Tag Archives: universidad san sebastián

PSU: la presión bajo la crisis social

Rendir la PSU, para muchos, representa un hito importante que orientará las acciones para el cumplimiento de una ruta diseñada y cuyo horizonte es una meta profesional o de vida.

Para muchos es parte del diseño de la vida, para otros es un trámite más o un absurdo y para otro grupo, una posibilidad dentro de otras; todo depende de cómo se signifique este evento. Es por ello que, para muchos la PSU al ser un hito evaluativo en sí misma, genera ansiedad y nerviosismo, síntomas que son esperables para la situación y esperable también  porque vivimos momentos de incertidumbre como país. 

En mayor o menor medida la inseguridad, las expectativas personales y sociales que nos rodean, transforman este hito en uno que provoca ansiedad. En estos tiempos, la experiencia de incertidumbre ha aumentado, la situación social ha traído consigo un escenario donde la forma en que planificábamos la vida se desarma o se debilita, es decir, a la ansiedad esperable a un hito considerado normativo en la vida de un adolescente, se le suma la ansiedad -muchas veces angustia- de un hito no normativo, dado por el contexto y el estallido social, el que ha hecho tambalear a las instituciones y agravar el declive de las mismas.

Es una crisis sobre la que las personas posiblemente no perciben control alguno o aquello que los estructuraba internamente, se desarma.

La suma de una crisis normativa y una no normativa, le demanda a la experiencia de rendir la PSU una nueva forma de enfrentar este hito de la vida.

En este escenario, podría resultar beneficioso para los jóvenes que rendirán la PSU, contar con el diseño de diferentes rutas o trayectorias que los lleven a la misma meta, tener alternativas de acción que se focalicen en su proyecto profesional o de vida.

La o las trayectorias que se diseñen deben pensarse a corto, mediano y largo plazo, es decir, tener una visión en perspectiva que permita mantener el foco y favorecer la experiencia de que los pasos que demos no son vacíos, incorporando en esta experiencia la posibilidad de la incertidumbre. De esta forma los jóvenes deben pensar que las acciones que realizarán, son todas útiles para llegar a la meta autoimpuesta; tal vez tendremos que dar un paso, cinco o diez, lo importante es tener algo pensado, flexibilizar el pensamiento, aprender a tolerar la incertidumbre, abrirnos a las posibilidades de, por ejemplo, demorarnos más de lo pensado para llegar a la meta.

En este proceso puede pasar que a veces sientan espacios en blanco, desorientados o con sensación de vacío, lo importante acá es que bajo esas experiencias, hay que buscar ayuda antes que lleguen a un nivel que no permita tomar decisiones.

Es importante que los padres, madres y/o apoderados, consideren que este hito está enmarcado en una situación social distinta a la de otros años, por lo que la flexibilidad, la tolerancia a la incertidumbre también es un mensaje para ellos; deben contener a sus hijos e hijas, otorgarles en las expectativas que les imponen y el vínculo que establecen con ellos (as), un espacio de seguridad y no de presión o más estrés del que ya tienen.

Ximena Rojas, doctora en Ciencias de la Educación, Psicóloga, U. San Sebastián

Cuidado con los medicamentos para bajar de peso

Efectos cardiovasculares como taquicardia e incluso episodios psicóticos, son parte de los efectos, asegura la química farmacéutica de la U. San Sebastián, Clarissa Gondim.

Menos de un mes queda para la masiva salida de chilenos a vacacionar. En este poco tiempo, muchas personas comienzan a preocuparse de cómo se verán físicamente.

Para hacer frente a esto, mujeres en su mayoría, recurren a ciertos medicamentos para bajar de peso de forma rápida y muchas veces sin recomendación o prescripción médica. 

¿Cuáles son los riesgos de auto medicarse para reducir el peso corporal? ¿Está preparado nuestro cuerpo para una baja de peso tan rápida en pocos días?

La académica y química farmacéutica de la U. San Sebastián, Clarissa Gondim, puntualiza que “algunos de los medicamentos utilizados para reducir el peso corporal son similares a las anfetaminas. Éstos se venden solamente bajo receta médica, pero aun así, muchas personas acceden a ellos sin visitar al doctor”.

La profesional puntualiza “los peligros de la utilización de estos medicamentos son sobre todo efectos cardiovasculares (aumento de la presión arterial, taquicardia) e incluso, episodios psicóticos y alucionaciones”.

