Tag Archives: opinión

Experto asegura que aumento del ancho de banda beneficia directamente a los usuarios

El especialista en telecomunicaciones y académico de la Universidad de Santiago, Dr. Claudio Valencia, sostiene que el eventual aumento del límite de 60 Mhz por compañía que evaluaría proponer la Subtel al Tribunal de la Libre Competencia, permitiría a los clientes de telefonía móvil obtener “mayores velocidades de transmisión y más volumen de datos para descargar”.

Continue reading

Jaime Aleé, asesor del Centro de Energía de la U. de Chile: “Hay exceso de optimismo en el negocio del litio”

Entrevistado por el programa Sin Pretexto de Radio U de Santiago, el creador de la primera fábrica de baterías de litio del país, desmitifica las potencialidades de la industria del mineral no metálico y aclara su real alcance y proyección.

El 2015 surge Elibatt, la primera fábrica de baterías de litio del país. No obstante el proyecto, desarrollado por el Centro de Innovación del Litio (CIL) de la Universidad de Chile, no fructificó, por problemas de administración y con la comercialización del producto, según se informara  oportunamente.

Entrevistado por el programa Sin Pretexto de la Radio U de Santiago el otrora director del CIL y creador de Elibatt, Jaime Aleé, es tajante al afirmar que la existencia en el país de importantes reservas del mineral no metálico no es garantía para el surgimiento de una industria asociada, “no por explotar caucho vas a fabricar neumáticos. No hay relación directa en cuanto a poseer una materia prima con el hecho de dedicarse a desarrollar una industria”, precisó.

Si bien el litio ha estado en la primera línea del debate público por las posibilidades que ofrece en el naciente desarrollo de la electromovilidad a nivel mundial, Jaimé Aleé es cauto al indicar las proyecciones de bonanza de la industria del litio en Chile, precisando: “El negocio es relativamente pequeño. Chile exporta del orden de los 700 millones de dólares al año, el equivalente a 1 semana de producción de cobre, o a la exportación total de nueces del país”.

Y a futuro, desde  su perspectiva, el negocio no se ve más auspicioso. “El litio nunca va a crecer mucho más. Ni siquiera en una situación hipotética de uso masivo de vehículos eléctricos. Las proyecciones para el 2030, señalan que aumentará la demanda de litio en unas cinco veces”, explica Aleé. Esto significa pasar de 200 mil a 1 millón de toneladas en Chile. Sin embargo, el precio que actualmente es alto por un aumento de la demanda, “probablemente se estabilice, porque el litio es extremadamente abundante. El negocio no pasará de los 7 mil millones de dólares en el mundo. Hay un exceso de optimismo en el negocio del litio”, sentencia el experto.

¿Mineral estratégico?

El año 2014 la presidenta Bachelet creó la Comisión Nacional del litio con el mandato expreso de “generar una política nacional que incorpore el desarrollo sustentable de esta industria”. En enero de 2015, esta comisión entregaba a la mandataria un informe en el que proponía al litio y a los salares como “bienes estratégicos para Chile”.

En opinión de Jaime Aleé tal definición estratégica pierde sentido dado que, “se lo declaró así, considerando la importancia para la fusión nuclear, sin embargo, ello no será posible en los próximos 50 o 100 años. Por otra parte el litio es extremadamente abundante, por tanto tampoco es estratégico por ser un material escaso”.

Y es más, “es tan poco estratégico que Chile nunca ha explotado el litio con sus propias compañías, entregándole un material que considera estratégico a privados”, comenta Jaime Aleé.

Realismo, expectativas y proyecciones

“Estoy siendo un poco pesimista, pero quiero ser lo más realista posible, porque se hacen una serie de supuestos y fantasías que no son buenas para el futuro  de Chile”, reconoce Jaime Aleé, al ser consultado por Radio U. de Santiago, respecto de las expectativas cifradas en la explotación de este mineral no metálico.

“Chile ha producido cobre por muchos años ¿Qué industria se ha generado a partir de su producción?”. A partir de esta interrogante el especialista Aleé no sólo fundamentó su visión, sino que convocó a reflexionar respecto del diseño de una política pública que procure el desarrollo de una industria del litio, sustentada no sólo en “actos de voluntarismo, sino que teniendo altos grados de realidad respecto de porqué y bajo qué condiciones la explotación sería ventajosa o no, para el país”.

De este modo, y a pesar de que agentes públicos y privados sacan cuentas alegres de las potencialidades de la industria del mineral no metálico, Jaime Aleé estima que las expectativas son exageradas, y expone una teoría: “Los países que han vivido de las materias primas sienten una suerte de dolor de que sean explotadas por los países del primer mundo” y agrega que “al litio se le asocia a un mundo tecnológico industrial que no tiene sustento alguno en la realidad. Todo esto es un pensamiento mágico y no por desearlo ocurrirá. Al litio se lo ha ‘inflado’ más de lo que realmente es”.

