Tag Archives: san pedro de atacama

Investigadores realizan conservación preventiva de gorros atacameños prehispánicos

  • Más de 200 gorros provenientes de ajuares funerarios datados entre el 500 d.C. y el 1.500 d.C. se resguardan en los depósitos arqueológicos del Instituto de Investigaciones Arqueológicas y Museo R.P. Gustavo Le Paige S.J. de la UCN, en San Pedro de Atacama.

Un grupo de expertos se encuentra realizando un minucioso trabajo de conservación de la colección de antiguos gorros de Atacama resguardados por el Museo R.P. Gustavo Le Paige S. J. de la Universidad Católica del Norte (UCN) en San Pedro de Atacama, en el marco de una investigación encabezada por la arqueóloga, Dra. Helena Horta, académica de dicha casa de estudios superiores.

Se trata del proyecto “Estudio multidisciplinario del sistema religioso atacameño: parafernalia alucinógena, cronología y diferenciación social (500-1500 d.C.)”, financiado a través del Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondecyt) de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt).

El gorro fue parte esencial de la vestimenta de los antiguos habitantes del  área atacameña, entre el 500 d.C. y el 1.500 d.C., y son investigados dentro del análisis contextual de los objetos que acompañan a los individuos en los ajuares funerarios. “Estos gorros eran usados por hombres -adultos y niños- y son parte de la vestimenta con la que eran enterrados los atacameños varones”, señala Helena Horta, quien agrega que “estamos hablando de que el gorro atacameño tuvo vigencia por los menos durante mil años; es un indicador de identidad, de la calidad de varón y de alguna diferenciación social en estudio”.

CONSERVACIÓN

Las conservadoras Francisca Gili y Macarena Bugueño, encargadas de llevar a cabo las campañas de conservación preventiva en este proyecto, explican que en su trabajo no se intervienen directamente los gorros, sino que se realizan acciones indirectas sobre ellos. Esto, implica mejorar los embalajes para que las piezas descansen en cajas especialmente preparadas para mantener su estructura.

De forma paralela, también se está avanzando en la documentación asociada a cada pieza recuperada por el Padre Gustavo Le Paige en las excavaciones que realizó aproximadamente entre 1955 y 1975. La información contextual es revisada y se sistematiza en fichas de documentación creadas para este propósito.

Tanto el trabajo de conservación preventiva como el de documentación de los gorros, complementan las labores realizadas durante el traslado de la colección a la Zona de Recintos Transitorios del Museo, en donde se encuentran actualmente las colecciones.

“Al conservar la colección de gorros, esta queda disponible para futuras investigaciones y no solo eso, sino que también a disposición de los artesanos locales que quieran conocerla. Con esto, le estamos dando 50 o 100 años más de estabilidad a las piezas y su información asociada”, explicó Francisca Gili.

FORMA CARACTERÍSTICA

Si bien existen en la colección gorros de diferentes formas, el tocado mayoritario es el gorro atacameño. Tiene una forma muy característica y se compone de dos partes realizadas con técnicas diferentes: el casquete superior tejido en técnica de anillado por medio de agujas de cactus y fibra de camélido y, por otra parte, una estructura interior de fibra vegetal trenzada, cubierta por cintas de cuero de camélido.

“Son gorros complejos, porque tienen más de una técnica en sí mismos, e incluyen diseños y colores teñidos en los casquetes. Muchos de estos tienen un gran penacho de plumas de parina de color naranja, que los hace especialmente llamativos”, explicó Helena Horta.

Esta investigación concluirá en 2019, cuando se obtengan los resultados finales que, sin duda, contribuirán a un mayor conocimiento de la práctica alucinógena atacameña y el contexto social que la rodeaba.

Expertos analizaron los desafíos de las democracias emergentes en cita internacional en San Pedro de Atacama

Escuela de Verano reunió a investigadores y estudiantes de postgrado de diversas nacionalidades en instalaciones de la Universidad Católica del Norte.

