Tag Archives: Región de Coquimbo

Con éxito finaliza primer encuentro de colaboración entre la ULS y delegación argentina del Poder Judicial

La proyección del trabajo se formalizará en el mes de marzo con la firma de un convenio de colaboración entre la Universidad de La Serena y el Poder Judicial de San Juan, y en la que participará el Ministerio Público y la Defensoría Penal Pública de la Región de Coquimbo.

Con la presencia del Rector de la Universidad de La Serena, Dr. Nibaldo Avilés, la Decana de la Facultad de Ciencias Sociales y Económicas, Dra. Luperfina Rojas, la Defensora Regional Inés Rojas, el Director de Casa Chile en San Juan, Luis Enrique Valdebenito, el Director de la carrera de Derecho de la casa de estudios, abogado Germán Solís, autoridades académicos y la delegación completa de jueces, fiscales y defensores de la Provincia de San Juan, se realizó el cierre de la jornada de asesoría teórico-práctica que la carrera de Derecho de la ULS organizó al Poder Judicial de la Provincia de San Juan, Argentina, en el marco de un trabajo estratégico conjunto de Vinculación con el Medio que lleva adelante la casa de estudios superiores.

Esta alianza, permitirá que la Universidad de La Serena entregue a fiscales, defensores y otros actores relevantes del proceso penal sanjuanino, información relevante sobre el procedimiento penal chileno y lo que ha sido su aplicación práctica en la Región de Coquimbo, esto debido a que en la Provincia de San Juan, han comenzado a implementar este procedimiento inicialmente en los delitos de flagrancia.

El Secretario de la Corte de la Provincia de San Juan, Javier Vera, valoró enormemente esta alianza entre ambas instituciones, señalando que “todas las experiencias relatadas durante nuestra estadía en La Serena, nos permitirá enriquecer el trabajo jurídico, en especial durante las audiencias”.

Por su parte, el Rector de la ULS, Dr. Nibaldo Avilés, expresó que este primer acercamiento con el Poder Judicial de San Juan es muy relevante, ya que “permite compartir la experiencia desde el año 2000 de nuestros académicos que hoy forman parte de la carrera de Derecho”. Asimismo, indicó que “esperamos fortalecer aún más esta alianza con la firma de un convenio de colaboración entre la Universidad de La Serena, a través de su carrera de Derecho, y el Poder Judicial de San Juan, que permitirán dar continuidad en el tiempo a este trabajo en conjunto, junto a concretar las políticas de Vinculación con Medio definidas por nuestra institución y que permitirán fortalecer el quehacer académico, de investigación y de docencia”.

A su vez, la Decana de la FACSE, Dra. Luperfina Rojas, explicó que esta alianza “es una muestra más de nuestra integración con la Provincia de San Juan, que se suma al trabajo realizado desde hace más de 10 años con la Universidad Nacional de San Juan, Argentina, en el marco de los procesos de Vinculación con el Medio que lleva a cabo nuestra Facultad”.

Nueva plataforma permite visualizar la dinámica del uso de suelos agrícolas de la Región de Coquimbo

  • Esta innovadora herramienta web se encuentra alojada en la URL http://promus.prommra.cl y viene a ser un aporte al sector agrícola para la toma de decisiones informadas y oportunas.

 “Plataforma de seguimiento del uso de suelos agrícolas”, también conocida como Plataforma PROMUS (http://promus.prommra.cl), es una nueva e innovadora herramienta web que permite conocer la dinámica de uso de suelos agrícolas de la Región de Coquimbo.

 Desarrollada por el Laboratorio PROMMRA de la Universidad de La Serena en el marco del proyecto FIC R 2015 “Generación e implementación de un programa de seguimiento y monitoreo de suelos agrícolas para el ordenamiento del territorio” (PROMUS), esta plataforma permite, entre otros, conocer la situación de la superficie agrícola actual e histórica de las provincias de Elqui, Limarí y Choapa, de las áreas que se encuentran bajo riego, a lo que se suman los efectos de los eventos climáticos que han afectado a dichas zonas.