Finalmente, y en cuanto a las proyecciones de explotación del litio, Jaime Aleé prevé la recuperación del liderazgo en el mercado considerando los nuevos contratos firmados por CORFO, descartando la creación de una empresa nacional para el desarrollo de la industria del mineral no metálico.

Tras nueva alza en el sistema de transporte capitalino: Experto asegura que urge modificar el modelo de negocio del Transantiago 

Entrevistado por el programa Sin Tacos ni Corbata de Radio U. de Santiago, el experto en transporte urbano Rodrigo Martin, sostiene que el aumento en el valor del pasaje del Transantiago que entró en vigencia ayer, responde a un esquema de cálculo del precio del servicio donde se pondera, exclusivamente, la rentabilidad económica de las empresas privadas que operan el transporte capitalino.

  • “Debiera subsidiarse a los sectores más necesitados, lo que podría generar señales de equidad para ir en contra de esta medida que por lo pareja, resulta injusta”, precisó.

Este lunes se efectuó un alza de $20 en el precio del pasaje del Transantiago, lo que sigue  generando diversas muestras  de rechazo a la  medida por parte de los usuarios. De esta manera, el costo de los buses aumentó hasta los $660, mientras que el Metro llegará hasta los $760 en horario punta. Aunque la decisión fue informada este viernes, la determinación ya había sido tomada en diciembre del año pasado, según consta en las actas de las reuniones del Panel de Expertos, instancia que calcula estos valores.

Para el experto en transporte urbano y académico de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Rodrigo Martin, esta alza es “natural” en un sistema concesionado de licitación operada por privados, donde lo primordial es asegurar la rentabilidad del negocio para las empresas involucradas, sin tomar en cuenta el beneficio para los usuarios. “Los avances que podríamos tener requieren una visión más cuidadosa y con una filosofía de base diferente respecto a lo que es el derecho al transporte en la ciudad”, sostuvo en conversación con el programa Sin Tacos ni Corbata de Radio U. de Santiago.

Según explica el  también subdirector del “Smart City Lab Santiago” del plantel estatal, el Panel de Expertos calcula el valor del pasaje solo en base a criterios como los costos de operación –es decir, los insumos que requieren las máquinas- o los niveles de evasión que alcanza el sistema en un determinado momento, pero no en caso que los buses se ajusten a las necesidades de las personas o, incluso, si todos pueden pagarlo. “El 10% más pobre de Santiago gasta un porcentaje cercano al 20% de su ingreso familiar en transporte”, ejemplifica.

Principio de equidad

“Uno de los objetivos deseables, si nos comparamos con otros países”, continúa el especialista, “es que el decil más pobre gaste en el rango del 10% de su ingreso en transporte. Ese podría ser un objetivo de definición de precios, un valor razonable para los grupos socioeconómicos más desposeídos, pero lo estamos haciendo al revés. Estamos asegurando que el negocio de una empresa privada funcione y lo que paga la gente es una consecuencia, no un objetivo”.

Por eso, plantea que el sistema debiera considerar la intervención estatal para que la definición de precios contemple un principio de equidad, ya que no todos los grupos socioeconómicos se ven igualmente presionados frente a un mismo valor.

“Hay que avanzar hacia líneas controladas por el Estado, subsidiadas en lugares específicos. No digo que se subsidie todo el Transantiago, sino que se balancee hacia los sectores socioeconómicos más necesitados, lo que podría generar señales interesantes en términos de equidad para ir en contra de esto tan homogéneo, parejo e injusto”, propone, el experto.

Finalmente, el académico de la U. de Santiago llama a observar el caso de Brasil, país donde se discutió la posibilidad de incorporar en la Constitución el derecho a la movilidad.

“Cuando se aumenta el valor de un servicio y no se mejora nada respecto a eso, se suspende la licitación y se revierten las alternativas de mejor calidad, es súper contradictorio para la gente y va en contra de todos los esfuerzos que se han hecho hasta ahora, de reducir la evasión”, afirma.

“Esta alza es una señal muy mala y es entendible que la gente tenga un nivel de frustración”, concluye.

[Opinión] «Jóvenes, conocer su sexualidad es invertir en seguridad»

La época estival, con el buen clima y sus noches más largas, propicia un mejor estado de ánimo de las personas, que favorece un ambiente de receptividad para crear nuevas amistades, salir más de fiesta, bailar, conocer gente nueva… y por consiguiente, querer encontrar “el amor”.

Los jóvenes comienzan a hacer planes que les alejen de sus obligaciones y donde puedan explorar nuevos terrenos y aquí, las relaciones sexuales se sitúan en primer plano.

En esta época de la vida, el grupo de amigos es un gran referente, y en muchas ocasiones presionan para que se inicien relaciones sexuales o se realicen de forma insegura, con comentarios como “ya deberías probarlo…”, “eres muy aburrida/o si no lo haces…” etc.

