Tag Archives: PUC

Docentes de Fonoaudiología UC analizan impacto del trastorno del lenguaje en lectura y habilidades sociales

  • Según docentes de la Carrera de Fonoaudiología de la Universidad Católica, un 40% de los niños con trastornos del lenguaje podrían presentar alguna dificultad socioemocional o  de aprendizaje en la adolescencia,  y entre un 50 y 75% experimentarán problemas de lectura.

 

El Trastorno Específico del Lenguaje (TEL) creció un 6% entre 2010 y 2016, y hoy representa el 95% de las matrículas de educación especial parvularia en Chile, según una publicación del Centro de Estudios de la Unidad de Estadística del Ministerio de Educación (año 2018).  Expertas de la Carrera de Fonoaudiología de la Pontificia Universidad Católica, analizan la importancia de una evaluación oportuna, de modo de evitar su perpetuidad en la etapa escolar, incluso hasta los 12 años.

Según el Estudio Indicadores de la Educación en Chile, del Ministerio de Educación (año 2016), los TEL representan un 68.2% de los problemas que tratan establecimientos o escuelas básicas con programas de integración escolar y que entregan apoyo a niños y niñas. Le siguen dificultades intelectuales y trastornos auditivos.

Francisca Pozo, Fonoaudióloga, Jefe de Programa del Diplomado “Abordaje Fonoaudiológico Integral del niño en etapa escolar” en Universidad Católica y Master en Lenguaje y Comunicación del Instituto de Educación (IOE), University College London, explica que si bien la mayoría de los niños tratados por TEL en etapa preescolar, superan sus dificultades; un 40% presentarán en la adolescencia alguna dificultad socioafectiva o del aprendizaje, y entre un 50 y un 75% experimentarán problemas en la lectura.

“Los niños con dificultad de comunicación, entre ellas TEL, pueden presentar dificultades o trastornos emocionales, cognición social o habilidades sociales, función de planificación, aritmética, baja autoestima, y dificultades en la motricidad fina”, precisa Pozo.  El desarrollo adecuado del lenguaje no solo impacta la comunicación y el aprendizaje, sino también el desarrollo psicomotor, cognitivo, el lenguaje social y emocional, e incluso habilidades de cálculo y solución de problemas matemáticos.

El lenguaje es una habilidad que debe ser estimulada desde el nacimiento y evolutivamente, incorporar recursos que permitan corroborar la vinculación del niño/a con el entorno físico y social, así como la expresión emocional.

De acuerdo a Magdalena Muñoz, Directora del Programa de Pregrado y profesor asistente de la Carrera de Fonoaudiología de la Pontificia Universidad Católica, la mejor forma de intervención en TEL es el trabajo interdisciplinario, con fonoaudiólogo, educador diferencial y/o psicopedagogo, el profesor y la familia; y en algunos casos también psicólogo, terapeuta ocupacional y médico. Además se requiere un enfoque integral del niño/a en todos los ámbitos y no centrada únicamente en la sintomatología o clínica.

 

Comunicación desde la primera infancia

 

En la etapa inicial de desarrollo, entre los 2 y 4 meses, el juego es más bien exploratorio a nivel sensorial. La académica Magdalena Muñoz, destaca la importancia de seleccionar juguetes con distintas texturas, que hagan sonidos, para que puedan llamar la atención por la vía auditiva. El juego es la primera herramienta para que padres interactúen con el niño desde su nacimiento, ayudando en su contacto con el entorno y con las personas. “La recomendación es elegir juguetes que tengan contrastes de colores en blanco y negro, y cuando son un poco más grandes, juguetes que sean objetos concretos, no láminas ni dibujos, sino que objetos que puedan manipular, sacarlos de una caja, guardarlos, y que tengan animales, transportes, alimentos, para que vaya conociendo estos diferentes conceptos”, señala la docente.

Para la docente Francisca Pozo, es muy importante que los padres observen que sus hijos cumplan ciertos hitos en su desarrollo. Así, entre los 6 y 9 meses, debe haber balbuceo de ciertas sílabas encadenadas como “papapa” o “mamama”, con distintas consonantes; y alrededor de los 9 meses, un balbuceo más variado.

Cerca del año de vida comienza un juego funcional, siendo el juego de roles muy importante para desarrollar la imaginación, resolver problemas simples y a la par, desarrollar el lenguaje. La oportunidad de tener disfraces y accesorios propios de personajes y oficios, ayudan a crear historias y participar a otros. En esta etapa, comienzan las primeras palabras y a los 2 años, las primeras frases de dos palabras. “Ya a los tres años podemos decir que es un lenguaje que podría entenderlo otras personas, no necesariamente sus padres. El niño(a) es capaz de hacer oraciones y muestra una pronunciación comprensible. A partir de los 3 años puede ser evaluado en una escuela de lenguaje y por un fonoaudiólogo, de forma de aplicar un test estandarizado que permita detectar algún trastorno e iniciar tratamiento”.

Cerca de los 5 y 6 años, se incorporan juegos de reglas, como los de mesa, entre ellos memorice, ludo y dominó.

Por su parte, Magdalena Muñoz enfatiza la diferencia entre trastornos del lenguaje y los trastornos de habla. Por ejemplo, si solamente el niño no sabe decir la R, es porque le cuesta articular los sonidos y es un problema de habla, no de lenguaje. “Cuando hablamos de trastornos de lenguaje, es que pueden tener más repercusiones en la etapa escolar, en la lecto escritura, en el aprendizaje, en el desarrollo socioemocional. Pero cuando es un trastorno de habla, en realidad son más restringidas las repercusiones, dado que no se asocian a procesos cognitivos o de aprendizaje”, finalizó la especialista.La lectura es un excelente recurso para mejorar el lenguaje, la expresividad y la imaginación. Es importante elegir libros y cuentos de acuerdo a la edad del niño(a). Así, comenzar con libros en los que predominan las imágenes y tienen textos breves, y explicar antes que leer, en palabras simples. Luego generar preguntas y reforzar ideas, jugar a imaginar otros finales o ver asociaciones con la vida real.

Más allá de los recursos como libros, películas y juguetes, la vida cotidiana es una oportunidad para desarrollar el lenguaje. Francisca Pozo comenta que una ida a la feria, abre un sinnúmero de posibilidades para desarrollar vocabulario, y al regreso hacer un relato de lo que se vio, olió y escuchó.  Ambas especialistas señalan que padres y hermanos son modeladores del lenguaje, por tanto la pronunciación y el uso correcto del lenguaje, definirá la forma en que se expresen los más pequeños de la familia.

Académico de Kinesiología UC entrega recomendaciones sobre térnica de carrera

  • Especialista de la carrera de Kinesiología de la Universidad Católica, analiza factores determinantes para prevenir lesiones y mejorar el rendimiento en corridas y maratones. Braceo, rotación de cadera, inclinación de pelvis e impacto en rodillas y pies, son aspectos evaluados en 360 grados, idealmente en el terreno natural de entrenamiento.

Comienza el año y se multiplica la agenda de corridas, despertando el interés de maratonistas y de trotadores amateurs. Docentes de las carreras de Kinesiología y de Nutrición y Dietética de la Pontifica Universidad Católica, entregan recomendaciones para una preparación segura y eficiente, partiendo por una evaluación profesional de la técnica de carrera.

