Tag Archives: vacaciones

Decisiones y acciones para un camping cómodo y seguro

Cuidar el medio ambiente y a sí mismo, así como adaptarse al lugar que se va a habitar, son aspectos esenciales para quien se prepara para salir de camping. Además, el equipamiento, la alimentación y las medidas de seguridad, son factores que siempre hay que tener presente, sobre todo cuando se trata de explorar un entorno natural.

Chile brinda todas las condiciones para conocer nuevos destinos y maravillarse con su belleza natural, pero la responsabilidad es fundamental. No sólo para evitar accidentes personales, sino también daños ambientales.

Francisco Sánchez, director de la carrera de Ingeniería en Expediciones y Ecoturismo de la Universidad San Sebastián dice que “lo primero que uno debe saber bien es el lugar que va a habitar, entendiendo que se trata de conocer el medio donde acamparemos y adaptarnos a eso”.

“En la zona norte tenemos desierto, después están los valles centrales que incluyen montañas con mejor accesibilidad y el sur y la Patagonia con un clima bien marcado. Esto implica definir tres tipos de equipamiento y formas distintas de explorar”, dice Sánchez. No obstante, precisa que hay elementos que se repiten o igualan al momento de resolver el tipo de equipamiento y la seguridad que necesitamos para el camping. En ese sentido, el académico de la USS sostiene que nuestro refugio y lugar de descanso es primordial y eso es lo que nos brinda la carpa.

“Si vamos a estar en la playa, las carpas de este tipo son de mayor altura y pesadas, además de que toman más tiempo para armar, aunque nos brindan un entorno seguro, ya que evitan que nos llegue directamente el viento, aunque en sí no tienen un efecto respecto a la temperatura”.

La idea es que la carpa impida “la pérdida de calor por convección o contacto del viento con nuestro cuerpo y para elegir una, hay que considerar que existe una amplia gama que está determinada por el precio, la altura y las dimensiones que uno quiere en el interior”.

“Después vienen las carpas de estaciones. Están las de dos estaciones que son para los valles centrales que sirven para recibir el viento y las precipitaciones. Son más bajas y livianas que las de playa, son cómodas y permiten un buen descanso, siendo las ideales para las personas que quieren hacer camping”.

Un elemento a considerar es el cobertor o cubre carpa, el cual se utiliza para aislar de la humedad y el agua. El problema es que en estas  carpas la distancia de este implemento con la carpa es de poco centímetros, por lo que hay que tener cuidado con el viento y no ejercer presión o empujar este cobertor para que no se filtre el rocío o agua. Son carpas ideales porque pueden llevarse en la mochila, son de poco peso y fácil traslado en el caso de una exploración o travesía.

También existen las carpas de tercera y cuarta estación, pensadas para la montaña, pero son de alto costo e innecesarias para hacer camping en zonas que no son muy extremas en cuanto a viento y nieve.

El saco y la ropa

Francisco Sánchez indica que para mantener la temperatura corporal y dormir cómodos es necesario elegir bien el saco de dormir. Hay distintas categorías de acuerdo a la temperatura de trabajo óptima y máxima.

En ese sentido, el académico precisa que “la gente se guía muchas veces por la temperatura máxima y compra un saco de 18 grados bajo cero que en realidad funciona en forma óptima a 5 grados sobre cero” y si llega a su tope, termina colapsando y no proporcionando abrigo. Además enfatiza que para la playa o el valle no se requiere un saco de dormir de tan baja temperatura, sino que uno estandarizado.

Casi tan importante como el saco, será la colchoneta, encargada de aislarnos con el suelo de la carpa y así evitar una pérdida de calor por contacto.

En cuanto a la ropa, la clave es vestirse por capas y Sánchez señala que “la primera que va en contacto con el cuerpo tiene que mojarse y secarse rápidamente, por lo que están hechas de telas muy respirables”.

“La segunda capa es para mantener la temperatura y se trata principalmente de la tela de polar, que funciona bien en climas secos, pero cuando hay humedad o lluvia se requiere la tercera capa que puede ser una chaqueta de pluma si es para protegerse del frío y la nieve o impermeable como de Gore-Tex, para que el agua escurra”, explica el docente.

