Tag Archives: medio ambiente

Limpieza de la Isla Mocha construirá la primera tabla de surf de plástico reciclado

El 6 y 7 de abril, Sustentabla, acompañada por diversos voluntarios y organizaciones, realizará
una jornada de limpieza de residuos en la costa noroeste de Isla Mocha, ubicada en la Región del Biobío. Con los plásticos encontrados se fabricará la primera tabla de surf comercializable hecha 100% a partir de reciclables.

Isla Mocha está situada frente a las costas de la provincia de Arauco en la Región del Biobío, a 34,2 kilómetros de Tirúa (aunque administrativamente depende de la comuna de Lebu), y cuenta con más de 500 habitantes. Su característica geográfica la convierten en un verdadero paraíso de 50 kilómetros cuadrados aproximadamente, en los que se puede apreciar una cadena montañosa con bosque nativo de casi la mitad del tamaño de la isla, la cual es una Reserva Nacional desde 1988.
Sus pobladores se dedican principalmente a la pesca, y además constituye un sitio sagrado para la religión mapuche.
La fragilidad de su ecosistema está dada principalmente por su condición aislada. Las fuertes
corrientes marinas arrastran plásticos y otros residuos desde mar abierto principalmente a la zona noroeste de la Isla. Sumado a esto, Mocha no cuenta con un manejo sustentable de los residuos que se generan, ya que actualmente no existe retiro de la basura y la comunidad que la habita se ve obligada a enterrarla o quemarla.
Cabe mencionar que, a la fecha la Municipalidad de Lebu continua realizando los esfuerzos
necesarios para poner a disposición de esta Isla y sus habitantes el retiro de sus residuos.
Debido a estas dificultades y a la importancia ecológica que tiene como Reserva Nacional de
nuestro país, Sustentabla consideró realizar aquí su primera actividad. Organización que
justamente nace para fortalecer la conciencia medio ambiental de los chilenos y sus hábitos de
consumo con respecto a los plásticos en nuestro país.
Si bien la basura en el océano es un problema mundial, en zonas de alto valor biológico el daño es más directo sobre las especies endémicas que ahí se localizan. Con esta actividad se pretende visibilizar los daños que provoca la ausencia del manejo de residuos, tanto para la comunidad, como para la biodiversidad y el planeta. Mediante esta limpieza se pretende contribuir a la salud y conservación de la Isla y, a su riqueza biológica.

Un segundo objetivo es dar a conocer el valor de los residuos y visualizar que éstos pueden dejar
de ser basura. Para esto Sustentabla propone, dentro de sus principales objetivos, usar los
plásticos encontrados para fabricar una tabla de surf. La que sería la primera tabla comercializable
del mundo hecha 100% a partir de residuos reciclados y obtenidos del océano.
Esto se hará a partir de la selección de polietileno dentro de los plásticos encontrados en Mocha.
Una vez lavados y triturados, se convertirán en pellets, gracias al apoyo y la tecnología de la
empresa Comberplast. Una vez obtenidos esos pellets, serán pulverizados e introducidos en
nuestro molde de tabla de surf. Y finalmente, por medio de la tecnología del rotomoldeado, se
convertirá ese reciclaje de plástico en un nuevo objeto con diseño: una tabla de surf.

