Tag Archives: universidad de valparaiso

Gemelas de San Antonio se matriculan en la misma carrera en la UV

  •  Las jóvenes de 18 años ingresarán a Ingeniería en Información y Control de Gestión, de la Facultad de Ciencias Económicas. 

Desde pequeñas hacen todo juntas. En el colegio se sentaban una casi al lado de la otra, eran inseparables en el juego y también en los estudios. Y ahora, a sus 18 años, ambas optaron por estudiar la misma carrera: Ingeniería en Información y Control de Gestión, que imparte la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Valparaíso (UV). Josefa y Beatriz Espinoza, hermanas gemelas, concurrieron acompañadas de sus orgullosos padres a realizar los trámites de matrícula a la UV durante esta segunda jornada del Proceso de Admisión 2019.

“Como estudiamos juntas, normalmente tenemos los mismos intereses y siempre hacemos las mismas cosas. En general, nos gusta lo mismo”, señala Beatriz.

Frente a las expectativas para este año, Josefa expresa: “Yo creo que va a ser un buen año, con muchos cambios y desafíos. Somos de San Antonio y viviremos este año en Valparaíso, andamos en la búsqueda del lugar. Hemos escuchado que la UV es una buena universidad, que es estatal y eso nos gusta”.

En la misma línea, los padres, Dianira Donoso y Miguel Espinoza, valoraron la posibilidad de que sus hijas ingresen a la Universidad de Valparaíso, dado su prestigio, trayectoria y accesibilidad.

“Nosotros como papas estamos emocionados de estar aquí con ellas. Mis ojos se llenaron de lágrimas (al entrar), porque son mis hijas mayores y las primeras que ingresan a estudiar a la universidad. Conocemos a varios amigos de las niñitas que estudian acá en Valparaíso y conocen la UV, entonces ellas manejaban información sobre la universidad y las carreras”, dijo su madre.

Por su parte, el padre advierte que “nos da un poco de más tranquilidad que estén juntas, porque siempre se han protegido entre ellas, ambas sacan fortaleza de cada una y se van apoyando en los desafíos que enfrentan”.

Finalmente, la familia destacó la fluidez del proceso de matrícula, que ha caracterizado las dos primeras jornadas en la UV.

“Yo creo que partió bastante bien, porque nosotros ayer teníamos una duda, enviamos un correo y se nos respondió antes de las 8 de la mañana. Eso nos facilitó las cosas y nos dio un poco más de tranquilidad. Y después llegando acá ha sido bastante ágil el proceso y muy expedito”, sostuvo Miguel Espinoza.

Con los trámites concluidos, las gemelas retornarán a Valparaíso el próximo 6 de marzo, fecha que marcará el inicio de sus vidas como estudiantes de la UV.

 

Datos del proceso de admisión consolidan liderazgo de la UV

  • La institución registró un alza en los seleccionados y fue nuevamente la más postulada de la Región. 

El Proceso de Admisión 2019 continúa desarrollándose y una serie de estadísticas emanadas del mismo dan claras señales de la consolidación de la Universidad de Valparaíso como una institución líder a nivel regional y nacional debido al cada vez mayor interés que concita entre los postulantes.

En efecto, una de las cifras más significativas que arrojó el actual proceso fue que la UV seleccionó este año a un total de 4 mil 3 postulantes, lo cual no sólo confirma el crecimiento sostenido de los estudiantes convocados para matricularse, sino que es la cifra más alta que la casa de estudios ha registrado en su historia, superando los 3 mil 875 seleccionados del año pasado, que era el número más alto hasta entonces. Vale decir, la UV aumentó en un 3,3% su cantidad seleccionados respecto al anterior récord.

Líder en la Región

Esos números están directamente relacionados con el hecho de que por quinto año consecutivo la UV fue la universidad que más postulaciones válidas recibió en la Región de Valparaíso. Este año la UV tuvo 22.236 postulaciones, es decir, mil 148 más que en 2018, ubicándose por sobre la PUCV (18.927), la UTFSM (18.645) y la UPLA (8.553).

Este liderazgo regional se grafica también en otra cifra muy llamativa: pese a que la UV tiene seleccionados de las 16 regiones que conforman Chile, el 69,07% de los convocados a matricularse es de la Región de Valparaíso, lo cual ratifica que es el referente máximo para los estudiantes de la zona. Este porcentaje da cuenta, también, de una tendencia, ya que hace cuatro años el 63,47% de los seleccionados era de la Región.

La universidad que realmente prefieren

Tanto o más valioso que lo anterior es otro dato: el 90,73 de los postulantes de la UV tuvo a esta universidad entre sus primeras tres preferencias, con un altísimo 58,13% de ellos ubicándola como su primera opción.

En lo que respecta a las tres primeras preferencias, el promedio es levemente superior al del año pasado (90,4%). El alza es bastante notoria en la primera preferencia, ya que el 2018 un 55,66% tenía a la UV en el tope de sus preferencias.

Pero si se analiza lo ocurrido en los últimos cinco procesos se observa un aumento exponencial en las preferencias que los postulantes tienen por la institución, ya que en 2015 sólo el 48,33%de los seleccionados tenía a la UV como su primera preferencia. Vale decir, en el lapso de cuatro años se mejoró casi diez puntos en este acápite.

