Tag Archives: universidad de talca

Comunas del Maule hacia el sur presentan mayor riesgo de muerte por cánceres gástrico y de vesícula

·Especialistas de la Sociedad Chilena de Gastroenterología y de la Universidad de Talca analizan y comentan la realidad de los cánceres de estómago y vesícula en Chile. El Servicio de Salud del Bío Bío muestra 2,9 veces mayor riesgo de muerte por cáncer gástrico en hombres respecto del Servicio de Salud Metropolitano Oriente en Santiago, mientras que el Servicio de Salud del Valdivia presenta 3,2 veces mayor riesgo de muerte por cáncer de vesícula en mujeres respecto del Servicio de Salud Metropolitano Oriente.

En Chile el cáncer gástrico es muy frecuente y alcanza una incidencia (nuevos diagnósticos cada año) de 17,8 por cada 100.000 hombres y 9.3 por cada 100.000 mujeres y una alta mortalidad de 10,3 por cada 100 mil habitantes, que lo sitúan como una de  las primeras causas de muerte por cáncer en Chile. En hombres aumenta en forma importante su frecuencia a partir de los 50 años y en mujeres a partir de los 60 años.  El Dr. Pablo Cortés, presidente de la Sociedad Chilena de Gastroenterología (SChGE), puntualiza que diferentes estudios epidemiológicos nacionales han mostrado una distribución heterogénea de la incidencia de este tipo de cáncer en el país, siendo mucho más frecuente entre las regiones del Libertador Bernardo O`Higgins y Los Lagos, y en áreas de menor nivel socioeconómico. 

La letalidad por esta causa no ha variado en los últimos 20 años, convirtiéndonos en un lamentable referente mundial y latinoamericano. “El cáncer gástrico es detectado en nuestro país en etapa avanzada en más del 90% de las ocasiones, con una tasa de sobrevida inferior al 10% a los 5 años tras su diagnóstico. Esto significa que en Chile, cada año mueren 3 mil personas a causa del cáncer gástrico. Los estudios epidemiológicos han mostrado no solo esta desigual incidencia entre regiones del país, sino además que la mortalidad del cáncer una vez detectado también es diferente”, señala Cortés.

Investigadores de la Universidad de Talca y PIA-CG confirman que el riesgo de muerte se distribuye de forma desigual a lo largo del territorio, observándose un mayor riesgo desde el Maule hasta Puerto Montt. Por otra parte, el Servicio de Salud Metropolitano Oriente es el que refleja el menor riesgo de mortalidad por cáncer gástrico.

Tras un trabajo sistematizado con datos desde 1990 y una radiografía acotada al periodo 2013-2017, realizados por el Instituto de Matemática y Física y el Departamento de Salud Pública de la Universidad de Talca junto al Programa de Investigación Asociativa Cáncer Gástrico (PIA-CG),  se evidencia una notoria desigualdad en Chile en el acceso a la prevención y un tratamiento oportuno de cánceres de estómago en hombres y de vesícula en mujeres.

Gloria Icaza, doctora en Bioestadística y académica del Instituto de Matemática y Física de la Universidad de Talca, explicó el trabajo que utiliza la “razón de mortalidad estandarizada”, que se calcula como una relación  entre casos observados en los servicios de salud del país versus los que se esperan según edad y población, observándose una clara desigualdad desde el Maule hacia el sur y una diferencia respecto del Servicio de Salud Metropolitano Oriente, que registra los menores valores de mortalidad estandarizada. “Hasta un 30% menos de los esperado es el resultado de mortalidad por estos cánceres en la Región Metropolitana, mientras que en varios Servicios del sur del país se observa un 30% más de riesgo de lo esperado. Los extremos de esta infografía señalan a Talcahuano con 2,9 veces mayor riesgo respecto del Servicio de Salud Metropolitano Oriente, para cáncer gástrico en hombres; y el Servicio de Salud de Valdivia con 3,2 veces mayor riesgo respecto del mismo servicio en Santiago Oriente, para cáncer de vesícula en mujeres”, puntualiza la académica.

Icaza insiste en la necesidad de hacer un análisis prospectivo en base a la incidencia o nuevos casos registrados en estos cánceres. “Acceder a un registro nacional de cáncer como los que tienen países desarrollados, permitiría implementar sistemas de información de avanzada y apoyar la planificación de políticas publicas más efectivas”, añade. En su análisis, se observa una baja sostenida de mortalidad por cáncer gástrico en hombres y mujeres.

En opinión del Dr. Pablo Cortés, la posibilidad de tratamiento del cáncer gástrico depende en forma muy importante de la capacidad de detectarlo en sus etapas iniciales, cuando está ubicado solo en el estómago sin invadir otros órganos del cuerpo. Para realizar este diagnóstico precoz es fundamental el acceso a exámenes que lo puedan demostrar. “En nuestro medio el principal examen diagnóstico es la endoscopía digestiva alta, la que es parte de las garantías explícitas de salud GES en todo paciente mayor de 40 años. Esto, en la práctica, implica largas listas de espera en los servicios de salud públicos para su realización de hasta 2 o 3 años, lo que claramente atenta contra la posibilidad de un diagnóstico oportuno y un tratamiento efectivo. Como una forma de disminuir esta espera y esta desigualdad en el acceso a la salud digestiva, especialistas de las SChGE y de su filial ACHED –Asociación Chilena de Endoscopía Digestiva- realizan desde el año 2016 operativos endoscópicos que a la fecha suman cerca de 4000 endoscopías, contribuyendo al diagnóstico precoz y tratamiento curativo de este cáncer”, sostiene.