Si se trata del calzado, Sánchez dice que un bototo tradicional de caña media es suficiente, porque la clave es el uso de calcetines que permitan mantener los pies secos y a buena temperatura.

Por último menciona, la mochila, la cual no debe ser de mayor tamaño de lo que necesitamos. “Se habla de litros y no de los kilos porque mide volumen del interior, pero que son importantes si se trata de hacer una larga travesía”, afirma Sánchez.

Por eso, sostiene que si “vamos a permanecer varios días en la playa, necesitamos un bolso para la ropa y un cooler donde guardar la comida, pero si se trata de un camping para luego moverse y explorar, hay que elegir una mochila que limite el peso de trabajo, de acuerdo al tamaño de la persona”.

En cuanto a la seguridad, Sánchez recomienda, “revisar el entorno antes de instalar una carpa y ver que no haya cursos de agua muy cerca y que sea un área despejada. Lo primordial es tener claro dónde se puede salir y cómo hacerlo en el caso de un accidente”.

Además, recalca que se debe actuar con mucho cuidado con el uso del fuego  respetando la prohibición de hacer fogatas para evitar incendios; y tener un adecuado manejo de la basura, no abandonando elementos como vidrios y plásticos.

Fiebre amarilla en Brasil: Si no alcanzas a vacunarte mira estas recomendaciones

Alrededor de 70 personas han fallecido en Brasil tras haber contraído el virus de la fiebre amarilla, por lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó a los viajeros vacunarse si van de visita o vacaciones a ese país.

Sin embargo, muchos de los viajeros que estarán dentro de los próximos días en esa zona, no alcanzaron a vacunarse 10-15 días antes como se recomienda. Ante ese escenario, bien vale tomar precauciones asegura la tecnóloga médica de la U. San Sebastián, Alicia Marcoleta.

Según la docente, “la vacunación es la medida más importante para prevenir la fiebre amarilla, pero si la persona no alcanza a vacunarse, puede utilizar los repelentes recomendados por las autoridades de salud, ya que son la barrera más efectiva contra la picadura del mosquito”.

Explica que “se debe tener en cuenta que el repelente contenga el compuesto dietiltoluamida (DEET). A mayor concentración de DEET mayor tiempo de protección, por lo cual un producto que contiene 30% de DEET proporciona en promedio 6 horas de protección contra la picadura. Los repelentes que contienen DEET pueden ser utilizados por adultos y niños mayores de 2 meses de edad”.

¿Qué pasa si se contrae la enfermedad y qué se debe hacer? Al respecto, Marcoleta puntualiza que la afección “generalmente no presenta síntomas”, pero cuando los hay son bastante inespecíficos: fiebre, dolores musculares (sobre todo de espalda), cefaleas, pérdida de apetito y náuseas o vómitos.

Destaca que en la mayoría de los casos los síntomas desaparecen en tres o cuatro días, “sin embargo, un pequeño porcentaje de los infectados pueden presentar una segunda fase, más tóxica. En esta vuelve la fiebre elevada y se ven afectados varios órganos, generalmente el hígado y los riñones. En esta fase son frecuentes la ictericia (color amarillento de la piel y los ojos, hecho que da nombre a la enfermedad), el color oscuro de la orina y el dolor abdominal con vómitos. Puede haber hemorragias orales, nasales, oculares o gástricas. La mitad de los pacientes que entran en la fase tóxica mueren en un plazo de 7 a 10”.

Por lo tanto -acota la profesional USS- “si la persona tiene la sospecha de haber sido picada por un mosquito o de presentar estos síntomas, debe acudir a un centro asistencial, para la instauración temprana de un buen tratamiento de apoyo, el cual aumenta la supervivencia. No hay tratamiento antivírico específico para la fiebre amarilla, pero el desenlace mejora con el tratamiento de la deshidratación, la insuficiencia hepática y renal y la fiebre”.

Vacaciones 2018: ¿Cómo evitar gastos excesivos y sacarle el mejor provecho a tu dinero?

La llegada del verano no sólo es sinónimo de descanso sino también de planificación, especialmente en materia de gastos pensando en las vacaciones. Por esta razón, y pensando en cuidar tu bolsillo, el economista Francisco Aravena te entrega algunas recomendaciones para que tengas en consideración al momento de disfrutar tus merecidos días de descanse y planificar, de la mejor manera, los meses previos al temido marzo.

