Tag Archives: UCM

Llaman a jóvenes talentosos a postular a vía de admisión inclusiva a la educación superior

A través del Ranking 850, la UCM promueve la incorporación de estudiantes con buena trayectoria en su etapa escolar.

En atención al aplazamiento de la PSU y los nuevos procesos de matrícula definidos por el DEMRE, el proceso de postulación el Programa Ranking 850 (R850) sufrió algunas modificaciones. Así lo dio a conocer la Universidad Católica del Maule (UCM), que para la admisión 2020 ofrecerá ocho cupos por esta vía de admisión especial.

Según comentaron desde el Centro de Apoyo al Aprendizaje (CAP) del plantel, unidad que tiene al R850 como uno de sus programas de acceso inclusivo a la educación superior, la preinscripción se puede realizar hasta el 1 de diciembre; las postulaciones van desde el 2 del mismo mes y hasta el 7 de febrero; y los resultados fueron programados para el 2 de marzo.

El R850 está dirigido a estudiantes que, siendo los de mejor rendimiento académico de sus establecimientos educacionales, es decir, que obteniendo 850 puntos en el Ranking de Notas, o que están en el promedio superior de su establecimiento, no alcanzan a promediar 475 puntos en la PSU de Lenguaje y Comunicación y Matemática, lo que no les permite postular a la gran mayoría de las universidades adscritas al Sistema Único de Admisión (SUA).

Acceso inclusivo

María de los Ángeles Opazo, jefa (i) del CAP UCM sostuvo que “Es importante que los jóvenes conozcan estos programas de acción afirmativa, como el Ranking 850, que buscan garantizar el acceso inclusivo a la educación superior, reconociendo el mérito de estudiantes con talento y persistencia durante su etapa escolar”, dijo.

Los requisitos para ingresar a la UCM por Ranking 850 son haber egresado el año 2019 de cuarto año de enseñanza media de cualquier dependencia y modalidad (científico humanista o técnico profesional); haber egresado con Ranking de Notas igual a 850 puntos o con el promedio superior de notas de su generación y haber obtenido en la PSU un puntaje promedio menor a 475 puntos en Matemática y Lenguaje y Comunicación. Mayor información se puede encontrar en la web www.ranking850.cl o en Instagram @ranking_850.

Científicos buscan confirmar que el planeta está en periodo cálido

El Dr. Alexis Castillo, investigador postdoctoral de la UCM participó en la expedición 25 Fiordos, organizado por el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada en el extremo sur de Chile.

Un total de 25 investigadores de universidades chilenas participaron en la expedición 25 del Programa CIMAR Fiordos, a bordo del Buque oceanográfico Cabo de Hornos AGS-61. La expedición tuvo una duración de 40 días y fue realizada en dos campañas de terreno. En la expedición se realizaron estudios de tipo biológico y también en áreas de la geológica- geofísica.

“Estuve participando en una campaña oceanográfica que era parte del programa CIMAR Fiordos 25, que financia el Comité Oceanográfico Nacional (CONA), en conjunto con el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile”, indicó el Dr. Alexis Castillo, ecólogo marino e investigador postdoctoral del Centro de Investigación de Estudios Avanzados del Maule, de la UCM.

“Junto al equipo de investigación estuvimos embarcados durante 23 días. El embarque se realizó en Valparaíso, donde zarpamos el 23 de septiembre. Fueron cerca de cinco días de viaje hasta las estaciones de muestreo. El muestreo se inició en el Canal Trinidad, ubicado al sur del Golfo de Penas, y culminó en la Primera Angostura, cruzando el Estrecho de Magallanes. En total se analizaron, más de 40 estaciones y nuestro grupo de investigadores trabajó en 25 de ellas, en jornadas de trabajo continua (24/7)”, continuó con su relato de esta experiencia única.

El estudio desarrollado por el Dr. Castillo consiste en realizar un análisis y la calibración de indicadores sedimentarios para inferir cambios en la producción biológica y el ciclo hidrológico en los sistemas de fiordos y canales del extremo sur de Chile. A través del análisis físico-químico y micropaleontológico de los sedimentos depositados en estos ambientes, se busca identificar señales que permitan estudiar (de manera indirecta) los cambios en el régimen hidrológico (precipitación, deshielos de los glaciares, etc.) pueden influenciar la productividad biológica en los canales, fiordos y sistemas marinos del extremo Sur, en un contexto de cambio climático denominado “Periodo Cálido Actual”.

