Perú. Sus historias”, donde se debaten los asuntos controvertibles de las acciones bélicas y los factores sociales, culturales, éticos, económicos y políticos de cada uno de los países, que determinaron el desenlace de los conflictos.

“Las guerras de Chile y Perú. Sus historias”, se denomina el último libro del destacado historiador y académico de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad San Sebastián Sergio Villalobos, Premio Nacional de Historia 1992, cuyo objetivo es, según el autor, “un esfuerzo por restablecer la verdad mediante el uso de fuentes de la época”.

“Dado que el Perú fue el perdedor en la guerra contra la Confederación peruano-boliviana y en la Guerra del Pacífico, las críticas contra Chile han sido muy frecuentes. Las leyendas y el folclor mantienen errores, principalmente en el Perú, incluidos sus historiadores, que desconocen o no respetan la información de documentos fidedignos. Restablecer la verdad, sin concesiones al patriotismo de uno y otro lado, es el objeto de este libro. En sus páginas se debaten los asuntos controvertibles de las acciones bélicas y acaso lo que es más importante, los factores sociales, culturales, éticos, económicos y políticos de cada uno de los países, que determinaron el desenlace de los conflictos”, señaló Villalobos.

Durante la presentación del texto, el autor explicó que “no me he referido a la guerra en sí, a las campañas, a los momentos álgidos de la lucha, sino que he tratado de buscar los motivos esenciales de la guerra, el trayecto de ella y el desenlace. He querido hacer una aproximación teórica que no está en contradicción con los hechos concretos, sino que los ordena racionalmente. La prolongación del conflicto es una realidad mental, porque en los pueblos también hay formas de pensar, ideas que se extienden a pesar de que los hechos van cambiando. Chile tiene la noción de una historia exitosa y que en el siglo XIX fue muy fuerte, fue un país de gran prestancia y prestigio; y algo de eso hemos conservado. Los pueblos deben tener confianza en lo que viene de su pasado, con eso meditar el presente y construir el futuro”.

La magia de la prosa

El encargado de la presentación fue el general Marcos López Ardiles, presidente de la Academia de Historia Militar, quien destacó que la obra “nos hace entender cómo se ha llegado a la situación actual. A partir de una historia objetiva y desapasionada, y el derribamiento de los mitos, podemos facilitar el acercamiento entre los pueblos”.

López explicó que “el libro se prolonga por poco más de 200 páginas, hasta llegar a la conclusión, que es muy breve, porque el autor espera que el lector saque sus propias conclusiones. El lector dará vuelta las páginas con agilidad, porque no está construido en el formato academicista; el autor ha preferido una estructura ágil que está dividida en 44 subtítulos que recrean etapas de la historia bélica de ambos países, los que están ordenados de manera cronológica y sin detenerse en la descripción de episodios, sino que analizando la manera como estos han sido abordados por los historiadores chilenos y peruanos. Otra razón para que la lectura se deslice con agilidad es la claridad de la prosa del autor, la que se asemeja a la de una conversación o a la de un profesor impartiendo una clase. El profesor Villalobos es claro y directo, y busca sin pudor decir la verdad, sin adornos”.

Breviarios

Con “Las guerras de Chile y Perú. Sus historias”, la Universidad San Sebastián, inicia la publicación de una serie de obras históricas con el propósito de contribuir al conocimiento del pasado del país, lo que permitirá reflexionar sobre el presente con altura de miras.

En ese contexto, junto a la publicación del profesor  Sergio Villalobos, se inauguró también una Colección de Breviarios destinados a la difusión del saber histórico, en este caso, con las obras “Centrales Sindicales” e “Iglesia y Estado en Chile s. XIX”, de los académicos Andrés Medina y Zvonimir Martinic, respectivamente.

