Tag Archives: PUC

Carrera de Kinesiología UC trajo a experto británico en rehabilitación del dolor persistente

  • Michael Stewart, kinesiólogo especialista de la Universidad de Brighton en Reino Unido, se ha especializado durante 23 años en la atención de pacientes con fibromialgia, bursitis crónica, artritis reumatoidea, y síndrome de fatiga crónica, entre otras afecciones que generan dolor persistente. Estados Unidos registra 100 millones de personas que viven con dolor persistente, mientras que Reino Unido alcanza los 15 millones.

Michael Stewart fue el invitado internacional experto que dictó el Curso “Conociendo el dolor: una guía práctica para la terapia del dolor persistente”, dirigido a profesionales kinesiólogos, médicos, terapeutas ocupacionales y otras disciplinas que intervienen en programas de manejo del dolor. La actividad fue organizada por la Carrera de Kinesiología de la Universidad Católica, entre los días 4 y 6 de enero.

Solo en Reino Unido hay 15 millones de personas que tienen dolor persistente todos los días. En un estudio europeo del año 2012, comenta el especialista, se informó que un 45% de los adultos en Europa tienen un dolor persistente y en su opinión, al menos la mitad de ellos asegura que los cuidados recibidos no son efectivos, presentando recurrencia de los cuadros clínicos. Asimismo, en Estados Unidos, un informe del Gobierno afirmó que 100 millones de personas viven con dolor persistente.

El kinesiólogo Michael Stewart comentó que en su trayectoria, ha sido testigo de pacientes con patologías o dolores de larga data, con dolor cervical, de hombro, o lumbar; que aunque experimentan periodos de mejoría, tienen recurrencias constantes, impidiendo o dificultando sus actividades físicas cotidianas, laborales o deportivas, convirtiéndose en pacientes que deambulan durante años en el sistema de salud, muchas veces sin diagnósticos claros. “Son personas con un alto nivel de frustración, que suelen gastar dinero en el sistema de salud privado en busca de soluciones, consumiendo por años antiinflamatorios y analgésicos. También son personas que no tienen muy claro qué medicamentos consumen y para qué sirven, y otro segmento de pacientes está consiente del dolor, pero se niega a consumir fármacos para evitar problemas colaterales. La mayor parte de ellos, aseguran que el dolor no ha cesado durante años de tratamiento”, comenta el experto.

La kinesiología ha logrado significativos avances en la intervención de pacientes con patologías asociadas a dolor crónico. “Sabemos que es difícil tratar a este perfil de pacientes, dado que sus altos niveles de dolor lo convierten en pacientes hipersensibles. Es momento de promover e implementar un aprendizaje interdisciplinario que reúna a médicos, kinesiólogos, enfermeras, psicólogos; todos trabajando en torno al dolor persistente”, añadió.

Stewart explica que es muy importante enseñarle al paciente cómo y cuándo identificar el dolor. Las terapias de educación, técnicas manuales, ejercicios y medicamentos, es una fórmula dinámica que debe adaptarse en el tiempo, opina el docente invitado. El especialista puntualizó: “Esto es como enseñar a conducir un auto, ya que debemos empoderar y educar al paciente para que sepa cómo combinar las herramientas en el manejo de su dolor, y además poner énfasis en la prevención”.

Durante las primeras dos a tres sesiones de kinesiología, el equipo junto al paciente entiende el tipo de dolor y definen un plan de trabajo. En este sentido, el especialista asegura que no existe una receta única según el diagnóstico, sino un plan individual para cada persona, y ante todo escuchar al paciente, que es quien mejor conoce su cuerpo y problema.

Otro punto importante es que la kinesiología para el tratamiento dolor es una herramienta que hoy es capaz de intervenir transversalmente, no solo a nivel musculoesquelético, sino respiratorio, oncológico, reumatológico, entre muchos otros. En la medida que las enfermedades o condiciones de dolor persistente se aborden de forma conjunta y transdisciplinaria, se podrá enriquecer la mirada del paciente como un ser integral, dándole más y mejores técnicas para mejorar su bienestar y anticipar crisis con una mejor preparación, además de construir redes locales de intervención multidisciplinarias en atención al paciente y sus necesidades en su ciclo vital.

Bajo el lema “empoderando el funcionamiento a través de la educación”, Michael Stewart dicta el curso-taller Conociendo el Dolor en diversas universidades del mundo, difundiendo herramientas que permitan abordar de forma conjunta y efectiva, el manejo del dolor en diversas patologías y perfiles de pacientes.

Expertos de la UC enseñan cómo cuidar los oídos en verano

  • Desde otitis, hongos, dermatitis y herpes, hasta insectos introducidos accidentalmente en el oído, son algunos de los problemas más recurrentes en otorrinolaringología en temporada de vacaciones de verano.

Las extendidas horas expuestos a aguas en movimiento y estancadas, cambios de temperaturas y el sol, e incluso la introducción accidental de insectos en el conducto auditivo, son algunas de las razones para dedicar especial cuidado a los oídos este verano. Especialistas de la Universidad Católica comparten algunas recomendaciones para evitar y solucionar a tiempo, cuadros delicados que afectan al oído en niños y adultos.

Según el Dr. David Jofré, Jefe del Departamento de Otorrinolaringología de la Universidad Católica, la otitis externa es un cuadro clínico bastante frecuente en Chile, y si bien en algún momento fue más propio de climas cálidos y países tropicales, hoy con el alza de los viajes y de los deportes acuáticos, se ha transformado en algo más generalizado. “Consiste en una inflamación habitualmente de causa infecciosa en la piel y en la subdermis del conducto auditivo externo, y puede comprometer la primera capa del tímpano. La llamada otitis difusa tienes algunos grupos etarios que son más característicos, principalmente niños menores de 12 años, adultos mayores y quienes practican natación u otros deportes acuáticos, particularmente en condiciones de alta humedad y en meses de calurosos, siendo un factor predisponente la inmersión en aguas cálidas y/o temperadas”.