“Estamos intentando comprender cómo funciona un ecosistema natural, bajos distintos estresores ambientales, que pueden ser de origen natural y antrópico, y cómo este ecosistema se adapta a estos agentes de estrés ambiental. Bajo un contexto de cambio climático, el Periodo Cálido Actual puede afectar fuertemente la dinámica de los ecosistemas en esta zona, altamente sensible y de gran interés, dado que también se encuentran las mayores reservas de agua dulce más importantes del país”, detalló luego el Dr. Castillo.

Período Cálido Actual

Para el académico UCM, este estudio pretende demostrar con evidencia científica que nuestro planeta está atravesando por un período cálido, pese a que, por el ciclo de variabilidad natural del sistema planetario, le correspondería entrar a una etapa de glaciación. Sin embargo, el hombre ha sido el responsable de modificar los patrones de variabilidad natural del planeta desde la “Revolución Industrial”, hacia fines de 1800s. “Hoy nuestro planeta debiera estar ingresando a una época glaciar, pero el desbalance de los ciclos biogeoquímicos de los gases de efecto-invernadero provocados por la actividad antrópica, han permitido amortiguar de cierta manera, el inicio del periodo glacial al que el planeta debiera ingresar”, puntualizó.

En este proyecto el Dr. Alexis Castillo es co-investigador y en él participan académicos de la Universidad de Magallanes, en el que está el Dr. Javier Díaz Ochoa, director del proyecto, el Instituto Antártico Chileno y la Universidad de Antofagasta.

“Queremos sacarle el máximo provecho a la expedición que hicimos -continuó-, ya que tuvimos acceso a través de este crucero a lugares donde no es fácil llegar y probablemente sea la única oportunidad en la que se puede trabajar sobre esos ambientes que son extremos, porque las condiciones ambientales son bastante hostiles, ya que enfrentamos vientos de 120 kilómetros por hora, con marejadas, por ejemplo, pero afortunadamente se dieron las condiciones para recuperar las muestras”.

Por último, el científico UCM que está desarrollando proyectos junto al académico Dr. Ariel Arencibia, perteneciente a la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales sostuvo que “El que hayan participado más investigadores de otros proyectos en el programa, sirve para comenzar a generar núcleos de colaboración científica que permitan expandir las actuales redes con las que contamos y ver posibilidades para la formulación y realización de futuros proyectos a desarrollar en la zona costera de la zona central de Chile, especialmente donde desemboca el Rio Maule”, finalizó.

“Lo que hace la ley, es obligar a las instituciones a subsidiar lo que el Estado deja de dar”

A la fecha, un grupo de 400 estudiantes del plantel están afectados por la pérdida del beneficio de gratuidad, lo que repercute en alrededor de 450 millones de pesos menos a la gestión de la institución.

Un total de 17.310 estudiantes de educación superior han perdido el beneficio de gratuidad en Chile por exceder la duración formal de sus carreras, situación que preocupa a los rectores de los planteles universitarios adscritos a esta política pública a la luz de los resultados analizados y que dan cuenta, entre otras cosas que 7 mil estudiantes debieron continuar financiando sus estudios vía Fondo Solidario y el desmedro económico a las instituciones a las casas de estudios por consecuencia.

Sobre esta situación, el rector de la UCM, Dr. Diego Durán Jara, indicó que “De prosperaresta indicación de la ley, donde establece que la Universidad solo puede cobrar el 50% por ciento del arancel el primer año de atraso para cada uno de los estudiantes, significará una pérdida importante de recursos para la UCM”, dijo.

“Son alrededor de 400 estudiantes que están en esta situación y que para la UCM puede significar una pérdida de alrededor de 450 millones de pesos. Ya que, en definitiva, lo que hace la ley, es obligar a las instituciones a subsidiar lo que el Estado deja de dar”, agregó el rector UCM.

Según los lineamientos del Ministerio de Educación, complementó Karin Alvarado, directora General Estudiantil de la UCM “Los estudiantes con gratuidad que se retrasan en la duración formal de su carrera, deben postular a Fondo Solidario de Crédito Universitario a través del FUAS (Formulario único de acreditación socioeconómico). Ya que por expiración tampoco pueden optar a becas”, sostuvo, cuestión que además afecta a los estudiantes que por decisión vocacional optan vía programa de reorientación académica a un cambio de carrera, excediendo también la duración formal establecida para pregrado por ley.

Año de gracia

A nivel país se calcula que las instituciones están frente a un déficit de 10 mil millones de pesos al año, por concepto de pérdida de la gratuidad, antecedentes que han sido puesto en conocimiento tanto de la División de Educación Superior como de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados.