Los adolescentes deben tener las suficientes herramientas para conocerse y saber qué es lo que quieren en cada momento, y así, no ceder ante la presión del grupo. Por eso, se hace de vital importancia la educación sexual, no sólo desde el ámbito educativo sino también por parte de las familias.

Que se conozcan y se acepten tal y como son para poder expresar su sexualidad con satisfacción, es el principal objetivo. De esta forma, los jóvenes se encuentran preparados, tienen los conocimientos necesarios para iniciar una relación sexual segura y el poder de decidir cómo, cuándo y con quién tenerlas.

Se propicia así una seguridad en el adolescente que no muchos consiguen y que hace que puedan enfrentar los primeros encuentros eróticos desde la seguridad y el conocimiento y no por el contrario, desde el miedo y la inseguridad.

Gracias a lo anterior, una vez llegado el momento, los adolescentes son capaces de discernir lo que les apetece, se sienten empoderados para tomar decisiones y consiguen encuentros sexuales mucho más plenos, seguros y satisfactorios.

Por lo tanto, fomentar que los adolescentes conozcan su sexualidad es invertir en seguridad, satisfacción, autoestima, diversidad… pero por sobre todo es invertir en que sean jóvenes felices, que disfrutan plenamente su sexualidad en todos los ámbitos de su vida.

Opinión: Lecciones tras la tormenta de fuego

  • Carmen Bravo
  • Académica de la Universidad Católica del Maule

Transcurrido un año del evento llamado Tormenta de fuego y el Incendio forestal de sexta generación acontecido en la zona centro sur de Chile, surgen las preguntas: ¿Se aprendieron las lecciones luego del desastre? ¿quedan acciones por realizar de manera de evitar situaciones extremas?

En octubre de 2017 la Presidenta Michelle Bachelet anunció la estrategia para combatir incendios forestales en la temporada 2017-2018, la que se compone de tres ejes: 1) Fortalecimiento de la estrategia de combate al fuego, que involucra la prevención y mitigación de incendios forestales y preparación para la respuesta. 2) Cooperación público-privada para enfrentar la emergencia; a través de canales de comunicación efectivos entre ambos sectores; la prevención de infraestructura y  la gestión de la emergencia desde lo local y la sociedad civil, y 3) La persecución penal a través de la coordinación interinstitucional, altas penas y de inteligencia forestal.

La evidencia muestra que se han realizado acciones de protección contra incendios forestales, tanto públicas como privadas y también en conjunto, desde el mismo año 2017. Tanto CONAF como las empresas forestales, han estado realizando acciones de prevención trabajando con comunidades y han informado a la ciudadanía de estas acciones a través de los medios masivos sus páginas web y redes sociales.  Fundación Crate, Caritas Chile y otras ONG’s ya habían realizado esfuerzos para prevenir incendios forestales y preparar a los municipios para el combate de incendios, logrando el año 2017 enfrentar la emergencia con resultados positivos.

En cuanto a la protección contra incendios forestales, destacan los programas de educación ambiental y las campañas masivas de CONAF junto con las Comunidades Preparadas, en las que participan Arauco, Mininco, ONEMI, USAID/OFDA, CRC, Caritas y el Gobierno Regional a través de los recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR).

El 12 de enero, ONEMI y CONAF de la Región del Maule entregaron el nuevo  Plan Accefor 2017-2020 a los encargados comunales de emergencia de la región, a los representantes  públicos y privados del sistema de protección civil y al Comité regional de emergencia COE. Se trata de un plan de coordinación operativa para situaciones de emergencia forestal cuando un siniestro no puede ser controlado con los medios previstos en el plan básico.

En materia de combate de incendios forestales, tanto el sector público como privado han realizado inversiones en equipos de combate y también han aumentado las brigadas de combate.

No obstante, las acciones realizadas y la sensibilización de la comunidad frente a este problema, al 29 de enero de 2018, según la información vertida por CONAF, que se actualiza cada 15 minutos, el número de incendios forestales en la región del Maule, asciende a 342, solo un 22% menos que el periodo anterior y un 3% menos que el promedio del quinquenio, aún cuando no se ha completado la temporada.  En la Mesa Forestal de la Región del Maule, sesión de enero del 2018, se ha puesto en alerta este resultado y se ha informado, que los esfuerzos de combate han prevenido la propagación extensiva de estos incendios.

De acuerdo a los investigadores, existe evidencia científica documentada que el actual escenario de cambio climático y las frecuentes fases positivas de oscilación antártica, han alargado la temporada de incendios forestales en el planeta, el tamaño de la superficie quemada y el número de incendios forestales, generando también una vegetación estresada y un suelo seco.

Las condiciones de sequía y altas temperaturas aumentarán la probabilidad de ocurrencia de incendios forestales, la duración y la severidad en el Centro Sur de Chile y Argentina; según ha informado Andrés Holz del Departamento de Geografía de Portland State University en E.E.U.U, en agosto del año 2017.

