Tag Archives: Huerto

Comunidad se capacitó en agroecología en Huerto UTalca

Recuperar y mejorar suelos para una práctica sustentable fueron algunos de los temas que aprendieron funcionarios municipales, estudiantes universitarios y público en general que participaron en el curso gestionado por la Dirección de Responsabilidad Social de la Universidad de Talca.
La alimentación sana y la vida sustentable es tendencia en el mundo entero. En la Región del Maule, cada día son más los huertos urbanos que afloran en espacios públicos y en comunidades, impulsados tanto por ciudadanos, gobiernos locales y agrupaciones que buscan divulgar la práctica de una agronomía más amigable con el medio ambiente.
La Universidad de Talca no está ajena a estas experiencias, ya que desde abril pasado, estudiantes de agronomía, junto a la Dirección de Responsabilidad Social Universitaria, crearon el Huerto UTalca, espacio educativo  y colaborativo, donde la comunidad aprende a desarrollar cultivos libres de sustancias químicas.
En esta línea, se organizó el curso: Recuperación y Mejoramiento de suelos para la agricultura mediante bio-insumos y tecnologías socialmente aplicables, que impartió Felipe Jiménez, experto en agricultura ecológica. El programa académico que se ofreció entre noviembre y diciembre pasado contó con la participación de 30 personas provenientes de distintos estamentos públicos, funcionarios y estudiantes de la Universidad de Talca, además de público general.
“Ha sido una experiencia muy interesante sobre todo por la variedad del grupo. Algunos bastante fuertes en el área, lo que ha permitido un aprendizaje bastante colaborativo entre los participantes”, comentó  Felipe Jiménez.  En cuanto a la adhesión que causa la vuelta a prácticas más orgánicas por parte de la población, el profesional señaló que “Los temas de salud son lo que movilizan a las personas a informarse sobre estas prácticas. La alimentación es la alternativa para mejorar las problemáticas actuales”, indicó Jiménez.
Entre los tópicos que aprendieron quienes cursaron el taller se encuentran: el manejo de suelo y medidas para evitar la erosión, creación de curvas de nivel, terrazas y zanjas de infiltración. Además del manejo de plagas, restitución de fertilidad de los suelos, fertilizantes naturales entre otras materias.
Para Patricia Valladares, ingeniera agrónoma del Programa Prodesal de la Municipalidad de Pencahue, el curso le permitirá mostrar nuevas formas de cultivo a los agricultores de la comuna. “Aún se manejan altas cantidades de químicos en los campos de Pencahue, la idea es transmitir lo aprendido y producir  junto a los agricultores hortalizas más saludables para los consumidores”, expresó Valladares.
“Superó todas mi expectativas», fue el primer comentario de Francisca Lagos, del Prodesal de la Municipalidad de Constitución. Para la profesional el curso es muy adecuado a la realidad que ella vive con los agricultores. “El auto consumo es la principal forma de agricultura de mi zona, por motivos económicos muchas veces no tienen acceso a agroquímicos, entonces la agronomía orgánica se muestra como una oportunidad para desarrollar de manera más amigable con el medio ambiente los huertos o invernaderos familiares”, señaló Lagos.
 
Huerto UTalca: Aula abierta
 
El Huerto UTalca es un espacio educativo abierto para que la comunidad conozca y se apropie de conocimiento en materias agroecológicas. El espacio está ubicado a un costado del Jardín Botánico de la casa de estudios, y cuenta con una oferta constante de cursos abiertos a la ciudadanía que son dictados tanto por estudiantes de agronomía como por académicos de la Universidad de Talca.

Centro de Estudiantes de Medicina UDP inauguró huerto medicinal

Fue sembrado por los propios alumnos, en el patio de la Facultad de Medicina de Ejército 141.

Cumpliendo una promesa, de éste y del anterior Centro de Estudiantes de Medicina (CEMED-UDP), fue inaugurado el Huerto Medicinal, en el patio de la Facultad, de Ejército 141.