En ese sentido, el rector UCM, Dr. Diego Durán, destacó que “Se han generado distintas instancias de diálogo con el gobierno, parlamento y en el Consejo de Rectores, buscando por una parte modificar la ley de tal manera que se considere el tiempo de duración de una carrera con un año de gracia, es decir pensar en un n+1 de duración y, por otra, de solución inmediata, usar el crédito solidario. Eso permitiría generar una posibilidad de financiamiento de esa diferencia”, afirmó.

Humedales urbanos: ad-portas de una nueva ley para su protección

Dr. Ismael Leonardo Vera Puerto, director del Departamento de Obras Civiles de la Facultad de Ciencias de la Ingeniería de la Universidad Católica del Maule.

Los humedales naturales son ecosistemas de alta complejidad, con características únicas que provienen de la combinación de las condiciones hídricas y terrestres que presentan. En este sentido, cuando estos ecosistemas existen dentro de las ciudades, reciben la categoría de humedales urbanos.

Los humedales urbanos junto con poseer las características típicas que tiene los humedales naturales en espacios fuera de las ciudades, como son la diversidad biológica, la capacidad de almacenamiento de agua ante eventos extremos de lluvia, y la transformación biogeoquímica de elementos esenciales para la vida, poseen además funciones estéticas de mejoramiento del entorno urbano, lo que se traduce en que son terrenos potenciales para transformase en áreas verdes y ser elementos de integración comunitaria, educación ambiental y esparcimiento.

Sin embargo, en las ciudades chilenas, como ha ocurrido en otras ciudades del mundo, día a día por el crecimiento y expansión urbana, se ha visto como los humedales urbanos han ido desapareciendo para dar espacio a proyectos de infraestructura, que, si bien en muchos casos son necesidades de la población, como la vivienda, dada la subestimación y mala interpretación del impacto de los humedales en el ecosistema urbano, sumado a la ausencia de normativa específica para su protección en el país, derivó en su deterioro, siendo condenados a casi desaparecer en pos del tan anhelado desarrollo.

No obstante, esta situación debería revertirse en el futuro. Esto porque en medio del escenario actual del país, y luego de dos años de tramitación, fue recibida como una noticia positiva por la sociedad, y para la conservación de estos espacios urbanos, que el pasado miércoles 13 de noviembre, la Cámara de Diputados aprobara el informe de la comisión mixta y fuera despachado para ser declarado ley, el proyecto que tiene por finalidad proteger a los humedales urbanos.

Este es un hito que marca un antes y un después en la protección y conservación de estos ecosistemas. Así mismo, esta nueva ley, entregará direccionamientos para que en el futuro se gestione por parte de municipalidades y el ministerio del medio ambiente su protección, en aras de reconocer su valor para el desarrollo sostenible de las ciudades chilenas.

“Ingreso Mínimo Garantizado” no alcanza para vivir y no apunta a reducir la desigualdad

Entre la propuesta de “Agenda Social” realizada por el gobierno del presidente Sebastián Piñera, se encuentra la creación de un Ingreso Mínimo Garantizado de $350,000 mensuales, tema que es analizado por la académica de la Facultad de Ciencias Sociales y Económicas de la Universidad Católica del Maule (UCM) y doctora en economía Haydée Fonseca, quien explica ¿qué significa y para qué alcanza este monto? Primero, comentó la experta de la UCM, debemos tener presente que no se trata de un aumento del salario mínimo, sino más bien un subsidio. “Esta diferenciación es relevante pues implica que no será asumido por las empresas (sino por el gobierno) y que no es imponible. Según el anuncio, dicho subsidio estatal estará dirigido a los trabajadores y las trabajadoras que se encuentran en el rango etario de los 18 a 65 años, que perciban el salario mínimo ($301,000) o hasta $370,000 brutos por mes y que pertenezcan al 90% de los hogares más vulnerados”, detalló. 

El monto máximo del subsidio es de $49,000, continuó la economista, lo que representa un ingreso adicional diario de $1,633. Por otra parte, señaló Haydée, “El subsidio es equivalente al 20% del salario mínimo líquido. Es decir, realmente no es un aumento menor en los ingresos familiares, sin embargo, sigue sin ser suficiente para asumir los gastos mensuales, razón por la cual los/las trabajadoras deben buscar otras fuentes de ingreso adicionales”, afirmó.