Finalmente, Gondim hace hincapié en que “cualquiera de estos medicamentos debe ser prescrito por el médico tratante puesto que, de esta forma, se conoce las verdaderas necesidades del paciente y se podrá elegir el tratamiento adecuado”.

[OPINIÓN] Estallido social, gasto social y políticas públicas: una ecuación deficiente

La Ley de Presupuesto 2020 contempla una proyección de gastos para Agenda Social de US$1.272 millones (US$510 millones para pensiones; US$106 millones para salud y medicamentos; US$306 millones ingreso mínimo garantizado y US$350 millones para plan de reconstrucción).

Nuevamente el “incremento del gasto” se destacó -por parte de la élite política- como un “esfuerzo público” para que Chile alcance un equitativo nivel de desarrollo y sobre todo, para que logre satisfacer efectivamente las demandas sociales. En este marco, es absolutamente relevante para la toma de decisiones, la forma cómo se están gastando los dineros en el ámbito social, y la evaluación de desempeño de programas y políticas sociales. 

Según el último informe de la Dipres que evalúa la efectividad de los programas sociales implementados en 2018, sólo dos de ellos alcanzaron “buen desempeño”, 10 programas un “desempeño medio” y 10 programas alcanzan un “desempeño bajo” o definitivamente “mal desempeño”.

Por otro lado, en julio 2019 la Dipres emanó otro informe con los resultados de la evaluación ex post de programas gubernamentales en 2019: solo uno de los 19 programas evaluados tuvo “buen desempeño”. Mientras, casi el 70% de los recursos incluidos en la evaluación clasificó “mal” o “bajo” desempeño. En definitiva, se perpetúa la tendencia: la mayoría de los programas evaluados durante los últimos años reprueba la evaluación.

Las cifras son alarmantes ya que demuestran que las constantes evaluaciones negativas de buena parte de los programas evaluados por la Dipres no tienen impactos significativos y tampoco existe claridad de las formas en las que se deberían traducir estos impactos. Además de ello, se observa que en general, hay pocas variaciones presupuestarias cuando un programa es reprobado en su evaluación y puede que continúe siendo financiado para el “logro de sus objetivos”.

Entonces, la dificultad no está en el “esfuerzo” que se realiza para aumentar el gasto social, ya que esta es una tarea necesaria, pero por sí sola insuficiente. Los datos evidencian que el grave problema de los programas sociales está en sus nefastos resultados y en el incumplimiento de resolver eficientemente las problemáticas sociales que aquejan a nuestra sociedad, y sobre todo en tener la capacidad, ahora más que nunca, de poder entregar respuestas efectivas a la ciudadanía dadas las emergentes demandas sociales.

Para avanzar en esta materia, es necesaria una urgente preocupación por la forma como se están llevando a cabo las directrices de los programas sociales en Chile. Volver a mirar (por ejemplo) la adecuación de sus objetivos, mejorar las condiciones de la oferta social, cualificar a los equipos profesionales, contextualizar sus pretensiones hacia el contexto local, favorecer la participación de los usuarios en la toma de decisiones, entre otros.

Sólo una fuerte mirada sobre la integralidad, y posteriores ajustes, en las características que complejizan la labor de un programa social, permitirán que el “esfuerzo” no sólo sea hablar de pesos más, pesos menos, sino, un real camino hacia su efectividad.

Fernando Fuenzalida, director de carrera Trabajo Social, U. San Sebastián

Virus Hanta: sepa identificar si pudo adquirir la enfermedad

Aunque sus síntomas son parecidos al resfrío, hay que considerar exámenes de sangre como hemograma la evolución del paciente aspectos y/o reconstruir los lugares visitados, entre otros aspectos. 

La sequía que está viviendo nuestro país no sólo está afectando la falta de agua para consumo humano y animal, la producción de alimentos o el ecosistema en sí, sino que también posibilitaría un problema que, de no ser detectado a tiempo, podría tener graves consecuencias para la salud: Hablamos del virus hanta.

Esto, porque los roedores que transmiten la enfermedad se acercarían más a lugares poblados en busca de comida y líquido, y por ende, llegar cerca de los hogares.

Tener precauciones y saber a qué estar alerta es fundamental. En términos médicos, hay distintas manifestaciones clínicas que indican cuándo alguien se contagió de la enfermedad y muchos de sus síntomas son similares al de un resfrío. Por ello, saber a qué estar atento es esencial para no demorar una atención o caer en la paranoia. 