Conflictos ambientales, racismo, temas de género, colonialismo estatal y comunidades cada vez más empoderadas, entre otros desafíos que deben enfrentan las democracias y las sociedades modernas, analizaron expertos de todo el mundo en San Pedro de Atacama.

Durante seis días, medio centenar de académicos, investigadores y estudiantes de postgrado, se dieron cita en la localidad ubicada al interior de la Región de Antofagasta para compartir conocimientos y experiencias en la Primera Escuela de Verano Latinoamericana en Problemáticas Sociales (LASSSI), encuentro de carácter global que tuvo lugar en las instalaciones del Instituto de Investigaciones Arqueológicas y Museo (IIAM) de la Universidad Católica del Norte (UCN).

Derechos humanos, autonomías, etnicidad, identidad, modernidad, conflictos, formación del estado, democracia, prejuicio, medio ambiente, violencia y justicia, marcaron la pauta de un evento que buscó mirar en conjunto problemáticas que afectan a amplios sectores de la población mundial. “Son todos temas que se enmarcan dentro de lo que hemos denominado ‘democracias emergentes y nuevas formas de coexistencia’. Y esto es un concepto que comenzamos a elaborar en conjunto con los coorganizadores a partir de reflexionar sobre las transformaciones que existen en las democracias y cómo estas tienen impactos directos e indirectos en la forma como comprendemos y teorizamos los procesos democráticos contemporáneos”, explicó el académico del IIAM, Dr. Manuel Prieto.

El investigador agregó que si bien los temas son analizados desde una escuela latinoamericana, esto no quiere decir que estas materias estén centradas solo en esta área geográfica, sino que tienen un alcance global. Es así como el encuentro incluyó experiencias y la presencia de expertos de lugares tan diversos como Estados Unidos, Asia y Europa, entre otros.

Una de las apuestas de la jornada fue teorizar fenómenos contemporáneos sociales que están ocurriendo, desde las ciencias sociales, pero utilizando casos de estudio, paradojas, conflictos y tensiones que son de interés para comprender las democracias emergentes y problematizarlas a partir de casos que se dan en distintos lugares del globo. “No vemos a las democracias como un fenómeno estable, sino que siempre en una constante transformación, donde hay tensiones, paradojas y distintos tipos de conflictos, los que algunas veces no son tan visibles”, puntualizó el investigador.

La Escuela de Verano estuvo focalizada en aquellas preguntas de investigación que tienen que ver en cómo se van configurando distintas formas de vida y relaciones sociales entre humanos y el medio ambiente, economía política, imaginarios raciales, construcciones de ciudadanía y estudiar estos procesos desde teoría social crítica.

El Dr. Prieto explicó que si bien no se pueden hacer proyecciones a futuro, desde su visión y área de especialización en áreas de medio ambiente y sociedad, sí es posible apreciar relaciones cada vez más conflictivas entre grupos de poder y comunidades locales con respecto al control de los recursos naturales. Estas últimos, agrega, están sufriendo una disminución al acceso a los recursos y por las consecuencias de la degradación ambiental, debido a múltiples factores, entre los que se incluye un modelo de economía política que privilegia a ciertos sujetos por sobre otros.

ENCUENTRO GLOBAL

La realización del Latin American Summer School on Social Issues (LASSSI), convocó, en modalidad de claustro, a investigadores y estudiantes de postgrado de distintas nacionalidades. Los asistentes participaron en seis talleres que en su desarrollo integraron disciplinas transversales, como geografía, antropología y psicología, entre otras.

La Escuela fue gestada en una iniciativa conjunta entre el FONDAP, Centro de Estudios Interculturales e Indígenas (CIIR) y el IIAM, con el patrocinio de los doctorados en Educación, Geografía y Psicología de la P.U. Católica de Chile; el Doctorado en Estudios Latinoamericanos de la U. de Chile y el Doctorado en Antropología UCN/UTA.

El impacto del encuentro fue resaltado por la vicerrectora de Investigación y Desarrollo Tecnológico de la UCN, Dra. María Cecilia Hernández, quien explicó que la jornada incluyó temas que resultan provocadores desde el mundo privado y público. No obstante, sostuvo, la universidad mantuvo una independencia para plantear temáticas que tienen que ver con impacto ambiental, democratización, identidad y pueblos originarios, entre otras, dando los espacios necesarios para que estos se desarrollen.