1.- Realismo y sensatez: “uno de los puntos que deben considerar las personas es saber el terreno que están pisando, especialmente en términos de gastos. Para ello es importante que se planifiquen y calculen no sólo de cuanto disponen sino también cuanto están dispuestos a gastar de acuerdo a las prioridades. Además, sería muy importante considerar sólo aquellos ingresos permanentes y no malas proyecciones de ingresos aleatorios que generen una falsa imagen de lo que se podría pagar en Marzo o meses posteriores. Lo importante en este sentido es cotizar y evaluar alternativas tales como, por ejemplo, las que ofrecen diversas aplicaciones y sitios web que permitan comparar y evaluar opciones de transporte y alojamiento”, afirma el economista y académico de Ingeniería Comercial de la U. San Sebastián.

2.- Todo calculado: “si al sacar sus cálculos, la persona se da cuenta que el dinero no será suficiente o no le alcanzará, es conveniente aterrizar las posibilidades y diversificar las actividades. Si el presupuesto es acotado y no permite vacaciones extensas, ya sea dentro o fuera de Chile, es conveniente evaluar otras opciones y priorizar de acuerdo a los requerimientos que tengan mayor importancia.  Si fuese necesario adquirir financiamiento, lo ideal sería evaluar distintas opciones comparando el costo real de los créditos y aterrizando la capacidad de pago en el mediano o largo plazo.

3.- Gestionar y administrar: “cuando planifique sus vacaciones involucre, por ejemplo, a su entorno cercano y familiar. Es importante enseñarles a los hijos, desde temprana edad, la importancia de saber administrar y cuidar sus finanzas, especialmente en el caso del dinero en efectivo que es su primer acercamiento, en materia de gastos, al mundo adulto”, explica el también académico de la Facultad de Economía y Negocios de la USS.

Vacaciones: ¿qué hago con mis mascotas?

Expertos de la Universidad Santo Tomás entregan consejos para que los animales también disfruten del verano.

Ya llegó enero y muchas familias comienzan a planificar lo que serán sus vacaciones de verano. En este momento la interrogante que surge entre quienes tienen mascotas es: ¿las llevamos o las dejamos en la casa? El docente de Medicina Veterinaria de la UST Viña del Mar, Gonzalo Chávez, es claro: la única mascota que podría disfrutar viajando junto a sus dueños es el perro. Para el resto, como gatos, conejos, cobayos, hámster y pájaros, será más agradable quedarse en la casa, ya que es ese el lugar que conocen y donde se sienten seguros.

Por otro lado, para quienes prefieren dejarlos encargados a algún vecino o familiar, el académico de la UST recomienda que la persona que quede a cargo “tenga afinidad con la mascota, ya que no es suficiente que se preocupe de limpiar el lugar, darle la comida y cambiarle el agua, sino que en los casos que corresponda, habrá que darse el tiempo de pasearlos, jugar con ellos y limpiar el lugar donde se encuentren. En cambio, si optan por dejar a sus mascotas en un hotel para animales, lo ideal es visitar previamente el lugar para ver in situ las instalaciones, confirmar que cumple con lo básico para asegurar un buen nivel de bienestar y constatar que el personal a cargo tiene las competencias necesarias para cuidar animales”, precisa Chávez.

Viajar en auto con la mascota

El etólogo, especialista en comportamiento animal, señala que si la familia decide salir de vacaciones con su mascota, la situación se vuelve más compleja. “Si el viaje lo van a realizar en auto, no hay que olvidar que los perros, al igual que todos los pasajeros del vehículo, deben viajar sujetos por un cinturón de seguridad. Existen unos que han sido especialmente diseñados para estos efectos, que se deben sujetar a un arnés, evitando así que la mascota se pueda caer o salir eyectada ante un frenazo brusco, poniendo en riesgo no solo su vida, sino que también la de los pasajeros. Otra opción es utilizar un transporte o canil del tamaño apropiado para la mascota, el que por un lado debe estar bien sujeto dentro del vehículo y, por otro, que el perro esté habituado a entrar en él, de lo contrario se transformará en una mala experiencia para todos”, explica el académico quien, además, fue enfático en señalar que bajo ningún punto de vista las mascotas deben viajar en maleteros de automóviles o buses, ya que no están diseñados para transportar seres vivos.