Si bien en esta temporada no se ha vivido una emergencia similar al año 2017, es preocupante el alto número de incendios forestales en la Región del Maule, a la fecha.  Por lo tanto, el desafío de disminuir el número de incendios forestales surge como una oportunidad de acción humana directa y para enfrentarlo es necesario que cada ciudadano revise su relación con el medio ambiente, reconozca las acciones que pueden ocasionar un evento de ignición y un potencial incendio forestal.

La invitación es entonces, a ser parte activa de la solución y para esto es necesario estar informado de las causas de los incendios forestales en Chile y las medidas para evitarlos, información que se puede encontrar en el sitio web de CONAF. Una vez informados, es importante conversar sobre el problema en el núcleo familiar y en el lugar de trabajo, intercambiar ideas y también proponer medidas y acciones para evitar los incendios forestales y compartirlos con la comunidad, ya sea en las juntas de vecinos de sus comunas, las municipalidades y en las actividades de prevención que organiza CONAF.

Sobre la nueva legislación de Educación Superior: Universidades Estatales para un Chile integrado y sustentable

El 25 de enero de 2018, el Congreso de la República aprobó un nuevo marco jurídico para la Educación Superior: una Ley de Educación Superior que norma el conjunto del sistema, y una Ley de Universidades Estatales. Estas dos leyes regirán la educación superior en Chile en los años que vienen.

El Senado Universitario, en tanto órgano universitario superior y estratégico de la Universidad de Chile, ha venido dando seguimiento, estudiando y pronunciándose respecto de estas iniciativas legislativas desde que comenzaron hace tres años (puede consultarse en Observatorio Legislativo www.reformauniversitaria.cl y www.uchile.cl/senado)

Desde hace más de una década, la comunidad educacional, particularmente a partir del movimiento estudiantil de 2011, había puesto en primer plano la necesidad de transformar el modelo de educación superior que el país había heredado de la dictadura. Esta nueva legislación surge como respuesta a esas demandas y representa los avances y limitaciones de la educación superior en una sociedad que sigue dominada por el paradigma de la mercantilización de la educación, la cultura, las ciencias y las artes.

Valoramos algunos avances que proponen estas leyes, como la intención de ampliar la gratuidad; los progresos en la regulación del sistema; y sobre todo, el reconocimiento por ley de las universidades estatales, que a diferencia de las privadas, son instituciones con características, responsabilidades y un papel específico en la sociedad. La creación de una red nacional de universidades del Estado y de mecanismos solidarios de apoyo y fortalecimiento de las instituciones estatales son progresos importantes.

También advertimos las limitaciones de estas leyes, particularmente en la falta de reconocimiento de la educación como un derecho social, ya que no se modifican sustancialmente los mecanismos de financiamiento mercantiles que han llevado a la crisis de la educación superior que hoy forman parte de nuestra realidad; la propuesta del Estado como un ente fomentador y no garante de la educación superior estatal; la ausencia de reconocimiento de una diferencia radical entre las instituciones de la cultura y las empresas de bienes y servicios; la permanencia de la educación técnica con un papel de menor que permite, además, el lucro de estas instituciones; el no aseguramiento de la investigación y la creación como funciones esenciales, despejando el camino a las universidades docentes; la eventual atomización de la comunidad universitaria frente a la potencial existencia de distintos regímenes laborales para académicos y no académicos; y la limitación de la autonomía de las universidades estatales.

Dado el marco que estas leyes imponen, particularmente para las universidades estatales, queremos entregar sintéticamente nuestra visión respecto de ellas, con el objeto de llamar la atención de la comunidad universitaria sobre los grandes desafíos que nos esperan.