“El Huerto Medicinal UDP es un proyecto ideado por el Centro de Estudiantes de Medicina del período anterior, el cual no logró concretarse en todas sus fases, quedando un proyecto a medio terminar. Entre las promesas que hicimos cuando asumimos como CEMED 2016-2017, se encontraba finalizar este proyecto, pues también va de acuerdo a nuestros ideales. El proyecto consiste en la realización de un huerto realizado por y para los estudiantes, usando exclusivamente plantas medicinales”, explica Diego Lastra, presidente de CEMED.

Sobre el sentido del huerto, Diego explica que tiene un doble objetivo: “Decidimos usar plantas medicinales para recordar la raíz de donde vienen los medicamentos que usamos hoy en día… para conectarnos y reflexionar sobre los entendimientos que tenemos hoy de la medicina, la salud y la enfermedad. Para entender el huerto como una forma de “medicina del territorio” y devolverle la salud al suelo de nuestra Facultad; y también con el fin de sentirnos -como estudiantes- más pertenecientes a nuestra Facultad y Universidad, embelleciendo el espacio, trabajando en conjunto y formando lazos de amistad y compañerismo”.

Para elegir las plantas medicinales que se utilizarían en huerto los estudiantes se asesoraron con un especialista en recursos naturales renovables, ya que, otro elemento importante a considerar para asegurar su sobrevivencia es que fuesen de fácil cuidado y considerando el espacio donde se sembrarían, que no necesitasen mucho sol y que resistieran el frío directo.

“Además buscamos plantas con las que nos sintiéramos familiarizados o que tuviesen algún interés científico. Juntando estos criterios, escogimos el aloe vera cuyas propiedades farmacológicas son múltiples, dándole mucha versatilidad de usos. También escogimos el kalanchoe, una planta que está en boga en distintas comunidades, tanto científicas como de medicina natural-complementaria, por su potencial actividad anticancerígena. Además, sembramos semillas de caléndula y llantén.

El Presidente de CEMED precisa que entre los miembros del Centro de Estudiantes hay varias visiones de la medicina natural, pero  coinciden que “son formas válidas de medicina, que se complementan con la forma clínica-científica que estudiamos en la universidad. Creemos que en algunos casos es más conveniente optar por ellas, … en cambio, en otros casos es imposible no utilizar los conocimientos clínicos… dentro de muchas conversaciones que hemos tenido entre nosotros, hemos concluido que la forma más correcta y profunda de medicina  es la que contempla los distintos espectros del ser humano: la salud del cuerpo, de la mente, del espíritu, de la comunidad y del territorio”, concluyó Diego.

 

Masiva participación de escolares en “Huerto de Ideas para la Sustentabilidad Regional”

Durante la jornada efectuada en la UCN fueron presentados proyectos ambientales y se realizaron charlas y talleres.

Con temáticas ligadas al medio ambiente, recursos hídricos y huertos urbanos, entre otras, más de 40 proyectos escolares se presentaron en la XVI Feria Científica Juvenil Regional Ambiental, realizada en la Universidad Católica del Norte (UCN) en el marco del “3° Huerto de Ideas para la Sustentabilidad Regional”.

La jornada, que estuvo orientada a escolares de la Región de Antofagasta, tuvo como finalidad promover la sustentabilidad ambiental para el desarrollo regional y mejorar la calidad de vida de la población por medio de la innovación.

En la oportunidad, también se realizaron talleres ecoeducativos y charlas sobre sustentabilidad. Además, se mostraron las ideas generadas por los monitores líderes ambientales y “Semillas del Desierto” junto a estudiantes de distintos liceos de Antofagasta.

“Huerto de Ideas” es una iniciativa organizada por la UCN, a través del Programa de Mejoramiento Institucional (PMI) en Recursos Hídricos, la Facultad de Ingeniería y Ciencias Geológicas, el Departamento de Ingeniería Química, el Centro de Investigación Tecnológica del Agua en el Desierto (Ceitsaza), el Departamento de Arquitectura y el Programa DeLTA UCN, mediante el PMI.

“Esta iniciativa refleja de manera clara la vocación regional que tiene que ver con el territorio y con las personas. Es una vinculación transversal, ya que se está trabajando con niños de kínder hasta cuarto medio, junto con los estudiantes de la universidad, quienes han guiado algunos proyectos. El año pasado se incorporó al adulto mayor en esta actividad para que también mostraran el producto de sus talleres”, indicó la Dra. María Cecilia Hernández, vicerrectora de Investigación y Desarrollo Tecnológico de la UCN.