NEM, Ránking y género

Otra área en la que los números son positivos es la de los antecedentes académicos de los nuevos estudiantes. En 2019, el promedio NEM de los seleccionados en la UV es de 617,7 puntos, superando los 612,2 del 2018. En cuanto al puntaje de Ranking, también se registró un alza, pasando de 644,2 promedio el año pasado a 648,3 en el actual proceso.

Sin embargo, un número que dice mucho sobre la calidad de los nuevos estudiantes de la UV es el siguiente: este año 223 de los seleccionados de la UV tuvieron 850 puntos de Ránking, lo cual significa que son estudiantes que tuvieron un altísimo desempeño durante toda la enseñanza media. La institución experimentó una importante alza, puesto que en 2018 llegaron 175 postulantes con 850 puntos de Ránking, lo cual significa un 27,42% más de estudiantes en esta categoría. Además, en treinta de las 42 carreras en las que la UV ofrece vacantes hubo un postulante con estos extraordinarios antecedentes.

En cuanto al género, este año la UV tuvo una pequeña alza respecto a las mujeres que fueron seleccionadas. Así como en 2018 fueron 2.182 las convocadas a matricularse de un universo de 3.875, que correspondían a un 56,3%, este año fueron 2.270 las seleccionadas, de un total de 4.003, equivalentes al 56,7%.

Finalmente, este año se registraron algunas modificaciones en cuanto al tipo de establecimiento del que proceden los seleccionados, verificándose un alza de los estudiantes procedentes de colegios particulares pagados, que pasaron de ser el 12,65% al 14,71%, y una leve baja en los postulantes que cursaron la enseñanza media en liceos (de 22,48% a 21,51%) y en colegios particulares subvencionados (de 64,88% a 62,75%), los cuales, pese a ello, siguen siendo la mayoría de los convocados.

Concluyó tercer ciclo de talleres “Mujeres sin Rejas”, dirigido a internas del Centro Penitenciario Femenino de Valparaíso

  • En la nueva versión del proyecto se capacitaron 22 mujeres, quienes recibieron sus certificados.

En dependencias del Centro Penitenciario Femenino (CPF) de Valparaíso, se llevó a cabo la ceremonia de clausura del tercer ciclo de talleres de derechos humanos “Mujeres sin Rejas”, proyecto desarrollado por la Facultad de Derecho de la Universidad de Valparaíso, a través del Núcleo de Estudios Penitenciarios, y la Unidad de Protección de Derechos Humanos de Gendarmería Valparaíso, en colaboración con la Seremi de Justicia y Derechos Humanos, y que en esta oportunidad contó con la participación de estudiantes de la Escuela de Teatro de la UV.

A la actividad asistieron Amaia Arraztoa, seremi de Justicia y Derechos Humanos; Alberto Balbontín, decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Valparaíso; Inés Robles, secretaria de Facultad; y la mayor Carla Toledo, jefa de unidad del centro penitenciario, además de las  internas que cursaron los talleres.

El ciclo de talleres tuvo por finalidad entregar herramientas a las usuarias del CPF en materia de derechos humanos y enfoque de género, y busca el diseño e implementación de iniciativas que generen un impacto favorable en la población penal femenina. En la oportunidad, las 22 mujeres que se capacitaron recibieron sus certificados que acreditan la finalización exitosa de esta tercera versión del proyecto.

El decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Valparaíso, Alberto Balbontín, quiso en sus palabras “agradecer al Núcleo de Estudios Penitenciarios que ha hecho un trabajo estupendo durante tres años, a las profesoras y profesores que intervinieron y a Gendarmería y a la Seremi de  Justicia y Derechos Humanos, que se han integrado a este trabajo, que nos parece que es tan importante, porque nuestros estudiantes no solamente tienen el compromiso de estudiar su carrera, sino que demuestran también un interés y compromiso social por contribuir a que las personas que están privadas de libertad en algún momento salgan en mejores condiciones para reintegrarse debidamente en el medio libre y, por lo tanto, siempre he querido estar presente, ya sea en las inauguraciones o cierres de estos talleres, para dar un testimonio de parte de nuestra Facultad de que estamos acompañando a nuestros estudiantes en una iniciativa que partió de ellos, pero que también la institución les da su respaldo”.

Amaia Arraztoa indicó en su intervención que “se ha puesto un énfasis vital en el trabajo colaborativo entre instituciones públicas y privadas para trabajar por el gran fin que es la reinserción social. A lo que estamos apostando es a entregar herramientas y oportunidades, en este caso a las internas del Centro Penitenciario de Valparaíso, con el objeto de que en su retorno a la vida libre ellas puedan utilizar estas herramientas para reinsertarse en la sociedad y de esa manera dejar de lado la delincuencia, y así trabajamos en uno de los temas que para ellas es fundamental, que es la familia, proteger a sus familias y, de esa manera, hacer una mejor sociedad. Así que reitero mis agradecimientos, sé que aquí hay un trabajo de corazón que ha impulsado la Universidad de Valparaíso y sus estudiantes, y los invito a seguir trabajando por este gran proyecto común, que tiene el Gobierno y el Ministerio de Justicia, que es la reinserción social”.