 Con la finalidad de dar a conocer y difundir los resultados obtenidos tras el análisis de la temporada agrícola 2016/2017, PROMMRA realizó el taller “Plataforma de seguimiento del uso de suelos agrícolas: uso y aplicaciones” en las ciudades de Illapel, Ovalle y La Serena. Estas actividades contaron con la participación de representantes de diversas instituciones gubernamentales, entre los que destacan la Seremi de Obras Públicas, Mirtha Meléndez y el Consejero Regional y Presidente de la Comisión de Fomento Productivo Ciencia, Tecnología e Innovación del Gobierno Regional de Coquimbo, Agapito Santander.

 Tras participar de las charlas impartidas por los ingenieros agrónomos, Dr. Héctor Reyes y Aldo Tapia, la Seremi destacó que este tipo de plataformas “va a permitir tomar decisiones a muchas autoridades con respecto a muchos eventos que se producen. Por ejemplo, el tema de la sequía, el tema de todo lo que es área bajo riego y la infraestructura. Cuando hablas de infraestructura de riego, me refiero a cómo ésta va a tener un impacto sobre el territorio”.

 Sobre este mismo tema, el Consejero Regional agregó que “me parece excelente utilizar las herramientas tecnológicas en la agricultura para ver y analizar el uso de los suelos, los problemas que hay, las dificultades que tenemos. Por lo tanto, voy a informar al Gobierno Regional de que este ha sido, en realidad, un recurso muy bien invertido”.

 La misma opinión mantiene la Seremi de Obras Públicas al señalar que la incorporación de la tecnología al ámbito agrícola es fundamental ya que, al contar con información oportuna e inmediata, los agricultores pueden tomar decisiones al instante en su mismo predio. “Esta plataforma es muy amigable, muy fácil de entrar y, además, es vinculante con otros muchos instrumentos. Entonces creo que es muy positivo y me alegro mucho que el Gobierno Regional realice convenios con universidades, lo mejor es que este proyecto FIC no termina aquí, sino que sigue, uno la puede seguir alimentando con datos, de tal forma de ir actualizando la información”.

 Durante la ejecución y desarrollo de PROMUS, el laboratorio ha estado utilizando imágenes satelitales de los satélites Landsat y Sentinel, los cuales pueden capturar datos de la superficie de la tierra con una frecuencia de diez y cinco días respectivamente, a lo que se suma que además permiten entregar una mirada global y actualizada de la dinámica de la superficie agrícola de la zona en relación a los fenómenos hidroclimáticos que la afectan.

 Sobre este punto, el director de la iniciativa, Dr. Héctor Reyes, señaló que se ha constatado que el uso de suelos agrícolas en la Región de Coquimbo es dinámico en cuanto a su estructura, espacio y tiempo, por ello, los sistemas tradicionales de seguimiento, como los censos y los catastros al ser estáticos presentan algunas limitaciones para dar cuenta de manera rápida y global a las alteraciones provocadas por fenómenos hidroclimáticos como sequías, heladas y otros eventos modificadores del paisaje, “por lo tanto, si bien son un soporte importante para la planificación del territorio, no permiten obtener una visión dinámica de lo que ocurre”.

Sondeo USS: 44% se sintió afectado psicológicamente tras el terremoto en la Región de Coquimbo

Según sondeo realizado por el Centro de Estudios de la Universidad San Sebastián, solo un 13% de los encuestados dijo no tener ningún tipo de secuela luego de vivir el sismo de 8,4 grados Richter. El 70% admitió que alguna vez pensó que viviría un terremoto.

Seis de cada 10 coquimbanos se siente preparado en caso de sismos o terremoto. Así se desprende del sondeo “Conocimiento y percepción de sismos”, realizado por el Centro de Estudios de la Universidad San Sebastián en la región de Coquimbo, la cual deja en evidencia además que, mientras 33% se siente capacitado para enfrentar este tipo de emergencias naturales, otro 27% considera que no cuenta con ningún tipo de preparación.

Entre los resultados, destaca que 44% de las personas se sintió afectada en materias de salud psicológica y sólo 13% dijo no tener ninguna secuela tras el 16 de septiembre pasado, cuando vivieron el sismo de 8,4 grados Richter. 70% admitió que alguna vez pensó que viviría un terremoto.