Gastos mensuales

A modo de ejemplo, la experta detalló que “Suponga que usted gana el salario mínimo, la renta líquida que recibirá será de 301 mil pesos –valor a contar del 01 de marzo de 2019 del salario mínimo bruto, equivalente a 45 horas semanales de trabajo- a lo que debemos restar la AFP el monto de 33.501 pesos -10% más comisión que varía según la administradora, promedio 1,13%-, restar el Seguro Social (Fonasa o Isapre) por un monto

de 21,070 pesos -7%-. Además, se deben restar otros descuentos como son seguro de cesantía, lo que nos da un resultado de 246.429 pesos, y más el subsidio anunciado de 49.000 pesos nos da un resultado de 295.429 pesos”.

La pregunta natural que surge, agregó la doctora en economía, es si dicho monto se ajusta para asumir los gastos mensuales. “Para una persona sin carga, una posible distribución de sus gastos sería 36.400 pesos en transporte -1.400 pesos diarios por 26 días al mes-, 42.840 pesos para la canasta básica de alimentos –monto oficial a enero 2019 del Ministerio de Desarrollo Social-, 39.000 pesos los servicios básicos y 177.189 pesos para alquiler de habitación –costo real ronda los 250.000 pesos mensuales-”, refirió.

“Cabe destacar que las cifras de todos los ítems señalados en el ejemplo están muy por debajo del promedio de gastos reportados en la Encuesta de Presupuestos Familiares realizada por el INE. Note que aún con estas bajas cifras, quedan fuera ítems importantes como Vestuario y Calzado, Salud, Educación, Ocio, y Deudas. Concluimos que el ingreso mínimo garantizado no alcanza para vivir”, afirmó Haydée Fonseca.

Sobre la realidad económica de una familia promedio chilena, con algunos gastos compartidos, la académica indicó que “En Chile, la familia promedio es de 4.43, para nuestro ejercicio asumamos cuatro integrantes, de los cuales dos reciben el ingreso mínimo garantizado. La remuneración después del subsidio es de 590.858, a lo que debemos restar 171.360 pesos por concepto de canasta básica de alimentos, 109.200 pesos en transporte, 50.000 pesos en servicios básicos, 200.000 pesos en alquiler de habitación y 60.298 para vestuario y calzado. Si bien ahora se logra incorporar el ítem de Vestuario y calzado, siguen quedando fuera ítems claves: Salud, Educación, Ocio, y Deudas”, sentenció.

Si en lugar de dos personas carga fueran tres, agregó la experta -lo cual suele ser común entre las familias más empobrecidas-, la situación familiar estaría muy vulnerable. “Según lo establecido en el Informe del Ministerio de Desarrollo Social titulado Valor de la Canastas Básica de Alimentos y Líneas de Pobreza-2019, la línea de pobreza (a precios de enero 2019) para una familia de cinco integrantes es de $570,742, lo cual es ligeramente inferior a los $590,858 que representan dos ingresos mínimos garantizados”, expuso.

Dado que el ingreso mínimo garantizado sigue representando un salario de subsistencia, expresó Haydée Fonseca, “Dificulta a las familias vulneradas la posibilidad de invertir en recursos de capital (físico y humano) que le permita mejorar su condición de vida y la de su próxima generación. Asimismo, se deberá tener mucho cuidado sobre cuál será la fuente de financiamiento del subsidio. Como es un gasto que será asumido por el gobierno significa que será financiado con el pago de impuestos, lo cual impactaría en términos de disminuir los niveles de desigualdad solo bajo un esquema tributario progresivo. De igual forma se deberá monitorear que este nuevo beneficio no implique la eliminación de algún otro beneficio efectivo ya existente”, cerró.

Extienden el plazo de concurso de cuentos “Ciencia de Bolsillo”

La Universidad Católica del Maule, invita a todos los escritores profesionales y amateurs a enviar sus microcuentos que relaten historias inspiradas en temáticas científicas.

Hasta el 15 de diciembre a las 13:00 horas se extendió el plazo para recepción de escritos del concurso “Ciencia de Bolsillo”, espacio convocando por la Universidad Católica del Maule (UCM), que busca premiar las mejores historias que creativamente logren transmitir la vinculación entre la ciencia y la vida cotidiana.

Sobre este concurso, impulsado por la Dirección de Investigación del plantel, la Editorial UCM y el Centro de Apoyo al Aprendizaje (CAP), y patrocinado por el Servicio Nacional de la Discapacidad (SENADIS), la doctora Karina Vilches, directora de investigación, señaló que “Esperamos relatos que permitan ampliar la visión de cómo la ciencia impacta en la Sociedad y en la vida cotidiana. Nos motiva promover entre los c iudadanos,principalmente los niños pequeños el interés por la ciencia y la tecnología, a través de iniciativas que permitan a un amplio público hacerse parte”, detalló.