En caso de acompañarse por fiebre, se sospecha el curso de una otitis media que es un cuadro clínico distinto no relacionado con el agua, sino con congestión de la vía aérea. El especialista comenta que existen otras lesiones en la piel del conducto aiditivo, como la dermatitis seborreica, en que el paciente presenta una descamación de la piel, observándose un conducto seco, brillante y escamoso; siendo un problema crónico que puede aumentar en determinada época del año. Asimismo, el Dr. Jofré destaca que existen otras enfermedades de la piel que producen síntomas de oído externo como la psoriasis o dermatitis de contacto, o bien cuadros virales como el herpes.

Por su parte, Karina Aracena, tecnólogo médico especialista en otorrinolaringología y docente de la carrera de Fonoaudiología de la Universidad Católica, explica que una de las enfermedades más comunes del verano es la otitis externas. “La principal causa es el daño que sufre la piel del interior del oído, tras el contacto prolongado con el agua, algunas veces contaminadas, y la erosión por el secado con objetos como los cotonitos. Hay agentes patógenos en las aguas, que usualmente infectan pequeñas heridas que se forman en el oído”, explica la docente.

Las otitis o inflamación del oído es una enfermedad de cuidado que requiere de la indicación de analgésico y antibiótico en caso de infección, y por ende debe ser tratado en un centro asistencial. En el transcurso del cuadro y hasta la consulta médica, la especialista comenta que es necesario administrar analgésico. En la evolución de este cuadro, el médico comenta que dentro de las primeras 48 horas, el paciente presenta dolor de oído, sensación de calor en el mismo y dolor al mover la mandíbula o masticar, también algunos pacientes manifiestan sensación de oído tapado y salida de líquido desde su interior.

El Dr. David Jofré explica que en el caso de la otitis externa, el tratamiento es local. Y en la otitis media aguda, cuando se corrobora el origen bacteriano, el tratamiento es con antibiótico. “Si hay mucha supuración y otros síntomas, es bueno que lo vea un otorrino, para que pueda drenar la secreción del oído, aspirar la otorrea, con lo cual se alivia el dolor y la sensación de oído tapado también. Hay determinados pacientes que pueden evolucionar y complicarse con hongos en los oídos. Es importante evitar el abuso de las gotas con antibióticos y siempre consultar a un especialista”.

Aracena añade que: “En caso de veranear en lugares ventosos o fríos, deben usarse gorros u orejera. Y si se presentan otitis, jamás introducir objetos o productos, tampoco aire caliente con conos encendidos, ya que el daño podría ser gravísimo si se quema el tímpano”. El secado debe ser suave con tocaciones, sin restregar el oído, con toalla suave o con papel absorbente. En temporada de calor, el oído se seca rápida y espontáneamente.

En caso de que tras zambullidos o piqueros, la persona sienta el oído tapado; Aracena señala que es solo la sensación, pero son gotas depositadas en el sinuoso conducto del oído que se absorben por sí solas en muy poco tiempo. Cabe señalar que en  personas que tienen previamente perforaciones timpánicas, como en la otitis media crónica; al zambullirse en agua tienen alto riesgo de infección por contaminación del oído medio a través de la perforación, que generalmente se manifiesta por salida de líquido desde el oído, sin dolor.

Finalmente, la tecnóloga recomienda evitar la exposición al sol para disminuir el riesgo de cáncer de piel, y poner cada 3 horas bloqueador en las orejas. Asimismo, en caso de camping, el consejo es tener precaución con insectos que se introduzcan en el oído y si ello ocurriera, que mientras se busca ayuda en un centro asistencial, introducir aceite casero para evitar que el insecto perfore el tímpano. “Este tipo de episodios es muy común en campistas y si bien muchos se desesperan, la idea es empantanar en aceite al insecto en el oído hasta que un especialista lo extraiga con el instrumental adecuado en un centro asistencial”, finaliza la docente.

Kinesiología UC promueve la práctica clínica en todas las áreas asociada a un internado profesional extendido

  •  La Carrera, a diferencia de otras universidades, incluye 7 internados profesionales en campos clínicos, en vez de 5 como es el general. La formación incluye una amplia mirada en las áreas cardiorespiratoria, músculo esquelética y neurológica, tanto infantil como en adultos. Hospitales, clínicas, clubes deportivos, centros de alto rendimiento, centros neurológicos e incluso establecimientos clínicos en Canadá, Australia y Barcelona, forman parte de la red de formación práctica.

En el marco de la Semana del Postulante de la Pontificia Universidad Católica de Chile, que se extiende hasta este viernes 28 de diciembre en el Centro de Extensión de la Universidad (Alameda 390, Santiago), directivos y egresados de la Carrera de Kinesiología de la UC, abordan la importancia del extendido internado clínico que caracteriza a este programa de estudios. Más de 35 establecimientos de salud pública y privada, centros de alto rendimiento y clínicas universitarias de Chile, Canadá, Australia y Barcelona, forman parte del campo de práctica profesional.

Kinesiología UC cuenta con 36 establecimientos para prácticas clínicas, dentro de los que destacan los 14 centros de la Red de Salud UC, que van desde el Club Deportivo UC, Áncoras, Centro UC Down, Clínica San Carlos de Apoquindo y Hospital Clínico UC; y se suman 22 establecimientos entre los que se incluyen: Fundación Alter Ego, Corporación Edudown, Patronato Madre-Hijo, Corporaciones Municipales, Complejo Asistencial Dr. Sótero del Río, Pequeño Cottolengo, Fundación Las Rosas, Hospital Josefina Martínez, Hospital del Trabajador, Hospital Clínico La Florida, Instituto Nacional de Rehabilitación Pedro Aguirre Cerda, entre otros. Y por último, entrega la oportunidad de realizar un internado electivo en la Universidad Alberta de Canadá, Universidad Católica Australiana y el Centro de Alto Rendimiento San Cugat de Barcelona.