Agregó que en la universidad se sienten orgullosos de estas iniciativas y con el impacto que generan, por lo que el compromiso es continuar apoyando al “Huerto de Ideas”.

Asimismo, la Dra. Elizabeth Lam, académica de la UCN y coordinadora del “Huerto de Ideas”, valoró la participación y el entusiasmo de los colegios y liceos a través de sus estudiantes, quienes presentaron proyectos muy buenos y de alto nivel. “Cada año se ven propuestas novedosas, lo que demuestra el trabajo que hay detrás de cada idea y el entusiasmo que los escolares colocan a la hora de desarrollarlas”, expresó.

 

GANADORES

La XVI Feria Científica Juvenil Regional Ambiental tuvo cuatro ganadores. El mejor proyecto de la categoría Kínder a Cuarto Básico fue “Green Lung” iniciativa del Antofagasta British School.

En la categoría Quinto a Octavo Básico, el proyecto ganador fue “Reutilizando aliviamos el dolor”, iniciativa del Colegio Antofagasta.

En cuanto a los escolares de Primero a Cuarto Medio, la idea ganadora fue “Vida Frutal” de los estudiantes del Liceo Politécnico Los Arenales.

En cuanto a las iniciativas generadas por los programas Monitores y “Semilla del Desierto”, el proyecto ganador fue “Invernamóvil y evaporación de agua de mar para regadío”.

 

Huertos Urbanos: Desafío en el Desierto

Expertos nacionales y extranjeros participaron en seminario organizado por el Centro de Investigación Tecnológica del Agua en el Desierto (Ceitsaza) de la UCN.

Debido a su condición desértica, la mayor parte de la Región de Antofagasta es inhóspita para el cultivo agrícola, a pesar de lo cual se ha desafiado esta adversidad, generando espacios. Por un tiempo, la agricultura en la zona estuvo enfocada en productores con espacios exclusivos, sin embargo, durante el último tiempo los llamados “huertos urbanos” han ido ganando espacio y una gran participación de la comunidad dentro de juntas de vecinos o en las mismas casas de las familias que han querido desarrollar esta técnica de cultivo.

En este sentido, la Agricultura Urbana (AU) se encuentra enfocada hacia la obtención a pequeña escala de productos agroalimentarios para el autoconsumo familiar. Es una actividad en auge en todo el planeta, con una estimación de 800 millones de agricultores urbanos y una producción agrícola que supone el 15% de la producción total de alimentos.

Las distintas iniciativas e instancias que se están llevando a cabo en el ámbito de los huertos urbanos, fueron expuestas por expertos nacionales y extranjeros en el seminario “Desafío en el Desierto”, organizado por la Universidad Católica del Norte (UCN) en Antofagasta. El evento correspondió a una iniciativa del Centro de Investigación Tecnológica del Agua en el Desierto (Ceitsaza) de la UCN, a fin de fomentar el uso sustentable y eficiente del recurso hídrico, en el marco del Programa de Mejoramiento Institucional (PMI) en Recursos Hídricos de dicha casa de estudios.

IMPORTANCIA

En las condiciones actuales, la agricultura urbana se considera una vía fundamental de aseguramiento de soberanía y seguridad alimentaria en muchos países en vías de desarrollo, pero en el futuro cercano, bajo las condiciones de aumento de la población mundial y del grado de urbanización, su importancia será creciente. Por el tipo de agricultura, resulta fácil que se pueda orientar dentro de los sistemas orgánicos y ecológicos, pero también es fácil que una deficiente formación de los agricultores urbanos lleve a situaciones de inputs de fertilizantes, agua, o fitosanitarios excesivos. El desarrollo de proyectos de AU sustentables requiere desde su inicio y puesta en marcha de la participación integrada de técnicos de las administraciones públicas, académicos de universidades y centros de investigación y personal de ONG que realicen una transferencia satisfactoria de los conocimientos existentes hacia los productores o agricultores locales.