Por su parte, la co-investigadora Loreto Núñez, Magister de Salud Pública del Departamento de Salud Pública de la Universidad de Talca, señala que el cáncer gástrico, por su origen principalmente infeccioso mediante la bacteria Helicobacter pylori, uno de los factores de riesgo más consensuados; se relaciona con niveles socio económicos más vulnerables. Chile tiene entre las tasas más altas de incidencia de cáncer gástrico junto con países de Asia del Este y de Latinoamérica, principalmente América Central (Guatemala y Costa Rica) y la Región Andina, y se acerca a las estadísticas de Japón, Corea, países que aplican  estrategias de  prevención para reducir los índices de mortalidad.

En algunos países se han implementado estrategias de tamizaje o chequeo poblacional, efectivas en encontrar este cáncer en etapa inicial, pero de alto costo por el alto volumen de procedimientos a realizar (serológicos, radiológicos, endoscópicos, histológicos, entre otros). El presidente de la SChGE enfatiza que en nuestra población esta estrategia es planteable en los grupos de mayor riesgo, como pacientes con antecedentes familiares, pero un desafío importante es utilizar cada endoscopía que se hace en cualquier persona, por la indicación que sea, como una oportunidad para detectar el cáncer en sus etapas más tempranas realizando una endoscopía de alta calidad.

En cuanto al cáncer de vesícula y de las vías biliares extrahepáticas, que fuese por más de una década hasta el 2008, la primera causa de muerte por cáncer en mujeres en Chile, el mayor riesgo de muerte se produce desde la Región de Maule hasta la de Aisén, y al igual que en el cáncer gástrico, el Servicio de Salud Metropolitano Oriente presenta el menor riesgo a nivel nacional. En este sentido, Icaza asegura que no se observan políticas públicas con una mirada local, con énfasis en comunas que por años han conservado cifras de mayor  mortalidad por cáncer. Las tendencias de mortalidad por cáncer de vesícula son descendentes con una pendiente más pronunciada desde 2011.

Para el doctor Xabier de Aretxabala, cirujano miembro de la Sociedad Chilena de Gastroenterología (SChGE), el cáncer de vesícula biliar en Chile posee la mayor incidencia a nivel mundial, tanto en hombres como en mujeres. De hecho, en mujeres representa la segunda causa de muerte por cáncer, por tanto es una enfermedad propiamente chilena y entre los factores asociados está la colelitiasis o presencia de cálculos. “Efectivamente su distribución regional es muy particular en Chile alcanzando una excesiva incidencia en las regiones de La Araucanía y Los Ríos, y muy baja en el norte del país, asociándose al genoma mapuche en la población. Esta incidencia en zonas con mayor población mapuche nos orienta a hacer programas de prevención más focalizados, dependiendo de la zona geográfica”, puntualiza el especialista.

Chile tiene un programa GES para prevención de este tipo de cáncer, único en el mundo, que permite garantizar la colecistectomía u operación de vesícula a la población entre 35 y 49 años, suponiendo la detección de lesiones pre cancerosas o cánceres incipientes. “Esta terapia de todos modos es cuestionada, en cuanto a reducir efectivamente la incidencia de cáncer de vesícula. Asimismo, se observa que la incidencia ha disminuido en los últimos 10 años sin mostrar relación con la medida adoptada del GES, lo que se desconoce en su causa”, precisa de Aretxabala.

La mortalidad del cáncer de vesícula en Chile es de 10 por cada 100 mil habitantes. Somos los líderes del ranking mundial y nos siguen otros países como Perú, Bolivia y zonas de la India y Corea del Sur. Actualmente, los gastroenterólogos en Chile tratan de ser más específicos a la hora de calificar a un paciente para operación de vesícula, más allá de su edad.

Empresa maulina creada por académico de UTalca desarrollará videojuegos para Nintendo

Marco González, docente de la Escuela de Ingeniería en Desarrollo de Videojuegos y Realidad Virtual de la Universidad de Talca, es el creador de la empresa Micropsia Games, cuyo juego, “The Watchmaker”, debutará en la plataforma de Nintendo Switch durante el tercer trimestre de este año.

Hace 14 años un estudiante de la carrera de Ingeniería Civil en Computación de la Universidad de Talca formó un pequeño emprendimiento que apuntaba a la creación de videjuegos: Micropsia Games. Hoy, la empresa ya consolidada en el mercado nacional e internacional acaba de convertirse en desarrolladora oficial para el gigante japonés de las consolas de video y entretenimiento, Nintendo Co.

Marco González, quien actualmente es académico de la carrera de Ingeniería en Desarrollo de Videojuegos y Realidad Virtual de la Universidad de Talca, es el fundador de esta empresa que ya si bien ya había firmado otros importantes contratos previos, logra ahora su incorporación a las grandes ligas del desarrollo y producción de videojuegos a nivel mundial.

“Lo de Nintendo se inicia con la firma de un convenio entre ProChile y VG Chile, que es la asociación gremial de empresas del rubro para llegar al mercado japonés. Con esto, pudimos acceder al kit de desarrollo de Nintendo, siendo el primer país en Latinoamérica que cuenta con esta posibilidad”, indica González y añade que esto implica que la empresa chilena puede realizar ensayos y pruebas utilizando la consola real de la compañía de videojuegos mundialmente conocida donde Mario y Luigi han deleitado a niños, jóvenes y adultos desde el año 1977.

“Hace dos meses comenzamos las gestiones para que nuestra empresa fuera proveedora, ya que ellos tienen una alta barrera de acceso y logramos ser aceptados. Ahora estamos en proceso de portar el código para la consola de Nintendo Switch, en específico de nuestro juego ‘The Watchmaker’, que actualmente está disponible para PC”, destaca el creador y profesor de la UTalca.

Francisco Quilodrán, desarrollador de negocios de Micropsia Games, detalló que este año esperan lanzar ese juego para Nintendo Switch. “Estamos trabajando con un publisher español y esperamos que durante el tercer trimestre lo podamos hacer”, afirma.