El primero de ellos, analiza el movimiento obrero, comenzado a fines del siglo XIX a través de sindicatos y mancomunales, y que toma importancia y libra grandes luchas al iniciarse la centuria siguiente. La obra explica el origen sucesivo de la Federación Obrera de Chile (FOCH), la Confederación de Trabajadores (CTCH) y la Central Única de Trabajadores (CUT), organizaciones que, junto con representar al elemento obrero, tuvieron tintes políticos, porque dos partidos se disputaron el predominio: el comunista y el socialista. La intromisión de la política fue inevitable y llevó a la lucha o al apoyo de los gobiernos, perdiéndose el objetivo esencial de la causa obrera.

En la segunda obra, en tanto, se presenta un análisis de la relación Iglesia−Estado, profundizando en el conflicto por la sucesión arzobispal de Santiago y sus vicisitudes. A través de un lenguaje simple y directo, se pretende entregar una visión de conjunto sobre el tema vinculando los diferentes aspectos del conflicto con el contexto europeo, en donde la Iglesia luchaba denodadamente contra el liberalismo.

Fuente: USS

En vacaciones de invierno, UGM realiza curso intensivo sobre cultura medieval

El Centro de Estudios Medievales (CEM) de la Universidad Gabriela Mistral, ofrece un curso intensivo sobre literatura, arte y cultura occidental del siglo XII, a cargo de Amaia Arizaleta, catedrática de Estudios Medievales Hispánicos de la Universidad de Toulouse-Jean Jaurès.

La experta medievalista –autora de más de 80 estudios sobre la clerecía letrada medieval- propondrá un paseo por la producción textual y visual del siglo XII, adentrándose en las dimensiones socio-cultural y estética que las piezas develan, y  que muestran las corrientes intelectuales y religiosas que dominaban Europa en esa época.

El curso tiene un valor de 250.000 y  se desarrollará entre el lunes 25 y viernes 29 de julio, desde las 19:30 y 21:00 horas, en el campus de la Universidad, ubicado en Ricardo Lyon 1177, Providencia.

Para inscribirse contactar a cem@ugm.cl

Centros de Estudios Medievales

Único en Chile, el CEM de la Universidad Gabriela Mistral  trabaja desde 2010 en resaltar el legado que la cultura medieval ha otorgado a Occidente, a través de diversas actividades: organiza un seminario permanente, un simposio internacional cada dos años, dicta un programa de educación continua y publica una revista académica, además de una serie de actividades de extensión.

 Fuente: UGM

Última semana de muestra del Museo de la Memoria en Valparaíso

La exposición “Nunca Más” podrá ser visitada hasta este viernes en la Escuela de Derecho de la UV. A partir del 11 de julio estará en San Felipe.

Hasta este viernes 1 de julio se podrá visitar la muestra “Nunca Más” del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos en la Escuela de Derecho de la Universidad de Valparaíso (Errázuriz 2120). La exhibición está abierta diariamente entre las 10 y las 18 horas.

La exposición, que es parte de la itinerancia anual que realiza el Museo de la Memoria por el país, consta de 13 módulos explicativos que abordan, entre otros temas, las comisiones de Verdad en Chile, el Golpe de Estado, las demandas de verdad y justicia, información sobre consejos de guerra en la región y sobre episodios de represión y tortura, y del plebiscito de 1988.

A la exhibición habitual se incorporan objetos y documentos relativos a hechos, lugares, organizaciones o personas de la región, y que han sido donados al museo para su difusión y preservación. En este módulo regional, se exhiben cartas de prisioneros a sus familiares, correspondencia de militares a cargo de campamentos de prisioneros, además de fotografías y boletines elaborados en contra de la dictadura. También hay imágenes sobre el encadenamiento en la Catedral de Valparaíso en apoyo a la huelga de hambre de los presos políticos y exigiendo la libertad del presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Valparaíso en 1986 y el paro de tres meses de los universitarios en el año 1985.

Tras su exhibición en Valparaíso, la muestra viajará hasta el Centro Cultural de Los Andes, donde, y coincidiendo con el aniversario de esa ciudad, podrá ser vista entre el lunes 11 y el domingo 31 de julio, gracias a la organización conjunta de la UV, el municipio andino y el MMDH.

Fuente: UV