Junto con resaltar el nivel de los participantes y expositores, la autoridad agregó que el hecho que el encuentro tuviera lugar en San Pedro de Atacama es relevante, ya que tiene que ver con temas sociales que se desarrollan en la zona y que forman parte del trabajo de la UCN.

En esta perspectiva, el director del IIAM, Dr. Hans Gundermann, puso énfasis en que esta iniciativa va más allá de lo que comúnmente se entiende como una escuela de verano, ya que tiene características distintas que incluye la participación de académicos de nivel internacional y de un alumnado global, entre los que se incluyen estudiantes avanzados de doctorado y jóvenes doctores que tuvieron la oportunidad única de discutir temáticas con profesores que están en la cima de la actividad académica mundial. “Es un lugar y tiempo de trabajo concentrado en torno a temáticas de muy alto nivel”, acotó el especialista.

La Dra. Sol Serrano, vicerrectora de Investigación de la P. U. Católica de Chile, valoró la realización de la Escuela desde el ámbito de la descentralización del país. Puntualizó que este proceso se genera a través de la colaboración real de investigadores y estudiantes de universidades de América Latina, Estados Unidos, Europa y de otros lugares, los que se juntan para discutir temas que les son comunes.

“El tema de la interculturalidad es mundial. La gran forma de la descentralización son los verdaderos temas comunes globales”, comentó, junto con indicar que la descentralización va de la mano con la internacionalización y con la colaboración entre las universidades regionales y las de Santiago.

JÓVENES INVESTIGADORES

“Hay distintas disciplinas en las que nos podemos informar y aprender”, enfatizó el investigador David García, de la Universidad de Ottawa, Canadá, quien resaltó el carácter interdisciplinario del encuentro.

Para el joven científico de origen colombiano, uno de los aspectos destacados es que la Escuela reunió a estudiantes de doctorado y maestría de diferentes países. “Nos permitió generar redes académicas con diferentes personas y compañeros”, indicó, junto con señalar que una de las áreas que más le interesó fue la relacionada con el ámbito de los Derechos Humanos, tema contingente con el proceso de paz que se desarrolla en la actualidad en Colombia.

Para la candidata a doctora en antropología Amy Kennemore, de la Universidad de California, San Diego (EE.UU.), la experiencia de visitar el norte de Chile fue relevante para adquirir nuevos conocimientos. “Estoy haciendo un proyecto de investigación de dos años en La Paz, Bolivia”, indicó, junto con valorar la experiencia adquirida en la Escuela de Verano para su trabajo en pluralismo jurídico en relación con la nueva constitución boliviana de 2009 y su relación con los derechos indígenas en ese país.

Valoró en especial la posibilidad de compartir puntos de vista y proyectos con otros especialistas. “Ya conocí a cuatro personas que tienen vínculos con mi estudio o con Bolivia en sí. Y esto es increíble, porque nunca pensé que iba a encontrarlos o tener este tipo de espacios”, señaló.

En esta misma línea, el antropólogo chileno Matías Calderón puso énfasis en la posibilidad que abrió la Escuela de Verano para interactuar con profesionales de todo el mundo. “Nos articula con redes y nos pone al día con discusiones que quizás aquí no se están dando, y nos puede actualizar en perspectivas y datos de cualquier parte del mundo, lo que es fundamental para nuestras investigaciones”.

El joven investigador, que está realizando sus estudios de doctorado en Antropología en el programa UCN/UTA, indicó que el encuentro le sirvió para profundizar en temáticas de transformaciones territoriales y socio ambientales de movimientos indígenas. “Mi intención fue nutrirme de los talleres de la Escuela de Verano para poder profundizar esos temas y actualizarme con distintos enfoques”, acotó.

EXPERTOS MUNDIALES

Las jornadas de trabajo y exposiciones contaron con la participación de expositores internacionales de primer nivel, entre los que destacaron Thomas Blom y Helene Risor, con temáticas como la formación del estado y la soberanía, desde una visión antropológica.