Según Javiera Fuentes, Directora de la Carrera, las cualidades que diferencian al kinesiólogo UC se sustentan en los pilares de práctica clínica, aprendizaje centrado en el estudiante, y atributos de profesionalismo, en donde se identifican algunas habilidades transversales que se promueven e intencionan durante el plan de estudios, entre ellas: liderazgo, comunicación, pensamiento crítico, orientación a la calidad, actuar ético, orientación al aprendizaje, trabajo en equipo, compromiso social, diversidad e interculturalidad. Del mismo modo, la metodología de aprendizaje centrada en el estudiante, contempla cursos con un alto nivel de exigencia, y se han incorporado innumerables innovaciones docentes que hacen que el proceso sea activo, y que ellos sean responsable de lo que van aprendiendo.

Un aspecto muy importante y diferenciador es la práctica clínica, incorporando actividades clínicas con pacientes reales en campos clínicos de alto nivel, desde el quinto semestre de la carrera, lo que se suma a la gran cantidad de horas de práctica profesional al realizar 7 internados clínicos.

Nicole Budnik, kinesióloga egresada en el año 2016, comenta que realizó internados en el Centro Kine Self de Los Domínicos, del área musculoesquelético; después en la Clínica San Carlos de Apoquindo, en el área Cardio Respiratoria Adulto; luego en el Hospital Clínico La Florida, en las áreas de neurorehabilitación y respiratoria infantil; en el Centro Médico de San Joaquín, en neurorehabilitación adultos; en MEDS y finalmente en el Club Deportivo Cruzados de la UC. “Actualmente trabajo en MEDS. Creo que pocos tenemos la oportunidad de pasar por todas las áreas que existen en kinesiología. Esta experiencia nos sirve mucho para saber qué es lo que nos gusta y fortalecer así nuestras habilidades en esas áreas. Es muy bueno poder tener una visión más completa. Pienso que en el campo clínico es cuándo más se puede aprender y ganar experiencia con apoyo de los tutores y de los otros profesionales. En terreno es el momento de demostrar proactividad, entusiasmo y motivación, y eso lo valoran mucho los tutores y los mismos pacientes”.

En cuanto a la mirada asistencial, Budnik señala que la Universidad le enseñó a ver a las personas de una forma muy integrada y multidisciplinaria. “La prueba más real de ese abordaje es cuando uno pone esa estrategia en práctica y logras ver el verdadero impacto en el paciente, en la adherencia y resultado de su tratamiento. Si los pacientes están contentos, cumplen con las instrucciones…esto va más allá de la bibliografía, sino de la individualidad de cada paciente, sus desafíos y condiciones propias”.

Joaquín Ramírez, kinesiólogo egresado a inicios de 2017, comenta que realizó sus internados en el Hospital Clínico UC, Clínica San Carlos de Apoquindo, Pequeño Cottolengo, Clínica MEDS, Fundación Las Rosas, Hospital Josefina Martínez y Hospital de Urgencia Asistencia Pública (HUAP). Este amplio recorrido instaló en él habilidades de servicio en distintos ambientes clínicos, atendiendo las necesidades de cada población. Una vez egresado, estuvo de reemplazo en campañas de invierno y turnos de contingencia en el Hospital Josefina Martínez y en el HUAP. “Lo ideal fue haber pasado por todas las áreas de kinesiología, lo que a uno le permite reconocer sus aptitudes y gustos en los ambientes clínicos. A mí siempre me gustó el área hospitalaria. Al inicio uno está con muchas dudas, temeroso de hacer cosas, y a medida que va pasando el año uno va adquiriendo más seguridad. Creo que fue favorable para mi tener toda esa experiencia en ámbitos públicos, privados, viendo todo tipo de pacientes. Hoy elijo el área respiratoria pediátrica y UCI”.

Finalmente, para Victoria Hernández, egresada en 2016; “los más beneficiados con pasar dos internados de cada una de las áreas de intervención kinesiológica, somos nosotros. Hoy me dedico al área de neuro rehabilitación pediátrica y trabajo en el Centro Amancay de Las Condes, tratando a niños en el centro ambulatorio y en domicilio; y en el Hospital Josefina Martínez de Puente Alto. Las patologías más frecuentes en las que interviene son parálisis cerebral, síndromes genéticos y enfermedades neuromusculares.

“La neuro rehabilitación me permite tener una visión integral del paciente y de su entorno biopsicosocial, dado que generalmente los niños con problemas neurológicos presentan problemas en su desarrollo motor, generalmente están asociadas a alguna dificultad músculo esquelética o cardiorrespiratoria. Uno logra aplicar todo lo aprendido y tratamos de hacer partícipes a familiares y cuidadores”, finaliza Hernández.

La carrera de Kinesiología de la UC desde este año abrirá otros lugares de práctica clínica, que tienen como objetivo incorporar áreas menos desarrolladas, e igualmente importantes, tales como la investigación en kinesiología.

Robert Pianta en Chile: Experto internacional en educación llega a la UC a exponer sobre interacciones de aula

  • El decano de la Facultad de Educación de la Universidad de Virginia en Estados Unidos será el expositor principal del “Seminario Internacional ¿Cómo mejorar las prácticas pedagógicas para potenciar el aprendizaje de los estudiantes?”. La actividad se realizará este 18 de diciembre y contará con la presencia del rector Ignacio Sánchez y de la subsecretaria de Educación Parvularia, María José Castro, entre otras autoridades.

En el marco del “Seminario Internacional ¿Cómo mejorar las prácticas pedagógicas para potenciar el aprendizaje de los estudiantes?”, se presentará este martes 18 de diciembre el decano de la Facultad de Educación de la Universidad de Virginia, Robert Pianta, experto en educación y creador del sistema de observación de interacción de aula CLASS (Classroom Assessment Scoring System), herramienta que evalúa la calidad de las interacciones entre profesores y estudiantes.

Pianta es un experto reconocido internacionalmente tanto en educación de la primera infancia como en la enseñanza y el aprendizaje de estudiantes en educación primaria y secundaria. En 2016 fue nombrado miembro de la American Education Research Association y durante los últimos años ha participado de importantes investigaciones en el área. En particular, su trabajo ha influenciado el avance de la conceptualización de las interacciones y relaciones entre maestros y alumnos y la documentación de sus contribuciones al aprendizaje y desarrollo de los estudiantes.