Cristóbal San Martín, docente de la Carrera de Kinesiología, asegura que a pesar del positivo entusiasmo de quienes se inscriben en corridas y maratones, existe un desconocimiento acerca de los riesgos que implica improvisar un plan de entrenamiento sin las debidas precauciones.

Para el experto, existen factores intrínsecos que considerar, propios de la persona, como la edad, condición de salud, su hábito de actividad física, entre otros; mientras que otros extrínsecos se asocian al terreno de entrenamiento y a la indumentaria elegida. No obstante, uno de los factores más importante a considerar es la técnica de carrera, la cual debe ser evaluada por un especialista, idealmente en el terreno cotidiano de entrenamiento, o bien simular las condiciones en una trotadora.

San Martín señala que siempre es importante participar progresivamente en carreras y no inscribirse en desafíos extremos como una maratón de 42K, sin antes correr 3, 5, 10, 21 y 30 kilómetros. El nivel de estrés al que se somete el organismo en largos trayectos de diversa complejidad, sin duda debe ser supervisado por un profesional de la salud y del deporte, planificando entrenamiento, descanso, alimentación e hidratación, y combinando el running con otros ejercicios o deportes, para prevenir los factores de riesgos de lesión, asociados a desbalances musculares o a un exceso de cargas de impacto.

“El kinesiólogo especializado en este tipo de desafíos menciona que se puede evaluar la fuerza, la resistencia muscular, el balance y la flexibilidad del corredor. Es muy importante evaluar la técnica de carrera realizando la actividad, en una observación de 360 grados desde todos los planos, y así identificar si existe un patrón inadecuado que pueda generar alguna lesión, dependiendo de la simetría de su carrera”, explica el docente. El tipo de terreno de entrenamiento, sea pista o superficies irregulares de tierra o arenilla, puede influir en la técnica de carrera; por lo que es ideal evaluarla en ese ambiente, ya que nunca una trotadora electrónica representa el mismo ritmo que experimenta el corredor al aire libre.

El braceo, la rotación de la columna, la inclinación de la pelvis, la posición de caderas, rodilla y tobillo en cada zancada, y el tipo de calzado que ocupa regularmente la persona en su entrenamiento, son algunos de los factores por analizar. Aspectos como una zapatilla con exceso de amortiguación, puede reducir el impacto, sin embargo, muchas veces aumenta el peso del calzado, afectando el rendimiento en largos tramos.

Los avances en salud hoy permiten acceder a laboratorios de biomecánica, donde con apoyo de tecnología se graban a los pacientes y se observa cuándo se activa cada músculo y en qué ángulo. Sin duda este tipo de recursos, entrega una radiografía personalizada, ideal para guiar el entrenamiento.

El entrenamiento en ruta debe ser complementado con ejercicios de flexibilidad, e intercalar la rutina ejercitándose con pesas o un entrenamiento funcional, de modo de fortalecer cierta musculatura crítica para la corrida. Desafíos como los 42K, deben ser minuciosamente trabajados con apoyo profesional, ya que a partir de los 20K, el organismo puede enfrentar molestias y dolores, para los cuales debe estar preparado el cuerpo.

NUTRICIÓN, FACTOR CLAVE AL ENTRENAR

Una buena preparación y el conocimiento del propio cuerpo es el perfil de los corredores asiduos y los profesionales, así lo asegura Mauricio Ríos, docente de la Carrera de Nutrición y Dietética de la Pontificia Universidad Católica. “Los corredores saben cómo manejar aspectos relacionados a la intensidad, la resistencia en su trabajo, y el tipo de alimentación e hidratación que exige su organismo”, asegura.

El corredor es un paciente que está bien educado. No obstante, los trotadores amateurs representan un mayor riesgo, ya que son deportistas que se preparan para una competencia específica, y de no incorporar ciertos hábitos con la debida anticipación, puede repercutir en su rendimiento el día de la competencia.

Ríos asegura que entre 72 y 96 horas antes de la competencia, el corredor deberá incrementar el consumo de hidratos de carbono, acudiendo a alimentos como el arroz, las pastas, la fruta y algunas verduras. “Estos hidratos de carbono deberían ser calculados en base a las necesidades de cada sujeto. En general si una persona se está preparando para un evento de 42 KM, debiera consumir alrededor del 65% de sus calorías como carbohidratos, para garantizar el almacenamiento de energía en el músculo. Un deportista de este nivel consume cerca de 3000 calorías diarias y de ellas, hasta 1800 corresponden a carbohidratos”, aclara el nutricionista.

Estos hidratos de carbono debieran ser de absorción lenta, idealmente integrales. Deben complementarse con frutas y verduras, ricas en antioxidantes, potasio y fósforo (naranja, kiwi, plátano, uva, melón o sandía). El día de la competencia, es muy importante no incorporar a la dieta productos nuevos, idealmente consumir pan blanco con un carbohidrato de absorción rápida, como mermelada o manjar, acompañado de un jugo néctar. Esta ingesta debe realizarse entre 90 y 120 minutos antes de la competencia.

Durante la competencia, debe procurarse la hidratación y la recuperación de electrolitos, sodio, potasio y cloro, con ayuda de bebidas isotónicas o geles hidratantes. Luego de la carrera, Mauricio Ríos recomienda incluir snacks altos en carbohidratos, pudiendo ser un cereal y una fruta, y una leche con sabor; y luego un almuerzo que en su estructura lleve carbohidratos como base, además de proteínas como pollo, pavo o pescado.

Un entrenamiento seguro con al menos 2 o 3 meses de anticipación, garantizan un mejor rendimiento y previenen lesiones que en muchos casos ocasionan pausas de varios meses e incluso cirugías. Ambos especialistas coinciden en planificar de forma anticipada y con apoyo profesional este tipo de retos, más aún si no son deportistas frecuentes; de este modo, el running puede ser incorporado como un estilo de vida saludable y largo plazo.

 

Docente de Nutrición UC recomienda colaciones saludables de 200 a 300 calorías en escolares de 6 a 12 años

  • Colaciones creativas a base de frutas, verduras, frutos secos y lácteos son la recomendación para planificar colaciones escolares este año. Acompañe la merienda con agua y evite jugos de fruta, gaseosas y bebidas isotónicas, aunque sean con endulzante.
  • Una colación saludable no excede los 500 a 800 pesos diarios, debiendo atender las necesidades energéticas de los escolares según su edad, talla y actividad física, sin significar un reemplazo de comidas.

Según el ministerio de Salud, una colación es un tiempo de alimentación que habitualmente se da entre comidas principales (desayuno, almuerzo, onces y cena), evitando tiempos de ayuno que superen las 3 o 4 horas y no debe representar más del 10 o 15 por ciento del total de calorías diarias. Carla Leiva, docente de la Carrera de Nutrición y Dietética de la Pontificia Universidad Católica, entrega pauta de colaciones para escolares de 6 a 12 años, proponiendo colaciones saludables de 200 a 300 calorías.