González destaca la importancia de la Universidad de Talca en la promoción de esta carrera y este rubro. Como ex alumno y actual docente señala que la casa de estudios talquina es pionera en esta materia, dictando la carrera de Ingeniería en Desarrollo de Videojuegos y Realidad Virtual, siendo la única universidad estatal que cuenta con una oferta académica específica en el área de videojuegos.

La carrera se imparte en el Campus Talca del plantel maulino, donde los estudiantes disponen de infraestructura de primer nivel en lo que se refiere a laboratorios y áreas disciplinares. Los alumnos pueden acceder a un programa de doble titulación con pasantías en la Universidad de Girona y, junto con esto, pueden optar a otros programas de intercambio que mantiene la U. de Talca con más de 150 instituciones extranjeras.

Maule y la industria de videojuegos

La idea de González y de otros profesionales es que el Maule pueda ser reconocida a nivel nacional e internacional no solo como una zona agrícola, sino que como un polo de desarrollo de la industria de los videojuegos.

Pablo Rojas, director de la Escuela de Ingeniería en Desarrollo de Videojuegos y Realidad Virtual, señala que el compromiso de la UTalca con este rubro es profundo y, además de potenciar a empresas como Micropsia Games, la institución paralelamente se encuentra participando en la elaboración de un plan sectorial en el Maule, con el apoyo de ProChile. “Esto permitirá que las empresas de esta industria creativa de la zona accedan a financiamientos para la asistencia a eventos internacionales que facilitan la promoción de los videojuegos”, indica el académico.

Jaime Rivera, agregado comercial de Chile en Japón y coordinador de oficinas de ProChile en Asia, resaltó el liderazgo de la casa de estudios en este campo. “La Universidad ha tenido muy buenas oportunidades para conversar con empresas de Japón. Se discutieron formas de ir adaptando las mallas curriculares en relación a lo que ocurre en el mundo, ya que hoy no es como antes, cuando una carrera tenía 20 años el mismo ramo. Hoy las tecnologías avanzan a la velocidad de la luz y en base a eso, se debe ir actualizando el conocimiento”, sostiene.

“Lo que está haciendo la Universidad de Talca es único, son líderes. Por eso tenemos un nexo importante con la carrera de Ingeniería en Desarrollo de Videojuegos. El talento que hay en Chile es muy alto y tener una universidad que sea capaz de guiar ese talento sin duda generará más empresas en la región y en el país”, indica Rivera. Además, destaca que las exportaciones de videojuegos en Chile bordean los 8 millones de dólares.

“Creo que podemos llegar a los 50 millones de dólares en los próximos cinco años y para eso se necesita talento y la Universidad de Talca lo está preparando”, subraya.

La Directora Regional de ProChile en el Maule, Julieta Romero, dijo estar muy contenta “porque Maule se caracteriza por ser una región muy poderosa en fruta fresca y vinos, pero dentro de nuestro trabajo en el marco del ProChile 3.0, el sector de servicios e industrias creativas también se está desarrollando muy fuertemente. La Universidad de Talca tiene una carrera de Ingeniería en Video juegos y Realidad Virtual, lo que significa que tenemos talentos que se están preparando en regiones que tenemos que apoyar y dotar de instrumentos para salir al mundo desde el Maule”.

Tres proyectos de la UTalca apuntan a mejorar la calidad de vida en la región del Maule

  • Académicos de la casa de estudios maulina se adjudicaron recursos a través del Fondo de Innovación y Competitividad (FIC) 2019 del Gobierno Regional del Maule.

Medir y reducir las emisiones contaminantes de empresas; producir huevos de alto valor nutricional, a través de un alimento especial para aves; y diseñar y fabricar dispositivos de alerta temprana para la detección de enfermedades ocasionadas por exposición a plaguicidas, son las temáticas de los tres proyectos que se adjudicó la Universidad de Talca a través del Fondo de Innovación y Competitividad (FIC) 2019 del Gobierno Regional del Maule.

El Centro Tecnológico KIPUS creó un proyecto de reducción de emisiones atmosféricas de MiPymes en zonas saturadas, motivado por la problemática presente en Curicó, Maule y Linares, ya que figuran entre las 1.000 ciudades del mundo más contaminadas, y junto a Talca, entre las 35 ciudades con peor calidad del aire de Sudamérica.

Coordina esta iniciativa el director del Departamento de Ciencias de la Computación de la UTalca, César Astudillo, quien explicó que el objetivo del proyecto es medir emisiones atmosféricas contaminantes en pequeñas y medianas empresas de la región, para verificar si se cumple la normativa. “La idea es dejar capacidades instaladas en el Centro Tecnológico KIPUS, perteneciente a la Facultad de Ingeniería, donde desarrollaremos un servicio de medición y diagnóstico de emisiones atmosférica contaminantes. Además, capacitaremos a 200 empresas, realizaremos diagnósticos a cuarenta de ellas y seleccionaremos a cinco que recibirán soluciones como, por ejemplo, un filtro para sus calderas”, planteó.

Por otra parte, el académico del Departamento de Tecnologías Industriales, Héctor Quinteros, desarrollará un nuevo alimento para aves de postura para producir huevos de alto valor nutricional y regímenes alimenticios especiales, junto a los investigadores Fernando Cataldo y Diógenes Hernández. 

“Nuestro proyecto busca reemplazar el maíz como materia prima del alimento para ave, ya que los pequeños productores de huevos se ven afectados por la variación estacional del precio porque es muy alto. Por esta razón, hemos fabricado a pequeña escala un alimento para gallinas basado en una mezcla de materias primas recolectadas por personas del sector costero de la Región del Maule para obtener insumos marinos y otro tipo de subproductos de ferias agropecuarias”, indicó el investigador.