Finalmente, Nataly Figueroa, coordinadora del Núcleo de Estudios Penitenciarios de la Facultad de Derecho UV, aseguró que “nos sentimos súper satisfechas con los resultados, porque este año se incorporó la carrera de Teatro, entonces la perspectiva de trabajo interdisciplinario que debe abordarse en la cárcel ha sido sumamente enriquecedora, porque es un intercambio de conocimientos y aprendizajes, sobre todo para las internas. Con esta nueva visión vino a trabajar este aspecto que no solamente se relega al derecho, que es el resultado final respecto a las condenas. Te das cuenta que hay un proceso de resocialización en el cual ellas deben cumplir con ciertos requisitos, y los talleres apuntaron a que ellas puedan avanzar en esos aspectos, hacen conducta, entonces estamos felices porque la culminación de los talleres las beneficia para poder postular a ciertos beneficios intrapenitenciarios también, entonces no es solamente que terminen un taller y salgan certificadas”.

La ceremonia de certificación del tercer ciclo de talleres de derechos humanos “Mujeres sin Rejas” concluyó con la intervención de la  Agrupación Musical de Cámara de la Universidad de Valparaíso, quienes interpretaron la pieza “La victoria de Víctor”, de su propia autoría.

Talcahuano, Valparaíso y Arauco serían las comunas más expuestas al impacto del cambio climático en las costas

  • Investigación interuniversitaria financiada por el Ministerio de Medioambiente es liderada por el académico Patricio Winckler.

Talcahuano, Valparaíso, Arauco, Coronel y Puerto Saavedra serían las comunas más expuestas al impacto del cambio climático en las costas chilenas, según los resultados preliminares del proyecto de investigación “Determinación del riesgo de los impactos del cambio climático en las costas de Chile”, financiado por el Ministerio de Medioambiente y que reúne investigadores de la Universidad de Valparaíso y otras cuatro casas de estudios superiores, junto al centro de investigación UV COSTAR y CIGIDEN.

La investigación, liderada por el académico de la Escuela de Ingeniería Civil Oceánica UV Patricio Winckler comenzó en octubre del 2018 y finaliza en agosto de este año, y ya entregó un primer informe de estudios preliminares con una proyección de las amenazas y su cruce con la exposición costera.

Según explica Winckler, “considerando la marejadas y el nivel del mar podemos caracterizar la amenaza. Cruzamos estos fenómenos físicos con todos los sistemas costeros que pueden ser afectados y a partir de eso haremos una caracterización más específica entre Arica y Puerto Montt, cada cinco kilómetros, de los impactos del cambio climático en las costas”.

Los investigadores realizaron un catastro de todas las entidades que están bajo los 10 metros sobre nivel del mar en Chile, que quedará para descarga libre desde una plataforma SIG y a través de un archivo en Google Earth una vez que finalice el proyecto. La base de datos contempla 461 caletas de pescadores, 1.057 humedales, 256 campos dunares, 1.172 playas, 156 lugares con interés en biodiversidad, 1.709 elementos de equipamiento costero, 1.059 elementos de infraestructura y 477 asentamientos costeros.

“Esta cuantificación no existía a nivel integrado. Estudiamos el cambio en la dinámica de las marejadas y el cambio en el nivel del mar, analizándolo de forma histórica, desde 1980 hasta el 2004, y mediante proyecciones a futuro con modelos climáticos globales. Esta información va a ser un insumo para el desarrollo de políticas públicas, ya que, aparte de tener leyes sobre cambio climático, esperamos que a consecuencia de este proyecto se pueda generar un plan nacional de adaptación del territorio costero ante este fenómeno”, agregó Winckler.

El jefe del proyecto añadió que “a la fecha no existía una base de datos que integrara en forma sistemática la información sobre caletas de pescadores, humedales, dunas, playas, biodiversidad, equipamiento, infraestructura y población en una sola plataforma. Al terminar este proyecto, esta información será de libre disposición a través del Ministerio del Medio Ambiente. En el caso de la infraestructura, hemos compilado información de defensas costeras, rampas y las obras del MOP; en cuanto a los terminales portuarios de Chile, identificamos doce puertos estatales, catorce puertos privados, setenta terminales en puertos estatales y ochenta instalaciones privadas. En cuanto a la energía, están integradas también las termoeléctricas, gaseoductos y oleoductos, mientras que en el concepto de ingeniería naval se cuentan astilleros, varaderos, puertos deportivos y clubes de yates”.

“La población que vive bajo los 10 metros sobre el nivel del mar, por otra parte, está catastrada desde el punto de vista de manzana censal, analizada por género y rangos etarios. También catastramos los establecimientos de salud, educación, policía y bomberos que se encuentran bajo los 10 metros sobre el nivel medio del mar”, indicó.

Según el investigador, “en Chile no existe un aumento del nivel de mar respecto del continente como ocurre a nivel mundial y eso se debe a que la actividad tectónica es muy fuerte. Los cambios verticales del territorio pueden ser incluso mucho más importantes y equivalentes a decenas de años de cambio climático”.

No obstante, Winckler asegura que “en varios lugares de la zona central se está evidenciando de forma incipiente un cambio de dirección hacia el sur en el oleaje, generando modificaciones en las playas. Las marejadas, consideradas como casos puntuales de oleaje extremo, están aumentando en frecuencia e intensidad y eso ha ocurrido en todo Chile, desde 1980 hasta el 2015. Queremos saber también cuál es el impacto del cambio en la dinámica del oleaje en los cierres de puerto, ya que tiene un impacto económico importante”.

UV trabaja en investigación para declarar el Kai Kai de Rapa Nui como Patrimonio

  • Gracias a convenio entre el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio y el Centro de Estudios de Gestión del Patrimonio UV.