Otras de las precauciones que debe considerar al viajar en auto es llevar abundante agua, ya que es fundamental para evitar la deshidratación de su mascota. Es recomendable detenerse cada 2 o 3 horas para que pueda hacer sus necesidades y un poco de ejercicio, ya que los viajes largos también son agotadores para ellos. Sobre el impulso por darle algún fármaco para que no se maree durante el traslado, el docente de Medicina Veterinaria de la UST Viña del Mar, sugiere evitar la automedicación, y solo medicar cuando sea recomendado por el médico veterinario de cabecera.

La tercera opción de transporte son los aviones, y existen diferencias de acuerdo a la línea aérea. “Algunos aviones permiten viajar con animales pequeños en la cabina, hasta 10 o 12 kilos de peso, y otras sólo lo hacen con los animales en la bodega. Sin embargo, los aviones cuentan con un espacio destinado para ello, donde se controla la temperatura y la presión. Si va a viajar al extranjero con animales, debe informarse en el consulado del país de destino sobre los certificados sanitarios con los que debe contar el animal y consultar, además, en el Servicio Agrícola Ganadero (SAG) cuáles son los requerimientos para reingresar con un animal a Chile”, explica el experto. De acuerdo a la legislación vigente, solo los médicos veterinarios certificados pueden emitir un certificado de salud, el que no puede tener más de 10 días de antigüedad. Los animales deben estar chipiados (Ley Cholito) y, además, se debe contar con el Certificado Zoosanitario de Exportación que emite el SAG.

Otras precauciones

Rodrigo Crossley, académico de la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad Santo Tomás, agrega que otra de las precauciones a tener en cuenta es que, sobre todo en el verano, algunas mascotas presentan condiciones de piel especiales que podrían verse afectadas con el sol. “Las razas de pelaje blanco despigmentadas requieren de protector solar, ya que la exposición a los rayos UV podría causarles daño. Por otro lado, el salir fuera de casa los deja más expuestos al contagio de ectoparásitos como pulgas y garrapatas, por lo que se les debería aplicar algún producto para prevenir esto. Finalmente, las razas de hocico chato como los Bulldog Inglés o Pug tienen muy poca tolerancia al calor y al ejercicio, ya que poseen ciertas anormalidades anatómicas que no les permiten respirar en forma tan adecuada”, por lo tanto hay que proveerles de un lugar fresco para descansar.

Por último, ambos expertos recomiendan asegurarse de que la mascota, perro o gato, cuente con una placa de identificación con el nombre y a lo menos dos números de teléfono para poder contactar a los propietarios en caso de extravío.

¿Qué hacer durante el verano cuando no se tienen vacaciones?

No todos los niños tienen la posibilidad de ir a la playa, de campamento u otro destino,  ya sea porque hay padres que continúan trabajando en verano o porque sus familias no cuentan con las condiciones socioeconómicas para poder salir fuera de su lugar de residencia habitual; ¿qué se puede hacer entonces?

Julie Vásquez, terapeuta ocupacional y académica de la Universidad San Sebastián entrega algunos consejos para aquellas familias que por temas laborales o económicos, no pueden llevar de vacaciones a sus hijos a lugares distintos de los que viven.

La académica plantea que “es importante considerar que el cambio de clima provoca que nos acostemos más tarde, por lo que está la posibilidad de realizar más actividades en familia al volver del trabajo. Estás actividades van a variar de acuerdo a los intereses de sus miembros; puede ser cocinar juntos, ver alguna serie o película en familia, disfrutar un rato de piscina o guerras de agua, juegos de mesa, salir a pasear o a jugar a la calle, ya sea en familia o compartiendo con vecinos; cabe recordar que el juego con los niños del barrio también se ha ido perdiendo y es importante retomarlo”.

Por otra parte, la experta insta a aprovechar los fines de semana para realizar actividades de esparcimiento, pero también para establecer rutinas y hábitos como hacer la cama u ordenar el dormitorio, “pero de manera agradable, dando a entender que no es un castigo sino una actividad importante que le va a permitir tener la capacidad de organización en otros aspectos de su vida también”.