En tanto, el académico de la Facultad de Ingeniería, Jorge Morales, se adjudicó financiamiento para realizar una investigación para diseñar y fabricar dispositivos de alerta temprana para la detección de enfermedades: “Desarrollo de Microdispositivos de Alertamiento Temprano para la Detección Residuos de Herbicidas y Plaguicidas en Personas Expuestas a la Agricultura en la Región del Maule”, es el nombre del proyecto.

“La iniciativa surge porque nos llamó la atención la cantidad de estudios ex post que existen en la Región del Maule de adultos y menores a quienes les realizaron análisis tardíos de trazas de residuos de plaguicidas o pesticidas, fungicidas y herbicidas. Por esta razón, queremos desarrollar microdispositivos que permitan tener acceso a un bajo costo para la prevención de enfermedades, indicando, por ejemplo, si existe presencia de una enzima que está correlacionada con la presencia de agroquímicos, y tomar acciones para ir al médico tempranamente y prevenir que sucedan efectivos negativos en la salud de las personas”, manifestó el investigador.

Los académicos de la Facultad de Ingeniería beneficiados con el instrumento realizarán investigación y desarrollo para generar conocimiento aplicable a los sectores productivos, aumentando así las oportunidades de progreso económico y calidad de vida de las personas. El vicerrector de Innovación y Transferencia Tecnológica, Pablo Villalobos, señaló que la institución “ha realizado un importante trabajo de articulación público-privada en los últimos años gracias a los proyectos FIC, lo cual ha propiciado el despliegue de significativos procesos de desarrollo tecnológico y de innovación en la región. En este mismo sentido, la Dirección de Transferencia Tecnológica a través del Departamento de Gestión de Proyectos, se encarga de acompañar a nuestros investigadores en el proceso de formulación de nuevos proyectos de I+D para fortalecer la vinculación con el medio empresarial”.

La jefa del Departamento de Gestión de Programas y Adquisiciones del Gobierno Regional del Maule, Verónica González, explicó que “la Comisión de Estrategia y Fomento Productivo del Consejo Regional aprobó en noviembre de 2019 las iniciativas, tras cumplir con las etapas de evaluación. Estamos muy contentos con la adjudicación de estos proyectos por parte de la Universidad, ya que son muy importantes para lograr un buen desarrollo de la región. Esperamos que puedan comenzar a ejecutarse desde marzo para lograr los objetivos por los cuales fueron presentados y aprobados”.

Científicos UTalca estudian manejo de nueva plaga que está generando millonarias pérdidas en Región de O’Higgins

  • El insecto que llegó entre los años 2016 y 2017 a Chile provocando cuantiosas pérdidas en la Sexta Región, amenaza con causar profundos daños también desde el Maule hasta la Región de La Araucanía, afectando así la exportación de miles de toneladas de frutas.

Polilla del Álamo o Leucoptera sinuella es el nombre de una plaga recién llegada al país que se encuentra impactando de manera negativa en fruticultores de O’Higgins, y que amenaza con atacar en el corto plazo a más regiones de Chile. Este insecto si bien no se alimenta de las frutas, logró refugiarse para desarrollarse en ellas lo que tiene como consecuencia directa que sean rechazadas de manera automática para su exportación.

Es por esto que investigadores de la Universidad de Talca se encuentran trabajando en el marco de un proyecto FIC del Gobierno Regional de O’Higgins y el Consejo Regional de dicha región, para la elaboración de un completo plan de manejo y prevención.

La Polilla del Álamo, crece en las distintas especies e híbridos de estos árboles, alimentándose de sus hojas y construyendo especies de galerías dentro de estas, consumiéndolas y propiciando su caída antes del otoño. Fenómeno que en la Sexta Región ya se puede observar hace algunas temporadas.

El efecto económico de esta plaga no solo afecta a la industria del Álamo, el mayor daño es provocado en la industria frutícola y sus exportaciones, ya que a pesar de que la polilla no se alimenta de las frutas impide su exportación. Esto, debido a los rechazos cuarentenarios en su venta fuera de Chile, ya que el insecto al desprenderse de los Álamos -una vez que se alimentó de ellos- busca refugio invernal instalando capullos en las cavidades de la fruta, como en su cáliz y pedicelo. La consecuencia es que los productos son rechazados a la hora de obtener certificados fitosanitarios para su envío a países como México y Estados Unidos.

Eduardo Fuentes, científico de la Universidad de Talca y director de este proyecto explica que “el volumen de cajas que están siendo rechazadas son más de 90 mil en las últimas tres temporadas, lo que ha generado efectos económicos severos para la Región de O’Higgins y que pueden extenderse hacia el sur de Chile; en regiones como el Maule, Ñuble y BioBío”.

ORIGEN DE LA PLAGA

La Polilla del Álamo proviene de Europa y Asia, habitando precisamente en esos árboles sin generar mayores problemas a la naturaleza o a la economía agrícola, debido al control que producen los depredadores naturales que allí habitan.  Por ello, no existen mayores estudios en Europa o Asia que puedan ayudar a contrarrestar su negativa acción en Chile.

En este contexto, el objetivo del grupo de investigadores de la UTalca será efectuar estudios de control con insecticidas, enemigos naturales o controladores biológicos, búsqueda de variedades, híbridos de álamo resistentes y el uso de compuestos del medio de comunicación de las polillas como son las feromonas.

Para el investigador, los resultados esperados de este trabajo son ofrecer distintas alternativas de control de la polilla, para que cada productor de fruta y de madera del Álamo pueda seleccionar la opción más efectiva. “Actualmente para los fruticultores lo más viable es cortar las alamedas que están al borde de los huertos frutales, que quedan más expuestos al viento y creándoles un daño por ramaleo de la fruta. Como opción también se encuentra sugerir un tipo de Álamo que pueda resistir al ataque de la plaga o bien la creación de un insecticida que se pueda aplicar por riego o inyección al tronco de los árboles”, explicó el doctor Fuentes.