“Ediciones UCM está muy comprometida con las dos misiones de este concurso: acercar la ciencia a la primera infancia, familiarizar desde temprano a los niños con lo fascinante que puede llegar a ser el relato científico; y apostar por ampliar la accesibilidad a nuestros lectores, a través de un libro de bolsillo, innovador, que apueste por complementar el texto con realidad aumentada y opciones de audio descriptivo a través de la compatibilidad con dispositivos electrónicos”, señaló José Tomás Labarthe, director de la Editorial UCM.

Cuentos inclusivos

Cabe destacar que “Ciencia de Bolsillo” también releva el aspecto inclusivo, tema sobre el cual María Teresa Nuñez, coordinadora del programa de Apoyos y Recursos para la Inclusión (PARI) del Centro de Apoyo al Aprendizaje (CAP) de la UCM, explicó que “En este concurso quisimos poner énfasis en la accesibilidad de los cuentos, pues al momento de publicarlo se hará a través de un formato que permita la lectura universal. La inclusión es un sello de nuestra institución, por ello todas las actividades que realizamos con nuestra comunidad deben favorecer la participación de todos”, sostuvo.

Pueden participar todas las personas residentes en Chile en dos categorías, “Entre 14 y 18 años” y “Mayores de 18 años”, quienes deben enviar su obra de máximo 500 palabras, en archivo pdf, fuente Times New Roman 12, interlineado 1,5, al correo ediciones@ucm.cl. Se premiará Junto con la publicación de la obra, el premio consiste en dispositivos tecnológicos. Los resultados del concurso “Ciencia de Bolsillo” los darán a conocer en la página web www.portal.ucm.cl y en las redes sociales institucionales.

UCM ofrece apoyo tecnológico para preparar una buena PSU

En el portal prenovatos.ucm.cl los postulantes pueden acceder gratuitamente a todo el material y tutoriales explicativos de cada pregunta.

Pensando en las complicaciones que tienen los estudiantes de cuarto medio para preparar adecuadamente la redición de la prueba de selección universitaria (PSU), como son falta de tiempo, múltiples obligaciones, falta de claridad para resolver preguntas de la PSU, o falta de recursos económicos para pagar un preuniversitario, entre otros, es que el estudiante de la Universidad Católica del Maule (UCM), Jonathan Fuenzalida, creó en el 2018 el FacsiMovil, plataforma que hoy el plantel pone a disposición de los postulantes a la educación superior.

“La región del Maule presenta una realidad social que en diversos aspectos hace más complejo a los jóvenes preparar una buena prueba. Además, hoy vivimos un cierre particular del año, se ha destinado tiempo valioso a otras actividades, por lo que creemos es nuestro deber generar estos apoyos para facilitar el acceso e ingreso de los estudiantes a la educación superior”, señaló Orietta Dennett, directora de Comunicaciones de la UCM.

En ese mismo sentido, el creador del FacsiMovil, Jonathan Fuenzalida, expresó que “Muchos estudiantes no cuentan con los recursos que le permitan acceder a un apoyo o reforzamiento, como lo es un preuniversitario, pero eso no quiere decir que no pueden optar a un buen puntaje, ya que todo depende de la motivación que tenga cada uno y hasta dónde quieran llegar. El Facsimóvil es gratis para todos los que la requieran”, comentó.

Portal prenovatos

Es así como desde el portal prenovatos.ucm.cl, los postulantes encontrarán
completamente gratis estos materiales de apoyo, para lo que deben “Escanear el código QR con un teléfono móvil, los que están publicados en cada pregunta, y automáticamente se desplegará el video explicativo de cada ejercicio. Cuenta con 80 videos y 80 preguntas, y 80 códigos QR”, explicó Fuenzalida. “En redes sociales nos ayuda mucho que las personas compartan los videos y los tutoriales que tenemos en la plataforma Youtube, para que la mayor cantidad de jóvenes se vean beneficiados con estos contenidos de Facsímovil”, agregó Fuenzalida.

Nuevas fechas

Debido al contexto de demandas sociales que vive Chile, es que el Consejo de Rectores (CRUCh), comunicó hace unos días el ajuste del calendario PSU, quedando definido el 1 de diciembre para el reconocimiento de salas, el 2 de diciembre a las 09:00 horas la rendición de la prueba de Lenguaje y Comunicación, y a las 14:30 la rendición de la prueba de Ciencias. El día siguiente, 3 de diciembre, será el turno de la prueba de Matemáticas y a las 14:30 horas la prueba de Historia, Geografía y Ciencias Sociales.