Parte de los resultados de las investigaciones demuestran que los estudiantes de bajos ingresos no obtienen mayores beneficios al matricularse en escuelas privadas entre el jardín infantil y noveno grado en Estados Unidos (https://news.virginia.edu/content/new-study-finds-low-income-students-do-not-benefit-private-schooling).

El encuentro, realizado en el contexto del segundo aniversario de Centre UC, será inaugurado por el rectorIgnacio Sánchez, la Subsecretaria de Educación Parvularia, María José Castro, y la decana de la Facultad de Educación de la Universidad Católica, Lorena Medina. Asimismo, contará con las presentaciones del director del Centre UC, Ernesto Treviño, el director del CJE, Andrés Bernasconi, y de la jefa Sistema de Prácticas Pedagógicas Educación UC, Magdalena Müller.

Datos actividad:

Día: martes 18 de diciembre de 2018.
Lugar: Salón Irarrázaval, Casa Central, Alameda 340.
Hora: 09:00 a 12:30 horas.

Pese a la denominada saturación de mercado laboral, el 80% de los egresados de Kinesiología UC estarían empleados a los 4 meses

  • En una Encuesta aplicada por la Carrera de Kinesiología de la Universidad Católica, también se obtuvo que un 92% de los egresados se desempeñan en labores propias de su formación y profesión. Pese a la denominada saturación del marcado laboral, los kinesiólogos UC estarían trabajando a los 4 meses de egresados, valorándose su formación teórica y práctica, experiencia clínica y perfil versátil.

Ante el creciente debate acerca de la empleabilidad y la saturación del mercado laboral en diversas especialidades de la salud, la Carrera de Kinesiología de la Universidad Católica aplica una encuesta desde 2016 a sus egresados, concluyendo un 80% de empleabilidad a los 4 meses de titulados, un 95% de empleabilidad al año de egreso, y un 92% en funciones relacionadas con su perfil profesional. La encuesta es parte del proceso de Autoevaluación de la Carrera de Kinesiología, y se aplicó a un universo de 101 egresados desde 2016 a la fecha. La consulta indicó también, que un 73% de los encuestados trabaja en un solo lugar y un 13% en dos lugares.

Javiera Fuentes, directora de la Carrera de Kinesiología de la Universidad Católica, comentó que se observa una satisfactoria tasa de empleabilidad. “Nuestros egresados registran una alta tasa de empleabilidad, en comparación con la realidad nacional, ya que más del 95% se encuentra trabajando luego del primer año de egreso”. Además, hemos tenido muy buena retroalimentación por parte de los empleadores, creando una buena red de empleo que se fortalece en el tiempo. Creo que los resultados exitosos se deben a la calidad formativa, a la cantidad de horas de internado y prácticas clínicas, y al perfil de egreso que tiene como sello el desarrollo de los atributos del profesionalismo”, comentó la autoridad académica.

La encuesta mostró además que, en 2016 el formato de trabajo era dominantemente en jornada parcial (con un 55% por sobre un 45%, en jornada completa), y en 2017, la jornada completa repuntó a 52%, por sobre el 48% en jornada parcial. Hoy, un 69% de los egresados se desempeñan en el sector de salud privada y un 21% en la salud pública.

En cuanto a sus habilidades profesionales, las técnicas más demandadas para su desempeño son: rehabilitación músculo esquelética, seguida de neurología infantil, cardio respiratorio adulto y pediátrico.

Según Ignacio Tapia, egresado en 2016, comenta que si bien le tomó 10 meses encontrar empleo estable, inicialmente se dedicó a trabajar en kinesiología a domicilio. “Actualmente, vivo y trabajo en Calama. Comencé como refuerzo en las campañas de invierno, apoyando kinesiología respiratoria en las salas IRA dedicadas al área respiratoria infantil en Centros de Salud Familiar. Hoy en día, he ampliado mis funciones a otros tipo de rehabilitación kinesiológica en atención primaria, tanto en área musculoesquelética y neurológica”, explica Tapia.

El joven profesional siente que recibió las herramientas necesarias para desempeñarse satisfactoriamente en espacios laborales y sobre todo, en el sello humano y de servicio, lo que a su parecer es de gran importancia en la salud pública. “En lo práctico, he aprendido a desenvolverme en el ecosistema de la salud pública, con sus propias metas y protocolos, pero siento que mis habilidades profesionales han sido fundamentales”.

Del mismo modo, Constanza Malhue, kinesióloga egresada en 2016, hoy se desempeña en el Hospital Clínico La Florida (sala ERA del área Broncopulmonar Adulto), y asegura que su formación de pregrado contribuyó a sus logros y se ha perfeccionado en los últimos años, en Programa ERA y Patologías Respiratorias en el Adulto, Espirometría y Rehabilitación Respiratoria en paciente crónico. “En lo personal, tuve la suerte que al poco tiempo de egresar pude trabajar de manera estable, facilitando este proceso el haber realizado uno de mis internados en el hospital, desempeñando funciones que hasta hoy realizo. En las habilidades blandas, he podido trabajar muy bien en equipos multidisciplinarios y en estrategias de la mano del paciente y su familia”.

Por su parte, Javier León, kinesiólogo UC egresado en 2017, señala que su inicio laboral fue bastante informal, trabajando en primeros auxilios de torneos deportivos y haciendo domicilios. Posteriormente, hizo varios reemplazos en hospitales públicos y privados, dedicado principalmente a la terapia física en el área de traumatología y en kinesioloigía respiratoria en campañas de invierno. “Hoy estoy empleado por una empresa externa que trabaja para la ACHS, dedicado a la rehabilitación kinesiológica de personas que han tenido alguna lesión laboral o de trayecto, generalmente politraumatizados. Me siento bastante realizado con lo que estudié, me gusta lo que hago, tanto en mi contacto con el  paciente y en mi apoyo para que se recupere y reincorpore a sus actividades”.