Ante los costos de las opciones mencionadas, el experto plantea que surgen también alternativas de controladores biológicos o enemigos naturales que ya se encuentran en Chile y que incorporen esta nueva plaga como su alimento. “Entre los posibles destaca un conjunto de insectos denominados parasitoides, o pequeñas avispas que inoculan un huevo en el interior de las larvas de la polilla comiéndose al insecto hasta matarlo”, agregó.

MANZANAS

En la Región de O’Higgins las frutas más susceptibles al ataque de estos insectos son las manzanas, ya que en el periodo de cosecha de la fruta justamente sus larvas comienzan a descolgarse del Álamo para pasar el invierno. Además, atacan peras y nectarines.

Según los expertos su paso hacia el sur podría afectar también a los manzanos de la Región del Maule.

El equipo de trabajo del proyecto está compuesto por académicos de la Universidad Católica de Valparaíso y la Universidad de Talca. Desde la institución maulina, Claudio Ramírez, aporta como experto en resistencia de las plantas al ataque de la polilla; Blas Lavanderos, es el encargado del control biológico y depredadores que atacan a ese insecto; y Eduardo Fuentes, es el experto en el manejo de insecticidas de los Álamos. Además, participa el Centro Tecnológico del Álamo de la UTalca. En tanto, la PUCV colabora con el manejo de la plaga a través del uso de feromonas, a cargo de Jan Bergmann y Wilson Barros.

El proyecto contempla generar contacto con productores de fruta de O’Higgins y con los pequeños productores de Álamos para realizar talleres y días de campo para transferir las investigaciones de cómo combatir a la polilla en el corto y largo plazo, desde qué insecticida usar y cómo aplicarlo hasta ofrecer una variedad de árboles que no necesite ningún tipo de control, junto con dar información de cómo detectar a la polilla de manera anticipada.

Carrera de Medicina de la UTalca está entre las 10 mejores de Chile

Tras la publicación anual de su Ranking de Universidades 2019, La Tercera posicionó la carrera de Medicina de la Universidad de Talca en el lugar número 10 de las mejores escuelas del área a nivel nacional. Atributo a tener en cuenta en el marco del proceso de Admisión 2020, momento en que los futuros estudiantes y sus padres deberán escoger una casa de estudios superiores.

Estos resultados «son una señal más que permite a los jóvenes y sus familias confiar en que su formación profesional está en buenas manos, porque la Universidad de Talca trabaja por la excelencia en todos los planos y asume nuevos desafíos nacionales e internacionales», expresó el rector de institución maulina, Álvaro Rojas.

A su vez, el director de escuela de Medicina Claudio Cruzat, invitó a todas y todos aquellos estudiantes talentosos, con buen desempeño académico e interés por la ciencia, además de ansias de contribuir a mejorar la salud de la población, para que estudien en la UTalca. «Contamos con un plan formativo actualizado y alineado con los estándares de la mejor formación médica a nivel nacional e internacional, sin sesgos ideológicos más que el bienestar de las personas, y un cuerpo docente compuesto por especialistas, profesores de experiencia  y prestigiosos investigadores», señaló el académico.

La escuela de Medicina posee una infraestructura de primer nivel, donde desde marzo de 2020 se estrena un nuevo edificio que incorpora laboratorios modernos y espacios docentes innovadores, entre otras características. El nuevo edificio de 4.583 mts2 cuenta con áreas administrativas, laboratorio de química y bioquímica, laboratorio de biología, biblioteca de 172 mts2 y cuatro auditorios, el principal con una capacidad de 110 butacas.

«La habilitación de estas nuevas dependencias están en el tenor de crear las mejores condiciones de infraestructura y organizativas para el desarrollo de estas carreras. Pero también, para crear geográficamente un polo de desarrollo anexo al Campus Clínico: el futuro centro ambulatorio de mediana complejidad (ex Hospital Italiano) que permitirá ofrecer labores asistencias a la comunidad, pero también un marco académico donde se pueda hacer docencia, investigación y vinculación con el medio, tanto para pregrado y postgrado», dio a conocer Cruzat.

La Universidad de Talca es la octava mejor universidad del país, según el ranking de La Tercera. La medición muestra además que, en el caso de los planteles estatales, la institución maulina solo es superada por la U. de Chile.

UTalca se compromete con inclusión de estudiantes con discapacidad y dificultad de aprendizaje

  • Seminario reunió a académicos y directores de carrera, quienes recibieron capacitación para facilitar el estudio por parte de dicho alumnado.

La Universidad de Talca se encuentra preparando a sus docentes y directores de carrera con charlas y capacitaciones para lograr la inclusión en el aula. En ese contexto se desarrolló el Seminario y Taller de Diseño Universal de Aprendizaje en la Educación Superior, donde se entregaron lineamientos y técnicas para apoyar a alumnos que tengan dificultades en el aprendizaje o estén en situación de discapacidad.

La capacitación fue organizada por el Centro de Innovación y Medios para el Aprendizaje (CIMA), junto con su Programa de Inclusión y el Programa de Acceso a la Educación Superior (PACE) de la casa de estudios superiores.

“Los docentes deben tener conocimiento de sus estudiantes, tener claro que la educación para una persona en situación de discapacidad es un derecho y, por tanto, atender a las necesidades de esos alumnos”, explicó Marta Ramírez, coordinadora del Programa de Inclusión de CIMA de la U. de Talca.

En esta jornada se vieron técnicas de Diseño Universal de Aprendizaje, una opción transversal y que atiende a todos los alumnos, incluyendo a aquellos con dificultades. El objetivo es potenciar las distintas habilidades de los estudiantes, entregando contenidos de manera flexible y alcanzando a toda la sala de clases. De esta forma, el docente debe planificar su enseñanza de modo que se entregue el contenido de distintas maneras y así alcanzar los distintos estilos de aprendizaje de los jóvenes.