Actividad y colaboradores
La actividad de limpieza considera un programa de dos días: el sábado 6 de abril a las 10:00 am se
comenzará a buscar basura con los alumnos de la escuela Armando Arancibia Olivos, sus familias y
la comunidad local. A las 12:00 se hará la separación de residuos encontrados y se dará fin a la
primera etapa de limpieza. A partir de las 15:00 se continuará con la búsqueda, junto a los
voluntarios que viajarán especialmente ese fin de semana, para luego volver a separar y clasificar
la basura encontrada. El domingo se llevarán todos los residuos encontrados al puerto de la isla,
para luego trasladarlos en una lancha privada al continente. Finalmente éstos serán llevados a la
planta de reciclaje de Rembre en Santiago.
Como cierre del programa, se convocará a todos los participantes a compartir algo de comida en el
gimnasio de la escuela de la isla, donde se mostrarán los documentales Albatross de Chris Jordan y
A Plastic Ocean de Craig Leeson.
Sustentabla podrá realizar esta limpieza gracias a la ayuda de muchos voluntarios que se han
sumado a esta iniciativa, algunos apoyarán a recoger los residuos y otros contribuirán mediante
donaciones, pero sobre todo, debido la participación de los niños de la escuela de Isla Mocha y al
apoyo de la comunidad local.
También se cuenta con la participación de importantes organizaciones vinculadas al cuidado de los
océanos y el medio ambiente. Dentro de las más destacadas están Parley For The Oceans, que
junto a Cerveza Corona y Rembre ya han realizado limpiezas de playas a lo largo de Chile; Oikonos,
ONG de educación y protección medio ambiental con sede en Isla Mocha; Suda, con la
implementación de un desafío privado para los participantes de esta limpieza de playas; Klean
Kanteen, con la donación de productos reutilizables para la hidratación; Plastic Ocean Chile,
Gnomowear; con el documental A Plastic Ocean; Ladera Sur; Conaf Isla Mocha; Municipalidad de
Lebu, Ministerio de Medio Ambiente Región del Biobío, Armada de Chile y la Capitanía de Puerto
de Lebu; Lodge Punta Norte Isla Mocha; e Isla Mocha Sorprende.
Cabe mencionar que también se contará con la presencia de algunos representantes de estas
organizaciones, como el surfista de grandes olas Rodrigo Farías, de Parley. Y Mark Minneboo, de Plastic Ocean en Chile. Entre otras personalidades del surf e instituciones que están apoyando esta iniciativa.

Acerca de Sustentabla
La idea de este proyecto surge a partir de la inminente necesidad de colaborar con una realidad: la contaminación de nuestros océanos está alterando cada día más y poniendo a prueba lasobrevivencia de nuestros ecosistemas y vida en el planeta. Limpiar las playas es sólo una de las áreas que esta organización abarcará.
La idea surge de Daniela Larrea, Sara Pinochet y Nicolás Valdivieso, sus fundadores, quienes
comenzaron con esta idea a partir de su amistad a través del montañismo; la pasión compartida por la naturaleza; y el sueño de contribuir en este conflicto entre la “innevitable” contaminación y la protección del medio ambiente.
Sustentabla surge por el convencimiento que como sociedad es urgente hacernos cargo de
nuestro consumo y residuos. Por ahora cuenta con dos programas relacionados a la protección de los océanos; la disminución del consumo y generación de plásticos; y el fortalecimiento de la
conciencia e información con respecto al medio ambiente y la biodiversidad.
Un programa es para ser aplicado en escuelas de las Regiones de Ñuble y del Biobío, ya que es el erritorio de origen de Sustentabla. Y el otro programa es para ser aplicado a nivel nacional,
contribuyendo en aquellos ecosistemas frágiles y vulnerables de alto valor biológico.
Actualmente, se está postulando a un fondo Start-Up Chile de Corfo, al programa The S Factory,
para la elaboración del molde de la tabla de surf y el consiguiente lanzamiento al mercado de
Sustentabla.
Tras concretar esta primera jornada en esta Reserva Nacional, Sustentabla pretende continuar con esta iniciativa de desarrollo de actividades de limpieza en zonas de alto valor ecológico y la
fabricación de objetos de diseño en formas de tabla, a partir del reciclaje de plásticos encontrados en nuestras costas.
Esta es una actividad autogestionada y que cuenta con colaboración voluntaria de muchas
personas, pero aún quedan varios hitos que financiar. Por lo que cualquier aporte que se quiera realizar, Sustentabla acepta donaciones a través su página web: www.sustentabla.com

La actividad de la limpieza en la Isla Mocha será los días 6 y 7 de abril. Se puede solicitar más
información a: comunicaciones@sustentabla.com o llamar a Andrea Serrano al +569 93278191.

Abierta convocatoria 5° Escuela Ambiental de Verano

El Comité Regional de Educación Ambiental de la región de Los Lagos (CREA) y la Universidad Austral de Chile Sede Puerto Montt invitan a la 5° Versión de la Escuela Ambiental de Verano cuyo lema este año es: “del Dicho al Hecho hay Mucho Desecho: Educación Ambiental para la Gestión Responsable de Residuos Sólidos Domiciliarios.”