Los resultados serán publicados el 2 de enero a las 08:00 horas, iniciando las postulaciones a partir de las 09:00 horas del mismo día. A las 12:00 horas del 21 de enero se publicarán los resultados y entre el 22 y el 24 del mismo mes será el primer llamado a matrícula. El proceso continuará hasta el 31 de enero con los llamados de listas de espera.

Ciudadanía reflexionó sobre un nuevo pacto social para Chile

El sábado recién pasado, diversos actores de la comunidad participaron en la actividad abierta en la UCM en Talca, destinada a dialogar sobre el presente y futuro del país.

Un minuto de silencio en rechazo a las violaciones a los derechos humanos, dos mesas plenarias y un total de 16 talleres formativos son los que dieron forma el pasado 9 de noviembre en el Campus San Miguel de la Universidad Católica del Maule (UCM) a lo que fue el Foro Ciudadano “Aprendizajes y debates para un nuevo pacto social”, convocado conjuntamente por el plantel y diversas organizaciones sociales.

Sobre esta instancia que permitió abordar la urgencia de sentarnos, mirarnos las caras y valorarnos desde nuestras distintas experiencias y realidades, el rector de la UCM, Dr. Diego Durán, expresó que “Esto da respuesta a una característica que siempre ha tenido nuestra institución, siempre hemos estado vinculado a la región y sus personas, no es nuestra primera experiencia de trabajo con los territorios, por lo tanto, es dar cauce hoy a una necesidad y estamos muy contentos en ser el epicentro sobre este trabajo”, dijo.

“Es urgente que ocurran decisiones en otros ámbitos que nos permitan avanzar en este tema rápidamente, el Estado y el Gobierno tienen una responsabilidad mayor en esto y deben tomar decisiones pensadas en el beneficio del país y las personas. Hasta hoy las decisiones no van en la línea correcta y no están dándose cuenta de la sensibilidad que tiene este proceso. Ninguna decisión, por muy importante que sea hará una
transformación inmediata, pero claramente cada decisión debe ir en la línea correcta, de lo contrario estamos aplazando la solución de este problema que es tan grave en Chile”, reflexionó el rector UCM.

A juicio de la autoridad universitaria, por años la ciudadanía “Está solicitando una revisión de su Constitución, por lo tanto, plantearse de manera natural esa revisión no tiene porqué provocar tanta problemática. Chile y su sociedad cambió y lo único que queda es asumir los errores cometidos y avanzar hacia un equilibrio en tema de salud, de educación, de pensiones, de salarios. Se trata de mirar a Chile en su conjunto y que el desarrollo de cada uno esté garantizado en término de oportunidades”, sostuvo el rector Dr. Diego Durán.

Establecer mínimos y sus vías

Los participantes coincidieron en destacar la diversidad de participantes de dicha experiencia, como son dirigentes sociales, estudiantes, académicos, autoridades, profesionales, vecinos, entre otros, lo que, para Filomena Díaz Ávila, dirigente social de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Talca, permitió enriquecer esta instancia. “En este minuto es muy importante lo que está haciendo la Universidad y la Unión Comunal, para educar a los ciudadanos para entender por qué esta olla a presión explotó, por qué están protestando nuestros estudiantes para reclamar sus derechos que han sido pasados a llevar. En mi caso me sirve para saber para dónde vamos, qué capacidades tenemos para llegar a nuestro objetivo y cuáles son nuestros límites para no dar golpes de ciego”, expresó.

El Foro en la UCM, comentó el académico y sociólogo Francisco Letelier, se desarrolló en la lógica de establecer tres puntos centrales. Primero, cuáles son los mínimos que como sociedad queremos en diferentes temas como son democracia, economía, derechos humanos, entre otros. Luego identificar cuáles son los obstáculos que impiden llegar a esos mínimos, y finalmente definir una posible salida para lograrlo.

“Hoy abrimos este momento para aprender juntos, debatir temas que son centrales de la discusión pública y que son parte de lo llamado nuevo pacto social. Es una obligación para una universidad abrir esos espacios de conocimiento, aprendizaje y debate amplio para vecinos, dirigentes, académicos, estudiantes y la comunidad en general no solamente de Talca o la región”, afirmó Letelier.

Invitan a foro de aprendizaje y debate ciudadano

El sábado 9 de noviembre en el Campus San Miguel de la Universidad Católica del Maule en Talca, se desarrollará el Foro Ciudadano: Jornada de aprendizaje y debate para un nuevo pacto social, organizado conjuntamente por el plantel y diversas organizaciones sociales y de la sociedad civil.