  1. IMPORTANCIA DE LA UNIVERSIDAD ESTATAL. Es muy relevante que exista una ley que reconozca a las universidades estatales como instituciones que cumplen un papel estratégico en el país, como las FFAA o el Poder Judicial, y que tienen especificidades esenciales entre las universidades chilenas. Ellas son estratégicas y, en su calidad de instituciones de investigación, creación y enseñanza pública, constituyen el pilar básico del Sistema Nacional de Educación Superior, porque responden a la visión de largo plazo que sustenta al país y que solo el Estado puede asegurar. Tienen especificidadesesenciales porque aseguran condiciones de producción de conocimiento guiadas por el interés público y no condicionadas por presiones externas de corto plazo, provengan estas del mercado o de agendas particulares que no recogen la riqueza del pensamiento y la cultura de la sociedad en todos sus matices. Las universidades del Estado son el espacio de encuentro de todos los sectores sociales e ideológicos del país y sus estudiantes aprenden en ellas a convivir con ideas, culturas y costumbres diferentes. Las universidades estatales son, en este sentido, el crisol de ciudadanía y la columna vertebral de la integración y la sustentabilidad social del país. Son también expresión de un estado democrático y factor de democratización de las sociedades.
  2. RESPONSABILIDAD DEL ESTADO Y RED DE UNIVERSIDADES ESTATALES. Es crucial, para aprovechar sus potencialidades, que las universidades del Estado trabajen de manera integrada y armoniosa a lo largo del país. Las universidades estatales son el espacio donde se formula una visión estratégica de cada región y del país en general. Por ello, es fundamental el fortalecimiento de una red de universidades estatales y el establecimiento de mecanismos de apoyo colaborativo de unas con otras y con los Centro de Formación Técnica regionales.  Es necesario el compromiso del Estado con todas sus universidades, apoyando a las que tienen más dificultades y obstáculos y potenciando a niveles aún más altos a las más desarrolladas.
  3. COMPROMISO CON EL PAÍS Y AMPLIACIÓN DE MATRÍCULAS. El sistema de universidades estatales debe ser capaz de hacerse cargo de los retos que el mundo actual plantea a la sociedad y al Estado. Hay dos dimensiones esenciales a este respecto. Por una parte, debe apoyar e incentivar la investigación en problemas estratégicos en el ámbito social, cultural y ambiental, como los relacionados con el territorio, los pueblos originarios, los desastres naturales, la salud y el envejecimiento de la población y la sustentabilidad productiva, entre otros. Por otra, las universidades del Estado deben contar con una infraestructura y un marco jurídico adecuado que permita el acceso de los jóvenes que quieran ingresar a ellas para formarse y comprometerse con su país.
  4. CIUDADANÍA Y GOBIERNO UNIVERSITARIO. Las universidades estatales tienen la responsabilidad de cimentar la ciudadanía y la democracia. Esto se aprende no solo conviviendo con otros diferentes, sino también comprendiendo en la práctica lo que significan el gobierno y la construcción de comunidad. Por ello, la participación de la comunidad en diferentes niveles del gobierno de la universidad es parte sustancial del aprendizaje ciudadano en estas instituciones y es parte de su riqueza distintiva. Ello, combinado con la necesaria buena gestión, permite formar un ambiente virtuoso que combina prácticas ciudadanas con creación y producción de conocimiento.
  5. INSTITUCIONALIDAD Y FINANCIAMIENTO. Las universidades del Estado son instituciones que deben ser modelos de infraestructura, gestión y condiciones laborales centradas en el quehacer académico y, al igual que otras instituciones fundamentales de la república, es necesario que cuenten con los recursos para desarrollarse. Deben ser ejemplo de espacios de buena convivencia entre quienes enseñan, aprenden, investigan y crean, quienes desarrollan las condiciones materiales para que ello suceda, y quienes trabajan en la gestión, el mantenimiento, los laboratorios, las bibliotecas y los servicios. Es en las universidades estatales donde es posible establecer prácticas que luego se replicarán en todo el país: ciudadanos con diferentes labores conviviendo y proyectando a la sociedad.

El Senado de la Universidad de Chile continuará profundizando el análisis de la nueva normativa, estudiaremos su implementación e impacto en el sistema y expresaremos la opinión de nuestra comunidad universitaria, compuesta por académicos, funcionarios no académicos  y estudiantes.

Llamamos a las comunidades universitarias a informarse (www.reformauniversitaria.cl y/o www.uchile.cl/senado)  y a desarrollar debates en las mismas universidades, a esforzarse para que cumplan su misión, a exigir de las autoridades del país los apoyos necesarios, y a comprometer a las comunidades a entregar lo mejor de sí por el bien público, por nuestra sociedad y por el futuro de nuestro país.

SENADO UNIVERSITARIO, UNIVERSIDAD DE CHILE, ENERO 2018.

Opinión: Antibióticos y período perinatal

Los antibióticos (ATB) tienen un amplio empleo durante los períodos de gestación y lactancia, ya que se utilizan para el manejo de patologías propias de este período, como la ruptura precoz de las membranas e infección ovular, la prevención de las complicaciones asociadas a Streptococcus β hemolítico grupo B y las mastitis. Además, se pueden emplear para el tratamiento de infecciones urinarias, bronquitis y amigdalitis aguda que se pueden presentar en este período.

Se supone que durante la gestación, estos fármacos debieran de tener un uso restringido. La Organización Mundial de la Salud considera que sólo la penicilina, los inhibidores de las penicilinasas y las cefalosporinas podrían ocuparse en forma segura. Con relativa seguridad se encontraría el uso de eritromicina y azitromicina y desanconsejados el empleo de aminoglúcosidos, tetraciclinas y fluoroquinolonas, ya que los primeros pueden impactar en los riñones y conducto auditivo del feto, los segundos pueden depositarse en el tejido óseo de la criatura, principalmente dientes, y las fluoroquinolonas se asocian a afecciones en las articulaciones en modelos animales.