Kinesiología UC es una carrera que cuenta con 101 egresados a la fecha, mientras que la Universidad Católica está acreditada por 7 años en las áreas de docencia de pregrado, gestión institucional, postgrado, investigación, y vinculación con el medio. La carrera cuenta con 38 docentes certificados y un total de 26 campos clínicos público-privados en su malla de 5 años de formación.

Programa de intervención temprana kinesiológica y fonoaudiológica UC mejora rehabilitación de niños en Fundación Patronato Madre e Hijo

  • Una alianza desde 2015, permite a alumnos de quinto año de las Carreras de Kinesiología y Fonoaudiología de la Universidad Católica, ser parte en el proceso de rehabilitación motora, de deglución y habla, en niños de 5 comunas vulnerables de la capital.

Con el propósito de implementar un programa de intervención y rehabilitación temprana en niños en situación de vulnerabilidad y patologías discapacitantes, alumnos de quinto año de las Carreras de Kinesiología y Fonoaudiología de la Universidad Católica atiende a cientos de niños desde 2015 en la Fundación Patronato Madre e Hijo. La alianza busca promover un tratamiento multidisciplinario y precoz de niños en situación de discapcidad física y neurológica a partir de los 3 meses de vida.

Según un estudio realizado el año 2015 por el Servicio Nacional de la Discapacidad y el Centro Nacional de Estadísticas, el 16,7% de la población vive con alguna condición de discapacidad. Un 5,8% corresponde a niños, niñas y adolescentes entre 2 y 17 años, abriendo importantes desafíos de intervención temprana desde una mirada multidisciplinaria, en espacios clínicos insertos en zonas geográficas vulnerables.

Fundación Patronato Madre e Hijo atiende a pacientes de 0 a 3 años, pertenecientes al 40% de las familias más vulnerables de las comunas de Estación Central, Lo Espejo, Quinta Normal, Cerro Navia y Lo Prado, entre otras. En opinión de Paola Astudillo, coordinadora del área de Salud Infantil de Fundación Patronato Madre e Hijo, los diagnósticos que atiende su establecimiento van desde patologías neurológicas y respiratorias, hasta alergias alimentarias; todas en un contexto de vulnerabilidad social y económica, lo que involucra un importante desafíos y compromiso como equipo de trabajo. “ Desde 2015, nuestra alianza con las carreras de Kinesiología y Fonoaudiología UC, nos ha permitido atender nuestro déficit en terapias de prevención y atención temprana, apoyando a pacientes y familiares en situaciones de epilepsia, condromalasia, niños(as) prematuros(as), sindrome de down, neuropatías y muchas otras patologías de cuidado, en las que el trabajo multidisciplinario y oportuno, han tenidos valiosos resultados para el equipo de trabajo y las familias”.

Nicole Parentini, docente de la Carrera de Kinesiología de la Universidad Católica, señala que a pesar de que existen discapacidades de tipo física, mental o sensorial, las predominantes son las físicas, tanto derivadas por accidentes, enfermedades metabólicas y genéticas, prematuros extremos y parálisis cerebral. “Lo importante es que gracias a programas multidisciplinarios tempranos, hoy es posible mejorar las oportunidades de rehabilitación e integración social, educacional y laboral, de los jóvenes en situación de discapacidad del futuro”, puntualiza.

Según un informe anual de la Teletón (año 2012), la parálisis cerebral corresponde al 32% de los casos que atiende, las neuromusculares un 12%, las lesiones del sistema nervioso central un 10%, el retraso en el desarrollo psicomotor un 10%, el síndrome genético y embrionario un 9%, y las alteraciones medulares un 9%. Estadísticas muy representativas, considerando a la Teletón como referente en la rehabilitación física y neurológica infantil, en cuanto a número y porcentaje de niños atendidos.

“En los últimos años ha mejorado el diagnóstico prenatal y el acompañamiento. En la medida que hagamos más políticas públicas que ayuden en la prevención y la atención temprana, vamos a disminuir costos y complicaciones futuras, favoreciendo una mayor funcionalidad e independencia”, asegura Parentini. Desde el enfoque kinesiológico, la mirada multidisciplinaria ayuda al paciente en su relación con el entorno, mejorando su inserción efectiva en todo contexto, aclara la especialista.

Otro aspecto importante es la participación y la educación de la familia, orientándola acerca de las conductas esperadas para la edad de desarrollo de su hijo y las expectativas y posibilidades que supone cada diagnóstico. Además de la familia y la red de cuidadores, el equipo multidisciplinario debe incluir a kinesiólogos, terapeuta ocupacionales, psicólogos y fonoaudiólogos, entre otras especialidades.

Por su parte, Andrés Sánchez, docente de la Carrera de Fonoaudiología de la Universidad Católica, asegura que la intervención de su disciplina es más frecuente en casos de parálisis cerebral y enfermedades neuromusculares, con diagnósticos que afectan la deglución y la comunicación. “Nuestra tarea primera es asegurarnos que el niño o niña se alimente correctamente y poco a poco estimular aquellos hitos lingüísticos que presentan algún grado de retraso asociado al desarrollo psicomotor. La fonoaudiología es una herramienta determinante para que el paciente se conecte con su entorno y potencie sus capacidades cognitivas y socio-efectivas. La familia es un monitor permanente y desde un inicio la involucramos en las sesiones de trabajo”, sostiene Sánchez.

Los beneficios del Programa de Intervención Temprana Kinesiológica y Fonoaudiológica en Fundación Patronato Madre e Hijo saca provecho de la neuroplasticidad que presenta cada niño(a) y en la medida que se intervenga de forma más temprana,  el paciente generará  más redes neuronales y mayor aprendizaje. Si bien existen diversos escenarios y expectativas según el diagnóstico, están comprobados los beneficios de un trabajo multidisciplinario y precoz. A modo de consenso de los especialistas, más allá del paciente, el desafío está en rehabilitar a los entornos clínicos, educacionales y laborales del país, para generar espacios de inclusión y no lo contrario. El 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de la Discapacidad, una oportunidad para generar debate y reflexión acerca de la conciencia, los compromisos y las iniciaivas colectivas de responsabilidad social en este sentido.