En la búsqueda de generar espacios de aprendizaje y debate en torno a temas que son claves en la actualidad, la Universidad Católica del Maule (UCM) en conjunto con diversas organizaciones está convocando a unas jornadas de aprendizaje y debate ciudadano. A través de ellas se busca aportar al enriquecimiento de los debates que las organizaciones sociales y estudiantiles están desarrollando en distintos puntos de la región.

La cita se desarrollará este sábado 9 de noviembre a partir de las 09:30 horas en campus San Miguel de la UCM en Talca. Las jornadas incluirá exposiciones y talleres abiertos a la comunidad, organizados junto a la ONG Urbanismo Social, la Fundación para la Superación de la Pobreza, la Unión Comunal de Juntas de Vecinos, con el apoyo de la Confederación Nacional de Uniones Comunales de Juntas de Vecinos y el Consejo de la Sociedad Civil del Ministerio de vivienda y Urbanismo.

Este foro ciudadano busca articular los esfuerzos y saberes de la academia, las organizaciones de la sociedad civil y las comunidades en torno a los temas que se están debatiendo hoy en Chile, Francisco Letelier, sociólogo y académico de la Facultad de Ciencias Sociales y Económicas de la UCM, mencionó que “Nos parece importante hacer un aporte a las conversaciones que se están dando en cabildos y encuentros que desarrolla la sociedad civil y que pueden ayudar delinear y definir la idea de un nuevo pacto social en Chile. Apoyamos y seguimos todas esas iniciativas y creemos que el aporte que podemos hacer es generar un espacio que nos ayude a nutrir la capacidad que tenemos para conversar sobre estos temas”.

En ese sentido se abordarán didácticamente temáticas como ¿Qué es una constitución? ¿Qué mecanismos existen para modificarla? ¿Qué es un proceso constituyente? Además de talleres sobre economía, democracia, distribución del ingreso, modelo de desarrollo y otros más aplicados sobre metodologías para hacer un cabildo, entre otros.

“Son talleres en los que la gente se puede inscribir y participar, donde se dará una introducción para generar debate y debatir sobre dos cuestiones: los problemas que la sociedad chilena y los mínimos que debemos plantearnos como sociedad de cara a un nuevo pacto social. Luego se desarrollará un plenario para concretar una síntesis y terminar con una actividad cultural”, comentó Letelier, agregando que se espera replicar dicha experiencia en algún territorio específico.

En ese sentido, a juicio de Rodrigo Hernández, director de la Fundación Urbanismo Social, uno de los principales problemas que afecta a la sociedad es el sentimiento de que el sistema incentiva el individualismo y no la conversación social. “En segundo lugar, creo que tenemos una posibilidad de volver a discutir temas que a veces dejamos bajo el tapete porque creemos que son parte de la construcción normal del Chile que necesitamos. Este espacio es abierto a todos los que quieran participar, entendiendo que debe darse una co-construcción que no puede seguir replicando estas dinámicas verticales, para que todo el mundo sienta que está llamado a tomar decisiones”, dijo.

Momento constituyente

En relación al momento constituyente sobre el cual varios expertos coinciden que atraviesa Chile, Hernández, comentó que “Están quienes todavía tienen un poco de susto al concepto de momento constituyente. A mi juicio, se ha abierto un proceso constituyente en el sentido de transformar y refundar ciertas instituciones que no están haciéndole sentido a la gente, entonces lo valoro desde ese modo”, sostuvo.

Los procesos constituyentes en el mundo, explicó el abogado, “No son solo área del derecho o lo jurídico, los procesos constituyentes son procesos sociales, políticos y con muchas otras aristas que nacen con cierto grado de espontaneidad. No parte cuando una autoridad dice que partió, parte antes, cuando nos hacemos la pregunta. Debemos tener a la vista las experiencias de otros países. Tener claro que es normal, por ejemplo, cambiar una constitución y no tiene porque eso significar un desbarajuste, y las dinámicas donde aparecen estos instrumentos fundadores de sociedad son necesarios”, expuso.

En tanto, Letelier, agregó que “Una de las críticas que uno puede hacer a las democracias en Chile post dictadura es que no ha habido un fortalecimiento de la sociedad en términos de su capacidad de discusión y profundización democrática. La formación ciudadana, cívica y política ha sido muy precaria. Entonces tenemos una población con muchas demandas, con muchas ganas de transformación, y que por esa misma razón quiere fortalecer su capacidad de debatir en torno a temas que han estado por mucho tiempo fuera de nuestras conversaciones cotidianas. Para compartir una discusión se requiere tener una idea común sobre algunos temas que son clave”.