El director de la Escuela de Medicina de la U. San Sebastián, Franco Utili, puntualiza que lo primero a considerar es la prevención, es decir, “mantenerse alejado del contacto con roedores: hay que evitar su ingreso a la vivienda, tapando orificios y cavidades por donde pudieran entrar; mantener alimentos y agua fuera del alcance de los roedores almacenándolos siempre en envases que estén sellados y herméticos; y desratizar galpones y bodegas, mantenerlas ventiladas y ordenadas, sin materiales de desecho, además de mantener el exterior de las casas libres de maleza y basura”.

Destaca que si hay que entrar a alguna habitación que haya estado cerrada por mucho tiempo, “ventile por lo menos media hora antes de ingresar y luego rocíe el suelo con agua clorada. Limpie y barra el piso, ojalá usando una mascarilla durante este proceso”.

El urgenciólogo hace hincapié también en que los síntomas iniciales del hanta “son muy parecidos a un cuadro gripal como fiebre, dolores musculares, dolor de cabeza y problemas digestivos (náuseas, vómitos o diarrea). Si esto se asocia, además, a antecedentes de riesgo de contacto con roedores (excursión o trabajo en áreas rurales, visitar residencias que han estado mucho tiempo cerradas, trabajo de desmalezado o limpieza de casas o bodegas deshabitadas), hay un riesgo elevado de que pudiera estar sufriendo esta enfermedad. Un dato importante: si hay congestión nasal y/o dolor de faringe es muy probable que se trate de gripe y hanta”.

Finalmente, Utili destaca que “si presenta fiebre, dolores musculares, dolor de cabeza y problemas digestivos, sin congestión nasal o faríngea, es preferible consultar a un servicio de urgencia para aclarar las dudas”.

Recolectores de productos silvestres se capacitaron en Primeros Auxilios en la USS

Docentes y estudiantes de la carrera de Enfermería junto a profesionales de la Unidad de Simulación de la U. San Sebastián, realizaron curso práctico a 25 personas que se dedican a la recolección de productos silvestres en la Región de Los Ríos.

Enfermería, apoyada por la Unidad de Simulación de la U. San Sebastián y en convenio con la Fundación Acerca Redes, entregó conocimientos y herramientas para los recolectores de la Región, quienes durante todo el año trabajan en campos de distintas comunas de Los Ríos.

El objetivo del taller: “Primeros auxilios en accidentes asociados al oficio de la recolección de productos silvestres, en los bosques de la Región de Los Ríos”, fue enseñar a los asistentes a cómo actuar en caso de tener una lesión osteoarticular, como lo es un esguince, torcerdura o fractura; recibir una intoxicación de hongos; y sobre todo a aprender a realizar una correcta reanimación cardiopulmonar (RCP).

La actividad consistió en un curso teórico práctico que incorporó una jornada en terreno y simulación en un predio del sector de Collico. Además de entregar capacitación e información teórica en las dependencias de la Universidad.

Jacqueline Teylorl, docente de Enfermería y encargada del curso, explicó que la carrera realiza una serie de cursos de primeros auxilios que esta oportunidad se desarrolló para el programa de Recolectores del Bosque de la Región de Los Ríos.

“Realizamos un curso teórico práctico, donde efectuamos simulaciones de los accidentes más frecuentes que pueden ocurrir en sus actividades. Se hizo un control de signos vitales y de movilizaciones, reanimación cardio pulmonar donde se utilizaron los fantomas que posee la Unidad de Simulación de la USS. Además de enseñar técnicas de control de signos vitales, manejo de heridas y hemorragias”, dijo.

A su vez, Andrés Mellado director de la Fundación Acerca Redes para la Región de Los Ríos, sostuvo que “la fundación posee un convenio con la Universidad y un programa nacional con Forestal Arauco que trabaja con recolectores de productos silvestres, que abordó diferentes áreas como la sostenibilidad, productos con valor agregado y la seguridad”.

“Estas persona trabajan en la recolección de productos silvestres durante todo el año, nosotros buscamos visibilizar su labor y potenciar lo que realizan. Su materia prima tiene un gran valor agregado y lo que buscamos es capacitarlos en su labor. Hoy nos enfocamos en su seguridad”, afirmó,

USS realizó Feria Saludable en Crucero

En el marco de la ceremonia de cierre de proyecto que buscó mejorar hábitos alimenticios de escolares de las comunas de Valdivia y Rio Bueno, la carrera de Nutrición y Dietética de la U. San Sebastián organizó una “Feria Saludable” en la Escuela Rural Crucero.