El Kai Kai es un juego Rapa Nui que consiste en que una persona construye con sus manos una figura con un largo hilo cerrado, y sobre la base de esa figura hace un relato, generalmente relacionado con antiguas tradiciones y mezclado con elementos actualizados. Así lo explican los profesores Manuel Hernández y Juan Orellana, miembros del Centro de Estudios y Gestión del Patrimonio de la Universidad de Valparaíso, ambos integrantes del equipo que está desarrollando una investigación destinada a patrimonializar el Kai Kai.

Explica Hernández, director del referido Centro, que “el 20 de noviembre pasado suscribimos un convenio entre el Servicio Nacional del Patrimonio Cultural del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, y la Universidad de Valparaíso, a través de nuestro Centro. Este convenio es para desarrollar una investigación sobre contenidos, formas de expresión e historia del Kai Kai Rapa Nui”.

Añade que “ya se realizó un primer trabajo de reconocimiento y contactos en la isla entre el 19 y el 23 de noviembre, fueron reuniones con personas destacadas de la isla, entre ellas Isabel Pakarati, reconocida como Tesoro Humano Vivo del año 2017 por Unesco. A las reuniones que tuvimos allá asistieron representantes de la comunidad, funcionarios municipales, funcionarios del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, y de parte nuestra, estuvimos el profesor Juan Orellana, el profesor José Miguel Ramírez y yo. Tuvimos una reunión con el alcalde, Petero Edmunds, para informarle del proyecto y para solicitar su apoyo, que fue aceptado por la autoridad”.

De esta forma, continúa Hernández, “se ha iniciado, por parte de los profesionales del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, la investigación para tres temas en la isla: primero, investigar sobre la existencia de otras expresiones del Kai Kai, porque la expresión que hemos estado viendo con Isabel Pakarati es una que es muy importante, y por eso tiene un premio Unesco, pero pensamos que hay otras también, de modo que el equipo de allá del ministerio va a investigar ese tema”.

El segundo tema, que también se ejecutará en Rapa Nui, “es investigar lo que se está avanzando en la expresión del Kai Kai en los colegios de la isla, porque la información que nos dieron es que en los colegios se está trabajando con niños a partir de los cinco años en este tema, y nos interesa mucho ver esto y la territorialidad que esto tiene”. El tercer tema, acota Manuel Hernández, “es investigar sobre expresiones del Kai Kai que se realizan en otras áreas territoriales de la isla, porque así como hay una Isabel Pakarati puede haber otras personas”.

En cuanto al financiamiento del trabajo de investigación, subraya Hernández que “dado el convenio entre la UV y el Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, ellos aportan los fondos y nosotros aportamos a los investigadores. Con esos fondos ya financiamos el primer viaje”. Y sobre los plazos, adelanta que el trabajo de investigación se desarrollará desde marzo hasta diciembre del 2019, en principio.

Por su parte, el profesor Juan Orellana destaca el hecho de que “el ministerio hizo una selección de instituciones con las que le interesaba trabajar en esta investigación y eligió a la Universidad de Valparaíso y su Centro de Estudios de Gestión del Patrimonio: ese es un hecho muy relevante, fuimos invitados por el ministerio”.

Por otro lado, indica Orellana, “el convenio tiene varios componentes, uno de los cuales es el estudio acerca de esta práctica que se denomina Kai Kai, que se encuentra en las culturas del Pacífico, no solamente en Rapa Nui. La preocupación que hay por parte del ministerio es que esta práctica, y sobre todo los relatos, están en peligro de perderse. Ante ello, el objetivo del ministerio es, sobre la base del estudio que estamos haciendo, configurar un informe sobre el Kai Kai en Rapa Nui a objeto de iniciar un proceso de patrimonización”.

Destaca el profesor Orellana que “nuestro trabajo metodológico implica estudiar una cultura que no es la nuestra, observando que la cultura Rapa Nui, como otras, tiene una actitud de desconfianza y de secreto, de reservar elementos. Por lo tanto, no es llegar y aplicar un esquema de investigación como lo hacemos acá, sino que hay que establecer una serie de relaciones, de confianzas, y eso es lo que fuimos a hacer nosotros a la Isla. Esto no se aprende estudiando metodología, sino sobre la base de la experiencia académica y de investigación. Creo que con Manuel y José Miguel logramos establecer una relación de confianza y yo diría de motivación con personas como Isabel Pakarati, la principal cultora y Tesoro Humano Vivo de la Unesco, así como con el alcalde y con una serie de otros cultores. Esa relación nos permite empezar a construir el proyecto, que se va a realizar tanto en la isla, por parte de investigadores Rapa Nui, y acá por parte de nosotros”.

Otro elemento que destaca Juan Orellana corresponde al área educativa: “Hay una propuesta del ministerio para diseñar algunos diplomados sobre gestión del patrimonio inmaterial. Asimismo, la realización de talleres, porque hay que hacer un trabajo aquí en el continente, ya que el patrimonio de Rapa Nui compromete a nuestra sociedad y a Valparaíso en particular”.

Finaliza el académico destacando: “Este es un trabajo sumamente relevante, porque Rapa Nui es un tema relevante internacionalmente; de hecho, creo que tiene más relevancia a nivel internacional que en Chile. Y creo que siendo nosotros la Universidad de Valparaíso, estatal y pública, tenemos que tomar liderato en este tema”.

