Tag Archives: universidad san sebastián

Gobierno incluiría la depresión infantil entre 10 y 15 años al Auge en 2019

  • Actualmente son 80 las patologías cubiertas dentro de este plan de salud. De acuerdo con expertos que trabajaron en la elaboración de las guías clínicas, durante el primer trimestre de 2019 debería salir el nuevo decreto.

Actualmente son 80 las patologías cubiertas por el Plan Auge., tanto para los beneficiarios de Fonasa como Isapres. Dentro de ellas la diabetes, hipertensión,  algunos cánceres, el VIH o la artritis reumatoide, por nombrar algunas patologías que tienen garantizado su tratamiento.

Durante el primer trimestre de 2019, el Gobierno debería anunciar el nuevo decreto que regirá a las también llamadas Garantías Explícitas de Salud (GES). Por lo pronto, el Gobierno ya tendría al menos una enfermedad acordada para sumar al Plan Auge para el próximo año: la depresión  para menores entre 10 y 15 años. Así lo comentó la asesora en salud mental del Ministerio de Salud, María Paz Araya, asesora del departamento de Salud Mental del Ministerio de Salud.

Según la profesional, “una de la explicaciones que se han dado de cómo impacta la política pública en la reducción de tasas  de depresión se debe a que tenemos GES, que es el factor de riesgo más importante para mayores de 15 años. Y ahora se va a implementar -que es lo más seguro- la depresión de 10 a 15 años; así cubrimos de 10 años en adelante la depresión, como factor de riesgo principal de suicidio”.

La profesional agregó que al sumar la depresión desde más temprana edad, sumado a que “tenemos GES para trastorno bipolar, de esquizofrenia y para tratamiento de alcohol y drogas en menores de 20 años” se trabaja de mejor manera la salud mental de los jóvenes y niños ya que las tres patologías mencionadas “son las que más se asocian a suicidio”.

Para el decano de la Facultad de Psicología de la Universidad San Sebastián, Claudio Orellana, de llegar a sumarse la depresión en menores de quince años “sería una muy buena noticia”, dice.

“En general, los indicadores nacionales de salud mental muestran que ha habido una adelanto de la presencia de trastornos en la esfera de la socio-afectividad en nuestra población. Si bien, hace 20 o 30 años estos trastornos eran aplicados fundamentalmente a la población de 30 a 40 años, cada vez hemos ido viendo cómo el inicio temprano de cuadros de este tipo aumenta en frecuencia, con las complicaciones que conlleva en términos de la salud metal posterior, especialmente en adolescentes y niños”.

Orellana añade que se sumarse la depresión para menores de 15 años, sería una muy buena notica por dos factores: “uno, porque la incidencia ha aumentado y por tanto, desde el punto de vista de salud pública el Estado tiene que intervenir y cuidar a su población desde el más breve desarrollo. Pero por otro lado también, porque en trastornos del ámbito de la afectividad, específicamente la depresión o cuadros de angustia, pueden tener impactos importantes en el desempeño académico de los niños. Entonces, tiene un correlato inmediato en su proceso de aprendizaje y por otro lado, en el desarrollo normal – por así decirle- del sistema nervioso central”.

Agrega que “se sabe que todo aquel factor que altere o dañe como el consumo de alcohol y drogas, y también el trastorno de la efectividad pueden generar deterioros importantes en el proceso de desarrollo. Entonces no es lo mismo el impacto de una depresión en un adulto que en un niño. En los menores, eventualmente podría tener algún tipo de impacto mayor y desde esa perspectiva, se hace doblemente necesario intervenir”.

USS promueve la alfabetización con talleres gratuitos

  • La carrera de Pedagogía en Educación Básica de la sede Valdivia finalizó taller de
    alfabetización en CECOF de la Población Norte Grande de Las Ánimas.

La iniciativa que se realizó por cuarto año consecutivo corresponde a un proyecto de
Vinculación con el Medio de la U. San Sebastián junto a la carrera de Pedagogía en Educación
Básica y forma parte de la política de la Facultad de Ciencias de la Educación de implementar
una serie de programas de alfabetización en diferentes zonas del país.

El objetivo de la actividad es colaborar en la enseñanza de destrezas, pero además, en el
mejoramiento de la calidad de vida de quienes no han tenido suficientes oportunidades
durante su vida. Fue así que estudiantes de primer año de la carrera se ofrecieron como
voluntarios y junto a profesores de Educación Básica se propusieron enseñar a leer y escribir a
personas que lo necesiten a través de un proceso de alfabetización funcional.