Javiera Cortés, docente de Fonoaudiología y parte del programa de alianza, señala que: “Los pacientes que vemos, tanto en fonoaudiología como en kinesiología, son derivados por los profesionales que trabajan en la Fundación, ya sea desde medicina, psicología o asistencia social.

En un trabajo conjunto de ambas carreras, cada semana recibimos ingresos de bebés de hasta 3 meses de vida, para evaluación; y en adelante, recibimos controles de bebés de hasta 1 año, dándoles un acompañamiento a ellos y a su familia, procurando el cumplimiento de los hitos de desarrollo psicomotor y precursores linguísticos esperados para la edad del niño”.

La alianza interinstitucional ha permitido intervenir tempranamente con diferentes técnicas y estrategias de estimulación, siempre a través del juego con actividades lingüísticas, como por ejemplo, segmentar silábicamente, reconocer vocabulario y crear oraciones. A nivel de diagnóstico, las patologías más frecuentes son: Síndrome de Down, trastorno del espectro autista, parálisis cerebral, enfermedades neurodegenerativas y retrasos del desarrollo psicomotor. En cuanto a los diagnósticos fonoaudiológicos, tratan trastornos secundarios del lenguaje (asociados a las patologías antes mencionadas), trastornos específicos del lenguaje (niños sin patologías asociadas que tienen problemas de lenguaje), retrasos del lenguaje, trastornos de los sonidos del habla y trastornos de deglución.

Nutricionistas UC investigan fortificación alimentaria para atender déficit de vitamina D en chilenos

  • Equipo de la Carrera de Nutrición y Dietética UC se encuentra preocupado por las  cifras que apuntan a una deficiencia importante de vitamina D en la población chilena. Una investigación de la UC busca fortificar algunos alimentos de consumo masivo y cotidiano en nuestras familias.

En Chile según la ENS 2016-2017, cerca del 15% de las mujeres en edad fértil y un 20% de los adultos mayores tienen déficit severo de vitamina D en sangre.  Una investigación liderada por la Carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad Católica, trabaja en la fortificación de alimentos de consumo masivo y cotidiano en la familia chilena.

Las nutricionistas Carla Leiva y Loreto Rojas, ambas docentes de la Carrera y diseñadoras de la investigación, esperan contribuir a la disminución de las alarmantes cifras de déficit de vitamina D en la población, especialmente en el segmento adulto mayor. Esta vitamina es responsable de la fijación del calcio a nivel óseo y Chile figura entre los países de Latinoamérica con menor ingesta de Vitamina D, que alcanza a penas el 25% de la recomendación diaria del Instituto de medicina de Estados Unidos (IOM).

La vitamina D, se encuentra presente solo en algunos alimentos como pescados grasos (arenque, salmón, las sardinas), aceite de hígado de pescado, hígado de pollo y en menor grado, huevos y algunos hongos silvestres. Por lo tanto, las fuentes dietarias de Vitamina D son escasas. Adicionalmente, el contenido de vitamina D en estos alimentos es variable ya que por ejemplo, el salmón silvestre tiene concentraciones significativamente más altas que los salmones de cultivo.

Según la Encuesta Nacional de Consumo Alimentario (ENCA), sólo un 17% de los chilenos encuestados, cumple con la recomendación de consumir 2 veces a la semana pescados. Esto se ve reflejado en la baja ingesta de vitamina D. De hecho, la Encuesta Latinoamericana de Nutrición (ELANS), señala que la ingesta de vitamina D no supera las 150 UI, mientras que la recomendación del IOM, es de 600 UI para adultos y niños mayores de un año.

Países como Finlandia han erradicado el déficit severo de vitamina D en su población, desarrollando políticas que garantizan la fortificación de alimentos canasta básica, desde leche hasta harina. Precisamente esta experiencia, motivó a académicos con apoyo de estudiantes de cuarto año de la carrera de Nutrición y Dietética UC, a trabajar en posibles matrices alimentarias a fortificar. En este contexto, Loreto Rojas menciona que la fortificación de una matriz alimentaria es una oportunidad para aumentar la disponibilidad de fuentes alimentarias de vitamina D, que según lo mencionado anteriormente son limitadas. Se debe apuntar a alimentos que sean se consumo habitual, de bajo costo y que se encuentre disponible para gran parte de la población. Adicionalmente, estamos buscando una matriz alimentaria que permita una buena solubilidad y estabilidad de la vitamina, así como también logre buena aceptabilidad en relación a sus características organolépticas.

Por su parte, Carla Leiva señala que los datos de la Encuesta Nacional de Salud indican que, en adultos mayores de ambos sexos, la prevalencia de algún grado de deficiencia de vitamina D, se acerca al 50%. Este déficit se acentúa desde Coquimbo hacia el sur, dado que la llegada de los rayos solares disminuye según latitud (la exposición al sol permite la síntesis de esta vitamina en la piel a partir de los rayos UVB).

Leiva explica que las consecuencias principales en la salud de este déficit se traducen en problemas óseos como la osteopenia y la osteoporosis, y un mayor riesgo de fracturas. “La función por excelencia de la vitamina D, consiste en mantener las concentraciones séricas de calcio y fosfatos, contribuyendo a la absorción y retención de calcio en el cuerpo, ayudando a formar y mantener huesos fuertes. Asimismo, cumple otras funciones que se están estudiando hace mas de 60 años, como es el fortalecimiento del sistema inmune, la disminución del riesgo a desarrollar resistencia a la insulina, la prevención y combate de la obesidad y disminución de la producción de células cancerígenas en ciertos tipos de cáncer”, aclara la especialista.

Universidad Católica comparte con Colombia experiencia en alimentación en situación de desastres

  • Un estudio de la Carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad Católica fue publicado en Colombia, con el objetivo de compartir modelos de intervención alimentaria en condiciones de incendio, terremoto, aluviones y otros desastres.

Un estudio sobre alimentación en situación de desastres desarrollado por la Carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad Católica, publicado en Colombia; comparte modelos de intervención alimentaria de emergencia en lugares de alta vulnerabilidad frente a catástrofes. Desde 2017, UC organiza Jornadas de Alimentación en Situación de Desastres para socializar mejores protocolos y prácticas de intervención.