Materias como el racismo y el prejuicio fueron abordados por los investigadores Jim Sidanius y Héctor Carvacho; mientras que los conflictos medioambientales y el desarrollo de los pueblos indígenas fueron analizados a partir de la mirada de los doctores Manuel Prieto y Tom Perreault.

Los workshop también consideraron materias de gran contingencia, como la violencia, los derechos humanos y la justicia, a través de expertos como Karine Vanthuyne y Salvador Millaleo. Asimismo, diversos aspectos en torno a la identidad étnica, modernidad y perspectivas de conflicto, fueron discutidos a través del aporte de las investigadoras Sharika Thiranagama y Marjorie Murray.

Otra materia de actualidad, como es el caso de las autonomías, fueron abordadas por los especialistas Charles Hale y Rosamel Millamán.

El desarrollo de la Escuela de Verano también contó con la presencia del Premio Nacional de Historia 2002 y Doctor Honoris Causa de la UCN y académico de esa institución, Dr. Lautaro Núñez.

UCN presenta libro de pinturas del padre Gustavo Le Paige

“Imaginario y vida de un misionero jesuita” es un homenaje al fundador del museo arqueológico ubicado en San Pedro de Atacama.

Un homenaje al padre Gustavo Le Paige s.j., creador del museo arqueológico que lleva su nombre en San Pedro de Atacama, y Doctor Honoris Causa de la Universidad Católica del Norte (UCN), realizaron representantes de distintas instituciones en la presentación del libro de pinturas del recordado sacerdote: “Imaginario y vida de un misionero jesuita”.

La ceremonia, que tuvo lugar en el salón América de la Biblioteca Nacional, en Santiago, incluyó palabras del académico de la UCN, Dr. Lautaro Núñez, autor de los textos de la publicación; del Vice Gran Canciller de la UCN, padre André Hubert, y del Dr. Pablo Chiuminatto.

La actividad, desarrollada por la Delegación de Valonia-Bruselas (Bélgica) y la Universidad Católica del Norte, presentó la primera edición impresa, llevada adelante por Ediciones Universitarias de esa casa de estudios superiores QILLQA Ediciones, Colección Textos Visuales del Instituto de Investigaciones Arqueológicas y Museo (IIAM) de la UCN.

El texto incluye palabras introductorias del rector Jorge Tabilo Álvarez y también del Vice Gran Canciller de la institución nortina, padre André Hubert s.j. La editorial estuvo a cargo de la académica Dra. Carolina Agüero (editora QILLQA).

HOMENAJE

El Dr. Lautaro Núñez, Premio Nacional de Historia 2002, es el autor de los textos, por medio de los cuales conduce al lector a conocer la vida de Le Paige, partiendo en Bélgica, siguiendo en el Congo y finalizando en San Pedro de Atacama y sus alrededores.

En parte del recorrido señala que este constituye un modesto homenaje a la vida y obra del sacerdote. En el capítulo “Los inicios” menciona que no es fácil escribir sobre el amigo y quien fue un protagonista de una de las grandes utopías del desierto.

El lector podrá descubrir y encontrar respuesta a muchas interrogantes que en la actualidad existen sobre el misionero, en especial aquellas que lo hicieron merecedor de homenajes, reconocimientos y el recuerdo que ha dejado en el pueblo, en su Orden y en la Universidad Católica del Norte, institución que le entregó la máxima distinción honorífica de Doctor Honoris Causa en 1975.

Las páginas están adornadas por bellas imágenes, óleos con motivos religiosos, familiares y de África; de San Pedro de Atacama y sus alrededores.

El libro aporta en el conocimiento sobre la historia íntima y social de las pinturas del sacerdote jesuita, en un viaje colmado de color, imágenes que muestran paisajes y personas que fueron parte del andar del reconocido misionero fallecido en 1980.

Fuente: UCN

Entregan restaurada gran parte de la iglesia de San Pedro de Atacama

  • Universidad Católica del Norte participó en importante proyecto de rescate patrimonial.