En opinión de la académica y en base al reciente Estudio Chile Saludable, considerando el alto porcentaje de malnutrición por exceso y sedentarismo en los escolares chilenos, solo se justifica una colación cuando sea necesario, por lo que es relevante recordar que no todos los recreos significan una colación, y que el número de raciones de un escolar dependerá de sus horarios y gasto energético, según sexo, edad, peso y talla. La nutricionista asegura que una colación debe aportar entre 10 y 15% de las calorías totales al día.

La recomendación es a seleccionar alimentos naturales como por ejemplo: frutas enteras, frutos secos-deshidratados, verduras, lácteos descremados entre otros, evitando agregar sal, azúcar y grasas no saludables o alimentos que tengan añadidos estos ingredientes, y que siempre sean acompañadas de agua.

“A diferencia de lo que piensan muchos padres, una colación no reemplaza una comida principal, sino que permite distribuir de mejor forma los nutrientes necesarios a consumir durante el día para tener un adecuado funcionamiento, tanto mental como físico, participando así en el correcto crecimiento y desarrollo”, precisó Leiva.

Los requerimientos calculados para las colaciones de cada rango etario se basan en lo estipulado en el Estudio “Nuevos requerimientos de energía, del Comité de Expertos FAO/OMS/UNU 2004”. Es importante recalcar que además del aporte energético de estas colaciones, se debe privilegiar la calidad nutricional de los alimentos entregados en ese tiempo de comida, entendida por el aporte de macro y micronutrientes según las recomendaciones para la edad.

En términos generales, los niños y niñas de 1 a 3 años, tienen un requerimiento promedio diario de 1060 calorías (kcal), lo que implica una colación con un aporte de 100 a 160 kcal; entre los 3 y 6 años, el requerimiento es de 1385 kcal, con una colación con un aporte de 139 a 208 kcal; y entre 6 y 12 años, el promedio diario es de 1968 kcal, requiriendo una colación con un aporte de 197 a 295 kcal.

La nutricionista acude a la creatividad de los padres para preparar colaciones en base a alimentos naturales y frescos, planificando una minuta semanal apetitosa y entretenida. Combinar frutos secos sin sal añadida, postres de leche, jalea con frutas, rollitos de pavo y sandwiches saludables, entre muchas otras ideas que no superan los $800 por porción o elegir opciones más económicas como huevo duro, fruta fresca o bastones de verduras. “Comer bien y sano no significa gastar más, por ello el desafío está en educar para una alimentación saludable y variada, evitando alimentos procesados; y degustando desde los primeros meses de vida, distintos sabores y texturas, dado que educar una alimentación amplia y variada, es el mejor modo de prevenir la obesidad infantil e instalar hábitos saludables perdurables para la vida”, concluyó Carla Leiva.

PRIVILEGIE EL AGUA COMO HIDRATANTE

En cuanto a la hidratación, la especialista señala que el acompañamiento ideal para las colaciones es el agua, como un eficaz regulador de la temperatura corporal, colaborador en el transporte de nutrientes y oxígeno a las células, lubricador de las articulaciones, y excelente complemento para los procesos de digestión y absorción.

“El consumo de otros líquidos no es recomendado como colación escolar, ya que son un vehículo de calorías vacías y azúcares”, asegura Leiva. La nutricionista insiste en que las bebidas gaseosas no son beneficiosas para los niños, aún cuando no tengan azúcar, dado que interfieren con la absorción del hierro y calcio, aumentan el reflujo, provocan dependencia, insomnio y desórdenes en la función cardiaca.

En cuanto a los jugos de fruta, éstos son inadecuados para los menores de edad porque contienen entre 3-4 porciones de fruta, lo que es un consumo excesivo para una colación.         Su procesamiento elimina el contenido de fibra de las frutas y produce una absorción más rápida y un alza brusca de la glucosa sanguínea. En etapa escolar, la Academia Americana de Pediatría señala como límite la porción de 150 ml/día para niños de 4 a 6 años, y de 250 ml/día para niños de 7 a 18 años.

Asimismo, Leiva sugiere evitar la administración infantil de jugos en polvo, dado su alto contenido de aditivos como colorantes, saborizantes, preservantes, azúcares, edulcorantes. Y en cuanto a las bebidas isotónicas, la profesional asegura que producen hiperactividad, en grandes dosis, pueden aumentar los síntomas de asma, y tienen un alto contenido de calorías y electrolitos, no necesarios para un niño

Estudio de nutrición y agronomía de la UC midió la aceptabilidad del consumo de insectos en la dieta chilena

  • En una muestra de 150 consumidores de entre 18 y 92 años, se registró un 60% de disposición a probar comidas elaboradas con insectos y se sometió a degustación comparativa, la empanada de pino tradicional y una versión con larvas de escarabajo.

Con el objetivo de evaluar la aceptabilidad del consumo de insectos en la dieta chilena como una medida de sustentabilidad alimentaria, las carreras de Nutrición y Dietética y Agronomía e Ingeniería Forestal de la Pontificia Universidad Católica de Chile, desarrollaron un estudio interdisciplinario con alumnas de Nutrición, con el objetivo de diversificar la propuesta alimenticia cárnica en Chile y degustar una receta tradicional a base de larvas de escarabajo Zophobas morio.

El estudio fue liderado por las alumnas de cuarto año de Nutrición y Dietética UC; Dania Arévalo, Constanza Gómez y Camila Reyes, bajo el tutelaje del Departamento de Ciencias de la Salud UC y del laboratorio de Entomología de la Facultad de Agronomía e Ingeniería Forestal UC. La investigación concluyó que un 60% de la muestra está dispuesto a degustar insectos en sus alimentos, tendencia 1,5 veces mayor en hombres y un 3,5% de rechazo creciente por cada año más de vida.

Durante el año 2018 ha habido constantes cambios en relación a la industria de alimentos. La innovación alimentaria ha tenido un desarrollo que seguirá en aumento, con el objetivo de solucionar los problemas que agobian al mundo de hoy, en los cuales la industria tiene gran responsabilidad: “la sustentabilidad”.

En este contexto, Sebastián Tobar, docente y chef de la carrera de Nutrición y Dietética UC, uno de los directores de la investigación, señala que dado que la industria de la carne produce gas metano que contribuye al calentamiento global, se ha comenzado a desarrollar una industria que, por medio de la tecnología, pretende generar músculo animal a partir de células, sin embargo, a un altísimo costo aún. Siguiendo la misma línea, se está trabajando en la utilización de software de inteligencia artificial para crear hamburguesas con sabor a carne, pero a base de ingredientes íntegramente de origen vegetal. “Estas dos corrientes de la industria de la innovación alimentaria están logrando grandes avances para poder obtener una alimentación más sustentable para el planeta. A esto se suma el trabajo que lideran algunas empresas en poder escalar en la industria el consumo de insectos por su aporte nutricional y sustentabilidad”, sostiene Tobar.

El mencionado estudio universitario busca evaluar las oportunidades de la Entomofagia, término que alude a la ingesta de insectos, arácnidos o antrópodos en general, de forma consciente y voluntaria; en la población chilena. La incorporación de insectos a la dieta chilena abre oportunidades de nuevas fuentes altamente nutritivas, de bajo costo y muy sustentables. La larva seleccionada tiene un 49% de su peso de valor proteico y un 40% de grasas monoinsaturadas.