Alumnas de la UV desarrollaron guía de atención inclusiva para CESFAM Marcelo Mena

  • El producto está dirigido a trabajadores y trabajadoras de ese centro de salud familiar y busca ser replicado en otros CESFAM.

Con el objetivo de generar espacios inclusivos para personas en situación de discapacidad dentro de la salud pública, un grupo cuatro estudiantes de la Universidad de Valparaíso desarrolló “Accediendo Junt@s”, proyecto que obtuvo el primer lugar del concurso de fondos concursables “Impacta UV 2018, desafío inclusión” de la Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAE). Las integrantes del equipo son Nathaly Fleming, Bárbara Rojas y Romina Pulgar, de Trabajo Social, y Nelyver Montenegro, de Fonoaudiología.

El proyecto constó de un ciclo de talleres para funcionarios y funcionarias de SOME y OIRS del Centro de Salud Familiar (CESFAM) Marcelo Mena de Valparaíso, con el fin de mejorar el acceso a la información de forma universal, generando como producto final una guía de atención inclusiva para quienes se desempeñan en el mencionado centro de salud.

Según indicaron las estudiantes en la ceremonia de cierre del proyecto, el objetivo de la guía es “dar consejería útil para una atención cada vez más inclusiva y de acceso universal, a disposición de las y los trabajadores del CESFAM Marcelo Mena”.

El instrumento sensibiliza en las temáticas de uso de lenguaje universal, adulto mayor, discapacidad auditiva, discapacidad visual, discapacidad cognitiva, discapacidad física, analfabetismo y buen trato. Respecto a las proyecciones, explicaron que “la idea es que se genere una mejora progresiva de la guía, que se puedan replicar los talleres en otros centros de salud de Valparaíso y agregar más temáticas relativas a la inclusión”.

La ceremonia de cierre estuvo encabezada por la directora de la Escuela de Trabajo Social, Elena Salum; el secretario académico de la Escuela de Trabajo Social, Mauricio Ureta; el director del CESFAM Marcelo Mena, Pedro López; la encargada del área SOME CESFAM Marcelo Mena, Ximena Escobar; y la coordinadora de Impacta UV de la DAE, Camila Rojas.

Pedro López indicó que “durante mi trabajo como director se han acercado muchos estudiantes para realizar diversos proyectos, pero hasta ahora ninguno ha generado un impacto tan grande en términos de capacitación e impacto a la comunidad, como es este proyecto que hoy culmina. Para nosotros fue bastante grato poder acceder a los contenidos del curso, capacitación a raíz de la cual se generó un valioso producto, que forma la primera parte de un proceso que queremos validar con los demás CESFAM de la Región, para poder generar a nivel de todos los SOME una forma diferente de acceso a la información por parte de los pacientes y entrega de información de manera inclusiva por parte del personal”.

Por su parte, Ximena Escobar explicó que “dos interrogantes de nuestra historia son: qué hacer para que los que no están, estén, y qué hacer para que los que tienen que acoger, acojan. Ahora hemos tenido una respuesta completa y oportuna, y en este momento sí fuimos capaces de darla, y dimos una respuesta inclusiva, completa e integral, que parte desde la reflexión del conocimiento de la generación joven de esta casa de estudios, que se suma y perfecciona con el trabajo amoroso y sacrificado que día a día los trabajadores y trabajadoras ejercen”.

Finalmente, la doctora Elena Salum afirmó que “es necesario recordar que este proyecto fue seleccionado como el ganador del primer lugar de los fondos concursables DAE, lo que también da cuenta de la importancia del reconocimiento que han tenido tanto en la formación académica como en la colaboración en proyectos sociales. Un elemento destacable en la carrera de Trabajo Social es saber reconocer en la misma práctica cuáles son las fallas que están teniendo, cuáles son las necesidades, y desde esas necesidades que se van detectando en la praxis profesional, levantar proyectos que sean co-creados en conjunto por los trabajadores del CESFAM Marcelo Mena y los usuarios, que creo que eso es lo más relevante para nosotros”.

Romina Pulgar Avendaño, estudiante de quinto año de Trabajo Social y una de las encargadas del proyecto, explicó que “la idea nació a través de una mujer que se atendía en el CESFAM que nos contó que el lugar donde más se sentía discriminada era en el área de salud, entonces pensamos que teníamos que hacer algo, y decidimos capacitar a los funcionarios en temáticas inclusivas. Primero teníamos considerado solo discapacidades, pero al co-crear esto, que es el plus que tiene el proyecto, el CESFAM nos indicó que también necesitaban incluir temáticas de adulto mayor, que si bien no es una discapacidad, las personas de ese grupo tenían capacidades reducidas de audición y visión, y es la población usuaria que más se atiende en el CESFAM. Y también el analfabetismo, porque es una barrera que impide una atención más inclusiva”.

“Nosotros buscábamos finalizar creando una guía inclusiva para que todos los funcionarios puedan consultar, y lo que queremos es que se replique y que también se puedan incluir más temáticas en el futuro, como diversidad sexual o de migración, que también son barreras que dificultan una buena atención en el área de salud. Nuestra idea como futuras profesionales es aportar con un granito de arena a la inclusión y ayudar a las personas que lo necesitan, lo que está muy ligado a la carrera que estudiamos”, cerró.