“Tenemos estudiantes que están dentro del espectro autista, otros con discapacidades físicas como ceguera o motoras, por nombrar algunas. Lo que busca este seminario es abrir el abanico de estrategias de aprendizaje de manera que los alumnos, entendiendo que tienen distintas habilidades, puedan acceder al aprendizaje dentro de su carrera”, comentó Erika Ubilla, coordinadora ejecutiva del Programa PACE UTalca.

Contar con el apoyo específico es fundamental para los docentes a la hora de desarrollar sus clases, dado que no todos tienen amplios conocimientos a la hora de enfrentar estas situaciones en el aula. “Para nosotros como docentes la inclusión es un desafío en la medida en que se entreguen estas herramientas para poder llevar a cabo los procesos de formación profesional. La Universidad tiene un compromiso con la inclusión, es una temática en la que uno debe estar permanentemente formándose, por lo que creo que son altamente efectivas estas acciones que se realizan”, agregó Viviana Estrada, académica de Kinesiología.

El programa de inclusión se inició en 2019 con el objetivo de abordar las necesidades de alumnos y docentes en torno a la discapacidad y dificultades del aprendizaje. De esta forma, se intenta establecer un apoyo o consultoría a los docentes que lo requieren para que sus alumnos terminen de manera exitosa su carrera. Para lograr este objetivo, se realizarán dos seminarios taller por semestre tratando distintos temas de pedagogía e inclusión.

“Permite realizar acompañamiento a los estudiantes en lo académico, en lo social y cultural de modo que puedan desarrollarse con autonomía durante su proceso formativo. A los directores de escuela y docentes se les entrega asesoría técnica para establecer adecuaciones curriculares de acuerdo a las necesidades detectadas y a la comunidad en general proporciona instancias de sensibilización y formación sobre inclusión y discapacidad”, explicó la directora de Pregrado de la UTalca, Carolina Gajardo.

Académicos de la UTalca expresan dudas sobre el proceso constituyente

Mario Herrera y María Ignacia Sandoval, reflexionaron sobre el informe final entregado por la Mesa Técnica Constituyente, que no contempla cuotas de género, escaños reservados para pueblos originarios o participación de independientes.

Durante el coloquio universitario denominado “Diálogos sobre Proceso Constituyente”, organizado por la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Talca, realizado este lunes, se abordó el detalle del informe de la Mesa Técnica Constituyente.

La iniciativa contó con las exposiciones del académico Mario Herrera, cientista político e investigador del Centro de Análisis Político de la misma casa de estudios; y María Ignacia Sandoval, docente de la Escuela de Derecho e investigadora del Centro de Estudios Constitucionales de Chile (CECOCH).

En la oportunidad, los expertos debatieron sobre el informe final entregado por la Mesa Técnica Constituyente, que no contempla cuotas de género, escaños reservados para pueblos originarios o participación de independientes, ya sea para la Convención Mixta Constitucional (50% parlamentarios y 50% ciudadanos) o para la Convención Constitucional (100% ciudadanos).

Cabe consignar que la instancia es integrada por abogados y cientistas políticos de distintos sectores, y fue conformada luego que las tiendas políticas alcanzaran el denominado “Acuerdo por la Paz Social y para una nueva Constitución”.

“Lo que hemos presenciado en los últimos días, ha sido la incapacidad que ha tenido la Comisión Técnica Constituyente en miras de alcanzar acuerdos. Más bien se puede apreciar como los partidos políticos están tratando de levantar un sistema que los privilegie por sobre las aventuras de los  independientes, dejando fuera escaños reservados y leyes de cuotas. Tal situación es inviable por cuanto quienes detentan el poder son las mismas personas que están planificando”, sostuvo Herrera.  

El investigador agregó que “la mesa técnica está cuoteada por los partidos políticos, por eso el sistema electoral elegido para la elección de los delegados que formarán la convención constitucional es el mismo que se usa para la elección de los diputados. Existen otras formas de asegurar mayor participación de los independientes. Por ejemplo, un sistema de lista única cerrada y bloqueada podría permitir que se presenten independientes por afuera de los pactos de los partidos y ayudaría al voto en el extranjero”.

En esa misma línea, Sandoval cuestionó el rol que ha cumplido la instancia: “Sin duda, el proceso ha sido histórico por cuanto se ha abierto una participación ciudadana nunca antes vista en nuestra historia constitucional. Sin embargo, a medida que se ha ido estructurando la ejecución del acuerdo surgen cada vez más dudas. Por ejemplo, no sabemos cuál va ser el rol de la ciudadanía en la generación de insumos para la discusión del texto constitucional”, reparó.

“El próximo domingo muchas municipalidades realizarán una consulta ciudadana, la cual no tiene un aspecto vinculante, en ese sentido ¿Cómo logramos que los insumos generados por la ciudadanía se vean reflejados en el texto constitucional? No sabemos qué es lo que va a pasar con los candidatos independientes, los escaños reservados y qué va a pasar con el quorum de 2/3”, concluyó.           

Agroclimatólogo de la UTalca advierte que verano 2019-2020 sería el más cálido de los últimos 119 años en cuanto a temperaturas máximas y olas de calor

Patricio González Colville, agroclimatólogo investigador de la Universidad de Talca proyecta que los eventos cálidos y olas de calor serán más recurrentes este verano en la zona central.

Según el experto del Centro de Investigación y Transferencia en Riego y Agroclimatología (CITRA) de la UTalca, “este verano 2019-2020 podría traducirse en la estación más cálida de los últimos 119 años en cuando a temperaturas máximas y olas de calor, en la zona central de Chile”.