Todas estas recomendaciones consideran establecer una rutina equilibrada y flexible, estructurar el día de tal forma en que se pueda organizar y anticipar lo que se realizará, “esto nos da seguridad y permite tener un retorno más amigable a las actividades productivas posterior a este periodo”, dice la académica USS.

De igual forma señala que para establecer rutinas se puede aprovechar las oportunidades gratuitas o a bajo costo que se dan en las diferentes comunas, como cursos, talleres, actividades culturales, juegos y máquinas de ejercicios en las plazas.

Finalmente, un consejo no menos importante es la visita a familiares y amigos, “darse el tiempo para compartir con otros cara a cara y no sólo a través del contexto virtual”, enfatiza la terapeuta ocupacional.

Si va de vacaciones fuera de Chile, atento a las vacunas y enfermedades

Si va a visitar destinos turísticos en zonas tropicales o donde hay algunas enfermedades endémicas que no están presentes en Chile como la fiebre amarilla, debe tener en cuenta que hay países que exigen vacunarse para prevenir el contagio, así como el certificado que lo acredita.

Existen destinos favoritos de los chilenos, pero la posibilidad de viajar a zonas no tan tradicionales, también implica tomar resguardos para evitar contraer enfermedades como Fiebre Amarilla, Malaria, Dengue o Zika. Incluso, hay que adoptar medidas adicionales para no terminar en un hospital por haber desarrollado algún parásito por el consumo de agua o alimentos contaminados.

“La persona que va a viajar primero tiene que averiguar las exigencias que hacen los países, porque los flujos de enfermedades van cambiando. Y también considerar que hay vacunas que a veces se exigen pero que ya ha recibido en nuestro país como parte del Programa Nacional de Inmunización o en otros donde no hay vacuna, y hay que aplicar tratamiento profiláctico”, señala Claudio Figueroa, docente de la Facultad de Ciencia de la U. San Sebastián.

Agrega que “es necesario informarse si hay un brote de una patología en particular en el país de destino y para eso existen los vacunatorios del viajero especializados en este tema. Incluso hay que considerar que dentro de un mismo país, las condiciones o riesgos de enfermedades son distintos dependiendo de la zona que se va a visitar”.

Las vacunas deben ser indicadas por un médico, por lo cual al momento de adquirirlas debe llevar una receta médica y presentar su carnet de identidad. Lo ideal es colocárselas un mes antes de viajar o 14 días antes.

Figueroa agrega que no hay que olvidar que “la Organización Mundial de la Salud realiza un monitoreo permanente no sólo de las enfermedades endémicas que siempre están dando vuelta, sino también de los brotes epidémicos. Sin embargo, la responsabilidad de vacunarse es del viajero y lo que hacen las autoridades sanitarias es entregar información y recomendaciones”.

Vacunas más comunes

De acuerdo a la clasificación de las vacunas del viajero, hay algunas que son rutinarias y que ya han sido suministradas en el país de origen como Tuberculosis, Difteria, Tétanos, Meningitis, Sarampión o Influenza.

Por otro lado se establece un uso selectivo de vacunas dependiendo del destino o zona de riesgo, como ocurre con la Rabia o Varicela y también como exigencia obligatoria, por ejemplo cuando se trata de Fiebre Amarilla.

El académico afirma que a veces no es recomendable viajar a algunas zonas, cuando se trata de personas con patologías crónicas o bien mujeres embarazadas, para evitar un eventual contagio con alguna enfermedad grave. En este último caso se les pueden suministrar vacunas después de una evaluación médica, a partir de las 13 semanas de gestación.

Figueroa también recomienda a los viajeros preocuparse no sólo de los brotes de enfermedades o la presencia de vectores como los mosquitos, sino también tener cuidado con el consumo de agua y alimentos, principalmente crudos, para no padecer cuadros de gastrointestinales o intoxicaciones.  Para ello, es ideal contar con un seguro de viajes ante cualquier contingencia.

¿Qué se hace cuándo no hay vacuna?