Rodrigo Chorbadjian, Entomólogo, director del Departamento de Ciencias Vegetales, de la Facultad de Agronomía e Ingeniería Forestal UC, fue el co-tutor del estudio y el encargado de seleccionar y criar las larvas, alimentándolas con avena, salvado de trigo, papa y zanahoria. “Esta es una oportunidad fantástica de involucrar el trabajo interdisciplinario en torno a insectos, alimentación y sustentabilidad. Es increíble crear sinergia a través de la intervención de más disciplinas y abre puertas con un enorme potencial de investigación en materia cultural, producción agrícola sustentable, y la posibilidad de replicar innovaciones de la industria de alimentación animal en la alimentación humana”.

Las larvas fueron cultivadas en el Laboratorio de Entomología de la Facultad de Agronomía, donde se crían distintos tipos de insectos que se alimentan de plantas. El desarrollo del escarabajo pasa por etapas de huevo, larva, pupa o crisálida, y adulto. El cultivo de este estudio se interrumpió en la fase de larva y tomó entre 2 y 4 meses, dependiendo de las condiciones del ambiente.

Desde el punto de vista agrícola, la investigación permite un uso más eficiente de los recursos y no desechar aquellos con aporte nutritivo, sumada a la necesidad de alimentar a una población creciente en el mundo y la restricción de los recursos alimenticios. “El uso de insectos, de rápido cultivo y de modo sustentable, no es algo nuevo en la industria alimenticia de animales de granja y humana, pero sí en Chile al hablar de personas. En especial, la cubierta de este insecto es rica en quitina, compuesto no soluble, que actúa como fibra. La ventaja de los insectos es que pueden usar productos que serían desecho en otras circunstancias, y que serviría para producir alimentos. A partir de este estudio estamos explorando la posibilidad de usar larvas de otros insectos”, concluyó Chorbadjian.

DEGUSTACIÓN DE UNA EMPANADA CON LARVAS

Tras la encuesta aplicada, el estudio incluyó la elaboración y degustación de una receta tradicional chilena en la que el 50% de su contenido era larvas de Zophobas morio. Los resultados arrojaron que la empanada con larvas tenía una aceptabilidad levemente menor que la que no las tenía, concluyendo que si los consumidores estuvieran más familiarizados con esas opciones de alimentos, tal vez el resultado sería más favorable.

En opinión del docente y chef Sebastián Tobar, el sabor es muy agradable y fue utilizado en reemplazo del 50% de la carne en el pino de empanadas, para su degustación en un total de 53 consumidores. La receta tradicional se elaboró en base a un 40% de carne molida y un 60% de cebolla, mientras que la muestra experimental se hizo con un 20% de carne molida, un 20% de larvas trozadas y un 60% de cebolla.

Las larvas contienen grasas de mejor calidad y son una excelente fuente de proteínas. Para el estudio la larva seleccionada ya es utilizada en Chile como alimento para mascotas exóticas.

La entomofagia es una realidad en varios países de Sudamérica y Centroamérica, especialmente en poblaciones indígenas colindantes al Amazonas, que históricamente han incorporado a su dieta diversos insectos como hormigas, saltamontes y larvas. Países como Guatemala, México, así como también Vietnam, Indonesia y Tailandia, dan prueba de ello, y según Tobar, no existen prejuicios ni pudor respecto del uso de ellos en diversas preparaciones de platos típicos.

“La diferencia es que en Chile no existe una cultura al respecto y no es poco común despertar asco o rechazo ante su consumo. El estudio comprobó que los segmentos de consumidores más jóvenes están más dispuestos a probar alimentos nuevos, como podrían ser insectos; mientras que a mayor edad, crece el rechazo. Es momento de innovar y esperamos que este estudio motive no solo a la academia y a la industria, sino que redefina la actitud de los consumidores chilenos en pos de la sustentabilidad”, finalizó Tobar.

Día Mundial del Cáncer y la alimentación como factor preventivo

  • Por Constanza Figueroa Donoso, docente de la Carrera de Nutrición y Dietética de la UC Nutricionista en el Centro del Cáncer y del Equipo de Cuidados Paliativos del Hospital Red-UC Christus.

El 4 de febrero se conmemora el Día Mundial del Cáncer, iniciativa de la Unión por el Control Internacional del Cáncer (UICC por sus siglas en inglés), al ser la segunda causa de mortalidad en el mundo, al igual que en nuestro país (26,13% de la población). La celebración de este día busca generar consciencia y educar respecto al cáncer, a fin de tomar acciones contra esta enfermedad, como un acceso oportuno de atención y tratamiento, autocuidado, exámenes preventivos para su detección temprana, entre otros. El lema de este año es “Yo soy y voy a” (“I am and I will”), con el propósito de que cada uno cree –desde su rol y espacios de intervención- su propia publicación con un mensaje personal de compromiso, utilizando esta consigna y compartiéndolo en redes sociales en señal de apoyo.

El cáncer es una enfermedad caracterizada por el crecimiento anormal y descontrolado de células en el cuerpo formando un tumor, si no es tratado puede crecer y esparcirse a otras partes del cuerpo y afectar el funcionamiento del mismo. Esta enfermedad es causada por diversos factores como el sedentarismo, consumo de tabaco, malnutrición por exceso (sobrepeso u obesidad), malos hábitos alimentarios caracterizados por un elevado consumo de alcohol, dietas altas en carnes rojas, carnes procesadas y bajo consumo de frutas y verduras; por mencionar algunas causas relacionadas con nuestros estilos de vida. Dentro de las políticas de nuestro país se encuentran las Garantías Explícitas en Salud (GES) las cuales dan cobertura al diagnóstico, seguimiento y tratamiento a diversos tipos de cáncer y la Ley 20.850 para tumores neuroendocrinos, sin embargo, no logran abarcarlos todos, generando necesidades en torno a más estrategias de abordaje y las políticas de salud preventiva. En diciembre del 2018, el Presidente Piñera y el Ministro de Salud presentaron el Plan Nacional de Cáncer, que busca asesorar en la elaboración de políticas, implementación de estrategias, prevención, diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y cuidados paliativos de dicha enfermedad. En nuestro país, la principal causa de mortalidad por cáncer es el de estómago, en hombres la misma causa; mientras que en las mujeres es por cáncer de mama.

La alimentación y los estilos de vida saludables son fundamentales en la prevención del cáncer. Dentro de los componentes de una alimentación saludable se encuentra el consumir al menos 3 veces verduras y 2 veces al día frutas de distintos colores, 3 porciones de lácteos descremados al día, legumbres al menos 2 veces por semana al igual que los pescados, preferir cereales integrales en cantidades adecuadas y tomar 6 a 8 vasos de agua al día. Asimismo, limitar el consumo de comida chatarra (con alta densidad calórica, grasas, almidón, sodio y azúcar), carnes rojas y procesadas, bebidas azucaradas y alcohol. Por otro lado, mantener un peso adecuado y realizar ejercicio por al menos 150 minutos semanalmente. El aumento de grasa corporal es un factor causal de varios tipos de cáncer, entre ellos: de boca, faringe, laringe, esófago, estómago, colorrectal, hígado, vesícula, mama, ovario, próstata y renal.