Felipe Cadenasso cerrará Sesiones Toma Directa 2018 de Radio Valentín Letelier este jueves

Con el estreno en vivo de “Guni”, tercer álbum solista del múltiple ganador de los Premios Pulsar Felipe Cadenasso, finalizará la temporada 2018 de Sesiones de Toma Directa de Radio Valentín Letelier de la Universidad de Valparaíso, conducidas por el periodista especializado René Cevasco. Dentro del espacio han participado músicos como Niña Tormenta, Chini & The Technicians, Diego Lorenzini, Cola de Zorro, Téfiret, Técnicas Manuales y Claudio Silva Rey, entre otros artistas nacionales y locales.

El evento con entrada liberada y financiado por el Fondo al Fomento de la Música Nacional 2018, se realizará el próximo jueves 20 de diciembre a las 19 horas, en la sala Rubén Darío del Centro de Extensión UV (Errázuriz 1108). En la ocasión se presentará integro por primera vez a nivel nacional el nuevo álbum de Cadenasso, del que ya se han destacado los sencillos de sofisticados arreglos “Esta Roca” y “Oficios”, y que será transmitido a través del 94 AM y 97.3 FM, así como por la señal online (rvl.uv.cl o uv.cl/radio) de la emisora universitaria.

Felipe Cadenasso es además vocalista y guitarrista de Matorral, agrupación con la cual recibió el premio Pulsar 2017 a mejor artista de rock nacional por el disco “Gabriel”. Ese mismo año también fue reconocido con el Pulsar a mejor productor musical por su trabajo con diversos artistas del sello independiente Cápsula Discos. Por último este 2018, obtuvo junto a Antonio del Favero  el Pulsar a mejor música para audiovisuales por la banda de sonido del documental “Cantalao”.

UV habilita moderna unidad de preservación de la fertilidad para personas que padecen cáncer

  • Será la primera en Chile en operar en red con hospitales públicos. Rector Aldo Valle y ministro de Salud inauguraron sus dependencias.

Un nuevo y significativo paso, que confirma su carácter pionero e innovador, dio la Clínica de Reproducción Humana de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valparaíso al habilitar la primera unidad en Chile dedicada a la preservación de la fertilidad de personas con cáncer que operará en red con los hospitales y servicios de salud públicos.

A ella podrán acudir las mujeres en edad fértil y las niñas prepúberes diagnosticadas con esa enfermedad que deseen congelar sus óvulos o tejido ovárico antes de iniciar un tratamiento oncológico, para de esta forma no afectar su futura opción de ser madres, y los hombres que deseen criopreservar sus espermios, con ese mismo fin.

Sus instalaciones, que podrán atender inicialmente a unos 150 pacientes por año, representaron una inversión en equipamiento y espacios físicos cercana a los 200 millones de pesos y se materializaron al alero de un proyecto de investigación sobre Medicina de Precisión que impulsa la UV. Además, los procedimientos que allí se realicen serán supervisados por el prestigioso centro internacional The Oncofertility Consortium, líder mundial en la certificación de este tipo de tratamientos.

Las dependencias de la nueva unidad fueron inauguradas por el rector Aldo Valle y el ministro de Salud Emilio Santelices, durante una ceremonia en la que estuvieron acompañados por los directores de la Clínica de Reproducción Humana, Aníbal Scarella y Verónica Chamy, y el decano de la Facultad de Medicina, Antonio Orellana.

Equipamiento

 

La Unidad de Preservación de la Fertilidad para pacientes oncológicos de la Clínica de Reproducción Humana de la Facultad de Medicina de la UV está en condiciones de realizar procedimientos de extracción y criopreservación de ovocitos y espermios y, también, albergar muestras de tejido ovárico extraídas en los hospitales de la Región.

Para ello dispone de un laboratorio de criogenia provisto de dos tanques de almacenamiento para ovocitos y embriones, uno para tejido ovárico, otro para muestras de semen y un tanque especial de cien litros para suministro continuo de nitrógeno líquido. A ellos su suman otros dos tanques  para trabajo diario, sensores de monitoreo remotos en incubadoras de embriones y gametos y para el monitoreo de la tempe2ratura para el mantenimiento óptimo de las muestras.

Asimismo, cuenta con un laboratorio de embriología provisto por campana de flujo laminar para manipulación de tejido testicular y corteza ovárica en condiciones estériles y kits para criopreservación de tejidos ovárico.

A estas instalaciones, que cumplen con los más altos estándares internacionales, se añade una estación de trabajo para manejo de embriones y ovocitos y un equipo de respaldo electrónico de última generación.

 

Valoración

 

La nueva unidad de la Clínica de Reproducción Humana UV se articulará con el Servicio de Oncología del Hospital Carlos van Buren, que es el centro de referencia regional en este campo, y con el resto de los hospitales de la Región de Valparaíso que integran el núcleo de derivación de pacientes.

En paralelo se incorporará a las entidades adscritas a la ley nacional del cáncer, para extender estas prestaciones a pacientes de todo el país.

Según su director, el doctor Aníbal Scarella, esta es una iniciativa única a nivel nacional, ya que hasta ahora no hay ninguna -ni pública ni privada- asociada con una red orientada a la preservación de la fertilidad.  “Esto es muy importante, porque uno puede tener la mejor unidad clínica en este ámbito, pero si no está en conexión con los actores principales del sistema de salud pierde su potencialidad. Además, esta iniciativa viene a hacer justicia en un ámbito muy sensible, pues hoy existe cobertura auge para los varones con cáncer de testículo, pero no para las mujeres en edad reproductiva, que producto de la quimioterapia, la radioterapia o la cirugía quedan estériles. Por eso, con su inauguración estamos poniendo fin a un tremendo sesgo y discriminación de género y a un gran dilema que enfrentan los sobrevivientes de un cáncer, que producto de las terapias que los pueden curar probablemente no podrán tener hijos. Ahora eso es posible de subsanar y esta nueva unidad se hará responsable de ello”, argumentó el doctor Scarella.