Para un total de 243 alumnos de séptimo y octavo básico, y de primero y segundo medio del colegio Masters College Valdivia y la Escuela Rural Crucero se desarrolló el proyecto de Vinculación con el Medio “¿Cómo como lo que como?”, el cual fue financiado por EXPLORA de Conicyt y ejecutado por Nutrición y Dietética, y Pedagogía en Educación Física de la USS Valdivia.

Iniciativa cuya estrategia –por cinco meses- fue que los estudiantes aprendieran desde su propia experiencia e incorporen cambios en relación a su alimentación y actividad física. Es así que, para dar por finalizado el proyecto se hizo en la Escuela Rural Crucero una “Feria Saludable”, en la que se realizaron evaluaciones nutricionales, se entregaron colaciones saludables e información complementaria.

Los talleres que se impartieron durante el año fueron: Inocuidad alimentaria y microbiología; Formación integral en nutrición saludable; Actividad física, pausas y recreos activos; y Preparación de colaciones saludables, quioscos escolares y Ley 20.606.

Según Patricio Cornejo, director (s) de la Escuela Rural Crucero, con el proyecto no sólo han mejorado los estudiantes, sino que también los profesores. “Fue sorpresivo el nivel de compromiso de los alumnos, demostrado al investigar sobre qué se comía, la calidad de esos alimentos, sus beneficios y al hacer pausas activas durante todos los recreos (…) Por lo mismo, para que exista un monitoreo en el tiempo queremos que esto continúe”, indicó.

“La experiencia fue muy bonita y entretenida. Los docentes y quienes nos visitaron de la Universidad tuvieron mucha dedicación. Traté de aprender lo que más pude y pienso me va a servir en la vida diaria (…) Las actividades nos integraron”, comentó Ángela Poblete, estudiante de Primero Medio de la Escuela Rural Crucero, quien se formó como monitora de pausas activas.

En tanto, Pamela Fehrmann, directora de Nutrición y Dietética USS Valdivia, dijo estar conforme con lo alcanzado, “porque el proyecto cumplió con los objetivos, desde la inocuidad alimentaria, al intervenir nutricional e integralmente con hábitos de vida saludable, actividad física, etiquetado nutricional y su implementación en el quiosco saludable del establecimiento, lo que esperamos sea algo permanente”, precisó.

“Hemos asumido un compromiso con la Escuela Rural Crucero, por lo que si bien finaliza el proyecto queremos continuar haciendo actividades de evaluación el próximo año”, sostuvo.

Cabe señalar que, el proyecto tuvo el respaldo de los municipios de las comunas en que se ejecuta, el Colegio de Nutricionistas de Chile A.G., la Subsecretaría de Agricultura y la Agencia Chilena para la Inocuidad Alimentaria.

Manejar la ansiedad por la PSU en otro contexto

Es necesario seguir ciertas recomendaciones para poder controlar la presión y las dudas, luego de los sucesivos aplazamientos de la Prueba de Selección Universitaria que los estudiantes rendirán, los días 6 y 7 de enero. ¿Cómo dejar de lado la presión? ¿Estudiar o repasar es adecuado en esta etapa? ¿Hay que contar con tiempo de ocio o descanso?

Existen estrategias y pasos que pueden seguir los estudiantes para poder completar su preparación para la PSU, sin dejarse llevar por la tensión previa al examen en un contexto de crisis social en el país, sumado al tema de las expectativas sobre los resultados de la prueba y lo que implica o no para el futuro de los jóvenes.

No sólo es responsabilidad del estudiante poder manejar los temores previos, sino también de su entorno familiar y en su colegio, reduciendo la preocupación asociados a cómo será su desempeño en la PSU

Daniela Muñoz, Psicóloga y académica de la Facultad de Ciencias de la Educación de la U. San Sebastián, dice que “es muy importante que los jóvenes cuenten con la contención de sus familias y amigos que están en la misma situación”.

En ese sentido, la académica plantea que ayuda a aliviar estos síntomas el “poder contar con espacios de conversación y reflexión respecto de lo que está sucediendo, junto con expresar los sentimientos de ansiedad que esto provoca”

Además, señala que “siempre es recomendado poder realizar actividades recreativas y deportivas que potencien la liberación de tensiones corporales y el aumento de endorfinas que facilitan la disminución del estrés”.

La docente señala que no se puede determinar cuánto afectará el actual contexto en la concentración y los resultados que puedan obtener los estudiantes en la PSU.