Una dieta con un adecuado aporte de frutas, verduras, legumbres y cereales integrales se asocia a un efecto protector en la aparición del cáncer, específicamente destaca la fibra dietaria, asociada a un menor riesgo de cáncer colorrectal, además de sobrepeso y obesidad. Es importante aclarar que limitar la ingesta de carnes rojas no implica que no se deba consumir, es más, es recomendable su consumo una vez a la semana, especialmente por su aporte en hierro, zinc y vitamina B12. Solo su consumo excesivo se ha relacionado con el cáncer colorrectal.

Por su parte, el consumo de productos lácteos es considerado un factor protector del desarrollo de cáncer colorrectal, al igual que el café para el cáncer de hígado y endometrio. Por el contrario, el consumo de alcohol se asocia al cáncer de boca, faringe, laringe, esófago, estómago, hígado, colorrectal y mama.

Si todos nos unimos y comprometemos en incorporar una alimentación y estilos de vida saludables podemos generar un cambio, ya que éstos no solo contribuyen a prevenir la aparición de cáncer, sino también de otras enfermadades. “Yo soy profesional de la salud y voy a incentivar una alimentación saludable”.

Docente UC enfatiza planificación nutricional en caso de embarazadas vegetarianas

  • Desde la preparación del embarazo hasta el periodo de lactancia, las vegetarianas deben tener una planificada dieta para evitar carencias a largo plazo. Calcio, Vitamina D, Ácido Fólico, Hierro y sobre todo vitamina B12,  son algunos de los suplementos que debe consumir la vegetariana antes de embarazarse y durante el embarazo y periodo de lactancia. Al contrario de muchos prejuicios, no existen enfermedades asociadas a esta opción de alimentación en embarazadas.

Vegetariano es aquella persona que no consume, por decisión y elección personal,  alimentos de origen animal y dentro de esta clasificación hay varios subgrupos de vegetarianos, entre ellos: los ovo-vegetarianos, ovolacto-vegetarianos, frutarianos, y los pesco-vegetarianos, entre otros.  Los motivos de elección de este tipo de alimentación se asocian a compasión animal, el deseo de proteger al medio ambiente o disminuir el riesgo de contraer enfermedades crónicas. De hecho la alimentación vegetariana está recomendada como uno de los patrones dietarios saludables dentro de las guías alimentarias americanas.

La adopción de una dieta vegetariana puede ocasionar deficiencia en algunos nutrientes, sin embargo,  Dannya Macía, docente de la Carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad Católica, subraya la importancia de una correcta planificación alimentaria para evitar dichas situaciones, sobre todo durante el embarazo.

En Chile no hay información formal acerca de la cantidad de vegetarianos en el país. El sitio web www.vegetarianoschile.cl realizó el año 2012 una encuesta online, en la que 13.023 personas respondieron de forma voluntaria. De este primer primer censo de vegetarianos y veganos en Chile, se obtuvo que el 78% de los participantes corresponde a personas mayores de 50 años, tanto para hombres como para mujeres, y 70% de ellos del sector centro del país. Del universo de respuestas, casi un 20% corresponde a veganos, mostrando en este grupo una diferencia por sexo, siendo mayor el grupo de mujeres veganas.

Es indiscutible el aumento de este perfil de consumidores, abriendo nuevas opciones en la industria de alimentos así como también en el abordaje de los profesionales de la salud que interactúan con ellos en su ciclo de vida.

Según la Academia Americana de Nutrición y Dietética, una dieta vegetariana apropiadamente planificada (incluyendo la vegana), es saludable, nutricionalmente adecuada y puede producir beneficios a la salud en el tratamiento y prevención de ciertas enfermedades. Este tipo de dietas son apropiadas para todas las etapas del ciclo vital, incluyendo el embarazo y la lactancia; no obstante, requiere de una planificación adecuada y la suplementación necesaria para un correcto desarrollo del  bebé, poniendo especial atención en la suficiencia de vitamina B12, Calcio, EPA y DHA.

Si bien debemos fijarnos en algunos nutrientes, la alimentación vegetariana durante el embarazo ha demostrado algunos beneficios como un menor riesgo de presentar incrementos excesivos de peso durante la gestación e incluso podría disminuir el riesgo de diabetes gestacional.

Para la docente,  es relevante preocuparse de la alimentación y suplementación necesaria durante el periodo de planificación familiar y no solo cuando ya se está embarazada. “Es importante declarar a su nutricionista que desea ser asesorada con respecto a una alimentación vegetariana durante la gestación para asegurarse de cubrir las necesidades de todos los nutrientes fundamentales del embarazo. Existen nutrientes como el Calcio, que el niño puede obtener de todas maneras de nuestro organismo, aunque no consumamos alimentos ricos en él. Este lo obtendrá de los huesos de su madre, por tanto pudiera ocasionar a futuro problemas serios de osteoporosis en la mujer”.

Para la especialista, no existen problemas frecuentes en la embarazada vegetariana. “Se observa principalmente el miedo a ser juzgadas por el entorno social, asumiendo que la madre priva voluntariamente al feto de una adecuada alimentación. Debemos recordar que tanto el embarazo como la lactancia son periodos fisiológicos en los cuales una madre puede seguir una alimentación vegetariana (de cualquier tipo) o bien vegana, que si está bien planificada y suplementada, no representa riesgo alguno  tanto para el niño como para la madre”, finaliza la experta.

Para quienes planifican embarazarse, la nutricionista explica que lo ideal es hacerlo con un peso normal, y si no es así; cuidar el aumento de peso durante el embarazo.  Luego de 8 meses a un año post parto, la recomendación es recuperar el peso previo al embarazo. Asimismo, Dannya sostiene que debemos abolir el mito de que en el embarazo “es necesario comer por 2”. Si bien es cierto  aumentan las necesidades de energía y algunos nutrientes, este aumento de necesidades es progresivo durante el embarazo y desde el segundo trimestre.

Desde el segundo trimestre de embarazo, se recomienda aumentar el consumo de calorías y proteínas día. “Con esta medida, una mujer debiera aumentar un total de 10 a 13 kilos durante el embarazo siempre y cuando se haya embarazado con un peso normal, 6-7 kilos si se embarazó con obesidad, y 7 a 10 kg si fue con sobrepeso”, concluye la experta.

CONSEJOS DE LA NUTRICIONISTA

Necesidades de hierro: es muy difícil cubrir la necesidad de Hierro durante el embarazo , por eso es fundamental la suplementación, tanto para embarazadas vegetarianas como no vegetarianas. Como referencia, el 40% de todas las gestantes, presentan anemia por deficiencia de hierro en el embarazo. La absorción de este mineral dependerá de los depósitos de hierro y combinaciones de alimentos que favorezcan su absorción, como frutas y verduras ricas en Vitamina C. Es necesaria la suplementación con 30-60 mg/d de hierro en forma de sales ferrosas como fumarato, gluconato o sulfato desde las 16 semanas de gestación en adelante.

Alimentos ricos en Hierro son: lentejas y porotos, además del pan.

