Tag Archives: otoño

Se acerca el otoño: ¿son importantes los multivitamínicos en la dieta?

Según la químico farmacéutica de la U. San Sebastián, Clarissa Gondim, tienen propiedades benéficas tanto para niños como adultos que buscan por sobre todo reforzar y estimular el sistema inmunológico, pero éstos deben ser prescritos por un médico.

El comienzo del año escolar o la vuelta al trabajo después de las vacaciones supone no solamente recargar las energías para enfrentar el ritmo de las nuevas exigencias y responsabilidades que nos rodean, sino que preparar a nuestro organismo para que se adapte al cambio de estaciones y junto con ello, protegerse frente a la aparición de las enfermedades propias del otoño e invierno que se aproximan.

En esta búsqueda, no son pocos los que recurren a los multivitamínicos, pensando que son la manera más adecuada para reforzar nuestro cuerpo. Pero ¿son importantes en nuestra dieta? La académica de Química y Farmacia, Universidad San Sebastián, Clarissa Gondim, señala que los multivitamínicos tienen “propiedades benéficas tanto para niños como adultos que buscan por sobre todo reforzar y estimular el sistema inmunológico, principalmente cuando llega el invierno, que es cuando existe una mayor cantidad de virus y bacterias que pueden provocar infecciones”.

Sin embargo, la experta advierte que éstos “deben ser prescritos por un médico que siempre orientará a la mejor composición y la dosis adecuada para cada persona”.

Un multivitamínico es un complemento de diversas vitaminas y minerales que cumplen funciones únicas en nuestro cuerpo. “Al momento de tomarlo debemos saber que cada organismo es diferente y todos reaccionamos de diversas maneras y no debemos olvidar que funciona como complemento a una alimentación saludable y no reemplaza los alimentos”, afirma la académica.

Los beneficios de las vitaminas

En el caso de los niños, Gondim señala que “los multivitamínicos aumentan la ingesta de nutrientes y minerales que no se pueden obtener a través de la alimentación diaria, y algunos podrían contribuir a la disminución de la duración y síntomas del resfrío común. Minerales como calcio, fierro y zinc, y vitamina A, C, D, E, niacina, ácido fólico, entre otros, son componentes esenciales para el desarrollo óptimo del menor”.

Asimismo, la experta de la USS destaca que “el calcio es un mineral esencial para los huesos e interviene en la integridad de los músculos y nervios, y contracción cardiaca. En tanto, el hierro es un mineral muy importante el cual debe ser repuesto y su carencia lleva a la anemia. Por su parte, el sodio y el potasio son minerales esenciales para el equilibrio hidroelectrolítico del cuerpo humano”.

En cuanto a las vitaminas, la químico farmacéutica de la USS asegura que “es muy importante resaltar que la deficiencia de las mismas puede causar serios problemas de salud. El hecho de no consumir una dieta rica en frutas, verduras, legumbres, por ejemplo, puede incrementar el riesgo de problemas de salud, como las cardiopatías”.

Gondim puntualiza que “la vitamina C o ácido ascórbico por ejemplo, es antioxidante y ayuda en la absorción del hierro y a favorecer la cicatrización. La vitamina D, conocida también como la “vitamina del sol”, puede ser obtenida por la exposición solar de 10 a 15 minutos. Esta vitamina ayuda además en la absorción del calcio necesario para el desarrollo normal del ser humano”.

Altas temperaturas y pocas lluvias se pronostican para este otoño

El académico y decano de la Facultad de Básicas de la Universidad Católica del Maule, profesor Raúl Becerra, especialista en Ciencias Ambientales, realizó un pronóstico de lo que serán los próximos meses en la Región del Maule y el país.

Dentro de los múltiples factores que explicarían el retraso del invierno y un otoño sin lluvias, para el académico prima la fuerza que aún tiene el Fenómeno del  Niño pese a que está en retirada. “En este período tenemos dos grados más que lo normal de temperatura del mar, según la proyección de la Oficina Nacional de Meteorología, por lo que lo más probable es que si se mantiene el fenómeno del niño, estas condiciones continúen durante gran parte del otoño”.

“Con la alta intensidad que ha tenido el Niño este año -continuó siguió Becerra-, es difícil que tengamos una transición tan rápida a la llegada de la Niña, por lo que de haber lluvias, se concentrarán en la parte final del invierno. Vamos a tener un abril, mayo y junio con pocas precipitaciones y ahí recién se podrá hacer la proyección a futuro, dependiendo de si baja o no la temperatura superficial del mar”, situación que depende de la fuerza con la que irrumpa el fenómeno de la niña.

“La zona norte va a estar muy seca, en la zona central las temperaturas máximas estarán por sobre lo normal. Entre Puerto Montt y Chile Chico será un otoño normal por el efecto de los anticiclones que existen y en el extremo sur  volverá a subir la temperatura de la máxima, por lo que se pronostica un otoño seco”, detalló el decano.

Los factores que entran en juego

“Tenemos el calentamiento global aceptado por el mundo científico y paulatinamente por la comunidad y, por otro lado, tenemos el fenómeno del niño que ha sido uno de los más fuertes que ha habido en los últimos 18 años, alcanzado su máxima expresión en los meses de noviembre y diciembre, que el peak máximo de temperaturas en el mar, la que debiera ir declinando su temperatura paulatinamente hacia el invierno, además, que se acerca el fenómeno de la niña, por lo que puede que vivamos esa transición en el invierno”.

Lo que produce el fenómeno del Niño, es que  las zonas se intensifican, las que son secas lo son aún más y lo mismo con las húmedas que presentan mayor precipitaciones. La Niña, en tanto, lo que hace es bajar la temperatura del mar, generando un invierno muy frío y seco.

“Si se llega a una transición entre niño y niña, tendremos un invierno con las lluvias que habitualmente se dan en la zona”, finalizó.

Fuente: UCM