“Las clases se realizaron de agosto a septiembre y se ejecutaron dos veces a la semana, donde
los monitores de forma personalizada enseñaron a los adultos distintos elementos de
lectoescritura, muchos partieron de cero y otros se encontraban más avanzados. La gracia del
taller es ser individualizado, lo que permitió un trabajo cercano de los tutores”, explicó la
directora de Pedagogía en Educación Básica, Claudia Contreras.

“La intervenciones se desarrollaron en el CECOF de Las Ánimas y nuestros estudiantes –
mayoritariamente de primer año- asistieron de forma voluntaria. El taller de alfabetización
contó un número de 10 personas que fue rotando durante las distintas clases, cabe destacar
que el programa se basa en la asignatura de Didáctica del Lenguaje Oral y Escrito,
correspondiente al tercer año de nuestra carrera”, agregó la docente.

Cecilia Lagos fue la coordinadora del taller de alfabetización, “Esto fue una experiencia muy
enriquecedora para los estudiantes, quienes se enfrentaron a situaciones prácticas y lograron
realizar un rol como docentes. Rescato que los estudiantes de forma voluntaria se atrevan a
desarrollar clases fuera de la universidad con personas que necesitan aprender a leer, lo que
es muy gratificante para ellos”, explicó.

Sin dinero para Navidad: ¿Cómo explicarle a los hijos?

  • La psicóloga infanto-juvenil de la U. San Sebastián, Fernanda Orrego, llama a los padres a retomar el sentido de la navidad, valorar la posibilidad de celebrar y encontrarse de manera genuina con el otro.

Navidad es tiempo de compartir. Eso es lo que más se escucha por estos días, y sin duda que para la mayoría de las familias lo es: papás, hijos, familiares y amigos reunidos para ser parte de un momento de encuentro y compañía.

No obstante, la festividad también es época donde el comercio hace sus mejores apuestas y sale en masa a mostrarse: promoción de regalos de todo tipo, acceso a préstamos, descuentos y promociones, todo con el fin de conseguir un regalo.

Pero ¿qué pasa cuando los padres no tienen suficientes recursos para un regalo material? o ¿cómo explicarles a los hijos pequeños que no hay plata para lo que ellos quieren?

Para esos momentos, la psicóloga infanto-juvenil de la Universidad San Sebastián, Fernanda Orrego, asegura que la respuesta puede ser planteada desde dos aristas: recordar el significado en sí de lo que es la Navidad y mostrar que esto es parte de la realidad; el que a veces no se cuente con los recursos económicos suficientes para lo que uno quiere.

Puntualiza que “para muchos hay una ilusión que el regalo perfecto o soñado es lo que hace feliz y en esa ilusión muchos hacemos esfuerzos inmensos por lograr generar esa felicidad en otro, sin embargo, esa felicidad es pasajera y que lo que verdaderamente hace feliz es poder tener relaciones de reconocimiento mutuo, validación y valoración”.

Es por esto -agrega Orrego- que “el desafío es no dejarse llevar por la presión del consumo y encontrar maneras de regalar momentos, palabras, y reconocimientos. Desafío a los más pequeños a regalar dibujos, a los adolescentes a hacer lo que a muchos más les cuesta: ayudar a poner la mesa o lavar los platos y entre adultos a darnos las gracias por ser parte de nuestras vidas”.

La psicóloga también puntualiza que “para algunos padres también aparece el miedo de que otros niños pueden hacerle notar a su hijo que su regalo no es el mejor de todos y efectivamente esto puede ser doloroso en ocasiones. Sin embargo, hacer regalos ajustados a la realidad propia logrando hacerlo con mucho cariño y dedicación le enseña a su los niños a ser felices con lo que verdaderamente tienen y que no es necesario tener lo mejor de todo para ser queridos y valorados. Tenemos que tener cuidado con transmitir la idea de que los padres que hacen los mejores regalos son los que más quieren a sus hijos”.

USS y DAEM Valdivia habilitaron Sala Kinésica en Escuela Walter Schmidt

Luego de un anhelo de hace tres años, la Sala Kinésica -en donde trabajarán estudiantes y profesionales de la USS Valdivia-, permitirá potenciar los sistemas sensoriales y motores de niños que asisten a la Escuela Walter Schmidt.