Crisis social: Consumo exagerado de medicamentos

Una característica marcada del mercado de los medicamentos es la infracción permanente al Reglamento de Farmacias, en cuanto a la venta de productos bajo receta médica, sin exigirla. Los medicamentos se venden en una alta proporción como productos de condición de venta directa.

Ocurre que ahora se registra una demanda desproporcionada por antidepresivos y analgésicos, en su mayoría de venta bajo receta médica. Los pacientes no van al médico y buscan solución directamente en farmacias donde se les provee de estos medicamentos sin cumplir, con algunas excepciones, con la reglamentación vigente.

El problema es muy serio porque hay aquí un grave peligro.

Muchos de estos medicamentos deben ser periódicamente controlados. Un ejemplo: Escitalopram. Es un antidepresivo cuya monografía indica que los pacientes deben ser re-evaluados periódicamente para determinar la necesidad de una terapia de mantención y la dosis apropiada para tal tratamiento. El evaluador es el médico.

Tiene razón el Ministro de Salud al estar preocupado. Él sabe que hay una conducta farmacofílica entre los chilenos, la que se ha venido incrementado por los problemas y tensiones políticas y sociales que vive el país. Sin embargo él y sólo él dispone de las herramientas que pueden detener estos excesos que, indefectiblemente, redundarán en un deterioro de la salud de los chilenos. 

Las farmacias deben cumplir los reglamentos, el ISP debe fiscalizar con firmeza y además, actuar contra la venta de estos demandados productos en las ferias libres. Un reportaje televisivo mostró hace un tiempo este escándalo, denominándolo “Farma-Feria” y a todo esto hay que ponerle término.

Prof. José Manuel Cousiño L.

Académico Facultad de Medicina y Ciencia, U. San Sebastián

Salud mental: cómo lidiar con la contingencia

  • Ya de antes del conflicto social actual, Chile presentaba lamentables indicadores en salud mental. 

La presencia de cuadros de depresión, ansiedad, agotamiento físico y mental ocupaban una buena parte de las quejas de la población. Junto a ello, las elevadas tasas de suicidio juvenil y de adulto mayor nos colocaban en el foco de atención mundial con los indicadores por sobre la media OCDE.

Para ese complejo panorama -que cruza de manera transversal a una parte relevante de la población- el Estado no tenía respuesta; bajos presupuestos daban cuenta de la poca prioridad que el tema tenía para diferentes gobiernos. Como muestra de lo anterior, el psiquiatra Alberto Larraín lo expresó con números en una entrevista de este año “1 de cada 4 chilenos tiene hoy una enfermedad de Salud Mental. Cerca de 3.8 millones de compatriotas. De ellos solo el 20% recibe tratamiento”, dijo.

Frente a la actual coyuntura, los trastornos de salud mental se elevan a la altura de pandemia dejando a pocos individuos indemnes frente a la ansiedad, estrés, alteraciones del sueño y labilidad emocional, la reactivación de memoria traumática hace que emerjan con fuerza cuadros de estrés post traumático y similares en población que ya ha sido expuesta con anterioridad a eventos altamente estresantes.

Los problemas en la construcción de rutinas diarias y en muchos casos de transporte y subsistencia colocan a las personas de nuestro país al borde de sus capacidades psíquicas para elaborar los eventos del día a día. Lo anterior sólo puede profundizar la crisis de salud mental en el país. Frente a ello no existen recetas mágicas, pero si algunas acciones concretas que permiten lidiar con el cotidiano:

Evitar sobre exposición a conversaciones y mensajes: Tanto usted cómo su familia (en especial niños y niñas) deben regular el flujo de información, muchas veces contradictoria, sino derechamente falsa, que aparece de manera continua por los medios de comunicación (online o TV). Poder regular lo que escucha y lee permite “desconectarse” de los eventos y dar un tiempo para que el cuerpo, las emociones y pensamientos se regulen.

Generar rutinas: Las actuales circunstancias generan quiebre de rutinas esenciales para organizarnos espacio-temporalmente. Ello conlleva ansiedad y sensación de pérdida de control. Frente a esto, la posibilidad de recuperar rutinas o crear nuevas, genera la sensación de espacio conocido y protector.

Buscar afecto y seguridad en los más cercanos: El afecto, la compañía y los vínculos afectivos son mecanismos centrales para recuperar la esperanza y vislumbrar soluciones.

La OMS/ Minsal recomiendan, frente a situaciones de desastres, algunas acciones relevantes:

·         Buscar compañía y hablar.

·         Compartir sentimientos y pensamientos con otros.

·         Escuchar y ayudar a sus compañeros.