Para las próximas semanas, específicamente para la segunda quincena de diciembre, el especialista proyecta nuevos eventos térmicos con temperaturas que podrían llegar a 35° C, e incluso 36° C.

Según el estudio, que abarca desde Valparaíso a Chillán, durante este verano se esperaría a lo menos tres olas de calor por mes, con peaks de temperaturas máximas que oscilarían entre los 39° a 40° C, fundamentalmente en los meses de enero y febrero, con humedades relativas en torno al 29%. El verano, propiamente tal culminaría el 31 de marzo.

En cuando a la duración de las olas de calor, estas se podrían extender de tres a seis días consecutivos con temperaturas iguales o superiores a 33° C.

“Según nuestro estudio en el siglo XX los eventos cálidos extremos duraban, en promedio, 6 días consecutivos en verano. En el siglo XXI es esperable 11 días consecutivos, en promedio, con temperaturas máximas iguales o superiores a 33°C”, explicó González.

Por ejemplo, dijo, en la Región del Maule durante enero de 2017 hubo 21 días seguidos en que las máximas diarias oscilaron entre 34° C y 39° C. “Ha sido la ola de calor más extensa desde que tenemos registro de la zona, iniciados en 1900”, afirmó.

Por su parte, la mega sequía que lleva 13 años (2007-2019) está dejando, entre Santiago y Chillán,  un 70% en déficit de lluvias.

Según las tendencias a nivel mundial respecto al aumento del C02 en la atmósfera, que ya se cuantifica en 410 partes por millón al 2019, se estima que la temperatura de la Tierra se eleve a los 1.5° C -incluso 2° C- por sobre los niveles preindustriales hacia el 2030-2035. Lo anterior está originando que los eventos extremos de calor sean más recurrentes y riesgosos para la salud humana y agricultura.

Si en el siglo XX diciembre tenía tres días con temperaturas iguales o superiores a 33° C, se han elevado a seis días en el siglo XXI. En enero, de cinco días con registros superiores a 33° C hemos pasado a tener 11 días y en febrero de cuatro días en el siglo pasado hemos subido a siete días en el actual siglo.

El martes 19 de noviembre se registró una máxima en Talca de 35° C a las 16.10 horas. En los últimos 119 años de registro (1900-2010), en el siglo XX sólo en cuatro veces la temperatura máxima diaria había alcanzado los 35° C o más: en 1921 (35° C); 1932 (36° C) 1936 (35° C) y 1957 (35.9° C).

En lo que va del siglo XXI estos eventos han sido más recurrentes; en 2007 Talca registró 36.4° C; en el 2016 fue de 37.2° C y ahora, 2019, fue de 35° C. Lo anterior indica que en solo 20 años del presente siglo se han producido tres récords térmicos.

Se suma a lo anterior que el 2016 se superó el antiguo registro de 35.9° C ocurrido el año 1957, al medirse 37.2 ° C. en noviembre.

“Durante el mes pasado tuvimos una máxima promedio de 29,4 grados, representando 3,6 grados más alto de lo normal. Incluso una temperatura de 35,9 grados el 19 de noviembre, figurando como la tercera más alta en los últimos 100 años en el caso de Talca, antecedidas por una en 1957 y otra en 2016”, indicó González.

​UTalca y sus estudiantes desarrollan intensa agenda en apoyo de la comunidad durante las movilizaciones sociales

– Actividades impulsadas por las federaciones de alumnos por la institución han permitido abrir importantes espacios para la generación del diálogo, servicio e información.

Más de un centenar de actividades en favor de la comunidad, realizadas tanto por los estudiantes de la Universidad de Talca como por la misma institución, se han efectuado desde que comenzó el estallido social que sacude al país desde el 18 de octubre pasado.

Ocho cabildos sobre temáticas como educación, medio ambiente, ciencia, feminismo y economía; 39 talleres de apoyo de diversas disciplinas -psicológica y tributaria, entre otras-; nueve jornadas de reflexión triestamental, con participación de administrativos, estudiantes y académicos; 48 cápsulas audiovisuales y 11 cartillas digitales, son algunas de las acciones que se han generado desde distintas instancias de la comunidad utalina.

El secretario político de la Federación de Estudiantes de Talca, Lukas Urrutia, señaló que “más allá de las marchas y movilizaciones, hemos tratado de diversificar nuestras acciones con énfasis en lo cultural, social y político, abriendo espacios de discusión y reflexión donde tratamos de cumplir un rol ‘pedagógico’ poniendo la Universidad al servicio de las demandas sociales”.

Por su parte, el secretario general de la Federación de Estudiantes de Curicó, Luis Díaz, destacó la importancia de desarrollar actividades que incluyan a los tres estamentos, pero también de otras que involucren al conjunto de la sociedad razón por la cual la próxima semana esperan concretar la realización de un cabildo abierto a toda la ciudadanía.

“Es necesario abrir el círculo universitario porque todos pueden aportar con ideas, en especial dado el momento de cambio en que nos encontramos. Es muy importante generar espacios para que la gente pueda expresarse y al mismo tiempo informarse de lo que está pasando”, explicó.

En tanto, el presidente de la Federación de Estudiantes de Santiago, Jorge López, también hizo un balance positivo de las actividades realizadas de forma conjunta con la dirección del campus, y valoró “la voluntad de las autoridades para fomentar los espacios de participación”.

En este contexto, la vicerrectora de Desarrollo Estudiantil, Isabel Hernández, dijo que coherente con su rol público y haciendo suyas las legítimas demandas de la ciudadanía, la UTalca “ha impulsado diversas iniciativas tendientes a generar espacios de discusión y formación, no sólo orientadas a la comunidad universitaria sino al público en general”.