Ácido fólico: Con el fin de prevenir defectos en el cierre del tubo neural y  expansión del volumen sanguíneo (igualmente para vegetarianas y no vegetarianas), es recomendable que la mujer embarazada inicie el consumo de ácido fólico encapsulado 3 meses  antes del embarazo y hasta las 12 semanas  de gestación. Según la Guía Perinatal del año 2015 se recomienda la administración rutinaria de 1  mg de ácido fólico/ día para todas las mujeres. En Chile, la harina de trigo está fortificada con ácido fólico (2,0-2,4 mg/Kg), por lo que con 2 unidades de pan al día también se logra cubrir la recomendación. Otros alimentos ricos en folatos son: naranja, espinaca cocida y lentejas.

Zinc: Este nutriente previene el bajo peso de nacimiento y partos prematuros. En general es muy bajo el aporte de Zinc de frutas y vegetales. No hay información suficiente como para determinar si es necesaria la suplementación para aquellas embarazadas veganas y vegetarianas. Algunos alimentos ricos en Zinc son: ostras y cereales fortificados.

Calcio: Ayuda a la formación ósea, evita la descalcificación materna, previene las alzas de presión arterial y parto prematuro. Para aquellas ovo-lactovegetarianas y lactovegetarianas no es necesaria la suplementación puesto que con 5 porciones de lácteos al día se logra cubrir esta necesidad. En el mejor de los casos, en una mujer que consume Leche Purita Mamá, bastará con solo 3 tazas/día. Para las veganas es un tema complejo puesto que las bebidas vegetales no siempre están fortificadas de forma adecuada. Se sugiere suplemento oral de Calcio en caso que no se logre la recomendación de este nutriente. Alimentos ricos en Calcio son: lácteos y huevos, bebidas vegetales fortificadas en calcio.

Ácidos Grasos EPA+DHA: Ayudan en la formación del Sistema Nervioso Central y la retina. El mayor consumo de DHA está asociado a un mejor desarrollo del sistema nervioso del feto. Para aquellas pesco-vegetarianas se recomienda consumir pescados dos veces por semana al horno o al vapor, dando preferencia a jurel, salmón, sardina, atún, merluza. Si consume pescados en tarro, preferir al agua y bajo en sodio/sal. El DHA está presente en mayores concentraciones en aquellos pescados naturalmente altos en grasas como el jurel, la sardina y el salmón. Para aquellas vegetarianas estrictas y veganas, la recomendación sería optar por algún suplemento de DHA y EPA fabricado a base de algas.

Vitamina D: Favorece la absorción de calcio y por tanto previene la descalcificación. Esta vitamina se encuentra deficiente en la mayoría de la población, por tanto debe ser suplementada para todos los casos, puesto que ningún alimento es buena fuente natural.

B12: ayuda en la formación de glóbulos rojos, participa en el metabolismo de las proteínas, síntesis de ADN. Sus bajos niveles en el organismo, contribuyen en riesgos como: anemia, anormalidades neurológicas (debilidad, pérdida del apetito, gusto y olfato, irritabilidad, alteración de la memoria depresión, psicosis, adormecimiento de las extremidades y sensación de falta de aire.)

Los estudios no son concluyentes con respecto a los riesgos que produce el déficit de vitamina B12 en una mujer embarazada, sin embargo se han visto algunas publicaciones que sugieren los niños nacen con menor peso (entre 20 y 200 gramos menos), y pudieran presentar problemas en el desarrollo genital del feto. Durante los primeros meses de vida, específicamente entre los 3 y 8 meses de vida, los menores pueden presentar un menor desarrollo general. Es por este motivo que debe ser suplementada en todas aquellas embarazadas veganas y vegetarianas estrictas.

Precauciones durante la lactancia: Durante la lactancia es importante mantener una alimentación igualmente balanceada que durante el embarazo, haciendo énfasis en los mismos nutrientes del embarazo y evitando los mismos alimentos que no signifiquen un riesgo para la salud del niño y la madre, como lo son carnes y pescados crudos Por tanto la madre vegana y vegetariana estricta debieran continuar con su suplementación.

La hidratación de la madre debe estar asociada a la sensación de sed únicamente. Una alimentación por debajo de los requerimientos de una nodriza disminuye la producción de leche materna, al igual que el consumo de tabaco que disminuye en aprox. un  30% la producción de leche materna.

Crean nuevo sistema que permite pasar lista sólo con tomar una foto

  • El sistema alcanza un 95% de precisión y al ser automatizado permite ahorrar tiempo.

Un grupo de ingenieros de la Pontificia Universidad Católica de Chile creó un novedoso sistema automatizado para pasar lista en clases con sólo tomar una fotografía.

El sistema combina avances de la tecnología de reconocimiento facial y la calidad de las imágenes registradas por las cámaras de smartphones.

Hasta el momento la aplicación ha sido probada con éxito en aulas de hasta 70 alumnos. Es así como en una sala con esta cantidad de alumnos un docente puede demorarse en promedio cuatro minutos diarios en pasar lista, lo que se traduce en 80 minutos al semestre.

Con sólo sacar una fotografía a la sala de clases diez sistemas de algoritmos de reconocimiento facial cuentan el número de rostros en un registro digital y luego identificas quiénes son.

Carrera de Kinesiología UC trajo a experto británico en rehabilitación del dolor persistente

  • Michael Stewart, kinesiólogo especialista de la Universidad de Brighton en Reino Unido, se ha especializado durante 23 años en la atención de pacientes con fibromialgia, bursitis crónica, artritis reumatoidea, y síndrome de fatiga crónica, entre otras afecciones que generan dolor persistente. Estados Unidos registra 100 millones de personas que viven con dolor persistente, mientras que Reino Unido alcanza los 15 millones.

Michael Stewart fue el invitado internacional experto que dictó el Curso “Conociendo el dolor: una guía práctica para la terapia del dolor persistente”, dirigido a profesionales kinesiólogos, médicos, terapeutas ocupacionales y otras disciplinas que intervienen en programas de manejo del dolor. La actividad fue organizada por la Carrera de Kinesiología de la Universidad Católica, entre los días 4 y 6 de enero.

Solo en Reino Unido hay 15 millones de personas que tienen dolor persistente todos los días. En un estudio europeo del año 2012, comenta el especialista, se informó que un 45% de los adultos en Europa tienen un dolor persistente y en su opinión, al menos la mitad de ellos asegura que los cuidados recibidos no son efectivos, presentando recurrencia de los cuadros clínicos. Asimismo, en Estados Unidos, un informe del Gobierno afirmó que 100 millones de personas viven con dolor persistente.

El kinesiólogo Michael Stewart comentó que en su trayectoria, ha sido testigo de pacientes con patologías o dolores de larga data, con dolor cervical, de hombro, o lumbar; que aunque experimentan periodos de mejoría, tienen recurrencias constantes, impidiendo o dificultando sus actividades físicas cotidianas, laborales o deportivas, convirtiéndose en pacientes que deambulan durante años en el sistema de salud, muchas veces sin diagnósticos claros. “Son personas con un alto nivel de frustración, que suelen gastar dinero en el sistema de salud privado en busca de soluciones, consumiendo por años antiinflamatorios y analgésicos. También son personas que no tienen muy claro qué medicamentos consumen y para qué sirven, y otro segmento de pacientes está consiente del dolor, pero se niega a consumir fármacos para evitar problemas colaterales. La mayor parte de ellos, aseguran que el dolor no ha cesado durante años de tratamiento”, comenta el experto.