Hace un año, la Fundación Altiplano se hizo cargo de la restauración de la iglesia de San Pedro de Atacama, una tarea que estaba pendiente desde 2010, años en los cuales se hicieron distintos esfuerzos para restaurar un templo que presentaba severos daños estructurales y que estará completamente terminado en agosto próximo.

La fundación comenzó los trabajos abocándose principalmente al reforzamiento estructural, tanto del techo como de los muros y fundaciones que lo requerían. “Como cualquier construcción patrimonial de adobe que con el paso de los años y la acumulación de daños de agentes externos o naturales”, indicó Beatriz Yuste, arquitecta encargada del proyecto, quien también destacó la restauración de los bienes culturales del templo.

Es así como se restauraron cuatro imágenes y el retablo del altar mayor, sector en el cual aparecieron imágenes que estaban ocultas hace más de 100 años.

Sergio Alfaro, director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica del Norte (UCN), también se refirió al tema: “Fue una gran oportunidad para la Escuela, ya que se trató de una tarea de aprendizaje, porque por primera vez la iglesia quedó al descubierto con toda su estructura y pudimos aprender mucho de los sistemas constructivos, de los hallazgos arqueológicos, de la revalorización artística, sobre todo en la etapa de retablo y altar. Además, se descubrieron valiosísimas pinturas que estaban tapadas por el paso del tiempo, y hay un hito importante que se refiere a la recuperación del órgano indiano, que por 120 años estuvo sin sonar y ahora se pondrá en valor a través de un concierto que lo va a poner en servicio de la comunidad”.

La labor realizada para devolver la iglesia a la comunidad fue un trabajo arduo e interesante, comentó Beatriz  Yuste, el cual fue coordinado con los habitantes de San Pedro. “La Fundación Altiplano opera en Arica y Parinacota, pero nuestro equipo técnico ha venido aquí y ha trabajado con maestros y gente local, para que ellos aprendan estas técnicas tradicionales y puedan seguir rescatando el patrimonio de este lugar”, expresó la arquitecta.

En lo personal, dijo que el trabajo con la comunidad fue enriquecedor, porque ellos participaron de reuniones quincenales tomando decisiones en conjunto con la fundación, sobre cómo iba a quedar el templo, decisiones de acabado y estuvieron presentes durante todo este proceso.

UCN

A través de su Escuela de Arquitectura, la Universidad Católica del Norte participó en la restauración y entrega preliminar de la iglesia de San Pedro. “Se firmó un convenio con la Fundación Altiplano para apoyar todo el proceso de restauración desde el personal académico como el estudiantado”, expresó Sergio Alfaro, director de la Escuela de Arquitectura.

Los profesionales participaron en tres instancias. Primero, siendo parte de las mesas técnicas, las cuales se hicieron cargo del proceso de toma de decisiones en la etapa de restauración. También en la posibilidad de realizar prácticas profesionales para estudiantes del ciclo profesional, contando con dos alumnos cada dos meses, quienes estuvieron presentes tanto en las tareas de gestión de proyecto como de reconstrucción; y, por último, en la incorporación de estudiantes en tareas de voluntariado para la labores de revoque, carpintería y reentortado de la techumbre de la iglesia.

CAPACITACIÓN

Durante el tiempo que se realizó este trabajo de restauración, la Escuela de Arquitectura capacitó a los trabajadores en técnicas constructivas en tierra, finalizando esta etapa con una certificación avalada por la UCN.

“Creo que acá hay una apuesta real de lo que es la misión de la institución, es una iniciativa que efectivamente está mostrando nuestra responsabilidad social y compromiso con la comunidad, particularmente con San Pedro de Atacama y el rescate patrimonial”, indicó Rodrigo Alda, vicerrector académico de la UCN.

Asimismo, enfatizó que la Universidad tiene el compromiso de ponerse a disposición de la comunidad, “porque estos cambios  que no son técnicos, sino que son más transformacionales, requieren de una capacidad de adaptación, y la institución es un actor fundamental en ese proceso”.

Fuente: UCN