Se realizará en la UACh, sede Puerto Montt, del 10 al 12 de enero. El objetivo de esta Escuela 2018 es generar un espacio de diálogo, participación y reflexión, en torno al rol de la educación ambiental para la Gestión Integral de Residuos Sólidos Domiciliarios, a diferentes escalas, familia, escuela, empresa, comuna.

La actividad es de carácter gratuito y abierta para profesionales y técnicos del ámbito educativo, estudiantes universitarios y técnicos, estudiantes de enseñanza media, representantes de organizaciones de la sociedad civil, ejecutores del Fondo de Protección Ambiental, funcionarios de empresas y organizaciones, autoridades, funcionarios públicos, entre otros. Sean de ésta u otra región del país.

Las inscripciones se hacen en línea llenando un formulario: https://goo.gl/Gx1on6

Cupos limitados.

Contacto: extensioncientificapm@uach.cl

 

Batucada por la sustentabilidad en Universidad Autónoma

Actividad para fomentar la responsabilidad de los jóvenes con el entorno universitario y el medio ambiente

Con una batucada, es que los alumnos del proyecto “Juntos Lograremos el cambio” desarrollado en la Universidad Autónoma, quisieron crear consciencia con el entorno y el medio ambiente. Esta manifestación cultural se enmarca en el programa MECESUP de la casa de estudios superiores mediante el cual los estudiantes, durante el primer semestre, desarrollaron actividades del programa “Gracias Por Ser Tú”, centrado en las fortalezas y cualidades de los alumnos. Sin embargo, durante la última mitad del año, el electivo ha trabajado en la “Higiene Cultural y Sustentabilidad de la Vida”.

La coordinadora de formación general de la Universidad Autónoma, Magíster Mónica Benavides, se refirió a la importancia del proyecto. “Con estas actividades, y con las distintas acciones de carácter social, lo que se busca es tratar de que los jóvenes se vayan vinculando con la responsabilidad social universitaria, que es el eje principal que tenemos en la universidad, y lo vayan teniendo en cuenta en su vida profesional. Todo este grupo de estudiantes está tratando de crear una cultura de higiene y sustentabilidad de la vida.  La idea de ello es ir dejando el camino abierto a otros estudiantes, para que vayan creando conciencia de toda la ayuda social que debemos tener para lograr ser profesionales integrales”, detalló Benavides.

Los estudiantes con pancartas y afiches mostraban su punto de vista con respecto a la higiene de los jóvenes, y algunos objetivos relacionados con la sustentabilidad y el medio ambiente que les gustaría mejorar. Además de realizar el árbol de los deseos, en el cual los asistentes escribían sus anhelos, a considerar durante su estadía en la universidad, y los sueños que persiguen al enfrentarse con el mundo laboral.

Pía Oyarzun, estudiante de Psicología e integrante del proyecto “Juntos Lograremos el cambio”, entregó los objetivos que persiguen con la realización de estos programas: “El proyecto habla sobre la higiene cultural y la sustentabilidad de la vida. En realidad, la batucada fue solamente el lanzamiento del proyecto para que la universidad escuchara el ruido que queremos hacer en cuanto al cambio cultural, no solamente en un tema de cuidado con el entorno natural, sino que también en un cambio de actitud de las personas, es decir mi comportamiento también le pueden hacer un bien o un daño al otro, por eso se llama higiene cultural y sustentabilidad de la vida”, afirmó Oyarzun.

En la acción, los estudiantes además reconocieron a los funcionarios encargados del aseo y ornato de la casa de estudios superiores, quienes deben realizar la misión de mantener el espacio limpio y ordenado, uno de los lineamientos en los cuales trabaja este grupo de alumnos. La música y el baile centraron la vista de los jóvenes que transitaban por la Universidad Autónoma, cumpliendo con el objetivo de la batucada: Realizar un llamado de atención para crear responsabilidad social y perseguir un compromiso constante por parte de los integrantes de la casa de estudios superiores.

Conductores de exitosa serie de televisión “Wild Chile” exponen en la U. Autónoma

Aunque la fauna silvestre en Chile no tiene muchas especies diferentes, en su mayoría son endémicas. Es decir, se encuentran en el país y en ningún otro rincón del planeta, característica que la hace única y también vulnerable.