La kinesiología ha logrado significativos avances en la intervención de pacientes con patologías asociadas a dolor crónico. “Sabemos que es difícil tratar a este perfil de pacientes, dado que sus altos niveles de dolor lo convierten en pacientes hipersensibles. Es momento de promover e implementar un aprendizaje interdisciplinario que reúna a médicos, kinesiólogos, enfermeras, psicólogos; todos trabajando en torno al dolor persistente”, añadió.

Stewart explica que es muy importante enseñarle al paciente cómo y cuándo identificar el dolor. Las terapias de educación, técnicas manuales, ejercicios y medicamentos, es una fórmula dinámica que debe adaptarse en el tiempo, opina el docente invitado. El especialista puntualizó: “Esto es como enseñar a conducir un auto, ya que debemos empoderar y educar al paciente para que sepa cómo combinar las herramientas en el manejo de su dolor, y además poner énfasis en la prevención”.

Durante las primeras dos a tres sesiones de kinesiología, el equipo junto al paciente entiende el tipo de dolor y definen un plan de trabajo. En este sentido, el especialista asegura que no existe una receta única según el diagnóstico, sino un plan individual para cada persona, y ante todo escuchar al paciente, que es quien mejor conoce su cuerpo y problema.

Otro punto importante es que la kinesiología para el tratamiento dolor es una herramienta que hoy es capaz de intervenir transversalmente, no solo a nivel musculoesquelético, sino respiratorio, oncológico, reumatológico, entre muchos otros. En la medida que las enfermedades o condiciones de dolor persistente se aborden de forma conjunta y transdisciplinaria, se podrá enriquecer la mirada del paciente como un ser integral, dándole más y mejores técnicas para mejorar su bienestar y anticipar crisis con una mejor preparación, además de construir redes locales de intervención multidisciplinarias en atención al paciente y sus necesidades en su ciclo vital.

Bajo el lema “empoderando el funcionamiento a través de la educación”, Michael Stewart dicta el curso-taller Conociendo el Dolor en diversas universidades del mundo, difundiendo herramientas que permitan abordar de forma conjunta y efectiva, el manejo del dolor en diversas patologías y perfiles de pacientes.

Expertos de la UC enseñan cómo cuidar los oídos en verano

  • Desde otitis, hongos, dermatitis y herpes, hasta insectos introducidos accidentalmente en el oído, son algunos de los problemas más recurrentes en otorrinolaringología en temporada de vacaciones de verano.

Las extendidas horas expuestos a aguas en movimiento y estancadas, cambios de temperaturas y el sol, e incluso la introducción accidental de insectos en el conducto auditivo, son algunas de las razones para dedicar especial cuidado a los oídos este verano. Especialistas de la Universidad Católica comparten algunas recomendaciones para evitar y solucionar a tiempo, cuadros delicados que afectan al oído en niños y adultos.

Según el Dr. David Jofré, Jefe del Departamento de Otorrinolaringología de la Universidad Católica, la otitis externa es un cuadro clínico bastante frecuente en Chile, y si bien en algún momento fue más propio de climas cálidos y países tropicales, hoy con el alza de los viajes y de los deportes acuáticos, se ha transformado en algo más generalizado. “Consiste en una inflamación habitualmente de causa infecciosa en la piel y en la subdermis del conducto auditivo externo, y puede comprometer la primera capa del tímpano. La llamada otitis difusa tienes algunos grupos etarios que son más característicos, principalmente niños menores de 12 años, adultos mayores y quienes practican natación u otros deportes acuáticos, particularmente en condiciones de alta humedad y en meses de calurosos, siendo un factor predisponente la inmersión en aguas cálidas y/o temperadas”.

En caso de acompañarse por fiebre, se sospecha el curso de una otitis media que es un cuadro clínico distinto no relacionado con el agua, sino con congestión de la vía aérea. El especialista comenta que existen otras lesiones en la piel del conducto aiditivo, como la dermatitis seborreica, en que el paciente presenta una descamación de la piel, observándose un conducto seco, brillante y escamoso; siendo un problema crónico que puede aumentar en determinada época del año. Asimismo, el Dr. Jofré destaca que existen otras enfermedades de la piel que producen síntomas de oído externo como la psoriasis o dermatitis de contacto, o bien cuadros virales como el herpes.

Por su parte, Karina Aracena, tecnólogo médico especialista en otorrinolaringología y docente de la carrera de Fonoaudiología de la Universidad Católica, explica que una de las enfermedades más comunes del verano es la otitis externas. “La principal causa es el daño que sufre la piel del interior del oído, tras el contacto prolongado con el agua, algunas veces contaminadas, y la erosión por el secado con objetos como los cotonitos. Hay agentes patógenos en las aguas, que usualmente infectan pequeñas heridas que se forman en el oído”, explica la docente.

Las otitis o inflamación del oído es una enfermedad de cuidado que requiere de la indicación de analgésico y antibiótico en caso de infección, y por ende debe ser tratado en un centro asistencial. En el transcurso del cuadro y hasta la consulta médica, la especialista comenta que es necesario administrar analgésico. En la evolución de este cuadro, el médico comenta que dentro de las primeras 48 horas, el paciente presenta dolor de oído, sensación de calor en el mismo y dolor al mover la mandíbula o masticar, también algunos pacientes manifiestan sensación de oído tapado y salida de líquido desde su interior.

El Dr. David Jofré explica que en el caso de la otitis externa, el tratamiento es local. Y en la otitis media aguda, cuando se corrobora el origen bacteriano, el tratamiento es con antibiótico. “Si hay mucha supuración y otros síntomas, es bueno que lo vea un otorrino, para que pueda drenar la secreción del oído, aspirar la otorrea, con lo cual se alivia el dolor y la sensación de oído tapado también. Hay determinados pacientes que pueden evolucionar y complicarse con hongos en los oídos. Es importante evitar el abuso de las gotas con antibióticos y siempre consultar a un especialista”.

Aracena añade que: “En caso de veranear en lugares ventosos o fríos, deben usarse gorros u orejera. Y si se presentan otitis, jamás introducir objetos o productos, tampoco aire caliente con conos encendidos, ya que el daño podría ser gravísimo si se quema el tímpano”. El secado debe ser suave con tocaciones, sin restregar el oído, con toalla suave o con papel absorbente. En temporada de calor, el oído se seca rápida y espontáneamente.

En caso de que tras zambullidos o piqueros, la persona sienta el oído tapado; Aracena señala que es solo la sensación, pero son gotas depositadas en el sinuoso conducto del oído que se absorben por sí solas en muy poco tiempo. Cabe señalar que en  personas que tienen previamente perforaciones timpánicas, como en la otitis media crónica; al zambullirse en agua tienen alto riesgo de infección por contaminación del oído medio a través de la perforación, que generalmente se manifiesta por salida de líquido desde el oído, sin dolor.

Finalmente, la tecnóloga recomienda evitar la exposición al sol para disminuir el riesgo de cáncer de piel, y poner cada 3 horas bloqueador en las orejas. Asimismo, en caso de camping, el consejo es tener precaución con insectos que se introduzcan en el oído y si ello ocurriera, que mientras se busca ayuda en un centro asistencial, introducir aceite casero para evitar que el insecto perfore el tímpano. “Este tipo de episodios es muy común en campistas y si bien muchos se desesperan, la idea es empantanar en aceite al insecto en el oído hasta que un especialista lo extraiga con el instrumental adecuado en un centro asistencial”, finaliza la docente.