La U. San Sebastián en una iniciativa en conjunto con el DAEM de la Municipalidad de Valdivia inauguraron una Sala Kinésica en la Escuela Diferencial “Walter Schmidt”, que beneficiará a estudiantes del establecimiento, y donde intervendrán internos y estudiantes de tercer y cuarto año de la carrera de Kinesiología.

Sonia Insulza, directora Escuela Diferencial Walter Schmidt, señaló que el nuevo espacio potencia un diagnóstico multiprofesional. “Es un logro desde el punto de vista académico y para nuestros niños que tienen multidéficit y en particular para quienes tienen autismo, ya que tienen más necesidades para el trabajo, como espacios amplios, sin distractores y varios especialistas. Es un beneficio enorme”, subrayó.

En tanto, Patricio Solano, director DAEM Valdivia, dijo estar contento por este vínculo con la Universidad que crece desde hace cinco años. “Estamos agradecidos por la calidad del trabajo, con una alta responsabilidad profesional. Es una gran solución para el desarrollo y aprendizaje de nuestros alumnos y también para la Universidad como campo clínico”, sostuvo.

Tal como indicó José San Martín, director de la carrera de Kinesiología USS Valdivia, “de parte de la Universidad ha sido fundamental la gestión de la docente a cargo de la coordinación del área neurológica, Rommy Bartholomaus, y de la coordinadora de Campos Clínicos, Loreto Horn”.

“Nuestros estudiantes podrán además desarrollar su labor profesional de una mejor forma, pudiendo planificar sus intervenciones según la necesidad motoras de cada usuario, con la posibilidad de usar vestibuladores terapéuticos para trabajar la regulación de los sistemas sensoriales”, precisó Bartholomaus.

De igual forma, Paulina Benavente, Kinesióloga de la Escuela Walter Schmidt, dijo estar “emocionada, porque es una buena oportunidad de darles una mejor atención a los niños. Se formó un buen equipo y la sala nos permite trabajar en un ambiente adecuado; realmente es una alegría y un logro importante para ellos”.

“Es increíble cómo se llenan de vitalidad cuando se abren las puertas de esta Sala, les gustan los juegos y como mamá una se alegra cuando su hijo aprenda algo nuevo, gracias a la tremenda paciencia de los profesionales”, comentó Carmen Quezada, presidenta del Centro de Padres y Apoderados de la Escuela Walter Schmidt.

La Escuela Walter Schmidt, que tiene una red con 78 instituciones de la Región, comenzó su alianza con la U. San Sebastián el año 2009, sirviendo de campo clínico para estudiantes, siempre supervisados por académicos de la Casa de Estudios y profesionales del establecimiento.

 

Pie de foto:

La nueva Sala Kinésica beneficiará de manera directa e indirecta a los 105 alumnos de la Escuela

Futuros enfermeros USS dieron a conocer investigaciones

Estudiantes de cuarto año de Enfermería de la U. San Sebastián Sede Valdivia, presentaron sus
investigaciones en distintas áreas, como la promoción y prevención de salud, atención primaria
e intrahospitalaria.

La actividad se realizó en el Aula Magna de la Casa de Estudios y se enmarcó en la IV Jornada
de Investigación de Enfermería de la USS Valdivia, que se inició con la clase magistral de Pilar
Espinoza; Directora Nacional de Investigación, Postgrado y Vinculación Internacional de la
Facultad de Ciencias para el Cuidado de la Salud de la U. San Sebastián.

La académica habló sobre la importancia de la investigación en el área de la enfermería y cómo
los conocimientos adquiridos entregan nuevas herramientas para su profesión.

En total, 97 estudiantes de Enfermería participaron de la Jornada de Investigación de la
carrera, donde se abordaron distintos temas, como el conocimiento del cuidado de la salud de
los adultos mayores, las barreras que tienen los inmigrantes para asistir a la atención de salud
primaria, consumo de tabaco entre estudiantes universitarios y la percepción de la calidad de
vida de inmigrantes latinoamericanos, entre otros.

“La investigación es la base conceptual de la ciencia, esto es fundamental porque es uno de los
roles fundamentales de la Enfermería. Los estudiantes realizaron grandes investigaciones y
levantaron temáticas relevantes que deben sociabilizarse, como lo fue el estudio de la
frecuencia de uso del el instrumento M-CHAT-R, que mide el autismo. Es este tipo de cosas
que son relevantes, en este caso para el Centro de Salud”, explicó la investigadora, Pilar
Espinoza.

