Tag Archives: siglo XXI

Trabajo y familia: una tarea difícil de lograr, fue analizado en U. Autónoma

En presencia de autoridades, académicos y estudiantes, se desarrolló el Seminario sobre Transformaciones Sociales y de Género, el que buscó poner en la palestra uno de los temas controversiales de la agenda regional: el trabajo femenino y el rol de la mujer en la sociedad del siglo XXI.

El encuentro académico se llevó a cabo en el Auditórium Talca de la Universidad Autónoma de Chile y fue organizado por el Centro de Estudios y Gestión Social de esta casa de estudios   en Talca (CEGES) y el Centro de Estudios de la Mujer (CEM).

El objetivo principal de esta actividad estuvo dado por el debate y la presentación de tres proyectos FONDECYT, los que abordan una misma problemática –la relación entre género y mercado de trabajo- desde distintas perspectivas.

 Estas investigaciones aún se encuentran en marcha, sin embrago, con lo recopilado hasta el momento ha sido posible establecer algunos parámetros que pueden impulsar la discusión sobre los factores estructurales, institucionales y culturales que intervienen en la producción de las desigualdades, llevando estas inquietudes a quienes son responsable de impulsar ciertas políticas públicas que apunten al mejoramiento de este panorama.

 En este contexto, levantar los imaginarios que los actores relevantes en el mundo del trabajo – empresarios, sindicatos y autoridades- tienen sobre el problema de compatibilizar las jornadas laborales y la familia, es el objetivo principal del estudio liderado por la Dra. Verónica Gómez denominado “Trabajo y Familia: hacia un modelo para el establecimiento de una agenda nacional de equilibrio y co-responsabilidad en materia laboral y familiar en Chile”. Proyecto que se gesta al alero de  la adjudicación de un Fondecyt Regular (1150250)  durante este año 2015.

 Para la Doctora en Sociología y Magíster en Ciencias Políticas, docente de la Carrera de Trabajo Social de nuestra casa de estudios, aunque el tema no deja ajeno a nadie “al momento de revisar qué es lo que realmente se hace en esta materia, nos encontramos con visiones segmentadas, vale decir,  mientras el Ministerio del Trabajo se ocupa de la legislación laboral; otros ministerios ven el tema de cuidado infantil, del adulto mayor y protección social, sin embrago, no hay una visión integrada  sobre esto. Entonces, la idea es ver cuáles son los puntos de conceso para levantar una agenda sobre políticas públicas entorno al trabajo y la familia. Y en aquellas áreas en que aún no se ha llegado a un criterio común, lograr establecerlo”.

Luego de un año de investigación, el estudio sostiene que el género sigue siendo un elemento discriminador fundado en una barrera cultural, donde la mayoría de las personas piensa que las políticas que buscan compatibilizar el trabajo con la familia están directamente relacionadas con la mujer. Y en este punto Gómez hace una observación “los estudios y la experiencia nos demuestra que cuando un tema se feminiza pierde importancia, es fuerte decirlo, pero es cierto.  Además, se entiende que lo que está en juego siempre es dinero, no obstante, muchas veces el tema es tener más tiempo para cuidar a tus hijos o adultos mayores cercanos,  y eso no se corrige con un aumento salarial. Lamentablemente en el mundo privado, se toma como un tema de la esfera privada, por lo tanto, no es tan urgente ni responsabilidad del empleador”.

Por otra parte, la socióloga asume que hay un doble discurso”  mientras se reconoce la necesidad de flexibilizar el trabajo, las empresas siguen viendo esta posibilidad como un beneficio y no como un derecho. No obstante,  si pensamos  que como ciudadanos nos interesa tener espacios para cuidar a los hijos o padres, ya no es un problema tan privado, de hecho, tiene implicaciones públicas bien importantes”.

Respecto a la legislación en torno al trabajo,  Gómez reconoce que  nuestro país se encuentra muy atrasado  si nos comparamos con Europa, sin embargo, en la región el tema no es tan disímil “en general se tiende a ver este tema como algo independiente de la gestión pública y, al igual que en Chile, el cuidado de la familia es un  tema que se feminiza. A pesar de ello, hay naciones que tienen una jornada laboral extensa, pero con un fantástico sistema de cuidado del adulto mayor e infantil, mientras que otras en que las jornadas de trabajos son igual de extenuantes y, además, el sistema de protección social es precario. En nuestro caso hemos avanzado en el tema de cuidado infantil gracias a la implementación de las salas cunas; de igual modo, debemos reconocer que el avance en estas materias hacia los empleados públicos es bastante más relevante que el sector privado”.

La idea final de esta investigación es que una vez que haya concluido los resultados sean presentados en una jornada de trabajo a los principales actores del mundo público, con la intención que sean éstos quienes materialicen en acción las pesquisas arrojadas por este proyecto FONDECYT.

Desigualdad de Género

Rosalba Todaro,  Presidenta del CEM y co- investigadora del  proyecto titulado “La participación femenina en el mercado laboral y el empoderamiento económico de las mujeres en Chile” destacó que “queremos mostrar las transformaciones que ha vivido Chile tanto en los aspectos económicos, culturales y sociales – desarrollados en los últimos 30años- los que han impactado de manera distinta dependiendo del género al que nos referimos. Sobre todo, queremos saber si han cambiado los roles de los hombres y mujeres, en cuanto a hacerse cargo de la mantención económica, el cuidado de los niños y el trabajo domésticos”.