No obstante, ya desde el útero, las criaturas están altamente expuestas a los ATB. Un análisis de cerca de un millón de gestaciones del período 2000-2010 en Dinamarca, mostró que 33,4% de las mujeres con un parto tuvo uno o más tratamientos ATB sistémicos durante el embarazo. En Canadá, se mostró que 45% de los recién nacidos estuvieron expuestos a ATB durante el período perinatal. Las mujeres con sobrepeso y con hipertensión tuvieron significativamente más probabilidades de recibir estas drogas durante el parto que otras mujeres.

Por otra parte, lamentablemente las evidencias demuestran que con frecuencia los ATB se recetan de manera inapropiada en la edad pediátrica y que su uso generalizado sigue siendo un problema de salud relevante en todo el mundo. Muchos recién nacidos y nacidas, particularmente con antecedentes de prematurez, reciben ATB para prevenir o tratar infecciones bacterianas. Un estudio noruego mostró que de 2009 a 2011, se administraron 3.964 ATB por vía intravenosa en el período de recién nacido. Se observaron mayores tasas de prescripción en prematuros o criaturas de término con problemas clínicos relevantes, como 88% de criaturas con muy bajo peso al nacer recibieron medicamentos antimicrobianos. En Estados Unidos se calculó que en 2010, a la edad de dos años en promedio, un niño o niña había recibido casi 3 esquemas de ATB, aproximadamente 10 para los diez años y 17 a los veinte años. La mayoría de las recetas se prescribieron en un entorno ambulatorio y con frecuencia inapropiado.

Los ATB han sido útiles para el manejo y  disminución de la mortalidad perinatal e infantil, no obstante, su administración además de originar el desarrollo de bacterias resistentes, recientemente, una serie de nuevos problemas relacionados han sido detectados. En una publicación en la revista Nature Microbiology, ha mostrado evidencia que el uso de ATB en la embarazada puede afectar las comunidades microbianas que se instauran en el intestino de la criatura, existiendo cierta transferencia hacia la descendencia. Así, la evidencia de 17 estudios epidemiológicos, sugieren que la exposición a ATB durante períodos críticos del desarrollo temprano puede influir en el aumento de peso.

La evidencia hasta la fecha sugiere que se debe seguir insistiendo sobre  el uso juicioso de ATB, especialmente en los primeros años de vida, cuando la microbiota intestinal en desarrollo es particularmente susceptible a trastornos metabólicos duraderos y el riesgo de obesidad desde la niñez.

  • Erica Castro
  • Matrona y académica Facultad de Medicina, U. San Sebastián.

Opinión: La Didáctica de la Matemática. Una Ciencia Joven

  • Ismenia Guzmán Retamal
  • Doctora en Didactica de las Matemáticas

En la obra “Veinte años de Didáctica de las Matemáticas en Francia”, se da cuenta del Coloquio realizado en homenaje a Guy Brousseau en junio de 1993 y de la fundación de la Asociación para la Investigación en Didáctica de la Matemáticas ARDM.

Veinte años en una vida marca la entrada a la madurez, la Didáctica de la Matemática trata de instalarse como una disciplina científica, cuyo objeto de estudio son los fenómenos que ocurren en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Hay acuerdo entre los investigadores que su nacimiento ocurre durante los años 60, debido a las consecuencias de la llamada reforma de las matemáticas modernas. Entre los cambios de los programas escolares, está la introducción de la lógica y la teoría de conjuntos, éstos ocurrieron en varios países y produjo un fracaso total en el aprendizaje de los alumnos. Una problemática llevó a profesores y académicos a espontáneamente buscar razones y medios para mejorar la enseñanza.

Estados Unidos desarrolla la Educación Matemática (Mathematics Education) y Europa, la Didáctica de las Matemáticas. Se organizan Jornadas, Coloquios y Congresos, con el fin de intercambiar experiencias, en general centradas en los problemas de aprendizaje de los alumnos y en los métodos y acciones de profesores en clases.

En Chile, en 1982, se crea la Sociedad Chilena de Educación Matemática (SOCHIEM), integrada principalmente por académicos universitarios encargados de la formación de profesores de matemáticas para la Enseñanza Básica y Media. La actividad principal de la SOCHIEM es la realización de las Jornadas Nacionales organizadas por la Sociedad en conjunto con alguna Universidad que ofrezca la sede. Los hallazgos o fenómenos emergentes de esas experiencias necesitaban ser analizados en profundidad. Surge así la necesidad de contar con marcos teóricos que permitan realizar análisis en profundidad que puedan dar una significación científica a esos fenómenos didácticos.

La enseñanza y aprendizaje de las matemáticas son procesos complejos que convierten a La Didáctica de las Matemáticas (o Educación Matemática) en un campo de problemas de distinta naturaleza, relacionados con: el aprendizaje de un saber matemático, la enseñanza, las instituciones donde se realiza el proceso, los diferentes niveles de estudio, la realidad sociocultural de la institución y de los alumnos, etc.  Existen así, fenómenos de dimensión micro didáctica relacionados con la clase, mezo didáctica con los programas y textos, macro didáctica relacionada con la institución.