Por eso es tan importante que la sociedad conozca, valore y proteja el patrimonio natural. Así, difundir la información que los científicos han obtenido en terreno, con un lenguaje cercano, es una potente herramienta de educación.

Ese es el objetivo del conversatorio que se realizará este martes 7 de noviembre, desde las 19 horas horas, en el Auditorio de la Universidad Autónoma de Chile, sede Providencia, como parte de las actividades de celebración del Día de la Fauna Chilena 2017.

La actividad -organizada por el Instituto Jane Goodall con apoyo de esa casa de estudios- busca discutir sobre la importancia de la investigación y el registro documental de la fauna silvestre, y cómo esos hallazgos pueden contribuir a la protección y conservación de la naturaleza.

Expondrán René Araneda, director, productor y conductor de la serie de televisión “Wild Chile” y la conductora de ese espacio Susannah Buchan, especialista en comunicación de cetáceos. Junto a ellos, participarán científicos de la ONG Alianza Gato Andino.

El conversatorio será moderado por la directora ejecutiva del Instituto Jane Goodall Chile, Alexandra Guerra, y la Dra. Rocío Angulo, investigadora del Instituto de Ciencias Biomédicas y directora del Magíster en Neurociencias de la U. Autónoma.

La jornada está dirigida a todo público y la entrada es liberada.

 

Concluyen que la extensión actual del agujero de ozono es la más pequeña desde 2002

De acuerdo al Grupo de Investigación Antártica de la Universidad de Santiago de Chile, el agujero alcanzó los 17 millones de kilómetros cuadrados, lo que vendría a confirmar que se encuentra estable y listo para recuperarse. “Creemos que el agujero dejó de crecer y está, a lo menos, estable. Estamos observando las primeras señales de la recuperación”, asegura el Dr. Raúl Cordero, académico del plantel estatal. Sin embargo, los investigadores advierten que el cierre total de este agujero, que se produciría en la segunda mitad de siglo, podría acelerar el calentamiento de la Antártica al tratarse de un gas de efecto invernadero.

 

El Grupo de Investigación Antártica de la Universidad de Santiago de Chile concluyó que la extensión promedio del agujero de ozono entre el 7 de septiembre y el 13 de octubre de este año fue de 17 millones de kilómetros cuadrados, el tamaño más pequeño de los últimos 16 años.  Es decir, si desde 1980 hasta 2006 el agujero había experimentado una creciente extensión y profundidad, eso habría cambiado en la última década, cuando los valores se estabilizaron entre los 25 y 20 millones de kilómetros cuadrados. El líder del Grupo de Investigación Antártica y académico de la Universidad de Santiago, Dr. Raúl Cordero, señala que la importancia del dato es que marca un cambio en la tendencia.

 

De acuerdo al especialista, sólo en 2002 este agujero había alcanzado la menor cifra registrada de los últimos años, cuando llegó a los cerca de 12 millones de kilómetros cuadrados.

 

“Creemos que el agujero dejó de crecer y está, a lo menos, estable. Estamos observando las primeras señales de la recuperación del agujero de ozono”, asegura el Dr. Cordero. De acuerdo al especialista, el cierre total está previsto para la segunda mitad de este siglo. El periodo en que el grupo realizó las investigaciones es el momento donde el fenómeno del agujero en la capa de ozono alcanza su mayor intensidad, explican los investigadores.

 

Sin embargo, advierte que el cierre total del agujero puede incrementar los niveles de ozono, lo que traería consecuencias negativas para la Antártica, ya que al ser un gas de efecto invernadero podría “acelerar su derretimiento”.

 

 

Investigación antártica 

 

Para realizar las mediciones, el Grupo utilizó las instalaciones de su plataforma de investigación climatológica en la Antártica TARP-02 (Transport Antarctic Research Plataform), implementada en 2015 con tecnología de punta para analizar el cambio climático y su impacto en el Hemisferio Sur.

 

Para este fin, los investigadores también cuentan con una estación de monitoreo de iguales características en Santiago y otra junto al observatorio ALMA. De acuerdo al Dr. Cordero, prontamente implementarán la TARP-05 en la zona central de la cordillera de los Andes.

 

“Todas las estaciones están a distintas latitudes, a lo largo de una transecta longitudinal. Hoy, la universidad tiene estaciones a lo largo de una transecta de 5.500 kilómetros”, destaca.