“La cercanía de Chile a la Placa de Nazca hace que experimentemos permanentemente actividad sísmica, es algo casi cotidiano. Sin embargo, la cotidianidad, la falta de preparación y el desconocimiento pueden eventualmente jugar en contra. Evidentemente, en los días posteriores a un sismo se observa mayor preparación en la ciudadanía y coordinación con organismos, comités y oficinas de emergencia, lo cual es útil para enfrentar las réplicas. Lo importante es que todos los hogares tengan su kit de supervivencia, conozcan las rutas de evacuación, participen de simulacros y sepan mantener la calma”, comenta Félix Caicedo, director de Ingeniería Civil USS.

En este sentido, no instruirse al respecto de medidas de seguridad en caso de sismos “puede ser una diferencia clave cuando se trata de actuar rápido y de forma eficiente”, dice Caicedo.

Y si de conocimientos se trata, el sondeo arroja que el 66% de los encuestados desconoce la diferencia entre las escalas de Richter y Mercalli. Sólo un tercio asevera conocer la diferencia entre estas medidas y el desconocimiento se acentúa hacia los sectores más vulnerables: 80% alcanza en el sector E, en comparación con el 57% que se aprecia en el ABC1. Además, exclusivamente entre quienes aseguraron conocer la diferencia, sólo 44% dijo que Mercalli mide la percepción humana del sismo y 31% que Richter es la cantidad de energía liberada en un sismo.

“En el ciudadano común, desconocer esta diferencia puede manifestarse en un aumento desmesurado de la sensación de pánico y confusión posterior a la actividad sísmica al intentar interpretar una noticia o reporte. Mientras la actividad sísmica es experimentada, dudo que conocer la diferencia o desconocerla tenga alguna utilidad. Cierto es que la escala Mercalli es más cercana a explicar cómo cada uno de nosotros experimenta un sismo y los daños que produce, mientras la de Richter se refiere a la cantidad de energía liberada”, explica el académico de la USS.

Por otra parte, sobre la percepción de sismos, la encuesta revela que en un 16% aumentó el número de personas que declaró tener un kit de supervivencia tras el último terremoto en la zona. Mientras, 9% subió el conocimiento de procedimientos en caso de terremoto, pasando de 85% de las personas que sabían qué hacer en estos casos de emergencia, a 94%.

“Para un ciudadano común, nunca está de más conocer en términos básicos cómo se comportan las estructuras en las que vive o trabaja. O para que en el momento de adquirir un inmueble, no se quede con dudas sobre los elementos sismo-resistentes que éste contiene; siempre es mejor preguntar y recibir respuestas en términos comprensibles”, destaca Caicedo.

Asimismo, “si estos conocimientos se utilizan para seguir con mayor firmeza las indicaciones de seguridad, evacuación, etc., estaría perfecto. Sin embargo, sería perjudicial si los conocimientos hacen que una persona sobre estime su capacidad de reacción, cuestione normas o entorpezca el rol de liderazgo en un procedimiento en detrimento de la seguridad de otros”, agrega.

“Este estudio deja tres sensaciones en el aire, primeramente, el desconocimiento técnico de las escalas de medición de movimientos telúricos en un país que se auto declara con “cultura sísmica”. Lo segundo y personalmente más importante que lo primero, según lo que declaran los consultados, un alto grado de preparación ante estos eventos y finalmente, un alto impacto psicológico entre quienes vivieron el terremoto de septiembre en la IV Región y que los hace creer, en su mayoría, que volverán a vivir una situación similar incluso antes de que este año acabe”, destacó Fabián Riquelme, director del Centro de Estudios USS.

El sondeo “Conocimiento y percepción de sismos” corresponde a un trabajo cuantitativo realizada por el Centro de Estudios de la Universidad San Sebastián, entre hombres y mujeres de 18 años o más, residentes en la Región de Coquimbo. La realización de la misma fue vía telefónica mediante un cuestionario estructurado. El muestreo es aleatorio, con un total de 241 encuestados reales. El margen de error es de 5%, con un 95% de confianza y un error ajustado de 5,1479%.

Fuente: USS

Proyecto de la ULS busca disminuir la incertidumbre de la disponibilidad hídrica de la Región de Coquimbo

La disminución de la incertidumbre junto a la implementación y transferencia de la información hidrológica anticipada de la temporada, permitirá una mejor gestión de los recursos hídricos por parte de las propias organizaciones de usuarios de agua de la zona, ya que podrán programar sus dotaciones a partir de estos datos entregados.