Debido a la complejidad del objeto de estudio, la Educación Matemática se presenta como un campo interdisciplinario que integra otros dominios, como las Ciencias Cognitivas, la Pedagogía, la Sociología, Filosofía, Epistemología y, claro está, la Matemática. De esta manera, la Educación Matemática (EM) tiene características de ciencia social y también de ciencia experimental. En este sentido, los métodos de investigación de la EM son compartidos con tales ciencias, pudiendo ser así cualitativa, estudio de casos, observaciones clínicas, u observaciones directas de clases, etc., y los datos se recogen mediante, encuestas, entrevistas entre otros. También puede ser cuantitativos con uso de Programas tales como por ejemplo el CHIC.

El Marco Teórico de la EM está compuesto por diferentes teorías debido a su interdisciplinariedad y complejidad de su objeto de estudio. Entre ellas se distingue la Teoría de Situaciones, la Teoría de la Transposición Didáctica, la Teoría de Registros de Representación Semiótica, el Enfoque Antropológico de lo Didáctico, el Juego de Marcos Matemáticos, el Enfoque Onto-Semiótico, la Etnomatemática, el Espacio de Trabajo Matemático, entre otros.

Guy Brousseau, uno de los principales didactas franceses reconocido internacionalmente, desde los años 70 planteaba la necesidad de modelizar científicamente los fenómenos didácticos del proceso de enseñanza y aprendizaje, por ejemplo en 1986 escribe Fondements et Méthode de la Didactiques des Mathématiques publicado en el volumen 7.2 de la revista Recherches en Didactique des Mathématiques (RDM).

En Chile, todavía en los años 1990, en las Jornadas de la SOCHIEM, las exposiciones no contemplaban investigaciones propiamente tales, sino experiencias puntuales sobre rendimientos o diagnósticos. Un ejemplo es el del proyecto de las 900 escuelas que se realizó en ese tiempo en todo el país, liderado por el MINEDUC. Se refería a la solución de problemas matemáticos planteados a alumnos de 1° a 4° año básico.  La gran cantidad de material recogido ha quedado guardado sin analizar.

Yo regresaba con mi doctorado en Didáctica de las Matemáticas y organizamos en el Instituto de Matemáticas (IMA) de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), el primer seminario de formación en Didáctica de las Matemáticas para colegas que dictaban los talleres de educación matemática en el IMA y abierto a colegas del de la Universidad de Playa Ancha. En ese Seminario se echaron las bases del Magíster en Enseñanza de las Ciencias con mención en Didáctica de las Matemáticas (el primer postgrado en el área), creado en julio de 1995, y dentro de los dos años siguientes  se graduaron los primeros estudiantes como magister en enseñanza de las ciencias con mención en didáctica de la matemática. A partir de entonces empezó a crecer la masa crítica en el área.

Por otra parte, a finales de los 90 académicos chilenos comenzaban a llegar con sus doctorados obtenidos en el extranjero, y la SOCHIEM en 2004 publicaba el primer número de la Revista RECHIEM. Siguieron los números de 2006 y 2008. Publicación que ha sido interrumpida, publicándose posteriormente los Anuarios que recopilan las presentaciones de las Jornadas.

Actualmente la masa crítica en el área de la Educación Matemática va en crecimiento debido a la creación de los Magíster en el área creados por la Universidad Católica del Maule en 2008, en la Universidad de Los Lagos en 2011, Universidad Alberto Hurtado en el 2013, entre otros. Pero sin duda, los Programas de Doctorado en Didáctica/Educación Matemática, son los que han potenciado el crecimiento de la masa crítica en la disciplina; en Chile son dos, el Doctorado en Didáctica de la Matemática de la PUCV y el Doctorado en Educación Matemática de la Universidad de Los Lagos, ambos inician 2011. Se sabe que la Universidad Católica del Maule iniciará el Doctorado en Didáctica de la Matemática en marzo del 2018.

A la fecha, la Didáctica de la Matemática o Educación Matemática como disciplina científica tendría 45 años, contados desde la celebración de los veinte años de la Didáctica de la Matemática en Francia en 1993, y se espera que siga creciendo y consolidándose a nivel internacional y sobre todo nacional.

Opinión: Parra que siga cantando la poesía

  • Dra. Ximena Troncoso
  • Dra. en literatura Latinoamérica
  • académica de la Universidad Católica del Maule

El auditorio del Instituto de Lenguas, de la Universidad de Concepción, está repleto de gente, todos ansiosos por escuchar el discurso de Nicanor Parra, a quien se investiría como Dr. Honoris Causa. ¿Qué convoca de Parra en Chile, “tierra de poetas”, pero donde no abundan los lectores de poesía? En un país conservador y de doble estándar, la poesía irreverente e iconoclasta de un francotirador de la lengua, que no acepta camisas de fuerza, empatiza con quienes leen o escuchan sus poemas y discursos, en los que nos reconocemos por el lenguaje, lo cotidiano y existencial a la vez: “Hasta aquí los discursos han sido buenos /pero largos/. El mío será malo que duda cabe/ pero corto” (Discurso del Bío Bío).