 

Finalmente, el experto destaca que el Grupo de Investigación Antártica es parte de la 54° versión de la Expedición Científica Antártica, que organiza el Instituto Antártico Chileno (Inach), con apoyo de la Fuerza Aérea y buques de la Armada, y que comenzó este mes para extenderse hasta abril del próximo año.

 

“La Universidad de Santiago es el plantel con mayor cantidad de proyectos de investigación ejecutándose hoy en la Antártica”, resalta el investigador Raúl Cordero.

Corfo y universidades presentan Centro Interdisciplinario para la Construcción Sustentable

Nodo Norte está representado por la Universidad Católica del Norte.

El conglomerado conformado por la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), Universidad Católica del Norte (UCN), Universidad del Bío Bío (UBB) y Universidad de Talca (UTALCA), con el apoyo de Corfo, presentaron el primer Centro Interdisciplinario para la Productividad y la Construcción Sustentable del país (CIPYCS).

Este proyecto se enmarca en el Programa de Fortalecimiento y Creación de Capacidades Tecnológicas Habilitantes para la Innovación de Corfo, cuyo propósito es ser un vehículo de cambio que fomente la investigación y desarrollo en la industria de la construcción para el desarrollo de la productividad y construcción sustentable.

CIPYCS tiene como premisa ser una plataforma de cambio para la industria de la construcción, que impulse la innovación y desarrollo, conectando las necesidades del sector y la sociedad con las capacidades de la academia, además de proveer de tecnología al servicio del país.

“Nuestros expertos, laboratorios, centros de modelación y prototipaje, tendrán a disposición del sector constructor los conocimientos y capacidades de las herramientas más avanzadas, con el objetivo de apoyar el diseño y construcción virtual y el prototipaje a escala real para el desarrollo integrado de proyectos y soluciones que resulten en una edificación más productiva y sustentable. Esto se logra promoviendo sus mejores prácticas de gestión, para impulsar la integración y el trabajo colaborativo de los diversos actores de la industria de la construcción», destacó Luis Fernando Alarcón, director de CIPYCS.

Cada unidad está conformada por equipos multidisciplinarios en las áreas de Productividad, Construcción Sustentable, Construcción en Madera, Calidad y Resiliencia Estructural, y Nuevos Productos y Procesos Constructivos.

En su distribución geográfica, está distribuida de forma estratégica a lo largo del país, a través de Nodos, los cuales son representados por las universidades del consorcio en: Nodo Norte, sustentado por la UCN; Nodo Metropolitano, por la PUC; Nodo Centro, por la UTALCA, y Nodo Sur, por la UBB.

Escuela de Tocopilla logra primera certificación de edificio sustentable en la zona norte

Evaluación fue realizada por el Centro de Investigación en Arquitectura, Energía y Sustentabilidad (CIAES) de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica del Norte.

La Escuela Libertador General Bernardo O’Higgins de Tocopilla recibió la Certificación de Edificio Sustentable (CES), convirtiéndose en la primera entidad de la zona norte en evaluar, calificar y certificar su comportamiento ambiental con esta herramienta nacional.

Esta primera certificación fue realizada por el Centro de Investigación en Arquitectura, Energía y Sustentabilidad (CIAES) de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica del Norte (UCN), que actuó como entidad evaluadora a cargo del proceso.

El Dr. José Guerra, director del CIAES, destacó que es la primera que realizan en forma oficial a nivel regional, solicitada por la constructora ByC Ltda., empresa con la cual trabajan también los estudiantes de la carrera de Arquitectura del plantel. “Es valioso que ellos soliciten nuestra participación y además potencia a los arquitectos de la UCN”, señaló.

El proyecto fue mandatado por la Dirección de Arquitectura de la Región de Antofagasta, es obra de la oficina Valle y Cornejo Arquitectos, y fue ejecutado por la Constructora ByC Ltda.

 

EDIFICIO SUSTENTABLE

Agregó que la certificación entregada a la escuela responde a su calidad arquitectónica-constructiva y la eficiencia energética de las instalaciones en su proceso constructivo y de uso. Asimismo, incluyó evaluaciones en el ámbito de la calidad arquitectónica, la aplicación de sistemas pasivos y sus instalaciones, además de iluminación de alta eficiencia, aire acondicionado y artefactos sanitarios con sistemas de ahorro hídrico, entre otros.