Dentro de los trabajos mostrados por los estudiantes un grupo presentó la investigación “Nivel
de conocimiento de enfermeras/os y otros profesionales sobre el instrumento M-CHAT-R en la
zona centro sur de Chile, durante el segundo semestre del año 2018”, que evidenció el poco
desconocimiento de una máquina que mide el autismo.

“La investigación consistió en saber si los profesionales conocían y utilizaban este instrumento
que sirve para medir el autismo en los niños, resultado que no fue el esperado, ya que para
muchos era desconocido. Motivo por el cual es importante dar a conocer nuestra
investigación”, sostuvo Javiera Hidalgo estudiante de Enfermería.

Respecto a la jornada de investigación, la estudiante recalcó la importancia de la actividad.
“Esto es algo muy positivo, porque la investigación es un área de la Enfermería. Tuvimos la
oportunidad de exponer frente a una buena cantidad de público, lo que ayuda para tener más
confianza con los profesores y compañeros”, agregó.

Por su parte, la directora de Enfermería de la USS Valdivia, Ana María Araya, sostuvo que la jornada se enmarca dentro de la asignatura de Investigación I y II de cuarto año de la carrera,
que comenzó en marzo con un proyecto de investigación y que durante el segundo semestre
fue ejecutado.

“La importancia de esta actividad es el poder sociabilizar los nuevos conocimientos que han
adquirido nuestros estudiantes en sus investigaciones con la comunidad educativa. Lo que
permite pensar y mirar, qué es lo que falta para mejorar en nuestra profesión”, dijo la
directora de Enfermería.

Prevención del VIH desde la infancia

A la luz de las alarmantes cifras de contagio de VIH en nuestro país y aunque el mayor número de casos nuevos es en la población adolescente, la tarea en educación afectiva y sexual comienza en la primera infancia.

Resulta elemental entender que la sexualidad es parte del ser humano y en la medida que los padres consideren a ésta y a la afectividad como parte de la crianza, se podrá ir avanzando. Durante el primer año de vida el apego y el contacto físico son muy importantes. Atender a las necesidades de los menores, acariciarlos y demostrarles amor, tendrá un significado en su sexualidad posterior.

En preescolares (2 a 6 años) niños y niñas comienzan a explorar y descubrir sus cuerpos. Acá la actitud de los padres o adultos a cargo es fundamental. Idealmente evitar retos, gestos de desaprobación o silencios incómodos, ya que todo eso se transforma en un mensaje que puede influir en la percepción de sus cuerpos.

El momento del baño es una buena oportunidad de mimarlos y transmitirles la importancia de cuidar y amar su cuerpo. Los niños y niñas juegan, imitan su entorno, entonces hay que estar atentos de transmitir buenos modelos y a su vez, permitir su desarrollo naturalmente.

De los 7 a los 10 años tienen más autonomía y la escuela adquiere mayor importancia. Es ahí donde no pueden faltar planes de educación afectiva y sexual. Y si bien los niños y niñas siguen descubriendo, sus conductas suelen ser menos espontáneas, porque generalmente los adultos somos más prohibitivos con lo corporal y esto sin duda también influye en el desarrollo de su sexualidad.

No es una tarea sencilla, pero cada adulto y familia debe abordarlo de acuerdo a la etapa de desarrollo de los niños (a), lo que estará en consonancia a su propia historia, a su relación con su sexualidad, a la cultura y a sus habilidades de comunicación, etc.

Tal vez una buena estrategia sería incorporar a los padres en talleres de sexualidad en los centros de salud y, por sobre todo, en las escuelas. Además, en caso de tener dudas, en la Atención Primaria de Salud existen los controles del niño sano hasta los 9 años de edad, luego de los 10 a los 19 años están los controles integrales de salud adolescente en donde se incorporan instrumentos para identificar factores de riesgo biopsicosociales, evaluando todas las áreas del desarrollo incluidas la sexualidad.

De ese modo, vinculándose familia, educación y salud estaremos pesquisando tempranamente posibles riesgos para intervenir, ya que si bien en la adolescencia se hace imprescindible protegerse y evitar conductas inseguras, es en la infancia donde comienza la prevención y el autocuidado de la salud.