Para quienes deseen inscribirse lo pueden hacer al correo electrónico smicheletti@ucm.cl, indicando nombre y organización de la que participan.

La democracia chilena en cuestión

Cristhian Almonacid Díaz, doctor en Ética y Democracia, académico del Departamento de Filosofía de la Universidad Católica del Maule.

Si tuviera que describir la democracia en Chile diría que tenemos un modelo de representación política oligárquica, es decir, una institucionalidad democrática basada en un voto agregacionista que cada cierto tiempo otorga un poder legítimo a una casta política distribuida en lo que conocemos como partidos políticos. Esta clase política (como se suele llamar más amablemente) se carateriza por una fuerte racionalidad tecnocrática que le permite obtener adhesión popular por su probada suficiencia para administrar y distribuir los recursos públicos.

El éxito del modelo se sostiene gracias a la idoneidad racional estratégica de nuestros representantes que se alternan en el poder en cada período, siguiendo la lógica del beneficio político que se pueda obtener de las erróneas inversiones de la contraparte, trasladando con ello la lógica de la libre competencia del mercado a la esfera política.

Este actual modelo democrático se completa con un rol de la ciudadanía atomizada y comprendida como sujetos demandadores de beneficios en el surtidor de servicios que solemos llamar Estado, entidad que recauda y reparte recursos bajo los preceptos neoliberales.

Hoy, nos enfrentamos a la más compleja urgencia social y política desde el restablecimiento de la democracia. Nuestro modelo democrático administrado por casi 30 años está en cuestión, principalmente porque no ha sido capaz de conformar un andamiaje social y político que legitime la institucionalidad existente, más allá del voto. Bajo mi perspectiva, el modelo democrático de representación oligárquica tecnocrática, está dando señales fuertes de incapacidad para escuchar y responder a las demandas sociales de nuestra “primavera chilena”.

Primero, porque la institucionalidad política de élite, entreverada entre asesores técnicos, ha terminado por alejarse de la ciudadanía, de sus necesidades y de sus problemas. La clase política no viene de la calle y no está en la “plaza” que, como gustaba decir Humberto Giannini, es el lugar de la ciudad para la conversación que funda la experiencia histórica común y la cotidianeidad que antecede a cualquier tecnicismo. Segundo, porque la sociedad en su conjunto ha crecido en niveles de educación y preparación. Los ciudadanos han alcanzado saberes, conocimiento y un fuerte sentido de responsablidad social (especialmente visible en las generaciones más jóvenes), pero no cuentan con espacios democráticos para participar y decidir.

De manera que estamos en un punto de inflexión en el camino del desarrollo económico yla estabilidad política, pues en el progreso educacional y el desarrollo de la autonomía moral de la sociedad civil, los ciudadanos ya no quieren ser concebidos como meros demandadores de “bonos”. Más radicalmente, el ciudadano quiere ser partícipe, no solo del crecimiento económico como es correcto concebirlo en términos de equidad y justicia, sino también parte en las decisiones políticas que le afectan.

La crisis social que estamos viviendo nos muestra que necesitamos transitar de un modelo de democracia basado en una racionalidad técnica de élite a una democracia radical (de raíz) basada en una razón que sea dialogante con capacidad para reconocer en los ciudadanos a interlocutores preparados y válidos, y no solo una masa informe y pulsional. Mientras no avancemos en un modelo institucional fundado en una democracia radical que integre a la sociedad civil, la clase política seguirá entendiéndose a sí misma como autosuficiente para decidir los destinos de Chile, seguirá comprendiendo la crisis social como vándalos que quieren sembrar terror cuando manifiestan sus demandas, seguirá contando con el estado de emergencia y la militarización de las calles para recomponer un orden de artificio, a costa de arriesgar la plena garantía y el respeto fundamental de los Derechos Humanos.

La democracia no es un mecanismo para institucionalizar procesos sin los sujetos afectados. Únicamente, desde las personas que componen la sociedad en su conjunto es posible esperar una radicalización de la democracia que convierta al diálogo deliberativo y la participación en una profunda cultura. Si consolidamos esta cultura democrática podremos confiar en nuestra musculatura dialógica para superar este tipo de crisis y afrontar la tarea democrática por antonomasia: redactar una nueva constitución, tarea pendiente que resuena de fondo y se convierte en ineludible.

“Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de la Universidad Católica del Maule”.