Kinesiología UC promueve la práctica clínica en todas las áreas asociada a un internado profesional extendido

  •  La Carrera, a diferencia de otras universidades, incluye 7 internados profesionales en campos clínicos, en vez de 5 como es el general. La formación incluye una amplia mirada en las áreas cardiorespiratoria, músculo esquelética y neurológica, tanto infantil como en adultos. Hospitales, clínicas, clubes deportivos, centros de alto rendimiento, centros neurológicos e incluso establecimientos clínicos en Canadá, Australia y Barcelona, forman parte de la red de formación práctica.

En el marco de la Semana del Postulante de la Pontificia Universidad Católica de Chile, que se extiende hasta este viernes 28 de diciembre en el Centro de Extensión de la Universidad (Alameda 390, Santiago), directivos y egresados de la Carrera de Kinesiología de la UC, abordan la importancia del extendido internado clínico que caracteriza a este programa de estudios. Más de 35 establecimientos de salud pública y privada, centros de alto rendimiento y clínicas universitarias de Chile, Canadá, Australia y Barcelona, forman parte del campo de práctica profesional.

Kinesiología UC cuenta con 36 establecimientos para prácticas clínicas, dentro de los que destacan los 14 centros de la Red de Salud UC, que van desde el Club Deportivo UC, Áncoras, Centro UC Down, Clínica San Carlos de Apoquindo y Hospital Clínico UC; y se suman 22 establecimientos entre los que se incluyen: Fundación Alter Ego, Corporación Edudown, Patronato Madre-Hijo, Corporaciones Municipales, Complejo Asistencial Dr. Sótero del Río, Pequeño Cottolengo, Fundación Las Rosas, Hospital Josefina Martínez, Hospital del Trabajador, Hospital Clínico La Florida, Instituto Nacional de Rehabilitación Pedro Aguirre Cerda, entre otros. Y por último, entrega la oportunidad de realizar un internado electivo en la Universidad Alberta de Canadá, Universidad Católica Australiana y el Centro de Alto Rendimiento San Cugat de Barcelona.

Según Javiera Fuentes, Directora de la Carrera, las cualidades que diferencian al kinesiólogo UC se sustentan en los pilares de práctica clínica, aprendizaje centrado en el estudiante, y atributos de profesionalismo, en donde se identifican algunas habilidades transversales que se promueven e intencionan durante el plan de estudios, entre ellas: liderazgo, comunicación, pensamiento crítico, orientación a la calidad, actuar ético, orientación al aprendizaje, trabajo en equipo, compromiso social, diversidad e interculturalidad. Del mismo modo, la metodología de aprendizaje centrada en el estudiante, contempla cursos con un alto nivel de exigencia, y se han incorporado innumerables innovaciones docentes que hacen que el proceso sea activo, y que ellos sean responsable de lo que van aprendiendo.

Un aspecto muy importante y diferenciador es la práctica clínica, incorporando actividades clínicas con pacientes reales en campos clínicos de alto nivel, desde el quinto semestre de la carrera, lo que se suma a la gran cantidad de horas de práctica profesional al realizar 7 internados clínicos.

Nicole Budnik, kinesióloga egresada en el año 2016, comenta que realizó internados en el Centro Kine Self de Los Domínicos, del área musculoesquelético; después en la Clínica San Carlos de Apoquindo, en el área Cardio Respiratoria Adulto; luego en el Hospital Clínico La Florida, en las áreas de neurorehabilitación y respiratoria infantil; en el Centro Médico de San Joaquín, en neurorehabilitación adultos; en MEDS y finalmente en el Club Deportivo Cruzados de la UC. “Actualmente trabajo en MEDS. Creo que pocos tenemos la oportunidad de pasar por todas las áreas que existen en kinesiología. Esta experiencia nos sirve mucho para saber qué es lo que nos gusta y fortalecer así nuestras habilidades en esas áreas. Es muy bueno poder tener una visión más completa. Pienso que en el campo clínico es cuándo más se puede aprender y ganar experiencia con apoyo de los tutores y de los otros profesionales. En terreno es el momento de demostrar proactividad, entusiasmo y motivación, y eso lo valoran mucho los tutores y los mismos pacientes”.

En cuanto a la mirada asistencial, Budnik señala que la Universidad le enseñó a ver a las personas de una forma muy integrada y multidisciplinaria. “La prueba más real de ese abordaje es cuando uno pone esa estrategia en práctica y logras ver el verdadero impacto en el paciente, en la adherencia y resultado de su tratamiento. Si los pacientes están contentos, cumplen con las instrucciones…esto va más allá de la bibliografía, sino de la individualidad de cada paciente, sus desafíos y condiciones propias”.

Joaquín Ramírez, kinesiólogo egresado a inicios de 2017, comenta que realizó sus internados en el Hospital Clínico UC, Clínica San Carlos de Apoquindo, Pequeño Cottolengo, Clínica MEDS, Fundación Las Rosas, Hospital Josefina Martínez y Hospital de Urgencia Asistencia Pública (HUAP). Este amplio recorrido instaló en él habilidades de servicio en distintos ambientes clínicos, atendiendo las necesidades de cada población. Una vez egresado, estuvo de reemplazo en campañas de invierno y turnos de contingencia en el Hospital Josefina Martínez y en el HUAP. “Lo ideal fue haber pasado por todas las áreas de kinesiología, lo que a uno le permite reconocer sus aptitudes y gustos en los ambientes clínicos. A mí siempre me gustó el área hospitalaria. Al inicio uno está con muchas dudas, temeroso de hacer cosas, y a medida que va pasando el año uno va adquiriendo más seguridad. Creo que fue favorable para mi tener toda esa experiencia en ámbitos públicos, privados, viendo todo tipo de pacientes. Hoy elijo el área respiratoria pediátrica y UCI”.

Finalmente, para Victoria Hernández, egresada en 2016; “los más beneficiados con pasar dos internados de cada una de las áreas de intervención kinesiológica, somos nosotros. Hoy me dedico al área de neuro rehabilitación pediátrica y trabajo en el Centro Amancay de Las Condes, tratando a niños en el centro ambulatorio y en domicilio; y en el Hospital Josefina Martínez de Puente Alto. Las patologías más frecuentes en las que interviene son parálisis cerebral, síndromes genéticos y enfermedades neuromusculares.

“La neuro rehabilitación me permite tener una visión integral del paciente y de su entorno biopsicosocial, dado que generalmente los niños con problemas neurológicos presentan problemas en su desarrollo motor, generalmente están asociadas a alguna dificultad músculo esquelética o cardiorrespiratoria. Uno logra aplicar todo lo aprendido y tratamos de hacer partícipes a familiares y cuidadores”, finaliza Hernández.

La carrera de Kinesiología de la UC desde este año abrirá otros lugares de práctica clínica, que tienen como objetivo incorporar áreas menos desarrolladas, e igualmente importantes, tales como la investigación en kinesiología.