Al respecto Figueroa señala que hay destinos en Sudamérica, Centroamérica y el Caribe “donde está el problema de las enfermedades transmitidas por mosquitos como el Aedes Aegypti, responsable de la Malaria y que también es vector de otras patologías como, Dengue y Chikungunya”.

En estos casos no existe vacuna, pero el docente del departamento de Ciencias Biológicas y Químicas de la USS indica que se tienen que usar tratamientos profilácticos, que tienen como objetivo reducir el riesgo de padecer la enfermedad y consiste en la administración de fármacos antimaláricos antes, durante y un tiempo después del viaje.

El experto agrega que también hay otras alternativas como la vacunación pasiva, pero esta se aplica en caso de personas que van a permanecer en zonas en riesgo por un período más largo, como las misiones humanitarias. “No todas las enfermedades que son transmitidas en otras partes del mundo, cuentan con vacunas y en ese caso hay lo que se denomina vacunación pasiva, que es la posibilidad de suministrar anticuerpos de una persona a otra”, para generar la inmunidad respectiva, pero eso tiene una protección acotada en el tiempo, indica Figueroa.

Asegura que “a los dos meses ya no tienes inmunidad, pero la vacunación pasiva a veces es la única solución, porque no hay otra para ciertas enfermedades. Por eso se desarrollan sueros inmunes, especialmente cuando se trata de personas que van a misiones humanitarias por desastres o catástrofes naturales”.

Seis claves para cuidar las finanzas en las vacaciones

Académico de Ingeniería Comercial, Francisco Mena, entrega algunos consejos para hacer de las vacaciones, un recuerdo inolvidable.

El merecido recreo que la familia se toma para descansar de un año ajetreado, son sin duda, las vacaciones de verano, que además es la instancia para recargar baterías y comenzar un nuevo período con energía y optimismo.

Sin embargo, este necesario descanso muchas veces familiar, se puede transformar en un arduo “trabajo sin horario”, si no se consideran ciertas situaciones y contingencias que se deben tener a la vista para que queden en la memoria como un hermoso recuerdo y no como una pesada mochila que arrastrar durante varios meses.

El director de la carrera de Ingeniería Comercial de la sede Valdivia de la Universidad San Sebastián, Francisco Mena, entrega 6 claves que pueden resultar muy útiles:

  • Antes que todo, realizar un pequeño plan, es decir, una planificación donde estén incluidos aspectos importantes como destinos, lugares de hospedaje, cantidad de personas que viajan, vuelos, aeropuertos, combinaciones, moneda extranjera si el viaje es al exterior y visas, si es necesario. Si el viaje es por tierra, kilometraje, precios de peajes y combustible y chequeo del vehículo. Todo esto, llevarlo a otro pequeño plan, pero expresado en unidades monetarias, es decir, un presupuesto.
  •  Para confeccionar ese presupuesto es bueno realizar un pequeño ahorro. Aún es tiempo, dependiendo de la fecha de las vacaciones. Una forma de ahorro es comprar con anticipación días de hospedajes, boletos de avión o divisa extranjera.
  • Arrendar una casa o departamento teniendo en cuenta donde se va a vacacionar. Realizar estos arriendos es bastante económico, ya que en hoteles los costos aumentan y muchas veces se pierde mucho de la intimidad necesaria con los amigos y familiares.
  • Estar alerta ante presuntas estafas. Hay que poner atención a los avisos en sitios de Internet y diarios que ofrecen arriendo de casas y departamentos en balnearios conocidos en nuestro país. Es importante chequearlos y tener presente que raramente en los lugares más reconocidos de Chile existen ofertones a precios bajo el mercado; entonces, a lo menos sospechar y comparar con años anteriores.
  • Tener cautela con los créditos que se ofrecen. Averiguar antes de contraer un crédito de consumo, no solamente cuál la tasa de interés, sino también cuánto es el monto total del crédito, ya que muchas veces se agregan costos como seguros de cesantía y otros.
  • Al pagar con tarjetas electrónicas, ya sea débito o crédito, no entregarlas a otra persona para que la opere en locales o servicentros, porque podrían ser clonadas, al igual que en los cajeros automáticos, donde se debe verificar bien el panel central.