En una de las presentaciones del seminario, Felipe Marchant, director de Desarrollo Ambiental de la Municipalidad de La Pintana, señaló que desde hace un par de años tienen una propuesta para los vecinos de su comuna en la asesoría y entrega de implementos para generar cultivos urbanos, potenciando la parte social y el apego a los alimentos que ellos mismos producen, generando mejor calidad de vida. Una experiencia que dejó a muchos de los asistentes con  ganas de replicarla en sus propios domicilios.

“Fue una jornada interesante, siempre es provechoso tener este tipo de oportunidades, iniciativas nuevas. Para nosotros es completamente distinto en términos climáticos, es decir, estamos emplazados en la Región Metropolitana, entonces no tenemos dificultades de agua como lo es en su caso. Nuestras dificultades pasan por otros temas: por el hacinamiento, por la disposición de los tiempos de los vecinos, la condición socio- económica, entonces conocer experiencias como la hidroponía de lugares como Altos La Portada (en Antofagasta), me parece súper interesante”, manifestó Marchant.

Agregó que el tema de los huertos urbanos está tomando fuerza en su comuna de manera positiva. “En La Pintana hay productores que ya llevan 40 años en esto, con pequeñas parcelas de 5 mil metros cuadrados, y hoy estamos sumando a esto la producción domiciliaria de viviendas sociales más pequeñas”.

A su vez, Carolina González, ingeniera agrónoma de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Mar del Plata, Argentina, señaló que “hay mucho por aprender, yo veo que acá se produce de forma diferente a mi país y eso está muy interesante, sobre todo el hecho de que uno puede tener un montón de limitantes como las que tienen en la Región de Antofagasta, sin embargo se puede producir igual. La forma de trabajo, no obstante, es similar, pareciera que uno fuera cambiando de país pero que se utiliza la misma metodología, trabajando con la gente, las capacitaciones, abordar el tema en los colegios, trabajar en comunidad; ahí uno se da cuenta que no está solo trabajando en esto, si no que en todos lados se va replicando la misma metodología.

PARTICIPANTES

En tanto, los asistentes manifestaron estar agradecidos con la participación en el seminario. “Fue interesante, aprendí mucho, estaba todo unido: cuidar la naturaleza, economizar y cuidar el medio ambiente, además de cultivar nuestros propios alimentos, así que muy bueno para difundirlo”, indicó Eliana Veira.

“En general, me pareció una instancia súper buena, más que nada para hacer conexiones con toda la gente que se mueve en el tema de huertos urbanos, ya que estamos trabajando todos por diferentes lados y son instancias que se deberían seguir haciendo. El tema del agua acá en Antofagasta y en esta región es súper complicado, entonces es una labor súper importante que hace Ceitsaza y los aportes que pueden realizar en este sentido”, declaró el estudiante Sebastián Alfaro.

”La jornada estuvo muy buena, es como un cambio de paradigma en cuanto a lo que nosotros podemos hacer con respecto a los huertos urbanos, es motivante para la comunidad, para la gente que vino el empaparse con toda la visión de otros lugares”, señaló la también estudiante Irisara Lira.

Fuente: UCN

Inventos y propuestas medioambientales incluyó Huerto de Ideas en la UCN

Estudiantes de Antofagasta se reunieron en torno a la búsqueda de soluciones contra la contaminación y el cuidado del entorno.

Reciclaje de neumáticos, uso alternativo de aguas residuales, técnicas de polinización y aprovechamiento de la energía solar, entre otras iniciativas, presentaron los niños y jóvenes que participaron en la segunda versión del Huerto de Ideas para la Sustentabilidad Regional.

Coloridos módulos y mucho entusiasmo caracterizaron el evento que tuvo lugar en la Casa Central de la Universidad Católica del Norte (UCN), donde los menores participaron en ciclos de charlas y talleres relacionados con temáticas ecológicas y de protección medioambiental.

La iniciativa incluyó la realización de la XV Feria Científica Juvenil Regional Ambiental, que mostró el trabajo y creatividad de escolares de enseñanza básica y media, así como la difusión de los resultados correspondientes a los programas “Monitores Líderes Ambientales” y “Semillas del Desierto”.

“La actividad se denominó Huerto de Ideas, porque incluyó la realización de  distintas actividades”, resaltó la coordinadora del evento y académica del Departamento de Ingeniería Química de la UCN, Dra. Elizabeth Lam Esquenazi.