Agregó que con ese mismo objetivo se han apoyado las actividades generadas por el alumnado. “Comprendemos que en medio de un movimiento social como el actual, el aporte que nuestra Universidad realiza desde los ámbitos de la información, el diálogo y la orientación ciudadana, contribuyen de manera directa al fortalecimiento de nuestra democracia y a la visibilización de las demandas sociales”, expresó.

También se ha prestado asesoría a los estudiantes que han sido víctimas de vulneración de sus derechos fundamentales en el contexto de las movilizaciones sociales a quienes la institución ha prestado la asesoría legal y asistencia psicológica correspondiente.

Asimismo, desde los primeros días del estallido social la Dirección de Comunicaciones Corporativas impulsó una campaña de servicio llamada #UTalcaContigo, la que mediante piezas gráficas entregó de apoyo a la comunidad y consejos prácticos a los ciudadanos.

En UTalca experto británico en psiquiatría advierte posible incremento del estrés en los chilenos que puede desencadenar trastornos postraumáticos

  • «Me sorprendería que algo así no ocurriera dada la situación actual», afirmó Jonathan Bisson, director del Grupo de Investigación en Estrés Traumático de la Universidad de Cardiff, del Reino Unido, asistió este viernes a un seminario organizado por la Universidad de Talca.
  • En el evento, el equipo de la Facultad de Psicología que estudia este tema expuso los últimos conocimientos sobre estos trastornos que en la actualidad pueden ser vitales para atender a personas afectadas por las movilizaciones.

“He constatado en Chile un incremento del estrés, que está afectando a toda la población, inclusive a los chilenos que viven en el extranjero”, comentó Jonathan Bisson, director del Grupo de Investigación en Estrés Traumático de la Universidad de Cardiff del Reino Unido, quien participó en el Seminario Internacional “Estrés Traumático e Indicadores de Psicopatología”, organizado por la Facultad de Psicología de la Universidad de Talca.

Según el experto, la crisis social por la que atraviesa nuestro país, que se manifiesta a través de la protesta callejera, cacerolazos y movilización pacífica, pero también en destrucción, violencia policial y saqueo, puede desencadenar en las personas trastorno postraumático. “Me sorprendería que algo así no ocurriera dada la situación actual”, sostuvo.

Bisson aclaró que los trastornos de ansiedad pueden afectar a personas que han participado en las marchas, a aquellos que han estado expuestos a la violencia extrema o a quienes la han podido presenciar.

En ese sentido, recomendó no exponerse de forma constante a situaciones traumáticas y aseguró que las autoridades de gobierno deben ayudar a que se reduzcan los hechos de violencia.

Respecto de los síntomas, el académico de la Universidad de Cardiff señaló que “por ejemplo, los ciudadanos pueden experimentar pesadillas asociadas a las situaciones traumáticas que han vivido, tener pensamientos asociados a la violencia, una angustia que puede traer consigo que dejen de ver televisión o redes sociales y desarrollar estados depresivos”.

En esa misma línea, Nadia Ramos, docente de la Facultad de Psicología de la Universidad de Talca y presidenta de la Asociación Chilena de Estrés Postraumático (ACET), apuntó a que la mayor dificultad se presentará una vez que concluya la movilización social: “Puede que se presenten  dificultades más concretas de salud mental, acompañado a veces de un mayor consumo de nicotina, alcohol, medicamentos o de drogas ilícitas. Lamentablemente, esto toma tiempo”.

Por su parte, Andrés Fresno, también académico de la Facultad y vicepresidente de ACET, reparó en que la violencia interpersonal aumenta las posibilidades de que una persona desarrolle un estrés postraumático. “Lo que estamos viendo ahora es una violencia interpersonal muy grave, donde vemos que quienes deberían cuidarnos han agredido a muchas personas. Y el gobierno no ha reconocido a tiempo esa violencia y eso ha generado en la población y en las víctimas una percepción de vulnerabilidad y miedo, dos indicadores que aumentan el riesgo de desarrollar este tipo de trastornos”, explicó.

Fresco destacó que la importancia de este seminario es compartir conocimiento científico sobre el trastorno de estrés postraumático y darle herramientas a los profesionales que trabajan en salud mental para poder reconocer el impacto de las experiencias traumáticas en la salud de las personas y conocer lo ultimo que se está haciendo a nivel mundial para el tratamiento.

Proyecto colaborativo

La actividad impulsada por la Facultad de Psicología contó con un importante marco de público interesado en estas temáticas y se encuentra enmarcada en el proyecto “Erasmus +” que es liderado por Andrés Fresno (UTalca) y Jonathan Bisson (U. Cardiff), cuyo objetivo es adaptar tecnología para la evaluación y tratamiento de Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT) simple y complejo en el contexto nacional, poniendo a la Facultad de Psicología de la Universidad de Talca a la vanguardia de estos desarrollos internacionales, según indicó el profesor de la UTalca.

Durante el seminario –abierto y gratuito a la comunidad- se presentó un estudio con poblaciones de riesgo como adolescentes y personal de emergencia. El 36,3% de los adolescentes presentaron síntomas de ansiedad, 31,8% de síntomas depresivos, 24,7% de síntomas de TEPT, 12.3% de ideación suicida durante el último mes.

Los principales factores de riesgo de estas problemáticas son la violencia familiar, el maltrato infantil, abuso de alcohol y otras drogas. Por otra parte, a nivel nacional, los bomberos presentan un 2% de probable TEPT, un 21,4% de disociación peritraumática, 16% síntomas de salud mental de diversa intensidad.

Los principales factores de riesgo de desarrollo de TEPT en bomberos son presencia de más síntomas de salud mental, disociación peritraumática, evaluación negativa del evento, mayor frecuencia de exposición a eventos adversos, uso de estrategias de afrontamiento desadaptativo y presencia de eventos traumáticos previo.