En tanto el rector Aldo Valle valoró la opción que brinda hoy la Universidad en cuanto a contribuir con la salud del país a través de una instancia que podrá atender las necesidades de un grupo de personas que requiere de tratamientos específicos en materia de fertilidad, los cuales -hasta ahora- no eran considerados por las políticas públicas. “Para nosotros es un orgullo poder aportar en este ámbito tanto en la región como en el país, como parte de una institucionalidad que requiere ser potenciada cada vez más para cubrir las necesidades de todos los chilenos”, precisó la máxima autoridad de la UV.

Por su parte, el Ministro de Salud, Emilio Santelices, calificó la habilitación de la nueva unidad clínica como “una muy buena noticia. Su entrada en funcionamiento implica un enorme salto que nos va a permitir ayudar a las familias de ésta y otras regiones del país, no solo a través del nuevo plan del cáncer que el Presidente ha dado a conocer en las últimas semanas, sino también en lo relativo a enfrentar los efectos colaterales que pueden generar los tratamientos contra el cáncer”, concluyó el secretario de Estado.

Personas mayores podrán reportar problemas de su entorno urbano a través de observatorio comunitario

  • Autoridades regionales destacaron proyecto de innovación social desarrollado por el Centro Gerópolis UV y financiado por Corfo.

En el marco del Concurso de Innovación Social 2018 de Corfo, el Centro Gerópolis de la Universidad de Valparaíso se adjudicó 60 millones de pesos para validar el proyecto denominado “Observatorio Comunitario de Gestión y Control de la Información Territorial”.

Las personas mayores de Valparaíso podrán detectar, registrar y reportar los problemas del entorno urbano a través de un observatorio con base comunitaria pionero en Chile, cuyo objetivo es aportar información relevante para la toma de decisiones y gestión de soluciones por parte de los gobiernos locales.

Durante la ceremonia de distinción del proyecto, el director regional de Corfo Valparaíso, Juan Fernando Acuña, señaló que “Corfo no solo se preocupa del fomento productivo, sino que también son de suma importancia los proyectos sociales. En este caso, un proyecto tecnológico de innovación social que está orientado a apoyar a los adultos mayores en el tema de salud. Es la continuidad de otra aplicación y que en esta etapa se configura como una aplicación colaborativa”.

Por su parte, el director de Vínculos Institucionales de la UV, Alejandro Rodríguez, destacó que “la innovación social busca efectivamente crear las condiciones para que la comunidad de usuarios y de la sociedad civil tenga palabra en el diseño de las soluciones. El ámbito de la innovación social es sumamente relevante en el tema de la creación de conocimiento y también en construir nuevas alianzas de colaboración”.

Los datos recopilados por el Observatorio ingresarán al Sistema de Información Territorial de Salud para el Adulto Mayor, software desarrollado por Gerópolis UV en alianza con el Cesfam Marcelo Mena, el cual opera en base a la georreferenciación y los determinantes sociales de salud de las personas mayores, combinando distintas capas de información demográfica, sociosanitaria y territorial.

El escalamiento a nivel comunal del Observatorio se sustenta en el convenio de colaboración entre la Universidad de Valparaíso y la Corporación Municipal de Valparaíso, firmado en junio de este año. En una segunda instancia, en base a los resultados del proceso de validación, el Observatorio podría replicarse en otras municipalidades, incrementando su proyección y sustentabilidad.

Calidad de vida y territorio

El proceso de ideación del Observatorio surgió del trabajo conjunto entre el Centro Gerópolis UV, el Cesfam Marcelo Mena y su Consejo Local de Salud. A partir de la identificación de los problemas del entorno como determinantes sociales de salud se planteó la necesidad de contar con un sistema de levantamiento y reporte de las condiciones del entorno urbano como primera etapa para la búsqueda de soluciones localizadas, con alto impacto en el bienestar de la población mayor.

Según cifras de la Encuesta de Calidad de Vida Urbana 2015, el 11% las personas entre 60 y 74 años y el 32% de las personas mayores de 75 años tienen dificultades para desplazarse por obstáculos físicos del entorno, mermando su posibilidad de acceso a distintos servicios, espacios públicos y de sociabilización.

Al respecto, el Seremi de Salud Francisco Álvarez indicó que el Observatorio Comunitario promueve el envejecimiento positivo de la población: “Nuestro desafío el día de hoy, es terminar con los estereotipos negativos que tiene asociado el envejecimiento. Tenemos como sociedad que promover un cambio integral, social y cultural para un envejecimiento positivo, orientándonos en generar condiciones necesarias para retrasar lo más posible la dependencia física y mental. El trabajo que desarrollará Gerópolis a través de este observatorio nos permitirá precisamente articular nuestras políticas públicas para que trabajemos en este envejecimiento positivo”, precisó.