En las dependencias de la Junta de Vigilancia de Río Choapa, en Salamanca, se realizó el lanzamiento del proyecto titulado “Generación e implementación de una plataforma de modelo predictivo de caudales de cabecera para las principales cuenca de los ríos Elqui, Limarí y Choapa – PRO-Q”, que tiene como principal propósito contribuir a la solución de la incertidumbre hídrica en la Región de Coquimbo.

La iniciativa es ejecutada por el Laboratorio de Prospección, Monitoreo y Modelación de los Recursos Hídricos y Ambientales (PROMMRA), dependiente del Departamento de Agronomía de la Universidad de La Serena, y financiada por el Gobierno Regional de Coquimbo, a través del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC).

Al respecto, el Secretario Académico de la Facultad de Ciencias de la ULS, Dr. Héctor Reyes, se refirió a la relevancia que tiene este proyecto en cuanto al compromiso que tiene la casa de estudios con las problemáticas que afectan a la Región.  “Esta idea abre un espacio de construcción de aquello tan deseado por todos quienes están ligados a los recursos hídricos, que tiene relación principalmente con la incertidumbre. Podremos disponer de información de manera anticipada para tomar decisiones y así disminuir los efectos negativos por no saber qué escenarios se avecinan en relación a esto”, señaló el Dr. Reyes.

La disminución de la incertidumbre junto a la implementación y transferencia de la información hidrológica anticipada de la temporada, permitirá una mejor gestión de los recursos hídricos por parte de las propias organizaciones de usuarios de agua de la zona, ya que podrán programar sus dotaciones a partir de estos datos entregados.

Así lo manifestó el investigador y director del laboratorio PROMMRA, Dr. Pablo Álvarez,  quien señaló que “las organizaciones de regantes podrán ocupar estos modelos para poder predecir y tomar decisiones, y no solamente basarse en los datos históricos, que está muy bien. Si a la historia le anexamos el modelamiento con la experiencia de las propias organizaciones va a salir un productor bastante mejor”.

Por su parte, el encargado de Recursos Hídricos de la Corporación Regional de Desarrollo Productivo, Cristián Baquedano, destacó las gestiones realizadas tanto por la ULS como también por el GORE al lanzar este tipo de iniciativas. “Es importante que este proyecto se traduzca en productos que le sirva a la gente, porque en estos periodos de sequía saber con anticipación del agua que va a estar acumulada en tres o seis meses, puede tener un impacto muy relevante en el bolsillo”, señaló Baquedano.

El proyecto tiene una duración de 15 meses, dentro de los cuales, además de establecer un modelo predictivo, generará el diseño de una plataforma web que entregará los pronósticos de caudales de la temporada de riego a escala mensual de estas zonas.

La disminución de la incertidumbre junto a la implementación y transferencia de la información hidrológica anticipada de la temporada, permitirá una mejor gestión de los recursos hídricos por parte de las propias organizaciones de usuarios de agua de la zona, ya que podrán programar sus dotaciones a partir de estos datos entregados.

En las dependencias de la Junta de Vigilancia de Río Choapa, en Salamanca, se realizó el lanzamiento del proyecto titulado “Generación e implementación de una plataforma de modelo predictivo de caudales de cabecera para las principales cuenca de los ríos Elqui, Limarí y Choapa – PRO-Q”, que tiene como principal propósito contribuir a la solución de la incertidumbre hídrica en la Región de Coquimbo.

La iniciativa es ejecutada por el Laboratorio de Prospección, Monitoreo y Modelación de los Recursos Hídricos y Ambientales (PROMMRA), dependiente del Departamento de Agronomía de la Universidad de La Serena, y financiada por el Gobierno Regional de Coquimbo, a través del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC).

Al respecto, el Secretario Académico de la Facultad de Ciencias de la ULS, Dr. Héctor Reyes, se refirió a la relevancia que tiene este proyecto en cuanto al compromiso que tiene la casa de estudios con las problemáticas que afectan a la Región.  “Esta idea abre un espacio de construcción de aquello tan deseado por todos quienes están ligados a los recursos hídricos, que tiene relación principalmente con la incertidumbre. Podremos disponer de información de manera anticipada para tomar decisiones y así disminuir los efectos negativos por no saber qué escenarios se avecinan en relación a esto”, señaló el Dr. Reyes.