Marzo, el fin de las vacaciones y la temida vuelta a clases

Psicóloga de la Universidad Autónoma de Chile, entrega tips para enfrentar el inicio del año escolar, controlando el estrés en los niños.

Marzo para la mayoría de los chilenos significa el fin del periodo estival y el comienzo de la “rutina normal”, esta realidad implica un estrés tanto para los padres – los que retoman sus jornadas laborales- como para los niños, quienes deben volver al colegio dejando atrás  las tardes de piscina,  los paseos a la playa o las eternas horas  frente alguna consola de video juego.

Sin embargo, este   inicio del año escolar necesita una fase de adaptación que permita a los pequeños empezar el año con el pie derecho y de manera relajada, para eso los padres debemos tomar algunas medidas de contingencia que hagan de este proceso algo natural y entretenido.

Para la Directora de la Carrera de la Psicología de la Universidad Autónoma de Chile en Talca, Magister Paulina Gaspar, es esencial que los padres vivan este proceso junto a sus hijos “lo primero es predisponerse positivamente a vivir el  retorno a clases recordando a los niños las vivencias positivas que esto implica como compartir con amigos  y profesores. También es bueno  revisar las áreas en que hubo fallas en el año anterior, ya sea en el  rendimiento escolar o  la disciplina en la sala de clases,  proponiéndose estrategias de cambio con el apoyo de los padres”.

Mientras que “Si significamos el regreso a clases como algo negativo y estresante, es muy probable que dejemos los preparativos para último minuto, lo cual finalmente estresará a toda la familia. Además, nuestras opiniones negativas serán aprendidas por los hijos quienes imitan nuestros comportamientos y actitudes, asociando las clases con una situación tensa”, agregó la psicóloga.

Según la experta,  debemos ir preparando a los menores los días previos procurando  “retomar  gradualmente los horarios de clases, esto se puede logar adelantando la hora de levantarse y disminuyendo los estímulos de TV y juegos electrónicos más temprano, de forma de acostarlos a una hora adecuada”, explicó la Directora.

Efectivamente, lo ideal es  adelantar  la hora de acostarse en 15 ó 30 minutos  por noche durante la semana previa, para que el primer día de clases no se convierta en una verdadera Odisea

Al mismo tiempo, de acuerdo a lo señalado por Gaspar, es importante involucrar a los niños en el proceso de compra de útiles escolares, hojear juntos los nuevos libros logrando de esta manera motivarlos a  volver al colegio.

Otro buen dato es que el día anterior al regreso a clases, padres e hijos preparen la mochila y el  uniforme juntos. Así, mientras más tareas se dejen dispuestas la noche previa, más relajada será la mañana del día “D”.

Finamente, la Directora de la carrera de Psicología de la Universidad Autónoma de Chile en Talca, destacó   que “es muy importante que los padres realicen comentarios positivos sobre la entrada al colegio y el nuevo proceso de aprendizaje que inician sus hijos. Se debe promover el dialogo familiar en torno a este tema, indagar sobre las expectativas de los hijos sobre la vuelta a clases, escuchar las motivaciones del niño y evidenciar la voluntad de apoyo de los padres a desarrollar estrategias para facilitar una buena adaptación social y éxito académico”.

Fuente: UAUTONOMA

Vacaciones en Santiago, mucho más que la ciudad

Gastón Oyarzún, profesor de la carrera de Ingeniería en Expediciones y Ecoturismo de la Universidad San Sebastián, explica que la capital es una urbe privilegiada, gracias a su cercanía con el mar y la cordillera.

Es un hecho que Santiago en el período de vacaciones es una ciudad más “amigable”. Menos gente, menos tráfico y el buen tiempo permiten recorrer la capital y aquellos lugares que habitualmente no se disfrutan y que permiten entrar en contacto con la naturaleza y sus bondades.

El académico de la carrera de Ingeniería en Expediciones y Ecoturismo de la Universidad San Sebastián, Gastón Oyarzún, plantea que “Santiago es una ciudad muy bien ubicada, porque está al centro del valle y de las cordilleras de Los Andes y de la Costa. Desde la ciudad vemos montañas que tienen sobre 5 mil metros de altura, cosa que en pocas capitales del mundo sucede. Por ejemplo, tenemos muy cerca el cerro El Plomo, de sobre 5.400 metros, que fue subido por los incas –de hecho, arriba hay vestigios incas, de ahí también se bajó una momia incaica- y está prácticamente al lado de la ciudad”.