Adultos mayores de Valdivia se graduaron de programa PAMUSS

  • La U. San Sebastián culminó la tercera versión del Programa de Apoyo al Envejecimiento Activo y Salud (PAMUSS) que contó con la presencia de más de 100 adultos mayores.

Mediante una ceremonia de graduación, se realizó el terminó de un ciclo académico que contó
con diversas presentaciones artísticas de danza, folclore y canto del programa PAMUSS que
fue ejecutado por la U. San Sebastián a través de su dirección Vinculación con el Medio y busca
que los adultos mayores se sientan parte de la Universidad.

Desde julio a diciembre se desarrollaron nueve asignaturas divididas en tres macro áreas:
Actividad Física, que contó con clases de Fisiología Clínica del ejercicio, Defensa personal y
autocuidado, Folclore y autoestima; está el área Estimulación Cognitiva, se incluyeron talleres
de Memoria y atención e Inglés avanzado; y además está el área del Saber y Conocimientos
Prácticos para la Vida, se ejecutaron las asignaturas de Tecnologías de la información y
comunicación, Ciencias de los alimentos, Primeros auxilios y Bienestar personal.

El PAMUSS viene a reforzar un trabajo que realiza la U. San Sebastián con las personas de la
tercera edad hace más de ocho años, cuando se inició la Escuela de Verano de Adulto Mayor
(EVAM), posteriormente el 2016 comenzó la Escuela de Invierno del Adulto Mayor y
finalmente convergió en el Programa de Apoyo al Envejecimiento Activo y Salud.

Durante la ceremonia de cierre del programa, los docentes de sus distintas asignaturas
premiaron a personas que participaron de los talleres y mostraron los valores institucionales
que posee la Universidad como lo es la búsqueda de la verdad, vocación por el trabajo bien
hecho, honestidad, responsabilidad, solidaridad, alegría y superación.

Al respecto, la Directora de Vinculación con el Medio de la USS Valdivia, Ana Cayul, sostuvo
que: “El PAMUSS busca un envejecimiento positivo que está fundamentado en la estimulación
cognitiva, actividad física y actividades para la vida junto con la satisfacción personal.
Queremos que los adultos mayores adquieran herramientas para ser responsable de su salud y
tengan una vida saludable. Además de ser parte de nuestra Universidad”, explicó.

Por su parte, la directora Académica de la USS Valdivia, Miriam Suazo sostuvo que: “Nosotros
tenemos una responsabilidad, somos una de las regiones con mayor porcentaje de adultos
mayores en el país. Hoy ellos, estudian y trabajan con nosotros. Queremos que se integren a
nuestra Universidad, por lo tanto es una responsabilidad para nosotros trabajar para ellos y un
aporte para la comunidad”, dijo.

Aidea Nieto, participó por primera vez del programa PAMUSS, “Estuve presente en los talleres de Computación y Reforzamiento de la memoria. La verdad es que estoy encantada, en lo
personal me ha fortalecido mucho, encuentro que los conocimientos que aprendí son
fundamentales, motivo por el cual doy las gracias a la Universidad”, afirmó.

Terapia Acuática USS hizo cierre de proceso de rehabilitación 2018

Proyecto “Terapia Acuática” de las carreras de Kinesiología y Fonoaudiología de la USS Valdivia entregó una alternativa para mejorar habilidades funcionales y de comunicación, tanto de adultos como de niños con discapacidad.

Finaliza el año y uno de los proyectos de Vinculación con el Medio de la U. San Sebastián que cierra sus actividades -en su quinta versión- es el de “Terapia acuática como medio de inclusión social para personas en situación de  discapacidad”, en que participaron 100 estudiantes, 21 adultos y 24 niños.

La Terapia se realizó en la Piscina Aqua, gracias al respaldo de la Municipalidad de Valdivia, donde asistieron adultos derivados de centros de salud, además de niños de los colegios Inka Poyen, Centro Educacional San Marcos, Escuela Walter Smith y Fundación Integra.

Una de las personas que reconoció el aporte de la iniciativa, en el marco de la certificación del proyecto, fue Patricio Garrido, quien el año pasado -con 51 años- sufrió un accidente cerebrovascular isquémico.