Por su parte, el director de Salud de la Cormuval, Alejandro Escobar, manifestó que el Observatorio “nos permite identificar necesidades desde la perspectiva de los propios adultos mayores, lo que va a generar una tremenda oportunidad para mejorar y optimizar nuestra prestación de servicios. Pero también nos va a invitar a repensar la estrategia que Valparaíso necesita para la población adulto mayor y en ese sentido el aporte de Gerópolis de la Universidad de Valparaíso y de este proyecto en particular va a ser fundamental”.

Participación y tecnología

La implementación del Observatorio considera la realización de laboratorios comunitarios para la definición de un sistema sectorizado de registro y reporte de la información territorial. Además, se llevarán a cabo reuniones de articulación con los departamentos municipales de desarrollo comunitario, para la derivación de los casos priorizados y la gestión de soluciones apropiadas.

En relación con la metodología de registro y reporte, el miembro del Equipo Ejecutivo de Gerópolis UV y jefe del proyecto, Pablo Reyes, señaló que “una de las estrategias posibles es a través de una aplicación móvil tipo Waze, porque a diferencia de lo que se cree, los adultos mayores son buenos adoptadores de tecnología y el smartphone está entrando muy fuerte con ellos. Pero estas estrategias se definen de acuerdo con el paradigma sobre el cual nosotros trabajamos, nosotros no vamos a llegar a imponer una tecnología o una idea, esto lo trabajaremos mediante talleres de cocreación con los adultos mayores y allí vamos a definir cuál es el mejor mecanismo”.

A su vez, subrayó que la participación de las personas mayores afectadas por los problemas del entorno asegura que los casos reportados sean socialmente relevantes.

Para el presidente del Consejo Local de Salud del Cesfam Mena, Serapio de la Cruz, “esta iniciativa va a crear una ciudad más amable especialmente con el adulto mayor, pero esto no solo beneficia a los adultos mayores, sino que a toda la población, porque si una escala está rota o no tiene baranda, el cambio beneficia a todos”, concluyó.

97,5% de estudiantes de universidades estatales rindió con éxito prueba piloto del Examen Nacional de Odontología

  • Autoridades de las siete universidades estatales que lo aplicaron reiteran necesidad de que éste se declare obligatorio, como el Eunacom.

El 97,5% de los estudiantes pertenecientes a las siete instituciones de educación superior estatales que imparten la carrera de Odontología en Chile aprobó la prueba piloto del futuro examen nacional de la disciplina.

El instrumento fue aplicado el pasado 26 de noviembre, en forma voluntaria y simultánea, a un total de 244 alumnos de quinto año de las universidades de Valparaíso, de Chile, de la Frontera, de Talca, de La Serena, de Antofagasta y Arturo Prat.

Éste fue diseñado y fue preparada por las direcciones de las escuelas de Odontologías de los siete planteles mencionados y se aplicó con miras a afinar y definir las características de dicho instrumento evaluativo, que tanto el Colegio de Cirujano Dentistas de Chile como la Red Estatal de Odontología pretenden implementar oficialmente a partir del próximo año en condiciones similares a las que en la actualidad rigen para los titulados de la carrera de Medicina.

Los representantes de ambos organismos valoraron el resultado y destacaron el hecho de que el test considerara materias con diferentes grados de complejidad, tanto en lo que se refiere a procedimientos quirúrgicos como en otros temas relacionados con enfermedades y aspectos generales de la salud bucal.

Al respecto, el secretario de la Facultad de Odontología de la Universidad de Valparaíso, Ricardo Moreno, quien asistió a la reunión en la que se presentaron los resultados, afirmó que la alta aprobación que tuvo la prueba piloto permite asumir que hoy existe una base común de contenidos y que estos se están impartiendo de manera adecuada.

De los 244 estudiantes que finalmente respondieron las cincuenta preguntas del futuro examen 61 son de la Universidad de Valparaíso, en la cual la carrera de Odontología está acreditada por siete años, el máximo posible.

Eunacom odontológico

Para Ramón Fuentes, presidente de la Red Estatal de Odontología, esta primera experiencia fue positiva y, en su opinión, “permitió medir con un instrumento objetivo el nivel de conocimientos de quienes se van a desempeñar como cirujano dentistas”. Además, sostuvo que con ello se releva “la necesidad de que en el futuro se legisle en el Congreso Nacional sobre la obligatoriedad de este examen, tal como lo vienen haciendo los médicos con el Eunacom”.

Por su parte, la secretaria nacional del Colegio de Cirujano Dentistas, Anita Quiroga, explicó que para dicho organismo gremial la realización de esta prueba representa un gran avance.

“Como Colegio hemos dado una tenaz lucha para que la carrera de Odontología se pueda impartir solamente en universidades acreditadas, lo que será a contar del 2020. En paralelo, estamos trabajando con las autoridades ministeriales y parlamentarios que el Examen Nacional Odontológico sea obligatorio en el más breve plazo, por cuanto constituye una demanda histórica de nuestro gremio. Esperamos que aquellas universidades que este año no se sumaron a esta prueba sí manifiesten a contar del próximo año en su voluntad en participar”, argumentó la doctora Quiroga.

En esa misma línea, la secretaria nacional del Colegio de Cirujano Dentistas enfatizó en la necesidad de crear una división nacional odontológica, centros de especialidades en la atención primaria en la disciplina y mesas de trabajo con la Subsecretaría de Redes y Salud Pública, para cumplir las metas y objetivos que tiendan a mejorar la calidad de la salud bucal en Chile.