Atractivos

El profesor indica que esta condición permite contactarse con la naturaleza sin necesidad de ser un experto excursionista. “Depende de las necesidades que uno quisiera satisfacer durante sus salidas; si se quiere salir a caminar una hora, o dos o un día, o medio día, tenemos alternativas para todos en esta ciudad que muchas veces menospreciamos”.

En esta fecha, “estamos viviendo la primavera en la montaña. Eso sucede porque en la cordillera se atrasa la estación, porque a la nieve le cuesta irse. Este año fue mucho menos seco, por lo tanto la nieve se retiró prácticamente en diciembre, cuando aún teníamos nieve en algunas laderas. Esta estación es muy hermosa, porque aparecen algunas flores que son típicas de montaña, como orquídeas o astromelias. Además, todo empieza a vivir y hay más insectos y más aves. Por ejemplo, se pueden ver cóndores con sus pichones que están aprendiendo a volar y aguiluchos, entre otras especies, por lo que se trata de una muy buena época para salir a caminar a la montaña”, detalla.

El profesor recomienda como destino cercano a la capital, el Parque Nacional La Campana, administrado por Conaf, en la comuna de Olmué, “que tiene una de las montañas más grandes de la cordillera de la Costa, senderos, bosques, vertientes y mucha flora y fauna. Ahí uno puede caminar de acuerdo a lo que quiera y el tiempo que desee. Además, La Campana tiene un aspecto histórico muy interesante, y es que fue visitada por Charles Darwin. Una vez que hizo cumbre y una serie de mediciones espectaculares, registró que por un lado veía la cordillera de Los Andes y por el otro, el mar en Valparaíso”.

Hacia la cordillera de Los Andes, Oyarzún recomienda visitar la Reserva Nacional Río Clarillo, ubicada al sur de Santiago, cerca de la zona de Pirque, también administrada por la Corporación Nacional Forestal. “Es un parque cordillerano con mucha vegetación, con un río cristalino, viveros de árboles y fauna como loros tricahue y vizcachas, entre otras”.

“Mucho más cerca de Santiago tenemos un lugar muy protegido, aunque no administrado por Conaf, que es Yerba Loca o Vía Paulina, camino a Farellones, donde hay un valle norte-sur muy lindo, que también tiene un río hermoso, con bastante vegetación y sectores para hacer caminatas o picnic, que es muy apto para la familia porque hay senderos señalizados. Al final de este valle, aunque luego de caminar muchas horas –casi un día– se llega al glaciar La Paloma”, señala el profesor.

Otro destino recomendado por el experto en Montaña es “el glaciar de El Morado, que también tiene dos sectores, uno de los cuales es administrado por Conaf y que se llama Monumento Natural El Morado. Se llega tomando el camino La Florida-Cajón del Maipo hasta Baños Morales y ahí Conaf tiene un sector de administración de la montaña. Luego de una caminata de dos horas a ritmo normal, se llega al glaciar”.

Potencial

El académico reflexiona que “los chilenos aún no vemos ni entendemos nuestra geografía, ni las autoridades ni la población; aún pensamos en exportar vinos, manzanas o cobre, y está bien, pero el potencial que nuestra geografía tiene ya se la quisieran los países desarrollados. Tenemos desiertos, glaciares, bosques, mar; entonces todas las actividades de naturaleza que podemos desarrollar son fascinantes y casi ilimitadas”.

Sin embargo, su diagnóstico es optimista, y cree que “el turista que va a venir a Chile lo va a hacer por esa naturaleza más salvaje, no para bañarse a la playa; va a venir a conocer el desierto, los glaciares, subirse a estas montañas gigantescas, o a caminar por los bosques nativos que tenemos en el sur, al lado de esos lagos verdes. Afortunadamente, la gente joven está mucho más interesada en esto; hay interés de capacitarse y son generaciones que vienen con otra mentalidad, mucho más natural, de querer aprender las cosas, de cuidarlas mejor, no como generaciones anteriores”.

Fuente: USS