Según la Constitución de Chile, “un desastre es un evento o conjunto de eventos, causados por la naturaleza o por actividades humanas durante el cual hay pérdidas humanas y materiales”. Los desastres pueden clasificarse según causas internas, como pueden ser huelgas, infecciones, intoxicaciones, incendios, entre otros; y externas, como es el caso de aluviones, terremotos, tsunamis, erupciones, volcánicas, incendios forestales, entre otros.

Chile al estar ubicado en el Cinturón de Fuego del Pacífico es una de las zonas más sísmicas del planeta. Eventos telúricos ocurridos en Valdivia en el año 1960 y en el 2010 en la zona centro sur, se catalogaron como los más importantes por su intensidad a nivel mundial. Además, en el ámbito vulcanológico, nuestro país posee más de dos mil volcanes que se distribuyen a lo largo de su geografía, de los cuales 2 están catalogados como los más activos de Sudamérica, constituyendo un riesgo permanente de las comunidades aledañas. Por otro lado, el cambio climático ha sido el responsable de grandes aluviones de agua y barro que han sepultado ciudades como Chañaral en el año 2015.

Dado esta amplia variedad de desastres, los efectos en la situación alimentaria y nutricional, son igualmente diversos. Dependiendo del tipo de desastre, la duración y extensión, y del estado nutricional de la población impactada, la intervención urgente en estas condiciones, es imprescindible. Para Cristián Hermosilla, docente de la Carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad Católica, Jefe Área Alimentación Colectiva y autor del estudio “Estrategias de atención alimentaria en desastres, experiencia en Chile”, los terremotos tienen poco efecto sobre la disponibilidad de alimentos a largo plazo, las inundaciones y los tsunamis afectan directamente la administración alimentos por destrucción de cosechas, muerte de ganado y animales domésticos y destrucción de los alimentos almacenados, no obstante; en ambos casos, “un desastre siempre genera la desorganización de los medios de transporte, de comunicación y la rutina social y económica, dificultando el acceso a alimentos por parte de la comunidad afectada, haciendo perentoria la intervención oportuna y organizada con planes de alimentación en situación de desastre”.

El académico asegura que la capacitación en temas de alimentación en desastres, es un aspecto altamente valorado en la formación de nutricionistas, dadas las condiciones de riesgo y vulnerabilidad de muchas comunidades en Chile. Para el especialista, los objetivos centrales apuntan a prevenir la desnutrición de la población afectada, planificar el tratamiento y el manejo de los casos de desnutrición que existían antes del desastre o que se desarrollen de forma aguda y que se harán evidentes durante las operaciones de ayuda, y proporcionar ayuda inmedianta a grupos de alto riesgo nutricional mediante la entrega de 3 o 4 kg de alimentos por persona para una semana, cubriendo las necesidades energéticas.

El propósito de un plan de alimentación en desastres es asegurar su inocuidad y evitar las Enfermedades de Trasmisión Alimentaria(ETA). Asimismo, debe procurarse el abastecimiento de agua esencialmente salubre. Para ello, Hermosilla explica la importancia de activar un protocolo para inspeccionar las condiciones de los alimentos disponibles, sean frescos o procesados, verificar las unidades de transporte y los espacios de almacenamiento (ventilación y luz), revisar fechas de vencimiento de productos no perecibles y evitar el contacto de las reservas con el suelo mediante el uso de tarimas.

El manejo de desastres considera 4 etapas de acción: administración de la emergencia, rescate, reconstrucción y pre desastre. “En esta última etapa, es en la cual se realiza la evaluación de los riesgos, identificándose las vulnerabilidades y planteándose los planes de contingencia. Precisamente este plan de trabajo es el que hemos difundido desde 2017 en nuestras Jornadas de Alimentación en Situación de Desastres, que se repetirá en 2019 y que busca desarrollar conocimiento y habilidades para la implementación de estas acciones, con apoyo de trabajadores de la salud, así como también rescatistas y voluntariado civil”, aseguró Hermosilla.

La experiencia del equipo de Nutrición y Dietética de la Universidad Católica, fue difundida en un estudio publicado en la Revista Salud el Bosque de Colombia.

Investigadora del Instituto de Astrofísica UC ganó el Premio L’Oréal Chile – Unesco “For Women In Science” 2018

  • Este año el premio For Women in Science 2018 destacó a dos investigadoras que están finalizando sus estudios de doctorado y postdoctorado, entre ellas Yasna Órdenes del Instituto de Astrofísica UC. Ambas recibirán un premio de 7 millones de pesos cada una, destinados a apoyar sus respectivas investigaciones.

Quien sólo hace una semana defendió su tesis doctoral, Yasna Órdenes, se coronó como una de las ganadoras del premio For Women in Science (FWIS) de 2018, otorgado por L´Oréal Chile junto a UNESCO. La investigadora realizó su doctorado en el Instituto de Astrofísica UC en cotutela con la Universidad de Heidelberg (Alemania). Además de ella, dos alumnas del Instituto también obtuvieron este prestigioso reconocimiento años anteriores, la Dra. Paula Aguirre en 2009 y la actual alumna de doctorado Camila Navarrete en 2017.

El jurado estuvo compuesto por figuras reconocidas del mundo científico, liderado por la académica UC Gloria Montenegro, directora del Centro de Ciencia e Innovación y ganadora del Premio Internacional L’Oréal UNESCO FWIS 1998; Juan Asenjo, ingeniero civil químico ganador del Premio Nacional de Ciencias Aplicadas y Tecnológicas en el año 2004; Rosa Devés, prorrectora de la Universidad de Chile en Representación de Comisión UNESCO; Liliana Cardemil, directora del Laboratorio de Biología Molecular y Fisiología Vegetal del Departamento de Biología de la Universidad de Chile, Mario Hamuy, astrónomo ganador del Premio Nacional de Ciencias Exactas 2015 y ex Presidente de Conicyt, y María Teresa Ruiz, ganadora del Premio Nacional de Ciencias Exactas 1997 y del Premio Internacional L’Oréal UNESCO FWIS 2017.