El establecimiento educacional posee características relevantes en el marco de la sustentabilidad. Según comentó el académico de la UCN, arquitectónicamente el proyecto se adecúa y aprovecha muy bien la pendiente del lugar, tiene soluciones de control solar en su envolvente de muros y cubiertas, y ventanas termo panel que permiten mejorar el estándar térmico, lumínico y acústico de las salas de clases. También cuenta con diversos laboratorios, destacando el aula de música, la cual considera sistemas acústicos especiales. Por otra parte, las instalaciones cuentan con agua caliente sanitaria aportada por sistemas solares incorporados en la cubierta, entre otros aspectos técnicos de las instalaciones que cumplen con las normas y brindan bienestar a la comunidad escolar.

 

DISEÑO SUSTENTABLE

Guerra manifestó que es importante difundir y fortalecer el diseño sustentable, la eficiencia energética en la edificación, y trabajar con los estándares de certificación que significan ahorro y menos emisiones de gases efecto invernadero.

Todo esto, comentó, permite avanzar en mejorar la calidad de la arquitectura y validar las estrategias pasivas de acondicionamiento climático, las que tradicionalmente han estado presentes en el ámbito de la arquitectura regional. Estas, se valoran no solo como parte del diseño arquitectónico, sino que también como aporte a la expresión de la arquitectura regional, al uso de energías renovables, y el control lumínico, acústico y térmico, en una región con un clima desértico, diverso y cambiante según sus pisos ecológicos. En lo particular de Antofagasta, en un contexto de desierto costero es necesario implementar mejores estrategias para construir la sombra, controlar la radiación solar e integrar la iluminación natural a los espacios de trabajo, los que aportan mejor salud y confort.

“Hay que saber cómo usar la iluminación natural, lo que representa un ahorro energético. El desafío que tenemos es aprovechar e integrar las energías renovables en el diseño arquitectónico y en la construcción de edificios”, precisó el Dr. Guerra.

Académico de Ambiental gana proyecto para reforestar zona afectada por incendio de Colliguay

Iniciativa desarrollada por Javier Arancibia integra trabajo de estudiantes de la carrera, habitantes y escuelas del sector, junto a Conaf, Indap, Sernatur  

“Restauración ecológica y social de ecosistemas afectados por incendios forestales en la localidad de Colliguay”, es el nombre del proyecto dirigido por el académico Javier Arancibia de la Escuela de Ingeniería en Medio Ambiente, que acaba de ganar un Fondo de Protección Ambiental, del Ministerio de Medio Ambiente, por un total del cuarenta y ocho millones de pesos, iniciativa que se ejecutará entre marzo de 2018 a marzo del 2019.

Según explica el académico, el objetivo del proyecto “es ayudar a la naturaleza en sus procesos de reparación de los efectos causados por los incendios forestales en la vegetación nativa y en la fauna. Vamos desarrollar una reforestación, junto con generar tres viveros que comenzarán a recolectar semillas para restaurar ecosistemas afectados por incendios forestales, en especial los ocurridos en 2016. Vamos a trabajar con especies como Quillay, Maitén, Peumo, Boldo, Puya, Espino, Tralhuén y el Colliguay que es propio de la zona y da el nombre a la localidad”.

Para tales efectos, el proyecto considera la participación de los habitantes, el Grupo para la Salvaguarda del Patrimonio Natural y Cultural, la escuela Delfina Guzmán del sector, junto a estudiantes de la carrera de Ingeniería Ambiental UV y a entidades como Indap, Sernatur y Conaf, ésta última que entregará más de tres mil árboles para el desarrollo de la iniciativa.

Nueve hectáreas

Javier Arancibia, desarrolla la línea de restauración ecológica y es director del Magíster en Gestión Ambiental. Sobre el proyecto explica que buscan “reforestar el 10% de lo quemado, que son alrededor de nueve hectáreas, porque en total son 90 hectáreas afectadas por los incendios. Hemos ido muchos años a Colliguay con los estudiantes a realizar estudios de ecología y  biodiversidad, porque es un lugar relativamente prístino que conserva fauna y vegetación nativa”.