Explicó que en la jornada participaron más de 20 establecimientos educacionales de Antofagasta, junto con menores de campamentos y de sectores vulnerables de la capital regional, y adultos mayores, todos unidos en torno a la sustentabilidad.

La jornada estuvo enmarcada dentro del PMI (Programa de Mejoramiento Institucional) de Recursos Hídricos que impulsa la UCN, con la participación de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Geológicas,  la Escuela de Arquitectura, y el apoyo de entidades como Minera Barrick Zaldívar y Altonorte.

PROPUESTAS

La utilización de viejos neumáticos para tapar baches en las carreteras y vías de la ciudad fue una de las propuestas que más llamó la atención de los asistentes a la jornada.

La idea surgió de estudiantes del Colegio Santa Emilia, quienes vieron el potencial de reutilizar estos elementos de rodado. “Los fuimos a buscar a los basureros y así evitamos que los quemaran”, explicaron las alumnas del Segundo Medio “A”, Daniela Rojas y Romina Reyes.

Las jóvenes indicaron que realizaron variadas pruebas, como cortar los neumáticos en pedazos, mezclarlos con cemento y someterlos a altas temperaturas, hasta encontrar una solución efectiva para taponear los numerosos hoyos existentes en las calles de la ciudad.

Otra muestra de ingenio y creatividad la entregaron estudiantes del Colegio Las Américas. Un grupo de menores de sexto básico de ese establecimiento desarrollaron una serie de productos cosméticos, como jabones y cremas, a base de aloe vera.

La gracia de esta iniciativa es que las plantas fueron cultivadas por los propios escolares a través de la técnica de jardines verticales, desarrollada en un proyecto anterior. “La idea fue insertar a los niños en actividades diferentes y generar en ellos otros Intereses”, planteó la profesora guía Fabiola Iturra, quien además es madre de Luis Ignacio Madrid, uno de los menores que con más entusiasmo participó en la iniciativa.

También generaron interés distintas soluciones para aprovechar y dar un nuevo uso a las botellas de plástico, o producir fertilizantes a partir del agua de mar, entre otras propuestas.

Huerto de Ideas también consideró charlas de especialistas, como la presentada por la magíster en Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable, Bárbara Olmedo, con el tema “Gaviotín chico”.

Las exposiciones consideraron la ponencia “Innovación en los procesos mineros”, a cargo de la coordinadora de Comunidad Sierra Gorda SCM, Sandra Fuentes; y la presentación “La ruta del agua en la Región de Antofagasta”, a cargo del ingeniero civil ambiental Julio Valenzuela, del Centro de Investigación Tecnológica del Agua en el Desierto (Ceitsaza) de la UCN, entre otras.

“La realización de este tipo de actividades nos entrega valores como la creatividad y el trabajo en equipo”, sostuvo el vicerrector (s) de Investigación y Desarrollo Tecnológico de la UCN, Hugo Rocha, quien destacó el aporte de la jornada en la entrega de propuestas para problemáticas que afectan a la zona, como son la generación de energía y la escasez del recurso hídrico.

PREMIOS

Recibieron diplomas por sus trabajos los niños y jóvenes que participaron en las distintas categorías, mientras que se entregaron distinciones a quienes lograron el primer lugar. El proyecto “Investigando y trabajando para mantener nuestras raíces y nuestro medio ambiente limpio y sano”, de la Escuela D-73, resultó ganador en la serie de primero a cuarto año básico; mientras que de quinto a octavo, “Lonchera tetra pack” del Colegio Antofagasta, obtuvo la máxima distinción.

En enseñanza media, el tema ganador fue “La armadura biológica del prosopis tamarugo”, del Liceo Experimental Artístico y de Aplicación.

También recibieron distinciones el grupo “Semillas del Desierto” con el trabajo “Calentador solar con botellas desechables”, e “Invernadero ecosustentable”.

La Dra. Elizabeth Lam destacó la participación de los estudiantes y de los integrantes del Programa Monitores Líderes Ambientales, quienes están comprometidos con estas actividades que significan un aporte a la comunidad regional.

Fuente: UCN