La disminución de la incertidumbre junto a la implementación y transferencia de la información hidrológica anticipada de la temporada, permitirá una mejor gestión de los recursos hídricos por parte de las propias organizaciones de usuarios de agua de la zona, ya que podrán programar sus dotaciones a partir de estos datos entregados.

Así lo manifestó el investigador y director del laboratorio PROMMRA, Dr. Pablo Álvarez,  quien señaló que “las organizaciones de regantes podrán ocupar estos modelos para poder predecir y tomar decisiones, y no solamente basarse en los datos históricos, que está muy bien. Si a la historia le anexamos el modelamiento con la experiencia de las propias organizaciones va a salir un productor bastante mejor”.

Por su parte, el encargado de Recursos Hídricos de la Corporación Regional de Desarrollo Productivo, Cristián Baquedano, destacó las gestiones realizadas tanto por la ULS como también por el GORE al lanzar este tipo de iniciativas. “Es importante que este proyecto se traduzca en productos que le sirva a la gente, porque en estos periodos de sequía saber con anticipación del agua que va a estar acumulada en tres o seis meses, puede tener un impacto muy relevante en el bolsillo”, señaló Baquedano.

El proyecto tiene una duración de 15 meses, dentro de los cuales, además de establecer un modelo predictivo, generará el diseño de una plataforma web que entregará los pronósticos de caudales de la temporada de riego a escala mensual de estas zonas.

Fuente: ULS

U. de La Serena busca desarrollar un programa de monitoreo del uso de suelos en la Región de Coquimbo

Uno de los productos que generará el proyecto FIC-R 2015, será una plataforma electrónica donde se alojará la información generada, cuyos beneficiaros podrán acceder a ella para consultas u otros usos. Además, se capacitará a los actores ligados a la problemática en el manejo e interpretación de la información generada.

Desarrollar un programa de monitoreo y seguimiento del uso de suelos enfocado en el área de riego de la Región de Coquimbo, que permitirá comprender la situación hídrica de un territorio, es el principal objetivo del proyecto financiado con aportes del Fondo de Innovación para la Competitividad del Gobierno Regional de Coquimbo FIC-R 2015, y ejecutado por la Universidad de La Serena, a través del Laboratorio de Prospección, Monitoreo y Modelación de Recursos Agrícolas y Ambientales (PROMMRA) del Departamento de Agronomía.

“Generación e implementación de un programa de seguimiento y monitoreo de uso de suelos agrícolas para el ordenamiento del territorio – PROMUS”, es el nombre de esta iniciativa de la ULS que generará una plataforma electrónica donde se alojará la información generada, cuyos beneficiaros podrán acceder a ella para consultas u otros usos. Además, se capacitará a los actores ligados a la problemática en el manejo e interpretación de la información generada.

La presentación de PROMUS, realizada en la Provincia de Limarí, estuvo a cargo del responsable del proyecto y académico del plantel, Dr. Héctor Reyes, quien explicó que “la iniciativa va a generar una base de información suficiente para tomar decisiones que le van a servir indudablemente al productor, pero también a nivel de toma de decisiones en el ámbito de políticas públicas”.

El proyecto estará focalizado en la Región de Coquimbo en su conjunto, considerando un énfasis en las zonas de riego de las provincias de Elqui, Limarí y Choapa. Por esta razón, cuenta con la colaboración de la Junta de Vigilancia del río Grande, Limarí y sus Afluentes, la Junta de Vigilancia del río Elqui y sus Afluentes, la Junta de Vigilancia del río Choapa y sus Afluentes, la Asociación de Canalistas del Embalse Recoleta, y la Corporación Regional de Desarrollo Productivo de Coquimbo.

Al respecto, la directora subrogante del Departamento de Agronomía de la Universidad de La Serena, Carol Krauzs, enfatizó la relevancia que tiene este proyecto para la casa de estudios, la Región de Coquimbo y el país. “Los productos que generará esta iniciativa serán un pilar fundamental para anticiparse a cualquier efecto directo que puedan tener distintos fenómenos como por ejemplo, las sequías, heladas, temporales, entre otros fenómenos”, señaló.

Fuente: ULS