De igual forma la Presidenta del el Centro de Estudios de la Mujer, CEM, aseveró que “en el aspecto laboral sigue habiendo una brecha muy grande en términos de dificultades para el ascenso y obstáculos para entrar al mercado del trabajo, entre otras cosas. O sea, los hombres y las mujeres son considerados de distinta forma, generalmente con la excusa de que las mujeres no responden a las exigencias de cargos altos porque deben estar pendientes de sus familias. En cuanto a la opinión de los hombres frente al trabajo femenino y las responsabilidades, hay quienes aseguran compartir las tareas y otros que siguen pensando que es la mujer la que debe hacerse responsable  de los niños y la casa”.

Esta idea se ve afirmada por lo señalado por  la  Directora regional del Servicio Nacional de la Mujer, Beatriz Villena Roco, quien manifestó: “es necesario ir incorporando más mujeres al mundo laboral, pero la idea es poder compatibilizar ambas esferas. Sin embrago, aún tenemos muchas deudas pendientes con el género femenino, ya que a las mujeres se nos paga alrededor de un 30% menos que los hombres, en circunstancias que el desempeño es el mismo. Las mujeres no tenemos techo ni limites, podemos incursionar en cualquier área y hacerlo de forma muy competente”.

La Directora agradeció este espacio de debate “este Seminario y las presentaciones de estos proyectos, nos abren elementos para que nosotros desde la pollita pública podamos seguir profundizando y buscando otras instancias para seguir fortaleciendo la incorporación de la mujer al trabajo, logrando su autonomía económica”.

Finalmente, “Nuevas formas de pensar en la estratificación social: la intersección clase/género en el mercado laboral chileno”, Proyecto Fondecyt 1130779, a cargo de Claudia Mora, investigadora de la Universidad Andrés Bello, fue el encargado de cerrar dicha jornada.

Fuente: UAUTONOMA

UDLA y municipio de Quilpué presentan el “Observatorio de Intervención Comunitaria”

Cómo aportar a mejores condiciones de vida en los barrios y abordar las principales problemáticas de salud física y mental en el siglo XXI fue la temática central en la presentación del ‘Observatorio de Intervención Comunitaria’ de UDLA en Quilpué.

Desde 2012, estudiantes de las facultades de Salud y Ciencias Sociales junto a dirigentes locales de cuatro barrios quilpueínos están trabajando activamente para elaborar respuestas concretas, para mejorar la calidad de vida de los vecinos.

Hoy fue presentado en Quilpué el ‘Observatorio de Intervención Comunitaria’ de la UDLA, www.observatorioudla.cl, plataforma virtual de registro y difusión de conocimiento, que contiene información sobre temáticas de salud y condiciones de vida que el Programa de Intervención Comunitaria de la universidad ha recogido con la comunidad al trabajar en proyectos que mejoren las principales problemáticas de 37 barrios, de seis comunas de las regiones de Valparaíso, Biobío y Metropolitana. En Quilpué, se ha desarrollado esta gestión con los barrios El Bello Norte, El Bello Centro, El Retiro y el Esfuerzo.

Al respecto, el alcalde Mauricio Viñambres indicó que “yo creo que es muy importante el trabajo que se ha hecho. Esto es un tema que hemos planteado hace mucho tiempo, de que las universidades deben insertarse en las realidades locales y aquí la Universidad de Las Américas tomó un compromiso social en Quilpué y se está trabajando con la comunidad, con los funcionarios municipales, con el área de salud. Eso nos entrega un escenario real y nos ayuda a ver cómo podemos ir mejorando en cada barrio y cada sector”.

El Observatorio contiene información recopilada por 4 mil estudiantes, con 208 líderes sociales y dirigentes comunales de 97 organizaciones sociales, vecinas y vecinos. El Programa de Intervención Comunitaria de UDLA se concentra en difundir que la salud es responsabilidad de todos y que no solo debe preocuparse de sanar, sino también de prevenir. Así fue como hace tres años, las Facultades de Salud y Ciencias Sociales se acercaron al municipio de Quilpué, para organizar proyectos en conjunto con las comunidades y líderes sociales y comunitarios.

Por su parte, la decana de la Facultad de Ciencias Sociales, Francisca Infante, manifestó que “esta trilogía entre el municipio, la comunidad y la academia genera un saber común, sobre cómo todos podemos aportar a mejorar las condiciones de vida. Nuestro rol como UDLA es ponernos al servicio de la comunidad y de la planificación de la política pública, para la creación de conocimientos y de entender mejor cómo funcionan los barrios y las personas. Esta es una gran alianza, porque nos permite llegar y aportar directamente a los barrios.

A su vez, el decano de la Facultad de Salud, Dr. Hernán Sandoval, señaló que “en la UDLA estamos planteando que la comunidad tiene que ser co-constructora del proceso de salud, junto a los futuros profesionales del sector en Chile. La salud no se obtiene solo yendo al consultorio o tomando un medicamento. La salud es una construcción cotidiana y tiene que ver con la calidad de vida en los barrios, con la nutrición, con la actividad física, con la integración social, con la participación directa en la vida comunitaria. Estas son las cosas que nos permiten, por un lado, evitar las enfermedades crónicas -que son las que hoy generan más discapacidad y muerte- y, por otra, acompañar a quienes ya sufren estos males, para evitar las complicaciones que pueden surgir.

En tanto, el vicerrector de sede de la UDLA, Claudio Apablaza, expresó que “el Programa de Intervención Comunitaria es parte del sello formador de UDLA y de las facultades de Salud y de Ciencias Sociales, y representan nuestros valores de ética profesional, responsabilidad ciudadana y compromiso comunitario. Estamos formando profesionales que se insertan en la comunidad y que a través de la intervención comunitaria conoce las comunidades, puede hacer un diagnóstico y levantamiento de ellas, para crear y aportar a mejorar las condiciones de vida de las personas. Llevamos varios años trabajando con la comuna de Quilpué y esto significa que el legado es un bien común, para el municipio y sus vecinos”.

Fuente: UDLA