De sus dardos no se salvaron ni de derechas ni de izquierdas. Su visión política desencantada se trasunta en su deriva hacia el ecologismo: “Ni socialista ni capitalista/ sino todo lo contrario/ ecologista/ intransigente.” Esta poesía de “las ideas” tiene su expresión más definida en los “ecopoemas”, donde encontramos algunos territorios firmes, que no son socavados por la risa y el sarcasmo, aunque estos exhiben un mundo que “se cae a pedazos”: “Buenas Noticias:/ la tierra se recupera en un millón/ de años/ Somos nosotros los que desaparecemos”.

Parra fue un rupturista pero también un continuador, pues la antipoesía, a diferencia de lo que algunos piensan, no es lo opuesto a la poesía, sino una forma de entenderla y de buscar la propia voz. “1. En la antipoesía se busca la poesía, no la elocuencia”. Con la antipoesia, Parra se instala en lo que Octavio Paz llamó la tradición de la ruptura, la vocación crítica de la modernidad, que es lo que le dio el lugar que hoy se le reconoce en las letras universales. En el poema “Manifiesto”, expresa su postura contestataria a la figura del poeta como un ente superior, “del poeta dios, de vaca sagrada, de toro furioso”. En un contrapunto, Parra propugna una poesía a contrapelo de otra: “Contra la poesía de café/ La poesía de la naturaleza/ Contra la poesía de salón/ La poesía de la plaza pública/ La poesía de protesta social”.

Finalmente, Nicanor Parra, como en su artefacto “Voy & vuelvo”, su epitafio nos advierte que tendremos ‘Nicanor Parra rato’, ‘Parra siempre’, con una poesía que fluye, que provoca y que no agota sus posibilidades de interpretación.

Experto califica como “preocupante” fallo del TC que elimina facultades del nuevo Sernac

El Tribunal Constitucional (TC) eliminó las facultades normativas y sancionatorias con las que el Gobierno, a través de un proyecto de ley, pretendía fortalecer el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac). “Las medidas que comprenden la facultad de juzgar por parte del Sernac solo pueden ser adoptadas por un tribunal independiente e imparcial, características que este no reúne… Actuaría como juez y parte por cuanto ejercería sus facultades fiscalizadoras (de naturaleza administrativa) para luego aplicar una sanción (de naturaleza jurisdiccional)”, señala el fallo.

Para el abogado experto en derecho administrativo y académico de la Universidad de Santiago de Chile, Francisco Zambrano, el fallo del TC es “preocupante”, ya que no reconoce que también otros servicios o instituciones tienen la facultad de juzgar hechos que investigan.

“¿Acaso la Superintendencia de Medio Ambiente, de Valores y Seguros, de Bancos e Instituciones Financieras y tantas otras no fiscalizan y sancionan? Por cierto que sus decisiones son impugnables, como también las del Sernac”, sostiene.

A su juicio, el proyecto de ley que otorgaba mayores facultades al Sernac venía a actualizarse desde el punto de vista administrativo, ya que los servicios públicos hoy en día no solo se remitirían a realizar prestaciones -“como hace setenta años”, sostiene-, sino que, también, reconocen facultades discrecionales.

“Piénsese, por ejemplo, que la Universidad de Santiago tiene la potestad de sancionar a sus estudiantes, funcionarios y académicos. Más que juzgar, lo que hace todo servicio es investigar, establecer hechos, calificarlos y atribuir una sanción. Desde luego que puede ser controlado judicialmente después, pero la Constitución no señala en ninguna parte que la facultad de ‘juzgar’ pertenece solo a los Tribunales”, sostiene.

Para el especialista en derecho administrativo, el fallo del TC marca un “notable giro jurisprudencial” en la doctrina que había mantenido el organismo hasta el momento, retrotrayéndose a interpretaciones “de la época de la transición y, quizá, más atrás, donde la desconfianza hacia el Estado y sus órganos hacía surgir temores sobre actuaciones ‘parciales’ o de ‘juez y parte’”, indica.

“Lo cierto es que este giro jurisprudencial incluso pone en duda todo el sistema del derecho administrativo sancionador. Esto es, las potestades para fiscalizar y sancionar de determinados órganos, como las superintendencias”, advierte.

Por eso, concluye que “el fallo del TC da una señal muy preocupante. El Tribunal Constitucional está diciendo que los consumidores seguirán desamparados y soportando abusos que estallan cuando están prescritos y, por lo tanto, son de escasa y difícil reparación”, concluye.