De hecho en 2007 el mismo profesor desarrolló un proyecto para dar cuenta de la biodiversidad y declararlo sitio prioritario. “La comunidad está preocupada por que la entrada principal es el turismo, junto con la generación de miel y vela. Lamentablemente la quema de vegetación afecta a esos dos sectores productivos, por eso mismo queremos incorporar a la comunidad para que se hagan cargo de la reforestación y de la mantención de los viveros, para luego continuar con el seguimiento, monitoreo y cuidado de los árboles”.

Según explica Arancibia, “lo primero es generar los viveros que vamos a comprar, al igual que todo el insumo que está dentro del proyecto. Iremos con los alumnos a plantar semillas y junto con eso se desarrollarán jornadas de capacitación a la comunidad para tratamiento del fuego con especialistas de Conaf, seguido de conferencias de educación ambiental por parte de académicos de la Escuela de Ingeniería en Medio Ambiente UV; charlas de turismo sustentable a cargo de Sernatur y prácticas agrícolas en la producción de miel con Indap”.

Reforestación

El académico agrega que “después del periodo de lluvias comenzará la reforestación. Para eso nos ayuda Conaf con los árboles que serán llevados desde Peñuelas a Colliguay, con todo el tratamiento que eso implica en base al aporte de ingenieros agrónomos y ecólogos que forman parte del proyecto, junto a la presencia de estudiantes de la carrera de Ingeniería Ambiental UV”.

“Queremos reestablecer lo que había, recomponer los ecosistemas nativos de bosques esclerófilos y matorrales xerófilos, ya que estos dos ecosistemas fueron afectados, incluso llegando a la orilla del estero, el cual también es importante rehabilitar”, explica.

Arancibia añade que “en cuanto a la flora, las especies que componen tanto bosques esclerófilos como matorral xerófilo, Conaf nos hará entrega de especies como Quillay y Molle, nosotros vamos a comprar Puya, porque hay pocos viveros que las reestablecen y esperamos plantar Peumo generado por nosotros”.

“La restauración ecológica es una de las líneas de investigación que desarrolla la Escuela de Ingeniería en Medio Ambiente UV, de la cual estoy a cargo. Hacemos convenios con algunas instituciones, sectores y localidades que tienen problemas ambientales, desarrollando gestión desde el punto de vista de la restauración. Hemos trabajado en la restauración de ríos y esteros y ahora vamos a trabajar en restauración post incendio de Colliguay, lo cual nos tiene muy motivados”, agregó.

Trabajo comunitario

Uno de los objetivos del proyecto, señala Arancibia, es “incorporar a la comunidad en los Fondos de Protección Ambiental. Es necesario involucrar a la localidad y sus habitantes, los colegios, los estudiantes universitarios y a instituciones públicas para trabajar de forma conjunta en temas de ecología y biodiversidad”.

El equipo de trabajo está integrado por los académicos Jairo Valencia en la dirección, junto a Arancibia; Ociel Cofré, director de la Escuela de Ingeniería en Medio Ambiente UV, en el tema de residuos, junto a la profesora Yenny Olivares en gestión ambiental; José Escares, técnico ambiental y Denis Pinto, ingeniero ambiental, todos de la UV. El equipo lo completan el agrónomo Julio Guzmán y el ecólogo Sergio Zunino, junto a estudiantes de la carrera de Ingeniería Ambiental UV.

Abejas nativas como alternativa de polinización son investigadas por científicos de la U. Católica del Maule

La crisis de la polinización a nivel mundial ha llevado a la ciencia a buscar una serie de alternativas en todas partes del mundo. Una de ellas en Chile, específicamente en la Región del Maule, donde un equipo de investigadores de la Universidad Católica del Maule (UCM) estudia a las abejas nativas en toda su magnitud.

En este contexto, los investigadores maulinos liderados por el Dr. Víctor Hugo Monzón, académico de la Facultad de Ciencias Básicas del plantel, presentarán los primeros resultados en relación a las abejas nativas, las que son una alternativa suplementaria para la polinización especialmente de frutales como cerezos, arándanos y paltos.

Desde los últimos cinco años, el equipo de profesionales estudia las abejas nativas de Chile, desde su biología, comportamiento, clasificación taxonómica, interacciones ecológicas con la flora nativa de Chile y también la importancia que tienen en la polinización tanto de la flora silvestre como de los cultivos agrícolas.