“Estaba en mi empresa Valdilum, el 8 de junio del año pasado. Eran las 19:00 horas y se habían ido todos y tuve fuerza para hacer sólo una llamada, con lo cual me fueron a socorrer. Mi diagnóstico inicial decía que iba a quedar en silla de ruedas. Me derivaron a esta iniciativa y en seis meses empecé a notar cambios significativos, que hoy me permiten caminar”, relató.

“En forma paralela además he tenido trabajo con un Kinesiólogo. Espero que siga este proyecto, que no conocía y que creo debiera tener más difusión, porque cuando uno está enfermo se siente aislado, por lo que junto con la rehabilitación existe una integración social”, remarcó.

Asimismo, Cristina Álvarez, Terapeuta Ocupacional del Centro Educacional San Marcos, señaló que el avance de los niños responde a un trabajo multifocal, que se complementa a la intervención en el establecimiento. “Estoy asombrada con los avances de los niños, sobre todo de quienes fueron a clases de forma permanente, gracias a los estímulos sensoriales que entrega el agua. La mayoría de los menores tienen Trastornos de Espectro Autista (TEA), quienes potenciaron sus habilidades sociales, aumentaron los periodos de atención y conexión con el medio, tanto escolar como en sus hogares”.

Para Eithel Mondaca, estudiante de Fonoaudiología USS Valdivia, quien asistió de voluntario, “fue un desafío personal, poniendo a prueba mis habilidades teóricas y prácticas. Fue una experiencia gratificante, aprendí a planificar y a siempre tener un segundo plan (…) Hay que aprovechar de trabajar tempranamente, no todas las universidades entregan esta opción (…) Gracias a los docentes por las orientaciones y los padres por su tiempo y compromiso. Cuando sea Fonoaudiólogo me gustaría volver a trabajar con ustedes”, comentó.

En tanto, Rommy Bartholomaus, docente de Kinesiología a cargo del proyecto, dijo estar, “contenta por los estudiantes universitarios y su proceso de aprendizaje, porque es una experiencia que los marcará. Demostraron un alto compromiso, cumpliendo con objetivos institucionales como lo es la solidaridad y el trabajo bien hecho”, sostuvo.

Cabe precisar que, las personas que fueron parte del proyecto progresaron en sus habilidades sociales y motoras, mejorando el equilibrio, la condición aeróbica y velocidad de marcha, con lo cual redujeron riesgo de caídas.

 

Impulsoras de proyecto de Ley Mortinato piden avanzar en protocolos de atención con enfoque en Derechos Humanos

  • El proyecto en discusión con el que se busca reconocer e inscribir a un hijo fallecido en gestación o recién nacido, sería la antesala de un trabajo con el que se busca promover protocolos para una atención de salud respetuosa ante el duelo perinatal.

La pérdida de un hijo en gestación o después de nacido, es difícil y dolorosa y puede llegar a serlo aún más, si el personal de salud no es capaz de abordar la situación respetuosamente.

Y aunque suene de toda lógica, lo cierto es que en los recintos asistenciales se repiten las historias de mujeres que no han sido contenidas e – incluso – que han sido vulneradas en su dolor.

Diana Contreras, directora de la Fundación Ángel de Luz, es una de ellas. En 2014 su hijo Gabriel Durán nació muerto y a ese dolor, se sumó el trato indiferente del personal de salud “mi hijo nació muerto y fue considerado desecho biológico y tratado como un NN”.

Ella es una de las impulsoras del proyecto de Ley Mortinato que tras ser aprobado en la Cámara de Diputados, comenzará su discusión en la Comisión de Derechos Humanos y Ciudadanía del Senado.

Blanca Prat, vocera del grupo Ley Identidad NN y directora ejecutiva de Fundación Amparos, explica que esta iniciativa pretende “cambiar la experiencia del dolor,” y dar respuesta a la necesidad de muchas familias de que sus hijos sean registrados con nombre y apellido.

Según la asesora jurídica de la Subsecretaría de Derechos Humanos, Bernardita Vega, este proyecto establece la creación del catastro de mortinato al alero del Registro Civil “lo que en la práctica significaría modificar el artículo 36 del Reglamento de Cementerios, donde se señala que la sepultación debe ir acompañada de un nombre. Así los padres que han sufrido esta pérdida podrían voluntariamente registrar a sus hijos y con ese certificado, si es que así lo quieren, solicitar la sepultación con nombre y apellido y no una lápida que diga NN”.