·         Permitirse sentirse mal, deprimido o indiferente.

·         Realizar ejercicios físicos suaves, alternados con relajación.

·         Estructurar el tiempo y mantenerse ocupado.

·         No evadir el dolor o sufrimiento con el uso de drogas o alcohol.

·         Tratar de mantener un itinerario de vida lo más normal posible.

·         Hacer cosas que lo hagan sentir bien, útil y solidario.

·         Tomar pequeñas decisiones cotidianas.

·         Descansar lo suficiente.

·         Intentar, dentro de lo posible, comer bien y regularmente.

·         Saber que los sueños y pensamientos recurrentes acerca del evento traumático son normales y deben ser compartidos.

Rodrigo Venegas

Psicólogo y académico Facultad de Psicología, U. San Sebastián

7 libros imprescindibles para entender el debate de una Nueva Constitución

El debate constitucional ha generado un mayor interés por conocer su contenido, pero también por una serie de libros que abordan los desafíos y problemas de la democracia, los derechos sociales, algunos fenómenos globales y también la historia política de nuestro país.

Rodrigo Pica, abogado constitucionalista y director del Departamento de Derecho Público de la Facultad de Derecho y Gobierno de la U. San Sebastián, escogió 6 libros y la Constitución como lecturas recomendadas para abordar este tema.

 1.- Constitución Política de la República de Chile: “Lo ideal es conseguiralgún texto de la Constitución que esté comentado. Hay una versión que es para estudiantes y algunas vienen con anotaciones”.

2.- La Casa de Todos: La Nueva Constitución que Chile Merece y Necesita. Patricio Zapata: “Suobjetivo es ilustrar a los ciudadanos. El autor lo escribió como miembro observador del Proceso Constituyente y se trata de contarle a las personas qué es una Constitución, pero a partir de una noción orientada por el Humanismo Cristiano, respecto a que en una sociedad plural y diversa y que aspira a la paz social, la Constitución es la Casa de Todos, es un pacto social y un espacio de confluencia para garantizar la convivencia pacífica”.

3.- Cómo mueren las democracias. Steven Levitsky y Daniel Ziblatt: “Es un best seller de nuestra época que hay que leer. El régimen democrático sufre embates de todas partes además de una desvaloración. La Democracia tiene una gran paradoja, porque cuando alguien la quiere destruir nadie sale a defenderla. Por otro lado, se le pide hacerse cargo sin excusas de todos los problemas o de lo contrario es un sistema que se va a deslegitimar. En Chile esto es básico de entender, pensando en la desconexión y en la incapacidad del sistema político que no es capaz de procesar las demandas sociales”.

4.-Ruptura, La Crisis de la Democracia Liberal. Manuel Castells: “Es un texto breve que analiza la crisis de la democracia en la actualidad, es decir, aborda fenómenos como el caso Trump, el Brexit, el tema político español y los problemas para conformar gobierno y otros desafíos de la sociedad contemporánea. La Democracia Liberal hoy está sujeta a muchos embates y problemas que tienen que ver con el alza del costo de la vida, la desigualdad social y los cambios que está viviendo la economía”.

5.- La Solución Constitucional. Claudio Fuentes y Alfredo Joignant: “Este libro tiene cuatro años y fue escrito al fragor del fallido proceso constituyente del año 2016. En ese momento hubo muchos autores que escribieron sobre el rol que tienen las constituciones en los países, qué relación tienen con el tejido social, la legitimidad del sistema y la voluntad ciudadana”.

6.- Pinochet, Lagos y Nosotros, Ensayos sobre la Cuestión Constituyente. Cristóbal Bellolio: “El autor escribe en primera persona. Él representa a una generación que se ha movido básicamente entre dos lados del abanico del sistema político chileno que son muy antagónicos y que en el fondo el gran tema del sistema constitucional de nuestro país se nueve entre Augusto Pinochet y Ricardo Lagos, con su entorno y visión institucional”.

7.-Las Elecciones Presidenciales en la Historia de Chile 1920-2000. Alejandro San Francisco y varios autores: “Es un libro clave para entender como llegamos hasta aquí. Uno no puede pretender dar una opinión formada sin hacerse cargo de los desafíos y las tareas pendientes del Siglo XX chileno y este texto lo hace con un abanico o pool de historiadores que tienen un análisis muy coherente entre ellos. Se abordan las propuestas programáticas de cada período, qué visión de país tenía cada uno de los Presidentes y que es lo que el sistema político chileno se estaba jugando en las elecciones con cada uno de los candidatos”.