Los primeros resultados del proyecto financiado por el Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) que ejecuta la UCM denominado: “Transferencia y Desarrollo de una Unidad Suplementaria de Polinización utilizando Abejas Nativas”, en la Región del Maule, darán cuenta del trabajo desarrollado en unidades experimentales en frutales en el Seminario que se desarrollará el lunes 03 de julio, de 09:00 a 13:00 horas, en el Campus San Miguel de la U. Católica del Maule, en Talca.

En la oportunidad, también expondrá Ricardo Claro, consultor de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la Agricultura y la Alimentación (FAO), sobre “Estado del servicio ecosistémico de la polinización en Chile”.

 

 

Fuente: UCM

Estudiantes ULS participan en limpieza de playas en Punta de Choros

Alumnos de la carrera de Ingeniería en Administración de Empresas con mención en Turismo visitaron Punta de Choros e Isla Damas.

 

En el marco del Mes del Medio Ambiente, estudiantes de la Universidad de La Serena junto al programa Ineergias de esta casa de estudios, visitaron Punta de Choros e Isla Damas para realizar una intervención sustentable en las playas de esta localidad.

 

En primer lugar visitaron la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, en donde pudieron conocer y valorizar la relevancia de este patrimonio regional, recorriendo Isla Choros e Isla Damas, conociendo más acerca de las áreas silvestres protegidas y la importancia que tiene mantener estos espacios libres de residuos.

 

Angélica Castro, académica que acompañó la visita, destacó el entusiasmo de los estudiantes y señaló: “me parece que realizar este tipo de actividades es muy importante desde la perspectiva de involucrarse con las comunidades, conocer y poner en valor una reserva que es importantísima dentro del ecosistema regional, de una u otra forma que los alumnos realicen estas iniciativas como limpiar una playa o una comunidad que no es la suya, siempre es importante, todos los cambios comienzan por cosas mínimas que algunos pueden considerar no ser un gran esfuerzo pero el hacer o tomar conciencia y producir el cambio es a través de pequeñas iniciativas”.

 

Para María Belén Escobar, estudiante de segundo año de Ingeniería en Administración de Empresas, esta actividad fue muy importante y educativa. “Me parece excelente que se realicen estas actividades, no habíamos tenido la oportunidad de salir a terreno y también por lo menos en mi caso, me siento muy cercana al reciclaje y a todo lo que está pasando en el planeta y es muy bueno porque incluso con toda la información que existe las personas todavía no entienden que estas son cosas necesarias, entonces que existan proyectos que dediquen a informar a las personas hacen falta para poder lograr el objetivo”, indicó. 

 

Dentro de las actividades desarrolladas, los estudiantes realizaron una limpieza de las playas en Punta de Choros, recolectando el plástico presente en la costa para llevarlo a un punto limpio y reciclarlo. También se llevó a cabo una charla informativa para los estudiantes por parte de la investigadora del Plan de Mejoramiento Institucional en Eficiencia Energética y Sustentabilidad, Ineergias,  Dra. Adriana Mera, quien les explicó la clasificación del plástico, el proceso de reciclaje y el impacto que tiene la gestión de residuos para la comunidad en general.

 

Para Ignacio Pinto, Encargado de Comunicaciones de Ineergias, fue una  valiosa experiencia, por la vinculación que se genera a partir de estas actividades, entre los futuros profesionales y los desafíos que enfrenta el territorio. “Pudimos conocer los problemas de residuos que tiene un sector costero de alta afluencia de público, conversar con  los pescadores y locatarios y así incorporar el sello formativo de Responsabilidad Social que tiene la Universidad de La Serena, con conceptos como la eficiencia energética, la sustentabilidad y el cuidado del medio ambiente”, expresó.

 

El Plan de Mejoramiento Institucional en Eficiencia Energética y Sustentabilidad, es un convenio de Desempeño entre la ULS y Mineduc y tiene programadas diversas actividades durante el Mes del Medio Ambiente y todo el año, entre ellas se cuentan, charlas, talleres y capacitaciones y salidas a terreno para difundir estas temáticas entre la comunidad universitaria y al exterior de esta casa de estudios.

 Fuente: ULS