Según la presidente del jurado, Gloria Montenegro, las dos ganadoras de este año “poseen una línea investigativa innovadora en cada una de sus áreas y se vislumbran como excelentes ejemplos de mujeres científicas, cuyo trabajo puede ser guía e inspiración para muchas jóvenes estudiantes. Queremos y creemos que la mujer cumple un rol fundamental en el desarrollo de la ciencia y tenemos la misión de difundirlo y visibilizarlo”.

En tanto, Yasna Órdenes, cuya investigación se basa en el estudio de cúmulos estelares y galaxias enanas fuera de la Vía Láctea, en una aglomeración de galaxias llamada cúmulo de Fornax, destacó este premio como un impulso para continuar una carrera como investigadora.

“El premio L’Oréal Chile UNESCO For Woman in Science se presenta como una gran oportunidad para el desarrollo de mi investigación científica. Estoy determinada en seguir como científica e investigadora participando activamente de los nuevos proyectos que se vienen en esta era de datos. Estar en constante formación en astronomía en general, pero sobre todo en mi área específica (galaxias enanas, núcleos estelares, objetos compactos estelares), ciencia de datos y seguir aprendiendo nuevas técnicas para manejar datos astronómicos es de suma importancia para un científico”, expresó.

Este premio fue creado en 1998 para reconocer la labor de la mujeres en las áreas científicas, apoyando su talento y aportando a la difusión de la ciencia en los países donde opera. En Chile, se entrega con el patrocinio de Conicyt.  Hasta  2018, ya han sido premiadas más de 1.700 mujeres en todo el mundo.

La otra ganadora este año fue Tania Villaseñor Jorquera, geóloga de la Universidad de Chile y doctora en filosofía de la Universidad de Florida (EE.UU). Ambas fueron escogidas por un equipo compuesto por reconocidos evaluadores de las diferentes áreas de la ciencias, y un jurado con las figuras más reconocidas del mundo científico. Las ganadoras recibirán un premio de siete millones, destinados a apoyar sus estudios de doctorado y post doctorado.

Según expertos de la UC: síndrome del túnel carpiano sería una afección femenina en un 90%

  • Asociada a cambios hormonales, este cuadro suele agudizarse en mujeres embarazadas, tras el parto y en proceso de lactancia. Se caracteriza por dolor, adormecimiento y pérdida de la destreza manual, aumentando en tiempos de reposo como la noche. Cirugía y terapia kinesiológica ayudaría en su tratamiento.

Dolor en manos, dedos y muñeca, acompañado de adormecimiento y pérdida de la destreza manual, serían los síntomas más frecuentes del Síndrome del Túnel Carpiano, una patología esencialmente femenina, de la edad media de la vida y asociada a cambios hormonales. Especialistas de la Universidad Católica sugieren cirugía y kinesioterapia.

El Síndrome del Túnel Carpiano se debe al atrapamiento de un nervio periférico, llamado nervio mediano, que se ubica en el túnel del carpo en la muñeca, y que da sensibilidad a la palma de la mano y algunos dedos, además de inervarmúsculos asociados a la destreza manual. La cirugía libera esta estructura y reintegra la sensación de alivio prácticamente de inmediato. Solo aquellos pacientes con muchos años de sintomatología, presentan un retardo del bienestar en semanas o meses, o presentarían una recurrencia menor al 1% tras la cirugía, sobre todo en personas con problemas de cicatrización, que volverían a comprimir el nervio a futuro.

Se estima que un 2 a 3% de las mujeres presentarán este cuadro en su vida. A modo de referencia, en Estados Unidos, se estima que cada año se operan 300 mil mujeres de síndrome de túnel carpiano. Más del 90% de las cirugías por esta patología en Chile, corresponden a mujeres y la tasa de recurrencia luego de la cirugía es menor al 1%.

Para el doctor Jorge Vergara, profesor asociado del Departamento de Ortopedia y Traumatología de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica, especialista en cirugía de la mano, “El síndrome de túnel carpiano corresponde a una afección muy frecuente en mujeres en la edad media de la vida, por tanto supone una vinculación con mecanismos hormonales. También se observa prevalencia en el embarazo,  puerperio y lactancia. Por esta razón es muy importante que la mujer comprenda que no ha hecho nada incorrectamente para gatillar esta enfermedad o bien, para prevenirla”.

El dolor se acrecienta en condiciones de reposo, por tanto la mayoría de las mujeres manifiesta despertar con mucho dolor. Si bien hace años se asoció a ciertas labores u oficios, diversos estudios han descartado ese vínculo. “El túnel carpiano se debe en la gran mayoría de los casos a condiciones particulares de cada persona y no a factores externos”, precisa Vergara.

La cirugía es una de las alternativas de tratamiento del Síndrome de Túnel Carpiano. En pacientes mayores de 50 años con molestias por más de 6 meses, dolor nocturno, y asociado a “dedo en gatillo”, es muy poco probable que se mejoren de forma espontánea, por tanto son el segmento más indicado para someter a cirugía. 

Para Javiera Fuentes, directora de la Carrera de Kinesiología de la Universidad Católica, a las causas hormonales, también se suman otras causas; y tiene una prevalencia del 4% en la población general.  “El túnel carpiano puede presentarse en una o ambas muñecas, y la sintomatología los pacientes la refieren en la palma de la mano, y los dedos índice, medio y pulgar, que corresponde a la zona inervada por el nervio mediano. Puede haber pérdida de sensibilidad yde fuerza. La confirmación del cuadro previo a la cirugía, pasa por un examen llamado electromiografía que busca medir la velocidad de la conducción nerviosa y confirmar la afección”, añade.

En opinión de la kinesióloga, los pacientes sometidos a cirugía responden muy bien, presentando en algunas oportunidades dolor en la cicatriz  e hipersensibilidad. Asimismo, hay pacientes que sin cirugía, responden bien a otros tratamientos no invasivos, como es la inmovilización con muñequera, el ultrasonido y la aplicación de diversas formas de terapia manual y neurodinámica.