El concepto de pérdida reproductiva comprende no sólo aquella que no culmina en el nacimiento de un nuevo ser humano por su interrupción prematura, sino que también, cuando el feto muere antes, durante el parto y post parto, según se define en la Orientación Técnica de 2011 del Ministerio de Salud. Y en esa línea, desde la Fundación Ángel de Luz proponen “que no se discrimine por semanas de gestación, ya que los padres desde que saben de la pérdida intrauterina, o cuando sus hijos nacen muertos, sufren y pasan por un duelo. Entonces, también podrían sepultar a su hijo como lo merecen”, acotaba Diana Contreras.

Atención recintos asistenciales

La mencionada Orientación Técnica para la atención integral de mujeres con pérdidas intrauterinas o de neonatos, es insuficiente según coincidieron las panelistas del conversatorio “Ley de Identidad NN y rol profesional matrón/a”, organizado por la carrera de Obstetricia de la U. San Sebastián. Al respecto Diana Contreras señaló “Buscamos que se realicen protocolos, porque no requiere de grandes cambios. Tiene que ver con un tema de humanidad ¿qué hacemos con la mamá a la que se le acaba de decir que su hijo está muerto?,

¿qué hacer con el bebé?

Para la académica de Obstetricia de USS, Carolina Pérez, este cambio de mirada es una oportunidad para modificar mallas curriculares y/ o asignaturas, de modo de entregarles herramientas a los futuros matrones/as para el abordaje respetuoso de mujeres y familias que estén pasando por esta situación.

En palabras de la abogada de la Subsecretaría de Derechos Humanos, aprobándose la ley Mortinato “lo que no debiera pasar del primer trimestre de 2019, esperamos que sea el puntapié inicial para discutir interministerialmente y

trabajar en protocolos con enfoque en Derechos Humanos para el acompañamiento de las familias que vivan estas situaciones, la entrega de los cuerpos y los procedimientos médicos que vengan después del fallecimiento”, puntualizó Vega.

Universitarios conocieron la experiencia de los esports

Estudiantes de Ingeniería Civil Industrial de la USS Valdivia desafiaron a jugadores profesionales de esports del Club de la U. de Chile en FIFA19, a través de la consola Xbox.

Se trata de una nueva experiencia que tuvieron los estudiantes con el fin de conocer una forma de empleo que está llegando a nuestro país y consiste en ser deportista profesional de juegos electrónicos conocidos como esports.

Fue así como los jugadores profesionales del Club de U. de Chile, Jaime Pradenas y Matías Pérez, dejaron en  evidencia la poca expertiz de los estudiantes, cuyo desafío consistió en convertir un gol a los especialistas.

Michel López es el Product Manager del área esports del Club de U. de Chile y egresado de la carrera de Ingeniería civil Industrial de la USS Valdivia, quien sostuvo que su visita a la Universidad se enmarca en una gira que posee su club para promocionar los esports con jugadores profesionales en FIFA19, en las plataformas de Xbox y Play Station 4.

“Queremos enseñar que existe un nuevo campo laboral que son los deportes electrónicos. Actividad que incluye a psicólogos, nutricionistas, entrenadores deportivos, entre otros.”, afirmó.

“Ésta es una industria que está creciendo en nuestro país y Latinoamérica, en Europa y Asía sobre todo los deportes electrónicos se encuentran muy desarrollados, estamos a 20 años de lograr lo que ellos realizan. Existen juegos muy potentes y conocidos, que tienen competencias internacionales de alto nivel. Lo que hacemos en la USS Valdivia es interiorizar a los estudiantes sobre este nuevo campo laboral y enseñar que existen “deportistas profesionales” de juegos electrónicos”, subrayó.

Jaime Pradenas, jugador profesional de FIFA19 de la U. de Chile, dijo que “Queremos que el fútbol electrónico sea considerado un deporte, acá hay muchos estudiantes que le gustan estos juegos y para nosotros es importante que conozcan el desarrollo que existe y nos sirve para promocionar nuestra actividad”.

Por su parte, el director de la carrera de Ingeniería Civil Industrial USS Valdivia, Antonio Garrido, sostuvo que: “Nosotros apoyamos a la empresa esports de la U. de Chile con esta conferencia y demostración; es un nuevo tipo de empleo y se está desarrollando con gran crecimiento. Realizamos un torneo con muchos premios, donde los jóvenes tuvieron la oportunidad de desafiar a los jugadores profesionales”.